Cabinas de pintura

Automoción. Talleres. Pinturas especiales. Tunear. Carrocerías. Clasificación. Legislación

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 8 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

publicidad

Cabinas de pintura: las "pinacotecas" del taller

No son ni el Prado, ni el Louvre. No ponen la firma en su obra, pero de las cabinas de pintura de los talleres españoles salen auténticos 'cuadros' con cuatro ruedas. De ahí que las condiciones, las características, las calidades, las prestaciones de una cabina de pintura sean uno de los aspectos vitales a la hora de realizar un acabado perfecto en el vehículo, y dejar al cliente con una sonrisa de oreja a oreja que, en definitiva, es de lo que se trata. Por eso, y metafóricamente hablando, se puede afirmar que las cabinas de pintura de los talleres son auténticas 'pinacotecas', término que la Real Academia Española de la Lengua define en su diccionario como "galería o museo de pinturas"... de vehículos. ¿O alguien puede dudar de que en una cabina entra un 'lienzo en blanco' y salen obras de arte?

No es un cuento. En las cabinas de pintura de los talleres españoles entran al año miles de vehículos 'en blanco' o pidiendo un nuevo maquillaje a gritos, y salen, y nunca mejor dicho, como un pincel. Por ello, dentro del sector de los talleres de automoción, las cabinas desempeñan un papel fundamental.

Y los talleres de carrocería son consciente de ello, porque, según el elenco de fabricantes y distribuidores de cabinas de pintura consultados por AUTOPROFESIONAL, alrededor del 90 por ciento de los talleres de carrocería españoles "poseen cabinas y, si no la tienen, están en proceso de instalación.

Es decir, son conscientes de que sin cabinas de pintura 'pintarán' poco en un mercado donde la competencia está al día.

Mercado sin fronteras

A la hora de apuntar una cifra del volumen de cabinas que se mueven en nuestro país, no se puede hacer alegremente, porque hay que diferenciar entre la producción que va dirigida al mercado interior y la destinada a la exportación. Porque las empresas españolas del sector de cabinas de pintura se han ganado a pulso su prestigio allende los Pirineos y fabrican y montan cabinas desde EEUU, hasta Rusia, pasando por Argentina, Egipto, Japón... No obstante, la cifra ronda los dos mil millones de pesetas.

Donde tampoco hay una opinión más o menos común es a la hora de precisar el número de cabinas de pintura que se fabrican al año en España. Mientras unos consideran que rondará las 300-400 cabinas de pintura anuales, otros casi duplican dicha cifra y la sitúan alrededor de las 750 unidades fabricadas y montadas.

Pero estas discrepancias no se quedan ahí, porque ni los expertos del tema se ponen de acuerdo a la hora de pronosticar el futuro. También en este apartado los hay más optimistas y afirman que "la tendencia del mercado de cabinas de pinturas es de crecimiento". Otros manifiestan que "en la actualidad, no se está notando la recesión económica de un modo drástico, sino que ha conseguido mantenerse en unos niveles aceptables. Se prevé que con la llegada del Euro, y el consiguiente escepticismo que se va a generar, se produzca un cierto estancamiento a nivel de la economía en general, y también afectará al sector".

Características y elementos básicos

Los vehículos entran 'desnudos' en las cabinas de pintura, bien en el proceso de fabricación, bien en el de reparación de la carrocería, y deben salir de punta en blanco. Es por ello que una buena cabina de pintura para vehículos de turismo, comerciales o industriales deba reunir una serie de requisitos básicos, a saber:

  • Desde el punto de vista constructivo, tiene gran importancia el espacio y el diseño, tanto del foso como la salida de gases al exterior, de forma que se asegure la ausencia de turbulencias y de sobrepresiones. La construcción de la cabina debe ser modular, pero sólida.

  • A la hora de fabricar la cabina de pintura es fundamental el empleo de buenos aislantes térmicos y acústicos, tanto en los paneles que conforman el perímetro del recinto de pintura, como en los paneles que conforman el grupo impulsor. Además, la cabina debe tener un acabado que garantice inalteradas las características de funcionamiento a lo largo de su vida (10/15 años) ó 15/20.000 horas de trabajo.

  • El nivel de iluminación de una cabina de pintura debe ser uniforme y nunca inferior a 800 'lux' a la altura del piso.

  • La velocidad de aire en el interior de la cabina hay quien afirma que es la característica fundamental, y debe ser siempre superior a 30 m/s para asegurar una correcta evacuación de gases. Esta magnitud debe asegurar una renovación de aire alrededor de los 250-300 renovaciones/hora. O sea, la ventilación de la cabina debe garantizar una sobre-presión constante y uniforme en el interior del habitáculo, y además se tiene que ajustar al tipo de pintura que se use. Tampoco hay que olvidar que el caudal de aire debe estar de acuerdo al espacio.

  • El techo filtrante de la cabina de pintura debe ser suficientemente amplio para garantizar la ausencia de corrientes contrarias al flujo vertical existente, cuya presencia determinaría la creación de remolinos, que terminarían afectando al acabado final.

  • La cabina de pintura debe constar de un sistema de calefacción y de regulación que garantice una temperatura constante y uniforme en toda la superficie y a todas las alturas con una diferencia máxima inferior a 5ºC. Es decir, la caldera debe tener una potencia térmica capaz de generar más de 80.000 kcal/h.

  • Un buen sistema de control del nivel de saturación de los filtros del techo también es clave en una cabina de pintura.

  • La cabina de pintura tiene que contar con una adecuada superficie de filtros para pintura en expulsión, bien colocados en la zona de paso de aire, que garanticen una retención no inferior al 85/90% de las partículas de pintura 'over spray' que no se depositan.

  • Tipos de cabinas

    Los distintos tipos de cabinas de pintura existentes en el mercado español de automoción hoy en día se reducen a las dimensiones del recinto, el número de filas de luces, así como la potencia y características del grupo impulsor, pero, en líneas generales, el escaparate es el siguiente:

  • En función del sentido de la corriente de aire en el interior, puede haber varios tipos de cabinas de pintura. Se suelen definir de 'Flujo Vertical' las cabinas cuya corriente de aire bajan desde el techo filtrante hacia el suelo en sentido vertical, saliendo hacia el exterior a través de lugares dejados abiertos expresamente.
    Otro tipo son las llamadas cabinas de 'Flujo Semivertical', caracterizadas porque la corriente de aire baja desde un restringido techo filtrante, colocado en una extremidad en la instalación, y sale al exterior a través de adecuadas aberturas ubicadas estratégicamente en la zona inferior de la pared opuesta al techo filtrante.
    Dentro de este grupo, también están las cabinas de pintura de 'Flujo Horizontal', que son aquellas cuya corriente aérea es horizontal al suelo, entrando el aire generalmente a través de marcos filtrantes, colocados en la estructura de las puertas, y saliendo a través de otrosmarcos también filtrantes ubicados estratégicamente en la pared opuesta. Para más señas, las cabinas de flujo semi-vertical y horizontal se suelen utilizar para el pintado de vehículos, fabricados industriales o para zonas de preparación.

  • En función del sistema de impulsión y de extracción del aire, se encuentran las cabinas de pintura conocidas en el argot como tipo 'Globo', es decir, con sólo un grupo de impulsión de aire (un motor y un ventilador), o las del modelo 'Equilibrado', o sea, las que cuentan con un ventilador, grupo impulsor y grupo extractor (dos motores y dos ventiladores).

  • En función del sistema utilizado para alcanzar la temperatura deseada en la fase de secado, se pueden distinguir cabinas con renovación total del aire de reciclado, o con renovación parcial del aire interior de la cabina (hay que dejar bien claro que es precisa una renovación mínima del 20% del aire). Pero, prácticamente, todos los modelos de cabina existentes en la actualidad tienen un mismo sistema de trabajo, y todos los pasos de la fase de secado son automatizados, de manera que la única preocupación del operario es pulsar un botón.

  • En la actualidad, hay una tendencia encaminada al aumento de la productividad consistente en la utilización de arcos automáticos infrarrojos, con los que se logra una reducción de tiempos, sobre todo en el caso de piezas. Teniendo en cuenta que cerca del 80% del trabajo de un taller son golpes sobre piezas que no requieren pintar todo el vehículo, supone un aumento apreciable de la producción.

    Respecto al sistema de filtrado, es prácticamente idéntico en todos los modelos, siendo lo más habitual el empleo de filtros secos. Es cierto que existe un sistema de filtrado por cortina de agua, pero está en desuso.

    Hoy en día, las exigencias legislativas medioambientales están extendiendo el empleo de grupos depuradores de carbón activo, gracias a los cuales se reduce drásticamente la expulsión de gases nocivos a la atmósfera exterior.

    No obstante, los expertos precisan que la utilización de una cabina de pintura es, indudablemente, uno de los factores que influyen en el acabado de un vehículo, siendo el principal objetivo de un buen profesional un acabado perfecto. Sin embargo, consideran que sería un grave error pensar que por el simple hecho de pintar en una buena cabina se pueden descuidar otros aspectos como la preparación de la chapa, un lijado perfecto, una limpieza tan cuidadosa como para garantizar que ninguna partícula de polvo haya quedado en la superficie a pintar. O sea, preparación y limpieza son dos ingredientes básicos para el acabado final.

    Cabina Tipo

    La cabina tipo más requerida por el taller en la actualidad consta de unas dimensiones que oscilan entre 6,6 Lx4Ax2,80 h y 7,20x4x2,85; con dos filas de luces (1.500 watios); con un grupo impulsor capaz de generar 24.000 mch y de 120.000 kcal/h.; una temperatura de 60º C en fase de secado, y con un cuadro de mandos automático.
    La instalación de un grupo expulsor, que a la vez purifique los gases que se emiten al exterior, también es una posibilidad, aunque no la más habitual. El precio medio rondaría los tres millones de pesetas.

    A la hora de elegir una cabina de pintura (para coches, furgonetas, camiones o motos), las variables que tiene en cuenta el taller son el volumen y el tipo de vehículo. Al mismo tiempo, no debería olvidarse del servicio técnico y asistencia del fabricante y la disposición rápidad de piezas de recambio. Otros expertos también subrayan que "las cabinas de fabricación nacional ofrecen más garantía que las extranjeras".

    Respecto a si el taller debe tener en cuenta el tipo de acabado (base agua, acrílicos, poliuretanos, etc.), los especialistas consultados afirman que "las principales diferencias entre la pintura convencional y al agua se encuentran en el trato que debe darle el pintor, así como en los tiempos de secado. A la hora de elegir un tipo de cabina, la difererencia no es tal".

    En cuanto a los requisitos legales, las cabinas de pintura deben ser máquinas homologadas por las consejerías de industria, con su certificado de homologación CE y "debe justificarse que están excluidas de la calificación de Zona 0 en cumplimiento del Reglamento Electrotécnico de Baja tensión. Además, deben cumplir la normativa de compatibilidad electromagnética, así como la legislación medioambiental vigente.

    Ventajas de la cabina de pintura para el taller

    El objetivo fundamental de un taller de chapa y pintura, no hay que olvidarlo, es dar un servicio satisfactorio al cliente. Así, además de esa fidelización, no sólo habrá ganado un cliente, sino también, y cara al futuro, a los clientes potenciales de su círculo social. Por ello, los expertos coinciden en señalar que todo taller de chapa y pintura debe tener su cabina por tres razones, a saber:

  • Garantizar un acabado perfecto en cada vehículo pintado.

  • Pintando en una cabina se respeta el medio ambiente, ya que la mayoría de las partículas de pintura, los humos y los gases se retienen por una serie de filtrados.

  • Ajustándose a la ley, y pensando en la prevención de riesgos laborales, una instalación de pintura, junto a otros medios, permite al pintor y a sus ayudantes trabajar en un ambiente exento de toxicidad y otros elementos contaminantes.

  • Hablando en plata, pintando el coche en una instalación de pintura, el vehículo obtiene un acabado como recién salido de fábrica. Además, los tiempos de secado son más cortos y el profesional puede realizar el pintado de varios coches al día.

     

    Las cabinas del futuro

    Las últimas innovaciones en el campo de las cabinas de pintura van dirigidas a la reducción de tiempos, tanto de pintado como de secado para aumentar la producción, así como a emplear sistemas que permitan cuidar al máximo la salud del operario. "En el futuro se buscarán equipos menos contaminantes y que reduzcan los tiempos de acabado", afirman los expertos consultados. Además, los estudios actuales se están centrando en los materiales filtrantes y aislantes, con el fin de reducir los gastos energéticos del taller. Según las fuentes consultadas, "estos gastos se ven notablemente reducidos con el empleo del secado con infrarrojos. Mientras que un secado convencional puede costar unas 500 pesetas de combustible, con los infrarrojos se pueden quedar en unas 125 ptas., dependiendo de las piezas a secar. En un secado convencional, hay que secar una pieza o un coche completo hay que poner toda la cabina a 60º, mientras que con un infrarrojos sólo se encienden las lámparas que corresponden a la pieza deseada".


    FUENTES CONSULTADAS EN EL INFORME: IBERCAB ASTRA (GRUPO BALLERO), OSA SPANESI IBÉRICA, GEINSA, BENCH IBÉRICA, PILLARD, SAGREMAK-HILDEBRAND, EQUIPOS ECOLÓGICOS LAGOS, ROTAS SYSTEM, PINTURAS BARCELONA, USI IBERIA, ASEQUIP, AERMATIC, AIR INDUSTRIE y MERCURY DOS

    LEGISLACIÓN DE LAS CABINAS DE PINTURA:
    LIBRO BLANCO PARA LA MINIMIZACIÓN DE RESIDUOS Y EMISIONES: APLICACIÓN DE PINTURA EN CARROCERÍAS

    El 'Libro Blanco de Minimización de Residuos y Emisiones en el Pintado en Carrocerías', editado por el Gobierno Vasco, recoge bien a las claras las normas que deben cumplir las cabinas de pintura. Por su interés, reproducimos el apartado íntegro referidos a las instalaciones de pintura : "En el diseño de una cabina de pintura, los criterios de calidad de acabado deben ir unidos a los de salubridad del trabajo en el interior de la misma. Así pues, además de conseguir la eliminación de depósitos intempestivos de polvo y pulverizados en la superficie pintada, debe obtenerse un grado de ventilación suficiente para mantener la concentración ambiental de contaminantes durante el pintado por debajo de los límites higiénicos recomendados.

    Estudios técnicos realizados en cabinas de pintado de automóviles, en los que se ha relacionado velocidad de aire y concentraciones ambientales de contaminantes, han permitido establecer los siguientes principios básicos que garantizan alcanzar satisfactoriamente ambos objetivos:

    -El sentido de las corrientes de ventilación debe ser vertical descendente, con impulsión de aire por el techo y salida por el suelo. Las corrientes de aire horizontales no son admisibles en estas operaciones.
    -El flujo de aire debe mantenerse regular y homogéneo en la zona de trabajo.
    -El caudal de aire del sistema de ventilación, que no define por sí mismo la calidad de la instalación, debe ser el suficiente para mantener una velocidad media del aire igual o superior a 0,4 metros por segundo, con valores individuales no inferiores a 0,3 m/seg.

    En las cabinas para el pintado de turismos, la velocidad media citada se obtiene midiendo en 10 puntos alrededor del vehículo, 3 para cada costado, 2 delante, y otros 2 detrás, a 0,5 m. de él y a 0,9 m. de altura sobre el suelo.
    En las cabinas destinadas al pintado de grandes vehículos como camiones o autobuses, las medidas deben realizarse a 0,5 m. del vehículo, a 1,5 m. de altura, 2 delante, 2 atrás y por tramos de 1,5 a 2 m. en ambos costados.
    Las mediciones deben hacerse con un anemómetro capaz de indicar velocidades de aire comprendidas entre 0,1 y 1m/s * 0,05 m/s.

    Para cumplir estos principios básicos es recomendable seguir las siguientes normas:

    -La superficie filtrante del plénum de impulsión debe abarcar la mayor parte posible del techo de la cabina, al menos el 80% del mismo. Superficies inertes mayores puueden provocar turbulencias perjudiciales.
    -La superficie de salida del aire debe estar distribuida uniformemente por el suelo, normalmente mediante un foso central o dos canales longitudinales bajo el emparrillado metálico.
    -La profundidad del foso o de los canales longitudinales favorece la verticalidad del flujo de aire. Se recomiendan profundidades de 0,4 metros o mayores.
    -Los paneles filtrantes del aire impulsado, y en su caso los del extraído, deben revisarse y erenovarse con una periodicidad adecuada a las condiciones de trabajo de cada taller. Ensuciamientos excesivos de los filtros pueden modificar totalmente la eficacia del sistema de ventilación.
    -La distancia del vehículo a las paredes de la cabina debe ser alrededor de 1 m. y la del techo de la cabina a la zona alta del automóvil no debe ser inferior a 1 m.

    Al margen de lo expuesto, no debe olvidarse la conveniencia de que la cabina disponga de un dispositivo de depuración del aire expulsado, filtros secos o dispositivos por vía húmeda, que evite tanto la formación de incrustaciones indeseables en los conductos de salida, como la contaminación ambiental exterior.

    Instalaciones de ventilación auxiliares

    -Las operaciones de limpieza de pistolas y utensilios con disolvente y las de preparación de pinturas, mezclas y disoluciones, deben realizarse bajo la acción de un dispositivo de aspiración, normalmente frente a campanas verticales o en pequeñas cabinas abiertas.
    -Las operaciones de preparación de chapa previas al pintado es conveniente que se realicen sobre plataformas dotadas de aspiración.
    Métodos operativos. Frecuentemente, aun a pesar de disponer de instalaciones y equipos en condiciones adecuadas, y debido a hábitos de trabajo desafortunados, se producen situaciones de riesgo higiénico fácilmente evitables. Por este motivo, es conveniente recordar la necesidad de:
    - Efectuar todas las operaciones de pintado a pistola en el interior de la cabina de pintura o, alternativamente, en un lugar adecuadamente acondicionado con planos aspirantes, incluidas las aplicaciones de imprimaciones, aparejos y cementos a piezas sueltas de los vehículos.
    - Mantener la ventilación conectada durante un tiempo razonable antes de penetrar en la cabina tras el secado de las aplicaciones.
    - Mantener siempre tapados los recipientes con disolventes utilizados en la limpieza de pistolas y utensilios.
    - Los trapos o desperdicios impregnados de pinturas deberán ser recogidos en recipientes metálicos, cerrados.
    - Utilizar prendas de protección personal cuando la naturaleza de las operaciones realizadas así lo requiera."

    FUENTE: "LIBRO BLANCO DE MINIMIZACIÓN DE RESIDUOS Y EMISIONES EN EL PINTADO EN CARROCERÍAS", elaborado por la Sociedad Pública de Gestión Ambiental IHOBE. S.A., perteneciente al Departamento de Ordenación del Territorio, Vivienda y Medio Ambiente del Gobierno Vasco. Con la colaboración de las siguientes empresas: SAGOLA, ICI AUTOCOLOR, GLASURIT, AKZO NOBEL, DUPONT IBÉRICA, HERBERTS ESPAÑOLA, MAX MEYER, PPG IBÉRICA, RM, SPIES HECKER Y GEINSA.

    CONSEJOS DE USO Y MANTENIMIENTO DE UNA CABINA DE PINTURA

    MANTENIMIENTO:
    -SIEMPRE: Mantener limpias las paredes y las rejas del suelo para evitar la disminución de luz y la posibilidad de desprendimiento de polvo. Asegurarse de que en la cabina haya la adecuada sobrepresión, sustituyendo los filtros secos cuando estén sucios.
    -CADA SEMANA: Limpiar y soplar con aire comprimido el prefiltraje del generador, realizar el soplado desde interior del filtro hacia fuera.

    -CADA TRES MESES: Controlar la tensión de las correas de transmisión y el filtro de gasoil.
    -CADA SEIS MESES: Controlar los cojinetes del ventilador e inspeccionar la salida dde humos del quemador.

    -CADA AÑO: Repetir las operaciones previstas semestralmente, limpiar internamente el intercambiador de calor, especialmente la cámara de combustión y tubos de humos, sustituir las gomas de las puertas, cambiar los filtros del techo.
    -Realizar un análisis de combustión y regular el CO2, así como la presión del aire de combustión. Esta operación deberá ser realizada por una empresa especializada.

    ANTES DE PINTAR
    1.- Lavar el automóvil anteriormente preparado e introducirlo en la Cabina-Horno. Encender las luces y poner en funcionamiento el ventilador de impulsión.
    2.- Cubrir con papel protector y cinta adhesiva las partes que no se vayan a pintar. Recomendamos no usar periódicos, revistas u otros artículos similares.
    3.- Proteger las ruedas; eliminación del barro, polvo...
    4.- Desconectar la conducción de los rociadores limpiaparabrisas, pues en caso de cocción a 80º el vapor expulsado podría dañar el acabado.
    5.- Repasar el coche con paños antipolvo y la zona a pintar con paños antisilicona.
    6.- Elevar los automóviles con neumáticos sin cámaras, ya que en el enfriamiento se podrían deformar.
    7.- Quitar el tapón del depósito de combustible, y si fuera a gas butano, desconectar y sacar la bombona. Comprobar que no queden en el interior botellas de aerosoles, extintores, desodorantes...
    8.- Instalar un reductor de presión con filtro de la mejor calidad en el exterior.
    9.- Vestir prendas de nylon para evitar la introducción de polvo, usando asimismo gorro para preservar la caída de cabello.

    PREPARACION
    1.- Seleccionar la pintura.
    2.- Utilizar siempre un filtro de 2.000 mallas, filtrando el esmalte dos veces. Para los esmaltes metalizados, usar filtros de 5.000 mallas.
    3.- Controlar la viscosidad según las recomendaciones de los fabricantes.

    PRE-PINTADO

    1.- Utilizar una pistola con boquilla de 1,2 y a presión no superior a 4 kg/cm2
    2.-Controlar la posición de la trampilla de by-pass en el generador: debe estar abierta.
    3.- Encender el quemador y regular el índice del termostato a 20º si la temperatura ambiente fuese inferior.
    4.- Mojar abundantemente el suelo de la cabina si es de obra.

    PINTADO

    1.- Dar la primera mano de pintura con 1 ó 2 segundos de viscosidad superior.
    2.- Diluir la pintura para la segunda y tercera mano.
    3.- Esperar el tiempo necesario entre manos para evitar el corrugamiento.
    4.- Poner el selector en 'Pintado'.
    5.- Conectar el motor del grupo generador en caso de tener depuradora conectada previamente al generador, de lo contrario no arranca.
    6.- Con la cabina en marcha, conectar el generador, que se pondrá en funcionamiento, o no, dependiendo de la temperatura seleccionada en el termostato digital de control.
    7.-Conectar la iluminación. La máquuina está lista para trabajar en la fase de Pintado. Al terminar de pintar, desconectar todos los elementos, incluida la iluminación.

    FASE DE SECADO
    1.- Colocar el selector de trabajo en la posición de secado. Esto hace que module la compuerta de aire para reducir el caudal y aumentar la temperatura.
    2.- Establecer el tiempo de secado deseado en el temporizador, teniendo en cuenta que la cabina tardará 8/10 minutos en ponerse a temperatura. Conectar el quemador.
    3.- Transcurrido el tiempo seleccionado, el generador y el ventilador se paran automáticamente.