Adam Smith

Economía clásica. Filosofía occidental. Mercantilismo. Utilitarismo. División del trabajo. Libre mercado

  • Enviado por: Lois
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad
publicidad

Adam Smith

Nació en Kirkcaldy (Escocia) el 5 de junio de 1723; estudió en las universidades de Glasgow y Oxford. En 1737 ingresa en la Universidad de Glasgow. En ésta recibe clases de Filosofía Moral por parte de Francis Hutcheson, que le valdría para ser influido por la escuela histórica escocesa. Es en esta asignatura, en la que se dedicaba una parte a la moral práctica, en la cual Smith basaría gran parte de La riqueza de las naciones.

Su pensamiento utilitario está influido por Mandeville, la base de su teoría es que para mantener el sistema cada uno debe trabajar por su propio interés. Se le considera el padre del utilitarismo; la utilidad legitima el sistema.

Pensamiento: Juzga la sociedad desde la economía. Busca que moral necesita la sociedad civil para seguir prosperando.

Considera que la sociedad civil es la que produce la riqueza, no el gobierno.

Distingue entre elementos naturales: hombre, sociedad y moral.

Y el elemento creado: estado.

Hombre: Es individualista (egoísta) por naturaleza. Esto es bueno porque el hombre movido por su interés individual, en condiciones de libre competencia consigue el bienestar común, la máxima riqueza y felicidad porque la mano invisible del mercado ajusta la oferta y la demanda.

También es sociable, porque por naturaleza es comerciante, y necesita a los demás para ello.

“propensión de la naturaleza humana (…)de negociar”

“Toda sociedad como una compañía mercante o comercial”

Sociedad civil: Se basa en la división del trabajo. No producimos para consumir, si no para el mercado.

La división del trabajo es útil aunque injusta. Porque los oficios se asignan de nacimiento, no tienen su origen en las capacidades personales. Esta división mide el grado de civilización de una sociedad, porque aumenta la productividad. El talento es el resultado de la división del trabajo.

“La diferencia de talentos naturales (…) quizá no sea tanto la causa si no el efecto de la división del trabajo”

La sociedad es el conjunto de grupos con intereses desiguales, ordenados jerárquicamente, distingue tres agentes productivos:

Tierra: en manos de terratenientes: que son retribuidos con renta.

Trabajo: en manos de trabajadores: retribuidos con salario.

Capital: en manos de capitalistas. Retribuidos con beneficios.

Las leyes de producción y distribución son leyes naturales que se imponen a la voluntad de los hombres.

“Al principio todo el producto del trabajo pertenecía al trabajador, pero al tener la tierra propietario, se le exige una parte del producto”

El progreso depende de la capacidad productiva y del orden de distribución entre diferentes clases. Debe haber distribución útil que favorezca la inversión y distribución de capital, porque la finalidad es la riqueza de la nación:

De los tres agentes productivos los únicos que ahorran son los capitalistas, que invierten en tecnología. La productividad depende del capital invertido.

Por eso es suficiente pagar al trabajador el valor de su trabajo, y el resto al propietario de la maquinaria.

“Los salarios que se pagan a jornaleros y criados deben ser tales que basten para que continúe la raza de criados y jornaleros, en proporción a la demanda”

El valor de las cosas es el trabajo acumulado y no repartido, no el trabajo incorporado por el trabajador.

“Los salarios del trabajo (…) se acomodan a lo convenido entre dos partes, cuyos intereses no son los mismos. El trabajador pretende sacar lo máximo posible y el empresario dar lo menos posible”

El gran benefactor es el capitalista, al que hay que proteger de los trabajadores, porque los tres agentes productivos entran en conflicto:

“Los dependientes acuden al clamor al ultraje (…)los empresarios por su parte acuden al Magistrado civil (…) ejecución de aquellas leyes que suelen estar establecidas contra los criados, trabajadores…”

Estado: Defiende el estado no intervencionista. Da por bueno el modelo inglés.

El estado tiene tres obligaciones:

-Defensa exterior.

-Defender la propiedad: proteger al individuo y administrar justicia. “La abundancia del rico excita la indignación del pobre que (…) le empuja a invadir la propiedad del otro”

El gobierno civil presupone la subordinación (…) La idea de orden y subordinación fue introducida por Dios en la naturaleza e impresa en todo ente racional”

-Construir y mantener instituciones y obras públicas que no pueden esperarse de la iniciativa privada porque no son rentables. Por ejemplo la educación, está a favor de que esta sea pública y gratuita para las clases bajas para que haya orden social y subordinación:

“Cuanto más instruidas están, se hayan menos expuestas a las ilusiones, fanatismo y superstición, que con frecuencia dan lugar a los más terribles desórdenes. Un pueblo educado es siempre más decente y ordenado”

Moral: El hombre es egoísta por naturaleza, pero también sociable y compasivo.

La misma naturaleza que implanta el orden natural, implanta las normas en los hombres.

Hay una moral conformista, en el que el hombre cumple las normas por la sociabilidad, porque los demás le apreciarán si las cumple.

Conclusión:

Le parece la mejor de las naciones aunque suponga el embrutecimiento de la mayoría de la población:

“el trabajador más pobre puede gozar de mayor cantidad de cosas necesarias que la que es capaz de adquirir cualquier salvaje”

No oculta los costos sociales que para el progreso requiere el capitalismo. Aunque el capitalismo de al estado ciencia y tecnología que se resumen en beneficios.

Y adelanta la idea de marketing creando necesidades antes del producto.