William Shakespeare

Teatro del Siglo de Oro. Obra shakespeariana. Vida y obras

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad



 Poeta y dramaturgo inglés, nacido en Stratford-upon-Avon (Warwickshire) dos o tres días antes del 26 de abril de 1564 (fecha en que fue bautizado) y muerto el 23 de abril de 1616. Es el máximo escritor en lengua inglesa, el más conocido, el más traducido y aquel sobre el que más libros se han escrito. Tanto en su faceta de poeta como en la de dramaturgo consiguió convertir la lengua inglesa en el vehículo con el que expresar todas las emociones y las pasiones humanas posibles. Conocía la naturaleza humana, y sus personajes respiran con vida propia porque son individuos radicalmente distintos. Ningún otro dramaturgo ha creado tantos personajes universales. Sus obras son las más representadas en el mundo entero. Como en el caso de su otro gran contemporáneo, Cervantes, no se sabe mucho sobre su vida, aunque sí lo suficiente como para hacernos una idea y poder ofrecer un apunte biográfico

VIDA

Vida.

William Shakespeare fue bautizado en la Iglesia de la Santísima Trinidad de Stratford-upon-Avon el día 26 de abril de 1564, muy probablemente no más de dos o tres días después de su nacimiento, según era la costumbre de la época. Por lo tanto, la fecha de su nacimiento se celebra tradicionalmente el día 23 de abril, que fue también el día de su muerte. Era el hijo mayor de John Shakespeare, un comerciante que, entre otras mercancías, se dedicaba a los guantes y a la lana, y que llegó a tener cargos importantes en la política local, como por ejemplo el de bailiff y juez de paz. Se había casado con Mary Arden, que procedía de una familia de rango social superior. Tuvieron ocho hijos. En 1556 se le otorgó el puesto de catador oficial de cerveza. En el punto máximo de su carrera, era padre de dos hijos, William y Gilbert (1566-1612). Dos hijas, Joan y Margaret, habían muerto en la infancia. Otra, Joan, nació en 1569; Richard, en 1574, y Edmund, en 1580; éste fue actor en Londres y murió a los 27 años.

De niño, William seguramente fue a la escuela local, y, posteriormente, pudo ir a la escuela secundaria en el King´s New School. Allí estudiaría fundamentalmente Gramática Latina, Retórica, Lógica y algunos textos de la literatura clásica. Los domingos la familia acudía a la iglesia, donde el padre, dado su rango, se sentaba en un lugar prominente. Las sonoras frases de la Biblia, las Homilías y los Libros de Rezos dejarían una huella importante en la mente del niño. Muy probablemente el primer contacto que tuvo Shakespeare con el mundo del teatro fue a través de los grupos de cómicos que venían a Stratford, y a los que su padre tenía que dar el permiso oficial de actuación. A medida que William entraba en la adolescencia, la fortuna del padre decaía: se llenó de deudas y perdió el buen nombre y la reputación que había tenido. Shakespeare le ayudó posteriormente a recuperar fortuna y títulos.

En 1582, a los 18 años, se casó con Anne Hathaway, de Shottery, un pueblo situado a una milla de distancia de Stratford. La novia era 8 años mayor que su marido y estaba en avanzado estado de gestación cuando se casaron. Su primera hija, Susana, fue bautizada en la Iglesia de la Trinidad el 27 de mayo de 1583, y los gemelos Hamnet y Judith, el 2 de febrero de 1585. Durante los siguientes siete años no tiene ningún dato de su vida, excepto que seguramente se la ganó como maestro de escuela en algún pueblo de la región.

Algunos autores han especulado con la posibilidad de que fuera abogado, soldado, marinero, actor, impresor o viajero, pero lo único que se sabe es que en algún momento dejó Stratford y se unió a una Compañía Teatral, se fue a Londres y comenzó a escribir. De manera que todo lo que sucede en la vida de Shakespeare está relacionado con dos ciudades: Stratford y Londres. Lo que se desconoce es la cronología exacta de dichos acontecimientos.

En 1587, uno de los actores de la Compañía "Los Hombres de la Reina" murió poco antes de que la compañía visitara Stratford. Que Shakespeare ocupara esa vacante es algo que entra perfectamente dentro de lo posible y con lo que se ha especulado. La primera alusión escrita a su persona lo muestra como un actor convertido en autor y que suscita la envidia de otro autor; Robert Greene, que en 1592 se refería a Shakespeare como "un cuervo usurpador que se supone a sí mismo capaz de vociferar en verso blanco como el mejor de vosotros" y que "se considera el único sacude-escenas del país", haciendo clara alusión a su apellido. Estas palabras sugieren rivalidad y parodia de un verso del Enrique VI, lo cual demuestra que ya era conocido en los círculos literarios de Londres.

Shakespeare no tenía domicilio fijo en Londres y solía vivir de pensión. Tampoco se sabe cuántas veces visitó a su familia en Stratford, aunque parece que cada día tenía más conciencia de que allí era donde estaban sus raíces. En 1596 ayudó a su padre a conseguir un escudo de armas y ser nombrado caballero. En agosto de ese mismo año murió Hamnet. Al año siguiente pensó en Stratford como su hogar permanente e invirtió en una gran propiedad al comprar la mejor casa del pueblo, New Place, próxima a la Guild Chapel y a la escuela. Durante los próximos años creció su fama y reconocimiento público, tanto en Stratford como en Londres. En 1598, un escritor menor, Francis Meres, elogió en uno de sus libros a Shakespeare, tanto desde el punto de vista de la tragedia como de la comedia, y mencionó una serie de obras que nos dan idea de sus fechas de composición. La lista es considerable para un autor de 34 años y al que se considera como un escritor tardío.

En octubre de 1598, Richard Quiney, cuyo hijo se iba a casar con Judith, la segunda hija de Shakespeare, fue a Londres para hablar en favor de la Corporación de Stratford, por unos problemas derivados del fuego y el mal tiempo. También escribió a Shakespeare para pedirle un préstamo de 30 libras, suma lo suficientemente grande en la época como para evidenciar una sólida relación. En 1601 murió el padre de Shakespeare, y en mayo del año siguiente pagó 327 libras por la compra de 127 acres de terreno en la zona antigua de Stratford. En 1604 vivía en Londres en casa de una familia de hugonotes llamada Mountjoy, y se vio implicado en los problemas maritales de la hija. En 1605 pagó 440 libras en concepto de arriendo de los diezmos parroquiales durante 31 años. La cantidad da idea de la importancia de la operación. En junio de 1607, su hija Susana se casó con un distinguido médico, John Hall, en Stratford. Susana era la más inteligente y la favorita de su padre y les dejó a ella y a su marido la mayor parte de su herencia. Su única nieta Elizabeth, la última heredera directa, fue bautizada en febrero siguiente.

Hacia 1610 parece que el interés de Shakespeare por Stratford había crecido, y cada vez se retiraba con más frecuencia a su casa de New Place. Tenía tan sólo 46 años, y probablemente había tenido algún problema de salud. En marzo de 1613 compró una casa con granero al lado del Teatro de Blackfriars, en Londres, por 140 libras, más como inversión que como intención de residencia. En ese mismo año murieron sus tres últimos hermanos. A finales de 1614 y 1615 se vio envuelto en alguna disputa derivada del vallado de las tierras, cuyos diezmos poseía. En febrero de 1616, su segunda hija Judith se casa con Thomas Quiney, obligando a Shakespeare a modificar el testamento, que fue firmado el 25 de marzo. Muy probablemente por estas fechas sabía ya que estaba mortalmente enfermo.

Según reza su tumba, murió el 23 de abril y está enterrado en un lugar destacado del presbiterio de la Iglesia de la Trinidad. Allí se puede visitar hoy todavía su tumba y la de toda su familia. Su viuda, Anne Hathaway, murió en agosto de 1623. John Hall en 1635, Susana en 1649, y Judith en 1661. Elizabeth, nieta de Shakespeare y su último descendiente, no tuvo hijos ni de Thomas Nash ni de su segundo esposo, John Bernard. Murió en 1670. Todos ellos están enterrados en la Iglesia de la Trinidad, con excepción de Judith, que está en el cementerio.

William Shakespeare