Champú

Historia. Desarrollo. Fabricación. Surfactantes: Aniónicos, Catiónicos, Anfotéricos. Medidas de emergencia. Ingestión. Higiene

  • Enviado por: Miner Gamboa
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 9 páginas
publicidad
cursos destacados
Técnico Superior en Intervención Social con Mujeres Inmigrantes
Cavida Formación
Debido a la creciente inmigración vivida en España durante los últimos años han surgido nuevas necesidades, siendo...
Solicita InformaciÓn

Educar en Igualdad: Prevención de Violencia de Género en los Centros Educativos
UNED
La educación es una de las estrategias fundamentales para la prevención de la violencia de género. Desde las...
Solicita InformaciÓn

publicidad

INTRODUCCIÓN

El cuero cabelludo no es más que la continuación de la piel bajo nuestro cabello y por tanto necesitará los mismos cuidados, pues se puede deshidratar, desnutrir, perder su elasticidad y envejecer igual que lo hace el resto de nuestra piel.

El manto ácido es el protector natural de nuestra piel. Simplificando mucho la cosa podríamos decir que éste esta formado por una mezcla de grasa y sudor, una mezcla equilibrada por supuesto, ya que un exceso de grasa daría lugar tanto a un cuero cabelludo como a un cabello graso, por el contrario una falta de grasa o sudor o ambas cosas provoca un cuero cabelludo y un cabello seco, y la tan temida caspa aparece cuando el manto ácido ve alterado su grado de acidez dando vía libre al desarrollo de los gérmenes y bacterias que irritan la piel.

Para que todo esto no ocurra se debe utilizar el champú con un pH 5.5 para la mayoría de los casos, el mismo que el de nuestra piel, así no se dañará el manto ácido. Gracias a los componentes que utiliza el champú podemos remover todo tipo de sucio del cabello, así como también hay champús que son especialmente, con función secundaria realizados para el cabello seco, maltratado, grasoso, para la caspa, entre otros.

1. HISTORIA DEL CHAMPÚ

Debido a la gran cantidad de personas que vivían en áreas donde se utilizaba el agua dura, se realizaron nuevas formulaciones de champú usando aceites sulfonados comenzaron a ser muy populares en los años 50. Estos champúes consistían en tres componentes mayoritarios:

  • Surfactantes principales para la detergencia y capacidad espumosa.

  • Surfactantes secundarios para mejorar y acondicionar el cabello.

  • Aditivos, los cuales completan la formulación y añaden efectos especiales al producto.

  • Los surfactantes o detergentes actúan para remover el sucio del cabello con un componente lipofílico y su transferencia al agua a través del enjuague, con un componente hidrofílico. Los tres tipo de surfactantes o detergentes empleados en champúes son aniónicos, no iónicos y anfotéricos.

    En estos últimos años los champúes han sufrido una metamorfosis para convertirse en los productos que usamos hoy en día, diversificando su función principal de únicamente limpiar el cabello, a otras funciones secundarias como el control de la caspa, disminución de la irritación y acondicionamiento, entre otras.

    2. DESARROLLO DEL CHAMPÚ

    Por muchos años, la mayoría de los productos de limpieza - tanto para el cabello como para la piel - estaban basados en jabones, pero éstos tiene sus desventajas, especialmente en el agua dura. El jabón no enjabona bien en el agua dura y produce una desagradable espuma que no puede ser eliminada al enjuagarse. Si el cabello fuese lavado con jabón, esta espuma se depositaría sobre el mismo y no tendría brillo ni vida.

    El jabón de los champúes modernos han sido remplazados por limpiadores llamados surfactantes. Estos hacen buena espuma en todos los tipos de agua y se enjuagan completa y fácilmente y así tendremos buen brillo, volumen y vida en el cabello.

    3. FABRICACIÓN DEL CHAMPÚ

    En el Departamento de Líquidos, se producen varias cantidades de marcas de champúes y cada una se elabora de forma particular, dependiendo de la fábrica y/o empresa que lo produzca. El proceso de fabricación consiste en la preparación de dos mezclas homogéneamente distribuidas, en las cuales los ingredientes son adicionados en cantidades pre-establecidas. Una de estas mezclas contiene los ingredientes limpiadores y reguladores de la viscosidad. La otra contiene los ingredientes estabilizadores y reguladores del PH.

    El pH de una sustancia sencillamente indica su nivel acídico/ alcalino general (más de 7 es alcalino, menos de 7 es ácido). La secreción sebácea, el aceite natural del cabello, tiene un pH de aproximadamente 5.

    La mayoría de los champús tienen un pH de entre 5 y 7. Esto es apropiado para la gran mayoría de las personas. Los champús medicados tiene un pH más neutral, aproximadamente 7.3. Si el pH del shampoo es 'balanceado', su nivel de pH se aproxima al del cabello, una ventaja para las personas con cabello tratado o dañado.

    En ésta segunda preparación se mezcla con la primera y luego de su homogenización se le adicionan otros ingredientes tales como, el perfume, el color y finalmente el ingrediente preservador del crecimiento bacterial. Luego de haber sido homogeneizado adecuadamente se toman muestras para su análisis. Una vez aprobado el producto, éste es transferido a los tanques de almacenamiento para luego ser envasados en sus respectivas botellas y sachet, las cuales serán distribuidas a los mercados, abastos y perfumerías.

    El elemento principal en la formulación de los champúes es el agente limpiador, también conocido como Surfactante y se clasifican en cuatro categorías:

    a. Surfactante Aniónicos: Éstos surfactantes contienen generalmente uno de cuatro grupos polares solubles - carboxilato, sulfonato, sulfato o fosfato - combinado con una cadena hidrocarbonada hidrófoba. Si esa cadena es corta son muy hidrosolubles, y en caso contrario tendrán baja hidrosolubilidad y actuaran en sistemas no acuosos como aceites lubricantes.

    Dentro de esta clasificación se encuentran compuestos como el alquil bencen sulfonato lineal (LABS) objeto de este documento, los alquil sulfatos (AS) derivados principalmente del petróleo, y de alta utilización en la industria de jabones y detergentes.

    b. Surfactante Catiónicos: Éstos comúnmente utilizados en detergentes, agentes limpiadores, líquidos lavaplatos y cosméticos están compuestos por una molécula lipofílica y otra hidrofílica, consistente de uno o varios grupos amonio terciarios o cuaternarios. Las sales de cadenas larga de amonio terciarias, obtenidas por neutralización de las aminas con ácidos orgánicos o inorgánicos, son raramente usadas en detergentes y preparaciones para limpieza. Su principal aplicación esta en el tratamiento de textiles y ocasionalmente como suavizantes tipo rinse. En aplicaciones cosméticas, su aplicación esta restringida a especialidades.

    Las sales de amonio cuaternarias con un solo grupo alquilo (C12-C18), o dos grupos mas cortos (C8-C10) son usados como sustancias activas antimicrobiános. Debido a su capacidad para adsorber sobre fibras o cabello, los inicialmente mencionados sirven como acondicionadores para el cabello.

    c. Surfactante No-iónicos: En contraste a sus contrapartes iónicas, los surfactantes no iónicos no se disocian en iones hidratados en medios acuosos. Las propiedades hidrofílicas son provistas por hidratación de grupos amido, amino, eter o hidroxilo. Cuando existe un número suficiente de estos grupos la solubilidad acuosa es comparable con la de los surfactantes iónicos. Las aplicaciones son extensas y dependen de la cantidad de grupos polares presentes, que determinaran la solubilidad tanto en agua como en aceite (cuantificada en la practica mediante el índice HLB, o balance hidrofílico - lipofílico).

    d. Surfactante Anfotéricos: Productos que según el pH de la solución pueden presentar tanto cargas positivas como negativas, al mismo tiempo.

    El término surfactante es una contracción de la expresión agente activo de superficie (surface-active.agent) y fue creado por la corporación GAF. Todos los champúes, con la excepción de algunos especializados, contienen un surfactante ya que este es necesario para la formación de la espuma, además de ser Agente Limpiador. Estas moléculas están formadas fundamentalmente por dos partes, una de las cuales es atraída por las grasas / aceites (lipofílica) y otra que es atraída por el agua (hidrofílica). Esta propiedad hemafrodita es la que permite que el agua y el aceite / grasas, lleguen a estar íntimamente mezclados.

    Una cuidadosa selección / mezcla de surfactantes dan al champú su habilidad de remover el sucio y el sebo, sin dañar o irritar el cabello y el cuero cabelludo.

    4. PRIMERAS MEDIDAS DE EMERGENCIA

    4.1 Ingestión

    Hay escaso peligro de que algún efecto adverso sistémico significativo pueda aparecer tras la ingestión de champú, salvo si una gran cantidad es tragada. De estos productos, la Dosis Letal 50 en ratas está en el rango de 5-15 ml o mg/kg. /peso corporal, convirtiéndoles en ligeramente tóxicos. En el caso de que apareciera una irritación gástrica con náuseas y vómitos, se administrará algo de leche para ayudar a aliviar la mucosa gástrica y diluir el champú. No obstante, ninguno de los ingredientes es significativamente agresivo.

    4.2 Irritación de la piel. Reacciones alérgicas: 

    Su uso excesivo puede deteriorar el cuero cabelludo con la aparición consecuente de prurito; no obstante no se suele observar ninguna lesión cutánea. En el caso de que apareciera una reacción alérgica se deberá tratar con la terapia convencional para "hipersensibilidad tópica".

    4.3 Ojos: 

    Cierta irritación y prurito, como cuando cae jabón, puede presentarse tras la caída accidental de champú en los ojos, debiéndose enjuagar precoz y abundantemente con agua tibia . Si los ojos han estado expuestos durante un tiempo prolongado a la acción del champú, se corre el riesgo de que se produzca una ligera y temporal conjuntivitis, para la que resultarían útiles unas gotas de colirio oftálmico "calmante" (vasoconstrictor...).

    CONCLUSIONES

    Gracias los tipos de champú podemos tener un cabello con vida, saludable, con brillo y con volumen, éstos con sus propiedades han ayudado a la población a recuperar su cabello y su cuero cabelludo.

    Actualmente sin el champú no se puede vivir porque se ha convertido en un uso diaria de todas las personas y hasta animales. Solo que debemos resaltar que no todos los champús son iguales en diseño y forma, ya que hay empresas que tienen mas demandas que otras, pero son champús igual y realizan la misma función.

    BIBLIOGRAFÍA

    Paginas web

    http://www.google.co.ve

    http://www.sra-robles.com/sra-robles/informacion_estudiantes.htm

    http://www.yahoo.es

    http://www.mujeractual.com/belleza/facial/cabello5.html