Leyendas; Gustavo Adolfo Bécquer

Literatura española del Siglo XIX. Romanticismo en España. Narrativa romántica. Argumento y personajes. Temas

  • Enviado por: Bill
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 14 páginas
publicidad

1ª Parte.

1) Bécquer se instala como autor romántico.

Marque las características románticas en...

  • ...la religión.

  • ...la política, social y económica.

  • ...la naturaleza exterior.

  • ...el mundo interior.

  • ...su propio yo.

La religión

Las características que tuvo fueron que ésta había dejado de existir para los hombres de la época, a causa de: el Renacimiento y la llamada Reforma protestante, y el Enciclopedismo del siglo XVIII.

El Renacimiento había enseñado al hombre a prescindir de Dios, volcando su interés hacia los problemas humanos. Su solución atraería la felicidad.

La Reforma generó un gran escepticismo con respecto a la existencia de principios religiosos universales y verdaderos.

El Enciclopedismo surgió como consecuencia de estas dos corrientes de pensamiento. Se convirtió en algo parecido a la sustitución de la Religión por la Ciencia. En este momento hubo un paso muy pequeño al materialismo y el hombre se apresuró por darlo, lo hizo fácilmente. Quedó huérfano en su aspecto espiritual y sin nada que satisficiera su sed de lo sobrenatural.

La política, social y económica.

Sobrevino un periodo de gran inseguridad, especialmente para los intelectuales y para los hombres de profunda vida interior. En el aspecto social, comenzó la, lucha de clases, de la que queda como testimonio la Revolución Francesa. En el panorama económico, el liberalismo dejó a la persona humana a merced de los capitalistas, sin más armas que sus propias fuerzas. El hombre se encontró así con la falta de los valores sociales que lo protegían y le aseguraban un reposo tranquilo en sus posesiones.

Pero no se trata sólo de una crisis de valores generales, sino también de los individuales, que el hambre fue descubriendo en su interior a raíz, precisamente, de esa encrucijada histórica.

La naturaleza exterior.

La naturaleza exterior al hombre no constituye su mundo interior, pero esta ligada de alguna manera a él es algo así como "la tierra de nadie" entre lo exterior y lo interno.

Como los problemas fundamentales ante los que se debate el hombre del siglo XIX hacen que su actividad se vuelva hacia si mismo para buscar en su mundo propio una respuesta, no experimenta por lo circundante los mismos sentimientos que los clásicos.

Hay que considerar, sin embargo, que la naturaleza es inmutable a pesar de que los valores humanos cambien o desaparezcan. Por eso, en esa insensibilidad, encontramos la carencia de valor objetivo que caracteriza a los románticos.

Cuando el hombre quiere gozar de lo que lo rodea advienen los interrogantes que lo atormentan, y el gozar ce acaba. La naturaleza exterior, tan importante para los clásicos, perdió su valor con el comienzo del siglo XIX.

El mundo interior.

En la actividad interior del hombre se encuentra la misma falta de valores. ¿Cuáles con los motivos? Dos que pueden fundirce en uno y único: el tiempo y la muerte. Todas las vivencias mueren porque ellos no son capaces ni siquiera de retener el sufrimiento. El tiempo va borrando las alegrías y las penas, mientras no llegue la muerte, que las borrará por completo. Y eso en el caso de que esas vivencias puedan llegar a la luz, ya que la indiferencia y la incomprensión pueden matarlas antes de nacer. El interior humano es un desierto, porque el hombre carece de los valores que le presten confianza y de otros que podrían hacerlo reaccionar, pero su mirada está tan vuelta hacia si, que conoce profundamente cada uno de los resquicios de su alma.

Su propio yo.

El hombre no tiene otro punto de mira que su propia existencia. El Yo, se encuentra en la mayor soledad. No le importa el mundo ni el ultramundo. La vida interior no le ofrece ningún valor permanente. La posición del romántico es la del hombre que no esta solo porque lo haya elegido, sino porque lleva una etapa histórica que lleva en si los fundamentos de esa posición. Su característica es la manifestación de la Nada que había en medio de ese ser que los clásicos consideraban completo y perfecto en si mismo.

Los románticos han descubierto que el ser no puede encontrar la perfección en este mundo, que no tendrá la posibilidad de hallar reposo y no se realizará el ideal de los clásicos.

De aquí nace la respuesta romántica, que era una respuesta necesaria, ya que el espíritu que carece de valores no puede subsistir.

2) Los románticos dieron respuesta a sus inquietudes desde:

a- su propia subjetividad.

b- la reconstrucción de los valores.

Fundamente con investigación de la biblioteca estas dos afirmaciones.

Su propia subjetividad.

Es el cambio más importante que trae aparejado el romanticismo. Desde su comienzo las normas orientadoras de la existencia y la respuesta al interrogante de la vida habrá de ser subjetiva. Este subjetivismo no implica una negación de lo objetivo ni un desconocimiento de las leyes y principios de la naturaleza, sino, simplemente, que el punto de partida debe ser una espuesta

propia y personal de cada hombre. De allí se puede llegar a la anarquía o a la sumisión, a 1a incredulidad o a la fe. Pero siempre se tratará de una necesidad interior y no de la dependencia de un orden objetivo externo.

¿Por qué siente así el romántico? Porque perdidos todos los otros valores sólo le queda su propio yo. De aquí deriva que se produzca una serie bastante abultada de obras que se podrían considerar al margen de las leyendas comunes del arte.

Este principio subjetivo originó, en quienes no supieron de qué manera usarlo (porque seria absurdo afirmar que en todos los románticos) una anarquía estética que se expandió hacia los otros órdenes de la vida.

La reconstrucción de los valores

La reconstrucción de los valores propia del romanticismo es un poco apresurada, negativa y, por lo tanto, incompleta y falsa. La crisis ahoga demasiado al hombre como para que pueda pensar sólida y serenamente.

En el plano religioso el romanticismo incorpora la duda, que acentúa el valor de la inteligencia personal, sin someterse a su Dios con humildad, y la emoción religiosa que hacía del romántico un ser elevado y noble.

En el plano político, social y económico los románticos son sencillamente inadaptados, necesitan serlo para lograr la exaltación de su propia persona. La libertad absoluta es el ideal y cuando abarcan esos temas no lo hacen sólo a favor de clases o pueblos oprimidos.

Se preocupan poco de la naturaleza exterior y la utilizan como símbolo de su estado afectivo. En muy contadas ocasiones, y en algunos autores, puede aparecer el placer estético frente a lo que los rodea como una huida de sus problemas interiores.

En su mundo interno, el romántico reacciona contra el tiempo mediante el recuerdo. Esa rememoración del pasado se traduce en un cierto desprecio por el presente que tiene también dolores y alegrías. Sin embargo, elige lo pretérito para poder hacer dentro de él una selección y detenerse en un momento cuando le plazca.

La característica quizá más irreversible de todos los románticos está en la soledad del yo. Como ha perdido sus valores vitales y los ha reconstruido solo a medias no puede hacer mas que sublimar esa soledad, convirtiéndola en un signo de nobleza. Están solos, por tener sentimientos distintos a los demás. Por no aceptar alegremente lo que a otros les basta. La nobleza y la grandeza de alma se convierte en el leitmotiv, porque es su único valor fundamental.

3) Caracterice al movimiento romántico en España.

En España el romanticismo no entró con violencia ni repentinamente. Entre 1780 y 1830 hubo un tiempo de transición en el que pueden adivinarse algunas características de lo que después daría en llamarse revolución literaria. El español, romántico por esencia (basta recordar que ya en “la Celestina", de Américo Castro, habia señalado notas genuinamente románticas), no podía hacer por mucho tiempo traición a su sentimentalismo. No podia complacerse con las largas recitaciones de tono musical y afectado.

En 1814 un hispanófilo alemán -Nicolás Böhl de Faber hace propaganda de las ideas schegelianas- iniciando una polémica ruidosa con Jose de Mora, defensor de las reglas tradicionales de los neoclasicistas. Inmediatamente los periódicos y las revistas comenzaron a tomar partido por uno o por otro, y de la discusión fue naciendo la luz romántica, encendida en esa primera época por los alemanes, que reeditaron muchas de las antiguas poesías castellanas.

Sin embargo, la lucha de Böhl de Faber y de sus seguidores no fue fácil; los españoles de ese tiempo estaban demasiado ocupados por los acontecimientos políticos que se traducían en guerrillas y levantamientos, para dedicarse a la literatura.

Y ese retraso en el florecimiento romántico español le restó unidad y homogeneidad al movimiento, que se desarrolló como algo desarraigado, poco brillante.

No existieron, por otra parte, escuelas literarias que lo impusieran, como en Francia, y entonces se comenzó a importar. En Madrid triunfó el romanticismo liberal francés, porque de París llegaron muchos emigrados durante el absolutismo fernandino y se empeñaron en multiplicar los círculos literarios. De éste modo el primer romanticismo español que existió desde siempre en la ternura de las leyendas medievales, plasmadas de fe, de ideales y de misticismo, se convirtió, en la segunda parte, en una literatura hecha de egoísmos, de desesperanzas y de infelicidades.

Llegó el momento del establecimiento de los principios de la literatura y de la afirmación de que en España se enlazaban Homero, Dante y Calderón, que se prefería Jimena a Dido, el Cid a Eneas, que se hallaba más belleza en cualquier catedral cristiana que en los templos del paganismo y que parecía mucho más noble llorar de amor y no sonreír de escepticismo.

4) Elabore una línea histórica con los principales sucesos que menciona la vida de Bécquer.

1836 : El 17 de Febrero nace Gustavo Adolfo Bécquer en Sevilla. Hijo de Joaquina Bastida Vargas y de José Domínguez, pintor sevillano conocido por José Bécquer. El verdadero nombre del poeta era Gustavo Adolfo Domínguez Insausti Bastida.

1841 : Muere su padre José Domínguez.

1846 : Ingresa en el colegio de S. Telmo , institución donde se recogían huérfanos pobres pertenecientes a familias de noble estirpe. Allí conoce a Narciso Campillo con el que escribe Los Conjurados.

1847 : Muere su madre. En julio marchó a vivir a casa de su madrina Manuela Monnehay, donde comienza a descubrir las tendencias literarias europeas: Balzac, Musset, Byron, Lamartine, Espronceda, etc.

1852 : Comienza estudios pictóricos en el taller de su tío Joaquín Domínguez Bécquer. Escribe Oda a la señorita Lenona en su partida. Consigue que en el periódico local La Aurora publique sus primeros trabajos.

1853 : En Diciembre publica en la revista El Trono y La Nobleza un Soneto

1854 : En mayo publica en esa misma revista La plegaria y la corona. En otoño de ese año, llega a Madrid. En la capital consigue trabajo como redactor en el periódico El Porvenir.

1855 :En abril en La España Musical y Literaria publica un poema titulado: A Quintana Corona de oro (Fantasía). En septiembre, el poema Anacreóntica en el Álbum de Señoritas y Correo de la Moda

1856 :Lleva a cabo una adaptación teatral junto con Nombela y García Luna de la novela de Victor Hugo Nuestra Señora de París, con el título de Esmeralda. Sin embargo, nunca se llegó a estrenar. En ese año escribe junto con García Luna y bajo el seudónimo de "Adolfo García" la comedia en un acto y en verso La novia y el pantalón que se estrenó en noviembre.

1857 : Se publica la primera entrega de la Historia de los templos España

1858 : El 5 de enero se publicó la quinta y última parte de la Historia de los templos de España. En los primeros meses de este año, padece una grave enfermedad. En mayo y junio publica en La Crónica El caudillo de los Rojas. Conoce a Julia Espín también conocida como Julia Pérez Colbrand, hija de un músico con la que Bécquer mantuvo algún tipo de relación amistosa o amorosa cuyos pormenores se desconocen, pero parece que de esta relación surgieron la mayoría de sus rimas.

1859 : En la revista El Nene publica su primera rima Tu pupila es azul. Para La Época publica los artículos Crítica literaria y El Maestro Herold

1860 : En La Crónica de los dos mundos publica La Cruz del Diablo En El Contemporáneo publica la primera de las Cartas literarias a una mujer. Hasta 1865 trabajará como redactor en este periódico. En este año conoce a Casta Esteban.

1861 : Publica La Creación. En este año, visita Sevilla, hecho que le influye para escribir Maese Pérez, el organista. A mediados de mayo, se casa con Casta Esteban, con la que tendrá tres hijos.

1862 : En colaboración con Rodriguez Correa, y bajo el seudónimo de "Adolfo Rodriguez", estrena en el teatro de la Zarzuela de Madrid El Nuevo Fígaro ópera bufa en tres actos.

1863 : Estrena en el teatro de la Zarzuela, la zarzuela en dos actos Clara de Rosemberg que alcanzó cierto éxito. A finales de este año y por motivos de enfermedad se instala con su familia en el Monasterio de Veruela.

1864 : En diciembre, cuando hacía poco más de un mes que había sido nombrado director de El Contemporáneo, consigue gracias a su amigo el ministro González Bravo, el cargo de censor de novelas. En dicho puesto, estuvo sometido a los constantes vaivenes políticos de la época.

1868 : El 17 de junio comienza la obra Libro de las Gorriones. En este año cuando residía en Noviercos (Soria), se produjo la ruptura con su esposa. Tras eso, regresa a Madrid y después de la Revolución de "La Gloriosa" se instaló en Toledo con su hermano y dos de sus hijos. En Toledo, recompone la memoria de sus rimas y las incorpora al Libro de las Gorriones. Dicho libro, concluyó con la Introducción sinfónica y el inacabado La mujer de piedra, además de las rimas. Al perder el empleo de censor, el periódico vuelve a ser su principal ocupación en EL Museo Universal

1869 : En Diciembre regresa a Madrid donde ocupa el puesto de director literario de La Ilustración de Madrid.

1870 : A finales de Septiembre de este año muere su hermano Valeriano Bécquer y a partir de Diciembre es nombrado director de El Entreacto periódico cómico-teatral, en cuyo primer número, apareció la primera parte de Una tragedia y un ángel (Historia de una zarzuela y una mujer) que queda inacabada. El 22 de diciembre Gustavo Adolfo Bécquer muere en su casa de Madrid, situada en la calle Claudio Coello número 25, a los 34 años de edad. En la imprenta Fortanet de Madrid, se imprime con el título Obrasy con prólogo de Rodriguez Correa los dos primeros tomos de la primera edición, preparada por el prologuista, Ferrán y Campillo. Es fruto del trabajo de recopilación, organización y publicación acordado por varios amigos suyos el día después de su entierro.

5) ¿Cuál es la importancia literaria de las leyendas en toda su producción?

Bécquer es el poeta del romanticismo para la posteridad, porque toda su obra rebosa sencillez, sinceridad y desnudez. Sus “rimas”, tal vez as poesías más conocidas y recitadas de la lengua castellana, lo han colocado al nivel de los más grandes líricos de la historia. Y sus leyendas, aunque no menos conocidas, lo constituyen en un real modelo de poesía, de interés y de estilo. Esa prosa que parte de una realidad para irse abandonando en un clima de vaguedades e ilusiones, lo presenta más lírico, más melancólico y quizá mas poeta todavía.

6) ¿Qué es una leyenda?

La leyenda es la relación de un suceso en el que lo maravilloso y lo imaginario superan a lo histórico y verdadero.

Pertenece por lo tanto, al género narrativo, ese género que brota de la necesidad del espíritu humano de comunicarse, de contar a los otros lo que el artista ha visto o imaginado, para que participen del mundo que él

“ha recreado”.

El género narrativo de los primeros tiempos que tenía que relatar las gestas para mantenerlas vivas fue evolucionando hasta la creación de sucesos fantásticos, como lo que presenta Bécquer en sus leyendas.

7) ¿Cómo se puede marcar la evolución del concepto de leyendas según Hegel?

Hegel ha detallado las etapas de esa evolución, que pueden sintetizarse, así.

1) El poeta de la época primitiva es como un dedo que señala las cosas. Hace notar lo que son o lo que fueron sus cualidades exteriores.

2) Se va operando lentamente un proceso de espiritualización. El poeta ya no necesita hacer ver las cosas, sino hacer que sus contemporáneos reparen en sus atributos, que comprendan su naturaleza íntima y las relaciones que tiene la capacidad de crear.

3) Una vez cumplidas las etapas anteriores, el poeta trata de establecer el sistema que explique la totalidad de las cosas. Da el paso de lo particular a lo general, porque se siente con fuerzas para intentarlo. Está seguro de que una orden preside a todo s esos objetos que, dotados de cualidades diversas forman su mundo. Un mundo que le resulta asequible, al menos en hipótesis.

4) El poeta empieza a volver la vista hacia el pasado. Como explicamos anteriormente a lo que se refiere a la posición del hombre, del romántico, ya no participa en empresas colectivas, porque estas han cerrado su ciclo. Canta esas empresas para evitar que su sentido se pierda, porque tiene conciencia del valor que anda encerrado para la comunidad.

5) Cuando ya se ha perdido la conciencia de lo que han significado esas gestas, el poeta se encuentra solo, pero siente la tentación de narrar, sabe hacerlo, ha adquirido el oficio y no puede vivir sin él.

2ª Parte.

Esquema de análisis.

1- Marque el género.

2- Sintetice el argumento.

3- Explique con sus palabras la:

I- Introducción o exposición.

II- Nudo.

III- Desenlace.

4- Explique:

a- La ubicación temporal.

b- El ambiente local.

c- El misterio.

d- La naturaleza de la leyenda.

e- Resalte los aspectos truculentos de la leyenda.

La corza blanca.

Género: Esta leyenda tiene un genero narrativo.

Argumento: (La América, de Madrid, 27 de junio de 1863)

En esta leyenda aparece un noble aragonés, llamado don Dionís, que tenía una hija, Constanza, y esta tenía un sirviente personal que se llamaba Garcés. Un día tras acabar la caza se reunieron todos bajo unos arboles y vino un zagal del cual le dijeron a don Dionís que no estaba muy bien ya que pensaba que todos los ciervos iban contra él, y también que un día buscando a los ciervos apareció un grupo de corzas lideradas por una corza blanca que al verlo huyeron despavoridas. Todos se rieron de las gracias de Esteban menos Garcés que no paraba de pensar en el relato sobre la corza blanca. Garcés amaba a Constanza, y pensó que si atrapaba a la corza blanca para ella, ésta caería rendida en sus brazos. Salió del castillo armado pensando que atraparía su botín y después de luchar contra todos los elementos consiguió verla junto a su manada, y la corza blanca quedó atrapada en un matorral, pudo acercarse a ella e intentar cogerla, pero cuando iba a hacerlo la corza le habló y él quedó tan sorprendido que se liberó e intentó escapar, pero Garcés le tiró una flecha y acertó en el blanco, pero en realidad la corza era Constanza que se revolcaba en su propia sangre tras haber sido alcanzada por la flecha de su pretendiente.

Introducción: Desde el comienzo de la leyenda hasta que el joven Garcés se despierta de su sueño en el bosque y oye risas y voces de las corzas.

Nudo: Se prolonga a lo largo de toda la escena junto al riacho con las sucesivas metamorfosis de las corzas en mujeres, incluyendo la aparición deslumbradora de Constanza y los encontrados estados anímicos por que atraviesa Garcés.

Desenlace: La brusca irrupción del joven en medio de la escena precipita el desenlace, que se desenvuelve en dos actos sucesivos:

a) La escena frente a la corza enredada y su pedido de clemencia.

b) El gesto del joven burlado que, enloquecido, arroja su saeta y la mata.

Ubicación temporal: Por los años de mil trescientos y pico (Edad Medieval).

Ambiente local: Pastores, naturaleza virgen, un señor feudal, una hermosa joven de extraño e ignorado origen, un joven que esta enamorado de ella en secreto, un castillo y una torre señorial. Todos ellos son ingredientes inconfundibles para un buen romántico.

Misterio: Para Bécquer no existe la menor duda: el alma simple, el alma enamorada, es de la única que ve la realidad auténtica. La simplicidad da lucidez al amor y el amor fuego a la simplicidad. El mundo real no es el de los sentidos ni el de la fría razón, sino aquel que brota de un límpido sentimiento del corazón enamorado.

Naturaleza de la leyenda: Virgen, apacible, diáfana., idílica. Es el marco dentro del que se mueve el hombre. Sólo cuando la realidad interior se pone tensa y trágica, la naturaleza se torna oscura. En otras leyendas puede notarse cómo va cambiando el marco natural, porque cambia en el fondo el estado interior del romántico.

Truculencia: Si bien este elemento no es tan familiar a Bécquer como a los románticos, en las leyendas se presenta una buena dosis.

No es éste el lugar indicado para hacerlo, pero se podría realizar un largo análisis de los variados recursos estilísticos de Bécquer, que van desde la suavidad pastoril en el uso de epítetos, metáforas y descripciones, casi al estilo de Garcilaso, hasta la ironía, la burla, y el sensualismo, sin excluir la truculencia cruda y desgarrante.

Bécquer está impregnado de ternura, dolor, angustia y nostalgia. Una nostalgia profunda, enfermiza, reflejo de su personalidad íntima, en la que la locura está siempre en acecho y en la que la muerte araña prematuramente.

El miserere.

Género: Esta obra pertenece a un género narrativo

Argumento: Bécquer en esta leyenda encuentra diferentes volúmenes, dos o tres cuadernos de música, el miserere. Dentro del miserere Bécquer lee unas frases que no entiende muy bien y le dice a un anciano que se la explique. Entonces el anciano le cuenta la leyenda.

Hace muchos años, una noche lluviosa y oscura apareció en la puerta claustral un romero, que decía ser músico. Este pedía algo de comer y un techo para poder refugiarse, ya que no tenía a donde ir. El romero empezó a contar al lego y a los pastores una historia que según él era un crimen y que quería escribir aquel miserere. El lego y los demás se pensaban que estaba loco, ese día era Jueves Santo y cuando los monjes cantaban en las ruinas del monasterio, romero quería ir a verlos porque decía que eso era fantástico y muy buena música. El lego y los demás le dijeron que no fuese. Él no hizo caso y allá fue. Estuvo un rato esperando y escuchaba ruidos extraños pero no el que quería oír. Al final lo escuchó y al día siguiente fue para la abadía y se lo explico todo, le pidió al lego que le diera algo para vivir, que el iba a escribir aquel miserere. Cada día que pasaba, lo escribía, oía un ruido de fondo y cada vez más hasta que acabo loco y murió.

Guardaron los frailes a su muerte y también hoy en día se conserva el archivo de la abadía.

Introducción: Es muy corta y abarca desde el párrafo primero hasta el séptimo.

Nudo: Se sitúa entre el octavo y el 56º.

Desenlace: Se aprecia entre los párrafos 57 y 70º.

Ubicación temporal: Se ubica en la época medieval, durante la noche del Jueves Santo.

Ambiente local: El ambiente local al que pertenece la obra es a Navarra, en las ruinas del monasterio.

Misterio: Sobre lo misterioso y lo sobrenatural podemos hablar de ``El miserere en el cual un poeta arrepentido por un crimen que cometió y que ahora vaga por el mundo intentando encontrar ese miserere con el que pueda redimirse y entonces ser perdonado por Dios; cuando logra escucharlo y logra reescribirlo se da cuenta de su impotencia para poder igualar lo supremo, lo escrito por la misma muerte reencarnado en unos monjes que buscan el perdón de Dios para poder descansar en paz.

Naturaleza de la leyenda: La naturaleza de la leyenda

Truculencia: ¿Oísteis al cabo el miserere? Le preguntó el lego con cierta ironía...

Maese perez el organista.

Género: Ésta obra pertenece a un género lírico, porque se manifiesta la subjetividad del autor, es relativo a nuestro modo de pensar y sentir y no del objeto en sí mismo.

Argumento: Había en una convento Sevillano, llamado Santa Inés un famoso organista llamado Maese Pérez al cual iba a escuchar toda Sevilla. El día de la misa del Gallo ésta se retrasa porque Maese Pérez está enfermo y un organista envidioso y enemigo de Maese Pérez se ofrece para tocar, en esto aparece Maese Pérez que es llevado en un sillón por sus incondicionales diciendo que no quería morir sin tocar en aquella misa. Cuando comienza la consagración resuena majestuoso el órgano hasta que de repente este queda mudo, Maese Pérez acaba de morir.

En la Misa de Gallos del año siguiente para sustituir a Maese Pérez le viene un nuevo organista al que toda la gente creía muy malo, pero la melodía del órgano sonaba como siempre, al terminar de tocar, el nuevo organista juro que jamás volvería a tocar ese órgano. A los dos años de la muerte de Maese Pérez, la madre superiora encargó a la hija de éste, la cual había entrado de novicia que fuera ella la encargada de tocar el órgano. En el momento de la consagración la hija de Maese da un grito diciendo que ve a su padre tocando, pero el órgano suena solo sin que nadie lo toque.

Introducción: Se encuentra entre el primer párrafo y el vigésimo tercero.

Nudo: Es bastante corto y tan sólo abarca desde el vigésimo cuarto al 38º.

Desenlace: Es también corto y se sitúa entre el párrafo 39º y el 50º.

Ubicación temporal: La acción se desarrolla durante dos años, desde que muere Maese Pérez hasta que su espíritu vuelve para tocar el órgano.

Ambiente local: La acción se desarrolla Sevilla, este escenario esta escogido aposta porque allí la gente es muy devota y se vuelca con su religión.

Misterio: El misterio que gira en torno a la muerte de Maese Pérez

Naturaleza de la leyenda: Emplea muchas palabras que denotan melancolía, nostalgia... Empleo de muchos adjetivos, sobre todo para describir la música.

Aspectos truculentos: No hay nada mas atrevido que la ignorancia... Pero así va el mundo...Cualquiera diría que nada ha cambiado de un año a otro. ¡Ay, si levantara la cabeza el muerto! Se volvería a morir por no oír su órgano tocado por manos semejantes.

Los ojos verdes.

Argumento: Contexto donde se desarrolla el elemento fantástico: Fernando, en la caza de un ciervo, se adentra hasta una fuente, la llamada fuente del Álamo sobre la cual pesa una leyenda que asegura que si te aproximas a ella caerá sobre ti un mal. Tras esto, Fernando estuvo escuchando durante días nombres, voces, etc., y una tarde que acudió a sentarse en los bordes de la roca a las orillas del agua, donde esperaba que apareciesen los ojos verdes, de una hermosa mujer, de la cual se había enamorado, al fin esta apareció e nuevo del agua y le incitó, prometiéndole amor, a ir con ella, así Fernando cayó al agua donde supuestamente murió, ya que no se volvió a saber nada más de él.

Introducción: Abarca desde el primer párrafo hasta el 15º.

Nudo: Se encuentra entre el párrafo 16º hasta el 38º.

Desenlace: Se sitúa en los párrafos que se encuentran entre el párrafo 39º y el último.

Ubicación temporal: La acción se desarrolla en un corto espacio de tiempo, unos pocos días.

Ambiente local: La acción principal se desarrolla en la fuente de los Álamos, también hay acción en el bosque donde se desarrolla la cacería.

Misterio: Un amor idealizado totalmente (Sus cabellos eran como el oro, sus pestañas brillaban como hilos de luz...), que somete y destruye al hombre, y lo lleva a un destino trágico (la muerte). El protagonista muere llevado por su amor a la chica.

Naturaleza de la leyenda: El paisaje en el que está la chica está idealizado, es una proyección de sus sentimientos.

Aspectos truculentos: ¿Que hacés imbecil?, ¡Ves que la pieza está herida... ...¿Crees acaso que he venido a matar ciervos para festines de lobos?

El rayo de luna.

Género: Narrativo.

Argumento: Manrrique imaginó que un rayo de luna era una bella mujer que había imaginado a su manera en su mente y sin compartirlo con nadie.

Introducción: “A veces su madre preguntaba ¿dónde está Manrique?, y sus servidores respondían “no sabemos”, pero sabían que se hallaba en algún lugar... ...en que pudiera encerrar sus pensamientos”.

Nudo: “Una noche como cualquier otra Manrrique salió y según él, vio a la mujer de sus sueños... ...y el inmediatamente recordó aquella visión de la otra noche.

Desenlace: “Cuando él entró a preguntar lo atendió el escudero del dueño y él preguntó si allí estaba instalada... ...al narrador le parecía que lo que hizo fue ganar el juicio”.

Ubicación temporal: El relato se desarrolla en una época lejana a la del autor (En la época a que nos referimos, los caballeros de la Orden habían ya abandonado sus históricas fortalezas; pero aún quedaban en pie los restos de los anchos torreones...).

Ambiente local: Sobre el duelo, que pasa lamiendo las carcomidas y oscuras piedras de las murallas de Soria, hay un puente que conduce a la ciudad del antiguo convento de los templarios, cuyas posesiones se extendían a lo largo de opuesta margen del río”.

Misterio: El misterio es si era real lo que apercibía entre las hojas del árbol.

“Aquella cosa blanca, ligera, flotante, había vuelto a brillar ante sus ojos pero había brillado a sus pies un instante, no mas de un instante.

Era un rayo de luna, un rayo de luna que penetraba a intervalos por entre la verde bóveda de los árboles cuando el viento movía sus ramas”.

Naturaleza de la leyenda: Se describe ampliamente el paisaje, destacando la oscuridad.

Aspectos truculentos: El viento, que suspira entre las ramas, las hojas, que parece que rezan en voz baja, me han inferido oír lo que ha dicho pero no hay dudas: va por ahí, ha hablado... ha hablado...¿En qué idioma? No se, pero es una lengua extraña extranjera.

La ajorca de oro.

Género: El género es dramático.

Argumento: Pedro, posiblemente por petición o para complacer a su amada María, se desconocen los detalles, intentó robar la ajorca de oro que la Virgen de la Catedral de Toledo posee en una de sus manos. En su intento, el suelo de la catedral se convierte en tumbas, todas las estatuas se bajan de sus huecos y ocupan el ámbito de la iglesia y miran a Pedro con ojos sin pupilas; éste también ve todo un mundo de reptiles y alimañas. Tras tantas impresiones cae desmayado sobre el ara y cuando despierta aun posee la ajorca de oro entre sus manos, pero al parecer a enloquecido.

Introducción: Abarca desde el primer párrafo hasta el final del quinto.

Nudo: Comprende desde el sexto párrafo hasta finales del 41º.

Desenlace: Se encuentra entre los párrafos 42º y 47º.

Ubicación temporal: Hace muchos años atrás.

“La tradición que refiere esta maravillosa historia, acaecida hace muchos años, no dice nada más de los personajes que fueron sus héroes”.

Ambiente local: En Toledo.

“Los dos eran toledanos, y los dos vivían en la misma ciudad que los vio nacer”.

Misterio: Es cuando Pedro no sabía si hacer lo correcto o lo contrario.

“¿Qué había pasado entre los dos amantes para que arrestara, al fin, a poner por obra una idea que solo él concebirla había erizado sus cabellos de borrar? Pedro hizo un esfuerzo para seguir en su camino; llegó a la verja y subió la primera grada de la capilla mayor”.

Naturaleza de la leyenda: La naturaleza de la leyenda es el miedo.

“Ya la presa estaba en su poder, sus dedos crispados la oprimían con una fuerza sobrenatural; sólo restaba huir con ella... ...que movían lentamente en el fondo de las naves, pobladas de rumores temerosos y extraños”.

Aspectos truculentos: Los aspectos más truculentos son:

“ Tornó entero a dominarse, cerró los ojos para no verla, extendió las manos con un movimiento... ...la ajorca de oro, cuyo valor equivalía a una fortuna”.