Canadá

Norteamérica. Localización. Relieves. Hidrografía. Población. Historia. Política. Gobierno. Economía. Industria. Comercio. Nootka. Idioma

  • Enviado por: Carlos Farré
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 44 páginas

publicidad
cursos destacados
Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información


EL PAÍS

Con una superficie cercana a los 10 millones de km2, Canadá es el segundo país más extenso del mundo. Limita con tres océanos, el Atlántico, el Pacífico y el Ártico, y su litoral de 244.000 km es el más largo del mundo. El punto más al sur del país, en la provincia de Ontario, está situado en la misma latitud que la ciudad de Barcelona y unos 4.600 km lo separan del punto más al norte, el Cap Columbia situado en la Isla Ellesmere. El país está dividido en seis husos horarios y, de este a oeste, la distancia más larga es de más de 5.500 km. Canadá es una tierra de contrastes en la que se encuentran planicies fértiles propicias para la agricultura, cordilleras montañosas, innumerables lagos y ríos, grandes extensiones de bosques y al norte, la tundra del Ártico.
La mayoría de la población vive en una franja de tierra de unos centenares de kilómetros de ancho que se extiende a lo largo de su frontera sur, del Atlántico al Pacífico. En esta zona, las temperaturas son en general calurosas en verano y frías en invierno.

Canadá dispone de un rico patrimonio medioambiental y su protección es una prioridad para los canadienses. El país se ha comprometido a proteger la biodiversidad y a armonizar las políticas económicas y medioambientales. Los gobiernos federal, provinciales y territoriales, los organismos ecológicos, los pueblos indígenas y la industria han elaborado de común acuerdo estrategias de gestión y desarrollo sostenible en numerosos sectores tales como bosques, agua, pesca, desechos y polución atmosférica.
Un plan de desarrollo del Ártico ha sido aprobado recientemente y una nueva ley federal protege las especies animales y vegetales en peligro. Canadá apoyó firmemente la Cumbre de la Tierra de Río en 1992 y toma parte activa en las grandes convenciones y los acuerdos destinados a proteger el medioambiente mundial.

EMBAJADA

Embajada de Canadá en España
Nuñez de Balboa, 35
28001 Madrid
Tel.: (34) 91 423 32 50
Fax: (34) 91 423 32 51

Embajada de España en Canadá

CHANCERY - OTTAWA

74, STANLEY AVENUE
OTTAWA, ONTARIO
K1M 1P4

Situación

Canadá ocupa la mitad septentrional del continente norteamericano, junto con Alaska y Groenlandia. Limita al norte con el océano Artico, al este con el océano Atlántico, al oeste con el océano Pacífico y Alaska y al sur con Estados Unidos de América, país con el que comparte una frontera de 6.416 kilómetros.

Superficie

Canadá es el segundo país más grande del mundo después de la Federación Rusa. Sus dimensiones máximas alcanzan los 4.634 kilómetros de norte a sur y los 5.514 kilómetros de este a oeste. La superficie total es de 9.970.610 Km2, de los que 755.180 Km2 (7,57 por 100 del total) corresponden a extensiones de agua dulce, incluyendo la parte canadiense de los Grandes Lagos, en la frontera con los Estados Unidos. El perímetro costero de Canadá es de 244.000 kilómetros.

Relieve y Litoral

El relieve canadiense se caracteriza por su orientación general predominante de norte a sur. Los Apalaches, las Rocosas, el Escudo Canadiense constituyen barreras naturales transversales. Por otra parte, los grandes conjuntos hidrográficos permiten comunicar el país de este a oeste, formando importantes vías de transporte. En términos geográficos estrictos, Canadá comprende 17 provincias geológicas, pero se suele considerar que existen seis grandes regiones naturales que, someramente, de este a oeste son las siguientes:

Región de los Apalaches.

Comprende las llamadas provincias atlánticas -Nuevo Brunswick, Nueva Escocia, Isla del Príncipe Eduardo y Terranova- y el sudeste de la provincia de Québec. Esta región se caracteriza por su relieve moderado, con terrenos ondulados y pocas elevaciones, salvo al norte de Labrador, parte continental de la provincia de Terranova dominada por la cadena montañosa de los Torngat. Las zonas costeras son escarpadas, con numerosos puertos naturales y caladeros de abundante pesca. La actividad económica de esta región es predominantemente agrícola y pesquera, aunque también es importante por la extracción minera (en particular en Terranova y Nueva Escocia) y, en general, la explotación de los abundantes recursos naturales.

Región de las Tierras Bajas.

Los Grandes Lagos y el río San Lorenzo, a la que pertenece la parte meridional de las provincias de Québec y Ontario. En ella se concentran las mayores extensiones de agua dulce del mundo. Es la región más industrializada del país; los suelos son fértiles, por lo que la agricultura sigue desempeñando un papel de primer orden. Más de la mitad de la población está asentada en esta región.

Región del Escudo Canadiense.

Esta región abarca casi la mitad de la tierra firme del país y se extiende desde la costa septentrional de Québec, atravesando la bahía de Hudson, hasta la costa ártica de los Territorios del Noroeste. Comprende buena parte de las provincias de Québec, Ontario y Manitoba, y el tercio noroccidental de la de Saskatchewan. Las tierras del Escudo son accidentadas, rocosas, con abundantes lagos y una gran riqueza mineral y forestal.

Región de las praderas.

A ella pertenecen parte de las provincias de Manitoba, Alberta y Saskatchewan. En esta región se halla el 75% de las tierras cultivables del país: Saskatchewan es la principal zona cerealista de Canadá, seguida por Manitoba. Alberta está recubierta por extensos bosques. En la región se encuentran también importantes yacimientos minerales y petrolíferos.

Región Montañosa Occidental.

Se extiende desde el extremo occidental de la provincia de Albearta hasta la costa del Pacífico y comprende la mayor parte de la provincia de Columbia Británica y del Territorio del Yukon, en el que se halla la cima más elevada del país, el monte Logan (5.951 mts). La provincia de Columbia Británica está ocupada casi por completo por la cordillera de las Rocosas compuesta por cadenas paralelas que se extienden de norte a sur, separadas por estrechos valles. Esta región es muy boscosa y su economía está basada fundamentalmente en la explotación de sus abundantes recursos naturales: silvicultura y minería (esencialmente en Yukón).

Región de las Islas del Artico.

Está situada al nordeste del país y casi por completo dentro del Círculo Polar Artico. Comprende parte del Territorio del Yukon y de los Territorios del Noroeste; son zonas escasamente pobladas, en parte aún sin explorar. Las principales actividades económicas son la minería, la caza y la pesca practicadas por las comunidades autóctonas.

Clima

Dada la extensión y diversidad del relieve del país, el clima de Canadá presenta considerables variaciones regionales.

En la costa del Pacífico, los veranos son frescos y relativamente secos, mientras que los inviernos son templados, lluviosos y con nubosidad abundante. El interior de la provincia de Columbia Británica tiene variaciones climáticas ligadas a la altitud más que a la latitud: vientos húmedos del oeste provocan abundantes nevadas en las laderas montañosas durante el invierno, en tanto que el verano resulta seco y muy caluroso en los valles resguardados de las precipitaciones. Las variaciones en la temperatura diurna y nocturna son muy acusadas en las altiplanicies.

El interior del país, desde las Montañas Rocosas hasta los Grandes Lagos, presenta un clima de tipo continental, con inviernos largos y fríos, veranos cortos pero calurosos y escasas precipitaciones.

Las regiones meridionales de Ontario y Québec tienen un clima húmedo, con inviernos fríos, veranos calurosos y, en general, abundantes precipitaciones a lo largo de todo el año.

Las provincias de la costa atlántica se caracterizan por su clima húmedo de tipo continental, pese a la influencia del océano en el litoral.

En cuanto a las islas del norte, la costa ártica y la región que bordea la bahía de Hudson, presentan un clima netamente ártico, caracterizado por largos inviernos glaciales interrumpidos solamente por unos meses con temperaturas ligeramente por encima de los 0ºC.

Hidrografía

La abundancia de los recursos hidrográficos de Canadá ha contribuído de forma muy significativa al desarrollo del país. Aproximadamente el 7,5 % de la superficie canadiense está cubierta de lagos y cursos de agua; los lagos son los reguladores naturales de estos últimos. Impiden los excesos de caudal en época de inundaciones y mantienen los niveles en el período más seco. En Canadá, el caudal anual medio de los ríos es de aproximadamente 105.000 m3 por segundo, lo cual representa nada menos que el 9% de los recursos hidrográficos renovables del mundo.

Los grandes sistemas hidrográficos de Canadá constituyen una enorme riqueza económica y natural; son vías de comunicación naturales de gran importancia y la producción de energía hidroeléctrica, aún en plena expansión, cubre más del 75% de las necesidades de electricidad y más del 30% de la demanda de energía para uso doméstico del país.

Los principales sistemas de la red hidrográfica canadiense son los siguientes:

  • Cuenca hidrográfica del Atlántico. Está dominada por el conjunto formado por los Grandes Lagos y el río San Lorenzo. No sólo constituye el sistema de transporte fluvial más importante del país sino que, además, es una de las mayores reservas de agua dulce del mundo.

  • Cuenca hidrográfica de la Bahía de Hudson. Es la de mayor extensión, aunque la escasez de las precipitaciuones en la zona oeste hace que su caudal sea inferior al de la cuenca del Atlántico. Este conjunto tiene una gran importancia para la agricultura del oeste del país y por las instalaciones hidroeléctricas de los ríos que rodean la bahía de Hudson.

  • Cuenca hidrográfica del Artico. Está dominada por el río Mackenzie, uno de los más largos del mundo. Este conjunto fluvial es navegable a lo largo de unos 2.700 kms., con un único sistema de esclusas de sólo 26 kms en Alberta.

  • Cuenca hidrográfica del Pacífico. Los numerosos ríos que, tras nacer en la cordillera de las Rocosas, desembocan en el océano Pacífico, alimentan grandes instalaciones hidroeléctricas. Sus aguas son, además, ricas en pesca, especialmente en salmón.

Población

Si segun el censo oficial de junio de 1986, Canadá contaba en diciembre de 1992 con una población total de aproximadamente 27,4 millones de habitantes, los últimos recuentos de finales de 1996 confirman que se ha pasado la cifra de los 30 millones. Sin embargo, teniendo en cuenta la superficie del país, su densidad demográfica es muy baja: 1,98 habitantes por Kilómetro cuadrado. De hecho, no existen asentamientos permanentes en casi el 90% del territorio canadiense. Tan sólo la provincia más pequeña, Isla del Príncipe Eduardo, está enteramente habitada. Vastas zonas del interior de Nueva Escocia y de Nuevo Brunswick están deshabitadas, y en las costas de Terranova y los márgenes del San Lorenzo, río abajo de Québec, la población sólo está asentada en estrechas franjas de territorio.

Cerca del 60% de la población canadiense se concentra entre la frontera con los Estados Unidos y una línea este-oeste, de algo mas de 1.000 Kms, que va de Québec a Sault St. Marie, en la provincia de Ontario. En esta zona, las ciudades de Montréal, Toronto, Hamilton, Ottawa, London, Windsor, Québec y Kitchener agrupan algo más de un tercio de la población total. Con mayor precisión, cabe señalar que en torno al 85% de la población vive a menos de 160 kms. de la frontera con los Estados Unidos. El área de mayor densidad demográfica corresponde a las regiones fronterizas de las provincias de Ontario y Québec.

El proceso de urbanización de Canadá ha sido muy intenso; las áreas metropolitanas (con urbes de más de 100.000 habitantes) concentran a mas del 60% de la población. La mayor ciudad de Canadá es Toronto, capital de la provincia de Ontario, seguida de cerca por Montréal., Vancouver y Ottawa-Hull.

La población canadiense se ha duplicado entre 1945 y 1992, pero el ritmo de incremento demográfico ha experimentado una ralentización en el transcurso de la última década.

En lo que a los movimientos migratorios se refiere, hay que destacar que la migración neta, que supuso el 34,4% de crecimiento demográfico total en el período 1971-1976, pasó a representar tan sólo el 24,1% en 1976-1981 y el 26,1% en 1981-1986. al parecer, este ligero incremento que se observó en la mitad de la década pasada ha continuado ascendiendo. Cabe mencionar también que los movimientos migratorios internos siguen siendo el principal factor de variación de la población de las distintas provincias del país.

Antecedentes históricos

"Canadá" es un nombre derivado del término "Kanata", que en el primitivo lenguaje Hurón iroqués significaba "aldea" o "asentamiento".

Las primeras noticias sobre la existencia de esta parte del mundo se remontan al siglo VI, al monje irlandés St. Brendan, pero los primeros asentamientos (ratificados por excavaciones arqueológicas) datan del siglo X, y fueron realizados por los nórdicos Bjarni Herjolsson y Leif Ericsson.

No obstante, el inicio del descubrimiento comenzó con la expedición de John Cabott (de origen italiano) en 1497, cuando pisó por primera vez lo que hoy es Terranova.

El francés Jacques Cartier, considerado como el más importante explorador de Canadá, con los tres viajes realizados entre los años 1534 a 1542, exploró y colonizó en nombre del rey de Francia parte de las tierras que rodean al río San Lorenzo, adentrándose unos 1.600 kms. en el continente. Las primeras tierras colonizadas fueron llamadas Nueva Francia, que coincide aproximadamente con lo que hoy es la provincia de Quebec.

Otros nombres importantes en la exploración y colonización de Canadá fueron Baffin, Henry Hudson, Luke Fox y Thomas James. El continuador de Jacques Cartier fue Samuel de Champlain, quien exploró los ríos Richelieu y Saguenay y la Acadia, para establecerse en 1605 en el Port-Royal Habitation. Gracias a Champlain, los franceses poseían ya el mapa de la costa atlántica, desde Cape Bretón hasta Cape Cod, así como habían conseguido abrir el país a lo largo de la ruta del San Lorenzo hasta el rio Hudson, atravesando el lago Champlain. Los continuadores de la labor de Champlain fueron los jesuitas, quienes movidos por la evangelización de los indígenas, llegaron hasta el oeste a lo que es hoy Saul St. Marie, y por el este fundaron la Ville-Marie (Montreal). Los franceses impusieron sus leyes (Código Civil), religión (católica) y su lengua en los nuevos territorios.

La razón que desencadenó la llegada de más colonizadores franceses fue el lucrativo comercio de las pieles, que pronto avivó a los ingleses establecidos en Nueva Inglaterra (noreste de EEUU actual). Así, Inglaterra se va infiltrando comercial y militarmente en el territorio descubierto por Francia, llamado Québec ("donde la tierra se estrecha", en lenguaje de los indios Algonquines, una de las tribus pobladoras de esta zona) y en 1670 se funda la Real Compañía de la Bahía de Hudson, con un territorio prácticamente soberano en manos británicas, que abarca lo que hoy comprenden las provincias de Manitoba, Saskatchewan, Alberta y los Territorios del Noroeste.

En 1791 el Canada Act dividió Québec en dos provincias: la alta -al oeste, lo que hoy es Ontario-, y el bajo Canada -al este, provincia actual de Québec-. En 1867, la British North America Act unió el Dominio de Canadá (constituida por Ontario y Québec) con Nueva Escocia y Nuevo Brunswick. El British North America Act dio jurisdicción al gobierno federal sobre defensa y relaciones exteriores, ley criminal, moneda y banca, comercio, transporte, ciudadanía y asuntos indios. Las provincias asumieron la responsabilidad de la educación, salud y bienestar, ley civil, recursos naturales y gobierno local. Una jurisdicción conjunta entre el Gobierno federal y las provincias permaneció en áreas como la agricultura e inmigración.

Es en este momento cuando se forma la Confederación canadiense, es decir, nace Canadá, pero no como un país independiente en el estricto sentido de la palabra, ya que su Constitución permanece en Londres, y es necesario para su aprobación y alteración el consentimiento del Parlamento Británico, y en último término del Monarca. En 1870 Canadá compra las tierras propiedad de la Real Compañia de la Bahía de Hudson, lo que permite a Canadá extenderse hasta las montañas Rocosas y el océano Artico, Manitoba queda unida así en dicho año. La Columbia Británica se adhiere a la Confederación en 1871, la Isla del Príncipe Eduardo en 1873,. las provincias de Saskatchewan y Alberta en 1905. Gran Bretaña cede las islas árticas en 1880, y por último en 1949 se une la provincia de Terranova y Labrador. Así queda constituido Canadá en diez provincias y dos Territorios (Noroeste y Yukón).

En 1982, siendo primer ministro federal Pierre Elliot Trudeau, se produce la llamada repatriación de la Constitución, que significa que tanto la alteración como la modificación de la Carta Magna quedada exclusivamente en manos de los canadienses, y no del Parlamento Británico, pasando la figura de la Reina de Inglaterra a tener un papel absolutamente simbólico, en tanto que Reina de Canadá, como lo sigue siendo ahora. El Parlamento canadiense adoptó una nueva Constitución llamada "1982 Constitucion Act", basada en el British North America Act, la cual pasó a llamarse "1867 Constitucion Act". La nueva Constitución añadió la Carta de Derechos y Libertades, y el reconocimiento y afirmación de los derechos de los pueblos aborígenes, así como el mecanismo de reforma constitucional.

Los nacionalistas de Québec, no estuvieron de acuerdo con la nueva Constitución, ya que no se tuvieron en cuenta en su redacción las seculares aspiraciones de la provincia a constituirse como una sociedad distinta dentro de la federación, disparando una dinámica, que llega hasta hoy, de confrontación y recurrente apelación a una revisión constitucional, o, en el caso de alguna parte de la sociedad, a la pura y simple independencia.

Hubo una importante modificación de la Constitución en 1983, que reconoció los derechos de los aborígenes sobre sus tierras y el compromiso de su participación en las conferencias que afectaran a sus derechos.

En junio de 1990 se somete a la votación de las provincias y territorios de Canadá el llamado Acuerdo del Lago Meech, que concedía a Quebec determinados derechos y se le transfería una serie de poderes que otras provincias no tenían a su vez cedidos. Dicho Acuerdo se frustró por la negativa de dos provincias a aceptarlo. En octubre de 1992, y después de largos debates se trató de poner punto final a las reinvindicaciones de Québec, mediante los Acuerdo de Charlottetown. Se celebra un referéndum en todo Canadá, y unos por demasiado federalistas y otros por demasiado nacionalistas, echan abajo la nueva posibilidad de entendimiento. El último referendum celebrado en Quebec en 1996 se salda con un escasísimo margen favorable a los no partidarios de la independencia.

Relaciones exteriores

Sistema Político.

En Canadá, la política extgerior es competencia exclusiva del Gobierno federal, aunque se procure tener en cuenta en todo momento las necesidades de las provincias y de los territorios en el área internacional.

La política exterior canadiense se ha caracterizado desde mediados de los sesenta por sus iniciativas diplomáticas para favorecer el desarrollo del entendimiento internacional en cuestiones tan cruciales como la defensa de los derechos humanos, la protección del medio ambiente, el desarme y la limitación del armamento nuclear, la cooperación en materia de recursos energéticos y la cooperación al desarrollo.

En lo que se refiere a las relaciones bilaterales de Canadá, en los últimos veinte años se ha asistido a una progresiva reducción de la influencia británica y francesa, al tiempo que ha crecido de forma muy significativa el peso de Estados Unidos de América. Desde un punto de vista estrictamente económico, es evidente que el principal eje exterior canadiense lo conforma Estados Unidos, y pese al temor de "satelización", el Parlamento canadiense aprobó en 1988 la firma del Acuerdo de Libre Comercio con Estados Unidos (fue el punto central de las elecciones legislativas canadienses de 1988) que entró en vigor en enero de 1989. Y en 1993, el órgano legislativo canadiense pasó la Ley del Acuerdo de Libre Comercio para Norteamérica (NAFTA), que entró en vigor el 1 de enero de 1994.

Aparte de Estados Unidos, Canadá mantiene buenas relaciones con los otros integrantes del llamado G-7 (Estados Unidos, Japón, Francia, Reino Unido, Alemania e Italia), del cual es miembro. Con la Unión Europea firmó en Diciembre de 1996 el Plan de Acción y una Declaración Política, destinada a incrementar el nivel de relaciones en muchos campos.

En los últimos años es llamativa la importancia que van cobrando las relaciones con las naciones del sudeste asiático y del Pacífico, especialmente con Japón y Corea del Sur, y recientemente con China. A ello hay que unir las tradicionalmente buenas relaciones con Australia y Nueva Zelanda, que se han visto fortalecidas en el área comercial.

Quizá por la firma del Acuerdo de Libre Comercio para Norteamérica están cobrando tambien un mayor relieve las relaciones con América Latina.

Organización Político-administrativa

Sistema Político.

Canadá es una monarquía constitucional cuya cabeza es la Reina Isabel II de Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte, y está representada a nivel federal por el gobernador general y un vicegobernador en cada provincia. En la práctica, es un Estado federal Parlamentario constituido por los tres poderes que integran el Estado de Derecho.

Gobierno.

El poder ejecutivo lo constituye el primer ministro con su Gabinete. El primer ministro es el líder del partido político al cual el gobernador general solicita que forme Gobierno, y suele ser el partido con mayor representación en la Cámara de los Comunes. Tiene el poder de recomendar al gobernador general la disolución del Parlamento, y es también responsable del nombramiento de la organización de su Gabinete. Recomienda al gobernador general el nombramiento de los vicegobernadores de las provincias, los portavoces del Senado, los presidentes de todos los Tribunales, así como recomienda a la Reina el nombramiento del gobernador general, aunque este hecho deriva de una consulta previa realizada con su Gabinete.

Parlamento.

El poder legislativo reside en el Parlamento de Canadá. Este está formado por la Reina, que delega su autoridad en el gobernador general, una Cámara Alta, el Senado y una Cámara Baja, la Cámara de los Comunes.

Los 112 miembros vitalicios (hasta la edad de 75 años) de la Cámara Alta o Senado, los senadores, son elegidos por el gobernador general a propuesta del primer ministro, mientras que los 295 miembros de la Cámara de los Comunes son elegidos por un período máximo de cinco años por sufragio universal de los ciudadanos canadienses mayores de dieciocho años.

El Senado se constituyó para proteger los intereses de las regiones menos pobladas de Canadá en aquellos asuntos bajo jurisdicción federal. Por lo tanto, los miembros del Senado siguen el principio de la representación regional, y no en base a la población, como la Cámara de los Comunes. El Senado realiza tres funciones básicas: en el aspecto legislativo, revisa las leyes del Gobierno, ya procedan de la Cámara de los Comunes, o del propio Senado; en su papel como órgano de debate, el Senado se constituye como foro de discusión sobre temas de interés público; por último, en su papel de investigación, el Senado examina temas importantes sociales y económicos: pobreza, desempleo, inflación, relaciones Canadá-Estados Unidos, etc. El Senado tiene el mismo poder de veto que la Cámara de los Comunes. La aprobación de una ley requiere el voto favorable en ambas Cámaras. No obstante, la autoridad legislativa del Senado tiene dos limitaciones: una, el requisito de que los proyectos de ley que versen sobre ingresos o gastos fiscales deben emanar de la Cámara de los Comunes, y en segundo lugar, en las reformas de la Constitución la Cámara Alta tiene solamente un veto suspensivo, es decir en el supuesto de que si no aprueban las reformas propuestas por la Cámara de los Comunes, una vez pasados ciento ochenta días, la enmienda constitucional aprobada por la Cámara baja entrará ineludiblemente en vigor. (Artículo 47 de la Constitution Act, 1982.)

Poder Judicial.

El poder judicial es independiente y es ejercido, en distintos niveles, por los Tribunales federales y provinciales. Una interesante particularidad del sistema judicial canadiense consiste en que, aunque en su mayoría procede del Common Law británico, en la provincia de Québec impera el derecho civil codificado de tradición francesa. Las autoridades federal y provincial se reparten la administración de los Tribunales. El sistema judicial federal, establecido por el Parlamento, comprende el Tribunal Supremo de Canadá, con sede en Ottawa, el Tribunal Federal (con dos divisiones: Tribunal federal de Apelación y División de Primera Instancia) y una serie de Tribunales especiales (fiscal, de apelación en corte marcial, etc.) El sistema judicial provincial, constituído bajo legislación provincial, comprende generalmente un Tribunal Supremo o Superior, tribunales de distrito (excepto en Québec), y Tribunales de Primera Instancia.

Provincias. Competencias.

En cada provincia, la Corona de Inglaterra está representada por un Vice-gobernador general. El vicegobernador nombra al gobierno provincial, que ha de contar con el apoyo mayoritario de la Asamblea unicameral de la provincia, elegida cada cinco años por sufragio universal. Los territorios son administrados por un comisario, nombrado directamente por el Gobierno federal y responsable ante la Asamblea territorial, elegida por sufragio universal cada cuatro años. Las Asambleas territoriales disponen de menos autonomía que las provinciales.

De forma sucinta puede decirse que las provincias tienen competencia en materia de imposición directa dentro de la provincia, endeudarse con su propia garantía, gestión de prisiones provinciales; hospitales; compañías establecidas y constituidas en la provincia; obras públicas provinciales (a excepción de los parques naturales); derechos de propiedad; derechos civiles en su territorio; asistencia social ("welfare"); administración de justicia, Tribunales y control del cumplimiento de las leyes provinciales. El gobierno federal se reserva competencias plenas en materia de imposición general y nacional; defensa; política exterior; deuda pública federal; regulación del comercio, aduanas y aranceles; politica monetaria y banca; navegación y transportge marítimo; legislación sobre quiebras e insolvencias; patentes; ley de ciudadanía; servicios postales; prestaciones de desempleo; naegación aérea y telecomunicaciones; transporte interprovincial; pesca; legislación penal; penitenciarías federales.

Comparten competencias los Gobiernos federal y provinciales en el caso de la agricultura, la política de inmigración, la sanidad pública y las pensiones de vejez.

Estructura económica de Canadá

Canadá es uno de los países más ricos y desarrollados del mundo. Su sistema económico es de libre mercado donde compiten pequeñas y medianas compañías dirigidas por sus propietarios y grandes compañías multinacionales. Existe un cierto grado de intervención estatal en materia de sanidad, servicios sociales, transportes y telecomunicaciones, aun cuando la tendencia en los dos últimos campos es a la privatización.

Canadá es un país de abundantes recursos naturales. El crecimiento económico de Canadá se ha basado en gran parte en la exportación de productos agrícolas -cereales- y en la explotación y exportación de los recursos forestales y mineros. El desarrollo de la industria canadiense desde la segunda guerra mundial ha convertido a Canadá en una de las diez primeras potencias industriales del mundo. Igualmente ha ocurrido con el sector servicios. El impulso del sector secundario se ha basado en gran parte en la gran dotación de los recursos naturales (entre ellos energía a bajo coste) que han proporcionado "inputs" a gran número de empresas transformadoras. Además de los factores naturales, han influido su proximidad al gran mercado de Estados Unidos de América, la abundante y cualificada mano de obra debido al nivel de educación y a la inmigración, la facilidad al acceso de capitales, jugando la inversión extranjera un papel clave en el desarrollo económico.

Es a partir de los años setenta cuando la industria canadiense empezó a prestar una atención creciente a la investigación, lo que dio lugar a empresas de tecnología punta en los campos de la aeronáutica, comunicación y biotecnología.

Existe una concentración industrial a lo largo de la frontera de los Estados Unidos de América, y sobre todo, en las provincias de Ontario, Québec, Alberta y la Columbia Británica.

La provincia de Ontario es, hasta ahora, el mayor centro económico del país. Su contribución al Producto Interior Bruto a precios de mercado, su población y su empleo representa un 40% aproximadamente del total de Canadá. Toronto es el principal centro financiero y de servicios de Canadá. La industria más importante es la de automoción y del transporte, que son a su vez los más importantes del país.

La provincia de Québec sigue a continuación, con una participación en el PIB, de la población y del empleo de algo mas del 20%, con tyendencia a la baja. La estructura industrial de Québec es más equilibrada que la de Ontario, ya que destacan la producción alimentaria, la de papel y sus transformados, aeronáutica y transporte.

A continuación, figura la Columbia Británica con una participación en el PIB, en población y empleo de algo mas del 10%, con tendencia al alza. Las industrias más importantes (en orden decreciente) son la explotación forestal, la industria del papel y sus derivados, el refino del petróleo, la minería de carbón y la industria alimentaria. La Columbia Británica ha sido la única provincia cuyo PIB no ha experimentado decrecimiento alguno por la recesión, debido sobre todo a los crecientes lazos económicos con el este asiático (Hong Kong, Taiwan, etc.).

En cuarto lugar, se sitúa la provincia de Alberta con una participación en el PIB, de la población y del empleo de algo menos del 10 por 100. Su industria se basa en el refino de petróleo y minería del carbón, alimentaria y química. Aunque la recesión de principios de los 90 afectó a esta provincia ya que hubo una caída del PIB en el año 1991, debido a su saneada situación económica, el retroceso en la producción de bienes y servicios fue mucho menor que la media de Canadá.

Las provincias atlánticas Terranova, Nueva Escocia, Príncipe Eduardo y Nuevo Brunswick, las más pobres, tienen un sector secundario basado en la pesca, minería y explotación forestal. Entre los cuatro tienen un representación en el PIB, población y empleo de algo mas del 7%. Sin embargo, la evolución no fue uniforme en las cuatro provincias, ya que Terranova presentó una mayor caída del PIB que la media, que fue compensada por la mejoría producida en Nuevo Brunswick.

Por último, las dos provincias centrales, Manitoba y Saskatchewan, que aparte de su riqueza agraria -son los mayores productores de cereales- cuentan con recursos energéticos (petróleo, gas, carbón). Manitoba supone algo mas del 3,5% del PIB, población y empleo. Saskatchewan representa en torno al 3 del PIB, población y empleo.

La agricultura y la pesca

La agricultura canadiense, con un peso del 2 por 100 en el PIB, se caracteriza por un alto grado de mecanización y gran tamaño de las explotaciones. El número de explotaciones es de casi 300.000 y su tamaño medio es de unas 225 hectáreas. El 70 por 100 de los 68 millones de hectáreas dedicadas al cultivo se destinan a cereales (trigo, avena, cebada y maíz), forrajes, legumbres, de los que se exporta la mitad aproximadamente. La mayor parte de este tipo de agricultura se encuentra en las provincias de Saskatchewan, Manitoba, y en menor medida, en la de Alberta. Por contra, la producción de hortalizas y soja se concentra en Ontario. En la región del río San Lorenzo -Ontario y Québec- predomina la cría de ganado, especialmente vacas lecheras y cerdo de estabulación, aportando el 70 por 100 del total de la producción láctea, el 60 por 100 de la carne de cerdo y el 50 por 100 de la producción de huevos. En la región de las praderas (Saskatchewan y Manitoba) se encuentran los grandes ranchos de ganado vacuno para carne.

El sector agrario canadiense se enfrenta a graves problemas. Por un lado, los productores de cereales, que no tienen que recibir subsidios para ser competitivos internacionalmente, desearían la desaparición de todo tipo de barreras en el comercio internacional y por otro, los productores de leche y derivados, huevos y aves de corral que abogan por la continuación del sistema hasta ahora existente: el control de oferta, que regula el mercado canadiense por medio de asignación de cuotas a los ganaderos. (La finalidad de este sistema es el mantenimiento del nivel de renta de los ganaderos y conseguir la estabilidad de los precios y de la oferta.) Es decir, la política agrícola canadiense es librecambista en cereales y proteccionista en productos lácteos, huevos, pollos y pavos.

Los bosques constituyen el mayor recurso renovable canadiense. La explotación de la riqueza forestal representa una enorme contribución a la economía de Canadá. Los bosques canadienses producen materias primas para las industrias de madera aserrada, de pasta de madera, de papel y de madera terciada. El valor de los productos forestales esta en torno al 10 por 100 del PIB y supone el 16 por 100 de las exportaciones totales. Canadá es el primer exportador mundial de madera, pasta de madera y papel. La industria forestal está concentrada en las provincias de Québec, Columbia Británica y Ontario.

Los mejores bancos de pesca del Atlántico se encontraban al este de Canadá. La extensión de las 200 millas significó para Canadá el control de la mayor zona de pesca del mundo. La extensión produjo unas enormes expectativas de crecimiento lo que condujo a la creación de fábricas procesadoras de pescado y al aumento del empleo. La sobreexplotación de los caladeros condujo a un mayor control de los stocks, lo que condujo al cierre paulatino de un gran número de fábricas y al aumento del desempleo en las regiones atlánticas. Por otro lado, la NAFO ha establecido una moratoria en la pesca en diferentes áreas de los grandes bancos y para distintas especies. Aunque afecta a todas las provincias atlánticas, la más perjudicada es Terranova, en la que la mayor parte de los ingresos que se obtenían de la pesca han sido sustituidos por transferencias del Gobierno federal a sus habitantes, bien mediante jubilaciones anticipadas, seguro de desempleo o ayuda social.

No es desdeñable la importancia económica de la caza y cría de animales salvajes para la industria peletera.

Minería

Canadá dispone de casi todos los minerales necesarios para el desarrollo de la actividad económica (uranio, cinc, níquel, oro, cromo, platino, plomo, plata) siendo el tercer productor mundial de minerales no combustibles. La contribución de este sector al PIB fue del 4 por 100 en 1992.

Canadá es autosuficiente en recursos energéticos. La producción de energía se basa en los crudos, en la energía hidroeléctrica y en la nuclear. Los recursos minerales (excluyendo los combustibles) se encuentran a lo largo de todo el territorio nacional, pero ocupa el primer lugar, Ontario con el 35 por 100 del total, seguido a gran distancia por Québec con 15 por 100, la Columbia Británica con 11 por 100, Saskatchewan con 8 por 100, Alberta con 6 por 100, Manitoba con 6 por 100 y el resto, las demás provincias. En cuanto a los recursos energéticos, Canadá ocupa uno de los primeros lugares en el mundo. Este país tiene además, la economía más intensiva en energía del mundo, debido al elevado nivel de vida, al clima duro y riguroso y a las grandes distancias. El sector energético aporta alrededor del 9 por 100 del PIB, emplea al 3 por 100 de la población activa y supera el 10 por 100 del valor de las exportaciones totales. La explotación de los recursos energéticos se concentra en Alberta, luego la Columbia Británica y Saskatchewan.

La energía eléctrica es, sobre todo, de origen hidráulico (más de las tres cuartas partes). Se concentra en la Columbia Británica, Québec y Manitoba. La energía nuclear significa el 15 por 100 del total de la energía eléctrica y es utilizada en Ontario y Nueva Escocia. El resto de la energía eléctrica es producida por carbón.

Industria

El sector secundario ha estado decreciendo su peso relativo en el PIB desde los años 70 hasta la fecha. Las causas de este declive son varias:

  • Dificultad en la recuperación de la recesión de 1981-1983 cuyos problemas se arrastraron y aumentaron en la sufrida en el bienio 1990-1992 con la consiguiente desaparición de gran número de empresas, reestructuración y aumento constante del sector servicios.

  • El empleo industrial siguió los avatares de la producción manufacturera, ya que pasó de representar el 20 por 100 en 1975 al 13 por 100 de la población activa en 1992. Los productores industriales no están distribuídos de una manera uniforme a lo largo del país, sino que la mayor parte de ellos se encuentran al lado de la fuente de los recursos naturales correspondientes. Así pues, la actividad fabril está localizada sobre todo en Ontario y Québec, y a gran distancia, en la Columbia Británica. Suele, además, la producción industrial asentarse dentro de las grandes áreas metropolitanas, aun cuando se observa recientemente un proceso de relocalización industrial ya que las unidades industriales tienden a abandonar los núcleos urbanos para establecerse en polígonos industriales diseñados al efecto.

Los principales sectores industriales son: equipos de transporte, pasta de celulosa y papel, minerales metálicos, alimentación, electrónico y eléctrico, químico y el del refino del petróleo. En los últimos años, la industria canadiense de la telecomunicación e ingeniería ha pasado a ocupar un lugar preponderante a escala mundial. La producción de equipo de transporte es tanto el primer sector industrial como el primer exportador.

Se esperaba que el Acuerdo de Libre Comercio entre Estados Unidos de América y Canadá impulsaría al sector del automóvil, ya que fueron eliminados los derechos arancelarios entre los dos países. Sin embargo, con le paso del tiempo no parece que haya sido así, más bien al contrario, ya que varios productores de recambios han terminado cerrando sus fábricas en Canadá para establecerse en Estados Unidos, y fabricantes de coches, como General Motors han cerrado varias plantas.

Esta caída de actividad, junto con problemas de definición del contenido nacional y los mayores costes de instalación y mantenimiento (seguridad social) en este país, puede hacer que empresas canadienses que tambien sirven el área americana terminen trasladándose igualmente a Estados Unidos.

La industria del hierro y acero, protegida esta última por la frecuente imposición de derechos "antidumping" a la competencia extranjera, tuvo unos años boyantes a finales de la década de los ochenta, pero ha vuelto a caer en números rojos, lo que ha llevado a la reestructuración del empleo y de la producción.

El sector industrial de Canadá ha recibido una gran inversión extranjera, sobre todo, como es lógico, de Estados Unidos. El control extranjero del sector industrial se cifra en torno al 52 por 100. En productos químicos y textiles es del 72 por 100; en productos eléctricos, del 66 por 100 y en madera y papel, del 45 por 100.

Balanza comercial de Canada

Canadá cuenta con un sector exterior importante. Las exportaciones de bienes significan alrededor del 28 por 100 del PIB. Sus exportaciones e importaciones de bienes y servicios tienen una participación del 65 por 100, correspondiendo el 32 por 100 a las exportaciones, y el 33 por 100 a las importaciones.

La balanza de mercancías es tradicionalmente superavitaria. La mayor parte de sus importaciones son productos acabados, cerca de un 70% por 100, seguidos de los productos intermedios, un 20% por 100, materias primas no comestibles, 5 por 100, y animales vivos, alimentos, bebidas y tabaco el resto. Las exportaciones, por su lado, gozan de la misma estructura que las compras pero en distinta proporción: los productos acabados representaron algo mas del 40% del total, los productos intermedios, algo mas del 30 %, las materias primas no comestibles, algo mas del 10%, y animales vivos, alimentos, bebidas y tabaco un 10%.

Dentro de los productos acabados y en ambas vertientes, destaca el peso de los vehículos automóviles y camiones junto con los motores y sus partes. Sumándose estos bienes, resulta una proporción de mas del 30% de los productos acabados por el lado de las importaciones y de mas del 50% del lado de las exportaciones.

Una partida importante en el comercio exterior son los ordenadores. Por el lado de la exportación, destaca el Papel y Cartón que representa cerca del 15% del total. Si sumamos las exportaciones de coches, camiones y sus partes junto con las de papel y cartón, su contribución al total de las ventas al exterior sería de cerca del 40%.

Los Estados Unidos de América, Japón, el Reino Unido y Alemania son sus principales clientes y suministradores. Destaca la preponderancia del primero de los países, peso que deberá seguir aumentando a compás de la integración comercial norteamericana en el marco de la NAFTA. Canadá mantiene superávit comercial con los Estados Unidos mientras que con el resto de sus socios principales comerciales registra déficit. Es notorio el salto que ha dado Méjico como suministrador en los últimos años. Lo lógico es que esa tendencia se consolide en el futuro.

El régimen de comercio canadiense

Aranceles

Canadá es parte contratante del GATT. La reglamentación arancelaria canadiense queda recogida en el Custom Tariff Act. Desde el 1 de enero de 1988, el arancel canadiense emplea para la clasificación de las mercancías la nomenclatura del Convenio Internacional del Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mercancías, del Consejo de Cooperación Aduanera de Bruselas.

Existen cuatro tipos de tarifas: la tarifa preferencial británica, aplicable a las importaciones procedentes de países miembros de la Commonwealth (conviene especificar que el Reino Unido y la República de Irlanda reciben el tratamiento de nación más favorecida); la tarifa de nación más favorecida, aplicable a la mayoría de los países desarrollados (España entre ellos); la tarifa preferencial general, destinada a determinadas importaciones originarias de países en vías de desarrollo y la tarifa general, la más elevada. La tarifa preferencial general es, por término medio, de un 10 a un 15 por 100 inferior a la de nación más favorecida.

Desde 1985 las tarifas arancelarias son, en su mayoría <<ad valorem>> sobre el valor de transacción de la mercancía, tal y como establece el GATT en el código de aplicación de su artículo VII: el precio pagado o por pagar, según factura, de los bienes importados. Los aranceles suelen aplicarse sobre el valor CIF en aduana. Existen métodos alternativos de valoración para situaciones específicas (transacciones vinculadas) en las que el valor de transacción no resulte aceptable. También existen derechos específicos para algunos productos y, en algunos casos, se aplican derechos <<ad valorem>> y específicos combinados.

El mercado canadiense es un mercado muy competitivo. Se importan productos prácticamente de todo el mundo. Por otro lado, la sociedad canadiense es una sociedad opulenta, con necesidades de consumo diferentes a los de satisfacción de necesidades básicas. Teniendo en cuenta la estructura de la población, se pronostica para Canadá en los años venideros un incremento de la demanda en los sectores de vivienda, equipamiento doméstico (mobiliario, electrodomésticos) y de servicios, de ocio y de productos para la infancia.

Canadá tiene los derechos arancelarios más altos entre todas las naciones industrializadas. Los tipos medios del arancel presentan gran dispersión, aunque en líneas generales puede decirse que no hay prácticamente derechos sobre las materias primas y productos exóticos, y los tipos tienden a aumentar conforme se incrementa el grado de acabado de las importaciones. Los tipos más elevados oscilan entre el 20 y 30 por 100.

Barreras no arancelarias

Sin embargo, a medida que los derechos disminuyen en importancia, el impacto de barreras no arancelarias ha llegado a ser evidente: una reglamentación sanitaria excesiva, p.ej., está prohibida la importación de productos cárnicos de vaca y de cerdo procedentes de países que vacunan a estos animales contra la fiebre aftosa; exigencias muy estrictas en el etiquetaje y en los recipientes; no respeto a las denominaciones de origen; existencia de licencia de importación en la mayor parte de los productos agrícolas que pueden competir con las mercancías canadienses; cuotas de importación (productos lácteos, huevos y aves de corral); establecimiento de derechos anti-dumping y compensatorios a las importaciones de productos siderúrgicos etc.

Según un estudio realizado por los Consejeros Comerciales de los países de la Comunidad Europea en 1989, las exportaciones de la CEE a Canadá estaban afectadas por las barreras no arancelarias en mas del 15% de las ventas comunitarias. Dichas trabas no arancelarias, en gran medida, siguen persistiendo.

Estas restricciones no arancelarias canadienses a veces responden a las propias dificultades con las que se encuentran los exportadores canadienses en el mercado estadounidense, quienes finalmente utilizan como última alternativa expulsar al competidor extranjero de su mercado interior, acusándoles de realizar dumping y/o de recibir subsidios a la exportación en el país de procedencia.

Se cree que existen en Canadá más de 500 barreras no arancelarias entre los entes provinciales canadienses, que limitan la libre circulación de bienes y servicios dentro del mismo territorio canadiense; entre las más llamativas destacan: la prohibición de vender bebidas alcohólicas en una provincia que no las haya producido o importado, el sistema de gestión de los productos agrícolas, los concursos de compras públicas, restricciones a la movilidad de la mano de obra. La existencia de estos obstáculos internos a la libre circulación de bienes y servicios tiene un alto coste económico y resulta incoherente que un país tan volcado al exterior -de cada cinco empleos uno está en el sector exportador- y que además ha establecido con sus dos países vecinos -Estados Unidos y México- el libre comercio existan barreras entre las provincias a la libre circulación de bienes y servicios. El gobierno anterior consiguió que todas las provincias firmaran un acuerdo en agosto de 1990 para entrar en vigor en enero de 1991 -Québec se adhirió en marzo de 1991- con el fin de eliminar antes de 1994 todas las discriminaciones entre las provincias por origen del bien o del servicio. Entre los objetivos a alcanzar figura el abandono de la política de compras preferenciales por los gobiernos provinciales para las adquisiciones de bienes o servicios de más de 25.000 dólares, excluyéndose de este compromiso las compras con fines de desarrollo regional y las realizadas por las sociedades públicas. Aunque se ha obtenido algún resultado positivo, se está aun lejos de llegar al objetivo marcado.

Régimen de importaciones

El régimen de importación canadiense, regulado por el Canada Customs Act, corresponde a un modelo de intercambio comercial liberalizado. La mayoría de las importaciones no requieren, pues, autorización de ningún tipo. Sin embargo, algunos bienes sólo pueden ser importados previa obtención de una licencia. Es el caso de: determinadas drogas; unos cuantos productos agrícolas (productos lácteos, huevos y derivados, aves de corral, etc.); ciertos productos textiles, prendas de vestir, ciertas especies animales y vegetales en vías de extinción; gas natural; material y equipo de generación o uso de energía nuclear; productos siderúrgicos y armamento. En algunos casos, en particular en lo que se refiere a ciertos productos agrícolas, como los lácteos, la política oficial es no conceder nunca licencias.

El Export and Import Permits Act de 1987 incluye una lista de control de importaciones en la que se especifican todas las mercancías cuya importación en Canadá esta prohibida.

Las importaciones de prendas de vestir y de determminados productos textiles procedentes y originarios de países de bajos costes de producción (Corea del Sur, Hong Kong, Taiwan, R.P. China) están sujetas a contingentes acordados bilateralmente, de acuerdo con las disposiciones del Acuerdo Multifibras (AMF) negociado en el marco del GATT.

Las solicitudes de licencia deben ir acompañadas de factura proforma; las autoridades aduaneras pueden exigir más documentos. El período de validez de una licencia es de treinta días; pueden negociarse prórrogas. Las licencias son transferibles. Las licencias de importación son expedidas por la Dirección de Control de Importaciones del Ministerio de Asuntos Exteriores. Cualquier información suplementaria puede solicitarse a este organismo:

Department of Foreign Affairs & International Trade
Special Trade Relations Bureau
Lester B. Pearson Bldg., 4C
125 Sussex Drive
Ottawa, Ontario
K1A 0G2

Inversiones extranjeras

De 1985 data la existencia de la ley canadiense sobre la inversión extranjera en Canadá, Investment Canada Act. Esta ley regula sólo los capitales que se invierten en Canadá y no la inversión de capital de los residentes de este país en el extranjero, que es totalmente libre.

El contenido del Investment Canada Act es simple: no se necesita ningún tipo de autorización federal, sólo notificación al Gobierno central para el establecimiento de nuevos negocios o la adquisición de firmas existentes cuando los activos no superan los 5 millones de dólares para inversiones directas y 50 para las indirectas. Puede haber alguna excepción si el Ministro de Industria recomienda que por interés público la inversión debe ser examinada por el Consejo de Ministros y el permiso debe ser objeto de autorización federal.

Los techos mencionados son diferentes cuando el inversor es estadounidense. En 1993, el techo era de 152 millones de dólares. Sin embargo, este mismo techo con los EEUU se rebajaba a 5 millones, igual que para terceros países, cuando el sector es uno de los siguientes: uranio, servicios financieros (excepto en nuevas entidades en los seguros de vida), servicios de transporte y negocios culturales. Las inversiones indirectas con Estados Unidos no necesitan autorización federal. Además de las restricciones establecidas por la legislación federal, existen diversas limitaciones fijadas por las distintas provincias, en el ámbito de sus competencias legislativas. Unas exigen mayoría de ciudadanos canadienses en los consejos de administración de las sociedades constituidas en sus respectivos territorios. Otras controlan de forma muy estricta la propiedad inmobiliaria. Otras limitan la propiedad extranjera de suelo rústico.

El organismo encargado de la gestión de las inversiones extranjeras al amparo de la Investment Canada Act es la Agencia gubernamental denominada Investment Canada. Fue, como la ley, creada en 1985 y está encuadrada dentro del Ministerio de Industria, Ciencia y Tecnología de Canadá aunque el anterior gobierno conservador separó la Dirección de Promoción de Inversiones y la incluyó en el Ministerio de Comercio Internacional.

Sus finalidades son varias: promoción de las inversiones en Canadá; investigación sobre inversiones, estudios de las posibles inversiones extranjeras en beneficio del país y sus ciudadanos. Para ello tiene en cuenta: el efecto sobre el empleo, sobre la exportación, los servicios, grado e importancia de la participación en la industria afectada, efectos sobre la productividad, eficiencia industrial, desarrollo tecnológico, innovación del producto etc.

Los Gobiernos canadienses, tanto el Federal como los Provinciales, favorecen la inversión. Las medidas de estímulo de las inversiones locales son casi totalmente aplicables a la inversión extranjera.

Los incentivos son muy variados: desde subvenciones a fondo perdido, hasta asistencia y asesoramiento técnico, pasando por participación en el capital social. Su generosidad tiene en cuenta el grado de desarrollo industrial y/o comercial de la zona, así como el índice de desempleo.

Canadá es un país receptor neto de inversiones extranjeras. Las inversiones extranjeras en Canadá no han cesado de crecer. El mayor inversor, naturalmente, son los Estados Unidos de América con el 62 por 100 del volúmen total de capital extranjero invertido en Cana. Las inversiones de EEUU se concentran en el sector fabril, seguido del sector del petróleo, del gas natural y del sector financiero.

A continuación figura el Reino Unido, cuyas inversiones representan un volúmen total de algo menos del 20% del total de inversiones extranjeras en Canada, de los que algo menos del 40 por 100 era en el sector financiero y el 35 por 100 en el fabril. Seguidamente se encuentra Japón, en los sectores financiero, comercio y finanzas.

Si el análisis se hace por sectores, son las industrias fabriles las mayores receptoras de capital extranjero. Su stock supone algo mas del 45% del total. Dentro de las fabriles destaca el subsector de hierro y productos férreos, con el 13%; a continuación el de productos químicos, con el 8 por 100 y las manufacturas de papel y madera con el 7 por 100.

El segundo sector receptor en importancia es el de las finanzas, con cerca del 20 por 100 del total; a continuación figuran el petróleo y gas natural con el 17 por 100 del total.

En cuanto a las inversiones de capital de Canadá en el extranjero no han parado de crecer a lo largo de los años. El país que recoge mas del 60 por 100 del stock de capital de Canadá en el extranjero son los EEUU, y en el sector manufacturero principalmente. A continuación figura el Reino Unido. Seguidamente, se encuentran Australia, Bermudas, Brasil, Bahamas y Francia. Destaca la importancia que recientemente estan adquiriendo las inversiones de Canada en Latinoamárica (Chile, con quien ha firmado un Acuerdo de Libre Cambio en 1996, Méjico y Cuba).

Constitución de empresas

El derecho canadiense está basado en el sistema británico del "Common Law", con la única excepción del de Québec, que procede de la tradición francesa del Derecho Civil. Hay que tener en cuenta que en Canadá existen, además, varios derechos societarios: la ley de sociedades federal (Canada Business Corporations Act) y las leyes de sociedades de cada una de las provincias y territorios.

Las principales formas de establecimiento mercantil existentes en Canadá son básicamente cuatro: la empresa individual ("sole propietorship"), la asociación general o limitada ("general or limited partnership"), la sociedad por acciones o corporación pública o privada ("public or private corporation").

1. Empresa individual ("Sole propietorship")

No existe regulación específica para este tipo de establecimientos. Cada provincia dicta las normas relativas a aquellos establecimientos que desarrollen su actividad en ellas. Como norma general, no es necesario registrar la compañía, a menos que sus actividades se desarrollen bajo nombre distinto del del propietario. Este tipo de empresa no está sujeta a auditorías, pero debe mantener disponible para inspección unos adecuados informes contables y financieros.

2. Sociedad ("Partnership")

Supone una relación comercial entre personas que desarrollan conjuntamente un negocio con ánimo de lucro. Las sociedades pueden ser de dos tipos, generales y limitadas, las cuales corresponden a las sociedades civiles y en comandita en España, respectivamente. En el "general partnership" cada socio es responsable de forma ilimitada y solidaria de las obligaciones y deudas de la empresa. El "limited partnership" comprende uno o varios socios generales y uno o varios limitados, cuya responsabilidad se limita a su aportación en la sociedad, y sin la facultad de poder tomar parte activa en la gestión de la sociedad.

3. Sociedades anónimas o corporaciones ("Corporations")

Posee personalidad jurídica propia, distinta de la de sus propietarios o accionistas. No existe exigencia de capital mínimo, ni de número de accionistas para la constitución de una sociedad, salvo en el caso de las instituciones financieras. Las corporaciones deben celebrar juntas generales de accionistas por lo menos una vez cada 15 meses y están obligadas a llevar libros de contabilidad y a pasar una auditoría anual.

Establecimiento de una empresa

Una empresa extranjera que considere establecerse en Canadá puede optar entre varias posibilidades:

  • Si desea actuar sin socios, puede optar entre crear una sucursal o una filial, excepto en el caso de que se pretenda establecer una institución bancaria, donde no está permitido crear sucursales.

  • Si opta por compartir los riesgos con socios locales, puede o bien constituir una "joint venture" o bien adquirir participaciones o la totalidad del capital de una sociedad canadiense.

  • Otras formas serían la elección de un franquiciado, de reunirse las condiciones para ello.

Filial y sucursal

Por motivos fiscales y de imagen, la mayoría de las empresas extranjeras prefieren establecer una filial antes que una sucursal. Los motivos son:

  • Desde un punto de vista formal, la constitución de la filial es más sencilla que la sucursal.

  • La compañía extranjera es responsable de los actos, deudas y obligaciones contractuales de la sucursal, no siendo así en el caso de la filial.

  • La filial posee personalidad jurídica distinta respecto de la matríz, lo cual facilita la compraventa y prestación de servicios entre ambas.

  • La filial goza de la ventaja que supone su mayor carácter "canadiense". Esto implica una diferente imagen, ya que la sucursal tiende a ser asociada con la presencia "extranjera". Además, la filial tiene más fácil acceso a los mercados públicos.

"Joint Ventures"

Este concepto no está del todo definido en Canadá. En general, designa una asociación temporal entre dos o más partes con un objetivo común, sin implicar una entidad con personalidad jurídica propia. No existe regulación específica al respecto. No obstante, la jurisprudencia ha ido definiendo las características propias de esta clase de asociaciones. De este modo, podrían definirse como "una agrupación o asociación de personas, físicas o jurídicas, que se comprometen por contrato a buscar un beneficio común, combinando sus respectivos recursos, sin formar una asociación en el sentido legal o una corporación".

Normalmente un acuerdo de "joint venture" será alcanzado una vez que los participantes hayan establecido sus derechos y obligaciones. Dicho acuerdo permitirá lograr los objetivos fijados y debería también recoger mecanismos que permitan solventar los problemas que puedan surgir entre las partes, así como mecanismos que faciliten un cambio en la participación en la "joint venture" de cada uno de los miembros, métodos de control y toma de decisiones, etc.

ALGUNAS DE LAS EMPRESAS ESPAÑOLAS ESTABLECIDAS EN CANADA

NORTH AMERICAN STAINLESS

P. O. Box 69540
Oakville, Ontario
L6J 7R4

Tel: 905-469-9037
Fax: 905-469-1760

Sr. Luis de la Fuente

Actividad: Comercializadora de productos de acero.
(Dependiente de Acerinox).

BANCO CENTRAL HISPANO

330 Bay Street
Toronto, Ontario
M5H 2S8

Tel: 416-365-7070
Fax: 416-365-7850

Sr. John Estruch

PETRESA CANADA INC. (PCI)

5250 Blvd. Bécancour, RR3
Bécancour, Québec
G0X 1B0

Tel: 819-294-1414
Fax: 819-294-2626

Sr. Jaime Berbes

Actividad: Productor de alquilbenceno lineal.

Inversiones entre Canadá y España

Dentro de la inversión española en Canadá destaca el Banco Central, con una filial en Toronto; existen varias empresas comercializadoras con capital español: una de tubos de acero, otra de productos siderúrgicos; otra de minería y comercio de minerales; otra de mecanismos articulados para toldos; una agencia de viajes; una comercializadora de válvulas y otra de comercio al por mayor, aparte de otras empresas fabriles importantes con capital mixto hispano-canadiense.

En lo que respecta al stock de inversiones canadienses en España, el montante de capitales es mucho mayor que el correspondiente español en Canadá: existen veintidós empresas españolas con más de 100 millones de pesetas de participación directa canadiense cada una; 16 con una inversión directa entre 25 y 100 millones; y 143 con una participación directa canadiense menor de 25 millones de pesetas.

Sectores de interés para la inversión española

Canadá es uno de los países desarrollados con más recursos naturales. Ello ha facilitado la inversión extranjera en sectores que utilizan materias primas naturales. Esto, unido a la abundancia y bajo coste de la energía, y a la proximidad del mayor mercado desarrollado del mundo, atrajo al pequeño grupo de empresas españolas implantadas actualmente en Canadá. La incorporación de México al gran mercado americano debería aumentar la presencia de inversores españoles en este país.

Relaciones comérciales hispano-canadiense

Importaciones canadienses procedentes de España

Los derechos canadienses son relativamente altos en lo que afecta a productos españoles. Rozan el 25 por 100 en textiles y se encuentran entre el 15 y el 23 por 100 los derechos que gravan el calzado, muebles, juguetes, material telefónico, etc. Aproximadamente el 70 por 100 de nuestra exportación en valor se enfrenta a derechos arancelarios superiores al 10 por 100.

Las compras canadienses a España son, en su mayoría, bienes industriales, aun cuando desde 1989 se advierte un crecimiento de los alimenticios; así, en 1988 los pesos relativos eran 87,7 y 12,3 por 100, respectivamente, y en 1992 han sido de 81,6 y 18,3 por 100, respectivamente.

Si repasamos las secciones en la importación canadiense procedente de España, destacan con una participación entre el 10 y el 12 por 100 los siguientes capítulos: "Máquinas, material eléctrico y equipos de sonido e imagen", "Plásticos y caucho", "Calzado" en tercero y "Alimentos preparados, bebidas y tabaco" en cuarto lugar.

Seguidamente se colocan los "Productos químicos", con un peso relativo del 9 por 100; y "Metales comunes y sus manufacturas", con el 8 por 100. Alrededor del 6 por 100 figuran "Productos minerales", "Manufacturas de minerales y vidrio"; "Instrumentos ópticos, musicales y médico-quirúrgicos" y "Productos vegetales".

Si el análisis se realiza a través de los capítulos, el más importante es el del Calzado, polainas, botines y artículos análogos con mas del 12 por 100 de participación. A continuación, figura el capítulo de Caucho y sus manufacturas con el 10 por 100. Seguidamente, se coloca el de "Máquinas, aparatos y material eléctrico y sus partes" con el 7 por 100 de participación. Entre el 5 y el 6 por 100 del peso relativo, se encuentran "Preparaciones de legumbres y hortalizas"; "Reactores nucleares, calderas, máquinas"; "Productos cerámicos"; "Productos químicos orgánicos" e "Instrumentos y aparatos de óptica, fotografía".

Alrededor del 4 por 100 representan los "Combustibles minerales, aceites minerales", "Manufacturas de fundición de hierro y acero" y "Bebidas, líquidos alcohólicos y vinagre".

Por último, los capítulos de "Legumbres y hortalizas, plantas, raíces" y "Fundición de hierro y acero" representan el 2 por 100, respectivamente; y el 1 por 100 aproximadamente el capítulo de "Frutos comestibles, cortezas de agrios o de melones".

Las provincias canadienses importadoras de productos españoles son tradicionalmente Ontario, con mas del 50 por 100 del total, Québec, con un 35 por 100 aproximadamente, y la Columbia Británica, con algo mas del 5 por 100.

Exportación canadiense a España

La exportación canadiense a España está constituida en su mayor parte de materias primas y productos intermedios.

Sin embargo, se advierte recientemente una ligera mayor diversificación, no sólo por el hecho de aparición de nuevas mercancías, sino también por la disminución, relativa, del peso de las tres secciones mayoritarias ("Productos Minerales", "Papel y libros" y "Máquinas, material eléctrico, equipos de sonido e imagen"), por mas que todavía supongan entre las tres algo mas de la mitad.

Si el análisis de las exportaciones canadienses a España se hace por capítulos, se observa que nueve capítulos copan prácticamente mas del 70 por 100. Los más importantes son: el de minerales, escorias y cenizas, con una participación de mas del 32 por 100; la fundición de hierro y acero, con un 8 por 100; el de papel y cartón, con un peso del 7 por 100; alrededor del 5 representan los reactores nucleares, calderas, etc., el de pasta de madera, el de pescados, crustáceos, etc., y alrededor del 3 por 100 se hallan los capítulos de sal, azufres, ..., el de navegación aérea o espacial, el de cobre y manufacturas de cobre, y el de legumbres, plantas y hortalizas.

Las exportaciones canadienses a España tienen su origen principalmente en las provincias de Ontario, en un 23 por 100, Québec, en un 20 por 100, de la Columbia Británica en un 20 por 100, y por Yukón en un 13 por 100.

Sectores de interés para la exportación española

Con el Acuerdo de Libre Cambio con EEUU primero, y con el NAFTA despues no resulta fácil pronosticar qué productos españoles podrían mejorar sus ventas en Canadá. Conviene recordar que la protección media arancelaria en Canadá está alrededor del 10 por 100, y para algunos productos puede llegar a alcanzar el 25 por 100, entre ellos el calzado. Estas barreras desaparecerán con los Estados Unidos en 1998 y con México se eliminarán, en su mayor parte, gradualmente a lo largo de diez años. Con esta perspectiva, los bienes españoles con más futuro en este mercado serían las mandarinas y clementinas, aceite de oliva, anchoas, diferentes clases de zumos, productos químicos, penicilina, antibióticos, pigmentos y preparaciones a base de dióxido de titanio, resinoides, electrodos de carbón o de grafito. Estos productos entran en Canadá generalmente libres de derechos, ya que la mayor parte de los productos restantes que constituyen la exportación española a este país se enfrentan a la competencia de México y de los Estados Unidos y por ende al pago de mayores derechos arancelarios, lo cual conlleva a un mayor precio final. Recientemente la exportación española a Canadá está registrando crecimientos importantes (desde 1989 eran normales las caídas continuas), originados exclusivamente por la depreciación del valor de la peseta con respecto al dólar -un 25 por 100 comparado con el valor medio de 1992-, que ha conseguido compensar e incluso superar las diferencias arancelarias en relación a Estados Unidos y México.

HISTORIA HISPANO-CANADIENSE

LOS SOLDADOS DE NOOTKA: TROPAS COLONIALES ESPAÑOLAS EN CANADA A FINALES DEL SIGLO XVIII.

Cuando España estableció un puesto permanente en Nootka en 1790, envió allí una compañía de guarnición, la Primera Compañía franca de Voluntarios de Cataluña. Este fue el primer grupo relativamente importante de europeos que llegaba a la isla de Vancuver con el propósito de permanecer en ella durante más que una temporada. Militarmente hablando, esta unidad fue la primera apostada en lo que hoy es la Columbia Británica, y construyó la primera fortificación al estilo europeo -una batería de artillería- en lo que hoy es la costa canadiense del Pacífico.

El establecimiento de Nootka desencadenó una crisis que estuvo a punto de provocar una guerra entre Gran Bretaña, España y Francia. Afortunadamente, prevaleció la templanza. La solución diplomática a la crisis de Nootka, resuelta en Europa, preveía que la plaza debería evacuarse puesto que nadie deseaba ir a la guerra. Pero en el interin, los Voluntarios Catalanes sirvieron en Nootka durante varios años, luego reemplazados por un escuadra de 19 hombres bajo el mando de un sargento de la Compañía de San Blas, que la evacuaron al retirarse finalmente en 1795.

LOS VOLUNTARIOS DE CATALUÑA.

Este cuerpo colonial se formó en abril de 1767, como una compañía independiente. Sus 4 oficiales, 4 sargentos, 2 tambores y 94 cabos y soldados fueron destacados del Segundo Regimiento de Voluntarios de Cataluña, en Barcelona. El Segundo regimiento metropolitano había sido reclutado cinco años antes en la montañosa provincia de Cataluña, al nordeste de España, vestido y equipado conforme al tradicional estilo de los Migueletes, unidades de infantería ligera de montaña. Como resultado, la nueva Compañía asumió las tradiciones del 2º Regimiento. Aunque formada en 1767, la colonial Compañía Franca de Voluntarios de Cataluña reclamaba su precedencia desde 1762, fecha de creación del 20 Regimiento, y llevaba el mismo uniforme azul con divisa amarilla y botones en plata.1 Hubo variaciones en algunos detalles, como se verá más abajo.

La nueva Compañía Independiente estaba originalmente prevista para servir en La Habana, pero se juzgó más urgente la necesidad de tropas en Nueva España y los Voluntarios Catalanes zarparon de Cádiz, a finales de abril, con destino a Méjico. Tras una escala en La Habana, desembarcaron en Veracruz en agosto y marcharon al interior del país. El cuerpo fue destinado a Tepic pero poco después sería empleado en la expedición de Sonora, donde encontraron a otra unidad colonial catalana: los Fusileros de Montaña. 2

En 1769, un destacamento de Voluntarios de Cataluña exploró la Alta California (actual estado de California, Estados Unidos), colaborando en la construcción de San Diego y Monterrey, y formó parte de la expedición que descubrió la Bahía de San Francisco en octubre del mismo año.

El 12 de noviembre de 1772 se enviaron instrucciones desde España para fusionar las dos unidades catalanas en un único cuerpo de dos compañías de Voluntarios de Cataluña. De acuerdo con ellas, las dos compañías fueron organizadas a principios de 1773, consistiendo cada una de 3 oficiales y 80 hombres. En adelante, la unidad fue definitivamente incluida entre las tropas coloniales regulares de Nueva España.

Guadalajara se convirtió en la base de las dos compañías catalanas, alternándose en el servicio de las provincias fronterizas hasta que una era relevada por la otra, mientras que la compañía que quedaba en Guadalajara aportaba pequeños destacamentos a San Blas y Real del Monte.3 Otros fueron enviados para la exploración de la Alta California junto a la caballería presidial. Las misiones se sucedían y, paulatinamente, los Voluntarios de Cataluña se convirtieron en una verdadera unidad colonial.

A finales de agosto de 1789, la primera compañía permanecía tranquilamente en Guadalajara cuando se recibieron órdenes de Ciudad de Méjico para que preparasen su marcha a la base naval de San Blas, con vistas a una expedición al Pacífico Norte. Mandaba la Primera Compañía el Capitán Pedro Alberni, que tenía algunos hombres enfermos y el equipo en deficiente estado para acometer tal expedición. Finalmente rehecha, a falta de un oficial que quedó enfermo, la compañía partió hacia San Blas el 2 de enero de 1790. El Capitán Alberni y su compañía embarcaron en la fragata Concepción, al mando del Teniente de navío Francisco Eliza, que zarpó el 3 de febrero hacia Nootka, junto con el San Carlos y la Princesa Real.

El 25 de marzo, la Concepción y el San Carlos anclaron en Nootka. Pronto desembarcaron 80 hombres que comenzaron a trabajar en la reparación y mejora de los barracones, empalizadas y plataformas de los cañones que había construido el Capitán Martínez el año anterior. Hacia mediados de abril, una batería de artillería dominaba la entrada a la Ensenada de Nootka desde una posición eminente. Se la llamó Batería de San Miguel.4 La Princesa Real permaneció anclada en la rada y, eventualmente, fue utilizada como batería flotante de apoyo a la de San Miguel. Estos trabajos defensivos eran relativamente modestos, como en todos los presidios españoles al norte de Méjico. Ninguno habría resistido el asedio de una fuerza europea bien equipada, más bien eran avanzadillas de la civilización en los confines del mundo conocido. La batería de Nootka habría podido oponerse a mercantes bien armados o, incluso, a una fragata. Realmente, era todo lo que se necesitaba ya que la probabilidad de encontrarse con grandes buques de línea en el Pacífico Norte era muy remota en aquella época.

Las fortificaciones fueron diligentemente mejoradas y, para el verano de 1792, los cañones de la batería de San Miguel estaban protegidos por troneras y también se había construido una nueva residencia de paredes encaladas para los oficiales, mucho más confortable. Un interesante aspecto de las fortificaciones de Nootka era la ausencia de defensas contra fuerzas de desembarco de posibles enemigos, o contra indios que atacaran por tierra. Claramente, el ataque terrestre no fue considerado como la mayor amenaza.

La estancia de la Compañía de Voluntarios Catalanes en Nootka -quizá uno de los puestos más desamparados del Imperio español- fue muy dura. La zona era de gran belleza escénica, pero ello debía ser de poco consuelo para unos hombres acostumbrados al cálido y soleado clima de Méjico mientras soportaban el frío, el viento y las lluvias invernales en la Isla de Vancuver. No todos se quedaron en Nootka, algunos fueron destinados para servir como marines a bordo de los veleros que partían de exploración mucho más al Norte.5 En 1791, 10 soldados fueron destacados para la expedición de Francisco Eliza a Mount Elias (Alaska). En 1792, un grupo de catalanes fue repartido en varios buques: 45 en la Princesa, 43 en la Virgen de Aranzazu, 40 en la Activa y 3 en la Mexicana. A pesar de las precauciones tomadas para el servicio en el Pacíficio Norte, muchos perecieron de enfermedades y otros desertaron. En marzo de 1793, la compañía había quedado reducida a 59 soldados, frente a su máximo de 80. De ellos, solo había 14 en Nootka, los supervivientes de un crudo invierno que había causado muchas víctimas; los demás estaban a bordo de los buques de exploración. De todas formas, llegaron órdenes de reducir la guarnición de Nootka a 10 hombres, bajo el mando del Alférez Saavedra. En junio de 1794 fueron relevados por un contingente de 19 soldados, bajo el mando del Sargento segundo Virueta, destacados de la compañía de guarnición de la base naval de San Blas, en Méjico.6

Así concluyó el periplo de servicio de los Voluntarios de Cataluña en lo que hoy es una parte de Canadá. La unidad fue destinada después en California y, más adelante, contra los insurgentes en Méjico. Allí recibió los elogios del Virrey Calleja por su buen historial de servicios, pero había perdido demasiados hombres y poco después de 1815, fue amalgamada entre otras unidades realistas.

El armamento, equipo y uniformes de los Voluntarios de Cataluña en Nueva España ha sido a menudo confundido con el de su gemelo en España, o a veces con el de otras tropas coloniales. Se ha dicho que llevaban escopetas, pero tanto el regimiento peninsular como las compañías de Nueva España llevaban un mosquete militar estándar, modelo 1757, provisto de bayoneta. Inicialmente, la compañía enviada a Nueva España estuvo armada con pistolas, como era tradicional entre las tropas montañesas catalanas, pero solo quedaron unas pocas tras la expedición de Sonora y no se entregó ninguna cuando el cuerpo fue rearmado en 1773. Como resultado, el regimiento peninsular continuó llevando pistolas, pero no así los Voluntarios catalanes en Nueva España. En 1788 se solicitaron mosquetes nuevos, que se entregaron en 1790.

Los 69 soldados recibieron mosquetes y bayonetas; los 6 cabos tuvieron además un sable corto, los dos tambores llevaban un tambor y un sable corto y los 3 sargentos estaban armados solo de espada, como los oficiales.7

A simple vista, el uniforme colonial de la Compañía franca de Voluntarios de Cataluña puede parecer similar al de su gemelo metropolitano, pero un examen detallado revela numerosos detalles diferentes.8 Sus casacas tienen el cuello vuelto, pero no forro amarillo; llevaban medias pero sin polainas. A partir de los estados de vestuario es posible reconstruir su uniforme.9

Cada soldado colonial de los Voluntarios de Cataluña llevaba un tricornio negro, bordeado de galón blanco, con la escarapela roja. El gambeto era de lana azul, con cuello y bocamangas (vueltas) amarillas, portezuela de la bocamanga azul y botones de metal blanco; el forro azul era de una lana más ligera. El gambeto era una casaca amplia, cuya faldilla no se replegaba atrás mostrando el forro, como en las casacas militares ordinarias. La chupa, de lana amarilla, tenía el collarín y los puños azules con botones pequeños de metal blanco. El pantalón era azul, las medias blancas y los zapatos negros; la camisa blanca y la corbata negra. Disponían también de un gorro de cuartel, probablemente azul vuelto de amarillo, pero no se conocen detalles.

Los cabos tenían el mismo uniforme, pero con un galón plateado al borde del cuello como distinción de rango. Los cabos primeros llevaban dos galones y los segundos solo uno.

Los sargentos llevaban esencialmente el mismo uniforme que los soldados, aunque de mejor calidad. Sus sombreros tenían un galón plateado en lugar de blanco, como también la habitual escarapela roja. No llevaban gambetos, sino una casaca militar estándar, de color azul, con cuello y bocamangas amarillas, portezuela de la bocamanga azul, forro azul, faldilla replegada y botones plateados. Sus insignias de rango eran charreteras trenzadas de seda amarilla y plata sobre los hombros de la casaca. El cordoncillo de la espada también era de seda amarilla y plata.

Los oficiales debían llevar el uniforme del Cuerpo, aunque de mejor calidad. Consistía de un tricornio con fino lazo de plata y escarapela de seda escarlata; casaca azul, con cuello y bocamangas amarillas, portezuela y repliegues azules, botones plateados; chupa amarilla con collarín y puños azules, pantalón azul, medias blancas, zapatos negros, camisa y corbata blancas, de lino fino. Las insignias de rango para los oficiales subalternos eran charreteras plateadas: una en el hombro izquierdo para el alférez, una en el hombro derecho para el teniente y dos para el capitán. Los oficiales superiores no llevaban charreteras sino galones en las bocamangas: uno el mayor, dos el teniente coronel y tres el coronel. Los Voluntarios de Cataluña no tenían oficiales superiores, excepto el Capitán Pedro Alberni, que estaba al mando en Nootka, cuyo rango militar era de teniente coronel y cuyas insignias de rango llevó en Nootka: dos galones plateados alrededor de cada bocamanga.

En servicios tales como al mando de la guardia, los oficiales llevaban una gola, un distintivo plateado en forma de media luna con las Armas de España en el centro, que se llevaba suspendido del cuello por una cinta.10

Los tambores debían llevar la librea real, conforme había sido regulado por Carlos III en 1760.11 Los estados de vestuario de los Voluntarios de Cataluña en Nueva España reflejan una

estricta obediencia a la orden real en relación a los tambores. El gambeto era azul, como antes, pero con cuello y bocamangas carmesíes, y la chupa también era carmesí con puños y collarín azules. Tanto el gambeto como la chupa estaban guarnecidos con el galón de seda carmesí de la librea real. El resto del uniforme era como el de los soldados. La bandolera del tambor era probablemente azul, guarnecida con el galón de la librea y la caja del tambor estaría pintada de azul, con las Armas reales en el frente y las argollas pintadas de rojo.

El uniforme colonial de los Voluntarios de Cataluña permaneció igual hasta finales del siglo (hacia 1800), cuando los

gambetos fueron reemplazados por las habituales casacas -azul con cuello y bocamanagas amarillas-, a las que se añadieron solapas amarillas. Desde 1809 hasta el momento de su incorporación en otros cuerpos, el uniforme fue una casaca azul, con cuello, solapas, vueltas, forro y repliegues amarillos, botones de metal blanco, sombrero sin galón, chupa amarilla y pantalón blanco de lino.12

Para el puesto de Nootka, el Teniente coronel Alberni solicitó alguna ropa de abrigo, que recibió antes de la partida hacia el Pacífico Noroeste, aunque no hemos conseguido encontrar su descripción precisa. Creemos que podría tratarse de algo similar a lo que usaban los marineros: un gorro de lana, un capote grueso con capucha y un par de pantalones de lana.13

LA COMPAÑIA FIJA DE SAN BLAS.

Al contrario que el cuerpo anterior, esta unidad no fue reclutada en España sino en México. Ciertamente, la mayoría de las tropas coloniales del Imperio español fueron reclutadas localmente, aunque los empleos superiores eran normalmente servidos por españoles provenientes de la Vieja España. La "Fija", o Compañía de guarnición de San Blas fue levantada en virtud de una orden fechada el 8 de noviembre de 1788, cuya regulación se completó el 22 de noviembre de 1790. Esta especificaba su fuerza como sigue: 1 capitán, 1 teniente, 1 alférez, 1 sargento primero, 3 sargentos segundos, 2 tambores, 5 cabos primeros, 5 cabos segundos y 89 soldados. Aunque debían proteger la base naval de San Blas, algunos hombres fueron ocasionalmente embarcados como marines. La historia de la compañía fue generalmente tranquila. Todavía existía en 1815 y, poco después, fue igualmente absorbida por unidades mayores del ejército realista.14

El servicio de guarnición en Nootka de los 20 hombres de este cuerpo terminó el 23 de marzo de 1795. De acuerdo con las formalidades previstas por los comisionados hispano-británicos, las últimas tropas españolas embarcaron en la Activa y abandonaron el Estrecho de Nootka a sus originales dueños; el jefe Maquina y sus súbditos.

Las armas y equipo de esta unidad eran similares a las de la infantería regular en España y las colonias, consistiendo en un mosquete de chispa modelo 1757 con bayoneta , cinturón portabayoneta blanco, cartuchera negra con su cinturón blanco. El uniforme constaba de una casaca corta azul, forrada de lino blanco, cuello y bocamangas amarillas y botones de metal blanco; sombrero sin galón, con la escarapela roja. Cada hombre recibía dos pares de pantalones y polainas blancas y dos chupas que, en 1790, se especificaba que tenían solapas; pero este detalle

inusual no vuelve a mencionarse después y hemos optado por mostrar la usual chupa sin cruzar en nuestra reconstrucción. Los dos tambores tenían un uniforme de similar corte y composición al resto del cuerpo, pero sus casacas cortas azules debían tener cuellos y bocamangas rojas, guarnecidas con el galón de la librea real. Sus tambores y bandoleras fueron generalmente similares a los de los Voluntarios catalanes.

AGRADECIMIENTOS Y FUENTES

Deseo expresar mi gratitud por su ayuda en la preparación de este artículo al malogrado Dr. Detmar Finke, que amablemente puso en mis manos su información sobre los Voluntarios de Cataluña, al Conservador John P. Langellier, del Gene Autry Western Heritage Museum, a la Biblioteca del Canadian Parks Service, al Museo Nacional de la Historia y al Archivo General de la Nación, en México, al Archivo General de Indias, en Sevilla, a la Anne S.K. Brown Military Collection, en la Universidad de Brown y a la Biblioteca del Congreso en Washington.

NOTAS

1 Conde de Clonard, Historia orgánica de las Armas de Infantería y Caballería españolas. Madrid, 16 vols., 1851-1859. Vol. 5, pags. 279-287; "Estado Militar de Nuevo España", en Calendario Manual y Guía de Forasteros en México para el año 1803. México, 1803, pag. 158.

2 México, Archivo General de la Nación (en adelante, citado como AGN con la sección y número del legajo a continuación). Virreyes, 29. "Estado de los oficiales y Tropa destinados a la Expedición de los Provincias de Sonora", 11 de abril de 1768. Había 4 oficiales y 100 hombres de los Voluntarios Catalanes y 4 oficiales y 150 hombres de los Fusileros de Montaña. Esta unidad también estaba equipada y vestida al estilo catalán.

3 AGN, Reales Cédulas, 101. Julián de Arriaga al Virrey de Nueva España, 12 de noviembre de 1772; Bernard E. Bobb, The Viceregency of Antonio Maria Buccareli in New Spain, 1771-1779. University of Texas, Austin, 1962, pag. 105.

4 Oakah L. Iones, The Spanish Occupation of Nootka Sound, 1790-1795. M.A. thesis, University of Oklahoma, 1960, pags. 33-36.

5 La Descubierta y la Atrevida habían perdido muchos soldados y artilleros de la Marina desde su partida de España en 1789. Alejandro Malaspina y José de Bustamante y Guerra, Viaje político-científico alrededor del mundo por los corbetas Descubierta y Atrevida, editado con introducción por Pedro de Nova y Colson. Madrid, 1855, pág. 136.

6 Relación del viaje hecho por las goletas Sutil y Mexicana en el año de 1792. Madrid, 1802, reimpresa por el Museo Naval en 1991 con uno introducción de Maria Dolores Higueras Rodríguez y Maria Luisa Martin-Meras, pag. 17. Los soldadas o bordo de la Sutil eran dos del Real Cuerpo de Infantería de Marina y uno de Artillería de Marina; Jones, The Spanish Occupation of Nootka Sound, págs. 98-103.

7 Sydney B. Brinkerhoff y Pierce A. Chamberlain, Spanish Military Weapons in Colonial America, 1700-1821, Harrisburg, PA, 1972, pág. 24-28, atribuyen "Light muskets or escopetas" a las tropas catalanas tanto de la Península como de Nueva España, arguyendo que la correcta equivalencia del vocablo español "fusil" era el "flint-lock musket" de infantería en lugar del "fuzee", mosquete ligero usado por las tropas británicas del siglo XVIII. Se dice que el mosquete de infantería era de 1752, pero es un error de fecha y data de 1757, como para Tomas Morla, Tratado de Artillería..., 3 vols., Segovia, 1784-1786, ilustrado en Libro de Láminas del Tratado de Artillería, Madrid, 1803; Juan L. Calvo, Armamento reglamentario y auxiliar del Ejército español, Barcelona, 1975, vol. 1. Véase también: Maria del Carmen Velázquez, El Estado de Guerra en Nueva España, 1760-1808.

México, 1950, pág. 116; AGN, Indiferente de Guerra, 168. Anexos a la carta de Cisneros a Bucareli, México, 22 de septiembre de 1773. Los mosquetes provenían de la factoría de Plasencia; AGN, Historia, 213. Relación de pertrechos para las Voluntarios de Cataluña, firmada por Pedro Garibay, México, 22 de febrero de 1788.

8 La colección Anne S.K. Brown de lo Universidad de Brown, en Providence (Rhode Island, USA), probablemente atesora la mejor colección de manuscritos ilustrados sobre la uniformidad militar española en la Península. Hace algunos años, comparando aquellos manuscritos con los trabajos del Conde de Clonard, advertí que fueron las fuentes utilizadas para las láminas de su Historia Orgánica y de su Album de la Infantería. Muchos de los regimientos que aparecen en la colección sirvieron en América. Por ejemplo el Estado Militar de España que manifiesta la divisa de cada Regimiento... 1789, muestra un soldado de los Voluntarios Catalanes de la metrópoli que fue adaptado por el Conde de Clonard para su Album de la Infantería de 1861 y que, frecuentemente, aparece reproducido en publicaciones americanas recientes, especialmente en la portada de Spanish Bluecoats, de J.P. Sánchez.

9 AGN, Historia, 213, "Compañía franca de Voluntarios de Cataluña. Estado que manifiestan las prendas de vestuarios...", firmado por Pedro Garibay en México, el 31 de octubre de 1787; Fernando José Langino al Virrey Flores, México, 5 de noviembre de 1787; "Cuenta que presenta al Sargento Mayor de la Plaza, del Entero y Medio Vestuario de la Compañía de Voluntarios de Cataluña...", firmada por Pedro Garibay en México, el 22 de febrero de 1788. La parte que se refiere a la casaca del tambor puede inducir a uno a creer que el cuello y bocamangas eran amarillas, pero el resto del documento y la correspondencia previa dejan claro que debían ser carmesíes. Por lo que respecta a 1788, los estados anteriores fueron consultados por Pedro Garibay, especialmente el de 1771 (AGN, Guerra Indiferente, 146).

10 Ordenanzas de S.M. para el régimen, disciplina, subordinación y servicio de sus Ejércitos, Madrid, 1768, 3 vols., vol. 1, págs. 313-314.

11 Archivo General de Simancas, Guerra Moderna, 2986. "Resolución de Su Majestad sobre el vestuario de los Cuerpos, y uniformes de los Oficiales de su Ejército", 11 de marzo de 1760.

12 AGN, Guerra Indiferente, 196. José de Font al Virrey Calleja, Puebla, 4 de febrero de 1814; nota del Tesorero General del Ejército, México, 17 de febrero de 1814.

13 El Album del Marqués de la Victoria, del siglo XVIII, en el Museo Naval de Madrid, tiene una ilustración que muestra estas prendas de marinero.

14 AGN, Bandas, 15. "Reglamento Provisional para el régimen y gobierno de la Compañía de Infantería fixa de San Blas... ", 22 de noviembre de 1790; ver también Enrique Cárdenas de la Peña, San Blas de Nayarit, 2 vols, México 1968, y Michael E. Thurman, The Naval Department of San Blas, Glendale, CA, 1967; Estado Militar de España, Año de 1815, Madrid, 1815, pág. 150.

15 AGN, Bandas, 151 "Reglamento...", 22 de noviembre de 1790; "El Ejército de Nueva España a fines del Siglo XVIII", Boletín del Archivo General de la Nación, Vol. IX, no. 2 (abril-junio, 1938), pág. 239; Estado Militar de España, Año de 1800, Madrid, 1800, pág. 218. Durante la década de 1790, la Compañía de San Blas estuvo al mando del capitán Antonio Hernández. En 1815, el capitán era Josef Herrera y el uniforme citado en el Estado Militar de ese año era todavía el mismo: casaca corta azul forrada de lino blanco, cuello y bocamangas amarillas, botones de metal blanco, chupas y pantalones de lino. Por error en el anuario de 1815, aparece 1778 como el año de formación de la compañía, pero esta fue creada en 1788.

Canadá
EL MINISTRO DE ASUNTOS EXTERIORES

Josep PIQUE i CAMPS

Nacido en Vilanova i La Geltru (Barcelona), el 21 de febrero de 1955.

  • Nacido en Vilanova i La Geltru (Barcelona), el 21 de febrero de 1955.

  • Casado, tres hijos.

  • Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, con Premio Extraordinario, por la Universidad de Barcelona. Licenciado en Derecho.

  • Ha impartido clases de Teoría Económica en la Universidad de Barcelona, asesorado al Gobierno catalán en la Comisión Mixta de Evaluaciones y ha trabajado en el Servicio de Estudios de la Caja de Pensiones.

  • Director General de Industria de la Generalitat, entre 1986 y 1988.

  • Presidente del Grupo Ercros en 1992. En este grupo desempeñó distintos puestos directivos desde 1989.

  • Presidente del Círculo de Economía de Barcelona en julio de 1995.

  • Diputado nacional por Barcelona del Partido Popular en la VII Legislatura.

  • Desde mayo de 1996 era Ministro de Industria y Energía, cargo que compatibilizó desde julio de 1998 con el de Portavoz del Gobierno.

Datos útiles

Idioma

En Canadá existen dos idiomas oficiales: el inglés y el francés. El inglés es la lengua materna para la mayoría de los canadienses, excepto en la provincia de Québec, donde mas del 80 %por 100 de la población reconoce como su lengua materna el francés. Esta lengua está también muy arraigada en Nuevo Brunswick (33,5 por 100 de la población). En el resto de las provincias predomina claramente el inglés.

En Canadá se hablan además un buen número de otras lenguas, debido al alto porcentaje de inmigración y a la existencia de grupos autóctonos que conservan aún sus primitivos idiomas.

La Constitución de 1982 reconoce como provincias oficialmente bilingües a Manitoba, Nuevo Brunswick y Québec, lo que significa que ambas lenguas pueden ser utilizadas ante los Tribunales establecidos por las legislaciones de dichas provincias.

Las provincias tienen la competencia de establecer la política lingüística en el territorio de sus jurisdicciones, lo que es motivo de fuertes polémicas, sobre todo en Québec, donde con frecuencia chocan los intereses de la mayoría francófona de protección de su lengua y cultura, con los derechos de la minoría anglófona.

Moneda

La unidad monetaria es el dólar canadiense.

Indumentaria

Se recomienda el traje de verano de algodón o fibras naturales durante los meses de junio a finales de agosto. De septiembre a noviembre, y de abril a mayo el jersey y la gabardina, y de diciembre a finales de marzo (meses de invierno) se recomienda el abrigo. En esa época conviene, asimismo, emplear un calzado resistente y con suela de goma o de buena adherencia.

Horario

Horario local: se sigue el GMT durante todo el año. Hay seis horas de diferencia entre España y las provincias del Este de Canadá, Québec y Ontario.

Visados y emigración

Las personas de nacionalidad española no necesitan visado para una visita de hasta tres meses de duración a Canadá.

Normalmente, deben rellenar un formulario de las Autoridades Canadienses poco antes de entrar en Canadá. Este formulario, se entrega a las autoridades de policía e inmigración a la llegada.

A pesar de que en los mencionados formularios se piden datos sobre el motivo de la visita, lugar de hospedaje, duración de la estancia y otros extremos, los agentes de inmigración pueden hacer otras preguntas en el momento de visar el pasaporte.

Para mayor información sobre visados, consulte con la Embajada de Canada en Madrid (Núñez de Balboa, 35, 28001 Madrid. Spain) Tel.: (34) 91-431-4300. Fax: (34) 91-431-2367.

Para permanecer por más de tres meses en Canadá, se necesita pedir o bien una extensión del status de visitante, la cual se podrá obtener después de una entrevista con autoridades de Inmigración, a un coste de 60 dólares canadienses, o bien un permiso de trabajo. Un inmigrante que tenga estas intenciones, deberá haber recibido previamente una oferta definitiva de trabajo en Canadá. Su presunto empleador deberá solicitar el permiso de trabajo correspondiente a la Oficina Local Provincial de Inmigración Canadiense. Los permisos se otorgan para un trabajo específico, por un determinado tiempo de duración y solamente para trabajar con el empleador especificado en el formulario de aceptación, considerándose como un residente temporal.

Si desea ampliar información sobre emigración a Canadá, consulte la sección de la la Consejería Laboral o la página de Internet del Ministerio canadiense de Inmigración y Ciudadanía.

También puede ponerse en contacto por correo con:

EMPLOYMENT AND IMMIGRATION CANADA
Place du Portage, Phase IV.
140 Promenade du Portage.
Hull, Québec,
K1A 0J9.

Comunicaciones por vía aérea

Debido a la gran superficie de este país, el avión es un medio de transporte ampliamente utilizado.

Canadá es servido por las más importantes compañías aéreas internacionales, y hay servicios directos y regulares a las principales ciudades canadienses desde muchos puntos europeos. Hay vuelos directos diarios desde el Reino Unido hasta Montreal, Toronto y Vancouver, por British Airways y Air Canada. Iberia realiza vaarios vuelos semanales a Canadá desde Madrid. Asimismo, los principales centros están conectados con la red aérea estadounidense.

La duración del vuelo Madrid-Montreal es de siete horas y media, aproximadamente.

Existen 13 aeropuertos internacionales. Los aeropuertos más importantes son: Lester B. Pearson International (Toronto), Vancouver, Montreal (Dorval para vuelos interiores y con Estados Unidos, y Mirabel para vuelos a Europa), Calgary y Ottawa.

Las distancias entre el aeropuerto y el centro de las principales ciudades son:

Toronto:

27 kilómetros

Montreal:

53 kilómetros, para Mirabel y 16 kilómetros, para Dorval.

Vancouver:

15 kilómetros

Ottawa:

18 kilómetros

Calgary:

8 kilómetros

Edmonton:

28 kilómetros

Winnipeg:

6,5 kilómetros.

En Canadá hay dos compañías de orígen público: Air Canada y Canadian Airlines

Taxis y alquileres de coche

No existen normalmente paradas de taxis, a excepción de los hoteles, estaciones de autobuses, aeropuertos y estaciones de tren.

La tarifa varía de ciudad en ciudad, pero son generalmente razonables.

Existen numerosas compañías que alquilan coches por día o por semanas sin conductor. Normalmente los coches de alquiler son todos automáticos.

Las compañías más conocidas son Hertz, Budget, Avis y Discount.

Aunque el permiso de conducir español es válido en Canadá (por un máximo de seis meses), conviene obtener en España el permiso internacional, más fácilmente reconocible por la policía local.

Para el viajero español que pretenda alquilar un coche en Canadá, conviene recordar que aunque las normas de conducción son básicamente las mismas que en España, hay ciertos cambios, según la provincia donde se circule, que pueden confundir o despistar al conductor. Así, en Ontario, por ejemplo, está permitido hacer un giro a la derecha con el semáforo en rojo para incorporarse a otra vía de sentido único, cediendo siempre el paso a los vehículos que circulan por ella. Asimismo, la situación de los semáforos es distinta a la existente en España. En Canadá normalmente están más alejados de la línea de detención, permitiendo una mejor visión de los mismos.

La velocidad máxima permitida por autopistas es de 100-110 km/hora, dependiendo de cada provincia.

Transportes internos.

El transporte urbano se compone del servicio de taxis y de una red de autobuses. Montreal y Toronto cuentan además con redes de metro.

Existen además servicios especiales de autobús para desplazamientos a los aeropuertos.

Los servicios de autobuses entre ciudades y en zonas rurales, para viajes cortos, han ido sustituyendo en los años recientes al tren.

Comunicaciones por vía férrea

Las dos principales compañías, Canadian National Railway y Canadian Pacific Railway, controlan la mayor parte de la red ferroviaria, de aproximadamente 91.365 kilómetros.

Una línea de tren importante es la del corredor Québec-Windsor (Ontario). Los fines de semana hay tres servicios de este tren entre Toronto y Montréal. El viaje dura cinco horas.

Los niños de hasta cinco años de edad viajan gratis; aquéllos entre cinco y doce a mitad de precio, y los adultos mayores de sesenta un 33 por 100 más barato. El coste del viaje puede llegar a ser hasta un 50 por 100 más barato que en avión.

Comunicaciones por vía marítima

Siete puertos son administrados de forma autónoma en Canada. Entre estos:

  • Halifax (Nueva Escocia)

  • Montreal, Québec (Québec)

  • Prince Rupert, Vancouver (Columbia Británica)

  • Saint John (Nuevo Brunswick)

  • St. John's (Terranova).

El transporte marítimo y fluvial canadiense está caracterizado por la gran vía fluvial del río San Lorenzo, que comunica la costa atlántica con los Grandes Lagos, y es administrada conjuntamente con los Estados Unidos. Aunque las condiciones climáticas sólo permiten que sea operativa ocho meses al año, transita por esa vía un gran volumen de mercancías, principalmente carbón, hierro y grano.

No existen compañías navieras españolas que presten servicio regular entre los dos países, sin embargo existen servicios de navieras de otros países que cargan y descargan en puertos de los dos países. Las navieras de otros países son las siguientes:

Canada Maritime

Agente: Aseco Teléfono: (34.1)319.5006 Fax: (34.1)441.9067 Fax: (34.1) 247.1702 Puertos: Cádiz, Valencia.

Farrell Lines

Agente: Unión Marítima Española Teléfono: (34.1) 541.9803. Puertos: Barcelona, Cádiz.

Maerks Line

Agente: Maerks España, S.A. Teléfono: (34.1) 571.4100 Fax: (34.1) 571.2064. Puertos: Valencia, Algeciras, Cádiz, Alicante, Barcelona, Bilbao.

Zim Container Service

Agente: Pérez y Cía., S.A. Teléfono: (34.1) 563.4447 Fax: (34.1) 563.6036. Puertos: Alicante, Barcelona, Cádiz, Valencia, Las Palmas, Tenerife.

Direcciones útiles

Ademas de la dirección de la Embajada de España y de todas las representaciones oficiales de España en Canadá que encontrará pulsando aquí, se pueden señalar las siguientes:

En Canadá:

Iberia en Montréal

2020 University Street, Suite 1310, Montréal, Qué. H3A 2A5. Teléfono: (514) 985-5200. Fax: (514) 849-1387.

Iberia en Toronto

102 Bloor Street West, Suite 870, Toronto, Ontario, M5S 1M8. Teléfono: (416) 964-6645. Fax: (416) 964-7684.

Banco Central Hispano Canada

330 Bay Street, Toronto, Ontario M5H 2S8. Teléfono: (416) 365-7070. Fax: (416) 365-7850.

Cámara de Comercio de España en Canadá

150 Bloor Street, Suite 832, Toronto, Ontario M5S 2X9. Teléfono: (416) 927-8787. Fax: (416) 927-7888.

Presidente

Ron Rumble, Empresario, Tubacex Canada Inc., 1351Matheson Blvd. E. Suite 24, Mississauga, Ontario L4W 2A1.

Vicepresidente

Enrique Cosi, Empresario, Euroapproach Inc., 2 Carlton Street, Suite 719, Toronto, Ontario M5B 1N3.

Vicepresidente

Fernando Rodríguez, Arquitecto, Simcoe Engineering Group Ltd., 1815 Ironstone Manor, Suite 10, Pickering, Ontario L1W 3W9.

Secretario

Jacques Gauthier, Abogado, Gauthier + Associates, 150 Bloor Street West, Suite 832, Toronto, Ontario M5S 2X9.

Tesorero

John Estruch, Banquero, Banco Central Hispano-Canada 330 Bay Street, Toronto, Ontario M5H 2S8

Director

Ann Núñez, Abogado, Gauthier + Associates, 150 Bloor Street West, Suite 832, Toronto, Ontario M5S 2X9.

Director

Ignacio Peña, Empresario, Glove World Mfg. Co. Ltd., Units 15 & 16, 240 Viceroy Road, Concord, Ontario L4K 3N9

NOTICIAS RECIENTES

12 de mayo de 2000, 21h55

Sierra Leona/Canadá.- Canadá está dispuesto a enviar soldados a Sierra Leona si se lo pide la ONU

OTTAWA, 12 (EP/AFP)

El primer ministro canadiense, Jean Chrétien, explicó hoy que Canadá está lista para enviar soldados a Sierra Leona si se lo pide la ONU, mientras que su homólogo nigeriano, Olusegun Obasanjo, declaró durante la conferencia de prensa conjunta celebrada en la capital canadiense de Ottawa, que su país está dispuesto a enviar un batallón suplementario que se añadiría a los cuatro que forman el contingente de 3.200 soldados nigerianos que participan en la Misión de la ONU para Sierra Leona (MINUSIL).

Washington presionó el pasado miércoles para que Nigeria enviará dos contingentes más, pero Obasanjo se limitó a mencionar un "quinto batallón, listo para ser enviado a Sierra Leona bajo la égida de la ONU". El primer ministro canadiense señaló que Naciones Unidas no ha pedido el envío de tropas canadiense, pero llegado el caso, "la ONU sabe que Canadá nunca dice 'no'.

Lo que es seguro es que no actuaremos de forma unilateral". Canadá indicó el pasado miércoles que había puesto a disposición de la ONU un Airbus CC-150 y 20 soldados, con el fin de "acelerar el despliegue" en el país de 1.772 cascos azules de la India y Bangladesh. Además, Ottawa aprobó el envío de una ayuda humanitaria suplementaria por valor de 5 millones de dólares (unos 925 millones de pesetas), destinadas a las "regiones más desfavorecidas" de esta zona de África.

El grupo Electrolux adquiere su marca en Estados Unidos y Canadá por 9.250 millones de pesetas

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

El Grupo Electrolux, fabricante mundial de electrodomésticos, ha adquirido la marca comercial "Electrolux" en Estados Unidos y Canadá, que hasta ahora pertenecía a una empresa independiente del grupo, por 9.250 millones de pesetas, según informó hoy la compañía.

Con esta compra, la multinacional sueca adquiere el control a nivel mundial sobre el nombre de su compañía y responde a su nueva política de marca dentro de una estrategia de globalización.

A partir de ahora, Electrolux podrá incluir en su estrategia todo el mercado norteamericano, cuyas operaciones ascienden a más de 925.000 millones de pesetas, lo que representa un 40 pro ciento de las ventas del grupo.

En EE.UU, la compañía cuenta con 23.000 empleados y 24 fábricas y opera bajo marcas como Frigidaire, Kelvinator, White-WestingHouse, Tppan o Eureka.