Administración de medicamentos

Enfermería. Vías. Vía Oral. Rectal. Inhalatoria. Tópica. Parental. Formas de presentación de fármacos

  • Enviado por: Rutyta
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 3 páginas
publicidad
cursos destacados
Curiosidades Matemáticas
Curiosidades Matemáticas
En realidad más que un curso, esta una serie de videos sobre algunos trucos matemáticos útiles...
Ver más información

Ejercicios resueltos de Química General
Ejercicios resueltos de Química General
Serie de ejercicios resueltos de Química General 

Este curso va ligado al curso actual de...
Ver más información

publicidad

Vía de administración

VIA ORAL

Formas de presentación:

-Pastillas o tabletas: de distintas formas, tamaños y colores. Pueden tener una ranura central, para facilitar su división. Algunas están rodeadas de una cubierta que protege al principio activo de la luz y evita la irritación de la mucosa gástrica.

-Cápsulas: de distinto tamaños y colores. Son cubiertas cilíndricas que en su interior contiene polvo, gránulos, aceites, etc. La cubierta suele ser de gelatina y, al entrar en contacto con el jugo gástrico, se deshace para liberar el fármaco. El fármaco interior puede estar recubierto, para proporcionar una liberación prolongada del principio activo.

-Grageas: píldoras recubiertas de una capa de azúcar para evitar la oxidación de los cuerpos que llevan en su interior y para impedir el mal sabor.

-Líquidos: como jarabes, suspensiones y tabletas o polvos reconstituidos con agua.

VIA RECTAL

Formas de presentación:

-Supositorios: miden aproximadamente 4 cm. Tienen una base sólida grasa, que se disuelve a la temperatura del cuerpo. Su forma es cilíndrica, con un extremo más puntiagudo para facilitar la introducción. Tiene efectos locales y sistémicos.

-Pomadas: tienen consistencia semisólida y se presentan en tubos. Su acción es local.

-Enemas: solución que se introduce en el intestino, a través del ano, con fines diagnósticos, de limpieza o terapéuticos. Pueden tener acción local o sistémica.

-Ovulos: Llamados así por su forma. Es de uso vaginal.

VIA INHALATORIA

Formas de presentación:

Existen distintos métodos para facilitar la administración por esta vía: inhalaciones con pulverizador o nebulizador, aerosoles, etc.

VIA TOPICA

Formas de presentación:

-Polvos: gránulos finos, no absorbibles, que favorecen la sequedad de la piel, como el polvo de talco. Tienen el inconveniente de formar costras en las superficies húmedas. Se extiende sobre la piel limpia y seca, cubriéndola después con un apósito. Se utiliza en aplicaciones dermatológicas.

-Pomada: es una suspensión semisólida, sobre una base grasa ( como vaselina, manteca de coco, etc.). Permite un contacto prolongado con la medicación. Se aplica sobre la piel limpia y seca, y se extiende con un aplicador (depresor lingual) o con guantes. Después, puede cubrirse la zona con un apósito para evitar que le paciente se la retire involuntariamente. Se emplea en aplicaciones dermatológicas, oftálmicas y vaginales.

-Pasta: es una mezcla consistente de polvo y pomada. Proporciona una película protectora, que penetra la piel menos que la pomada y se aplica de la misma forma. Un ejemplo es la pasta de óxido de cinc, que protege la piel irritada de nuevas agresiones.

-Loción: es una suspensión de polvo insoluble en agua, o una emulsión. Deja sobre la piel una película protectora, de efecto suavizante y refrescante. Se aplican sobre la piel limpia y seca, extendiéndolas con una gasa o con las manos, masajeando la zona, preferiblemente sin guantes.

-Crema: es una emulsión semisólida de aceites u otra sustancia grasa y agua. Se aplica igual que la loción.

-Líquidos: los medicamentos presentados en forma líquida pueden utilizarse para las aplicaciones de gotas ópticas, oftalmológicas y nasales. También se pueden aplicar mediante pulverización en la mucosa oral y faringea, o para realizar gargantismos.

VIA PARENTERAL:

Forma de presentación:

-Jeringas: pueden ser de cristal reutilizables o de plástico desechables (estas últimas son las más utilizadas en la actualidad). Tienen distintas capacidades, desde 1 hasta 50 mililitros. Se presenta en envases estériles, con o sin conectar a la aguja. Las jeringas hipodérmicas y las de insulina son estándar. Constan de: cono (donde se conecta la aguja), Camisa (parte externa) y émbolo (dentro de la camisa).

-Agujas: son de metal y generalmente desechables. Consta de cono, aguja o cánula y bisel (extremo afilado de la aguja). Si aguja y jeringa se presentan por separado, deben coincidir los conos de ambas (se identifican con los nombres de Luer y Record. La longitud, el diámetro de la aguja y el diseño del bisel son variables y figuran en el exterior del envase.

Las más largas se utilizan para punciones intramusculares. Vienen protegidas por una capuchón plastificado. Deben permanecer estériles hasta la administración y ser desechadas con precaución para evitar pinchazos accidentales. Actualmente existen recipientes especialmente diseñados para este fin.

-Fármacos: se presentan en ampollas y viales. Una ampolla es una recipiente de vidrio, con cuello más estrecho, por donde se abre, traccionando hacia fuera con una gasa, para proteger la mano. El liquido que contiene puede ser una disolución (que incluye el fármaco), o un disolvente (agua destilada) que se mezcla con el contenido del vial.

Un vial es un recipiente de vidrio, con un tapón de goma protegido por otro metálico que se puede retirar fácilmente. Puede contener líquido o polvo. Si se trata de polvo, para conseguir la restitución del fármaco se introduce el disolvente dentro del vial, mediante una jeringa y la aguja. Después se carga en la jeringa para su administración, y se realiza ésta con una aguja nueva.