Alfredo Kraus Trujillo

Lírica española del siglo XX. Tenor. Biografía. Premios. Zarzuela. Ópera

  • Enviado por: Pixahat
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

Un canario universal:

Alfredo Kraus Trujillo

Vida y obra de un maestro.

Biografía

Alfredo Kraus Trujillo nació en 1.927 en Las Palmas de Gran Canaria. Se graduó en Ingeniería Industrial por la Escuela Técnica de Las Palmas en 1950. Estudió solfeo, piano y varios idiomas. Después de pertenecer a los 8 años, al coro infantil del colegio y a la Filarmónica de Gran Canaria dando conciertos benéficos, estudió canto con la Señora Markoff en Barcelona y, más tarde, con el maestro Andrés en Valencia. Finalmente fue a Milán, donde conoció accidentalmente a la que fuera gran cantante lírica Mercedes Llopart, con quien finalizó sus estudios.

En 1955 fue premiado en el "Concurso Internacional d'execution Musicale" organizado por el Conservatoire de Musique de Geneve. Entonces le propusieron su debut profesional, que tuvo lugar el 17 de enero de 1956, en el Teatro Real de El Cairo, interpretando a "Rigoletto" y "Tosca" con enorme éxito. Ese mismo año cantó "La Traviata" en Venecia, Sevilla y Turín y acudió en el mes de noviembre a reinagurar el Teatro de la Zarzuela de Madrid con "Doña Francisquita". Se sucedieron las actuaciones de éxito, pero fue en 1958 cuando su fama y prestigio alcanzaron el reconocimiento internacional por su interpretación de Alfredo en "La Traviata", en el Teatro Nacional San Carlo de Lisboa, junto a la gran María Callas.

En 1959 debutó en el Covent Garden de Londres con "Lucia de Lammemoor", en 1960 en el Scala de Milán con "La Sonnambula" y en 1962 en Estados Unidos, primero en el Chicago Liric Opera con "Elisir damore ", luego en el Metropolitan de Nueva York, en 1966, con "Rigoletto ", después en Filadelfia, Dallas, San Francisco, Washington ... En 1965 actuó en Viena en el Winner Velksoper con "Lucía", luego en los Festivales de Salzburgo en 1968 con "Don Giovanni" y en 1969 en el Staats Oper de Viena, de nuevo con "Lucía". Dentro de sus grandes éxitos con el repertorio francés, Kraus hizo un debut triunfal en la Opera de París en 1984 con "Werther". Bajo su patrocinio comenzaron, en 1990, los "Festivales de Música y Danza " de Andorra, que siguen celebrándose anualmente, Y desde ese mismo año tiene lugar en Las Palmas de Gran Canaria el "Concurso Internacional de Canto ALFREDO KRAUS", con edición bianual y que este año se ha visto obligado a cambiar su nombre por un litigio de por parte del Cabildo de Gran Canaria con La familia Kraus.

Su repertorio incluye más de cuarenta óperas y algunas zarzuelas junto a colaboraciones con grupos como los sabandeños para cantar el himno del pueblo grancanario; “sombra del Nublo”. Posee, como hemos visto, una amplia discografía.

Sus Premios más importantes:

Está considerado como el mejor tenor del mundo de la ópera francesa desde mediados de siglo y el único en activo de su generación. Sus valores artísticos y académicos han sido reconocidos por varias instituciones. Es profesor del "Centro de Estudios de Técnica Vocal Alfredo Kraus" de Perugia (Italia), Catedrático por Real Decreto de la Escuela Superior de Canto de Madrid, Doctor Honoris Causa por la Universidad de La Laguna, Miembro de Honor de la Academia de Bellas Artes de San Miguel de Tenerife, Medalla de Honor de la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo, Catedrático de la "Cátedra Alfredo Kraus" del Conservatorio de Música del Liceo de Barcelona, Doctor Honoris Causa por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Medalla de Honor de la Universidad Complutense de Madrid, Sigillo Magnum della Universita de Bologna...

Una labor que Alfredo Kraus realizaba complacido es la de impartir MASTER CLASS en importantes instituciones del mundo. Ha recibido innumerables distinciones, títulos honoríficos y premios de diferentes estados y ciudades, como la Medalla de Oro de Bellas Artes y la Encomienda de Isabel la Católica en España, Caballero de la Orden de Santiago Da'Espada en Portugal, Commendatore de la República Italiana, Commandeur de L'Ordre des Arts y des Lewres de Francia... Fiorino d'Oro de la ciudad de Florencia, Premio Unico Tito Schipa de Lecce (creado para Kraus), premio Enrico Caruso, "Kammesanger" (máximo honor lírico por el Estado Austríaco), "Chévalier de L'Ordre National de la Legion d'Honneur" de la República Francesa... Entre los más recientes se pueden destacar: Miembro de Honor de la Opera del Estado de Austria, Homenaje de Honor del Metropolitan Opera de New York por el 25 aniversario de su debut en dicho teatro, Premio Príncipe de Asturias en Bellas Artes, Medalla del Royal Opera House de Gran Bretaña, Homenaje de la Fundación Teatro Colón de Argentina, Premio Opera INDEX de EE.UU. y la Medalla de la Gran Orden del Mérito Militar con distintivo blanco concedida por S.M. el Rey Juan Carlos I.

Pero, sin duda alguna, uno de sus mejores premio fue ver como su ciudad natal, Las Palmas de Gran Canaria, le dedicó en vida su auditorio, ubicado en uno de los lugares más pintorescos de la capital de la isla de Gran Canaria.

La vida del tenor

Dicen los entendidos que con Alfredo Kraus se va un estilo, una forma, un modo sobrio y elegante de realizar el canto lírico. Un tenor que creía más en la inteligencia que en la pasión. Que supo cuáles eran sus limitaciones y que, se resistió a concebir el arte como un espectáculo de masas. Sin una voz especialmente sorprendente, logró convertirse en uno de los tenores más destacados de las últimas tres décadas, por lo que su muerte en Madrid, tocó el alma de España y especialmente de Canarias, donde despertaba una gran pasión.

Un cáncer al páncreas, que arrastraba de hace meses, terminó con la vida de este tenor nacido en Islas Canarias en 1927. Esa misma enfermedad fue la que le impidió cantar, en el Teatro Real de Madrid, la ópera con que se identifica su carrera, Werther, de Massenet.

Dos años antes de su muerte se le detectó cáncer de Páncreas, Kraus estaba sumido en una profunda tristeza por la muerte de su compañera y esposa, Rosa Blanca Ley Bird. "Hay un antes y un después de tipo moral. Ya no vuelves a ser la misma persona. Superas la cosa anímica, pero el recuerdo no se supera, porque nunca muere. Es para toda la vida", había dicho.

Participó en dos filmes, Gayarre (1961) y El Vagabundo y la Estrella (1962).

Pero su personalidad, aunque fuerte, era más bien discreta, alejada de los espectáculos. En 1996, celebró sus 40 años de carrera con una amplia gira que lo llevó por Europa, América Latina y Estados Unidos. Al año siguiente, sin embargo, la muerte de su esposa lo sumió en un triste silencio.

A su regreso al canto, expresó que "todo sigue, y ahora que he recuperado la ilusión cantaré hasta que me muera, me enferme o me quede sin voz".

Su último concierto lo realizó en la ciudad donde abrió sus ojos, Las Palmas de Gran Canaria, donde hoy nos queda su auditorio para la perpetuidad al mismo tiempo que el recuerdo de un hombre, de un artista, que supo llevar el nombre de las Islas Canarias y en particular de su isla, Gran Canaria.

Alfredo Kraus nos ha dejado una extensa discografía que paso a citar a continuación.

Acompañando a cada grabación se citan el Autor de la Opera, Título, el papel que desempeña en ella el/la intérprete, el código de la grabación, los principales cantantes, la orquesta y coro y el director.

Opinión personal:

Personalmente creo que la trayectoria, tanto personal como profesional de este artista, considerados por muchos como uno de los mejores tenores del canto si no el mejor de la historia de la misma.

5