Barrio de Recoleta

Sudamérica. Argentina. Geografía urbana. Localización. Calles. Sitios de interés. Perfil socioeconómico. Comercios. Espacios verdes

  • Enviado por: Laura Capa
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 18 páginas
publicidad
publicidad

Orígenes del barrio de Recoleta:

No es de los antiguos de la Capital Federal. El barrio de la Recoleta es un tradicional barrio porteño.

Fue primeramente conocido junto con el de Retiro, como “Barrio Norte”. Actualmente, cuendo se pregunta a la gente que lo habita, el nombre del barrio, contestan: “Barrio Norte”.

Historia del barrio:

Aparece a fines del siglo XVIII, cuando las extensas chacras y quintas de la zona que lo formaron, comenzaron a dividirse y ser edificadas.

Tomó su nombre sel Convento de Recoletos Descalzos, levantado en una chacra llamada “Los Ombúes”, que recibió el vecino fundador y primer alcalde, Rodrigo Ortiz de Zárate, en el reparto de tierras hecho por el general Juan de Garay el 1583.

Por el consiguiente, se hallaba fuera de la traza de la ciudad, y al momento de fundarse el Monasterio correspondía al pago de Montes Grandes, luego San Isidro, siendo por muchos años uno de los arrabales, con características rurales por lo despoblado y solitario.

Al aumentar la edificación y establecerse el matadero proliferarion los llamados “orilleros”, que se juntaban en las pulperías y reñideros de gallos de sus cercanías, convietiéndolos en clubes populares, donde pasaban el tiempo entregados a la bebida, oyendo payadas, jagando a la taba o a las cartas, y discutiendo asuntos del día que despertaban su interés.

Esos lugares servían también para que vagos y maleantes se reunieran con el fin de concertar alguna fechoría a realizarse en lugar más o menos cercano, descontando la impunidad merced a los recursos para esconderse y escapar, que ofrecían la oscuridad del barrio, los huecos, túneles y zanjones existentes.

Por todo ello, desde el anochecer, salvo en caso de necesidad ineludible, nadie cruzaba por allí, temeroso de sufrir un asalto o, por lo menos, pasar un susto dado por ratero o bandidos, quienes se valían de cuanto medio puede imaginarse para alcanzar el logro de sus empresas, explotando especialmente la ignorancia y la superstición del vulgo, que permitían crear y divulgar leyendas y patrañas.

La Iglesia y el Convento

La iglesia dedicada por Narbona a Nuestra Señora del Pilar se inauguró el 12 de octubre de 1732, en brillante ceremonia a la cual asistieron las autoridades civiles, eclesiáticas y militares, además de numerosa concurrencia de fieles.

La silueta armoniosa del templo se percibía desde lejos, por estar edificado en la parte más elevada de la barranca y sin otros edificios que la ocultaran.

Las sucesivas nivelaciones de las calles vecinas, la arboleda del paseo, y, sobre todo, los rascacielos levantados en estos últimos años, contrubuyen ahora a ocultar la iglesia y el convento. Su interior contiene imágenes artísticas como la de San Pedro de Arcántara (Alonso Cano), un Cristo crucificado de la misma época, y un frontal de plata de factura colonial.

Bajo sus bóvedas descansan los restos de numerosas personalidades, fallecidas antes de regir la prohibición de sepultar en los templos.

El 30 de marzo de 1830 fue creada la Parroquia bajo la advocación de su Patrona.

El convento anexo tuvo variados destinos fuera del primitivo: carcel de detenidos políticos, cuartel, asilo y hospital. Su actual destino es cobijar ancianos quienes recorren sus claustros y jardínes.

Plazoletas y Romerías

Para fines del siglo XVIII, el conocido escribano Don Facundo de Prieto y Pulido poseía dos manzanas de terreno frente a la iglesia de Nuestra Señora del Pilar, que después de varias incidencias se agregaron al Convento de los Recoletos y, más tarde, en parte de ellas, se formó la plazoleta de la Recoleta (1807).

Sobre la barranca, durante muchos años, hubo un cañon conocido como “de la Recoleta” y que constituía la defensa norte se Bs. As., denominada Batería de la Recoleta.

Durante mucho tiempo suguió suendo un vasto terreno inculto, vaciadero de basuras y refugio de animales sueltos. Pero por 1816 Fray Francisco Castañeda, guardián del convento de los Recoletos dirigió un nota al gobierno reclamando que se emprendiera la obra de componerla por medio de represas, haciendo al mismo tiempo practicable la barranca para coches y carretas.

En dicha plazoleta y en los terrenos adyacentes hacia el bajo y el norte, tenían lugar las fiestas o Romerías de la Virgen del Pilar y San Pedro de Alcántara. La juventud porteña, durante los años del gobierno rosista, no disfrutó de muchas fiestas; asi es que tales Romerías contaron con gran favor y convocaban un gran público. El baile, la merienda y la recorrida de bandolas (puestos) hacían parecer cortas las horas transcurridas en la Recoleta.

Sin embargo antes de fin de siglo la policía debió prohibirlas ya que fueron aumentendo los desórdenes en dichas fiestas.

Calle Larga de la Recoleta

Las primeras comunicaciones entre la ciudad y el Convento cieron origen a esta calle, así llamada por no estar cortada por ninguna otra.

Luego se llamó Av. República y ahora Presidente Quintana, fue la más característica del barrio.

En esta zona se hizo famosa la figura del preboste de policía Rafael Alcaraz quien logró llevar orden y seguridad al barrio.

En 1869 se estableció la Estación de la compañia de Tranvías Buenos Aires, que unía la plaza de la victoria hasta el Pilar.

Calle de Chavango

Fue, después de la calle Larga, la más típica del barrio. Se ignora el origen del nombre, pero se cuenta una divertida anécdota cuendo el intendente Torcuato de Alvear dictó la ordenanza para cambiar su nombre a Av. Las Heras. Se cuenta que al ser conocida su resolución recibió un memorial firmado a nombre de la viuda de Chavango y sus hijos en protesta por semejante ultraje. Esto motivó toda una investigación sobre se supuesto héroe desconocido, quien resultó ser un personaje inventado por el Dr. Lucio López para hacer una broma a Alvear.

Calle Callao

Fue considerada por Bernardino Rivadavia la Av. de circunvalación de la ciudad, por lo cual se diseño más ancha.

Cruzaba una parte bastante poblada y seguía al norte entre las quintas que a veces la interrumpían torciendo su trazado. Se abrió en todo su recorrido hacia fines del siglo pasado.

Cuando desapareció el bajo y se levantaron las construcciones de las empresas ferroviarias funcionó un conjunto de diversiones populares llamado Parque Japonés.

Calle Garantías

También se proyectó durante el ministerio de Rivadavia. La calle se abrió y su nombre perduró hasta que el intendente Torcuato de Alvear quiso honrar la memoria de Nicolás Rodriguez Peña, precursor y estadista de la independencia. También recibió su nombre la plaza que era cruzada por esta calle.

Calle Bella vista

Se llamó más tarde Buenos Aires y ahora Av. Alvear.

Es la última calle de importancia formada en el barrio, no obstante lo cual superó en lujo y animación a las otras.

En 1882 ya estaba prolongada hasta unirse con la Bajada de la Recoleta uniendo la calle Larga y el camino a Palermo.

El camino del Bajo

Por el pie de las barrancas, separándolas de la costa seguía en camino hasta la llamada “bajada de la Recoleta”, donde doblaba en dirección a Palermo.

Hoy se conoce como Av. Leandro N. Alem. Era el camino obligado hacia la residencia del “Restaurador de las leyes” Juan Manuel de Rosas. Por allí circulaban tanto personajes ilustres como familiares de aquellos detenidos político, que iban a implorar por su vida o por su libertad.

Bajo de la Recoleta

Era la zona que se extendía entre el camino del bajo y el río.

Allí se reunían a realizar sus tareas las lavanderas y se comentaban todos los secretos de las familias porteñas.

Luego el ferrocarril y la urbanización ocuparon este lugar; también se construyó la primera casa para las máquinas del servicio de aguas corrientes que proveyeron de agua potable al vecindario de la Capital reemplazando los antiguos pozos y aljibes caseros.

Las Quintas

Toda la zona que rodeaba el Convento era ocupada por grandes quintas. Comenzaban en las vecindades del Socorro y llegaban hasta la actual esquina de Santa Fe y Canning.

Típicamente estaban constituidas por una casa principal espaciosa y baja, con columnas recubiertas por plantas de Santa Rita, Jazmín del país o mosqueta y como un lujo el famoso mirador. Más al fondo se hallaba la sección de peones y esclavos. Todos estos edificios se rodeaban de árboles de sombra y frutales.

Los jardínes eran motivo de orgullo de sus dueños.

Los cercos exteriores tenían generalmente plantas espinosas o tupidas y en las más alejadas del centro predominaban las tunas, por cuyo motivo se llamaban tunales a los suburbios.

El cementerio del Norte o de Recoleta

Como es notorio, durante la colonia no hublo cementerios, salvo en ciertos momentos de opidemias que causaron gran mortandad. Entonces se habilitaron terrenos que cumplieron esta función, pero vuelta a la normalidad cesaron de funcionar.

Los muertos se sepultaban en los templos hallando su ubicación según su categoría. Las personas de menor nivel social y los esclavos se enterraban fuera del recinto sagrado pero a la sombra de sus muros, terreno designado como “campo santo”.

En 1809 ante el desarrollo de la ciudad, las autoridades temieron por la salud pública y decidieron prohibirlo, pero recién en 1822 el gobernador general Martín Rodríguez, destinó una parte del huerto que fuera de los Frailes Recoletos para enterratorio general llamándolo Cementerio del Norte, aunque para todos suguió siendo de la Recoleta.

El nuevo cementerio se bendijo el 17 de noviembre de 1822.

En sus comienzos existieron algunos inconvenientes por motivos religiosos, pues en un cementerio católico no podían admitirse restos de protestantes, y ello dio origen a la formación de un cementerio inglés.

Fueron edificándose bóvedas y monumentos artísticos.

La primera obra fue la escultura que secora el sepulcro de Facundo Quiroga.

Localización:

Se encuentra delimitada por las siguientes calles:

  • Norte: Av. Coronel Díaz, Av. Las Heras, Tagle, Salguero.

  • Este: Av. Costanera del Río de la Plata.

  • Sur: Montevideo y Uruguay.

  • Oeste: Av. Córdoba.

Y por los siguientes barrios:

  • Norte: Palermo.

  • Noroeste: Belgrano.

  • Sur: Balvanera

  • Este: Retiro

  • Oeste: Barrio Norte

Identidad Cultural:

Los habitantes del barrio son en su mayoría porteños sin predominio de ninguna cultura extranjera. La Recoleta es el barrio cultural por excelencia, al que convergen durante los fines de semana y días festivos visitantes provenientes de los demás barrios, turistas extranjeros y del conurbano.

Las opciones son múltiples:

  • Museo Nacional de Bellas Artes. Cito en Av. Libertador 1473. Es cede de muestras estables y exposiciones de prestigio internacional.

  • Centro Cultural Recoleta cito en Junín 1930. En él se pueden realizar distintas actividades. Este año hay distintos cursos y talleres: Artes Visuales, Artes Escénicas, Fotografía, Literatura, Música, Medios Audiovisuales, Programas educativos, Arte para chicos, Teatro y distintas exposiciones.

  • Palais de Glace Ubicado en Posadas 1725. Es sitio de exposiciones plásticas y fotográficas.

  • Centro Municipal de exposiciones. Ubicado en Figueroa Alcorta y Callao. Aquí se presenta la Feria del Libro Anual.

  • Biblioteca Nacional. Ubicado en la calle Agüero 2502. Funciona de lunes a domingos, siendo cede además de muestras cinematográficas y espectáculos masivos al aire libre.

  • Iglesia del Pilar: constituyó el núcleo a partir del cual nació el actual barrio de la Recoleta.

Además del servicio de misa, por su importancia histórica y artística, convoca visitas guiadas destinadas a turistas locales o extranjeros.

  • Cementerio de la Recoleta: ubicado junto a la Iglesia del Pilar. Obra arquitectónica única que reproduce todos los estilos hasta la actualidad.

Características de las viviendas:

En su mayoría son edificios de departamento con alto porcentaje de construcciones de no más de 15 años con un promedio de 5 pisos de alto.

La fachada es más bien moderna y las únicas construcciones con valor histórico son LA IGLESIA DEL PILAR y EL CEMENTERIO porque el Convento de los Recoletos que le dio el nombre al barrio fue reciclado y convetido en el actual “centro de diseño”. Se conjugan edificios modernos con otros más antiguos de distintos estilos, manteniendo, en la mayoría de los casos, detalles de categoría.

En este barrio pueden encontrarse lujosos hoteles de cadenas internacionales, como el Caesar´s Park, el Hiatt y el Alvear Palace.

Se encuentran las embajadas de: Gran Bretaña, Paraguay, Uruguay, Costa Rica, Rep. Federal de Yugoslavia, México, Rep. Árabe Siria, Perú, Rep. de Eslovaquia y Panamá. Hasta el atentado en que fue destruída, se encontraba en este barrio la Embajada de Israel.

Perfil socioeconómico:

La evolución de este barrio fue rápida. No pasó por la fase intermedia de la modesta vivienda del artesano. Plena campaña al mediar el siglo XVIII, cien años después era un conjunto de quintas, generalmente de veraneo.

Medio siglo más tarde desaparecieron en su totalidad, siendo reemplazadas por residencias que lo convirtieron en una de las zonas lujosas de la Capital.

Durante algunos años se siguió viendo restos de las antiguas verjas, guardando parte de los jardines de antaño, que escondían a medias la vieja casona, más o menos oculta, como avergonzada de verse junto a vecinas que ostentaban lozanía, mayor altura, y la fachada avanzada hasta la línea de la acera.

La gente que habita en la Recoleta pertenece a la clase media-alta en la mayoría de su extensión, porque el precio de metro cuadrado construído es de los más caros de Buenos Aires.

La mayoría de los que habitan trabajan en otros barrios. Es un barrio dormitorio. La mayoría de los empleados de los comercios, consorcios y seguridad, provienen de otros barrios y en su mayoría del Gran Buenos Aires.

Aquí se encuentra ATC Televisora Color y las radios: Rivadavia, Splendid y La Red.

Centros comerciales y de entretenimientos:

  • Boutiques de la Av. Alvear, Quintana y Santa Fe

  • Village Recoleta

  • Buenos Aires Design

  • Zona de gran actividad cultural y atractivo turístico durante los sábados y los domingos en la plaza de la Recoleta:

  • Artesanos

  • Músicos

  • Mimos

  • Comediantes

  • Bailarines de tango

  • Tarotistas

  • Videntes

  • Restaurantes, cafés, confiterías, discotecas

Espacios verdes

No hay instalaciones deportivas. Los espacios verdes no superan el 20% de la superficie total y están mal distribuidos. Se concentran en el este del barrio próximos a la facultad de Derecho y el Centro Cultural Recoleta, encontránodose además distintas plazoletas. Son casi inexistentes en los lugares de mayor concentración habitacional y comercial y de alta contaminación ambiental. Aún así se destaca la valiosa parquización con árboles centenarios y son una gran atracción turística al encontrarse cercanos a los museos.

Su importancia se completa por la presencia de esculturas de gran valor. La última adquirida pertenece a Botero y se encuentra próxima al centro de exposiciones.

Muchos vecinos utilizan estos espacios verdes a la manaña principalmente para salir a correr y hacer ejercicios aeróbicos. Y además disfrutan paseando por lo puesto de artesanos a la tarde en fines dejg semanas.

Los niños son los principales usuarios durante todos los días.

De lo expuesto se concluye el alto grado de dependencia para el ocio, no así para los deportes.

Centros Comerciales:

Hospital Rivadavia

Hospital Fernández

Hospital Alemán (privado)

Maternidad Suizo Argentina (privado)

CEMIC (privado)

Sanatorio Quintana

Clínica San Martín de Tours

Hospital Rivadavia:

Población: consultorios: 400 pacientes por día apróx.

Por guardia de emergencias: 50 pacientes por día apróx.

Enfermedades: Ginecológicas y Quirúrgicas.

Hospital Fernández: Centro de Emergentología y Trauma

Comercios y servicios:

Las avenidas más comerciales son Santa Fe, Alvear y Quintana (Boutiques), Pueyrredón, Las Heras, Callao y la calle Vicente López (todo tipo de comercios).

Además hay dos comisarias la n° 17 y n°19 y un cuartel de bomberos. Existe gran cantidad de comercios de alta calidad y de servicios de peluquería, tintorería, videos, etc. Estos negocios no solo cubren holgadamente las necesidades de los vecinos, sino que gente de otros barrios también viene a comprar.

La actividad económica del barrio está concentrado en cocentrado en el comercio y el turismo.

Industrias:

No existen industrias en este barrio pero aún así es índice de contaminació del aire es alto por el excesivo tráfico.

Medios de acceso:

SUBTE:

Línea B: Callao, Pasteur y Pueyrredón

Línes D: Callao, Facultad de Medicina, Pueyrredón y Agüero

FERROCARRIL:

La línea General Bartólome Mitre que sale de la estación terminal de Retiro corre paralelo a la costanera, pero no tiene estaciones.

COLECTIVOS:

Las paradas principales de colectivos se encuentran sobre la Av. Córdoba (con un carril especial) que limita con el barrio de Balvanera, y sobre las avenidas Pueyrredón, Callao, Santa Fe y Las Heras. Siendo la línea 60 la que presenta la mayor cantidad de frecuencias.

TRÁNSITO:

De lunes a viernes entre las 18 y las 20 hs. en las avenidas Figueros Alcorta, Las Heras, y la calle Vicente López se presentan los picos de congestionamiento, y en las primeras horas de la mañana esto sucede en la Av. Libertad.

Proyectos sobre los medios de transporte:

De concretarse las obras del nuevo subre bajo la Av. Pueyrredón y otro debajo de la Av. Las Heras, se agilizaría el tránsito.

Educación:

Facultad de Derecho (UBA)

Facultad de Ingeniería (UBA)

Facultad de Medicina Barceló

Instituto Universitario CEMIC

Hay varios colegios de enseñanza primaria y secundaria, estatales y privados, algunos de enseñanza bilingüe.

Consejo Vecinal:

No pudimos ubicar en el barrio un consejo vecinal. Aún así se sabe que los problemas son:

  • Contaminación ambiental

  • Ruido

  • Falta de estacionamiento

  • Embotellamiento del tránsito

  • Todos estos problemas exceden la posibilidad de una solución a nivel del barrio, dado que son problemas de la ciudad en su conjunto. Deben ser resueltos mediante disposiciones municipales.

Conclusión:

El barrio de la Recoleta es un rincón típico de Buenos Aires que conjuga la magia de la historia con el esplendor de sus monumentos y lujosos edificios y el placer que brindan sus múltiples ofertas culturales y sus variados y atractivos servicios.

En las encuestas realizadas a distintas personas que habitan esta zona, existe coincidencia en que es un barrio óptimo para desfrutarlo, dado que se cuenta con servicios para todas las necesidades, con un marco de relativa seguridad.

Trabajo Práctico de los barrios para Educación Cívica:

  • Orígenes del barrio de Recoleta

  • Historia:

  • La Iglesia y el Convento

    Plazoletas y Romerías

    La calle Larga

    Calle de Chavango

    Calle del Callao

    Calle de Garantías

    Calle de Bella Vista

    Camino del Bajo

    Bajo de la Recoleta

    Las Quintas

    Cementerio del Norte

  • Localización

  • Identidad Cultural

  • Características de las viviendas

  • Perfil socioeconómico

  • Centros comerciales y de entretenimientos

  • Espacios Verdes

  • Centros de Salud

  • Comercios y Servicios

  • Industrias

  • Medios de acceso

  • Educación

  • Consejo Vecinal

  • Conclusión

  • Fotos

  • Mapa