Apología de Sócrates; Platón

Filosofía griega. Pensamiento platónico. Defensa socrática. Argumento

  • Enviado por: Angelweb
  • Idioma: castellano
  • País: El Salvador El Salvador
  • 7 páginas
publicidad
publicidad

1. Elabora una síntesis de la lectura.

La apología se sitúa en el año 400 a.C. Narra los acontecimientos en tres sesiones de la defensa de Sócrates ante el Tribunal. Licón era uno de sus acusadores; era un sofista, pero no de gran categoría y también un político. La acusación (que en realidad es una calumnia o acusación falsa) principal hacia Sócrates que los denunciantes presentan ante los jueces, es que cuestiona a los dioses del Estado y corrompe a la juventud.

Sócrates el famoso filósofo griego es acusado por Anito, Meleto y Licón, de corromper a la juventud, de estudiar los fenómenos celestes y subterráneos como cosas materiales, por estas acusaciones fue llevado al tribunal, donde se tuvo que defender de sus acusadores, con la verdad y nada mas que la verdad, no hablo como los Sofistas con palabras bellas y adornadas, sino con la verdad y con lo que de su boca fuera saliendo.

Sócrates se defendió de todas estas acusaciones relatando como había empezado todo; todo empezó cuando Querofonte, un amigo suyo desde la infancia le preguntó al Oráculo de Delfos si había alguien más sabio que Sócrates a lo que la pitonisa respondió que no; ahí empezó la misión que le daría sentido a su vida, el no se consideraba ningún sabio y trató de descifrar que había querido decir el dios, a que se refería con eso, ya que siendo un dios no podía mentir.

Así que con esta inquietud salió a examinar a los ciudadanos que se creían sabios, los interrogaba y de esto deducía que ellos no sabían tanto como creían y se los hacía ver, por tanto empezó a enemistarse con todos estos y con los que lo escuchaban, empezó por los políticos a los que el mismo creía sabios, pero se dio cuenta que el sabia mas que ellos, después los poetas en donde vio que ellos en quienes vio que escribían cuando estaban inspirados por lo cual no entendían nada lo que escribían, y que escribir poemas los hace creer que saben mucho de cualquier otro tema, lo cual era falso.

Por último habló con los artesanos y bueno si sabían muchas cosas que Sócrates no sabía, pero comprobó que caían en lo mismo que los poetas, o sea se creían sabios sobre otros temas, de todo esto saco la conclusión de que él era más sabio que este y que aquel en el sentido de que estos creían que lo sabían todo pero lo sabían mal, y el en cambio no sabia nada ni creía saber algo, y al no creer que sabia lo que no sabía, es un poco mas sabio.

Entonces supo el significado del Oráculo: “El más sabio de los hombres es aquel que reconoce, como lo hace Sócrates, que su sabiduría no tiene ningún valor.”

Al hacer estas preguntas a la población se convirtió en un sembrador de inquietudes, en los jóvenes mas que todo, a los que les sorprendía como cuestionada a los mayores y como les hacia ver sus errores.

Sócrates pregunta a su acusador Meleto si está a favor de que los jóvenes aprendan, y que quién cree que es el más indicado para eso; a lo que Meleto responde que todos los ciudadanos, excepto Sócrates. Pide a su acusador que le explique de qué modo corrompe él a la juventud, si es mediante la impiedad o irreverencia. Meleto se lo confirma, ya que le dice a Sócrates que es un ateo. A esto, le pide que matice: si es ateo o ateo en cuanto a los dioses de la polis; pero Meletos le dice que no cree en dios alguno, cosa que a Sócrates le parece increíble. Éste le tiende una trampa preguntándole si dioses y divinidades pueden coexistir.

Meleto lo niega, y Sócrates dice que no tiene fundamento su acusación, porque si cree en divinidades, cree en las hijas de los dioses, por tanto, cree en los dioses. Con esto finaliza su defensa por esta acusación.

Sócrates dice que, si lo absuelven, él no dejará de preguntar e interrogar; proclama el derecho de la libertad de expresión, porque es lo que le manda el dios.

Y finalizada su defensa, no implora compasión alguna, y deja en manos de dioses y atenienses el veredicto.

El resultado de la votación fue de 280 votos a favor de su culpabilidad y 220 a favor de su inocencia. Manifiesta que no está indignado, sino que le han sorprendido los votos a favor. En ese momento, a Sócrates le piden la pena de muerte; pero el acusado puede auto imponerse una pena, y Sócrates elige el ser tratado del mismo modo que los campeones de las carreras de Olimpia: con una vivienda en la costa. Él mismo descarta las opciones de la cárcel y del destierro; también propone que le multen haciéndole pagar treinta minas de plata como castigo.

Se realiza una nueva votación y surgen 361 votos a favor de su condena y 140 a favor de su inocencia. Empieza a despedirse tratando a sus acusadores de una manera dura, diciendo que esperando un tiempo él ya habría muerto por sí solo. Sócrates predice a sus acusadores que después de su muerte caerá sobre ellos un fuerte castigo. Acaba reflexionando sobre qué hay detrás de la muerte y pide que si cuando sus hijos sean mayores les importa mas las riquezas o por cualquier otra cosa antes que la virtud, que se los hagan ver su error, y que les digan que olvidan lo principal y que se creen algo cuando no son nada.

2. Mencione y comente las acusaciones en contra de Sócrates.

  • La primera acusación fue la de Meleto, que lo acusó de “estudiar las cosas celestes y subterráneas, de convertir un argumento débil en uno fuerte y de enseñar a otros”

Para los atenienses estudiar los cuerpos los fenómenos terrestres y subterráneos como cosas materiales era considerado irreverente, ya que estos afirmaban su carácter divino, al decir que convertía el argumento más débil en el mas fuerte y de enseñárselo a otros lo acusó de Sofista.

  • Otra de las acusaciones fue de que corromper a la juventud.

Lo acusan de esto porque los jóvenes le oyen y le siguen fascinados al ver como ponía en evidencia las opiniones superficiales de los mayores, sus palabras causaban un efecto comparable al de la picadura de una víbora o la sacudida eléctrica de una raya.

  • La tercera acusación es la de querer introducir nuevas divinidades.

Sócrates hablaba con daimon, que era como su conciencia, así los atenienses creen que daimon es una nueva divinidad que quiere ser introducida por medio de Sócrates, cosa que no es aceptada por ellos.

3. Haga una lista de los valores filosóficos que encarna la persona de Sócrates.

Justicia: ya que es lo único que busca y por lo que se rige.

Verdad: trata solamente de hablar con la verdad.

Humildad: con su famosa frase “Solo sé que no se nada” da a entender que es mejor no jactarse de los conocimientos que tiene, eso lo hace más sabio.

Valor: al aceptar con resignación el veredicto.

Sabiduría: sabia muchas cosas, sabia de lo que estaba hablando.

4. Haga un comentario de los argumentos de defensa que de sí mismo hace Sócrates.

En la primera acusación de Meleto, Sócrates asegura que el no trata de menospreciar ese tipo de conocimientos y pone de testigos a los presentes que hablen si alguna vez lo han visto hablar poco o mucho de ese tipo de temas. Sócrates no se considera un maestro porque él no instruía, se limitaba a ayudar a otros a parir sus propias ideas; su sabiduría no radicaba sino en engendrar o producir sabiduría en los demás, los demás la descubrían por si mismos y en si mismos, también negaba que se dedicaba a imponer su doctrina a la gente, a cambio de una remuneración. Él era realmente un antisofista: Sócrates enseñaba, pero con un fin educativo, sin pedir dinero a cambio. También alega que no ha ejercido magistratura alguna en la ciudad, pero que fue miembro del Consejo.

Sócrates niega que él haya corrompido a los jóvenes. Señala que si según Meleto, él corrompe a los jóvenes, que entonces explique Meleto el motivo por el cual la gente disfruta observando cómo Sócrates interroga a los que se creen sabios sin serlo, y que en caso de que fuera cierta la acusación de Meleto, entonces deberían haber asistido al juicio los corrompidos y sus familiares para vengarse de él mediante acusaciones. Cambia su concepto de culpabilidad por el de ignorancia. Establece una conversación dialogada con Meleto, el cual, durante su comparecencia ante el Tribunal, estaba obligado a responder las preguntas del acusado. En esta conversación Sócrates revela que Meleto ha acusado a Sócrates únicamente para ponerlo a prueba, sabiendo muy bien que no es ateo, y que le ha acusado por pura desvergüenza, vehemencia y temeridad juveniles. Según él, Meleto ha querido someterlo a prueba con el fin de averiguar si de verdad es tan sabio como dicen.

En la tercera acusación Sócrates asegura que cree en los dioses y que es falso el ateísmo que sus acusadores manifiestan de Sócrates, porque según Meleto, Sócrates cree en otras divinidades nuevas, pero éste no está de acuerdo con lo que Meleto dice, ya que, como Meleto afirma que cree en otras divinidades distintas a los dioses en los que cree la ciudad, entonces, según él, quiere decir que Sócrates, como cree en dichas divinidades, está dando a entender que no es ateo, y que por tanto, cree en los dioses. Meleto siempre contradice la defensa de Sócrates, y responde siempre que no a lo que él afirma. Sócrates manifiesta que no teme a la muerte cuando se trata de la justicia, sino todo lo contrario. Si él temiera a la muerte, entonces Sócrates no creería en los dioses. Da la razón de su arrogancia ante la muerte al explicar que ni siquiera ha invocado a sus familiares para que le ayuden a que los jueces le perdonen las críticas falsas.

5. Haga una analogía de la figura de Sócrates, Jesús de Nazareth y Monseñor Romero, teniendo en cuenta:

acusaciones, pensamiento y la suerte que corrieron.

  • A Sócrates lo acusaban de corromper a la juventud, de decir cosas en contra del estado, a varias personas no les parecía estos comentarios, así que se las arreglaron para acusarlo en un tribunal, el pensamiento de Sócrates era real y profundo, para el lo más importante era la virtud de la gente, se era mejor en la medida en que se perfeccionaba nuestra mente y se ampliaba el conocimiento. Y como era de esperarse los que tenían el poder se cansaron de estos comentarios, buscaron la forma de callarlo y decidieron llevarlo al tribunal; aquí se impuso la pena de muerte a Sócrates, asi que los acusadores lograron silenciarle.

  • Jesús de Nazareth, es el hijo de Dios, que vino a la tierra para salvarnos, lo decían ya las escrituras que un profeta iba a venir a salvar a los humanos de sus pecados, Él cuando tenia 30 años empezó a profesar la palabra de Dios, su Padre, reunió a 12 discípulos y predico por cuando lugar pudo. Hacia acusaciones en contra de los fariseos, que era la gente de poder en esa época, los llamaba hipócritas ya que hacían las cosas solo para que los demás los vieran. Las enseñanzas de Jesús pusieron a la luz los errores de los líderes religiosos. Los fariseos lo vieron como una amenaza y no perdían oportunidad para interrogarle y tratar de hacerle caer. Al principio él fue acusado de romper el día de reposo, después de blasfemar, y más tarde de ser amable con publicanos y pecadores. Ahora, como no pueden desacreditar sus milagros, los fariseos lo acusan de obrar por el poder de Satanás. Fue condenado a morir en cruz por orden de Poncio Pilato.

  • Monseñor Oscar Arnulfo Romero pensaba que los ricos les estaban quietando todo los que les quedaban a los pobres, así que en sus misas empezó a decir verdades, como que la gente de Gobierno estaba mandando a la muerte a los jóvenes que tomaban, que los jóvenes no tenían porque hacer algo que iba en contra de las leyes de Dios; llega a ser uno con la gente que no-tenia suficientes recursos para salir adelante, por eso era muy estimado, fue la voz de los que no podían hablar no decir nada, ya que el no tenia miedo a decir la verdad, esto lo vieron muy mal la gente que estaba en el poder, así que se le empezó a acusar de alborotador, de que movía a las masas a que se rebelaran en contra del Gobierno, que no tenían porque estar en opresión, así que la gente del poder decidió que era mejor silenciarlo, ya que estaba causando mucho alboroto y esto no les convenía.

La similitud de estos tres personajes esque los tres buscaban siempre el bien de su gente, nunca el bien personal, luchaban por lo que creían hasta el punto de su trágico final; a los tres se les acuso de alborotadores, de rebeldes, pero ellos siempre se mantuvieron firmes a sus creencias y no hubo nada que pudo detenerlos... solo la muerte misma.

6. Elabora una valoración personal sobre la lectura.

La Apología de Sócrates habla sobre como el filósofo se debate entre la vida y la muerte en un Tribunal en Atenas, por el simple hecho de defender sus ideales.

La gente que esta en el poder siempre busca defender sus intereses y cuando alguien o algo se interpone pues buscan la manera de borrarlo, ya que están en el poder pues no se les hace muy difícil callarle. ¿Dónde queda la libertad de expresión? Me pregunto, ¿acaso siempre tenemos que vivir en una opresión constante?, y esto no solo paso por aquel tiempo, lo estamos viviendo en este momento, un ejemplo muy concreto es el periodista Mauricio Funes, que constantemente esta atacando al Gobierno, claro es un periodista muy objetivo y veraz, pero el Gobierno lo ve como un enemigo, alguien que no debería estar pues se opone públicamente a ellos y pone en peligro su credibilidad, temen que llegue a tener bastantes personas de su lado y todo lo que tiene hasta el momento lo pierdan, así que no me extrañaría que en los próximos meses el periodista podría ser objeto de plagios y calumnias (Dios no lo permita), pero así es El Salvador, cuando algo no les gusta a los del poder se toman la libertad de censurarlo...

Y pasa en todos lados, en el Colegio por ejemplo, al alegar por algo que no nos parece somos tachadas de rebeldes y de opositoras al régimen, ya no se nos valora de la misma manera que antes, y si decimos o hacemos algo pues somos unas rebeldes que no queremos entender por las buenas, somos entonces rechazadas por los maestros, ya estamos marcadas; lo que quiero decir esque la censura en grande o pequeña escala siempre ocurre en todos lados.

No debemos ser entonces como Mileto, como Anito, que no estaban seguros de sí mismos y por eso acusaron a Sócrates, si estamos seguros de algo no tenemos porque temer, sino tenemos que luchar porque nuestra pensamiento sea escuchado y atendido, así como el del opositor, no temerle pues demostramos debilidad, alguno de los dos tendrá la razón o no, pero hasta no luchar no lo sabremos, si desde el comienzo del debate lo liquido entonces no seria un debate limpio, sino que quedaría como un cobarde que no esta seguro de sus convicciones, y que teme ser desbancado de su posición por la verdad.

Dejemos la tiranía a un lado y tengamos la mente abierta a todas las cosas de este mundo, en la medida que vayamos aprendiendo y reconociendo nuestros errores seremos más fuertes y sabios.

Tema: Guía de Trabajo de la “Apología de Sócrates” de Platón