Cañas y barro; Vicente Blasco Ibáñez

Literatura española contemporánea del siglo XX. Narrativa y novela realista y naturalista. Ambiente rural valenciano. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Aina
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 14 páginas
publicidad

ÍNDICE:

  • Personajes y Argumento:

- Resumen

- Descripción de los personajes

- Conflicto de los Palomas

- Relación amorosa entre Neleta y Tonet

  • El Ambiente:

- Situación en el mapa

- Forma de vida de los pescadores

- Redolins

- Ecosistema de la Albufera

- Barracas

- Condiciones de vida de los personajes

  • “Cañas y Barro” y el Naturalismo:

- Influencia del ambiente sobre los personajes

- Lenguaje utilizado por los personajes

- Opinión personal

BIBLIOGRAFÍA:

  • “Cañas y Barro” Vicente Blasco Ibáñez (Alianza Editorial)

  • Enciclopedia Encarta 2000 en CD-ROM

1) PERSONAJES Y ARGUMENTO:

1.1.- Resumen del argumento.

Cañas y Barro trata de la historia de una de las familias más importantes históricamente de El Palmar: los Palomas. La novela empieza cuando Cañamèl sube a la barca que le ha de llevar hasta Valencia y a partir de ese viaje y el encuentro con el tío Paloma, empieza el relato de la historia de la familia y más concretamente del nieto del tío Paloma: Tonet. Primero empieza relatando el nacimiento de Tono, su crecimiento y comportamiento hasta la muerte de su madre, su boda por obligación casi, hasta el nacimiento de Tonet, su hijo, y la adopción de la Borda. A partir de ahí la historia se centra en las aventuras del pequeño Tonet por la Albufera y el desarrollo de su vida y personalidad, a medida que avanza el tiempo, hasta que, al llegar de la guerra, su suerte cambia y gracias a la obtención del mejor redolí puede acercarse más a Neleta sin que Cañamèl sospeche nada en absoluto. Con el tiempo Cañamèl muere y Neleta queda embarazada de Tonet, pero como esto implica perder la mitad de su fortuna heredada de Cañamèl, decide proseguir con su vida con total normalidad sin que nadie se entere de su estado y más adelante abandonar al niño como si de un animal se tratara. A raíz de este suceso, Tonet empieza a sentirse culpable del acto hasta que un día, la Centella, encuentra el cuerpo del niño en medio de la Albufera, envuelto en los paños que llevaba y con el cuerpo lleno de sanguijuelas y gusanos que lo devoran. Tonet no puede aguantarlo y su arrepentimiento le lleva al suicidio.

1.2.- Nombra y describe cómo son los personajes principales. Cita algún fragmento del texto en que se refleje su forma de ser.

Tío Paloma: Es el hombre más viejo del Palmar y ha heredado de su padre la fama de conocer la Albufera mejor que nadie. Su familia y él incluido son los protagonistas de la historia por el conflicto que tienen, sobretodo por el carácter fuerte, pero tan distinto que tienen. El tío Paloma cree que la única forma honrada de ganarse la vida en la Albufera es pescando y que lo de labrar los campos hay que dejarlo para aquellos que lo han hecho siempre y que viven en las zonas de interior. Su carácter fuerte y hasta a veces hostil se refleja en algunos trozos del libro en que relata las opiniones y posiciones del tío Paloma respecto a las de su hijo Tono o su nieto Tonet.

<< Con el abuelo no había que contar. El proyecto le había puesto de igual humor que al dedicarse su hijo por primera vez al cultivo de tierras... >> (Pág., 95)

<< El abuelo comenzó a mostrarse exigente y tiránico. Cuando le vio hábil en el manejo de la barca, ya no le dejó vagar a su capricho. >> (Pág. 53)

Tono: Tono es uno de los muchos hijos del tío Paloma que, “oportunamente” murieron, pero su carácter no se parece en nada al de su padre. Es dócil y obediente, juicioso y trabajador constante, nunca contradice a su padre y a partir de la muerte de su madre, es él quien se ocupa de las labores del hogar además de ayudar a su padre en la pesca. Al tío Paloma no le gusta que su hijo se dedique a las faenas de casa y decide que debe casarse a lo que Tono accede por obedecer a su padre. Pero cuando Tono tiene formada una familia y debe mantener a su hijo y a su mujer decide dedicarse a los cultivos de arroz que en época de siembra dan más beneficios que la pesca por su constancia en el trabajo. Entonces su docilidad, sumisión y la diferencia de carácter respecto al de su padre no le impiden enfrentarse a él y mantenerse tenaz en su propósito.

<< No; él se rebelaba; quería sacar a la familia de su miserable postración [...] Había que fijarse en las ventajas del cultivo de arroz. >> (Pág. 39)

<< Guisaba la comida, reparaba los desperfectos de la barraca y tomaba lecciones de las vecinas para que su padre no notara la ausencia de una mujer en la vivienda. >> (Pág. 33)

Tonet: Tonet es el hijo de Tono y el nieto del tío Paloma, pero es completamente distinto a su padre y a su abuelo. Tonet es un chico guapo y vigoroso, pero su apatía hace de él un perezoso, falto de voluntad que nada le satisface. No le apetece hacer nada más que vagar todo el día hacia donde el viento le lleve sin obligaciones ni deberes, pero en un sitio como el Palmar no es posible sobrevivir sin trabajar si nadie te mantiene. No le gusta trabajar con su padre llenando de tierra la parcela que le donó una señora de valencia, tampoco quiere ayudar a su abuelo en la pesca, sólo le gusta pasarse el día en la taberna bebiendo con sus compañeros y observando a Neleta, su amor de infancia.

<< Además, el muchacho veíase impulsado al trabajo por el hastío. En el pueblo no quedaba nadie con quien entretenerse durante el día. >> (Pág. 70)

<< Pero Tonet prometió ayudarle con su trabajo, y podía decirse que aún no había cogido una anguila con sus pecadoras manos. >> (Pág. 151)

Neleta: Neleta es la vecina de Tonet y su compañera de juegos desde pequeños. Desde la noche que pasaron juntos en la Dehesa que entre ellos hay algo más que amistad, pero ya de mayores la esconden bajo la excusa de su amor de hermanos. Neleta es frívola y maquiavélica, parece que lo tiene todo planeado y que sabe como sucederán las cosas. No deja que nada la sorprenda o la coja desprevenida y siempre tiene una buena reapuesta para engañar al enemigo o a quien no conviene que se entere de sus tramas.

<< Los ojos de Neleta iban hacia el Cubano con una expresión reveladora del desprecio que sentía por su marido. >> (Pág. 130)

<< Neleta era la que aguzaba para esto el ingenio [...] Pero ésta se mostraba tranquila ante la maledicencia. >> (Pág. 150)

Cañamèl: Cañamèl es el tabernero del Palmar y el marido de Neleta desde que su primera mujer muriera. Es un hombre gordo y grasiento al que cualquier enfermedad acecha. Siempre está enfermo y la humedad de la Albufera no le deja vivir con tranquilidad. Tiene un carácter tranquilo y no acostumbra a enfadarse demasiado excepto cuando tiene que echar a Tonet de la taberna porque se pasa el día allí bebiendo lo que le apetece sin hacer nada a cambio en el redolí.

<< El tabernero acogía estos regalos con mugidos que revelaban una satisfacción muy relativa. ¿Cuándo dejaría quieta su escopeta? [...] ¿por qué no ayudaba por las noches al abuelo en el trabajo del redolí? >> (Pág. 155)

La Borda: Verdaderamente se llama Vicenteta, pero todo el mundo le llama la Borda para que no olvide su procedencia: fue acogida por los padres de Tonet para ayudar a la madre en las labores del hogar. Es una chica tímida, callada, arisca, fea y trabajadora como Tono. Es ella la única que realmente le apoya en su iniciativa de llenar los campos de tierra, así como la única que le ayuda sin desfallecer a hacerlo. Además de ayudarle durante todo el día a transportar tierra de acá para allá, al llegar la noche hace todo lo que haya que hacer en la barraca y prepara la cena. Desde hace tiempo ama a Tonet, pero como sabe que no tiene nada que hacer no lo demuestra hasta que él muere.

<< Besó la lívida cabeza con un beso ardiente, de inmensa pasión, de amor sin esperanza, osando, ante el misterio de la muerte, revelar por primera vez el secreto de su vida. >> (Pág. 275)

<< Era como un perrillo vivaracho y obediente que alegraba la barraca con sus trotecitos, resignada a las fatigas, sumisa a todas las maldades de Tonet. >> (Pág. 46)

1.3.- ¿Qué conflicto se produce en el clan de los Palomas? Enjuicia la conducta de Tonet con respecto al padre y al abuelo.

El conflicto que se produce es bastante complicado. Primero, Tono, el hijo del tío Paloma, tiene un carácter muy distinto al de su padre y éste no acaba de aceptarlo, pero como es muy obediente y siempre hace todo lo posible por ayudarle no se lo tiene en cuenta. El conflicto de verdad empieza cuando Tono se pone a trabajar de labrador recogiendo el arroz, pero como sólo lo hace en la época en que se necesitan hombres para recogerlo todo, el tío Paloma acaba aceptándolo a regañadientes. Más adelante, Tono, se hace arrendatario de unas tierras para el cultivo de arroz que pertenecen a una señora de Valencia y eso hace enfadar a su padre que dice que nunca un Paloma ha tenido amo, ni ha trabajado todo el año para luego entregarle al amo una parte del beneficio. A partir de eso padre e hijo dejan de hablarse aunque tengan que convivir bajo el mismo techo, lo único que les une, es el pequeño Tonet. Para acabar de arreglar la situación, Tono recibe de una señora unos campos que a ella no le sirven para cultivar porque están inundados de agua, pero que si los consigue llenar de tierra le servirán para cultivar arroz. Al recibir la noticia, el tío Paloma rompe los lazos de unión con su familia por ser la deshonra de los Palomas. Cuando Tonet crece, también causa problemas en la familia por su pereza. Él quiere hacerse rico, pero no tener que trabajar nada; a parte de esto tampoco tiene muy claro lo que quiere y va haciendo las cosas a temporadas; ahora pesca, ahora ayuda a su padre, ahora vive del cuento, se “asocia” con Sangonera, etc. Todo esto le lleva a discutir con su padre y a veces con su abuelo. Con su padre ni se habla, pero como el abuelo es compañero de taberna durante largas noches, el enfado no es tan evidente. Con estos conflictos y la noticia de la relación amorosa a escondidas entre Neleta y Tonet hacen que la familia se rompa y quede dividida en tres partes, por un lado el padre y la Borda, el abuelo por otro y Tonet de lado a lado.

No me parece nada acertada la actuación de Tonet respecto al padre ni al abuelo, porque si ha nacido en una familia pobre, debería tener claro que no se hará rico por arte de magia, tendrá que ganárselo. Su padre se pasa toda la vida trabajando para que él pueda heredar algo con que hacerse rico, pero él pasa de ayudarle porque se cansa de trabajar. Su abuelo quiere que le ayude a pescar cuando tienen La Sequiòta, el mejor redolí de la Albufera, pero Tonet está demasiado ocupado bebiendo en casa de Cañamèl, observando a Neleta y haciendo nada durante el día. No me parece bien que no sea capaz de echarles una mano cuando sabe que todo lo que haga, algún día será para su beneficio.

1.4.- Analiza y comenta la relación amorosa entre Neleta y Tonet.

La relación entre Neleta y Tonet es muy extraña porque no sabes si realmente hay amor o tan sólo intereses propios. Al principio cuando ellos eran pequeños y pasaron la noche en el bosque, parecía que tenía que salir una relación bonita y duradera, pero no tardó mucho en cambiar. Justo al llegar al pueblo Tonet empezó a pasar de ella hasta que se fue, sin avisarla, a la guerra. Puede que sí hubiese amor entre ellos, porque cuando él llega de la guerra, ella está casada con Cañamèl se comportan como si lo hubiera y no creo que tuvieran ningún motivo para mentir, pero con el tiempo la avaricia y la idea de ser ricos les hace basar su amor en el interés por la fortuna de Cañamèl. Esto les lleva a matar a su propio hijo sólo por dinero cuando lo lógico sería que si hay amor entre los dos, prefirieran vivir felices con su hijo y no conservar la totalidad de la fortuna. Realmente no me gusta la relación que mantienen de mayores porque es fría y distante, sobretodo por parte de Neleta que cree ser superior a él y que eso le da derecho a hacer lo que quiera.

2) EL AMBIENTE:

La novela tiene como escenario la Albufera de Valencia, y la historia narrada sucede a principios del siglo XX. A partir de los datos que encontrarás en la novela,

2.1.- Sitúa en un mapa de la Comunidad Valenciana los lugares donde se desarrolla la acción.

Cañas y barro; Vicente Blasco Ibáñez

El Palmar: pueblo donde se desarrolla la historia y viven los personajes principales.

Catarroja: eternos rivales de El Palmar a los que el tío Paloma tiene mucha manía.

Pla de na Sancha: lugar donde se desarrolla la leyenda de na Sancha, la serpiente que al crecer mató a su amo y con la que se compara Tonet antes de morir.

El Saler: Pueblo cercano a la Albufera muy nombrado en la novela.

2.2.- Explica la forma de vida de los pescadores de la Albufera.

La forma de vida de los pescadores en la Albufera es muy mala y dura porque viven en barracas de cañas y barro que no les protegen demasiado de las inclemencias del tiempo. A parte de las viviendas que padecieron un incendio tiempo atrás, también está su incomunicación con el resto de la sociedad; viven en la Albufera como si fuese lo único que existe en el mundo y muchos mueren sin haber sacado un pie de allí, no por no querer si no por no tener un motivo ni el suficiente dinero para viajar. Su economía es pobre y son familias de clase baja o muy baja, se pasan la vida trabajando en la Albufera y pescando, aguantando el frío, la humedad y las malas rachas de pesca para sobrevivir y tener algo que llevarse a la boca. Aún así, su pobreza no les impide gastar el poco dinero que tienen en la taberna de Cañamèl emborrachándose hasta perder la noción del tiempo y de sus actos. Toda su fortuna depende, cada año, del sorteo de los redolins; según el redolí que se les asigne en el sorteo obtendrán mejor o peor pesca con la que ganar más o menos dinero. Lo único capaz de alterar sus monótonas vidas compuestas siempre de los mismos actos, sucesos y deberes, son las fiestas que se organizan en el Palmar días antes de Navidad y las grandes tiradas. En esas dos épocas del año, todos disfrutan de mejor comida y bebida y gozan de grandes “privilegios” a los que no están acostumbrados como que una banda circule por las calles del Palmar. A parte de en estas ocasiones su vida es tan precaria que el médico sólo acude al Palmar un día a la semana y el cura de su pequeña iglesia acostumbra a ser enviado por la Iglesia como castigo o penalización a alguna falta cometida.

2.3.- ¿En qué consistían los “redolins”? Busca información acerca de lo que ha ocurrido con ellos los últimos años.

Antiguamente los redolins eran parcelas de la Albufera y pertenecían a un pescador determinado durante todo un año. Evidentemente había redolins mejores que otros donde la pesca era mejor y más abundante por su situación en la Albufera; el mejor era la Sequiòta. Para que todos tuviesen las mismas posibilidades que los demás de ganar dinero y tener un buen año en la pesca, se celebraba un sorteo cada año que era el acto oficial más solemne de todo el año. Se sacaban unas bolas de madera con un papel dentro que contenía el nombre del afortunado, la primera en salir era el que primero elegía el redolí que quería.

Actualmente la pesca industrial se organiza a través de las comunidades de pescadores del Palmar, Sevilla y Catarroja y del Sindicato de caza y Pesca, que establecen anualmente las normas, el coste del arriendo del derecho de pesca y la adjudicación de los redolins, mediante un sorteo que tiene lugar el segundo domingo de julio, diumenge de redolins. El ordenamiento de la pesca deportiva depende de la Sociedad de Pescadores con Caña, responsable también de la limpieza de canales y acequias donde se practica ese deporte.

Hasta hace muy poco una mujer no podía pescar en la albufera ni acceder a la posesión de un redolí, es más, el acceso a estos estaba tan restringido que para poder entrar en el sorteo tenías que ser hijo de un pescador y estar respaldado por alguien perteneciente a la comunidad; ni siquiera siendo hijo varón de hija de pescador podías acceder al puesto. Gracias a la alcaldesa de Valencia Rita Barberá este año las mujeres y los hombres no pertenecientes a la Comunidad del Palmar podrán pescar en la Albufera mediante licencias ambulantes, pero esto ha ocasionado grandes enfados en los hombres de la comunidad que aún se creen los amos de la Albufera. Esta situación también ha generado discusiones y conflictos entre hermanos, primos y hasta matrimonios en una población en la que apenas viven cien familias.

2.4.- Busca información sobre el ecosistema de la Albufera de Valencia, actualmente Parque Natural, y explica lo referente a las especies de flora y fauna que se citan en la novela. Incluye algunos dibujos o fotografías de los animales y plantas.

COLLVERT

Cañas y barro; Vicente Blasco Ibáñez

De todos los patos es el más conocido; el macho tiene la cabeza verde y el pecho castaño, su pareja es de color pardo oscuro. Ambos tienen espejuelos azul-morado. Esconden el nido de hojas, hierbas y plumón en el suelo y ponen entre 6 y 7 huevos verde-grisáceos incubados y criados por la hembra en febrero-mayo. Abandonan el nido nada más nacer y a las 6 semanas ya vuelan. Se alimentan de brotes y vástagos de plantas acuáticas.

BRAGAT

Cañas y barro; Vicente Blasco Ibáñez

Muy común en la Albufera y característico por su ancho pico que le sirve para comer en la superficie de charcos. Ambos sexos tienen la cabeza plana, el pico largo y espatulado y una gran mancha azul en el ala. Pone de 8 a 12 huevos en abril-mayo y se alimenta de insectos dulce-acuícolas y moluscos, mezclados con brotes y vástagos de plantas acuáticas.

PIULÓ O PATO FLORENTINO

Cañas y barro; Vicente Blasco Ibáñez

Es común en zonas pantanosas, albuferas, lagos y prados y se asocia en grandes bandadas en invierno. Macho de cabeza castaño-rojiza con frente y pico amarillo, partes superiores grises y espejuelo verde. Es el más "musical" de los patos de la Albufera, con un silbido agudo que revela la presencia de bandadas de los mismos. Nidifica en el suelo entre brezos y helechos forrados con hierba y plumón. En mayo suele poner entre 7 y 8 huevos de color ocráceo-crema que tras 25 días de incubación y alimentación, sólo por la hembra, dejan el nido y vuelan 40 días después. Se alimentan de hierbas y granos.

VERDECILLO

Cañas y barro; Vicente Blasco Ibáñez

Vive en parques y jardines y es pariente del canario. Muy común en España y muy territorial, no admite nuevos machos en las proximidades. Es Amarillo rayado de pardo, pico ancho y corto. Tiene la frente y pecho amarillos y nidifica en pequeños nidos de hierba seca, musgo, liquen y tela de araña forrado con pelusa vegetal, plumas y lanas. Pone de 3 a 4 huevos blancuzcos manchados de pardo rojizo y se alimenta de semillas brotes y orugas.

FOCHA COMÚN

Cañas y barro; Vicente Blasco Ibáñez

La focha es común en lagos, charcas y, en invierno, en bahías abrigadas. Son muy agresivas, con un sentido territorial muy acusado y fácilmente distinguibles por su plumaje negro excepto el escudete frontal y pico blanco, en ambos sexos. Nidifica en un sólido nido de carrizos flotantes o varado en ramas medio sumergidas. Pone en enero-mayo de 5-6 huevos ocres con puntos negros que son incubados durante 21-24 días. Entre ambos padres alimentan a las crías que abandonan el nido a los 4 días y se independizan a las 8 semanas. Buscan tallos de carrizos y raíces de plantas acuáticas para alimentarse, así como pececillos, granos y semillas, renacuajos, etc.

POLLA DE AGUA

Cañas y barro; Vicente Blasco Ibáñez

Es una de las aves más comunes en España, aunque es muy difícil de observar, pues se oculta rápidamente entre la vegetación. Ambos sexos se distinguen fácilmente por su color negro, con pico amarillo y de base roja, por la línea blanca en el costado y la cola alta que sacude al nadar y andar. Estas últimas características son las que la distinguen de la focha común. Anida y cría cerca del agua dulce entre la vegetación espesa, construyendo una plataforma de plantas acuáticas secas. La hembra pone de marzo-julio de 5 a 11 huevos acráceos manchados de pardo-rojizo, que incuban durante 19-22 días y que alimentados por ambos padres, y a veces por jóvenes de crías anteriores, dejan el nido a los 2-3 días para nadar y bucear. Se alimentan de frutos silvestres, semillas, granos, gusanos, babosas, caracoles, insectos y larvas.

AGRÓ O GARZA IMPERIAL

Cañas y barro; Vicente Blasco Ibáñez

La garza imperial es común en terrenos pantanosos, pero con vegetación más densa que la elegida por la garza real. Efectúan la migración en agosto-septiembre, de noche sobre todo, a Africa y regresando en la primavera al lugar en que anidaron. Es más pequeña que la garza real, de color rojizo manchado de pardo oscuro, con pileo y cresta negros y pies más grandes que los de aquella. Aves muy activas. Nidifican en carrizales espesos y ponen 3-6 huevos azules verdosos en abril-mayo. Sólo incuba la hembra durante 24 o 28 días, abandonando los pollos el nido a los 10 días y vuelan a las 6 semanas. Se alimentan de moluscos, crustáceos, insectos, reptiles, peces pequeños roedores, etc.

ANGUILA

Cañas y barro; Vicente Blasco Ibáñez

La anguila vive en toda la Albufera, canales y acequias interiores de la marjal, por pequeñas que éstas sean, remontando aguas arriba cualquier corriente afluyente, principalmente las hembras, ya que los machos suelen quedarse más cerca del mar. Su alimentación es totalmente omnívora, muy variada dada su gran voracidad, destacando principalmente los crustáceos, moluscos, gusanos, insectos acuáticos y sus larvas, renacuajos, ranas, culebras de agua, peces, anguilas y hasta polluelos de aves.

ROMERO
Cañas y barro; Vicente Blasco Ibáñez

Arbusto de hoja perenne y aromático, denso, muy ramificado, de 0'5-3 m. Tiene numerosas hojas estrechas, verde oscuras, coriáceas, lineares, blancas por el anverso y ligeramente peludas. Flores lila pálidas en ramilletes foliosos, sentadas, con la corola bilabiada, teniendo el labio superior en forma de casquete y con el tubo más largo que el cáliz; los estambres y el pistilo son curvos y mucho más largos que la corola. Florece durante todo el año. Es frecuente por todos los matorrales de la Dehesa sin llegar muy cerca del mar. De ella se obtiene el aceite de romero, que se utiliza en perfumería para lociones capilares, para hacer jabón y como ingrediente del agua de colonia. También se usa como condimento y en bebidas; para su uso medicinal se emplea como estimulante, antiespasmódico y diurético ligero.

CARRIZO COMÚN

Cañas y barro; Vicente Blasco Ibáñez

Planta robusta de tipo bambú, perenne, con tallos rígidos, recios, duros, no leñosos y lisos, de 1'5-3 m. de altura que crece en grupos densos desde otros tallos subterráneos y recios. Hojas verde grisáceas, planas, de 1-3 cm de anchura y rematadas con una punta estrecha. Inflorescencia de 15-40 cm, suave, compuesta, plumosa, parda o purpúrea y erecta, con pequeñas espigas de 1-1'5 cm y con pelos sedosos de hasta 1 cm. de longitud, que forman un penacho que cubre el péndulo de las flores. Florece en agosto-septiembre. Crece en aguas poco profundas, cenagales, marjales, ríos, etc. En la Albufera, como consecuencia de la existencia de escaso fondo en algunos parajes de aguas adentro, se originan carrizales internos, verdaderos islotes vegetales que constituyen un lugar propicio para la nidificación de las aves acuáticas. Los tallos secos se usan para techos, cortavientos, esteras, etc.; desde hace poco se cultiva también para obtener celulosa.

CAÑA COMÚN

Cañas y barro; Vicente Blasco Ibáñez

La caña es una planta robusta, parecida al bambú, perenne, con robustos tallos leñosos de 1'5-5 m. de altura y con muchas hojas planas de 2-5 cm de anchura. Por lo general crecen en grupos densos, desde tallos subterráneos muy dilatados y reptantes. Inflorescencia grande, de 40-70 cm. , densa, plumosa, blanco verdosa o violácea y con el tiempo plateada; posee numerosas pequeñas espigas, cada una con siete flores. Florece en septiembre-octubre, y se desarrolla en lugares húmedos y riberas. Cultivada como seto para defender del viento y abrigar otros cultivos. Los tallos aéreos secos se utilizan para cañas de pescar, bastones, cestas y techumbres, y los tallos subterráneos o rizomas se emplean en medicina.

JUNCO COMÚN

Cañas y barro; Vicente Blasco Ibáñez

Densamente cespitosa, reptante, perenne y de 0'5-1 m. Tallos lisos, estriados, de sección cilíndrica, sin hojas, pero con vainas de consistencia membranosa en la base. Fácilmente reconocible por sus cabezuelas densas en número, de 1 a 5, pequeñas y completamente redondeadas, de 0'5 a 1'5 cm, pardo grisáceas, sentadas o con pedúnculos comprimidos y de margen áspero, en posición lateral, situadas en la axila de una bráctea que las excede considerablemente en tamaño. Florece en julio-agosto y se presenta en las riberas y lugares húmedos.

ARROZ

Cañas y barro; Vicente Blasco Ibáñez

El arroz es una planta acuática anual y propia de aguas poco profundas. Sus tallos son foliosos y emergen del agua hasta 130 cm. Sus hojas son planas, lampiñas, lisas y de 1-1'5 cm de anchura. Inflorescencias grandes erectas o curvadas, blanco verdosas, con numerosas ramas laterales largas y erectas que llevan muchas pequeñas espigas. Florece en junio-agosto. Es de origen tropical; se cultiva en aguas poco profundas de los deltas de los ríos mediterraneos y en marjales junto a zonas húmedas como la Albufera.

2.5.- ¿Qué eran las barracas? Adjunta una fotografía o algún dibujo a tu explicación. ¿Qué se dice en la novela de las condiciones de vida que llevaban los personajes en sus barracas? Busca información acerca de las barracas en la actualidad.

Cañas y barro; Vicente Blasco Ibáñez

Las barracas eran un tipo de viviendas típico de la zona de la Albufera de Valencia. Su origen se cree que está en la evolución de las cabañas de pescadores, ya que se tienen noticias, documentación y hechos, que avalan el parentesco entre estas dos edificaciones.

Ha habido barracas de estilo valenciano entre el Delta del Ebro y la huerta de Orihuela. Sin caer en determinismos, las primeras materias -cañas y barro- sugieren un hermanamiento con la horticultura. En el territorio que ocupa el Parque Natural hay barracas, en ruinas casi todas, en El Palmar, Perelló y El Saler. En la orilla este de la Albufera hay algunas construidas recientemente emulando a las antiguas barracas, hechas con materiales más modernos pero conservando los originarios techos de “borró” (vegetal de la zona que se empleaba para techumbre, entre otras cosas). En el Palmar y el Saler, cada familia solía tener una sola barraca.

La forma de la barraca consiste en un paralelepípedo cabalgado por un prisma triangular de madera. Las paredes oscilan entre 1,5 y 2,5 metros de altura, pero anteriormente no sobrepasaban los 30 o 40 centímetros. La cima de la barraca, donde converge los dos laterales de la techumbre en un ángulo de unos 30º ó 40º, puede llegar a los 6 u 8 metros. La longitud habitual de las barracas suele ser entre 9 y 10,5 metros y el ancho entre 4,5 y 6,5 metros; predomina la orientación del eje E-W.

En la novela se describe la vida en las barracas como una vida inhumana, pobre y dura. Hace frío, son húmedas, pequeñas y el viento y la lluvia no encuentran muchos impedimentos para entrar. La vida es dura en las barracas del libro, apenas tienen para comer, duermen en el suelo, pasan frío y la humedad hace que luego, al ser viejos, tengan algunas enfermedades que no les dejan vivir con tranquilidad.

3) “CAÑAS Y BARRO” Y EL NATURALISMO:

A partir de lo que hemos estudiado en clase sobre esta tendencia literaria,

3.1.- Explica cómo influyen el ambiente y las condiciones de vida sobre los personajes. Cita algunos fragmentos para ilustrar tu explicación.

El ambiente influye muy negativamente sobre los personajes porque ellos son pobres de nacimiento, pero el ver el ambiente de su alrededor, hace que desde pequeños sean conscientes de la cruda realidad de su vida y sepan que muy probablemente morirán y no habrán salido de la Albufera. Por el techo de sus barracas de cañas y barro traspasan la lluvia y el viento sin piedad, hecho que no pueden remediar fácilmente pues no tienen con que pagar las reparaciones. Su pobreza y la pequeñez del pueblo hacen que su educación sea precaria y que desde muy jóvenes estén ya trabajando y pescando en la Albufera para ayudar a sobrevivir en casa mientras que las mujeres hacen las labores del hogar, arreglan las redes o reparan como pueden los desperfectos de las barracas. Tanto el ambiente como las condiciones de vida también influyen en su salud porque, a parte de que son pocos los que llegan a la avanzada edad del tío Paloma, son casi todos los que padecen reuma o alguna enfermedad relacionada con el ambiente frío de las barracas, la humedad de la Albufera o los obstáculos pasados durante su vida de pescadores en la Albufera. También los niños sufren muchas enfermedades de pequeños, porque su cuerpo no está suficiente preparado para combatir todas las enfermedades que puedan surgir de un mal clima y unas condiciones higiénicas precarias.

<< Habían tenido muchos hijos, muchísimos; pero, menos uno, todos habían muerto “oportunamente” >> (Pág. 32)

<< El reuma traidor, producto de aquella tierra pantanosa... >> (Pág. 187)

<< ...con sus ropas lavadas en el agua pútrida de los canales, oliendo a barro y las manos impregnadas de una viscosidad que parecía penetrar hasta los huesos. >> (Pág. 36)

3.2.- Comenta el lenguaje empleado por los personajes. ¿Es el mismo que el del narrador? Pon ejemplos.

El lenguaje no es, para nada, el mismo entre los personajes y el narrador, puesto que el narrador se encarga de contar la historia con un lenguaje y un vocabulario fácilmente entendible, pero sin vulgarismos ni palabras incorrectas; si utiliza alguna es para referirse a algún personaje que la utiliza o está relacionado con ella. En cambio, los personajes, utilizan un vocabulario mucho más rudo y vulgar porque son personajes de clase baja y viven en un sitio donde lo último que importa es la educación y la corrección lingüística. Su vocabulario, a parte de ser rudo y poco delicado, contiene muchos barbarismos y palabras mezcladas entre el castellano y el valenciano debido a que es un sitio donde, por naturaleza, hablan el valenciano, pero al ser la novela en castellano y la obligación de la época de utilizar el castellano como lengua oficial hacen que los personajes chapurreen el castellano con palabras mal pronunciadas o directamente dichas en valenciano.

Fragmentos de la novela ilustradores del lenguaje del narrador:

  • ¡Lo mismo que en la Dehesa!... Pero ahora ya no eran niños; había desaparecido la inocencia que les hacía apretarse uno contra otro para recobrar el valor... (Pág. 146)

  • Los domingos mientras realizaba el sagrado acto, miraba con el rabillo del ojo a los fieles, fijándose en los que escupían con insistencia, en las comadres que charlaban murmurando de la vecina... (Pág. 103)

Fragmentos de la novela ilustradores del lenguaje de los personajes:

  • -- No begues més (Pág. 202) Neleta a Tonet en la taberna.

  • -- Més avant -respondía el enfermo-. Después... Después. (Pág. 192)

  • -- Sí qu'está -decían unas con aire de triunfo al avistarse con las vecinas.

-- No está -gritaban otras-. Tot son mentires. (Pág. 211)

3.3.- Opinión personal sobre la lectura de “Cañas y Barro”

El libro en sí no está mal del todo, pero he de reconocer que la historia no me ha entusiasmado. Para mí es demasiado trágica y los personajes demasiado frívolos, distantes... La que más me lo ha parecido es Neleta, pero todos en general lo son porque no demuestran sus sentimientos en ningún momento, el lector debe suponerlos, pero ellos no los muestran abiertamente. La única que demuestra sus sentimientos y, aún así, lo hace tarde y sin que nadie se entere es la Borda cuando besa a Tonet muerto.

La historia no me ha gustado en parte porque es demasiado descriptiva. Está bien que te describan las situaciones, los personajes y los contextos, pero en esta novela he tenido la sensación de estar perdiendo el tiempo leyendo páginas que tampoco eran trascendentales en el argumento. Al pararse tanto en las descripciones, pierde tiempo en la historia y como abarca un periodo de tiempo muy largo (3 generaciones casi) tiene que correr mucho y pasar las cosas más rápido haciendo que cueste más entender según que cosas.

No creo que vuelva a leer este libro y no por ninguno de los motivos anteriores si no por la sencilla razón que lo encuentro muy sádico e irreal. No soporto los trozos en que, por nerviosismo tal vez, pero lo hace, Tonet mata a la perra, lanza el niño a la Albufera, la Centella trae el cuerpo del bebe deformado y lleno de gusanos y sanguijuelas. Son momentos en que la descripción es tan real que no pude soportarlo, la sensación de asco y de que algún bicho asqueroso iba a salir del libro era tan grande que casi tuve que abandonar la lectura durante un rato.

En definitiva y sinceramente, no es el mejor libro que he leído y mucho menos el que más me haya gustado.

“Cañas y Barro” Vicente Blasco Ibáñez