Antonio Vivaldi

Compositor clásico. Música clásica. Barroco musical. Vida y obras

  • Enviado por: Chiqui
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 7 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información


Colegio Padre A. Hurtado.

Depto. de Música.

Nombre :

Curso :

Profesor :

Fecha :

Historia de Antonio Lucio Vivaldi.

Antonio Lucio Vivaldi nace el 4 de marzo de 1678 en Venecia. Como primogénito de seis hermanos (Margarita, Cecilia, Bonaventura, Zanetta y Francesca), sus padres (Giovanni Battista y Camilla Vivaldi) lo destinaron al sacerdocio, ocupación con ciertas posibilidades en la época. Recibió sus primeras enseñanzas musicales de mano de su padre, Giovanni Battista (que era violinista y gozaba de gran reputación como virtuso en la Venecia de entonces). En marzo de 1703, Antonio fue ordenado sacerdote (puesto que prácticamente no ejercerá, pues una grave dolencia de pecho, posiblemente asma, le impedirá celebrar misa). En agosto del mismo año comienza a trabajar para la Pietà (institución que tenía bajo su cargo niñas huérfanas o abandonadas; unas recibían una educación general y otras exclusivamente musical) como "Maestro di violino". Trabajó allí como director de coros y maestro de conciertos hasta 1740. Como profesor, componía conciertos y oratorios para los conciertos semanales a través de los que consiguió una fama internacional, aunque con frecuentes interrupciones por su trabajo como empresario y compositor de ópera.

En 1705 publica su primera colección: unas sonatas dedicadas al conde Annibale Gambara. El opus II (doce sonatas para violín y clave) apareció cuatro años después, en 1709. Su cargo en la Pietà fue renovado en 1706, pero tres años después tuvo que dejar su puesto. Sin embargo, en 1711 fue nombrado de nuevo profesor de violín; ese mismo año se dio a conocer el opus III: L`estro armonico, la más importante colección de conciertos del siglo. La repercusión de esta obra fue inmensa en toda Europa, como lo demuestra el hecho de que Bach realizara distintas transcripciones de ella. En 1713, el Maestro di Cappella (encargado de componer para la Pietà) Gasparini dejó el puesto; Scarpari ocupó su lugar, pero a partir de entonces fue en Vivaldi en quien recayó la responsabilidad; en esta época compuso sus principales obras vocales sacras. Paralelamente, comienza a establecer relaciones con el teatro de Sant` Angelo. En 1713, la Pietà concede a Vivaldi un permiso para "ejercitar su destreza", y se representan sus primeras óperas, como Orlando finto pazzo, o Nerone fatto cesare. Un año después, se publica su opus IV: La stravaganza.

Su éxito como compositor operístico consiguió que Vivaldi fuera el encargado de componer la ópera del carnaval. En 1716, recibe la visita de Pisendel, miembro de un grupo de músicos de élite, enviados desde Sajonia para estudiar el estilo italiano; además de ser grandes amigos, Vivaldi fue su maestro. A su vuelta, Pisendel llevó con él una gran cantidad de conciertos y de obras vocales, que dieron a conocer a Vivaldi por toda Europa. Entre 1718 y 1720 ocupó el puesto de Maestro di capella da camera en Mantua, donde compuso la mayoría de sus cantatas. Entre 1720 y 1723 Vivaldi se dedica plenamente a la ópera, escribiendo, entre otras, La Candace o siano li veri amici, Ercole sul Termodonte, Filippo, re di Macedonia, Gli inganni per vendetta, La Silvia, y La verità in cimento. Fue en 1723 cuando de nuevo comienza a trabajar para la Pietà. En diciembre de ese mismo año se publica el opus VIII: Il cimento dell´armonia e dell´invencione, que contiene las famosas cuatro estaciones; éstas cuentan con un soneto descriptivo de la obra, lo que las hace valedoras del "título" de primera composición programática.

Durante 1727, 1728, y 1729, Vivaldi alcanza su máximo éxito en el mundo de la ópera. Aproximadamente en 1729, compone para el monarca francés Luis XV la más importante de sus serenatas: La Sena festeggiante. Más o menos en la misma época entrega al emperador de Austria Carlos VI su opus IX: La Cetra. Poco después se publica su siguiente opus, seis conciertos para flauta y orquesta. En 1730 y 1731 Vivaldi se asentó en Praga donde compuso varias óperas, y dos sonatas para laúd, dos violines y bajo, encargo personal del conde Johann Joseph Von Wrtby. En 1733 ya se encontraba de vuelta en Venecia, componiendo las óperas Motezuma, L`Olimpiade, L`Adelaide, y Bajazet. En 1735, Vivaldi fue contratado de nuevo en la Pietà, como Maestro de Concerti. Entre 1737 y 1739, mientras trabajaba para la Pietà, intentó (fracasando) que se representaran distintas óperas suyas. Hacia 1740 entró al servicio de la corte del emperador Carlos VI en Viena. Sus composiciones se hicieron pronto famosas en toda Europa y algunos de sus discípulos en el violín fueron Tosarelli, Fedeli, Somis y Pisendel. Participó en la conmemoración del centenario del teatro de Amsterdam (1737), su primer viaje fuera de Italia, que fue seguido por otro a Viena cuatro años después. Allí murió misteriosamente el 28 de julio de 1741. siendo sepultado en el cementerio de los pobres.

Sus obras, temas y logros.

Vivaldi escribió más de 500 conciertos y 70 sonatas, 45 óperas, música religiosa como el oratorio Juditha triumphans (1716), el Gloria en re (1708), misas y motetes. Sus sonatas instrumentales son más conservadoras que sus conciertos y su música religiosa a menudo refleja el estilo operístico de la época y la alternancia de orquesta y solistas que ayudó a introducir en los conciertos. Johann Sebastian Bach, contemporáneo suyo, aunque algo más joven, estudió la obra de Vivaldi en sus años de formación y de algunos de los conciertos para violín y sonatas de Vivaldi sólo existen las transcripciones (en su mayor parte para clavecín) de Bach.

Los conciertos de Vivaldi se convirtieron en modelo de su género en toda Europa e influyeron en el estilo de sus contemporáneos, incluso en los de más edad. Más de 300 de sus conciertos están escritos para solista (220 para violín y otros para fagot, violonchelo, oboe y flauta). También escribió concerti grossi, 25 para dos violines y 32 para tres o más instrumentos y algunos son concerti de ripieno (para orquesta sin solistas). Vivaldi, virtuoso del violín que asombraba al auditorio por su técnica, estableció una de las características básicas del concierto de los siglos siguientes: su uso para lucimiento del virtuoso. Sus conciertos para violín también fueron decisivos en la evolución de la ejecución violinística en cuanto a su escritura de cuerdas cruzadas y al desarrollo de una nueva técnica para el manejo del arco.

Vivaldi fue el primer compositor que utilizó de forma coherente el ritornello, que se llegó a imponer en los movimientos rápidos del concierto. El ritornello se repetía en diferentes tonalidades y era interpretado por toda la orquesta. Alternaba con episodios interpretados por el solista, a menudo de carácter virtuosista. Estableció la forma de tres movimientos para el concierto y fue uno de los primeros en introducir cadenzas para el solista.

Sus conciertos para violín opus 8, Las cuatro estaciones, son uno de los primeros ejemplos de música programática que, como gran parte de su música, se caracteriza por ritmos vigorosos y fuertes contrastes.

Apreciación Personal.

Hacer este trabajo me ha ayudado a conocer un poco más la vida de los músicos más importantes de la música. Pero en especial, he conocido la historia y los logros de un personaje muy importante en la Historia de la Música, estoy hablando de Antonio Lucio Vivaldi.

Este personaje aportó mucho a la música, principalmente a la rama del violín. Vivaldi transformó la organización de los conciertos, la cual aún se sigue utilizando.

Los personajes actuales de la música dan gracias por los inumerables aportes que Antonio Vivaldi dio a la Música.Por esto, espero que el nombre de este personaje jamás sea olvidado por la humanidad.

Antonio Vivaldi