Aspectos fundamentales de la comunicación

Actividad comunicativa. Emisor. Mensaje. Receptor. Comunicación interpersonal y no verbal. Lenguaje

  • Enviado por: Karell
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 24 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información


CAPÍTULO I

FUNDAMENTOS DE LA COMUNICACIÓN

La comunicación nació realmente cuando los hombres y mujeres sintieron la necesidad de decirse algo los unos a los otros, intercambiando información y sistematizándola. Ferrer consideró en 1997 que “Ésta pudo ocurrir antes de que empezasen a construir sus medios de vida.” (p.18). Desde el origen del lenguaje, las comunicaciones son el factor constitutivo de la humanidad. Su fundamento más constante es persuadir, o sea, inducir a alguien más a creer o llevar a cabo una acción, ya sea por medio de manipulaciones o por la acción directa, verbal o no verbal, utilizando el mensaje, el contexto, el canal y el ruido, como elementos formadores de la comunicación.

  • ¿Qué es Comunicación?.

  • Muchas veces hemos oído o dicho esta palabra. Con el nacimiento de nuevos sistemas de comunicación y la inmersión a un mundo totalmente globalizado, este término podría ser la diferencia entre integrar o dispersar las sociedades humanas. Parece ser la palabra de los mil usos. Lo cierto es que comunicación es una palabra que designa una actividad humana y, por lo tanto, tendrá en uso, un significado y una finalidad diferentes, los cuales dependerán de la cultura que la utilice.

    Todos los sucesos históricos e importantes de la vida diaria se dan a conocer gracias a la comunicación e información que se brinda todos los días. Sin duda alguna, esta en constante cambio. Es por estas razones que se considera que la comunicación es la herramienta más importante del hombre: logra socializar a los hombres en todos los sentidos. Es una herramienta que los une entre sí. Ferrer en 1999 menciona “El género humano no puede concebirse sin el lenguaje, comienzo y arribo de todo proceso comunicativo en sus más profundas raíces....”(p.16). Esto se manifiesta debido a que la comunicación es un vínculo poderoso entre la comunidad humana, la cual une a la sociedad y a sus entornos, ya que sin ella cualquier forma de interacción o socialización sería nula.

    El hombre, en realidad no tendría nada que hacer sin la comunicación. Ante esto Oliver dice que “La comunicación es la ocupación más importante del hombre.” ( citado en Ferrer, 1999, p. 46). Se basa en que la vida cotidiana; los avances tecnológicos, la sociología, antropología no vendrían al caso sin el acto de la comunicación humana. Cada hombre tiene necesidades y sin el lenguaje sería casi imposible externarlas.

    En cada una de las actividades cotidianas del hombre vuelve imperante la comunicación en cualquiera de sus manifestaciones. La comunicación es un proceso de compartir el significado, por parte de los sujetos que intervienen en ella , y solo es posible cuando ambos comparten códigos de interpretación similares, no importando que el contexto se presente como una conversación informal, es decir, dada en un ambiente que puede ser familiar, de amigos o pareja, o también en una interacción de grupo o como un discurso público.

    Debemos tener en cuenta que no sólo se puede comunicar teniendo presente la tecnología como la televisión, la radio o teniendo un público numeroso. La comunicación además de estás herramientas tiene como peculiaridad su carácter cotidiano; forma parte en las personas que conforman un contexto social; necesidades, interrogantes, deseos y todas aquellas cosas que cualquiera quisiera compartir con alguien más.

    La comunicación siempre se ha caracterizado por su efecto de informar y todo aquello que no es comprensible para el ser humano, no tiene posibilidad de generar una respuesta por parte del receptor del mensaje, debido a que la decodificación por parte de este no fue concretada.

    Cada persona emplea la mayor parte del día comunicándose, ya sea en un grupo social, en la vida laboral y familiar; comunicándose en muchos niveles, por diferentes motivos, con diferentes números de personas y en diversas formas. De ahí la importancia de tomar a la comunicación como objeto de estudio.

    Durante la vida diaria y en un lapso corto de tiempo se pueden utilizar un sin fin de formas de comunicación; todos los días se utilizan diversas, como la visual, la escrita, la auditiva, por medio de imágenes, interpersonal, intrapersonal, etc. Éstas pueden ser de forma consiente o inconsciente; ya que muchas veces se tiene un proceso de comunicación sin ser concientes de ello; como al leer un periódico, al hacer una mueca de bienvenida a alguien o al ver un cartel publicitario.

    López en 2002 dice que “La comunicación es el proceso dialéctico que se establece entre un emisor y un receptor.” (p.1). Sin la participación de alguno de estos dos elementos no sería posible dicho proceso, ya que no se concretaría el ciclo comunicativo esperado y por lo tanto el emisor no obtendría respuesta alguna.

    En este sentido la comunicación no sería posible si no existiera alguien que quisiera comunicar algo y un receptor dispuesto a captar el mensaje, entenderlo y retroalimetarlo. Si esto no fuera posible, se encuentra, que en vez de comunicación sería información; en donde solamente se utiliza un emisor que transmite a un grupo de receptores. En este caso no existe la retroalimentación que se utiliza en el proceso común de la comunicación, según el Modelo de comunicación de Laswell. Esquematizado de la siguiente manera:

    R1

    R2

    Emisor Mensaje R3

    R4

    Uno de los elementos más importantes en el proceso comunicativo es saber a quién va dirigido el mensaje. Sólo de esta forma se tendrá la certeza de que será captado, entendido y asimilado. De esta manera se podrá obtener una retroalimentación entre el emisor y el receptor (es). Berlo establece que “El comunicador puede afectar a la gente en forma distinta de lo que pretendía si olvida que su mensaje puede ser recibido por aquellos a quienes no estaba destinado...uno no se puede comunicar sin tener la intención de persuadir a alguien, de una forma u otra.” (1999, p.p 9,16). Si esto llegará a suceder se presentarían malos entendidos y por lo tanto existirían ruidos dentro del mensaje, ya que este no fue captado de la forma esperada.

    El comunicarse tiene como todo, un propósito muy específico, Kellermann dice “Toda comunicación tiene una finalidad ya sea consiente o no.” (citado en Verderber,1999,p.6), es decir que el emisor y receptor tengan claro el mensaje y estén de acuerdo con él, esto permitirá que la retroalimentación se genere y el mensaje se cumpla, pero además la comunicación le proporciona al individuo un esquema del mundo para definir su posición y ayudar a adaptarse al ambiente en el que se desenvuelva.

    El propósito puede ser un mensaje enviado el cual puede ser trivial o no, pero una forma para evaluar si cumplió con el propósito, es observar si el receptor entendió el mensaje y si el emisor obtuvo la respuesta que esperaba. En caso de querer persuadir, es decir, inducir a creer o hacer algo; es necesario verificar si el receptor realizó la acción.

    Aunque puede suceder que el receptor no responda con el propósito del emisor aunque el mensaje sea destinado a él, entonces se afirma que existe una incompatibilidad entre los propósitos de éste y los del receptor y por tanto se interrumpe la comunicación.

    Para algunos autores como Newman es difícil definir a ciencia cierta que es la comunicación “La comunicación esta recargada de complejidades, que llaman discriminatorias, y de lenguajes que consideran frecuentemente intraducibles, al extremo de que se llega a confundir la realidad de la comunicación con el nombre de comunicación.” (citado en Ferrer, 1999, p. 32), prueba de ello son las múltiples definiciones encontradas de comunicación, un término que se sirve para todo, especialmente cuando se trata de controlarla o tergiversarla. Pero cierto es, que no puede ignorarse la presencia de la comunicación en los ámbitos social, económico, político y cultural de los pueblos y es que en medida en que la gente se comunique se pueden percibir las alteraciones sufridas a través del tiempo y adaptarse a los cambios que la vida diaria produce. La comunicación no es solo parte delas relaciones humanas, sino clave de la existencia del ser humano aún antes de los inicios del lenguaje.

    Watzlawich quien dice “Estamos en comunicación constante y, sin embargo, somos incapaces de comunicarnos acerca de la comunicación.” (citado en Ferrer, 1999, p. 32.), y más aún cuando se intenta dividirla, ya que al hacerlo surgen interrogantes cada vez más difíciles de responder, entonces se hace más grande el abismo entre significado y significante de la comunicación como objeto de estudio. Por todo ello, se hace preponderante definir a dicha comunicación como conjunto de significados efectuados por medio de símbolos (verbales, escritos, musicales, pictóricos, plásticos, gesticulares) que dan su contenido a la comunicación y facilitan la comprensión del mensaje en toda interacción. Sin bien es cierto “Sin la comunicación, el hombre carecería de historia, no habría comunidad.” (Ferrer, 1999, p. 17). Se considera entonces, que la comunicación es importante y necesaria en la vida diaria del hombre porque gracias a ella, se puede comunicar lo deseado desde el inicio de la actividad humana.

    Con los argumentos anteriores, se puede concluir que el hablar de comunicación, denota un proceso de emisión y recepción de mensajes mediante el cual las personas pretenden compartir significados por medio de la transmisión de mensajes simbólicos.

    La comunicación como tal coadyuva en el desempeño de la autorrealización humana, facilitando la convivencia diaria y siendo parte medular en el desarrollo de la vida del hombre. Como tal, la comunicación cumple con las varias funciones según Verderber en 1999:

      • Nos comunicamos para satisfacer nuestras necesidades: Debido a que por naturaleza, somos animales sociales, necesitamos de otra gente.

      • Nos comunicamos para fortalecer y mantener nuestro sentido de identidad: Por medio de la comunicación nos conocemos, aprendemos a reconocer en lo que somos buenos y cómo reacciona la gente ante nuestro conocimiento. Exploramos a detalle, una importante función de la comunicación interpersonal: la percepción de sí mismo y de los otros.

      • Nos comunicamos para cumplir con las obligaciones sociales: Al utilizar afirmaciones tales como “¿Cómo te va? Y “¿Qué pasó”?, lo hacemos simplemente por compromiso. Al no practicar estas atenciones, podría parecer una descortesía..

      • Nos comunicarnos para desarrollar relaciones: Que representan una parte medular en el ser humano, que en muchas ocasiones, combate a la soledad.

      • Nos comunicamos para intercambiar información: Y de esta manera obtener la que a nosotros nos interese y beneficie

      • Nos comunicamos para influir en otros: La influencia es la capacidad de promover un cambio en las acciones de los demás, así por medio de la comunicación, puede concretarse este, tan ansiado proceso.

    La comunicación en el cumplimiento de sus objetivos se guía por principios que lograr su eficiencia. Con lo anteriormente descrito, se analizan los seis principios que afectan la capacidad para concretar una comunicación efectiva (Verderber, 1999):

      • La comunicación tiene un propósito: Cuando los individuos se comunican con otros tienen un propósito para hacerlo. Como lo expone Kathy Kellermann, una sobresaliente investigadora en los contextos interpersonales; toda comunicación tiene una finalidad ya sea consciente o no.

      • La comunicación es continua: A diario se envían mensajes conductuales de los cuales los otros sacan alguna deducción o significado, es por ello que al comunicar debemos estar consientes de los mensajes explícitos e implícitos que estamos enviando de manera constante a los demás.

      • La comunicación es de relación: Significa que en cualquier tipo de comunicación, no solo se comparte un sentido sino también se negocia su relación. Dos aspectos pueden negociarse durante la interacción. El afecto (del amor al odio) o el control según menciona Watlawick, Beavin y Jackson en 1967.

      • La comunicación tiene implicaciones éticas: En los encuentros, cada uno elige si se comunicará éticamente o no, y las consecuencias de su decisión puede, de no ser la adecuada, reprendida por la sociedad o grupo en el que se encuentre.

      • La comunicación se aprende: Debido a que la comunicación parece ser un comportamiento natural, innato e intercambiable, rara vez se intenta mejorar las habilidades por muy adecuadas que estas puedan ser. Aún así, este principio es fundamental porque; la comunicación se aprende.

    A través de la comunicación podemos observar el comportamiento de los individuos dentro de una sociedad, aunque solo de manera general, a su vez cada persona toma diferentes posturas con relación a sus semejantes.

    1.2 Comunicación Interpersonal.

    En una sociedad cada vez más cambiante, acelerada y despersonalizada, el encuentro con otras personas y, por extensión, el encuentro de uno mismo a través del otro, no es tarea fácil en nuestros días.

    Muchos investigadores de diferentes áreas han estudiado a la comunicación interpersonal desde diferentes perspectivas, pero antes de profundizar en el tema se encuentra la comunicación interpersonal definida por Haroldsen y Blake como:“La relación entre emisor y receptor que se da en el mismo espacio y encontrados físicamente próximos.” (citado en Roda, Beltrán, 1988 p.27).

    Tiene lugar en forma directa entre dos o más personas, con una retroalimentación inmediata, interacción cara a cara, usando el lenguaje como medio de comunicación y tomando en cuenta que puede existir comunicación por medio de señales verbales y no verbales.

    Todas las actividades políticas, éticas, científicas y éticas están basadas como muchas otras de las actividades humanas a la comunicación interpersonal; ya que es la que permite mantenernos en constante vinculación con el ser humano y todo aquello que esta alrededor.

    De acuerdo a Scolt y Powers en 1985, los principios de la comunicación interpersonal son los siguientes: (citado por Marroquín, Villa, 1995, p.15).

    * Las personas se comunican porque esa comunicación es totalmente necesaria para su bienestar psicológico.

    * La comunicación no es sólo una necesidad humana sino el medio de satisfacer otras muchas.

    * La capacidad de comunicación interpersonal, no debe medirse exclusivamente por el grado en que la conducta comunitaria ayuda a satisfacer las propias necesidades, sino también por el grado en que facilite a los otros la satisfacción de las suyas".

    * Las relaciones interpersonales constituyen, pues, un aspecto básico en nuestras vidas, funcionando no sólo como un medio para alcanzar determinados objetivos sino como un fin en sí mismo.

    Por tanto, la primera conclusión a la que se puede llegar es que la promoción de las relaciones interpersonales no es una tarea optativa o que pueda dejarse al azar.

    La comunicación interpersonal es aquella que se da con alguien más “ Es algo que hace la gente y que hace a la gente, que la relaciona y la expresa. Es, conviene reafirmarlo, cambio e intercambio.” ( Ferrer, 1997, p. 45). En sí, la comunicación interpersonal, es la que se ejerce con alguien más diariamente y en donde se pueden intercambiar pensamientos, ideas, ideologías, sentimientos y necesidades. Debe entenderse, por encima de todo , como la conciencia de pertenecer a una sociedad, de vivir en ella, y promover la interacción participativa, que obliga la inmersión de todos en el proceso comunicativo, tomando en cuenta que cada sistema social posee su propio régimen de comunicación y patrones establecidos para su entendimiento mutuo.

    “La naturaleza misma de la interacción es influenciada por el grado de activación de los dos interlocutores, en el sentido de que las acciones y reacciones serán diversas según la intensidad de la activación emocional....” ( Bitti, Zani, 1990, p.180). Gran parte de los mensajes que son enviados resultan de la forma no verbal, esto se atribuye a que el ser humano utiliza sus emociones, además del habla, para comunicarse con los demás. Darwin consideraba que las expresiones de la emociones son innatas y que se pueden modificar por el aprendizaje y la imitación. Para efectos del análisis de toda interacción, se debe tomar en cuenta el entorno emocional en el que se encuentran los interlocutores, y así justificar las reacciones de los mismos en la convivencia diaria.

    Este tipo de comunicación ha sido definido por Miller y Steinberg como “La que esta sujeta a una predicción de vínculos y acciones, de motivaciones y formas de actuar.” ( citado en Ferrer, 1997, p. 55). Es por eso que muchos estudiosos de la comunicación como Hybels y Weaver hayan dicho que no existe un sólo tipo para definir este forma de comunicación, ya que cada una en su contexto es única. Una comunicación interpersonal nunca es igual a otra, ya que varían en cuanto: en dónde se produce, el sentido del humor de los participantes y el tipo de mensaje enviado. Es el conocimiento común es el que se comparte con los demás en las labores diarias y con la gente que convivimos en sociedad.

    La intercomunicación, que no es más que un proceso que sólo puede ocurrir entre personas y la comunicación interpersonal están vinculadas la una con la otra, ya que ocupan el mismo espacio compatible, una precede a la otra y además se apoyan entre sí. Una cosa es el producto humano de la intercomunicación y otra muy diferente, el producto que constituyen los mensajes y su distribución.

    La comunicación interpersonal es un lenguaje con el que se comunica por sí mismo, a través de sus gestos, movimientos, actitudes, ademanes y cualquier otro elemento que se pueda enviar a otra persona, así como con la lengua.

    Esta forma de comunicación no es sólo de forma escrita o verbal, intervienen muchos elementos que logran enviar mensajes a los receptores como lo son: la comunicación visual, o “La comunicación cara a cara.” (Ferrer, 1997, p. 56), con todas las interacciones del lenguaje del cuerpo humano, tomando como principal medio la comunicación no verbal.

    1.2.1 Comunicación No Verbal.

    La comunicación no verbal desempeña diversas e importantes funciones en el comportamiento del hombre en la sociedad. En las últimas décadas se ha podido constatar las numerosas formas en que un hombre puede comunicarse en sociedad, como saber cuál es la influencia de su comportamiento sobre los demás y juzgar la capacidad de las personas para transmitir señales no verbales e interpretarlas.

    En muchas ocasiones la información enviada de forma verbal puede ser contradictoria y desechada por las señales no verbales que la acompañaban, ya que el mensaje verbal con el no verbal no tienen coherencia. David ha afirmado que “El cuerpo es el mensaje.” (citado en Ferrer, 1997, p. 57).

    Este tipo de comunicación se puede considerar como un “Lenguaje de relación.” (Bitti, Zani, 1990, p. 137), así como también se considera como un medio principal para expresar y comunicar emociones; completa y complementa la comunicación verbal y logra trasmitir mensajes sin control consiente, experiencias del individuo.

    La comunicación no verbal además puede sustituir a la comunicación verbal en situaciones en donde no se admite el uso del lenguaje. Cabe mencionar que este tipo de comunicación en su mayoría es involuntaria, pero no por ello, debe dejarse a un lado, debido al impacto que tiene ésta en los receptores.

    Las emociones constituyen las experiencias personales del ser humano y éstas a su vez permiten interpretar las emociones de otros, y lo acompañan a lo largo de su vida logrando obtener respuestas. Bitti y Zani en 1990 dijeron que “Son un componente expresivo-motor; un componente motivacional referente a las intenciones y a la tendencia de actuar/ reaccionar; un componente subjetivo consistente en el sentimiento que experimenta el individuo.” (p. 165). Son ellas las que pueden expresar todos aquellos sentimientos que no se pueden transmitir verbalmente y que quizá no sea necesario mencionar, ya que el receptor las captará en el transcurso de una conversación y será él quien le dará una validez a lo hablado o no. Hertz dijo que “La consecuencias de las imágenes serán las imágenes de las consecuencias.” (citado en Ferrer, 1997, p.38). Las emociones negativas generalmente pueden ser identificadas por el tono y graduación de la voz, pero en el caso de la felicidad ocupa a menudo los primeros puestos para ser reconocida de forma no verbal.

    Las informaciones que se comparten hacen referencia, por tanto, a muchos aspectos que tienen que ver sin duda con los participantes y la relación que existe entre ellos. Según las indicaciones de Freser (citado en Bitii, Zani,1990) , tales informaciones se pueden reagrupar en tres clases principales:

  • Identidad Social y Personal: esta se refiere a los rasgos extralinguisticos, paralinguisticos y lingüísticos que es portadora de informaciones referentes a la identidad y la personalidad del emisor. Gracias a éstas, se pueden obtener referencias acerca de la persona con la que se comunica; como la edad, el sexo, la ocupación, su educación, su procedencia, etc.

  • Estados Emotivos Temporales o Actitudes Habituales: en este caso el emisor puede hacer inferencia en su estado de ánimo o simplemente comunicarla de forma no verbal; como sería en el caso de la postura, el tono de voz, el semblante de su rostro etc. Éste también es valido para la comunicación de actitudes para con los demás, como lo sería la amistad o la apatía hacia otros. En este caso los sistemas verbales parecen estar dotados de mayor eficacia de comunicación.

  • Relaciones Sociales: en todo acercamiento social se intercambia información referente a las relaciones sociales o roles que existen entre los participantes. Es en ésta donde interviene el uso de alocutivos, es decir los modos como una persona se dirige a otra y los significados que comportan. Brown y Ford encontraron que las fórmulas de saludo forman parte también de las relaciones sociales (citado en Bitti, Zani, 1990, p. 64).

  • Las conductas de la comunicación no verbal son aquellas acciones corporales y cualidades vocales que acompañan de manera implícita al mensaje verbal y que se interpretan generalmente como intencionales. Burgoon dice que “Se usan con regularidad entre los miembros de una cultura determinada o de una comunidad de lenguaje afín que tienen interpretaciones convenidas en esa cultura o comunidad.” (citado en Verderber, 1999, p. 77). La interpretación de los mensajes pueden ser diferentes de acuerdo a la persona o personas que están recibiendo el mensaje, de acuerdo al contexto y a las experiencias personales de cada una de ellas.

    Además de lo corporal y las cualidades vocales que van con el mensaje, la comunicación no verbal también incluye los mensajes enviados por el aspecto físico de la persona. Mucho de lo que se considera un comportamiento no verbal apropiado, tiene relación con la cultura y el círculo social en el que se es partícipe, gracias a la diversidad de culturas y reglas sociales propuestas por las comunidades establecidas.

    Fast dijo que “Los rostros que adquirimos y la manera de llevar nuestros cuerpos no solamente tiene el sello de nuestra cultura, sino que al mismo tiempo posee nuestro propio sello. Es una de las formas que tenemos para indicar a la sociedad si merecemos o no su aprobación.” ( citado en Ferrer, 1997, p. 57). Es probable que en el incumplimiento de los requisitos pre establecidos en una determinada sociedad, exista la posibilidad de la exclusión del círculo o rechazo como consecuencia.

    La comunicación no verbal es estudiada por muchos teóricos, entre ellos Lefebvre quien afirma que el rostro “es la más profunda y esencial y llega a representar el 65% de los mensajes.” (citada en Ferrer, 1997, p. 58). El rostro es sin duda, transmisor de emociones y el cuerpo un reforzador de ellas. Son muchas las características del cuerpo humano que pueden transmitir emociones. Se responden a los gestos con peculiaridad y se puede decir que se hace de acuerdo a un código que no esta escrito ni especificado en ninguna parte ya es inherente al ser humano.

    El contacto corporal es uno de los elementos con que se puede comunicar no verbalmente. Entre ellos se distingue el uso del contacto visual, la expresión facial, gestos y la postura para comunicar.

    El contacto visual o contemplación es la manera en que se mira a la gente en el momento de comunicar algo. Su presencia demuestra que ponemos atención. Al observar a la persona se pueden descubrir sentimientos como miedo, afecto, enojo, dominio, etc (Verderver, 1999). Además al tener un contacto visual, se puede comprender si el receptor esta prestando atención, si esta entendiendo o no. La mirada fija es uno de los grandes atributos de la comunicación no verbal. Fast ha escrito que “De todas las partes del cuerpo humano que se emplean para transmitir información, los ojos son la más importante y pueden ofrecer los más sutiles matices.” (citado en Ferrer, 1997, p. 58).La cantidad de contacto visual difiere de una persona y de una situación a otra. Las personas por lo general, se ven las unas a las otras cuando mantienen una conversación ,generando seguridad en las dos partes, no importando el nivel de acercamiento entre los parlantes.

    Según Verderber (1999), generalmente se mantiene un mejor contacto visual cuando:

    1)Discutimos temas con los que nos sentimos cómodos.

    2) Estamos genuinamente interesados en los comentarios o reacciones de una persona.

    3)Tratamos de influir en la otra persona.

    Según Verderber (1999) generalmente se tiende a evitar el contacto visual cuando:

    1) Discutimos temas que nos incomodan

    2) No tenemos interés en el tema o en la persona

    3) Nos da pena, nos avergonzamos o intentamos esconder algo.

    Otro de los factores importantes en los movimientos corporales, es la expresión facial, la cual puede comunicar estados emocionales o reacciones a los mensajes recibidos. Las expresiones faciales pueden fácilmente comunicar según Ekman y Friesen “Felicidad, tristeza, sorpresa, miedo y enfado que son reconocidas paralelamente en todas las culturas.” (Verdeber, 1999, p. 80); así como el gesto, en donde se utilizan las manos, los brazos y los dedos, que ayudarán a describir o significar el poder hacer, obrar y actuar. La postura por su parte, es la posición y el movimiento del cuerpo. Estos pueden comunicar muchos sentimientos al receptor. Mehrabian asegura que “La postura varia con el estado emocional.” (citado en Bitti, Zani, 1986, p. 145). Las personas pueden poner un alto a una conversación con la posición del cuerpo, ya que éste puede indicar aburrimiento, cansancio, ocio, interés o agrado.

    Ortega y Gasset dicen “El cuerpo del otro, quieto o en movimiento, es un abundantísmo semáforo que nos envía constantemente las más variadas señales o indicios o barruntos de lo que pasa en el dentro que es el otro hombre.” (citado en Ferrer, 1997, p. 61). La fisonomía del cuerpo, las señas que se utilizan y los gestos no pueden definirse ciertamente; sin embargo manifiestan actitudes, rechazo, agrado, decepción o cualquier otro sentimiento que generalmente es imposible describirlo con palabras.

    El espacio entre los participantes es muy importante en la comunicación no verbal, ya que es esta la que señala el límite entre estos, de acuerdo a la familiaridad y acercamiento que se tiene con la otra persona.

    Es Hall (citado en Verderber, 1999) quien ha definido los tipos de espacios en el momento de tener un acercamiento con otra persona:

      • Distancia íntima: hasta 46 cm de separación es el apropiado para la conversaciones privadas entre amigos cercanos.

      • Distancia personal: de 46 cm a 1.20m es el espacio que se da en conversaciones casuales.

      • Distancia social: de 1.20 a 3.60 m es la que se lleva a cabo cuando se esta haciendo un negocio interpersonal tal como las entrevistas de trabajo.

      • Distancia pública: es cualquier cosa más allá de 3.60 m.

    Como se ha visto, la comunicación no verbal, no sólo abarca la escritura, la cual se relaciona de primera impresión. Existen muchos otros factores que comunican y expresan algo como la vestimenta, los silencios en una conversación, la mímica, los gestos, movimientos y espacios que siempre están presentes en una comunicación. Son éstos quienes pueden complementar una conversación o quizá rechazarla.

    1.1.2 Comunicación Verbal.

    El elemento más importante sin duda de la comunicación verbal es el lenguaje. Sin el lenguaje sería imposible entender lo que las demás personas tratan de comunicar, y lo mismo pasaría si son ellos quienes tienen esa necesidad. “El lenguaje es el sistema de comunicación más poderoso y eficaz, el atributo más típicamente humano y universalmente reconocido como único del hombre.” (Bitti, Zani, 1990, p. 93).

    Es en sí, un sistema de comunicación que se utiliza en las situaciones sociales y de relación. Cada comunidad de lenguaje tiene una raíz de palabras que poseen significado, comúnmente comprendido por la personas que son miembros de esa comunidad. Del mismo modo, cada lenguaje tiene un gramática y una sintaxis que funciona para crear un sistema por medio del cual grupos específicos de palabras se interpretan de manera similar por la gente que lo utiliza.

    Berger y Luckmann en 1966 mencionan:

    “Las objetivaciones comunes de la vida cotidiana se mantienen antes que nada gracias a las significaciones lingüísticas. La vida cotidiana es sobre todo vida con y por medio del lenguaje, que comparto con mi prójimo. La comprensión del lenguaje es, por tanto, esencial para toda comprensión de la realidad de la vida de cada día.” (citado en Bitti, Zani, 1990, p. 93).

    El lenguaje es pues, una herramienta del hombre para mantenerse en constante cohesión con sus semejantes, en donde puede expresar por medio de palabras todo aquello que nace del ser; deberá ser apropiadamente formal para cada situación. En un ambiente interpersonal, es probable que se use un lenguaje más informal y, más formal cuando se trate de hablar con algún superior. En un ambiente de grupo, es probable que se use un lenguaje más informal y menos, cuando se hace, por ejemplo con un grupo de gerentes. En un ambiente abierto es probable que se use un lenguaje más formal que en los ambientes interpersonales y de grupo.

    Desde que se nace, el lenguaje es transmitido al niño como los modelos de vida, cultura, manera de pensar y de actuar, así como las normas y valores de la sociedad en donde se desenvuelve. Esto por supuesto, no se da de forma directa, sino que se van acumulando de acuerdo a las experiencias adquiridas durante su desarrollo. Es así como adquiere y desarrolla relaciones de todo tipo. Halliday dice “ Es que no se trata del lenguaje oficial de la escuela, sino del que se habla comúnmente todos los días, en la familia, en el patio de recreo, por la calle, en los negocios.” (citado en Bitti, Zani, 1990, p. 94).

    Es probable que el niño adopte los modelos de comunicación de sus padres, surgiendo de esta forma la buena o mala comunicación con sus semejantes durante su desarrollo. Continuamente se transmitirán estos modelos comunicativos de padres a hijos, es por eso que probablemente los miembros de una familia, se comuniquen de una misma forma mientras permanezcan en el núcleo familiar.

    A pesar de que existen diversas comunidades de lenguaje que varían en las palabras que utilizan y en sus sistemas de gramática y sintaxis, todas las lenguas humanas cumplen con los siguientes propósitos similares según Verderber (1999):

    • El lenguaje se usa para designar, clasificar, definir y limitar: las palabras pueden sólo dar características de las personas, sin embargo no dan más información sobre sus demás cualidades. En resumen, al usar el lenguaje no solamente designamos y definimos, sino también limitamos la significación de qué debe entenderse.

    • Se utiliza el lenguaje para evaluar: Ricahards dice “Las cosas de las que hablamos les damos una inclinación positiva o negativa, simplemente por las palabras que utilizamos para referirnos a ellas” (citado en Verderber, 1999, p. 52). Ya que existe una evaluación para elegir como normal a las cosas, es importante que se escoja las palabras que se utilizarán para no ofender sin intención a los demás.

    • El lenguaje se emplea para discutir las cosas fuera de nuestra experiencia inmediata : El lenguaje le permite al ser humano hablar hipotéticamente, hablar sobre el pasado o lo que pretende en el futuro, hablar sobre la demás gente y mencionar las cosas que no están presentes.

    • Frecuentemente el lenguaje se usa para hablar del lenguaje: Se pude hablar sobre la redacción de un enunciado, de una pregunta, cómo es correcta etc.

    La lingüística es el área que estudia al lenguaje. Bitti y Zani dicen que “La lingüística considera al lenguaje como un sistema de sonidos y tiene como propósito llegar a la elaboración de afirmaciones generales sobre la estructura de tales datos.” (p.96) . Son tres los niveles tradicionales, el primero de ellos es el sonido. Para su estudio existe la fonética, la cual describe las variedades de sonidos puros que se presentan en las diversas lenguas; analiza los atributos físicos de los sonidos, la forma en que se producen, la manera en que son percibidos y el modo de deserción por parte de los oyentes.

    El siguiente nivel es la sintaxis, que es la que determina la formación de las frases. La sintaxis verdadera y propia es la que se identifica con la gramática de una lengua, que determina el ordenamiento de las formas en una secuencia aceptable

    La semántica es sin duda el tercer nivel y se dedica al estudio del significado, el análisis de la relación entre los signos lingüísticos y el mundo, para cuya descripción son usados dichos signos. , en síntesis se estudia de qué manera cada elemento significa y en qué manera los significados de cada uno de los elementos se combinan para formar unidades complejas como las frases y las preposiciones.

    Según Morris, se podría añadir un cuarto nivel, el de la pragmática, que estudia la relación entre los signos lingüísticos y quienes los usan, es decir, la forma en que las personas lo utilizan (citado en Bitti, Zani, 1990).

    De una manera muy superficial, la relación que existe entre el lenguaje y el significado es clara; se seleccionan las palabras precisas y la gente que esta recibiendo el mensaje interpretar el significado correctamente. Sin embargo no es sencilla, intervienen dos aspectos que deben tomarse en cuenta: el lenguaje debe aprenderse y el uso de éste es un acto creativo (Verderber, 1999).

    Es necesario decir que nadie nace con conocimiento del lenguaje, ya que cada generación dentro de una comunidad lo aprende de distinto modo que generaciones pasadas. Es indudable la manera en que cada generaciones crea nuevas palabras o asignan diferentes significados a las palabras que aprenden, debido a la necesidad de inventar palabras para comunicar las percepciones, así como también la necesidad de crear nuevas formas de expresión logrando que la generación se entienda entre sí y quizá los términos o expresiones sean inadecuados para la generación anterior.

    Ferrer dice que “La voz... es la raíz más poderosa del lenguaje comunicativo, la que abre y cierra sus puertas, esa luz que transparenta la cercanía e iguala las lejanías.” (1997, p.40). Es importante tomar en cuenta que se debe escuchar para poder entablar un diálogo, ya que sin esta característica la comunicación navegaría sin fin alguno. La comunicación hablada es un cambio y un intercambio.

    El mensaje es un elemento importante en la comunicación verbal. Según Berlo, los mensajes son “ Eventos de conducta que se hallan relacionados con los estados internos de las personas.” (1969, p. 97). Estos siempre llevan un propósito y es trabajo del receptor entenderlo y del emisor enviarlo de una forma correcta. Una forma para mejorar la claridad del mensaje es reduciendo la ambigüedad y la confusión seleccionando palabras específicas, precisas y concretas. Una palabra específica permite aclarar el significado al reducir lo que se entiende por general, al particularizarlo en una categoría; son las palabras precisas la que más se acercan o capturan el sentido de lo que se quiere decir. En síntesis, cada individuo es responsable de la calidad en la transmisión e interpretación de mensajes que emite.

    El origen del lenguaje es confuso, sólo se tienen especulaciones acerca de sus orígenes. A continuación se presentan las teorías más importantes, las cuales darán una pauta de sus inicios.

    Según Thorndike existen cuatro teorías acerca del inicio del lenguaje (citado en Berlo, 1969):

        • Teoría de ding-dong: Este es el concepto de que cada cosa del mundo físico tiene algún sonido asociado a ella (las campanas hacen ding-dong). Esta teoría fue aceptada durante muchos años, pero parecería ridícula, ya que existen muchas cosas para las que no se tienen sonidos y muchos sonidos para los cuales no existen cosas.

        • Teoría bow-wow: esta teoría afirma que el hombre copió los sonidos emitidos por otros animales.

        • Teoría Pooh-pooh: sostiene que el hombre emite sonidos instintivos y que se tiene un significado para estos sonidos porque todos los crea el hombre.

        • Teoría Yum-yum: Paget sostuvo que el hombre responde con gestos a cualquier estímulo. Parte de estas respuestas es dada con la boca.

    Estas son algunas teorías acerca del origen del lenguaje, sin embargo Berlo dice que “La mayoría de las palabras no pueden ser trazadas hasta este tipo de fuentes. La mayoría de las palabras parecen provenir de orígenes arbitrarios. ... no hubo necesariamente un razón para que una palabra se formara con el fin de significar determinada cosa para la gente....” (1969, p. 99).

    La comunicación verbal es sin duda un campo amplio de investigación y quizá la herramienta más importante para la sociedad. La lengua, así como el mensaje son inherentes a ella, pero existen también otros elementos importantes como la claridad con la que se da el mensaje, ya que se puede caer en la confusión. Otra característica que debe tomarse en cuenta es la graduación de la voz, lo alto o bajo de su tono, ya que se puede volver una interferencia en la comunicación gracias a que la gente los interprete como excesivas, logrando que no presten atención en el significado del mensaje.

    1.3 El Proceso de la Comunicación.

    No sólo de un receptor y un emisor se conforma el proceso de comunicación, existen otros elementos que son igual de importantes.

    A continuación se presenta el proceso de comunicación más elemental en la comunicación y el proceso más básico.

    El proceso de la comunicación según Verderber (1999, p.6)

    Se clasifica en:

    • Contexto: el contexto es el modelo en el que ocurre la comunicación, que incluye lo que antecede y lo que va después de lo que se dijo. Los contextos de la comunicación son:

      • Los Físicos: incluye en donde se lleva a cabo, las condiciones ambientales, la distancia entre los comunicantes.

      • Los Sociales: incluye la naturaleza de las relaciones que existen entre los participantes. Si la comunicación se lleva a cabo entre miembros de una familia, amigos, conocidos o extraños. En este caso, la gente cambia la forma de interactuar y comunicarse si es con unos u otros.

      • Los Históricos: incluye las conversaciones previas a esa. Sólo de esa forma puedes darle continuidad a una conversación con la persona adecuada.

      • Los Psicológicos: incluye el humor y sentimiento que cada persona brinda a la comunicación.

      • Culturales: para el contexto cultural Lusting y Koester dicen que “Incluye las creencias, valores y normas que se comparten entre un gran grupo de personas.” ( citado en Valderber, 1999, p. 7)

    • Los Participantes: es la gente que se comunica, son tanto transmisores como receptores durante una comunicación. En este caso emisores y receptores.

    • El Mensajes: es lo que se quiere decir o comunicar. Es en este en donde se incluyen los elementos de:

      • Significados y Símbolos: los significados son las ideas y sentimientos que existen en la mente de la persona, en sí lo que se quiere comunicar y los símbolos son las palabras, sonidos y acciones que representan un significado específico del contenido. Esto se refiere a que el emisor escoge las palabras, gestos, movimientos corporales etc con los que va a transmitir el mensaje.

      • Codificar y Descifrar: el codificar es un proceso del pensamiento que transforma las ideas y los símbolos para que se éstos se organicen en un mensaje y el descifrar es el proceso de transformar de nuevo los mensajes de otra persona dentro de las ideas y sentimientos propios. En sí es la formación y interpretación de los mensajes.

      • Forma u Organización: éste se utiliza cuando el significado es muy complejo y se necesita organizarlo en secciones o con cierto orden.

    • Los Canales: es la ruta recorrida por el mensaje.

    • Ruido: es cualquier estímulo externo, interno o semántico que interfiera con la participación de sentido. Existen diferentes tipos de ruido:

    • Ruido Externo: los ruidos externos son miradas, sonidos y cualquier otro estímulo en el ambiente que pueda distraer la atención de la gente de lo que se dice o hace.

    • Ruido Interno: son los pensamientos o sentimientos que interfieren con el proceso de comunicación. Esto puede suceder cuando el receptor en vez de poner atención en el mensaje, su mente esta pensando en otras cosas.

    • Ruido Semántico: son los significados no intencionados que se generan por símbolos que inhiben el desciframiento del receptor. El uso de calumnias, blasfemias y vulgaridades puede tener este efecto.

    • La Retroalimentación: es la respuesta del mensaje. Este puede ser la pauta para el receptor, saber si el mensaje se entendió por el receptor. Si el mensaje no fue entendido, el emisor podrá buscar una nueva forma de interpretar el mensaje, esto siempre basado con la repuesta del receptor

    Este proceso es generalmente utilizado en conversaciones comunes. En una situación en grupo o hablando con cualquier persona, estos elementos de la comunicación operan de manera simultanea y diferente para los que participan en la conversación.