Afganistán

Asia. Sector terciario. Comercio. Comunicaciones

  • Enviado por: Ling
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 5 páginas
publicidad

Instituto Universitario de Nuevas Profesiones.

Geografía Económica.

Afganistán.

Actividades económicas del sector terciario.

Introducción.

En este informe trataremos sobre el último sector de la economía, el sector terciario que incluye todas las actividades que no pertenecen a los otros dos sectores (primario y secundario) y que podrían considerarse como actividades de suministro de bienes inmateriales a las personas, a las colectividades o a las empresas. Este sector agrupa los servicios mercantiles y no mercantiles, especialmente el comercio (al por mayor y al por menor), el negocio de automóviles y las reparaciones, el alquiler de viviendas, el correo y las telecomunicaciones, los seguros, el turismo, la sanidad, y los servicios ofrecidos por las administraciones públicas.

Afganistán es uno de los países más pobres del mundo, con un ingreso anual per cápita de tan sólo 220 dólares. En 1962 se iniciaron una serie de planes quinquenales para el desarrollo de la industria, la agricultura, la minería, el transporte y los servicios sociales, ahora todos los recursos son propiedad del Estado y este no los explota de la forma adecuada ni le saca el mejor provecho económico.

Alrededor del 70% de la población se dedica a la agricultura y la ganadería. Los mayores problemas en el terreno laboral son el desempleo generalizado y la carencia de trabajadores y funcionarios públicos cualificados.

Entre las décadas de 1960 y 1980, la producción industrial se incrementó. Con la apertura en 1965 de una gran fabrica de lana construida por la Republica Federal de Alemania, la producción textil se duplicó. El resto de las factorías, localizadas principalmente en Kabul, son plantas textiles, que en su mayor parte exportan sus productos, y de calzado, planta s de cemento explotadas por el gobierno, una planta de procesado de frutas, una planta de briquetes de carbón y varias desmontadoras de algodón. La principal industria doméstica es el tejido de alfombras.

La mayor parte del comercio extranjero está controlado por el gobierno o por los monopolios bajo control gubernamental. En el año 1998, las exportaciones anuales ascendieron a 142 millones de dólares y las importaciones supusieron 498 millones de dólares. La URSS fue el principal socio comercial en ese año. Entre las principales exportaciones se encuentran gas natural (42%), frutos secos y nueces (26%), algodón, alfombras y pieles de karakul. Los principales compradores de los productos afganos, además de la URSS, han sido Pakistán, Reino Unido, Alemania y la India. Entre las importaciones se encuentran tejidos, materiales de construcción, petróleo, ferretería, maquinaria, té y azúcar

El destino de las exportaciones va a Pakistán en un 20.1 %; Bélgica y Luxemburgo: 8.7%; Francia: 7.4%; EEUU: 6.7%; Japón: 6.0%. Lo que nos indica aproximadamente en divisas americanas (US$): 150 millones (1997) en exportación. Lo que no significa mucho en comparación a las importaciones que son de (US$) 450 millones (1997), con los principales vínculos comerciales de los países arriba señalados.

Los viajes por el interior están muy limitados por la dificultad del terreno. El país no tiene ferrocarriles y sus ríos, estrechos y de rápido curso, no son navegables, por lo que se usan sólo para transportar madera. Los camellos y otros animales de carga se utilizan en gran medida para el transporte. El país tiene 21.000 km de carreteras, la mayoría sin asfaltar. Las principales carreteras comunican Kabul con las capitales provinciales. El mejor acceso por carretera a Pakistán es a través del paso Jyber. El mantenimiento de las carreteras es un problema constante en Afganistán, principalmente a causa de las violentas avenidas de agua en primavera. La compañía aérea Bajtar Afghan realiza vuelos interiores e internacionales.

Las líneas de teléfono y telégrafo, bajo control estatal, sirven tanto a las principales ciudades como a las pequeñas. Las comunicaciones telegráficas son posibles entre las grandes ciudades y entre Kabul y Peshawâr. En 1998 había 1 aparato telefónico en uso por cada 1.000 habitantes.

Se editan 15 periódicos con regularidad. La red de difusión gubernamental da servicio a 2.750.000 aparatos de radios y 270.000 receptores de televisión.

El gobierno anterior al actual islamista incrementó sus esfuerzos para mejorar el bienestar de los habitantes, y puso en marcha un programa de medicina preventiva contra enfermedades contagiosas. Sin embargo, las condiciones de salud continúan siendo precarias debido a la situación bélica, la mortalidad infantil es alta (138 fallecidos por cada 1.000 nacidos vivos en 2000)y la esperanza media de vida en 2000 era de 48,3 años para los hombres y de 47,4 años para las mujeres.

Conclusión.

Debido a la política económica de Afganistán, donde todos los recursos le pertenecían al estado, su economía no ha podido desarrollarse plenamente. En gobiernos anteriores se trato de mejorar la calidad de vida del afgano, pero por la misma falta de recursos y la entrada de los talibanes al poder, estos esfuerzos por mejorar se vieron truncados. Se espera que con la nueva Junta de Gobierno de Afganistán se mejore y se le de una adecuada explotación e industrialización y comercio de los valiosos recursos que posee este país asiático, aparte de mejorar también las condiciones y nivel (calidad de vida) del afgano.

Bibliografía.

  • Almanaque Mundial 2002. Editorial Televisa. México, 2001.

  • Almanaque Anual 2002. Editorial Cinco. Venezuela, 2001.

  • Enciclopedia Microsoft Encarta 2001. Microsoft Corporation.