Actitud científica como estilo de vida

Búsqueda de la verdad y curiosidad insaciable. Tenacidad, perseverancia y disciplina. Sinceridad intelectual. Dogmatismo. Espíritu de gravedad

  • Enviado por: José David
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

LA ACTITUD CIENTIFICA COMO ESTILO DE VIDA

La adopción universal de una actitud científica es la que puede hacernos más sabios, además nos haría más cuidadosos sobre las informaciones que obtengamos y sobre las opiniones que tengamos al respecto.

Según el tema leído, se toca el tema de la actitud científica con cinco temas o cuestiones las cuales deben de tomarse en consideración.

  • La esencia de la actitud científica: búsqueda de la verdad y curiosidad insaciable

  • Formas de ser que expresan una actitud científica

  • Obstáculos al desarrollo de una actitud científica

  • La ética de la investigación

  • La actitud científica como proyecto y estilo de vida

  • LA ESENCIA DE LA ACTITUD CIENTÍFICA: BÚSQUEDA DE LA VERDAD Y CURIOSIDAD INSACIABLE

    La actitud científica, es la actitud vital la cual se debe poseer en cualquier circunstancia y momentos de la vida, y no tenerla presente nada mas al momento de hacer ciencia sino en toda ocasión.

    Esta actitud consiste en la predisposición a detenerse frente a las cosas para tratar de desentrañarlas, enfrentarlas y resolver los conflictos obtenidos.

    Para llegar a esta actitud o capacidad ante la realidad hay que cumplir con dos atributos esenciales los cuales son: Búsqueda de la verdad y Curiosidad insaciable.

    La búsqueda de la verdad: es el punto de arranque desde el cual es posible asumir una actitud científica, es decir, preguntarse algo y a la vez hacer el esfuerzo de responderse tal cuestión.

    Aquel el cual no busca la verdad es porque se cree en posesión de ella y por lo tanto nada tiene que encontrar ni aprender. A estos se les llama Los Propietarios de la verdad Absoluta, los cuales son unos necios en su dizque seguridad ya que tienen la desgracia de ignorar la duda.

    El buscador de la verdad es un buscador desinstalado ya que sus conclusiones científicas son relativas y no definitivas o absolutas.

    La Curiosidad Insaciable: ningún científico o investigador autentico puede decir que su búsqueda a terminado, ya que el científico es insaciable en su curiosidad, puesto que sabe que tiene un sin numero de cosas las cuales quisiera aclarar.

    La búsqueda de la verdad y curiosidad insaciable conducen a una actitud en la que la vida y la ciencia no se separan, ya que cada una ha de servir para enriquecer a la otra.

    FORMAS DE SER QUE EXPRESAN UNA ACTITUD CIENTÍFICA

    Estas formas expresan toda una serie de valores, cualidades, maneras de pensar y actitudes subyacentes. Entre estas cualidades están:

    La Tenacidad, Perseverancia y Disciplina: esta es una característica común en todos los científicos e investigadores. Estas exigencias no parecen ser necesarias para ser un científico social. Además a estas características se le conocen como noción romántica de la investigación.

    Es considerada como postura desprovista de sentimiento de la realidad en la que el científico tan solo se abandona al juego libre de su imaginación.

    Sinceridad Intelectual y Capacidad de objetivar: es otra característica que expresa una actitud científica en la cual se destacase la sinceridad intelectual frente a los hechos que se estudian. Esta condición es indispensable y presupone la capacidad de autocrítica y el valor de tirar por la borda todo conocimiento. Una actitud científica nos lleva a aprovecharnos de nuestros errores. Para el que tiene sinceridad intelectual un error no es una frustración, si no un estimulo para avanzar.

    OBSTÁCULOS PARA EL DESARROLLO DE UNA ACTITUD CIENTÍFICA

    Son aquellas formas las cuales imposibilitan el desarrollo de la actitud científica. Uno de estos ejemplos es el etnocentrismo, puesto que los incapacita para ser consciente de su ombliguismo.

    Entre los obstáculos principales al desarrollo de una actitud científica: el dogmatismo, el espíritu de gravedad, el etnocentrismo y el uso de los argumentos de autoridad.

    Dogmatismo: modo de funcionamiento cognitivo totalmente contrapuesto al modo científico de conocer la realidad. Se expresa en la tendencia a sostener que los propios conocimientos y formulaciones son verdades incontrovertibles. Conduce a una mentalidad cerrada. El dogmatismo no razona. Es lo más lejano a la actitud científica, pues para la ciencia las verdades son parciales y siempre sujetas a corrección.

    Espíritu de gravedad: consiste en la convicción de que las actuales estructuras de la sociedad y su jerarquía de valores son algo indiscutible. Todo lo que no se acomoda, no se ajusta o no se adapta a lo ya existente constituye una anormalidad, una desviación. Una manifestación patológica. Es el culto supersticioso a lo establecido y la instalación en el conformismo. Además, cumple de hecho una función sacralizadora del estatu quo, deja velado la marcha de los acontecimientos, la evolución de la realidad y apelan a su depósito de verdades consagradas.

    LA ÉTICA DEL INVESTIGACIÓN

    Consta de los aspectos que son esenciales en la ética de todo científico:

    • Reconocimiento de los trabajos que han sido utilizados para obtener información, y de cualquier persona que haya colaborado del trabajo.

    • No utilizar ideas o resultados preliminares ajenos que se hayan dado a conocer una conversación, sin permiso para hacerlo.

    • No usurpar, calificando como propio el trabajo que sólo se ha supervisado como director de un instituto, presentándose como coautor y colocando su nombre primer lugar.

    Otro aspecto que no aparece directamente como ético, es el de la necesidad de formación permanente: las transformaciones experimenta el mundo actual exige una puesta al día permanentemente para no ser superados o desbordados por los acontecimientos. Un elemental honestidad profesional y científica exige proseguir la formación durante toda la vida activa.

    Otro aspecto ético: si no hay posesión de la verdad, si no búsqueda y esfuerzo persistente por desvelarla, nadie tiene el derecho moral a imponer a los demás una interpretación particular de la verdad pero tienen derecho y el deber de vivir según sus propias ideas y de oponerse a todo lo que le parece incorrecto o falso en las ideas ajenas.

    El aspecto más importante en la ética del investigador: ser responsable de las consecuencias de las propias investigaciones. Muchos científicos declaran que la ciencia es ética y políticamente neutral, con lo cual rechazan cualquier remordimiento ético.

    La actividad científica es un hecho con implicaciones en todos los ámbitos de la vida en la sociedad. Sin ética científica, no habría posibilidad de resistir al totalitarismo tecnológico. Cuando se insiste en que los científicos deben ser apolíticos, no se hace otra cosa que propugnar que los científicos sean desentendidos útiles del sistema político.

    LA ACTITUD CIENTÍFICA COMO PROYECTO Y ESTILO DE VIDA

    La Quito científica de su estilo de vida, presentar las características que un proyecto, es decir, una manera concreta de encarar el mundo y los otros. Es una forma de ascetismo mundano.

    La ciencia y la técnica no son el único modo de acceso a la realidad, tampoco la panacea universal para todos los males. Es impropio de un profesional que vive en la era de la ciencia no asumir una actitud científica en todas las circunstancias de su vida.

    La creencia en el poder de la ciencia para resolver todos los problemas es una forma de fetichización de la misma, es una forma de transformarla en un careo una fe y una religión. Las ciencias no es valor supremo del hombre.

    Para que una civilización científica sea una buena civilización, es necesario que el aumento de conocimiento vaya acompañado de un aumento de sabiduría.