Aikido

Artes marciales. Defensa personal. Camino hacia la armonía. Filosofía. Morihei Ueshiba. O Sensei. Cronología. Virtudes

  • Enviado por: Straker
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 11 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

publicidad

'Aikido'

AIKIDO

EL LEGADO DE O´SENSEI

'Aikido'
A lo largo de los años, mucha gente, hombres y mujeres por igual, movidos por sus ideas - sin importar cual razon dio vida a las mismas - han dado aportes significativos al desarrollo del ser humano tanto fisico como en lo espiritual: Buda, Jesus de Nazareth, la Madre Teresa......

Entre estos baluartes es justo mencionar a Morihei Ueshiba, fundador del estilo de artes marciales conocido como AIKIDO (el camino de la armonía espiritual).

Al cumplirse el 26 de Abril, un nuevo aniversario de su muerte- acaecida en 1969- es deseo de quien esto escribe, plasmar en este documento algunos aspectos de la vida del Maestro y de esta disciplina.

El AIKIDO.

Ante la pregunta de que es el AIKIDO puede decirse lo siguiente:

El AIKIDO no es sólo un deporte. Es un estilo de vida, una disciplina, un proceso educativo para el entrenamiento de la mente, el cuerpo y el espíritu. No tiene por objeto únicamente el estudio de una técnica, sino también el desarrollo personal y el crecimiento espiritual

   El AIKIDO es una magnífica síntesis de las artes marciales japonesas, porque además de ser un excelente método de defensa personal, es una disciplina eficaz para el desarrollo y utilización de las fuerzas del hombre (tanto físicas como espirituales). Es, además, un arte depurado que goza de buena estética, sobriedad, dinamismo, sencillez, elegancia y serenidad.

   En AIKIDO no existe la competición porque es un arte netamente defensivo, derivado del arte de la espada KEN-JUTSU y del arte de las manos vacías JU-JUTSU, incluyendo elementos de la filosofía ZEN. Mientras que las escuelas tradicionales de artes marciales hacen énfasis en la defensa personal y el combate, el AIKIDO rechaza estos ideales puramente físicos y cambia el aspecto de la violencia por la armonía.

   Desde el punto de vista lingüístico, AIKIDO no es una sola palabra, es la pronunciación japonesa de tres ideogramas independientes, que lo describen como "aquel camino que unifica el ser con la energía del universo; una vía o filosofía de la vida en busca de la armonía del hombre con su entorno". 

OBJETIVOS DEL AIKIDO

   Biológicos, a través de su gimnasia especial, la cual se fundamenta en los ejercicios y métodos de respiración, busca el mejoramiento de los sistemas cardio-pulmonar, neuro-muscular y metabólico.
   Físicos, mediante el incremento y mejoramiento de las aptitudes y capacidades de coordinación motriz.
   Técnicos, los cuales se desarrollan a través del entrenamiento, buscando que los movimientos se "automaticen" y se hagan mayor naturalidad. 
   Psicológicos, generando un mayor autoconfianza, creando habilidad para superar los obstáculos y miedos mentales. Se busca desarrollar una mayor voluntad, autodominio y un conocimiento de las fortalezas y debilidades propias.
   Filosóficos, a través de la influencia del ZEN. Por lo tanto, AIKIDO se basa en la idea de la armonía, la unidad y la acción conjunta cuerpo-mente-espíritu, mediante la respiración y la concentración que llevan a que cada persona encuentre su propio camino de entendimiento.
   Sociales, porque brinda nuevas perspectivas para las relaciones interpersonales distintas a la violencia, dirigidas hacia la comprensión y respeto del otro, del entorno, de la naturaleza y del universo.

Las lineas anteriores muestran de manera breve, pero clara, sobre las maravillas (digasmolo asi) de esta disciplina.

EL MAESTRO

El Maestro Ueshiba nace en Diciembre del año 1883, el dia 14, en el seno de una familia de granjeros de la Prefectura de Wakayama, conocida hoy como Tanabe. Era el unico varon de cinco hijos. De su padre Yoroki, heredo la detrminacion del samurai y el interes en los asuntos publicos; y de su madre, un profundo interes en lo religioso, lo artistico y lo poetico.

Le fascinaba escuchar los relatos de los venerables “ En no Goya”, y “Kobo Daishi” y tambien quedaba admirado con los rituales esotericos del Budismo. Esto llevo a Morihei, una vez, a pensar en convertirse en sacerdote Budista.

Su padre, Yoroki, le relataba las historias de su abuelo “Kichiemon”, que fue un gran Samurai; e insto al joven Morihei a que practicara Sumo. Esto cansaria al futuro Maestro...tomo varios empleos que pronto lo desanimarian. Durante su breve actividad como mercantilista, encontro por fin su afinidad con las Artes Marciales: estudio Ju- Jutsu en el dojo Kito-ryu y se formo como espadachin en el centro de entrenamiento Shinkage Ryu. Enfermo de Beri-Beri regreso a su hogar, y fue cuando se caso con Itogawa Hatsu.

En 1903, sirvio como infante en el ejercito de su país, y su determinacion impresiono tanto a sus superiores que lo recomendaron para que cursase estudios en la Academia Militar, pero por varias razones, rechazo el ofrecimiento y se conformo con el duro servicio.

Despues retorno a su hogar paterno, la granja. Habiendo adquirido fortaleza física en el ejercito, se decidio a seguir con el entrenamiento físico. Su padre construyo un dojo en la granja e invito al reconocido Maestro de Ju-Jutsu Takaki Kiyoichi, a que fuera su tutor. Durante ese tiempo el joven Ueshiba se volvió mas fuerte y descubrió que poseía grandes habilidades. En 1912, a los 29 años, se mudo con su familia a Hokkaido; y Ueshiba al cabo de un tiempo, tenia un gran crecimiento muscular a tal punto que la potencia de sus brazos se hizo casi legendaria. Fue durante esa época en Hokkaido, que conoció a Sokaku Takeda gran maestro de Daito-ryu Aiki Jutsu. Luego de un mes de haberle conocido, Ueshiba regreso a Shirataki, allí construyo un dojo e invito a Takeda a que viviera ahí lo cual este ultimo hizo.

Al oír sobre la enfermedad de su padre, vendió todas sus propiedades en Hokkaido, y le dejo el dojo a Takeda. En el camino de regreso, impulsivamente se detuvo en Ayabe, sede principal de la religión Omoto-Kyo. Ahí conoció al maestro de la nueva religión Deguchi Onisaburo. Llegando para pasar un breve tiempo, su estadía en Ayabe se prolongo. Su padre murió y Ueshiba lo tomo como algo muy duro. Decidió vender todas sus propiedades familiares y mudarse a Ayabe a estudiar la nueva religión; en los siguientes seis años, Ueshiba estudio con Onisaburo, enseñaba Budo y encabezo la brigada contra incendios local.

Hombre pacifico, Deguchi abogaba por la resistencia no-violenta y el desarme universal. Decía que las armas y la guerra eran los medios por los cuales los terratenientes y los capitalistas se enriquecían mientras los pobres sufrían; esto llevaría a Ueshiba a comprender su propósito en este mundo: enseñar que el significado real del Budo es el fin de toda confrontación y contención.

Desde 1942 (cuando el nombre Aikido se uso formalmente por primera vez) a 1952, Ueshiba consolido las técnicas y perfecciono la filosofía religiosa del Aikido.

Después de la guerra, el Aikido creció rápidamente en el Kobukan (llamado hoy Hombu Dojo) bajo la dirección de Kisshomaru Ueshiba. Morihei Ueshiba se convertiría en el famoso O'Sensei o el Gran Maestro, del Aikido. También recibió muchas condecoraciones del gobierno Japonés, ya hacia el final de su vida, O'Sensei refino y mejoro su “camino” sin perder su dedicación por el entrenamiento duro.

En la primavera de 1969, O'Sensei enfermo y le dijo a Kisshomaru que Dios lo estaba llamando; regreso a su casa para estar cerca del dojo. En Abril 15, su condición se torno critica. Como sus estudiantes lo llamaron por ultima vez, les dio su enseñanza final: “ El Aikido es para el mundo entero, no entrenen por motivos egoístas sino para toda la gente”.

A comienzos de la primavera de 1969, el 26 de Abril, a los 86 años O'Sensei tomo la mano de su hijo, sonrió y le dijo: “encárgate de todo” y murió. Dos meses mas tarde, su esposa Hatsu de 67 años, lo siguió. Los restos de O'Sensei fueron sepultados en el Panteón de la familia en Tanabe. Cada año, se le recuerda el 29 de Abril en el Aiki Shrine en Iwama.

De este modo queda plasmada, aunque brevemente, la vida del maestro Ueshiba, el cual luego de leer algunas de sus enseñanzas ha causado gran impresión en la mente de quien esto escribe. La gente que aporte algo significativo para nuestro crecimiento espiritual merece ser recordada..... por eso, gracias Maestro Ueshiba por el Aikido.

Hasta la próxima

Gustavo Jimenez

CRONOLOGÍA DE LA VIDA DEL MAESTRO

1882 Jigoro Kano establece la escuela Kano Juku, predecesora del Kodokan

1883 Nace Morihei Ueshiba en Tanabe, Provincia de Kii (Prefectura de Wakayama) el 14 de Diciembre.

1901 Se muda a Tokyo en Septiembre y trabaja en el ámbito de los negocios con Koshiro Inoue. Estudia Tenshin Shinyo - ryu Jujutsu con Tokusaburo Tozawa en Tokyo. Estudia en la escuela de esgrima Shinkage - ryu.

1903 Se casa con Hatsu Itogawa en Tanabe. A finales de Diciembre se enrola en el 61 Regimiento de Infantería de Wakayama.

1904 Comienza la guerra Ruso - Japonesa.

1905 Su regimiento parte a la frontera con Manchuria.

1906 Es dado de baja en el ejercito. Regresa a Tanabe.

1908 Recibe el certificado Yagyu - ryu Jujutsu (probablemente el Goto - ha Yagyu Shingan - ryu) de Masanosuke Tsuboi (o Masakatsu Nakai).

1909 Se establece la sede del Judo Kodokan

1910 Parte a Hokkaido en un programa gubernamental de desarrollo de población. Regresa pronto a Tanabe.

1911 Posibles estudios de Judo bajo la dirección de Kiyoichi Takagi en Tanabe. Nace su primara hija, Matsuko.

1912 Encabeza un grupo de colonos que se establecen en la Villa de Aza-Shirataki, Kamiwakibetsu.

1915 Conoce a Sokaku Takeda de Daito-ryu Jujutsu en la posada Hisada, a través de Kotaro Yoshida en Engaru. El 5 de Marzo completa los primeros 10 dias de Seminario de Daito - ryu.

1916 Se dedica de lleno al estudio del Daito - ryu Aikijujutsu.

1917 Nace su primer hijo, Takemori, en Julio.

1918 Sirve como delegado en la villa de Kamiwakibetsu desde Junio de 1918 hasta Abril de 1919.

1919 Deja Hokkaido en Diciembre debido a la enfermedad de su padre. Le deja las tierras y propiedades a su maestro, Sokaku Takeda.

1920 Conoce a Onisaburo Deguchi de la religión Omoto en Ayabe. Su padre, Yoroku muere en Enero. Llega a su casa en Tanabe poco después de la muerte de su padre Yoroku. Se muda a Ayabe, sitio de la religión Omoto, en la prefectura de Kyoto, con su familia.

Funda el Dojo Joko Ueshiba anexo a su residencia.

Nace su segundo hijo, Kuniharu, en Abril. Su hijo mayor, Takemori, muere en Agosto y Kuniharu en Septiembre.

1921 Ocurre el primer incidente en la secta Omoto.

1922 Muere su madre, Yuki. Sokaku Takeda visita Ayabe con su familia para enseñar y permanece desde el 28 de Abril hasta el 15 de Septiembre. Morihei recibe de Takeda el Kyoju Dari que lo califica como instructor de Daito- ryu (Septiembre)

1942 El nombre “Aikido” se hace oficial y es inscrito en el Ministerio de Educación.

1961 Es invitado a Hawai a la apertura del Aikikai de Honolulu.

1964 Recibe la orden “ Sol Naciente”, en su cuarta clase, como el fundador del Aikido.

1968 Se construye el nuevo Hombu Dojo dedicado a él.

1969 Da su última demostración el 15 de Enero en la celebración del Kagami Biraki. Sucumbe al cáncer de hígado el 26 de Abril. Sus restos son sepultados en Kozanji, Tanabe. Su cabello es preservado en el dojo Kumano de Iwama, en Ayabe y en el Hombu Dojo. Es proclamado ciudadano honorario de Tanabe e Iwama.

Su esposa Hatsu, muere en Junio.

 

 

 

EÑANZAS DEL MAESTRO

Lo que sigue a continuación, es tomado del libro “Secretos del Budo” de John Stevens (quien fue alumno del Maestro Rinjiro Shirata).

El Universo es nuestro mayor maestro, nuestro mejor amigo. Observa cómo un arroyo camina a través el valle de la montaña, transformándose suavemente mientras se desliza por entre las rocas. La sabiduría del mundo está en los libros y, al estudiarlos, se puede crear un número infinito de técnicas nuevas.

El universo mismo siempre nos está enseñando Aikido, pero nosotros no sabemos percibirlo. Sólo pensamos en nosotros mismos y por ello hay tantas disputas y tanta discordia en nuestro mundo. Sólo si tuviéramos un corazón puro, todo iría bien. No pienses que lo divino existe por encima de nosotros, en el cielo. Lo divino está aquí mismo, dentro de nosotros y a nuestro alrededor. El fin del Aikido es recordarnos que estamos en un estado de gracia.

Aikido es la no-violencia. A cada ser humano se le ha encomendado un mandato desde el cielo y la victoria que buscamos es superar todos los retos y luchar hasta el final, hasta lograr nuestros objetivos. En Aikido nunca atacamos. Si quieres atacar primero, sacar ventaja a alguien, es señal de que tu formación es insuficiente. Deja que tu contrincante ataque y utiliza su agresión en su contra. No te amilanes ante ningún ataque; contrólalo antes de que empiece.

En el verdadero budo no hay oponentes. En el verdadero budo buscamos ser uno con todas las cosas, volver al corazón de la creación. En el verdadero budo no hay enemigos. El verdadero budo es una aplicación del amor. El camino de un Guerrero no es destruir y matar, sino alimentar la vida, continuamente crear. El amor es la divinidad que puede protegernos de verdad.

En el pasado, un practicante de sable dejaba que un enemigo le hiciera un c orte superficial en la piel para luego cortar él a su enemigo hasta llegar a la carne. A veces incluso sacrificaba su propia carne para poder dar un tajo a su

enemigo hasta el hueso. En aikido, una actitud así es inaceptable. Queremos que tanto el que ataca como el que se defiende resulten ilesos. En vez de arriesgarte a ser herido para lograr la victoria, debes aprender cómo dirigir a tu contrincante. Controla a tu oponente poniéndote en lugar seguro.

En budo no hay lugar para las mezquindades o para los pensamientos egoístas. En vez de dejarte atrapar en las nociones de “ganar o perder”, busca la verdadera naturaleza de las cosas. Tus pensamientos deben reflejar la grandeza del universo, un reino mas allá de la vida y la muerte. Si tus pensamientos van contra el cosmos, esos pensamientos te destruirán y causarán estragos en el ambiente.

Masakatsu, “victoria verdadera”, se asocia con el elemento masculino de la creación; agatsu, “victoria sobre uno mismo”, se asocia con el elemento femenino. Juntos, representan katsuhayabi, “victoria aquí mismo, ahora mismo”, un estado ideal de perfección.

'Aikido'

'Aikido'

'Aikido'

'Aikido'

'Aikido'

'Aikido'

'Aikido'

'Aikido'

'Aikido'

'Aikido'

'Aikido'

'Aikido'