Bélgica

Europa. Población. Monarquía. Economía. Cultura. Arte. Música. Cine. Gastronomía. Turismo

  • Enviado por: Luis Morilla
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 13 páginas
publicidad
publicidad

BÉLGICA EN SÍNTESIS

Población (1997)
Superficie
Densidad de la población

10.192.000 habitantes
30.528 km²
333 habitantes por km²

Esperanza de Vida (1997)
     Hombres
     Mujeres


74,65 años
81,08 años

Distancia máxima entre dos puntos
Centro geográfico
Punto más alto
Capital

280 km
Nil-Saint-Vincent
le Signal de Botrange (694 m)
Bruselas

Ciudades Principales

Brujas, Lieja, Gante, Namur,Amberes, Charleroi

Jefe de Estado
Fiesta Nacional
Idiomas oficiales

El Rey Alberto II
21 de Julio
el holandés, el francés y el alemán

Moneda

franco belga (FB)
    1 Euro = 40,3399 FB
    1 $ (1997) = 35.7832 FB
    1 $ (1998) = 36.2898 FB

Producto Bruto Interno (1997)

9.093 mil millones de F.B. (= 250.6 mil millones de $)

Tasa de crecimiento

2,9 %

Producto Interior Bruto (1998)

890.624 FB (=24.542)

Inflación (1997)

1.6%

Exportaciones (1998)

6.406 mil millones de FB(=176,5 mil millones de $

Importaciones (1998)

5.896 mil millones de FB(=162,5 mil millones de $

Huso horario

GTM + 1 hora

Hora de Verano (abril a septiembre)

GTM + 2 horas

Pesos y Medidas

Sistema Métrico

Luz

220 V

Precipitaciones (1998)

948 mm

Horas de Sol (1998)

1.326

INTRODUCCIÓN

Desde el espacio los astronautas pueden distinguir dos puntos de referencia en la tierra, la Gran Muralla China y Bélgica. La red iluminada de las autopistas belgas - un entrecruzamiento de hilos luminosos - es conocido en la NASA como "la ventana belga".

Bélgica, con su capital Bruselas, cubre una superficie de 30.528 km² y está situada al noroeste de Europa. Comparte fronteras con los Países Bajos, Alemania, el Gran Ducado de Luxemburgo y Francia.

Bélgica posee 10.192.000 habitantes (1997), lo que significa una densidad demográfica de 331 habitantes por kilómetro cuadrado.

El país tiene un total de 1.631 km de autopista, es decir, 51 km de autopista por 1.000 km². Bélgica también posee la red más densa de ferrocarriles del continente, con un total de 3.476 km. Cuenta con la presencia de tres importantes puertos marítimos : Amberes, Gante y Zeebrujas, y de dos puertos fluviales : Bruselas y Lieja. Sus vías navegables cubren un total de 1.500 km y están conectadas a través de varios canales con Rotterdam y el Rin.

Bélgica tiene tres idiomas oficiales : el holandés, el francés y el alemán (en la parte oriental de Bélgica se encuentra una pequeña comunidad de habla alemana).

Para muchos extranjeros, Bélgica debe su fama a su capital, Bruselas, y a algunos de sus productos nacionales típicos como los chocolates, el encaje, las endibias y la cerveza.

Sería erróneo creer que la imagen muy positiva de la cual goza Bélgica en el exterior, radica únicamente en estos pocos criterios.

Bélgica es mucho más. Es sede de la Organizacion del Tratado del Atlántico (OTAN), del Supreme Headquarters of the Allied Powers in Europe (SHAPE), de la Comission Europea, del Consejo de la Unión Europea y de muchas otras instituciones europeas e internacionales.

Bélgica forma parte de un mayor eje urbano y comercial, y de una zona densamente urbanizada, que se extiende desde Inglaterra hasta el norte de Italia. Es uno de los países más prósperos del mundo.

Pero Bélgica también, y por sobre todo, es un país sumamente afecto a los valores democráticos. El reconocimiento de las tres comunidades (Flamenca, Francesa y Germanohablante), y las tres Regiones (Flamenca, Valona y Bruselas-Capital), permitió a Bélgica transformarse en un Estado federal, moderno y dinámico.

Gracias a su excelente ubicación geográfica, y a sus redes de comunicación altamente desarrolladas, Bélgica ocupa una posición estratégica como punto clave de la vida económica y urbana de Europa. Cumpliendo así ampliamente con su vocacion de "Capital de Europa".

BÉLGICA, UN REINO

Bélgica es un país independiente desde 1830, cuando se separó de los Países Bajos.

El primer Rey de los belgas, Leopoldo I, prestó juramento el 21 de julio de 1831. El Día de la Fiesta Nacional se celebra en conmemoración de su juramento.

Es una monarquía constitucional y hereditaria. El Rey es el Jefe de Estado. Conforme a la Constitución, la persona del Rey tiene inmunidad y los ministros asumen la responsabilidad política ante el Parlamento. Todos los actos ejecutivos del Rey para que puedan tener efecto deben ser refrendados por un Ministro. Esta disposición pone al Rey por encima tanto de religiones e ideologías, como de creencias políticas e intereses económicos.

El Rey, de hecho, es el símbolo de la unidad y de la permanencia de la Nación.

El 31 de julio de 1993 S.M. el Rey Balduino I falleció despues de haber reinado durante 42 años.

Su hermano Alberto prestó juramento constitucional ascendiendo al trono de Bélgica el 9 de agosto de 1993, convirtiéndose en el sexto Rey de los Belgas.

S.M. el Rey Alberto II está casado con la Reina Paola desde el 2 de julio de 1959.

El Rey y la Reina tienen tres hijos : el Príncipe Felipe, nacido el 15 de abril de 1960, la Princesa Astrid, nacida el 5 de junio de 1962 y el Príncipe Laurent, nacido el 19 de diciembre de 1963.

La Princesa Astrid está casada con el Archiduque Lorenz de Austria-Este, y tienen cuatro hijos: el Príncipe Amedeo (nacido el 21 de febrero de 1986), la Princesa Maria Laura (nacida el 26 de agosto de 1988), el Príncipe Joaquín (nacido el 9 de diciembre 1991), y la Princesa Luisa Maria (nacida el 11 de octubre de 1995).

Luego de una reciente reforma constitucional, podrán acceder al trono los miembros de la Familia Real tanto masculinos como femeninos.

UN ESTADO FEDERAL

Bélgica accedió a la independencia en 1830.
Las cuatro reformas constitucionales de los años 1970, 1980, 1988-89 y 1993 han sido testigo del progresivo desarrollo del país de un estado unitario hacia un estado federal.

De modo que el primer artículo que encontramos en la Constitución belga expone que " Bélgica es un Estado federal que consta de comunidades y regiones".

El poder de decisión ya no se encuentra exclusivamente en manos del Gobierno Federal y del Parlamento Federal. La dirección del país está asegurada ahora por distintas instancias quienes ejercen sus poderes de una manera autónoma en las materias que son de su competencia.

La nueva distribución de competencias a lo largo de las reformas sucesivas del Estado se ha desarrollado en base a dos ejes principales.

El primero está vinculado con el idioma y, de una manera más general, con la cultura. Esta evolución ha dado lugar a la creación de las Comunidades. El concepto de Comunidad se refiere a las personas que la constituyen y a los lazos que las unen, es decir el idioma y la cultura. Las Comunidades son tres : la Comunidad Flamenca, la Comunidad Francesa y la Comunidad Germanófona.

Las tres Comunidades gozan de autonomía principalmente en materia de cultura, educación, radio y televisión, medicina, bienestar para el individuo, e investigación cientifica.

Las Comunidades son también competentes para establecer relaciones y desarrollar lazos internacionales en las áreas mencionadas.

El segundo eje de la reforma del Estado se basa en la historia y, más específicamente en las aspiraciones de algunos en obtener una mayor autonomía económica. Ello ha dado como resultado la creacion de tres Regiones: la Región Flamenca, la Región de Bruselas-Capital y la Región Valona.

Las Regiones son entidades con intereses económicos determinados por zonas geográficas especificas.

Las Regiones son también competentes para establecer relaciones y desarrollar lazos internacionales en esta área.

El Estado Federal ha conservado todas las competencias referentes al interés nacional, como : finanzas, defensa, justicia, política exterior (sin ingerencia en los poderes de las Comunidades ni de las Regiones en los asuntos que son de su competencia), seguridad social.

Finalmente, cabe destacar que Bélgica tambien está subdividida en 10 provincias y 589 municipios.

Las 10 provincias son instituciones autónomas, subordinadas al Estado Federal, a las Comunidades y, sobre todo, a las Regiones.

El municipio es el órgano más cercano a la población. Existían 2.739 municipios cuando se creó el Estado belga. La fusión de los municipios en 1975 redujo esta cantidad a 589.

CARACTERÍSTICAS DE LA ECONOMÍA BELGA

Producto Interior Bruto

El PIB de Bélgica en 1997 fue de 8.675 mil millones de francos belgas (242,5 millones de USD).

Representó el 1,1% del PBI de la zona OCDE, y el 3% del PBI de la Unión Europea.

 

Sectores de Actividades

Hasta mediados del siglo diecinueve, la economía belga, como el resto de las economías europeas, estuvo basada principalmente en la agricutura.

Aunque Bélgica fue uno de los primeros países en haber conocido la industrialización. La construcción de una red ferroviaria contribuyó ampliamente a esta evolución, así como la presencia del carbón favoreció el desarrollo de la industria pesada.

Sin embargo, desde hace unos veinte años, el sector industrial ha sido superado por el sector de servicios, que representa más del 55% del producto interior bruto. En 1973, la parte del PIB correspondiente al sector servicios no llegaba a representar el 42%. El sector industrial al contrario sufrió una disminución en su participación en el PIB que pasó del 41% en 1973 al 29% en 1993.

La misma evolución se produjo con respecto al mercado del empleo. En 1970, los sectores industrial y de servicios ofrecieron casi el mismo número de empleos. En 1994, el sector de servicios empleó a más del doble de personas que el sector industrial.

La industria no obstante sigue teniendo actualmente un rol estratégico y constituye todavía una fuente de crecimiento de la cual derivan muchos servicios. Además, la mayor parte de la producción industrial es exportada.

La economía belga, pues, se ha convertido decididamente en una economía de servicios, siendo éste el sector de actividad más ampliamente representado.

Los servicios comerciales representan el 56,5% del valor agregado total generado por las actividades de producción, la industria el 19%, los servicios no comerciales el 13,5%, y el resto procede de la construcción, la energía y la agricultura.

 

Exportaciones

La economía belga puede ser con justicia considerada como una de las más internacionalizadas del mundo. Se trata de una economía muy abierta que exporta bienes y servicios por un valor del 73% de su PIB. En cuanto a las importaciones, la cifra correspondiente es del 68%.

Esto da cuenta de cómo la presencia de Bélgica en el comercio internacional supera ampliamente la dimensión de su economía medida en términos de PIB. En efecto, las exportaciones de bienes y servicios representan respectivamente el 4,1% y el 7,1% del total de las exportaciones de la OCDE y la Unión Europea.

Bélgica, con apenas el 0,2% de la población mundial, se sitúa en el undécimo lugar entre los exportadores de bienes y servicios del mundo entero.

Las tres cuartas partes de las exportaciones belgas están destinadas a los países de la Unión Europea, de las cuales la mitad son para sus vecinos más cercanos Alemania, Francia, Países Bajos y Gran-Ducado de Luxemburgo. 

Productividad

Uno de los factores que caracteriza la economía belga es su alto nivel de productividad. Según los cálculos de la OCDE, el crecimiento de la productividad de la industria belga es uno de los mayores. Entre 1970 y 1989, se mantuvo en Bélgica en un promedio del 5,3% anual, frente a un 4,9% en Japón, un 3% en los Estados Unidos y un 2,2% en Alemania.

 

Desempleo

La reorganización de las actividades de la economía industrial tras la primera crisis petrolera y la racionalización cada vez mayor de los procesos de producción, con el corolario de un aumento de los niveles de actividad - especialmente entre las mujeres - que ha desembocado en un fuerte aumento del número de la población activa, han llevado a un desequilibrio entre la oferta y la demanda del mercado laboral.

Esto se refleja en la actualidad en un nivel de desempleo que afecta a 12 % de la población activa en enero 1999.

 

Inflación

Excepción hecha de los períodos afectados por las dos crísis petroleras, Bélgica es un país de inflación moderada, siendo además uno de los países que mantiene el nivel de inflación más bajo, inferior al de la OCDE y la Unión Europea. Durante los tres últimos años, la suba de los precios al consumidor se ha limitado a un promedio del 1,5% anual.
La moderación de los precios es consecuencia principalmente de la política adoptada por el gobierno belga a partir del año 1990, consistente en anclar el franco belga al marco alemán, la moneda más estable de la Unión Europea.

BÉLGICA - CULTURA

1. Introducción

Eminente depositaria del patrimonio artístico europeo, Bélgica ocupa un lugar privilegiado en la cultura europea. Más que cualquier otro país de Europa, Bélgica lleva impresas las marcas de constantes interacciones entre las culturas germánica y latina. La evolución cultural de Bélgica no puede ser disociada del papel crucial que desempeñó a través de los siglos en el tablero político y cultural europeo. No obstante, la cultura belga siempre ha preservado sus características específicicas.

2. La Pintura

Bélgica posee una vasta tradición pictórica que se remonta al realismo trascendente de los "Primitivos" flamencos del siglo 15; las pinturas de Jan van Eyk, Quinten Matsys, Hans Memling, Rogier van der Weyden y Dirk Bouts se cuentan entre las más afamadas obras de los museos del mundo entero. El realismo ha asimismo caracterizado la obra de Pieter Brueghel en el siglo 16, mientras que el siglo 17 conoció el auge del genio barroco en la persona de Pierre-Paul Rubens y de sus contemporáneos Antoine Van Dyck y Jacob Jordaens.

Asimismo el país está representado en los museos más grandes del mundo por pintores contemporáneos, tales como los surrealistas René Magritte y Paul Delvaux, Jean-Michel Folon, Pol Mara, Fernand Knopff, Henri Evenepoel, James Ensor, Rik Wouters, Constant Permeke y la escuela de Latem, Octave Landuyt, Félicien Rops y el movimiento Cobra con Pierre Alechinsky, Christian Dotremont, por citar algunas de las figuras más destacadas.


           3. La literatura

Bélgica posee una rica tradición literaria. A principios de siglo se le otorgó a Maurice Maeterlinck el premio Nobel, y quién no escuchó hablar de la inmortal creación de Georges Simenon, el Inspector Maigret? Otros nombres célebres sont los de Emile Verhaeren, Charles de Coster, Henri Michaux, Hendrik Conscience, Guido Gezelle, Hugo Claus, Louis-Paul Boon, Fernand Crommelynck, Pierre Mertens, Michel de Ghelderode, John Flanders, Françoise Mallet-Joris, Louis Scutenaire, Johan Daisne, Gerard Walschap, Paul Van Ostaijen, Conrad Detrez, Jos Vandeloo, Charles Plisnier,...


         4. Arquitectura

En los siglos 11 y 12, el advenimiento de la arquitectura romana estuvo estrechamente ligado al crecimiento de las ciudades y de los claustros. Durante ese período se desarrolló una cultura arquitectónica principalmente en las cuencas del Mosa y del Escalda.

En el siglo 15, período en el cual la arquitectura civil y religiosa se difunde ampliamente, los arquitectos belgas confieren una nota personal al gótico francés.

En el transcurso del siglo 16, la influencia del renacimiento italiano se manifiesta principalmente en la arquitectura burguesa.

En los siglos 17 y 18, el barroco estuvo ante todo al servicio de la contrarreforma de la arquitectura religiosa. Se quería poner en evidencia el fervor religioso reconquistado por la arquitectura.

Tanto en la pintura como en la escultura, el estilo clásico dominó la arquitectura del siglo 18, pero sin lograr mayor trascendencia.

En el siglo 19, se desarrolló nuevamente una diversidad de estilos arquitectónicos, del neoclásico al neogótico. A principios del siglo 20, Bélgica es uno de los primeros países en el cual florece el "art nouveau". Henri Van de Velde y Victor Horta son los destacados arquitectos de este período. El sentido de lo moderno y de lo experimental le ha valido a los arquitectos belgas una consideración internacional hasta hoy día.

5. La Música

De los polifonistas del siglo 14 a los cantantes pop de hoy día, numerosos músicos belgas adquirieron fama mundial. El pianista, organista y compositor Cesar Frank es célebre, lo mismo que la escuela de violín belga del siglo 19 con Eugène Isaye, Henri Vieuxtemps y Charles de Bériot. Adolphe Sax dió al mundo uno de los más populares instrumentos de viento : el saxofón. Entre los jazzmen belgas citemos a Toots Thielemans, René Thomas, Jacques Pelzer y Philippe Catherine. Por otra parte Bélgica ha sido inmortalizada por el cantante-compositor Jacques Brel, que nació en Bruselas.

En cuanto a la música clásica, el baritono José Van Dam ha logrado prestigio internacional.

Los "Salzburger Festspiele" son dirigídos por un belga, Gerard Mortier. El concurso de la Reina Elizabeth sigue siendo uno de los concursos musicales más importantes del mundo.

6. Artes del espectáculo

En 1700, Bruselas asiste a la construcción del "Théâtre de la Monnaie", el primer gran teatro de ópera. En el se presentan principalmene óperas italianas. En los años `80, la Monnnaie se forja, bajo la dirección de Gerard Mortier, de reputación mundial.

El ballet y la ópera estuvieron por mucho tiempo ligados. Recién en los años `60 el "Ballet van Vlaanderen" cobra independencia bajo la dirección de Jeanne Brabants. Otro tanto ocurre con El "Ballet de Wallonie" bajo la dirección de Hanna Vooss. La danza contemporánea belga goza de un renombre internacional. Maurice Béjart y su "Ballet du Vingtième Siècle" inspiraron fuertemente la danza moderna. Anne Teresa de Keersmaeker dió, en lo que a ella respecta, un nuevo impulso a la danza contemporánea con su compañía "Rosas".

La danza en Bélgica, representada anteriormente por "Le Ballet du 20ème siècle" dirigido por Maurice Béjart, está hoy en día conducida por las manos maestras de coreógrafos tales como Anne-Teresa de Keersmaeker (compagnie Rosas), por Wim Vandekeybus y Marc Vanrunxt, quienes obtuvieron un rotundo éxito en los escenarios internacionales desde Nueva York a Paris.

7. El cine

El cine belga está representado por la escuela documental vanguardista de Charles Dekeukeleire y Henri Storck. La obra de André Delvaux, Roland Verhavert y Harry Kümel dió lugar poco a poco a una tradición en la cual se inspiraron sucesivas generaciones de cineastas: Benoît Lamy, Jean-Jacques Andrien, Jaco Van Dormael y su película tan a menudo imitada "Toto, le Héros", Chantal Akerman y Marion Hänsel. Recientemente , las películas "Le Maître de musique" y "Farinelli" de Gérard Corbiau, y "Daens" de Stijn Coninkx, fueron nominadas para los Oscars. Numerosos dibujos animados belgas son igualmente de una calidad excepcional. Picha y Raoul Servais son indiscutiblemente maestros del género y en 1987 se le otorgó a Nicole Van Goethema un Oscar por el dibujo animado "Een Griekse Tragédie" (Una Tragedia Griega). Y no olvidemos el gran éxito que tuvo en Holywood el actor belga Jean-Claude Van Damme.

8. Las historietas

Los nombres de los héroes de las historietas hablan por sí mismos: Tintin, Bob y Bobette, Spirou y Fantasio, Blake y Mortimer, Neron, Lucky Luke y los Pitufos.

Estos personajes fueron creados por los artistas Hergé, Willy Vandersteen, André Franquin, Edgar P. Jacobs, Marc Sleen, Morris y Peyo. Estos últimos, y muchos otros, contribuyeron a sentar las bases de la cultura europea de las historietas y constituyeron una fuente de inspiración para artistas más jóvenes como Ever Meulen y François Schuiten.

9. Moda y design

La inventiva y la audacia de los modelos y materiales son la marca de fábrica de los jóvenes modistos belgas tal como Dries Van Noten, Martin Margiela, Dirk Bikkembergs, Walter Van Beirendonck, Gérard Wathelet y Ann Demeulemeester, cuya presencia se destaca en los principales desfiles de moda. Elvis Pompilio logró un éxito inigualable como modisto. Los orfebres como Wouters y Hendrickx y Nadine Wijnants se granjearon una reputación mundial, como así también el centro diamantista en Amberes.

10. Gastronomía

Los belgas se han forjado un renombre en materia de gastronomía. En los antiguos libros de cocina se hace referencia a menudo a las especialidades belgas. En cuanto a la "haute cuisine" moderna, Bélgica ocupa uno de los primeros lugares. Posee, por habitante, tantas estrellas Michelin como Francia.

Bélgica cuenta con unas 80 variedades de queso, superando, en proporción, a Francia, Holanda y Suiza juntas. Hay más de 400 variedades de bombones y un infinito surtido de masas, pasteles, tortas, panqueques y barquillos. Además cada región posee una preparación tradicional de carne o pescado.

La cerveza representa para Bélgica lo que el vino para Francia. De la simple "pils" a la "trappiste", la cerveza es la bebida nacional. Ningún otro país del mundo ofrece una tal variedad. Numerosas cervecerías producen centenares de clases de cerveza apreciadas por consumidores belgas y extranjeros dando a Bélgica un lugar preferencial en la lista mundial de los productores y consumidores de cerveza. Varios monasterios, como los de Orval y Westmalle, fabrican sus célebres "trappistes".

TURISMO EN BÉLGICA

Ciudades de arte

Brujas, Lieja, Gante, Amberes, Namur, Lovaina, Tournai...ciudades de arte belgas que reflejan la riqueza de un pasado incomparable, esculpido en sus iglesias y ayuntamientos góticos y barrocos.

Los edificios, casas seculares, museos, monumentos y parques que caracterizan a estas ciudades, tienen todos una atmósfera que le es propia y particular, realzada por un sinfin de tiendas, restaurantes y terrazas.

Propio a Brujas y Gante son los canales : antes necesarios para el tráfico comercial y ahora románticas rutas dónde los barcos turísticos navegan entre los cisnes.

La costa belga

La costa belga se extiende por 67 km, a lo largo del Mar del Norte.

La particularidad de la costa belga reside tanto en sus playas anchas (abarcan hasta 500 m), sin guijarros ni piedras, como en sus dunas de arena fina y pareja.

No es de extrañar, pues, que la costa belga sea un terreno predilecto para los chicos.

Tampoco pueden dejar de ser visitados las elegantes ciudades costeras como Knokke-Zoute, Oostende y De Haan.

 Bruselas, Ciudad Europea Cultural en el año 2000

Bruselas, capital política de la Europa del siglo XXI . Faltan palabras para describir la personalidad de esta ciudad centenaria, polifacética y llena de vitalidad. ¿Qué tienen en común el chocolate y las historietas, el Art nouveau y la cerveza geuze "Mort subite"? Nada... excepto Bruselas y sus habitantes.

En el año 2000, año simbólico por excelencia, Bruselas compartirá el título de "Ciudad Europea Cultural" con otras ciudades europeas : Bergen, Helsinki, Reikiavik, Cracovia, Praga, Avignon, Bolonia y Santiago de Compostela.

Las Ardenas Belgas

A quien le guste pasear, seguro que apreciará la tranquilidad y los misteriosos bosques de las Ardenas. Su extensión invita a soñar. Un sinfín de ríos cuyo dulce fluir a veces se agita, serpentean por este hermoso paisaje. El campo lo sumergirá en la más completa tranquilidad. Con la metamorfosis que sufre cada estación el paisaje ofrece un espectáculo extraordinario.

Las Ardenas combinan la buena vida con la buena cocina. La fuerte presencia de una tradición surgida de los monasterios ha contribuido a la elaboración de una muy amplia gama de cervezas y quesos para ser degustados por todo aquel que se precie de ser un buen gourmet.

Existen además otros ingredientes que pueden condimentar su estancia si lo desea : ciudades de arte como Namur, Tournai o Lieja que encierran un valioso legado cultural , el acceso a un patrimonio histórico de gran riqueza y especialmente bien conservado, la posibilidad de practicar un deporte en plena naturaleza.