Alcoholismo

Psicosociología. Enfermedad crónica. Síntomas. Efectos. Abstinencia alcohólica. Tratamiento. Alcoholemia. Sociedad y cultura. Alcohólicos anónimos. Rehabilitación

  • Enviado por: Adela
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
cursos destacados
Gestión Empresarial para Autónomos y Pequeñas Empresas
Instituto Americano
El objetivo del curso es proporcionar los conocimientos adecuados para poder dirigir y gestionar con garantías...
Solicita InformaciÓn

Máster Superior en Sistemas de Animación Sociocultural
Divulgación Dinámica
El Master Superior en Sistemas de Animación Sociocultural lo forman tres titulaciones en una sola acreditación. Estas...
Solicita InformaciÓn

publicidad

1-Definición:

El alcoholismo, es una enfermedad crónica y habitualmente progresiva producida por la excesiva ingestión de alcohol etílico, bien en forma de bebidas alcohólicas o como constituyente de otras sustancias.

El alcoholismo parece ser producido por la combinación de diversos factores fisiológicos, psicológicos y genéticos. Se caracteriza por una dependencia emocional y a veces orgánica del alcohol, y produce un daño cerebral progresivo y finalmente la muerte.

El alcoholismo afecta más a los varones adultos, pero está aumentando su incidencia entre las mujeres y los jóvenes. El consumo y los problemas derivados del alcohol están aumentando en todo occidente desde 1980, incluyendo Estados Unidos, la Unión Europea y la Europa oriental, así como en los países en vías de desarrollo.

2-Desarrollo

El alcoholismo, a diferencia del simple consumo excesivo o irresponsable de alcohol, ha sido considerado en el pasado un síntoma de estrés social o psicológico, o un comportamiento aprendido e inadaptado.

Se desarrolla a lo largo de años. Los primeros síntomas, muy sutiles, incluyendo la preocupación por la disponibilidad de alcohol, lo que influye poderosamente en la elección por parte del enfermo de sus amistades o actividades. El alcohol se está considerando cada vez más como una droga que modifica el estado de ánimo, y menos como una parte de la alimentación, una costumbre social o un rito religioso.

Al principio el alcoholismo puede aparentar una alta tolerancia al alcohol, consumiendo más y mostrado menos efectos nocivos que la población normal. Más adelante, sin embargo, el alcohol empieza a cobrar cada vez mayor importancia, en las relaciones personales, el trabajo, la reputación, e incluso la salud física. El paciente pierde el control sobre el alcohol y es incapaz de evitarlo o moderar su consumo puede llegar a producirse dependencia orgánica (física), lo cual obliga a beber continuamente para evitar el síndrome de

abstinencia.

3.EFECTOS

El alcohol produce sobre el organismo un efecto tóxico directo y un efecto sedante; además, la ingestión excesiva de alcohol durante periodos prolongados conduce a carencias en la nutrición y en otras necesidades orgánicas, lo cual complica la situación. Los casos avanzados requieren hospitalización. Los efectos sobre los principales sistemas del organismo son acumulativos e incluyen un amplio rango de alteraciones en el aparato digestivo, entre las que destacan las úlceras de estómago y de duodeno, la pancreatitis crónica y la cirrosis hepática, así como lesiones irreversibles en los sistemas nerviosos central y periférico. Pueden llegar a producirse desmayos, alucinaciones e intensos temblores, síntomas del síndrome de abstinencia alcohólica más grave, y el delirium tremens, que puede ser mortal a pesar del tratamiento adecuado; esto último contrasta con los síndromes de abstinencia de los opiáceos como la heroína, que aunque muy aparatosos rara vez son fatales. Se ha demostrado en fechas recientes que la ingestión de alcohol durante la gestación, incluso en cantidades moderadas, puede producir daños graves en el feto, especialmente retraso en el desarrollo físico y mental; la forma más grave de este retraso, poco frecuente, se llama síndrome de alcoholismo fetal.

4-TRATAMIENTO

 El tratamiento primario comienza con el reconocimiento del alcoholismo como un problema que necesita atención específica, en vez de considerarlo secundario a otro problema subyacente como se hacía antaño. Se están desarrollando rápidamente residencias especializadas para su tratamiento y unidades específicas en los hospitales generales y psiquiátricos. A medida que la sociedad se conciencia de la verdadera naturaleza del alcoholismo, disminuye su consideración como estigma social, los enfermos y sus familias lo ocultan menos y el diagnóstico no se retrasa tanto. Los tratamientos más precoces y mejores están produciendo unas altas y esperanzadoras tasas de recuperación.

La abstinencia es el objetivo deseado, a pesar de algunas opiniones muy discutidas manifiestan que es posible volver a beber con moderación en sociedad sin peligro. La adicción a otras drogas, sobre todo tranquilizantes y sedantes, es muy peligrosa para los alcohólicos. El Antabús, fármaco que produce intolerancia grave al alcohol, se utiliza a veces como adyuvante (que ayuda).

5-RESULTADOS

A pesar de los resultados esperanzadores del tratamiento actual, se estima en más de 100.000 el número de muertos anuales sólo en Estados Unidos a causa del alcohol. En la Federación Rusa un 12 por 100.000 de la población ingresa anualmente en los hospitales para ser tratados de intoxicaciones etílicas agudas.

En México, y según las últimas encuestas, el porcentaje de hombres dependientes del alcohol es de 12,5%, mientras que el de las mujeres es de 0,6%. El grupo de edad que manifestó una incidencia más alta fue de 18 a 29 años.

6-ALCOHOLEMIA

Alcoholemia (medida del alcohol etílico (etanol) en sangre.

Las bebidas alcohólicas contienen porcentajes variables de alcohol en peso, según indica su etiqueta: las cervezas, del 4% al 10%; los vinos, del 10% al 18%; los aperitivos y licores suaves, del 20% al 25%; y los licores fuertes, del 35% al 45% (es decir, 100 ml de whisky contienen aproximadamente 40 gramos de etanol). Nada más ingerirlo, el alcohol se absorbe en el esófago, estómago e intestinos, más rápidamente en ayunas y más lentamente con el estómago lleno, pero siempre se absorbe todo, disolviéndose en la sangre. Puede medirse directamente en ésta (alcoholemia en sangre). Hasta un 10% del alcohol en sangre se orina y se evapora en los alvéolos pulmonares, pudiendo medirse en el aire espirado (alcoholímetros de espiración, menos precisos); el 90% restante se metaboliza en el hígado a razón de 10 gramos por hora.

Conducir ebrio es la causa de más del 50% de los accidentes de tráfico, por lo que las legislaciones de muchos países están limitando la alcoholemia máxima tolerable, situándola en 0,3; 0,4; 0,5 o 0,8 g/l; incluso 0,0 g/l en Escandinavia. A partir de 0,5 g/l los trastornos del comportamiento son evidentes, en 2,0 se produce un sueño profundo (coma etílico) y en 3,0 la muerte por intoxicación etílica aguda.

7-ALCOHÓLICOS ANÓNIMOS

Alcohólicos Anónimos (AA), comunidad de personas que se reúnen para alcanzar y mantener la abstinencia respecto al consumo de licores y bebidas alcohólicas. Sus actividades han alcanzado una gran difusión a escala mundial. Surgió en 1935 cuando Bill W., un agente de Bolsa de Nueva York, y el cirujano Bob S. entablaron amistad en Akron, Ohio, y decidieron ayudarse para dejar de beber. Desde este modesto comienzo, AA ha crecido hasta formar en torno a los 87.000 grupos en más de 130 países, con un total de más de 2 millones de socios.

Todos los hombres y mujeres que tienen o creen tener problemas con la bebida son invitados a asistir a cualquier encuentro de AA. El único requisito para integrarse es el deseo de abandonar la dependencia de las bebidas alcohólicas. Los miembros son anónimos, y no se les exige ninguna cuota o aportación, pues las contribuciones son por entero voluntarias. El programa de AA preconiza la abstinencia total. Sus miembros mantienen la sobriedad compartiendo experiencias, fuerzas y esperanzas en sus reuniones de grupo, y siguiendo los doce pasos que se recogen en el estatuto para la recuperación. Incluso los alcohólicos aislados, confinados en sus casas o habitantes de regiones remotas, sin acceso a los grupos de AA, pueden buscar ayuda en el programa destinado a los Solitarios.

8-EFECTOS SOBRE UN BEBEDOR MODERADO DE TOLERANCIA NORMAL

40

Capaz de "dejarse ir" socialmente, se siente "a tope". Ligeramente peligroso si conduce a gran velocidad.

60

El juicio queda disminuido. Incapaz de adoptar decisiones importantes. La conducción se hace temeraria.

80

Pérdida definitiva de la coordinación. Conducción peligrosa a cualquier velocidad.

100

Tendencia a perder el control sexual si no está demasiado adormilado. Torpeza de movimientos.

160

Obviamente embriagado. Posiblemente agresivo. Incontrolado. Puede sufrir de pérdida posterior de memoria de los acontecimientos.

300

A menudo, incontinencia espontánea. Mínima capacidad de excitación sexual. Puede caer en coma.

500

Susceptible de morir si no recibe atención médica.

9-EFECTOS DEL ENVEJECIMIENTO

ORGANO Efectos Factores

Cerebro/sistema Pierde parte de la capacidad consumo excesivo de

Nervioso de memorización (los reflejos alcohol

Se debilitan)

Corazón bombea con menos eficacia consumo excesivo de

alcohol

Higado Menor eficacia en el filtrado abuso del alcohol

De toxinas de la sangre

3