Ética para Amador; Fernando Savater

Filosofía española contemporánea. Filósofos españoles. Adolescencia y sentido de la vida. Ideas morales para adolescentes

  • Enviado por: Ramón Goñi
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad

- Tema Principal: Es un libro destinado a hablar de ética a los adolescentes principalmente, (también a personas adultas, pero en menor medida), sin caer en una simple narración de una serie de ideas morales, o que parezcan un manual de cómo actuar en situaciones prácticas de la vida. Pero intenta contribuir filosófica y literariamente al planteamiento de esa manera de actuar, que es en el fondo la ética.

- Acercamiento al Autor: Fernando Savater es catedrático en la Universidad Complutense de Madrid. Ha publicado diversos libros sobre la materia, que al fin y al cabo, es su profesión, y su inquietud. Entre dichas obras cabe mencionar “La tarea del héroe” (Premio Nacional de Ensayo), “Invitación a la Ética” (Premio Anagrama), “El Contenido de la Felicidad”, “Ética como Amor Propio”, “Humanismo impenitente”, etc. En 1995 publicó un Diccionario filosófico.

- Personajes: El personaje principal es la Ética, que en resumidas cuentas es el “Todo” del libro, pues su destino, como he intentado explicar o introducir antes, es dar una pequeña explicación sobre la utilidad de esa “ciencia” inexacta que es el mero planteamiento de las diversas situaciones que se nos plantean en la vida. Aparte de ese personaje principal, podemos encontrar otros, secundarios, que son protagonistas de ejemplos o planteamientos que nos sugiere el autor, como introducciones a distintas partes de la Ética. Además encontramos como importantes personajes a Filósofos y Pensadores que mediante sus reflexiones nos expresan esas cuestiones para que nosotros podamos formar, con nuestras propias ideas, una opinión general sobre ese tema que expone el autor, que bien puede ser la Libertad o la Ética misma.

- Fondo: El libro, en sí, no es un manual de Ética para personas que tengan problemas con su conciencia. Es más bien una introducción a ese “mundillo” de problemas y situaciones dudosas que se no plantean en la vida. Está destinado a que, particularmente nosotros los adolescentes, empecemos a plantearnos el por qué y para qué de las cosas. Pero diciéndolo así parece complicadísimo, pero no hay que irse al mundo abstracto (o que por lo menos nos parece así) de las razones existenciales o la existencia de un Dios... Eso puede formar parte de la Ética, pero sería como empezar la casa por el tejado.

La Ética la hemos creado, no para difundir una serie de normas sobre cómo vivir, para ello puede estar la Religión o las Leyes. Tampoco para crear ciudadanos bienpensantes, ni mucho menos malpensantes, sino para crear librepensadores. Por eso, da una importancia especial al tema de la libertad. Sí, eso que siempre decimos que nos falta, o a la que cuando no tenemos argumentos para explicar una situación comprometida recurrimos. Forma parte fundamental de la Ética, porque para podernos plantear una situación en la vida, siempre tendremos capacidad de decidir entre hacerlo y no hacerlo, entre decir “Sí” o “No”. Es una diferencia fundamental entre el hombre y el animal, pues el animal no tiene capacidad para decidir, es como si estuviese programado. A una abeja obrera, en ningún momento se le ocurriría ponerse a hacer el zángano porque le duelen las patitas de tanto trabajar, está predestinada a realizar ese trabajo, hasta que no pueda hacerlo y muera. En cambio nosotros los hombres, gracias a nuestra capacidad de razonamiento y a otros muchos aspectos que influyen en cada situación, podemos decidir qué hacer, teniendo en cuenta todas las circunstancias. Siempre tendremos esa LIBERTAD , aunque vaya en contra de las normas, pero que siempre consideraremos en nuestras reflexiones. Hasta en última instancia, en una situación de extrema opresión podremos decidir si vivir o morir, (excepto en casos extremos como por enfermedad crónica, en la que estamos en un estado en el que hemos perdido esa Libertad de poder hacer lo que queramos con nuestra vida). Es tan importante porque, al poder decidir, en cada decisión tendremos en cuenta muchos aspectos, nos plantearemos el por qué y para qué de lo que hacemos, y en ese preciso instante estaremos “haciendo Ética”, es decir reflexionando sobre la vida.

También nos habla de muchos otros aspectos sobre este tema, y por lo tanto sobre la Ética que nos quiere dar a conocer, pero que no voy a discutir, pues estaría resumiendo cada uno de los capítulos, pero que están dirigidos a hacer pensar al lector (y que han conseguido su objetivo), para que sobre la marcha vaya reflexionando sobre todos los aspectos tanto de la Ética como de la vida misma.

También, aparte de introducirnos a la Ética, nos intenta “comer el coco un poquito” como él mismo dice, para que nos demos la Buena Vida, que vivamos lo mejor posible, eso sí sin perjudicar al otro, pero que es también uno de los objetivos de la Ética. Habla sobre la moralidad, el placer, la política, la Conciencia, y muchos otros asuntos que forman parte de nuestra vida y que trata desde una opinión subjetiva, para que nosotros le demos vueltas y vueltas hasta llegar a nuestra propia opinión.

En resumen nos introduce en la Ética poco a poco, y nos ayuda a crear la nuestra propia, pues como dice Erich Fromm en su libro “Ética y psicoanálisis”:

<<La vida del hombre no puede “ser vivida” repitiendo los patrones de su especie; es él mismo - cada uno - quien debe vivir>>.

- Forma: La manera de introducirnos en la materia es simple. En todo libro existe una relación entre el escritor, y el lector, que en este caso es su hijo, como puede ser cualquier adolescente o persona que tenga curiosidad por el tema. Pero esa relación influye en muchos aspectos, como puede ser la explicación o exposición progresiva de lo que trata, puesto que somos “novatos” en el tema, hasta la utilización del lenguaje, o el estilo de escritura. Por ejemplo, al principio nos va introduciendo al tema, pero exponiéndonos un tema que a simple vista puede ser extenso y complejo, pero que gracias al claro estilo con que escribe sus ideas podemos entender y reflexionar, para sacar nuestras propias ideas. Por ello este libro no tiene ni principio ni fin puesto que es una masa de conceptos que se pueden explicar de una manera u otra, mejor o peor pero que seguirán siendo ideas sin estructura ni orden pues así es la vida, impredecible.

En cuanto al lenguaje, en vez de utilizar palabras “estrafalarias” y frases interminables que para entender necesitas 20 minutos por cada una, emplea expresiones cortas, y ejemplos concretos que complementa con sus comentarios para explicar cada punto que nos quiere dar a entender. No describe, no narra hechos, lo combina todo para hacer de cada punto una explicación sencilla y a la vez compleja, es decir un inicio de reflexión que tú debes discutir. Con ello no digo ni que sean reflexiones inacabadas ni mal hechas, sino que dan pie a un debate sobre ello.

En rasgos generales es claro, conciso, e incluso gracioso en ocasiones.

Un libro que merece la pena leer, y debatir por supuesto. De cada uno de los puntos hay un debate posible, que se puede conducir por mil caminos, pero que al final conseguirán el objetivo, que es precisamente el plantearse las cosas pensarlas, pero no demasiado.