1984; George Orwell

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Novela de ficción. Control social. Gran hermano. Argumento y tema

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 12 páginas
publicidad

1984

INTRODUCCIÓN

George Orwell es el pseudónimo de Eric Arthur Blair, escritor británico políticamente comprometido que ofreció un brillante y apasionado retrato de su vida y su época.

Orwell nació en 1903 en Motihari, India, y estudió en el Eton College de Inglaterra gracias a una beca. Prestó sus servicios en la Policía Imperial India destinado en Birmania, de 1922 a 1927, fecha en que regresó a Inglaterra. Enfermo y luchando por abrirse camino como escritor, vivió durante varios años en la pobreza, primero en París y más tarde en Londres. Como resultado de esta experiencia escribió un primer libro Sin blanca en París y Londres (1933), donde relata las sórdidas condiciones de vida de las gentes sin hogar.

Días en Birmania (1934), un feroz ataque contra el imperialismo, es también, en gran medida, una obra autobiográfica. Su siguiente novela, La hija del Reverendo (1935), cuenta la historia de una solterona infeliz que encuentra de manera efímera su liberación viviendo entre los campesinos.

En 1936 Orwell luchó en el ejército republicano durante la Guerra Civil española (1936-1939). El autor describe su experiencia bélica en Homenaje a Cataluña (1938), uno de los relatos más conmovedores escritos sobre esta guerra y en el que se hace responsable al Partido Comunista Español (PCE) y a la Unión Soviética de la destrucción del anarquismo español que supuso el triunfo de la Falange. El camino a Wigan Pier (1937), escrita en esta misma época, es una crónica desgarradora sobre la vida de los mineros sin trabajo en el norte de Inglaterra.

Tuvo una turbulenta existencia, fue policía, librero, maestro de escuela, periodista, viajando por todo el mundo. Pero sobre todo destacó como novelista, como hemos podido comprobar, y como excelente crítico literario.

Su condena de la sociedad totalitaria queda brillantemente plasmada en una ingeniosa fábula de carácter alegórico, Rebelión en la granja (1945), basada en la traición de Stalin a la Revolución Rusa, así como en la novela satírica 1984 (1949). Esta última ofrece una descripción aterradora de la vida bajo la vigilancia constante del “Gran Hermano”.

Otros escritos de Orwell son la novela Que vuele la aspidistra (1936) y Disparando al elefante y otros ensayos (1950), ambas consideradas modelos de prosa descriptiva, y Así fueron las alegrías (1953), un recuerdo de sus difíciles años de estudiante. En 1968 se publicaron en cuatro volúmenes sus Ensayos Completos: Periodismo y Cartas. Orwell murió de tuberculosis en enero de 1950.

RESUMEN TEMÁTICO

La historia que narra esta novela transcurre en el año 1984. El mundo está dividido en tres grandes potencias: Oceanía, Eurasia y Asia Oriental. Todas ellas están en guerra, a veces con una, a veces con la otra. No importa ya el motivo de ésta, ya que no hay lucha por el comercio, debido a que cada región de autoabastece, ni por el territorio, ya que no hay ninguna necesidad de expandirse. Pero no es tan importante la guerra entre las naciones como la que hay dentro de cada una de ellas.

En el interior de Oceanía que comprende Canadá, América y Las Islas Británicas, la sociedad y el poder están divididos de una forma jerárquica e incuestionable. Hay un solo partido político que lo dirige todo: las leyes, el comercio, los puestos de trabajo, incluso la vida de las personas.

Ya nadie tiene intimidad, todo está controlado por telepantallas y micrófonos de los que nadie, absolutamente nadie puede librarse. No hay libertad de acciones, ni siquiera de pensamiento, ya que todo aquello que se considere que está en contra de la moral o doctrina del Partido es llamado “crimenmental” y es castigado con la pena de muerte.

El Partido intenta suprimir cualquier sentimiento que no esté relacionado con el temor, el miedo, y principalmente el odio. Incluso el festejo nacional es la Semana del Odio. Se quiere evitar cualquier relación humana y para ello se fomenta el matrimonio entre parejas no enamoradas con el único fin de procrear aunque se pone como mejor alternativa la inseminación artificial, la desvinculación y ruptura de cualquier lazo familiar incluso de padres a hijos... Se pretende un mundo sin amor ni fidelidad, con hijos que denuncien a sus padres y esposas a sus maridos por crimenesmentales, aunque sea mediante falsos testimonios. Ya no se hace distinción entre personas, sino que todos son camaradas uniformados de un mismo modo, con un mono azul oscuro.

El Gran Hermano es el jefe del Partido, imagen suprema que está por encima de todos. Luego están los miembros del Partido Interior. Por debajo de éstos están los del partido exterior, y por último los proles, gente normal y corriente, que constituyen 85 % de la población y sin embargo son tomados como inferiores. A éstos no se les controla de manera tan rigurosa, ya que no se les tiene en cuenta como personas.

En un mundo en el que ya nadie goza de privacidad ni libertad intenta vivir nuestro protagonista, Winston, que es un hombre de unos 40 años que se resiste a pensar de la forma que dice el partido a pesar de saber que lo que hace le puede costar la vida. Trabajaba en el Ministerio de la Verdad, y se encarga de modificar libros, periódicos, documentos históricos... que acrediten que en un pasado había una mejor forma de vida con el capitalismo, que muestren que alguna promesa de dicha por el Gran Hermano no se ha cumplido para cambiarla por otra cosa que sí lo haya hecho... Toda la sociedad cree estos engaños, están educados desde que nacen para hacerlo.

Winston ya no aguanta más y para poder expresar sus sentimientos decide comprarse un diario en el anticuario de un prole. Él sabe que es algo muy arriesgado y que si una telepantalla le descubre su vida se habrá acabado, pero no le importa, ya nada tiene sentido. En este diario escribe sus ideas más secretas. Odia al Gran Hermano, al partido, desea encontrar y forma parte de la llamada Hermandad, un grupo clandestino que intenta destruir al partido. Piensa que la única esperanza para la salvación está en los proles.

Un día nota que una chica le está siguiendo. Donde quiera que va, ella está allí. Cuando ya casi está convencido de que es una espía de la Policía del Pensamiento y que va a matarle, ella le da un papel en el que le confiesa su amor. Esto hace a Winston apreciar más su vida y tener deseos de continuarla. Pero sabe que es una relación imposible, ya que cualquier contacto afectivo con otra persona está totalmente prohibido. Comienzan a verse a escondidas. Primero en lugares alejados, como un bosque, y más tarde Winston le alquila al anticuario, al que le había comprado el diario un piso que comienza a ser su refugio. Allí pueden actuar como quieren. Julia puede pintarse, vestirse como una mujer y quitarse que el mono azul de uniforme. Winston puede hablar con toda tranquilidad de sus pensamientos en contra del partido. Descubre que Julia también los tiene y comparten una vida secreta, que aunque se niegan a aceptarlo, saben que tendrá un próximo y duro final. Pero no se conforman con el simple hecho de cometer adulterio, según el partido, sino que por la intuición de Winston de que O'Brian, un hombre cercano a él, es miembro de la Hermandad, deciden intentar pertenecer a ésta. Parecía que ya lo habían conseguido, incluso tenían un libro escrito por Goldstein, el cabecilla de dicho movimiento clandestino, cuando los detiene la Policía del Pensamiento. Una telepantalla en la habitación alquilada había estado espiándoles todo el tiempo.

Se los llevan y los torturan por separado, son sometidos a duros castigos de diversa índole. Confiesan todos sus "crímenes" e incluso otros que no han cometido por no sufrir más. Pero el objetivo del partido no es producirles dolor, sino modificar sus ideas, su cerebro para hacer que piensen como el Partido, que amen a éste y al Gran Hermano. No sólo desean un arrepentimiento sincero, sino una reconversión. O'Brian resulta ser un miembro de los que intentan que adopten la doctrina del partido como forma de vida, les ha engañado. Para ello les someten a las más horribles torturas, haciéndoles enfrentarse a sus miedos más profundos hasta conseguir lo imposible: penetrar en el cerebro y en el alma de un hombre con unas convicciones muy arraigadas, despojándole de ellas por completo. Todo lo que les importaban ahora les da igual. Han decidido no seguir luchando y aceptar la derrota. El sufrimiento físico le ha vencido. A pesar de su fortaleza mental, se ha sometido y ha acabado aceptando cualquier mentira dicha por el Partido, e incluso amando al Gran Hermano. Una vez más el Partido ha vencido usando armas duras, y la esperanza de que la Hermandad exista se ha puesto en duda.

OPINIÓN PERSONAL

Comencé a leerme este libro con ilusión, ya que 1984 es el año de mi nacimiento y me causó cierto interés.

Lo primero que me llamó la atención, y todavía me sigue llamando, es como un hombre que vivió hace medio siglo pudo imaginar un mundo que en ciertos aspectos se parece mucho al actual: la vida controlada a por telepantallas como sucede ahora en algunos lugares como superficies comerciales, micrófonos ocultos, personas que se dedican a averiguar por completo todo lo que la mente humana piensa en cada momento...

Pero este libro es una crítica a los sistemas totalitarios como las dictaduras o el régimen comunista de la antigua Unión Soviética. Da una visión futurista de lo que puede suceder, pretendiendo avisar, diciendo que el poder es algo muy tentador y que atrae por sí mismo, no por el afán de tener más dinero o popularidad, sino por el simple aliciente de dominar a los demás. Quería evitar que estos sistemas que ya controlaban las leyes, el comercio, los empleos... acabarán por controlar la vida privada de la gente e incluso sus pensamientos.

En mi opinión el mundo creado por George Orwell es horrible. El no poder gozar de la libertad, ya no sólo de acciones, sino de pensamientos, es algo que hemos de evitar que suceda a toda costa. Cada persona tiene una moral, una forma de ver la vida, propia de ella, y no se le puede imponer porque no sólo se está violando un derecho, sino que se está eliminando la belleza de la propia vida.

Y algo tan inconcebible como lo anterior es intentar eliminar el amor y sustituirlo por el odio. Según que el partido no sólo no debe existir que el amor de pareja, sino que tampoco tiene que haberlo entre personas de una misma familia. A los niños se les enseña a ser espías, a denunciar a sus padres y abuelos. En el periódico, siempre salen noticias de niños tratados como héroes por haber avisado a la Policía del Pensamiento de que sus padres han cometido un crimenmental, la mayoría de veces inventado por los propios hijos para ser famosos. Un mundo en el que los niños reciben esa educación, según en mi criterio pienso que se está buscando su propio fin, ya que tanta maldad no puede durar. Un odio tan ordenado y estudiado ha de tener un fin próximo. No se puede privar a nadie de la capacidad de amar ya que en si no puedes hacerlo ¿para qué vas a vivir si todo resulta indiferente? En este libro el poco cariño hacia las personas que te rodean se ve claramente cuando alguien es vaporizado, un eufemismo para no decir que ha sido asesinado por el Partido, ya que a todo el mundo le da igual, como mucho dedican unos breves pensamientos al difunto y luego siguen con su vida normal. A mí esto es algo que me enfurece.

Es un libro que te hace pensar y preguntar si tú no vives en un mundo semejante a ése, en cierto sentido, y te dejas convencer y dominar por los medios de comunicación. Conforme vas leyendo vas reflexionando y analizando tu propia vida. Piensas que no quieres ser el juguete de un partido político, que quieres pensar por ti mismo sin manipulaciones de ningún tipo, pero también te surgen ciertos interrogantes como el de que si estas siendo manipulado ya, o si sólo estarás pensando esto porque te están permitiendo que lo hagas ya que estás educado desde la infancia de tal forma que ya se puede prever que vas a hacer y que a su vez será lo mismo que haga todo el mundo. Nadie te asegura que tus pensamientos no están controlados por otro, al igual que nadie se lo podía de garantizar a los personajes del libro.

Una cosa increíble es la tortura a la que someten a Winston y a Julia, al igual que a muchos otros. Resulta difícil asimilar que exista una sociedad con semejante número de enfermos mentales que la dirijan, que todos les hagan caso y que encima sean tan crueles como para maltratar a personas con el fin de convencerlas de la doctrina del Gran Hermano para luego asesinarlas. El propio O'Brian compara sus métodos y acciones con las realizadas por Hitler y los nazis. Esto es algo que con sólo pensarlo se te pone la piel de gallina ya que está diciendo con orgullo que se parece a una de las personas que han dejado huella en la historia por su crueldad. En el libro es tal la intensidad de la tortura que les realizan a los prisioneros que éstos desean que se la hagan a la persona que más aman en el mundo antes que aquellos.

Otra cosa a criticar del comportamiento del Partido de este libro es la manipulación de los documentos históricos. Según éste quien controla el presente controla el pasado, quien controla el pasado controla el futuro. Y gracias a esto se creen en su derecho de modificar la historia a su antojo. ¿ Qué clase de historia es una que no cuenta lo que ha sucedido realmente? Modificarla no tienen ningún sentido, ya que en el momento en que se hace deja de serlo.

Otra cosa que me llama la atención son los grandes agujeros de memoria en los que queman todos los papeles para que no quede ninguna prueba de que se están inventando toda la historia. Pero ese hecho que ocurre en el libro te invita a que tu también entres en la duda de si en el mundo actual sucede lo mi mismo, ya que hay gran cantidad de datos que desconocemos, y si te dan un dato falsificado probablemente te lo creas ya que desconoces el verdadero. Eso me hace llegar a la conclusión de que cuanto más formada está una persona y más culta es más difícilmente puede ser manipulada. Todos sabemos que la historia es algo subjetiva ya que la escriben los ganadores, pero siempre dentro de unos márgenes.

En "1984" el Partido emplea diversos trucos mentales dominar al pueblo. Uno de ellos es el "doblepensar". Es una forma de hacer que no tengas una idea concreta de nada, sino que tu cerebro admita como correcto lo que en un momento determinado diga el Partido, y si después éste te dice lo contrario tu pensarás que la nueva información era también la pasada borrando ésta de tu mente.

Otra técnica que emplea el partido para dominar es la utilización de un idioma oficial y exclusivo para Oceanía llamado un neolengua. Ésta va eliminando poco a poco gran número de palabras, quedándose con un vocabulario y mucho menos rico y más vulgar, en el que palabras que no interesan como amor, felicidad... quedan suprimidas.

De ésta forma al estar ausentes en el vocabulario de cualquier persona también lo estarán poco a poco de su mente. En mi opinión esto no es un progreso sino una involución, ya que se está retrocediendo a un lenguaje más primitivo que el actual, lo cual es un error.

A lo largo del libro se puede observar que lo que realmente le conviene al partido son personas-robot que no piensen, que sólo actúen como se les ordene. A las personas inteligentes que están a por encima de la media en cualquier aspecto de su vida se les elimina, incluso si son proles ya que éstos representan una amenaza para este tipo de sociedad. Y eso es todo lo contrario de en lo que debería hacerse, ya que es bueno que haya gente inteligente para poder progresar. Otro dato curioso es que el Partido no quiere más progresos. Los científicos e inventores no interesan, no se les quiere. Con lo que tienen ya es suficiente para dominar al mundo

Quieren acostumbrar a la gente a que la violencia sea algo normal. Para ello hacen matanzas en la calle, incluso con niños presentes. Es un espectáculo popular en el que incluso los prisioneros piden ser castigados, es como para nosotros ir al cine. Esto es algo cruel y despiadado, para mí es incomprensible un mundo con tanta maldad. Pero lo peor es que en nuestro mundo actual hay lugares en los que sucede este tipo de cosas o incluso peores.

Otro aspecto que me ha gustado es que es un libro que sigue vigente hoy en día. De hecho el programa de televisión con más popularidad en la actualidad ha sido "El Gran Hermano", inspirado en este libro, ya que los concursantes están vigilados por telepantallas, en este caso por cámaras; éstas le dicen lo que deben de hacer, y cada cierto tiempo hay uno que es vaporizado, es decir, eliminado y quede fuera del "mundo" en el que estaba viviendo.

Y son los propios compañeros los que le echan, simulando el poco apego y amor que se tiene la gente del libro "1984". Resulta increíble que algo escrito hace mas de cincuenta años sea lo que está más de moda en estos momentos. Se demuestra una vez más que los buenos libros no pierden actualidad: es la magia de la literatura.

Mientras leía este libro no podía evitar comentar cada cosa nueva que aparecía con la gente que tenía alrededor, ya que en cada momento había algo que me sorprendía más que lo anterior. ¿Cómo se puede soportar que te arrebaten uno derechos tan indispensables?

En conclusión, es un libro que sobre todo te transmite muchos sentimientos. No puedes quedarte indiferente ante él, ya que te hace pensar, odias y amas al mismo tiempo. Me ha gustado mucho porque normalmente, entre tanta serie de televisión y programa del corazón no te paras a pensar y recapacitar. Te nublan la visión y te hacen parecerte a los personajes del libro porque no piensas y optas por no hacerte preguntas que probablemente no tengan respuesta y lo único que hacen es incomodarte y causarte problemas. Pero sin embargo es esta capacidad la que te dice que eres una persona, superior a los animales que sólo se preocupan de realizar sus funcionas vitales. "1984" es capaz de abrirte los ojos.

ÍNDICE

BIOGRAFÍA 1

RESUMEN TEMÁTICO 3

OPINIÓN PERSONAL 7

George Orwell: 1984

10