Algún amor que no mate; Dulce Chacón

Literatura española contemporánea del siglo XX. Narrativa. Novela actual. Mujeres maltratadas. Amor. Soledad. Argumento. Estructura narrativa

  • Enviado por: Mineta
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas
publicidad

ALGÚN AMOR QUE NO MATE

1.-Biografía de la autora

Dulce Chacón, escritora muy contemporánea, nació en Zafra (Badajoz) en 1954. En 1992 publicó su primero libro de poemas. Querrán ponerle nombre, al que siguió Las palabras de la piedra (1993). Dos años después fue galardonada con el Premio de Poesía Ciudad de Irún 1995 por el contrario el desprestigio de la altura. Parte de su obra ha sido recogida en Tarde tranquila. Omaggio alla poesia, una antología poética publicada en Italia. Algún amor que no mate es su primera novela.

2.- Tema central de la obra

En Algún amor que no mate diferentes temas significativos son lo que se tratan:

-La soledad: ésta es sentida tanto por Prudencia (protagonista de la novela) como por su marido y la amante. Todos se ven necesitados de cariño durante el transcurso de la novela,

“Hace muchos años que no hago el amor. (...) Hace

muchos años que sabe Prudencia que su marido tiene

una amante.”

pero ninguno de ellos recibe este sentimiento tan necesitado. En el caso de Prudencia, espera respuesta de su marido. En el de su marido no se podría identificar claramente de quién espera este cariño pero parece ser que de su madre.

Mi suegra nunca me ha tenido mucho aprecio. Me

decía, de novios, que yo le iba a robar a su niño.

Medía casi dos metros y le seguía llamando su niño.

(...) Un día me enfadé. Faltaban dos meses para la boda

y me dijo mi novio que la teníamos que retrasar. Su

padre se había ido de casa y no podía dejar sola a su

madre.”

El marido, supuestamente enamorado de Prudencia y de su amante, busca en ellas el mismo carácter, sentimientos y persona que en su madre. Y a pesar de su busca ninguna de ellas le dan lo que él antoja en una mujer. Ya por último, la amante busca el cariño y la comprensión en su compañero, pero motivada por la desesperación lo acaba abandonando.

“Adiós mi amor: Principio y fin. Tú y yo tuvimos

un principio. He encontrado un trabajo lejos de aquí.

Todo tiene un final. No te reprocho nada. Sé que la

culpa, si es que hay culpables, es toda mía. Nunca debí

consentir que me anularas así, me negué a mi misma, me

he perdido de vista. Me pediste tiempo y yo te di toda la

vida. Todo lo hice por amor, te quise hasta ese punto, hasta

éste. Ahora ya no. Voy a aprender a quererme de nuevo, lejos

de ti, lejos. Cuando pase el tiempo suficiente, cuando te pierda

el miedo, te mandaré nuestra dirección para que puedas visitar

a tu hijo. Te quise hasta la locura. ni un paso más.”

-El amor: éste es el concepto que mueve a todos los personajes de la novela. Es el que les mantiene vivos y es el que más tarde acabará con sus vidas, ya sea física como psíquicamente. Prudencia espera que algún día su marido la vuelva a querer como la quiso hace ya años, pero llega a un punto en que el cansancio de vivir llega a su punto culminante y destruye su cuerpo y su alma. E incluso se menosprecia a sí misma, recordándose que no es extraño que su marido la maltrate y la explote.

“No es tan grave que te obliguen a lavar y a planchar una

camisa, Prudencia, no hubieras debido ponerte así. Tu marido

estaba nervioso y por eso te pegó cuando le dijiste que la camisa

estaba sucia. (...) Debiste hacer todo lo que él te dijera, que

para eso te casaste, para ser una esposa sumisa. Cuando lloras

de esa manera deberías acordarte de la gente que es más

desgraciada que tú, de la gente que pasa hambre, o padece

enfermedad, o de quien se le muere un hijo de los de verdad.”

Es también por amor que la amante se resiste a abandonarlo. Aguanta casi lo mismo que Prudencia: que la insulte, que le pegue, que la maltrate psíquicamente.

“Aún no puedo creer lo que pasó ayer. Nunca

imaginé que llegaras a ponerme la mano encima, y

menos aún que lo hicieras delante del niño. Es verdad

que te he visto agresivo en varias ocasiones. (...) Sólo tuya.”

-Estructura externa

Algún amor que no mate está formado por 111 páginas separadas por capítulos, los cuales son prácticamente incontables ya que cada página es un capítulo. Al cambiar de capítulo se nos hace ver como que cambia de narrador pero en realidad son diferentes partes de uno mismo (ver apartado 6.1.-Narrador).

4.-Estructura interna

4.1.-Resumen argumental

Prudencia, protagonista de la obra, padece los maltratos tanto físicos como psíquicos de su marido. Cuando por fin un día decide poner fin a su sufrimiento, su marido de ninguno manera consiente que le deje, ya que la humillación sería tremenda. Prudencia y su conciencia, que son quienes narran la novela, a lo largo de la obra se van convenciendo que lo que le ocurre a Prudencia es normal y que su marido la maltrate debe de ser por algún fallo que ella ha cometido. Pero no tan sólo ha de soportar que su marido la maltrate y la humille ante la vecindad, sino que también soporta a la amante de su marido con la que tiene un hijo. Tanto sufrir, tanto aguantar al largo de sus años de casada, ya que en un principio ella y su marido eran una feliz pareja de jóvenes enamorados que disfrutaban estando juntos y también durante las siestas, las cuales más tarde desaparecieron, desencadenó todo en que Prudencia cayera enferma y luego, ya al final de la obra, muere abandonando a su conciencia, la cual también se desfallece cuando se ve sin Prudencia.

4.2.-Momentos de máxima intensidad

Más que momentos de máxima intensidad convendría aclarar que son periodos de la novela en que al lector le entra angustia y rabia al leer las barbaridades que sufre Prudencia.

“Hay que ver qué sola puedes llegar a estar de

madrugada, llorando sin poderte contener, mirando

por la ventana como si por la calle fuera a pasar la

solución (...) Hace años que sabe Prudencia que su

marido tiene una amante. Al principio sufrió mucho

se ponía a llorar mientras planchaba (...) Empezó a

pedir y entregó el poder. (...) Yo disfruto teniendo a mi

marido limpio y aseado. Cuando se enfada si no le tengo

listo un pantalón, el que quiere ponerse, aguanto la bronca,

porque sé que me la merezco. (...)

Ante la desesperación Prudencia desea algo que marca el límite de la vida.

“Qué hacer cuando sólo se desea morir. Prudencia

deseaba morir. La vida era para ella una sucesión

de días idénticos. Los consumía como si fuesen

pequeñas dosis de una muerte pequeña. Ella sólo

quería morir. Morir de una sola vez”.

5.-Personajes y ambientes

5.1.-Personajes principales

No se nos hace una descripción detallada de cada uno de los personajes. Mientras van transcurriendo los acontecimientos el lector se va enterando de cómo son cada uno de los personajes, es decir, Prudencia, su marido y la amante. Digamos serían los personajes que dan forma a Algún amor que no mate.

-Prudencia: es la protagonista de la novela y la que más sufre durante el transcurso de ésta. Como ha he mencionado con anterioridad, durante su vida de casada llega un momento en que no puede resistir el dolor que le causa su marido en todos los aspectos de la vida de una mujer, cae enferma y acaba muriendo.