Anatomía

Maestro. Audición. Lenguaje. Fisiología. Neurología. Composición química. Seres vivos. Teorías. Biomoléculas. Célula. Morfología. Mitosis. Citología. Meiosis. Habla. Externo. Interno

  • Enviado por: Verónica
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 18 páginas
publicidad
publicidad

TEMA 1 : NOCIONES GENERALES

CONCEPTO DE VIDA. CARACTERÍSTICAS DE LOS SERES VIVOS. ORGANIZACIÓN Y DIVERSIDAD DE LOS SERES VIVOS.

  • Concepto de vida. Características de los seres vivos.

No existe una definición precisa y unánime acerca de lo que es la vida pero sin embargo todo el mundo sabe diferenciar lo que es vivo de lo que es inerte, lo que implica la existencia de unas características exclusivas y propias de lo que es un ser vivo.

Generalmente la vida o el concepto de vida se define desde tres puntos de vista :

Punto de vista clásico : La vida se define como aquello que es capaz de crecer, se reproduce y responde a estímulos externos. La coexistencia de estas tres características es un único organismo implica estar vivo. Sin embargo existen materias inertes no vivas que responden a estímulos ( por ejemplo : cristal expuesto a calor ).

Punto de vista genético : Los seres vivos están formados por genes que determinan sus características físicas distinguibles (fenotipo), que vienen determinadas por el conjunto de sus genes (genotipo). Un ser vivo es aquel capaz de reproducirse y evolucionar a lo largo del tiempo. Inconveniente: existen especies que son incapaces de reproducirse como la mula y en general cualquier híbrido.

Punto de vista molecular : Se define al ser vivo como un ente que presenta una enorme y compleja organización y que posee un programa (molécula de ADN) capaz de generar réplicas de esta organización y este programa recibe el nombre de programa genético.

Hoy en día se sabe que el programa genético de un ser vivo es una biomolécula orgánica (tiene una presencia mayoritaria de carbono) que recibe el nombre de ADN o ARN, de forma conjunta ácidos nucleicos. Este ADN es una biomolécula orgánica que se encuentra protegida en todos los núcleos de las células conteniendo la información de manera codificada. De forma general todos los seres vivos que existen tienen una unidad de composición, de estructura y de funcionamiento y además están unidos en su historia, es decir, están unidos en el tiempo por la evolución. Todos ellos están constituidos por los mismos tipos de moléculas que conllevan a una igualdad en los procesos de vida, en los procesos bioquímicos y en todos los procesos básicos de la vida, es decir, las mismas moléculas llevan a cabo las mismas funciones en seres vivos completamente diferentes.

Todos los seres vivos están compuestos por células, de forma que la célula es la unidad básica de estructura y funcionamiento de todos los seres vivos. De acuerdo a esto existen 2 grandes grupos de seres vivos:

a) Seres vivos unicelulares muy simples, compuestos por una única célula.

b) Seres vivos pluricelulares más complejos, compuestos por millones de células.

Es en el interior celular donde se llevan a cabo todas las reacciones químicas que son imprescindibles para la vida.

La célula es la unidad básica de vida tanto a nivel estructural como a nivel de funcionamiento.

El conjunto de reacciones químicas que ocurren en un organismo recibe el nombre de metabolismo

Hay dos grandes tipos de metabolismo :

1) Catabolismo (complejo simple) conjunto de transformaciones químicas en las que existe una degradación de moléculas complejas a simples, más sencillas.

2) Anabolismo (simple complejo) formado por todas aquellas reacciones químicas en las que se sintetizan moléculas complejas partiendo de precursores sencillos

  • Organización y diversidad de los seres vivos.

Los seres vivos pueden estudiarse en diferentes niveles de organización, podemos considerar 4 grandes niveles de organización:

  • Nivel Molecular

  • Nivel Celular

  • Nivel de Organismo

  • Nivel poblacional o de poblaciones

  • Los 4 niveles son de complejidad creciente de forma que en cada nivel las estructuras y funcionamiento son diferentes y requieren técnicas de estudio específicas. En cada nivel de organización creciente surgen nuevas propiedades que no tienen los organismos de los niveles inferiores.

    Por otra parte si atendemos a la diversidad de todos los seres vivos, la clasificación los separa en 5 grupos o reinos:

  • Reino Monera Los organismos vivos más sencillos que existen. Están compuestos por una única célula de estructura muy primitiva. Representados por las bacterias. Existen aproximadamente30 .000 especies distintas.

  • Reino Protista Donde también se incluyen organismos unicelulares o con organización colonial muy sencilla aunque las células son bastante más complejas que las del reino monera, con un núcleo diferenciado. En este grupo se incluyen las algas, protozoos… Existen aproximadamente 150.000 especies distintas.

  • Reino de los Hongos Agrupa a una gran diversidad de organismos, la mayoría pluricelulares, todos heterótrofos setas, levaduras… que se alimentan de materia orgánica muerta. Existen aproximadamente 100.000 especies distintas.

  • Reino Vegetal Organismos pluricelulares que utilizan la energía de la luz para sintetizar sus propias moléculas en un proceso conocido como fotosíntesis. Son por ello organismos autótrofos y está representado por todos los organismos verdes, plantas. Existen aproximadamente 350.000 especies distintas.

  • Reino Animal Organismos pluricelulares incapaces de fotosintetizar ( producir su propio alimento ) por lo que necesitan alimentarse de otros organismos siendo por ello heterótrofos. Existen aproximadamente 1.200.000 ó 1.300.000 especies distintas, el 5% vertebrados y el 95% invertebrados.

  • COMPOSICIÓN QUÍMICA DE LA MATERIA VIVA : BIOELEMENTOS Y BIOMOLÉCULAS INORGÁNICAS : AGUA Y SALES MINERALES . BIOMOLÉCULAS ORGÁNICAS : PROTEÍNAS, LÍPIDOS, HIDRATOS DE CARBONO Y ÁCIDOS NUCLEICOS. BIOCATALIZADORES.

    • Composición química de la materia viva : bioelementos y biomoléculas.

    El análisis químico de la materia viva revela que existe una gran similitud para todos los organismos vivos que conlleva a la misma similitud en todos los procesos químicos que llevan a cabo todos estos seres vivos. Tanto la materia viva como inerte están compuestas por elementos químicos y en la naturaleza se han descrito aproximadamente 100 elementos químicos distintos con características propias y particulares. De forma resumida podemos decir que la materia viva se compone fundamentalmente de bioelementos o elementos biogénicos que se asocian entre sí para formar biomoléculas o principios inmediatos.

    Bioelementos: son los elementos químicos que forman parte o que constituyen los organismos. También forman parte o constituyen la materia inerte, aunque en proporciones muy distintas.

    Existen numerosos criterios de clasificación de estos bioelementos aunque el más aceptado es el que se hace atendiendo al criterio de abundancia (no de importancia). De ésta manera se habla de bioelementos primarios, secundarios y oligoelementos.

  • Primarios: C, H, O, N. Resultan imprescindibles para formar los principales tejidos y moléculas biológicas y constituyen aproximadamente un 95% de los bioelementos que hay en la materia viva.

  • Secundarios: S, P, Mg, Ca, Na, K, Cl. Se encuentran en solución y representan aproximadamente un 4,5% de bioelementos en la materia viva

  • Oligoelementos: se han identificado aproximadamente unos 60, pero sólo 14 de ellos son comunes a todos los organismos. Se conocen con el nombre de bioelementos esenciales ya que algunos realizan funciones catalíticas imprescindibles para la vida aunque la proporción que representa es inferior al 0,1%. Fe, I, Zn, B, Mn, F, Cu, Cr, Se, V, Co, Mo, Si, Sn. Aunque estos sólo se hayan en proporciones equivalentes o inferiores al 0,5% son muy importantes ya que desempeñan funciones esenciales en la célula, así cuando se alteran estos porcentajes producen diversas enfermedades, como por ejemplo falta de hierro (Fe) da lugar a anemia en los animales y las plantas se amarillean. El exceso de flúor provoca manchas en los dientes (fluorosis)

  • Todos estos elementos se asocian entre sí y forman biomoléculas.

    Biomoléculas: “Moléculas que forman parte de la materia viva”. Sustancias que forman parte de la materia viva cuyas moléculas están formadas todas ellas por bioelementos. Las biomoléculas se clasifican en 2 grandes grupos, que se diferencian en base a que haya o no carbono en contenido mayoritario.

    • Biomoléculas inorgánicas : constituidas por agua y sales.

    • Biomoléculas orgánicas : proteínas, lípidos, hidratos de carbono y ácidos nucleicos.

    Existen además de todas estas biomoléculas otros compuestos orgánicos que forman parte de la materia viva en proporciones muy pequeñas, pero que son esenciales para el correcto funcionamiento de los mismos ( de los seres vivos ) entre las que están las vitaminas, hormonas, etc.

      • Biomoléculas inorgánicas.

    • Agua :

    Compuesto químico que se haya en mayor proporción en los seres vivos y sobre todo es la biomolécula que más funciones vitales y esenciales para la vida condiciona, existiendo aproximadamente alrededor de un 70% de contenido de agua en todos los seres vivos. Todas las reacciones químicas del metabolismo se producen en el agua ya que disuelve prácticamente a todas las sustancias. El agua también es importante para la regulación de la temperatura en los organismos. De forma general con la dieta aportamos aproximadamente el 50% de nuestros requerimientos acuosos y el 50% restante debemos de ingerirlo con la bebida.

    Desde un punto de vista químico el agua es una biomolécula sencilla formada por dos átomos de H y uno de O, unidos entre sí por un enlace covalente. El átomo de oxígeno comparte un par de electrones con cada átomo de hidrógeno siendo una molécula eléctricamente neutra, sin embargo, presenta una cierta carga parcial debido a una diferencia de electronegatividad de los átomos de hidrógeno y oxígeno que provoca un desplazamiento de los electrones hacia el núcleo del oxígeno. Este carácter polar parcial es el responsable de la mayoría de las propiedades particulares y características del agua y permite que se produzcan interacciones electroestáticas con otras moléculas y sobre todo enlaces o puentes de hidrógeno con otras moléculas de agua y esto es lo que justifica la presencia o existencia del agua en 3 estados dependiendo de la temperatura:

    • Sólido 0º C (todas las moléculas unidas por puentes de H)

    • Líquido 0º/100º C (unas unidas y otras no)

    • Gaseoso >100º C (ninguna molécula unida a otra)

    • Sales minerales :

    Existen numerosas partes de los seres vivos que están constituidas por determinadas soluciones acuosas, por ejemplo: plasma sanguíneo, plasma intercelular, líquido celómico, líquido amniótico,… Éstas soluciones acuosas presentan una composición muy semejante a la del medio en el que surgió la vida (medio marino), en concreto las sales minerales se han conservado a lo largo de la evolución surgiendo ciertas modificaciones para contrarrestar la falta de salinidad de los nuevos medios conquistados (medio terrestre y el acuático), esto demuestra la importancia que las sales minerales han tenido en el desarrollo de la vida.

    La función que desempeñan las sales minerales de un organismo depende del estado físico en que se encuentre. Existen dos grandes grupos:

  • Sales minerales precipitadas: forman parte de los esqueletos vertebrados, de las conchas de moluscos, de los dientes, etc. En todas estas estructuras las sales presentan una función estructural y protectora.

  • Sales minerales disueltas: son constituyentes fundamentales de todos los líquidos tanto intra como intercelulares. Normalmente aparecen disociadas en forma de iones, por ejemplo: el cloro se presenta en forma de cloruro, el fósforo en forma de fosfato, etc.

      • Biomoléculas orgánicas.

    • Proteínas :

    Son los principales componentes de los seres vivos, constituyen el 60%, más de la mitad del peso seco de las células y desempeñan una gran diversidad de funciones, sin embargo, todas ellas tienen una estructura básica que resulta de la unión de unas unidades estructurales “aminoácidos”, de los que sólo existen 20 aminoácidos distintos. Estructura básica de un aminoácido:

    H

    NH2 C COOH

    Grupo amino Grupo ácido (carboxilo)

    R cadena lateral variable que distingue cada aminoácido

    Donde un carbono se une por un lado a un grupo amino, a un grupo ácido por el otro, y a un hidrógeno y a una cadena lateral variable denominada R que diferencia a los 20 aminoácidos distintos presentes en la naturaleza. De los 20 aminoácidos que existen 10 de ellos en la especie humana son esenciales y deben ser necesariamente incorporados en la dieta ya que somos incapaces de producirlos. Una proteína es una cadena polipeptídica ya que los diferentes aminoácidos se unen entre sí mediante el enlace peptídico. El enlace peptídico se establece entre el grupo ácido de un aminoácido y el grupo amino del siguiente.

    Cuando se unen 2 aminoácidos se forma un dipéptido.

    Cuando se unen 3 aminoácidos se forma un tripéptido.

    Cuando se unen 4 aminoácidos se forma un tetrapéptido.

    Cuando se unen muchos aminoácidos se forma un polipéptido.

    Las proteínas presentan una estructura compleja que varía dependiendo de la proteína que se trate y que se puede clasificar en 4 niveles de organización en sentido creciente de complejidad y que son:

  • Estructura primaria Viene representada por la cadena lineal de aminoácidos que forman una determinada proteína. Ej.: insulina.

  • Estructura secundaria Surge a partir de la estructura primaria con los plegamientos de esta cadena. Hay 2 grandes grupos:

  • Hélice 

  • Lámina 

  • Estructura terciaria Ocurre cuando varías hélices  o varias láminas  se asocian entre sí.

  • Estructura cuaternaria Estructura más compleja en la que se asocian hélices  con láminas 

  • Estos 4 niveles representan el paso desde el cual una proteína es sintetizada que equivale a la estructura primaria hasta que se pliega y adopta otras estructuras que son tridimensionales que la convierten en proteína activa.

    Funciones de las proteínas. De forma general las proteínas determinan la forma y la estructura de las células y dirigen prácticamente todos los procesos vitales. Las funciones de las proteínas son específicas de cada una de ellas y están relacionadas con sus múltiples propiedades que son el resultado de la composición de aminoácidos de la cadena polipeptídica que la forman y del modo en que se pliega. De forma general las propiedades más importantes de las proteínas son:

  • F. Estructural: ya que constituyen estructuras celulares como por ejemplo el citoesqueleto, membranas celulares,... También tienen esta función porque dan elasticidad y resistencia a órganos y tejidos como por ejemplo el colágeno, queratina,...

  • F. Hormonal: ya que muchas hormonas son proteínas. Por ejemplo, la insulina, la hormona de crecimiento, la calcitonina...

  • F. Defensiva: como por ejemplo, las inmunoglobulinas que actúan como anticuerpos, trombina, fibrinógeno,

  • F. de transporte: Ej.: la hemoglobina, que transporta oxígeno a todas las células del organismo.

  • F. Contráctil: como la actina, miosina… que participan en todas las acciones de contracción muscular

  • F. Reserva: Ej.: ovoalbúmina de la clara del huevo y lactoalbumina de la leche.

    • Lípidos :

    Grupo de moléculas que a diferencia de las proteínas es muy heterogéneo en cuanto a su estructura y función. Se les conoce vulgarmente como grasas. A pesar de esta heterogeneidad todos los lípidos presentan una característica común: son insolubles en agua y son solubles en soluciones orgánicas (éter, gasolina…). Esto les confiere la propiedad de poder formar barreras que separa la célula del exterior e incluso formar compartimentos aislados dentro de la propia célula. Esto implica que los lípidos representen un papel fundamental en la célula como componentes principales de la membrana plasmática celular. También presentan una segunda función que es la de ser utilizados como fuentes de energía y como tal fuente pueden ser almacenados en las células.

    Químicamente están fundamentalmente formados por ácidos grasos que están formados por una larga cadena hidrocarbonada a la que en un extremo se une un grupo ácido o un carboxilo. La diferencia entre los distintos ácidos grasos es el número de repeticiones que presenta el CH siendo los más abundantes los que presentan entre 12 y 24 carbonos. En la naturaleza existen muchos tipos distintos de lípidos como los triglicéridos, las ceras, los ácidos grasos, los fosfolípidos…

    • Hidratos de carbono :

    Glúcidos o carbohidratos. Vulgarmente conocidos por azúcares y tienen mucha importancia biológica pues son el primer producto formado por las plantas a partir de materia orgánica en un proceso conocido como fotosíntesis. Desde un punto de vista estructural son compuestos formados por C, H, y O de acuerdo a esta proporción (C H2 O)n, es decir, la proporción de H y O es 2 a 1 como en el agua, y por ello, se les denominó hidratos de carbono. Los hidratos de carbono que ingerimos se transforman mediante la digestión en azúcares más sencillos que reciben el nombre de monosacáridos que pasan a la sangre la cual los transporta a todas las células que utilizan la energía que contienen.

    Existen tres grandes grupos:

  • Monosacáridos: son los azúcares más simples que existen, el más común e importante es la glucosa (C6 H12 O6). Es muy abundante en las frutas y en la sangre de los animales, aunque en exceso provoca diversas enfermedades como la diabetes e incluso puede provocar la muerte.

  • Oligosacáridos: la más común es la sacarosa que resulta de la unión de glucosa (6C) + fructosa (5C), es el azúcar común extraído de la caña de azúcar y de la remolacha. También la lactosa: glucosa + galactosa; maltosa: 2 unidades de glucosa.

  • Polisacáridos: cientos de miles de monosacáridos unidos entre sí, existe una enorme diversidad de polisacáridos en la naturaleza, unos de ellos tienen la misión de sustancias de reserva como por ejemplo el almidón en vegetales; otros tienen función estructural como la celulosa en vegetales y la quitina en los animales.

  • Los hidratos de carbono que ingerimos se transforman durante la digestión en HC sencillos o monosacáridos que pasan a la sangre y los transporta a todas las células de nuestro organismo, que los utiliza como fuente de energía.

    Muchos de los alimentos que tomamos diariamente contienen cantidades importantes de glúcidos: pan, galletas, arroz… Una persona debe ingerir entre 4 y 7 gramos de glúcidos por kilo al día, lo que representa aproximadamente un 33% de nuestra ración calórica diaria.

    • Ácidos nucleicos :

    Son biomoléculas orgánicas que contienen la información genética necesaria para el desarrollo del ser vivo como tal. Existes dos tipos : ADN y ARN.

    Son un azúcar, una base nitrogenada y una molécula de fosfato o ácido fosfórico, que cuando se unen entre sí forman una estructura que recibe el nombre de nucleótido.

    Su gran importancia reside en que son los responsables de la transmisión de los caracteres hereditarios a través de lo que se conoce como programa genético. El ADN contiene la información genética que determina el desarrollo del individuo y sus características. Según la composición de ADN se sabe que la composición de bases en el ADN varía de una especie a otra, aunque las células de la misma especie contienen la misma información. El ADN de todas las células de un mismo individuo es igual. Esta molécula de ADN se encuentra en el núcleo de la célula y presenta unas características y estructura común a todos los seres vivos. Una molécula de ADN de cada célula de mi organismo que me compone mide aproximadamente 3x106 de pares de bases que se empaquetan para coger en el núcleo en unas estructuras denominadas cromosomas

    MORFOLOGÍA Y FISIOLOGÍA CELULAR. CONCEPTO DE CÉLULA. TEORÍA CELULAR. FORMA Y TAMAÑO DE LAS CÉLULAS. NIVELES DE ORGANIZACIÓN CELULAR. FISIOLOGÍA CELULAR. MITOSIS Y MEIOSIS.

      • Concepto de célula. Teoría celular.

    Hasta ahora hemos visto las principales biomoléculas que constituyen la materia viva, en este apartado vamos a analizar como estas moléculas se organizan y dan lugar a estructuras más complejas que forman o que integran la célula.

    La célula es la unidad básica de vida, todos los seres vivos que existen en la tierra están formados por células, pudiendo hablar de organismos unicelulares compuestos por una única célula ( bacterias ) y organismos pluricelulares ( animales ).

    La célula se define como la unidad elemental de estructura y funcionamiento de todos los seres vivos. Así:

    - A nivel estructural todos los seres vivos están constituidos por células, bien sean unicelulares (bacterias) o pluricelulares, formados por un gran número de células de varios tipos y diferentes funciones.

    - A nivel funcional también la célula representa la unidad básica de vida ya que todas las actividades que llevan a cabo los seres vivos dependen de sus células.

    Con excepción a todo esto se encuentran los virus que no tienen estructura celular, aunque para llevar a cabo sus procesos vitales y sus funciones utilizan las células de otros organismos, son parásitos celulares

    ¿ Cómo se originan las células ?

    Todas las células se forman por la división de una célula madre o MITOSIS o por la unión de 2 células en el zigoto o MEIOSIS. Ambos procesos reciben el nombre de división celular.

    ¿ Cómo se descubre la primera célula ?

    Fue descubierta a finales del s.XVII con la ayuda del descubrimiento del microscopio óptico, en el año 1665, Robert Hooke visualizó al microscopio preparaciones laminares de corcho observando unas “celdas” de estructura hexagonal que el llamó célula que viene del latín y significa habitación pequeña. Sin embargo, y curiosamente, lo que observaba no eran células sino los restos de las paredes celulares que al estar lignificadas perduran en el tiempo. No obstante la palabra “célula” siguió utilizándose. A partir de 1665 se sucedieron otros descubrimientos, el desarrollo de mejores y más modernos microscopios con nuevas técnicas de visualización que permitió llegar a establecer lo que hoy en día se conoce como la teoría celular que postula los siguientes puntos:

    1) Todas los seres vivos están compuestos por una o varias células.

    2) Estas células son capaces de mantenerse de forma independiente.

    3) Cada célula procede de otra ya existente lo que permite la transmisión de caracteres de una generación a la siguiente.

    4) La célula es la unidad de vida más pequeña que existe.

      • Niveles de organización celular.

    Existen millones de células diferentes entre sí si atendemos a contenidos como tamaño, morfología, complejidad… Básicamente una célula se puede dividir o estructurar en 3 partes:

  • Membrana citoplasmática formada por una bicapa de lípidos que limita la forma de la célula y a través de ella ocurre un flujo de nutrientes hacia el interior y de productos de deshecho al exterior.

  • Citoplasma que es una solución viscosa formada por:

  • Citosol, “esqueleto” que le confiere forma a la célula.

  • Orgánulos citoplasmáticos, pequeñas estructuras membranosas donde se llevan a cabo las funciones celulares.

  • Núcleo orgánulo con doble envoltura membranosa donde se aloja el materia genético.

  • De acuerdo a la existencia o no de un núcleo definido por una doble membrana diferenciamos 2 grandes tipos de células

    a) Célula procariota : sin núcleo. Aparece en los organismos más sencillos que existen como por ejemplo las bacterias y se caracterizan

    por carecer de un núcleo celular y poseer un tamaño muy pequeño. De forma general presentan una estructura alargada y ovalada y comúnmente presentan o está recubiertas por una pared celular que rodea a la membrana plasmática y la protege. Habitualmente algunas, sobre esa pared celular, presentan otra envuelta, denominada cápsula que las aísla del medio exterior. Sobre esta cápsula se implantan flagelos y pelos que confieren movilidad a la célula.

    En el interior celular se encuentran el DNA o material genético disperso por el citoplasma y junto a él algunos orgánulos membranosos fundamentalmente ribosomas.

    La célula procariota se reproduce por bipartición y presenta unos tiempos de generación muy cortos pudiendo llegar a reproducirse cada 20 minutos.

    b) Célula eucariota: poseen núcleo definido y un tamaño notablemente mayor al de la procariota. También presentan numerosos orgánulos citoplasmáticos limitados por membranas, simple o doble, que son donde se llevan a cabo determinadas funciones celulares que ocurren única y exclusivamente en esos orgánulos. Son bastante más complejas y evolucionadas que las procariotas y características de los organismos menos primitivos.

    La célula eucariota típica presenta una forma definida por una membrana plasmática y en el interior se observa un orgánulo grande y redondo denominado núcleo, formado por una doble membrana y que contiene en su interior el material genético. Se comunica con el citoplasma a través de los poros celulares.

    Alrededor del núcleo existe una sustancia transparente que ocupa el resto de la célula y que se denomina citoplasma. El citoplasma se puede dividir en 2 grandes partes:

    - numerosos orgánulos rodeados por 1 ó 2 membranas, cada uno de ellos implicado en una o varias funciones específicas, como por ejemplo, la síntesis proteica en ribosomas o fotosíntesis en los cloroplastos…

    - el citosol que es una especie de citoesqueleto que confiere la forma y movilidad intracelular.

    Dentro de las células eucariotas se pueden distinguir 2 grandes tipos:

    1. La célula animal.

    2. La célula vegetal.

    Lo que diferencia una de otra es la existencia en el caso de las células vegetales de unos orgánulos de doble membrana llamados cloroplastos y que les confiere el color verde.

      • Procesos de división celular. Mitosis y Meiosis.

    MITOSIS: proceso de división celular mediante el cual las células eucariotas distribuyen equitativamente entre las células hijas tanto los cromosomas como los orgánulos citoplasmáticos de forma que se obtiene tras esta división 2 células hijas con la misma información genética que la madre e idénticas entre sí. Para que esto ocurra es necesario que la célula se prepare para la división y existen 2 procesos que lo caracterizan:

    1º) Duplicación de su material genético.

    2º) Condensación de este material genético formando los cromosomas.

    Sufren mitosis todas las células somáticas del cuerpo

    MEIOSIS: otro tipo de división celular pero que a diferencia de la mitosis sólo ocurre en las células germinales, es decir, en los gametos. Este proceso de división implica dos divisiones celulares seguidas pero con una única duplicación del DNA, de forma que se produce una reducción de la información genética exactamente a la mitad por lo que también a la meiosis se la denomina división reducional.

    Por lo que a partir de una célula madre se obtienen 4 células hijas idénticas entre sí, y con la mitad de cromosomas o de información genética que la madre.

      • Composición de la materia viva. Nivel pluricelular.

    Hasta ahora hemos visto que la unidad básica de vida es la célula y en base a esto podemos diferenciar 2 grandes grupos de seres vivos: seres unicelulares (1 célula) y pluricelulares (más células) a los cuales pertenecemos pero sin olvidar que procedemos de una sola célula.

    En los organismos pluricelulares las células se especializan para llevar a cabo diferentes funciones, es decir, existe una división de tareas. Esta distribución de funciones es consecuencia de la diferenciación celular que supone un aumento muy grande de la eficacia conseguida. Así, una célula de un organismo pluricelular puede realizar una única función vital para este organismo mientras que otras funciones básicas y también vitales son llevadas a cabo por otras células totalmente distintas. De esta forma la pluricelularidad no sólo ha provocado la especialización sino que también la cooperación y la interdependencia celular.

    Un conjunto de células adyacentes y del mismo tipo constituye lo que se denomina tejido. Los diferentes tejidos que cooperan para llevar a cabo una función común constituyen un órgano. Un conjunto de órganos con función compartida constituyen un aparato o sistema. Según todo esto la célula, el tejido, el órgano y el sistema constituyen los diferentes niveles de organización de los organismos pluricelulares. Aunque la pluricelularidad supone unas importantes ventajas para el organismo también presenta una serie de inconvenientes:

  • Reproducción para ello sólo existen unas pocas células encargadas de llevar a cabo esta función: las células germinales o reproductoras que se diferencian del resto. Como consecuencia de que son sólo unas pocas las células que se reproducen existe lo que se conoce como procesos de desarrollo mediante los cuales de una célula huevo o zigoto se genera un organismo pluricelular semejante al original.

  • Obtención de alimento y absorción de nutrientes especialmente si los alimentos son complejos y para su degradación se requiere el desarrollo y la existencia de sistemas digestivos. Los alimentos degradados y el agua (imprescindible para la vida) deben llegar a todas las células del organismo para lo que se desarrollan sistemas de transporte como por ejemplo el sistema circulatorio. Del mismo modo, el oxígeno debe llegar a todas las células y el CO2 debe ser eliminado por lo que entonces debe de existir un sistema respiratorio. Por otro lado, las sustancias que no han sido asimiladas mediante la digestión se convierten en productos de deshecho por lo que se justifica el desarrollo y la existencia de un sistema excretor que elimine todas estas sustancias. Por los mismos razonamientos también deben existir sistemas esqueléticos o de soporte, sistemas de defensa (inmunitario).

  • En resumen, la complejidad de organismos pluricelulares requiere la existencia de una gran coordinación entre todos estos sistemas y la variabilidad obtenida tanto en los distintos niveles de organización como en la forma de coordinarse es lo que provoca y a la vez explica la enorme diversidad de seres vivos diferentes que existen.

    CONCEPTOS FUNDAMENTALES DEL LENGUAJE : CONCEPTO DE HABLA, LENGUA Y LENGUAJE. LENGUAJE RECEPTIVO Y EXPRESIVO. LENGUAJE EXTERNO E INTERNO.

      • Introducción a la anatomía y función del lenguaje.

    La función básica del lenguaje es la comunicación mediante símbolos. Los seres vivos tienden a reunirse y necesitan comunicarse entre ellos, un ejemplo de esto está por ejemplo en las manadas de animales salvajes que mediante sonidos o mediante gestos marcan unas pautas de conducta colectiva.

    En los humanos la comunicación ocurre de la misma manera, a excepción que se utiliza un lenguaje hablado o escrito que es mucho más complejo, tanto en cantidad como en calidad de os conceptos comunicados.

    Con nuestro lenguaje se ha elaborado la historia de la humanidad.

      • Anatomía de los órganos del lenguaje.

    La anatomía de los órganos del lenguaje estudia la estructura, la forma, la función y las relaciones espaciales de los mismos y resulta imprescindible para comprender el funcionamiento del lenguaje humano y como ha ido evolucionando.

    Clasificación :

    • Órganos centrales del lenguaje

    • Órganos periféricos del lenguaje

    Centrales : médula espinal, encéfalo, cerebro y el cerebelo, que en conjunto forman nuestro S.N.C.

    De todos ellos el cerebro es el más importante pues para poder comprender y expresar las estructuras lingüísticas humanas la parte externa o corteza cerebral tuvo que aumentar de tamaño y aumentar el número de conexiones.

    Dentro del cerebro podemos distinguir dos áreas encargadas de esto :

      • Áreas perceptivas cerebrales de la audición y de la visión que posibilitan entender las palabras habladas y escritas.

      • Áreas motoras del lenguaje que permiten realizar los movimientos musculares necesarios para emitir las palabras habladas o escritas, así el desarrollo cerebral es el eje sobre el que gira nuestra compleja capacidad de oir, ver, hablar y escribir.

    Periféricos : se dividen también en dos grandes grupos, que son : los receptores y los motores o expresivos.

    Los receptores fundamentalmente son el ojo y el oído ( sentido de la vista y de la audición ) que tienen en muchas otras especies un mayor desarrollo que nosotros.

    Con respecto a los motores o expresivos, dentro de ellos se incluye la laringe, faringe, la boca y las fosas nasales en cuanto a los relacionados con el lenguaje hablado y relacionado con el lenguaje escrito tenemos el miembro superior que ha sufrido un desarrollo evolutivo a lo largo del tiempo para poder producir complicadas señales habladas y escritas sin detrimiento de otras funciones.

    Sin la organización anatómica de los órganos centrales y periféricos del lenguaje la fonética, la semántica o la expresión literaria no existirían, así por ejemplo una alteración anatómica periférica ( sordera ) provoca graves alteraciones en el proceso de la comunicación oral o escrita. Por ello, la anatomía de estos órganos es necesaria para comprender el lenguaje humano y para explicar el enorme desarrollo que ha ido adquiriendo a lo largo de la evolución.

      • Conceptos fundamentales del lenguaje.

    El término lenguaje se usa comúnmente para expresar toda la gama de procesos que permiten tanto la comunicación oral como escrita, sin embargo es necesario saber el concepto de estas palabras ( voz - habla - lenguaje - lengua ). Para definirlos siempre se tiene que tener en cuenta que tanto la voz como el habla como el lenguaje de un individuo, sólo tiene sentido cuando es recibido o percibido por otro.

    Definimos la voz como el sonido que se produce cuando el aire espirado pasa por la laringe y vibra por las cavidades que están por encima de ésta, faringe, fosas nasales y boca.

    El habla es el conjunto de sonidos que se emiten cuando la columna de aire se modifica al pasar por todos los órganos fonoarticulatorios ( faringe, laringe, boca y fosas nasales )

    Esta columna de aire es distinta según que la voz que se emita sea de súplica, sea gritada, de llanto, incluso para la risa, para la tos o para el bostezo es necesario esta columna que genera la voz.

    El lenguaje humano es el resultado de la implicación de muchas áreas cerebrales cuya función es dar significado a las palabras habladas y escritas. El éxito del desarrollo del lenguaje humano y la gran diferencia con respecto a otros organismos radica en la organización de nuestro cerebro que por un lado crea un complejo sistema lingüístico a través de la visión y la audición y por otro desarrolla una refinada actividad neuromuscular que le permite expresarlo, así por ejemplo una de las estrategias para organizar todo esto ha sido la de centralizar la mayor parte de la actividad lingüística oral y escrita en el hemisferio cerebral izquierdo, fenómeno que recibe el nombre de lateralización.

    Lengua. Los humanos hablamos muchas lenguas, a través de las cuales se objetiva y se hace inteligible el lenguaje. Según esto, las lenguas bien sean habladas por muchos o pocos individuos, siempre deben de tener unas reglas gramaticales propias para entender lo que se oye y comprender lo que se dice.

      • Lenguaje receptivo - lenguaje expresivo.

    El lenguaje receptivo permite entender las palabras habladas o escritas, de forma que las ondas sonoras y las luminosas llegan al oído y al ojo respectivamente, estas ondas se transforman en impulsos eléctricos, que viajan a las áreas cerebrales concretas.

    El lenguaje receptivo es sólo eficaz cuando se implican zonas cerebrales relacionadas con la atención, cuya expresión es una contracción de los músculos faciales y de los ojos que nos concentran en el interlocutor o en el papel escrito.

    El lenguaje expresivo se define como la realización de una serie de actos motores mediante los cuales se es capaz de pronunciar y de escribir palabras que tienen significado. La manera de hablar dentro de un lenguaje expresivo depende de la anatomía de los órganos fonoarticulatorios, de las circunstancias ambientales y de la propia psicología de la persona.

      • Lenguaje externo - lenguaje interno.

    El lenguaje externo es el que realizan dos o más interlocutores que hablan o escriben según lo que hemos descrito.

    El lenguaje interno se caracteriza porque no se materializa el lenguaje, sino que se hace con imágenes sonoras o escritas de las palabras reales o bien con imágenes motrices de los gestos reales que se hacen al hablar o al escribir, a pesar de esto el lenguaje interno es muy importante ya que a lo largo de la vida es el que más se practica y en muchos casos a través de él se ensaya y se enriquecen las estructuras lingüísticas del externo.