Alta Competitividad

Organización competitiva empresarial. Estrategias competitivas. Liderazgo

  • Enviado por: Abril
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 7 páginas
publicidad

ALTA COMPETITIVIDAD

En los últimos años los cambios pasaron a ocurrir en volumen y ritmo cada vez más acelerados. Este proceso deberá continuar cada vez con mayor rapidez y más interesante. Los empresarios deberán tener habilidades para lidiar con el cambio de manera que éste trabaje para ellos y no contra ellos. Se trata de conducir el proceso de cambio estructural y cultural de la organización, hacer más participativo el trabajo, el producto o servicio orientado totalmente hacia la satisfacción del cliente, y la organización cada vez más ágil, flexible y COMPETITIVA.

En este ámbito podemos decir que el concepto de “Alta Competitividad” se refiere a la capacidad de las grandes empresas de enfrentar los cambios que se van sucediendo, de manera de no perder vigencia y continuar satisfaciendo las necesidades de los consumidores. Las grandes corporaciones se han constituido en los blancos preferidos, y su capacidad competitiva ha sido gradualmente erosionada. Las estructuras enormes, pesadas, caracterizadas por la increíble división del trabajo, están siendo gradualmente sustituidas por estructuras pequeñas, dinámicas y multifuncionales.

El “cargo definitivo”, es decir, el cargo diseñado para durar mucho tiempo está volviéndose gradualmente un “cargo de constante definición y redefinición” debido a los cambios (internos y/o externos) ocurridos en la estructura y en la dinámica empresarial. Las características humanas exigidas a los empleados tienden también a ser incesantemente alteradas y modificadas, exigiendo nuevos conocimientos, nuevas habilidades, nuevas posturas, etc. El “empleo permanente”, cuando todo se vuelve fluido y mutable, pasa a ser un concepto anticuado y superado, pues las empresas no pueden ya asegurar la estabilidad que antes ofrecían a su personal. La creencia en la perennidad del vínculo del empleo pasó a ser cosa del pasado.

  • ¿Cómo enfrentan las Empresas la Alta Competitividad en un entorno que cambia constantemente?

Aunque el entorno relevante es muy amplio y abarca tanto fuerzas sociales como económicas, el aspecto clave del entorno de la empresa es el sector o sectores industriales en las cuales compite. La estructura de un sector industrial tiene una fuerte influencia al determinar “las reglas del juego competitivas”, así como las posibilidades estratégicas potencialmente disponibles para la empresa. Las fuerzas externas al sector industrial son de importancia relativa; dado que éstas afectan a todas las empresas del sector industrial, la clave se encuentra en las distintas habilidades de las empresas para enfrentarse a ellas.

La intensidad de la competencia en un sector industrial no es ni coincidencia ni mala suerte. Más bien, la competencia en un sector industrial tiene sus raíces en su estructura económica fundamental y va más allá del comportamiento de sus competidores actuales. La situación de la competencia en un sector industrial depende de cinco fuerzas competitivas básicas:

  • COMPETIDORES DEL SECTOR INDUSTRIAL

  • PROVEEDORES

  • SUSTITUTOS

  • COMPRADORES

  • COMPETIDORES POTENCIALES

  • El objetivo de la estrategia competitiva para una empresa, en un sector industrial definido, es encontrar un lugar en dicho sector en el cual pueda defenderse mejor contra estas fuerzas competitivas o pueda inclinarlas a su favor.

    Dado que la interacción de fuerzas estratégicas puede aparentemente desalentar a todos los competidores, la clave para la formulación de la estrategia es mirar por debajo de la superficie y analizar las fuentes de cada una de ellas. El conocimiento de estas fuentes subyacentes de la presión competitiva, marca los puntos fuertes y débiles de la empresa, refuerza la posición en su sector industrial, aclara las áreas en donde los cambios de estrategia pueden producir los mejores resultados y señala las áreas en donde las tendencias del sector industrial prometen tener la máxima importancia, sea como oportunidades o como amenazas.

    Las cinco fuerzas competitivas en conjunto, determinan la intensidad competitiva, así como la rentabilidad del sector industrial, y la fuerza o las fuerzas más poderosas son las que gobiernan y resultan cruciales desde el punto de vista de la formulación de la estrategia. Por ejemplo, incluso una empresa con una posición fuerte en el mercado de un sector industrial en donde los competidores potenciales no constituyen una amenaza, presentará una disminución en sus ingresos si se enfrenta a un sustituto superior y de costo más bajo. Un caso emblemático es lo ocurrido a la industria del salitre natural en chile al aparecer en el mercado el salitre sintético, el que resultó ser un sustituto superior y de menor costo haciendo desaparecer a este sector industrial de nuestra economía.

    • ¿Existe algún método que le permita a las Empresas entrar y mantenerse en la Alta Competitividad?

    Las empresas han descubierto muchos métodos distintos para crear una posición defendible en un sector industrial, sin embargo, podemos identificar tres estrategias competitivas genéricas, internamente consistentes (que pueden ser usadas una a una o en combinación) para crear dicha posición defendible a largo plazo y sobresalir por encima de los competidores en el sector industrial:

  • LIDERAZGO GENERAL EN COSTOS

  • DIFERENCIACIÓN

  • ENFOQUE O ALTA SEGMENTACIÓN

  • Las estrategias genéricas son tácticas para superar el desempeño de los competidores en un sector industrial; en algunas estructuras industriales significará que todas las empresas pueden obtener elevados rendimientos, en tanto que en otras, el éxito al implantar una de las estrategias genéricas puede ser lo estrictamente necesario para obtener rendimientos aceptables en un sentido absoluto.

    • ¿Cómo enfrentan las personas los cambios que se producen en las Organizaciones por la Alta Competitividad?

    Así como las grandes empresas deben enfrentar los cambios que se van sucediendo, de manera de no perder vigencia y continuar satisfaciendo las necesidades de los consumidores, todo cambio en el ámbito personal implica una modificación de las relaciones, de las responsabilidades o del comportamiento de las personas que son miembros de ella, requiriendo un significativo ajuste o alteración de su ambiente cotidiano de trabajo, modificando sus hábitos, procedimientos y relaciones funcionales.

    Todo cambio exige ciertos ajustes personales y modificaciones que ocurren a través de tres modos diferentes:

  • EN LOS PATRONES DE COMPORTAMIENTO

  • EN LAS ACTITUDES PERSONALES

  • Y EN LA ADAPTACION SOCIAL

  • En el primer modo, los ajustes de comportamiento se refieren a las alteraciones que deben hacer aquellos que efectúan el trabajo mediante rutinas. Así, los patrones de comportamiento deben adaptarse a nuevos reglamentos, procedimientos y métodos de trabajo, en consecuencia, deben alcanzarse nuevos patrones de comunicación, cooperación e interacción.

    En el segundo modo, el efecto psicológico del cambio debe notarse en las actitudes desarrolladas por las personas en función de su habilidad para afrontar nuevas exigencias. Si una persona percibe que es capaz de ajustarse al cambio sin grandes sacrificios personales y que el resultado final le es bastante beneficioso, puede adoptar una actitud psicológica positiva en cuanto a este. Por otro lado, si la persona se siente insegura e incapaz y no percibe ningún beneficio personal, su actitud puede ser negativa y de oposición al cambio.

    Existe una enorme gama de actitudes que representan las reacciones personales con relación al cambio y que pueden resumirse de la siguiente manera:

    Aceptación

    • Cooperación y apoyo entusiasta

    • Cooperación

    • Cooperación Bajo presencia del jefe

    • Aceptación

    • Resignación pasiva

    Indiferencia

    • Indiferencia

    • Pérdida de interés en el trabajo

    • Apatía

    • Sólo hace lo que se le solicita

    • Comportamiento regresivo

    Resistencia Pasiva

    • No-aprendizaje

    • Protestos

    • Sigue estrictamente las reglas

    • Hace lo mínimo posible

    Resistencia Activa

    • Atrasa o retarda el trabajo

    • Alejamiento personal

    • Comete errores

    • Deterioro o desperdicio

    • Sabotaje deliberado

    • ¿Cómo enfrentan las Empresas las actitudes desarrolladas por sus trabajadores ante los cambios producidos por la Alta Competitividad?

    Lo importante es que las organizaciones se adapten a los cambios ambientales para tener éxito; estos cambios afectan de manera directa a sus trabajadores. Por lo tanto, el papel de la Empresa consiste en crear condiciones organizacionales y ambientales para que el cambio pueda aceptarse por todos sus miembros.

    Para ello, la empresa necesita aprovechar las acciones directas e indirectas que efectúa sobre sus trabajadores para predisponerlos y prepararlos hacia el cambio empresarial. Mediante la acción directa efectuada a través de sus actividades de reclutamiento, selección, entrenamiento, consejería y orientación a las personas, la empresa está en condición de cambiar la manera de pensar de las personas. Mediante la acción indirecta efectuada a través de las políticas de administración, de procedimientos y prácticas administrativas de “cómo los jefes deben afrontar los asuntos relacionados con su personal”, también esta en condiciones de cambiar la manera de pensar de los jefes y dirigentes. En otras palabras:

    “Aprender a aprender para sobrevivir en un mundo en constante cambio y hacer que la organización aprenda”

    UNIVERSIDAD MAYOR

    FACULTAD DE CIENCIAS

    ECONOMICAS Y ADMINISTRATIVAS

    INGENIERIA COMERCIAL

    ADMINISTRACION DE OPERACIONES

    - 7 -