Alcoholismo: una enfermedad

Ciencias sociales. Alcohol. Alcohólico. Dependencia. Complicaciones. Cura

  • Enviado por: Verónica
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas

publicidad

El Alcoholismo

Una Enfermedad

Una Enfermedad No Reconocida

  • Los alcohólicos niegan serlo. Niegan estar destrozando su vida por culpa del alcohol. Pero hay que decírselo y llamar a las cosas por su nombre. A la vez que hay que hacerle ver que él no tiene la culpa de serlo y que no debe sentir vergüenza alguna.

  • La palabra ALCOHÓLICO hace sentir vergüenza de serlo, pero esto no es por una cuestión moral. Así, el alcohólico no es canalla o un mal hombre.

  • El alcohólico es un enfermo, el alcoholismo es una enfermedad. Pues el alcohólico en el fondo de su alma anhela poder dejar de beber, reintegrarse en la sociedad y recuperar el respeto y el cariño de su familia.

En Qué Consiste Ser Alcohólico

  • El alcohólico bebe alcohol.

  • El alcohólico suele beber demasiado alcohol y a menudo se emborracha. Aunque hay personas que beben mucho alcohol y hasta se embriagan a menudo y no son alcohólicas:<<Lo característico del alcohólico es que no se puede quitar de beber o como se suele decir, que ha perdido la libertad de abstenerse del alcohol. >>

  • El alcohólico sabe que debería dejar de beber, pero NO PUEDE. Aunque comprende que le hace daño, está prisionero en las garras el alcohol y es IMPOTENTE para salir.

  • El alcohólico trata de engañarse a sí mismo y lo consigue, con excusas tan baratas como: ¿Quién dice que yo no puedo dejar de beber? Yo puedo dejar de beber cuando quiera! Lo que pasa es que no veo ninguna razón para dejarlo.

  • El alcohólico antes de morir, pierde la moral, se degenera, se convierte en un ser odiado hasta por sus hijos. Y cuando muere, al fin, no es un hombre, sino una piltrafa humana.

Cómo Se Hace Uno Alcohólico

Hay dos grandes grupos de alcohólicos, en cuanto al origen de su enfermedad:

  • Los que dependen psíquicamente del alcohol.

  • Los que dependen físicamente del alcohol.

Aclaración

Ser alcohólico es diferente a estar alcoholizado. Ser alcohólico es sentir una apetencia irreprimible por el alcohol. Estar alcoholizado es sufrir una serie de daños a consecuencia del exceso del alcohol ingerido.

Alcohólicos Por Dependencia Psicológica

  • Éstos son personas atormentadas, angustiadas o deprimidas o personas que han sufrido graves penalidades o disgustos en la vida. Estas personas observan que, cuando beben, el alcohol les da alegría y se olvidan de sus problemas. Por eso, recurren a él con más frecuencia para buscar alivio. Hasta que llega un momento en que sin darse cuenta ya no pueden pasar sin el alcohol.

  • No necesitan beber todos los días.

  • Son alcohólicos intermitentes o periódicos.

  • Tardan mucho en alcoholizarse.

  • Complicaciones: sociales, sobre todo, dejadez del trabajo, robos, otros delitos, incluso la cárcel.

Alcohólicos Por Dependencia Física

  • Este grupo lo forman aquellas personas que no han empezado a beber porque tuvieran problemas, sino, simplemente porque todo el mundo bebe. Desgraciadamente, es muy común en nuestra cultura que den vino (o quina) a los niños, los cuales, se acostumbran a beber alcohol desde la infancia y luego no pueden dejarlo nunca. Otros empiezan a beber en la adolescencia. Son jóvenes normales, sin problemas, que beben por alternar con amigos o compañeros. Poco a poco van bebiendo más hasta que llega un momento en que no pueden prescindir del alcohol.

  • Empiezan a beber por alternar.

  • No se suelen emborrachar nunca o casi nunca.

  • Comienzan a beber, normalmente, desde niños por lo que su organismo se acostumbra al alcohol y lo suelen aguantar en grandes cantidades.

  • No pueden estar ni un solo día de su vida sin dejar de beber alcohol.

  • Este tipo de alcohólico es el que más abunda y se alcoholiza pronto.

Un Tercer Tipo De Alcohólico

  • Este tipo viene dado por la convergencia de los dos tipos anteriores.

  • Es aquél que bebe todos los días y que se embriaga todos los días.

  • Es el último grado de alcoholismo.

  • Da lugar a todo tipo de complicaciones.

Una vez que una persona se hace alcohólica ha traspasado una frontera invisible. Ya es alcohólica, ha perdido la libertad de beber o no beber.

Complicaciones Del Alcoholismo

  • Mentales: paranoia de celos, alucinosis alcohólica, delirium tremens (pudiendo llegar a causar a muerte)

  • Corporales: hemorragias, ataques epilépticos, daños cerebrales irreparables, trastornos biliares, cirrosis hepática, gastritis, neuritis con dolores, calambres y parálisis, daños en el aparato genital (impotencia.

  • Sociales: riñas con la familia, trastornos en la esfera del trabajo. Éstas dependen del alcohol ingerido, de la forma de beberlo, la personalidad anterior del alcohólico y de su situación social.

  • En realidad, todas las complicaciones están interrelacionadas. Tanto unas como otras no son más que facetas distintas de un mismo problema: el que plantea el hombre dominado por el alcohol

Cura Del Alcoholismo

  • El alcohólico se cura porque se repone física y mentalmente, porque se pone fuerte y come bien, po0rque no le duele nada, porque se lleva bien con su familia y con la sociedad, porque recupera la situación y la estima que había perdido, etc. Pero, por otro lado, el que ha cruzado las fronteras invisibles del alcoholismo, que ha llegado a ser alcohólico lo será toda su vida. En este sentido el alcoholismo no se cura jamás. El alcohólico tiene que llevar siempre <<unas gafas>>, que consisten en no beber alcohol.

  • El alcohólico se cura por completo de las complicaciones del alcoholismo y vuelve a ser feliz.

  • El alcoholismo vivirá aletargado en el cuerpo del alcohólico toda su vida.La misión del médico es convertir al alcohólico que bebe en un alcohólico que no bebe.

Qué Hace Falta Para Curarse

Lo único que hace falta es dejar de beber, es decir, que el enfermo tenga el deseo consciente de curarse.

El que realmente no puede salir del círculo vicioso de la enfermedad es el propio alcohólico abandonado a sí mismo. Para que el alcohólico dejase de beber por su propio esfuerzo haría falta que no fuese alcohólico (o que tuviese una gran fuerza de voluntad, lo que viene a ser lo mismo). Pero desde el momento en que el alcohólico reconoce que él es un enfermo y acude al médico, ya interviene un nuevo factor: el propio médico, cuya primera obligación es precisamente romper ese círculo vicioso. Lo que el alcohólico no puede hace por sí solo, sí es capaz de hacerlo con ayuda de un tratamiento adecuado.

Es muy frecuente que el alcohólico crea que. Gracias a un tratamiento médico va a poder beber moderadamente. Casi todos los alcohólicos desean seguir bebiendo pero sin exceso. Y es necesario desengañarles desde un principio. La experiencia médica demuestra que un alcohólico es incapaz de beber moderadamente. Con una gran fuerza de voluntad, podrá aguantar unos pocos días, una semana, un mes bebiendo moderadamente. Pero el camino vertical de la fuerza de voluntad conduce a la caída en el abismo. Al cabo de los días o de semanas de beber moderadamente, el alcohólico vuelve a beber en exceso, como antes, pero además carga con un nuevo fracaso que lo desmoraliza aún más.

Por eso, el alcohólico ha de saber que el único camino es dejar de beber del todo.

Una vez retirado del todo del alcohol, el enfermo tiene que seguir para siempre si beberlo. El tratamiento del alcoholismo no termina nunca y dura lo que la misma vida del enfermo. En esta fase del tratamiento, el médico, tras mostrar el camino al enfermo, lo pondrá en contacto con otros enfermos, con asociaciones de alcohólicos curados. La función del médico ya no la desempeñará el propio médico sino el grupo. Los enfermos veteranos aconsejarán a los novatos, y éstos servirán a aquéllos de recuerdo de lo que ellos mismos fueron antaño. Si se presentan recaídas, el grupo orienta al individuo y convertirá el daño irremediable actual en eficaz experiencia para el futuro.

El alcohólico que deja de beber nunca es igual que si no hubiera sido alcohólico jamás. Aunque parezca mentira, es mucho mejor porque es un hombre que ha descendido al infierno y ha conseguido luego su propio paraíso.

Qué hacer para entrar en una asociación de ex-alcohólicos:

  • Rellenado de una ficha para saber sobre sus antecedentes como alcohólico.

  • Ayuda familiar.

  • Abstinencia: pues sin dejar de consumir alcohol difícilmente se puede dejar de ser alcohólico.

  • Grupos de apoyo.

  • Terapias para nuevos y antiguos pacientes, al igual que para las familias.

Medicamentos para dejar el alcohol:

  • Abversivos: medicamentos que eliminan la necesidad de beber, es decir, la ansiedad. No hacen daño al alcohólico, aunque si vuelven a recaer mientras los consumen les producen vómitos y malestar.

Lo que la familia NO DEBE hacer con un enfermo alcohólico:

  • No debe predicarle, sermonearle o regañarle; con la característica poca tolerancia para la frustración que el alcohólico tiene, esto probablemente le incitará a beber más.

  • Nunca se deben utilizar frases con la intención de conmoverlo emocionalmente, tales como “Si tu me quisieras...” “ Si me quisieras más a mí que a la botella...”, “Si tuvieses vergüenza...”, etc. Este método aumentará sus sentimientos de culpabilidad que tendrá que ahogar bebiendo más.

  • No expresar amenazas que no se tenga intención de cumplir, o que no se sea capaz de llevar a cabo.

  • No considerar al alcohólico como un débil moral o le quitarle sus responsabilidades, dejándole con el sentimiento de no ser importante o no valer para nada.

  • No evitarle adrede situaciones en que se pueda tener ocasión de beber; no ocultar las botellas, o vaciarlas o romperlas. Así solo se consigue hacerle rabiar, o ponerlo violento o que compre muchas más para vengarse.

  • Nunca hay que pedirle promesas, pues tendrá que romperlas y entonces tendrá que engañar. Las promesas y los juramentos se dan fácilmente y se rompen asimismo fácilmente. Esto aumenta los sentimientos de culpabilidad y la pérdida del respeto a sí mismo.

  • Nunca hay que discutir o presionarle cuando está bebido o borracho, pues la respuesta será negativa e incluso violenta. Nunca se debe recurrir a la violencia física o al castigo.

  • No se debe tener un exceso de confianza o se debe esperar una cura inmediata al cien por cien.

  • No se debe disimular o encubrir o buscar excusas al alcohólico. Esto le quitaría la responsabilidad de sus actos, y sabiendo que no tiene que pagar las consecuencias tendería a repetirlos.

  • Hay que probar a no ser mártir y no sentir vergüenza. Tampoco se debe creer que se es la causa de la bebida del alcohólico.

  • No hay que discutir o juzgar el método de recuperación elegido por el alcohólico. Lo importante es que él esté sobrio y sea feliz, no importa cómo lo consiga.

  • No se debe hacer intervenir a los hijos como un arma contra el enfermo ni se deben volver contra el enfermo.

  • TEST CEDIDOS POR LA ASOCIACIÓN ARAGONESA DE EX ALCOHÓLICOS.

    ¿ERES ALCOHÓLICO?

    Se debe contestar con absoluta sinceridad para con uno mismo.

  • ¿Es la bebida causa de tu ausencia momentánea del trabajo?

  • ¿Hace sufrir o disgustarse a tu familia el hecho de que bebas?

  • ¿Bebes por que te sientes disgustado con la gente?

  • ¿Bebes hasta el punto de afectar a tu fama o tu reputación?

  • ¿Has tenido alguna vez remordimientos después de haber bebido?

  • ¿Frecuentas compañías dudosas o ambientes de baja condición cuando bebes?

  • ¿Has tenido dificultades económicas por el hecho de haber bebido?

  • ¿Te olvidas del bienestar de tu familia cuando bebes?

  • ¿Careces de ambiciones, o han disminuido, desde que bebes?

  • ¿Te sientes obsesionado por el deseo de beber en determinados momentos del día?

  • ¿Deseas tomarte un trago o una copa a la mañana siguiente de haber bebido?

  • ¿Tienes dificultades para dormir bien después de haber bebido?

  • ¿Han disminuido tus aptitudes o tu destreza desde que bebes?

  • ¿Compromete la bebida tu puesto de trabajo o tu negocio?

  • ¿Bebes por ahuyentar las preocupaciones o escapar de las molestias?

  • ¿Sueles beber solo?

  • ¿Has sufrido pérdidas momentáneas de memoria a causa de la bebida?

  • ¿Te ha tratado un médico a consecuencia de la bebida?

  • ¿Bebes para reafirmar tu confianza en ti mismo?

  • ¿Has estado ingresado alguna vez en un centro sanitario a consecuencia de la bebida?

  • PUNTUACIÓN

    Si se ha contestado afirmativamente UNA de estas preguntas:

    QUIZAS SEAS UN ALCOHÓLICO

    Si se ha contestado afirmativamente DOS de estas preguntas:

    ES MUY PROBABLE QUE SEAS UN ALCOHÓLICO

    Si se ha contestado afirmativamente TRES o más de estas preguntas:

    ERES SIN DUDA UN ALCOHÓLICO

    ¿ERES UNA ALCOHÓLICA?

    Se debe contestar con absoluta sinceridad para con una misma.

  • ¿Tienes últimamente menos interés en arreglarte?

  • ¿Tienes poco humor para ir a la peluquería?

  • ¿Te produce ahora menos ilusión el cuidado de la casa?

  • ¿Te pesan ahora más las tareas domésticas?

  • ¿Algún día tienes que dejar de atender el hogar o a tus hijos?

  • ¿Se te olvida alguna vez hacer la comida, no la tienes a la hora acostumbrada, o te sale mal?

  • ¿Has notado si últimamente los vecinos te tratan peor que antes, son menos amables o se meten en tus cosas? ¿Te dicen cosas que antes no te decían?

  • ¿Has notado si, cuando vas a comprar, no te tratan con la deferencia de antes?

  • ¿Te hace el vacío alguna de tus amistades?

  • ¿Pasas muchas horas en la cama?

  • ¿Tienes frecuentes molestias de todo tipo? ¿Has visitado últimamente muchos médicos sin que ninguno acertara tu enfermedad?+

  • ¿Tienes el periodo tan regular como antes?

  • ¿Tomas Agua del Carmen o algún licor para aliviar tus molestias?

  • ¿Ha disminuido en frecuencia tu vida intima con tu marido?

  • ¿Crees que tu marido te engaña?

  • ¿Has notado si tu marido sale ahora más veces solo que antes, o si se reúne con más frecuencia con sus amigos?

  • ¿Tienes ahora más éxito entre los hombres?

  • ¿Alguna vez tu marido te pega sin razón?

  • ¿Ha empeorado últimamente las relaciones con la familia de tu esposo?

  • ¿Piensas alguna vez que la vida no vale la pena? ¿Has deseado morirte?

  • ¿Has llegado alguna vez a intentar “quitarte de en medio”?

  • ¿Has notado si tu marido te da ahora menos dinero que antes?

  • ¿Tienes actualmente más discusiones por motivos de dinero?¿Con frecuencia no te salen las cuentas?

  • ¿Te ha desengañado en este aspecto (dinero) algún familiar o amigo en el que confiabas?

  • PUNTUACIÓN

    Si has contestado afirmativamente UNA de estas preguntas:

    QUIZÁS SEAS ALCOHÓLICA

    Si has contestado afirmativamente DOS de estas preguntas:

    ES MUY PROBABLE QUE SEAS UNA ALCOHÓLICA

    Si has contestado afirmativamente TRES o más preguntas:

    ERES SIN DUDA UNA ALCOHÓLICA (*)

    (*) Nota: Cuantas más respuestas afirmativas, más avanzado está tu problema

    Los documentos en los que nos hemos basado a la hora de redactar el siguiente comentario sobre el alcoholismo han sido:

    Cartilla informativa para familiares de enfermos alcohólicos.

    Cartilla del alcohólico.

    Información recopilada en una entrevista con la trabajadora social de la Asociación Aragonesa de Ex Alcohólicos.

    Información recopilada en entrevistas concertadas con personas alcohólicas curadas.

    Documentos recopilados de las XV Jornadas de información Alcohólica (Zaragoza, del 14 al 17 de Diciembre de 2000).

    10