Bienestar insuficiente, democracia incompleta; Vicenç Navarro

Sociología. Ensayo. Política social. Actualidad. Democracia. España. Derechización

  • Enviado por: Lía Muñoz
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

Al comenzar a leer Bienestar insuficiente, democracia incompleta me surgieron muchas dudas sobre la realidad de nuestro país, así que mientras continuaba con la lectura fui descubriendo en la prensa y complementando con noticias esta realidad.

En general el autor, Vicenç Navarro, trata de explicar los grandes problemas que sufre nuestra democracia y bienestar, basándose siempre en lo que falla en nuestro sistema, que no es mas que, como explica el autor, la cotidianeidad.

Uno de los primeros problemas en nuestra sociedad que expone Vicenç es el debate que se forma en torno a la identidad nacional por la naturaleza del estado español lo que deja en segundo término lo cotidiano y que afecta realmente a la población: falta de trabajo, inestabilidad e inseguridad laboral, educación, sanidad y aquello que afecta directamente a las mujeres. Cuando el autor hace referencia a la sobrecarga de trabajo que tienen la mayoría de las mujeres, me pregunté, cuáles hubiesen sido las consecuencias para España si no hubiese triunfado el franquismo y sí la república. Al investigar en Internet (www.rebelion.org/sociales/mujer300601.htm) sobre el mundo laboral y la mujer descubrí que los mismos problemas de aquella época los seguían sufriendo muchas mujeres hoy, pero fue un gran paso ese principio de igualdad que se pretendía y las nuevas leyes que se crearon para ello. Pero la mujer aun necesita mucho más tiempo en este país para conseguir todos esos adelantos que en otros países (norte europeo) ya se disfrutan.

Así el gran problema sobra la identidad o identidades nacionales creo que quedaría explicada en la frase “si se explicara a la ciudadanía cómo la solución de los problemas de la identidad resolverían los problemas de cotidianeidad”, porque el autor ya nos da la solución del problema, se nos hace pensar en exceso en el término de la identidad sin darnos cuenta que si todos estuviésemos en un verdadero estado de bienestar no tendríamos tan en cuenta el territorio en el que vivimos puesto que se viviría igual en Cataluña, País Vasco o Madrid. Por eso entiendo que la independencia o autodeterminación empobrece o empeora respecto a otras regiones, por lo tanto no parece adecuada la discusión de la autodeterminación sino más bien la discusión sobre lo que nos afecta objetivamente.

Otra de las preguntas que me hice al comenzar con la lectura fue que si ya se saben los problemas de España y existen soluciones, ¿por qué no se hace nada para solucionarlo? Al complementar la lectura fui descubriendo e indignándome al mismo tiempo de la influencia del dinero y de las pocas cosas que hacen aquellos que teóricamente nos representan y que no hacen nada por evitarlo. Por ejemplo, con la lectura quedan claras muchas de las mentiras, que no son mas que excusas para explicar nuestro bienestar insuficiente y que aceptamos como verdaderas, la falta de recursos, fondos públicos escasos, etc.

Otro punto muy llamativo es la crítica que hace a todos los sectores o partidos políticos de España, sobretodo aquel que ha sido más perjudicial para el estado español, el partido conservador del PP. Desde su entrada en el gobierno Vicenç nos muestra por ejemplo como han aumentado las desigualdades sociales o descendido la esperanza de vida. A esta altura de la lectura apareció algo que me llamó mucho la atención y que estaba interiorizando sin apenas darme cuenta, y es aquello de acusar, por parte de los conservadores, a la inmigración de estos problemas, lo que nos lleva a generan mucho rechazo y racismo en toda la población. Continuando con la crítica política en mi opinión quedaría resumida en la frases “España va bien... pero la población no va tan bien”.

Otro punto importante es lo que hace referencia a lo público y privado: fomentar el empleo privado y no público, el aumento de pacientes que acuden a la sanidad privada o la disminución de estudiantes en la educación pública y que van a la privada, aquí mas que liberar el sector público hay motivos psicológicos (aburguesamiento) aquellos que nos llevan a pensar en “ser mejor que...porque pago”. Pero como el autor nos explica estos trasvases hacia lo privado mas que liberar el sector público, consiguen que sea aun más deficiente y tenga menos recursos. Podríamos decir en términos económicos que si aumentara la demanda conllevaría un aumento de la oferta. Pero como ya hemos visto en la obra todo dependería de los intereses económicos de unos pocos, Vicenç escribe “sectores poderosos tienen intereses y son los responsables del retraso” y algo mucho más preocupante es que todo ese dinero que ahorramos los españoles, mediante la declaración de la renta y los impuestos, podría ir dedicado a mejorar los servicios públicos, es decir, lo cotidiano y lo que nos afecta directamente. En vez de esto va a parar a solucionar el problema del déficit presupuestario porque es la obsesión personal del señor Aznar, aquí es donde llegue a la segunda parte del titulo de la obra de Vicenç, democracia incompleta, por que ¿donde están los intereses de todos?¿Una obsesión personal no es más dictadura que democracia? Pero ya sabemos que el señor Aznar desaprobó la constitución (en el referéndum)

En relación con la desinformación que tenemos los españoles, Creo que somos conscientes de esta manipulación pero ya sea por reminiscencias del franquismo en la que España se nos mostraba como un país sin igual muy distante de la realidad o el conformismo que hasta muy poco estábamos sufriendo, nos hace ser “borregos” y no luchar por la información objetiva.

Sobre todo aquello que nos afecta realmente a los ciudadanos, nuestros problemas, creo que podría resumirse en un par de líneas: La falta de trabajo, por no fomentar el empleo público, nos hace quedarnos más tiempo en las casas de los padres porque no podemos acceder a una vivienda, así las familias se crean mucho más tarde cuando somos menos fértiles, también solo queremos un hijo para poder darle lo mejor, porque nuestros contratos de trabajo son precarios, además la mujer tiene que compartir el trabajo con la casa y el cuidado de la familia, porque aunque no tenga ayudas públicas podría tener menos carga si viviésemos en un país menos machista, y las parejas ayudasen y compartiesen las tareas. Luego queremos tener una sanidad buena sin listas de espera(en la que te atiendan enseguida) y queremos que nuestros hijos tengan una educación adecuada y es en lo privado donde encontramos los mejores colegios, por su material o infraestructuras, no tanto por los profesores. Y así llegamos a un estrés de las familias, sobretodo mujeres, que se traduce en enfermedades y agotamiento que supone un mayor gasto para el estado.

Sobre el capítulo del mercado de trabajo creo que está muy claro, si observamos las encuestas sobre opinión realizadas entre 1998 y 2003 a la población española, el primer problema y más importante para la población es el paro y aquí creo que difícilmente el estado, los medios de comunicación o dirigentes políticos nos puedan engañar, en mi opinión y como también parece para Vicenç es la clave de nuestra situación actualmente y también el núcleo de este texto, dejando aparte los problemas de la inmigración, si el estado pusiese en práctica la mitad de las soluciones que el autor nos aporta, el paro pasaría a segundo término y nuestras preocupaciones serían otras, como en el caso de la encuesta de 2003 parece algo indignante que la población como problemas generales( y no que le afecten directamente) exponga que es El paro y no por ejemplo la guerra de Irak. De este modo, sin solución a los problemas del paro, aparece otro al que nuestro gobierno conservador le da mucha importancia y es la inmigración. Vicenç expone: “Las políticas de austeridad social que llevan a cabo las opciones conservadoras que gobiernan, están aumentando la inseguridad, que es la base del racismo”. La inmigración como problema no lo es tal para las clases obreras si no fuese porque los empresarios prefieren mano de obra barata, así el obrero ve como su puesto de trabajo está amenazado y también todas aquellas mejoras que habían ido consiguiendo a lo largo de esta democracia. A la vez con esta inseguridad el estado pierde legitimidad, el obrero deja de confiar en el estado porque el sector político está cada vez más lejos de la población.

Algo importante también es que detrás de este problema de inmigración se esconde otro, que es la desigualdad social que existe en nuestro país, que como bien dice el autor se debe en gran parte a la herencia que nos dejo la etapa franquista pero también es causa de los gobiernos conservadores que agravan aun más esta situación ya sea por la congelación del gasto social o el aumento progresivo del sector privado. Y enlazado con esto va la sanidad y educación, la realidad española nos muestra que las clases de renta alta y media acuden al sector privado dejando a los sectores más pobres de nuestro país en lo público, de esta forma estas clases pobres y por la congelación del gasto social siguen forzadas a serlo, impidiéndoles al mismo tiempo que puedan acceder a mejores servicios o lo que es más importante que puedan mejorar en su vida; El ejemplo lo tenemos cuando el autor habla sobre la educación en Cataluña y nos expone que la Generalitat gasta más en subvenciones por alumno en la escuela privada que en la pública.

Así entramos en la segunda parte de la lectura y en la explicación de la globalización. Continuamos viendo cómo perjudica el estado español a la sociedad, continuando con el problema de las desigualdades sociales; así que en este punto Vicenç nos explica que más que globalización estamos ante tres grandes bloques, el 1º y siempre bien definido ha sido Estados Unidos, seguido por Europa, que no es más que un intento de imitación y por último el sudeste asiático.

Como ya se ha mencionado anteriormente, parte del problema de la desigualdad social en España viene de la época franquista y como el autor explica que aunque a lo largo de los 80 y 90 estas desigualdades disminuyeron no ha sido lo suficiente puesto que España sigue aun por debajo de la media europea.

Unos de los ejemplos claro que Vicenç nos expone sobre la mejora del estado del bienestar y que supondría la desaparición o disminución de las desigualdades sociales, lo tenemos en los países nórdicos, en estos se han realizado pactos sociales entre los gobiernos, organizaciones empresariales y sindicatos, estos pactos les han permitido resolver los retos de la globalización y alcanzar políticas de pleno empleo. Aquí el problema de llevar a cabo un pacto social creo que esta en que no tenemos unos sindicatos fuerte, lo suficiente como para poder presionar al gobierno o empresarios respecto a las políticas de pleno empleo, y como explica el autor respecto a la globalización no tenemos una presencia importante del estado español.

Entrando en la tercera parte podemos ver que tras las elecciones del 2000, los medios de comunicación crearon la idea en España de que el triunfo del partido de centro (conservador) había significado el cambio de la historia electoral del país que siempre había tendido hacia la izquierda, por lo que parte del sector de izquierdas( PSOE) había pedido un movimiento del partido hacia el centro. Pero como vemos en la obra esta interpretación tiene una lectura muy distinta y además creo que uno de los indicadores de este cambio no se debió solo a la errónea imagen nueva del partido socialista si no al cansancio de los abusos de los que tienen el poder, el acomodarse significa dejar de luchar por los intereses y para bien o para mal este país necesitaba un cambio, para que toda la gente, sobretodo la joven, se diese cuenta que aun queda mucho por hacer y que hay mucho por lo que luchar.

A continuación el autor nos explica nuestra democracia incompleta con una crítica de esta desde su creación, a la vez que critica la personificación que hacen los medios de comunicación de la democracia en el rey. Importante es destacar la derecha de nuestro país como consecuencia de la larga etapa franquista. Ahora la derecha que no aprobó la constitución tiene el poder gracias a ella y a demás impide su modificación, algo necesario puesto que este documento debería cambiar según pase el tiempo, cambie al historia y sobretodo las personas.

Cuando al final de la tercera parte V.Navarro nos propone imaginar una democracia distinta con el papel importante de la mujer, nos damos cuenta que en nuestro país y sobretodo en el partido conservador el papel de la mujer es puro márketing, puesto que se nos presentan peleles y no mujeres; ¿ qué responsabilidad (por ejemplo) tiene Ana Palacio en su partido? ¿Cuál es su papel y qué es lo que hace? Y no solo nos quedan muchos años para que esta situación cambie y llegar a una verdadera democracia, como dice el autor, sino que nos queda aun mucho tiempo para que esos que nos “representan ahora” sean los que verdad nos representen mañana.

Ya en la cuarta parte y en referencia al silencio y el olvido de la Guerra Civil y la etapa franquista yo añadiría también una moda entre la gente joven. Hace un par de años, vi a un compañero de clase dibujar una esvástica en la pared y le pregunté que qué significaba eso, su respuesta fue que simbolizaba España. Lo preocupante es que no es solo un joven o adolescente, sino muchos que por desinformación y/o moda siguen a unos pocos derechistas y fascistas, añado aquí que desde el colegio (no solo en la universidad, en mi caso) se les dieran charlas, aprendieran a escuchar a sus mayores

( porque la mayoría de ellos son nietos de los que lucharon ( y perdieron) por la libertad que ahora tienen) necesitamos mucha más información, aunque sea dura, pero es necesario revivir todo lo pasado para evitar que vuelva a suceder para así podamos todos reclamar el reconocimiento y corrección de los errores de los que ahora nos gobiernan. Por lo tanto sorprende que en Barcelona donde más represión hubo durante la guerra sea ahora el que mayor porcentaje tenga de grupos neo-nazis y fascistas.

Todo esto se traduce al final en un gran retraso de España respecto al resto de todos los países de Europa y que nosotros no percibimos, y no solo eso, si no que los políticos del partido conservador nos siguen engañando mostrándonos una España totalmente integrada y con una transición modélica y en la que el nivel de Bienestar es insuperable. Debo agradecer la lectura de esta obra durante todo este proceso de campañas políticas y mítines que me ha enseñado a ver un poco mejor la verdad y a distinguir las mentiras o medias verdades que nos cuentan, además ahora soy mucho más crítica con todo lo que veo a mi alrededor y puedo (como antes no podía) argumentar mis opiniones políticas en los debates, por lo tanto más que abrirme la mente la ha reforzado y me ha empujado a seguir luchando por la “libertad”.

Nota: A lo largo de la lectura he ido haciendo mías muchas de las ideas que expone el autor, de ahí esa implicación personal en la obra ,mi trabajo sobre bienestar insuficiente, democracia incompleta ha sido un análisis del momento en el que vivo.

Tomo la época franquista como un retraso importante en la sociedad española

2Cabe destacar que el autor insiste mucho en la influencia de los medios de comunicación “somos lo que ellos quieren que pensemos”

Añado objetiva porque creo que hay una realidad subjetiva, la que nos muestran los medios de comunicación y otra que es la que no vemos o no nos dejan ver.

Para mi no es precisamente un problema, mas bien es una excusa.

Probablemente esto también se lo debemos a los medios de comunicación.

Transición desde la dictadura a una democracia de derechas, ahora tenemos que luchar por el paso de una democracia de derechas a una social

4