Zonas marinas

Litoral. Características. Clima. Litoral mediterreo. Subdivisiones. Flora. Ecosistema

  • Enviado por: Sand
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 13 páginas

publicidad

-Trabajo-

Las zonasmarinas

Indice

• Página 1Portada (Las zonas marinas)

• Página2  Indice

• Página3 Introducción ( qué es un ecosistema y ecología)

• Página4 ¿Qué es un litoral?y litoral cantábrico

• Página5  El litoral atlántico

• Página6 Características del litoral atlántico

• Página7  Clima del océano atlántico

• Página8 Litoral mediterráneo

• Página9  Subdivisiones del mediterráneo

• Página10  Flora del mediterráneo

-¿Qué es un ecosistema?

Un ecosistema es el conjunto de los seres vivos que habitan un determinado lugar, las características que definen su medio y las relaciones que se establecen entre ellos y con el medio.

Un ecosistema es una comunidad ubicada en un lugar físico, el hábitat, en el que todos están relacionados, los seres vivos y los inertes. Hay una estrecha vinculación entre los seres vivos, tanto que cuando falta uno se daña a todo el ecosistema, en un efecto conocido como efecto cascada.

Esto es porque un ecosistema forma por lo general una cantidad de cadenas alimentarias que demuestran la interdependencia de los organismos dentro del ecosistema.

El ecosistema puede ser tanto terrestre como acuático, por lo que es central siempre la interacción de los organismos vivos con los otros elementos del medio ambiente.

-¿Qué ciencia estudia la ecología?

La ecología es la ciencia que estudia la composición y el funcionamiento de los ecosistemas.

La Ecología utiliza a la Física porque todos los procesos bióticos tienen que ver con la transferencia de energía, desde los productores, que aprovechan la energía lumínica para producir compuestos orgánicos complejos, hasta las bacterias, que obtienen energía química mediante la desintegración de las estructuras moleculares de otros organismos.

La Ecología se relaciona con la Geología porque la estructura de los biomas depende de la estructura geológica del ambiente. Los seres vivientes también pueden modificar la geología de una región. 

Para la Ecología la Geografía es una disciplina muy importante a causa de la distribución específica de los seres vivientes sobre la Tierra.

Hacia 1925, August Thienemann, Charles Elton y otros impulsaron la ecología de las comunidades. Trabajaron con conceptos como el de cadena alimentaría, o el de pirámide de especies, en la que el número de individuos disminuye progresivamente desde la base hasta la cúspide, desde las plantas hasta los animales herbívoros y los carnívoros

Las zonas marinas-Los litorales

Los litorales son zonas de transición entre los sistemas terrestres y los marinos y están en constante evolución y cambio.Reciben el aporte de sedimentos y nutrientes procedentes de las cuencas hidrográficas,lo que contribuye al mantenimiento de una elevada diversidad de organismos y de sus redes tróficas.Su anchura no suele ir más allá de los 20 metros. No obstante, la influencia del mar se manifiesta mucho más en el interior. Esta sería costa. Aquí el relieve cambia con mucha rapidez, incluso en el intervalo de unas pocas décadas.Su anchura no suele ir más allá de los 20 metros. No obstante, la influencia del mar se manifiesta mucho más en el interior. Esta sería costa. Aquí el relieve cambia con mucha rapidez, incluso en el intervalo de unas pocas décadas.

En la península ibérica se diferencian dos zonas marinas, con distintas características,tanto en sus litorales como en los ecosistemas marinos:

*Litoral cantábrico y atlántico
El mar Cantábrico es el mar litoral del océano Atlántico que baña la costa norte de España y la costa suroeste de Francia , forma parte sur del Golfo de Vizcaya . Se extiende desde la punta Estaca de Bares, en la provincia de La Coruña, hasta la desembocadura del río Adur inclusive , en las costas del departamento francés de las Landas, cerca de Bayona. En su parte más oriental, junto a las costas del País Vasco recibe el nombre de golfo de Vizcaya o también de golfo de Gascuña. Baña 800 kilómetros de costa compartida por las provincias de La Coruña y Lugo (Galicia); Asturias; Cantabria; Vizcaya y Guipúzcoa (País Vasco); y Labort, ya en Francia .

El norte, donde el verde de la tierra y el azul del mar dibujan un ljtoral rocoso. Las amplias mareas y el fuerte oleaje determinan la presencia de diferentes especies en las distintas zonas del litoral.

Características:

- El mar Cantábrico se sitúa en el norte de la península Ibérica.

- Sus aguas son más frías que las del mediterráneo, pero más cálidas que las del océano Atlántico.

- Su grado de salinidad es menor que el del mar Mediterráneo.

-Posee una mayor riqueza piscícola.

Litoral atlántico El Atlántico es esa gran arteria que nos une con todo el continente americano, con el norte de Europa, con África… El Atlántico no separa nada, lo une todo. Un océano que debe su nombre a Atlas, uno de los titanes que sujetaban el mundo para mantener separado el cielo de la tierra, tiene que ser un océano superior y sensacional. Curiosamente tiene forma de una S enorme. S de Secretos por descubrir… Por ejemplo, la corriente en el Atlántico Norte gira en el sentido de las agujas del reloj mientras que en el Atlántico Sur gira al contrario.

Océano terrestre que separa América del Norte y América del Sur de Europa y África. Se extiende desde norte en el Océano Glacial Ártico hasta la Antártida y linda con Europa y África (al E) y con América (al O). El ecuador lo divide, artificialmente, en dos partes, Atlántico Norte y Atlántico Sur.

El Océano Atlántico tiene forma de S y una extensión cercana a los 80 millones de km2, siendo el segundo en extensión, después del océano Pacífico.

Las cordilleras submarinas situadas entre la isla de Baffin, Groenlandia y Escocia, se han establecido, de modo arbitrario, como el límite entre el océano Glacial Ártico y el Atlántico norte.

Al Este, el estrecho de Gibraltar forma el límite con el mar Mediterráneo, al oeste, el arco formado por las islas del Caribe, separan el Atlántico del mar Caribe.

Al Sur y al Este, la separación con el Océano Índico se establece, arbitrariamente, por el meridiano de 20° longitud Este. Al Sur y al Oeste la divisoria se ha establecido en la línea de mayor profundidad que va del cabo de Hornos a la península Antártica.

Tiene una profundidad media de 3.743 m (que se obtiene gracias a una gran meseta cercana a los 3.000 m de profundidad que constituye casi todo su fondo, unida a las grandes depresiones que se encuentran en los bordes de la misma y que llegan a superar los 9.000 m en las inmediaciones de Puerto Rico).

La salinidad del Océano Atlántico es de unos 36 gramos de sal por kg de agua y las especies más pescadas son la sardina, el arenque y el bacalao. Además, es el océano más importante de la Tierra desde el punto de vista comercial.

Características:

La salinidad de las aguas superficiales en mar abierto varía de 33 a 37 partes por mil y varía según la latitud y la estación. Aunque los valores mínimos de salinidad se encuentran justo en el norte del ecuador, en general los valores más bajos están en las latitudes altas y en las costas donde los grandes ríos desembocan al océano. La salinidad máxima tiene lugar aproximadamente a 25 ° de latitud norte. La salinidad superficial está influenciada por la evaporación, la precipitación, los flujos fluviales y el deshielo.

Las temperaturas superficiales, que varían con la latitud, los sistemas de corrientes, las estaciones y reflejan la distribución del flujo solar en función de la latitud, varían desde menos de 2° a 29°C. Las máximas temperaturas tienen lugar en el norte del ecuador, y las mínimas en las regiones polares. A latitudes medias, donde están las máximas variaciones, los valores pueden variar en 7 o 8 °C.

El Océano Atlántico consiste en cuatro masas de agua principales. Las aguas centrales son el agua de la superficie. El agua subantártica intermedia se extiende a profundidades de 1000 m. El agua profunda norte atlántica llega a profundidades de hasta 4000 m. El agua antártica ocupa las cuencas oceánicas a profundidades superiores a 4000 m.

Debido a la fuerza de Coriolis, el agua en el Atlántico Norte circula en el sentido de las agujas del reloj, mientras que en el Atlántico Sur es al contrario.

Las mareas son semi-diurnas, lo que quiere decir que hay dos mareas altas cada 24 horas lunares. Las mareas son unas olas que en general se mueven de sur a norte. En las latitudes por encima de 40° norte tienen lugar algunas

oscilaciones este-oeste

El clima del Océano Atlántico y sus tierras adyacentes está influenciado por las temperaturas de las aguas superficiales y las corrientes de agua, además de los vientos. Debido a la gran capacidad de los océanos de retener el calor, los climas marítimos son moderados y sin variaciones estacionales extremas. La precipitación se puede aproximar de los datos meteorológicos costeros y la temperatura del aire de la del agua.

Los océanos son la fuente más importante de humedad ambiental (que se obtiene por evaporación). Las zonas climáticas varían con la latitud; las zonas más cálidas se extienden a través del Atlántico y al norte del ecuador. Las zonas más frías están en las latitudes altas, y corresponden a áreas cubiertas de hielo marino.

Las corrientes oceánicas contribuyen al control climático transportando aguas cálidas y frías a otras regiones. Las tierras adyacentes están afectadas por los vientos que son enfriados o calentados cuando soplan sobre estas corrientes. La corriente del Golfo, por ejemplo, calienta la atmósfera de las Islas Británicas y el noroeste de Europa, y las corrientes de agua fría provocan la niebla persistente en la costa noreste de Canadá (los Grandes Bancos) y la zona noroeste de África.

Los ciclones tropicales (huracanes) se farman mar adentro a la costa de África, cerca de Cabo Verde y se mueven al oeste hacia el Mar Caribe; los huracanes pueden aparecer de mayo a diciembre, pero son más frecuentes de agosto a noviembre. Las tormentas son comunes en el Atlántico Norte en los inviernos, haciendo las travesías más difíciles y peligrosas.

Litoral mediterraneoEl Mediterráneo es un mar conectado con el Atlántico y rodeado por la región mediterránea, comprendida entre Europa meridional, Asia occidental y África septentrional. Pese a estar conectado con el Atlántico, algunos autores lo consideran un cuerpo de agua independiente. Con aproximadamente 2,5 millones de km² y 3.860 km de longitud, es el mar interior más grande del mundo. Sus aguas, que bañan las tres penínsulas del sur de Europa(Ibérica, Itálica, Balcánica) y una de Asia (Anatolia), comunican con el océano Atlántico (a través del Estrecho de Gibraltar), con el mar Negro (por los estrechos del Bósforo y de los Dardanelos), y con el mar Rojo (por el canal de Suez). Es el mar con las tasas más elevadas de hidrocarburos y contaminación del mundo. Está bañado por aguas frías influenciado por el oleaje y las mareas,

El mar Mediterráneo se encuentra localizado en las zonas templada y subtropical. Está rodeado por tierras continentales de amplia extensión, dotándolo de una climatología propia caracterizada por veranos cálidos y secos, inviernos moderados y un periodo que concentra buena parte de las lluvias durante la primavera. La urbanización costera, típica en las zonas mediterráneas, acomoda a un buen número de habitantes permanentes, amén de cierto número de población temporal, especialmente estival. Las zonas más septentrionales, muy industrializadas, contrastan con las más meridionales, esencialmente agrícolas.

El mar Mediterráneo posee una extensión de 3,5 x 106 km2, lo cual representa aproximadamente el 1% de la superficie oceánica mundial, con una profundidad media de 1,5 km. Su zona más profunda, en Matapan, posee 5.121 m bajo el nivel del mar. Su longitud costera es de 46.000 km, de los cuales el 40% pertenece a islas.

Comunica con el Océano Atlántico mediante el Estrecho de Gibraltar, un paso de 12,8 km de longitud y una profundidad de cerca de 300 m; por el noroeste, contacta con el mar Negro mediante el Estrecho de Dardanelos, el mar de Mármara y el estrecho del Bósforo. En el sureste, contacta con el mar Rojo debido a la acción humana, que excavó el canal de Suez, canal que sirve de entrada a especies tropicales del mar Rojo y del Océano Índico.

El mar Mediterráneo está subdividido en pequeños mares, cada uno con su propia designación (de oeste a este):

  • El mar de Alborán entre España y Marruecos.
  • El mar Menor al sureste de España, entre Cartagena y San Pedro del Pinatar.
  • La mar Chica En el norte de Marruecos, en la ciudad de Nador
  • El mar Balear entre la costa este de la península Ibérica y las Islas Baleares.
  • El mar de Cerdeña entre la costa oeste de Cerdeña y las islas Baleares.
  • El mar de Liguria entre Córcega y Liguria (Italia)
  • El mar Tirreno entre la costa este de Cerdeña, la península Itálica y la costa norte de Sicilia.
  • El mar Adriático entre la península Itálica y las costas de Eslovenia, Croacia, Bosnia y Montenegro.
  • El mar Jónico entre la península Itálica, Grecia y Albania.
  • El mar Egeo entre Grecia y Turquía.
  • El mar de Libia entre los golfos de Sidra y Gabés, en Tunicia.
  • El mar de Cilicia entre Turquía y Chipre.
  • El canal de Cerdeña que separa la costa sur de Cerdeña de la costa norte de Tunicia.
  • El canal de Sicilia que separa la costa oeste de Sicilia de la costa este de Tunicia

Flora :Desde un punto de vista biogeográfico, los territorios con clima mediterráneo ocupan no sólo la cuenca del Mediterráneo, la Región Mediterránea propiamente dicha, sino que incluye también a las costas de Libia y Egipto, que pertenecen a la Región Saharo-Arábiga. El clima mediterráneo se adentra hacia Afganistán, Cáucaso y centro de Asia (donde Armenia y territorios de Taskent lo poseen, Región Irano-Turaniana).

La Región Mediterránea posee característicamente un dosel arbóreo boscoso esclerófilo siempre verde, con especies del género Quercus del subgénero Sclerophyllodrys, especialmente Q. ilex, la encina, aunque también posee mucha representación la carrasca, Q, rotundifolia. En otros casos aparecen el alcornoque, Q. suber, dependiente de mayor homogeneidad en el ŕegimen pluvial, y , en el mediterráneo oriental, los vicariantes Q. trojana y Q. macrolepis. En cuanto a vegetación arbustiva, abunda la coscoja (Q. coccifera). Dentro de este contexto ecológico de bosque de carrasca y encina, aparece una rica flora arbustiva de madroños (Arbutus unedo), Viburnum tinus, Laurus nobilis, Pistacia lentiscus, Rhamnus alaternus, etc. Como lianas, Rubia peregrina, Lonicera sp. pl, Smilax aspera y otras, dependiendo de la humedad del ecosistema. En las áreas del sudeste peninsular aparecen especies más cercanas a la vegetación norteafricana, como Ziziphyus lotus, Periploca angustifolia o Maitenus senegalensis. Cuando el clima es más mesofítico y la aridez del verano es menor, surgen estructuras boscosas con predomino de robledales, formados por árboles marcescentes del género Quercus como Q. pyrenaica o Q. faginea.

Los pinos mediterráneos, generalmente asociados a las especies Pinus halepensis y P. brutia, también comprenden a P. pinaster, en sustratos pobres en bases, y P. pinea, en arenosos. En el piso supramediterráneo aparece P. nigra, sobre sustratos ricos en bases, y en el oromediterráneo, P. sylvestris. El género Juniperus, de enebros y sabinares, posee también una buena representación, con J. oxycedrus como especie más común, si bien también son frecuentes J. macrocarpa, J. phoenicea y otros.

Fauna: Predominan los fondos rocosos con abundantes comunidades de esponjas anemonas corales moluscos crustáceos y equinodermos.

Contaminación en las zonas marinas:

El vertedero final para una gran parte de nuestros desechos es el océano. A él van a parar gran parte de los vertidos urbanos e industriales. No sólo recibe las aguas residuales, sino que, en muchas ocasiones, se usa para arrojar las basuras o, incluso, los residuos radiactivos.

El 80% de las substancias que contaminan el mar tienen su origen en tierra. De las fuentes terrestres la contaminación difusa es la más importante. Incluye pequeños focos como tanques sépticos, coches, camiones, etc. y otros mayores como granjas, tierras de cultivo, bosques, etc. Los accidentes marítimos son responsables de alrededor de un 5% de los hidrocarburos vertidos en el mar. En cambio, una ciudad de cinco millones de habitantes acaba vertiendo en un año la misma cantidad que derramó el Exxon Valdez en su accidente en Alaska.

Aproximadamente un tercio de la contaminación que llega a los mares empieza siendo contaminación atmosférica pero después acaba cayendo a los océanos.

En los fondos oceánicos hay, en este momento, decenas de miles de barriles con substancias como plutonio, cesio o mercurio, resultado de décadas de uso del océano como vertedero para grandes cantidades de desechos. Por ejemplo, como consecuencia de los accidentes sufridos por diversos barcos de guerra desde 1956 hasta 1989, ocho reactores nucleares completos, con todo su combustible, y 50 armas nucleares, se encuentran en el fondo de diversos mares del globo.

El exceso de aporte de nutrientes causa eutrofización en grandes zonas marítimas. En la desembocadura del Mississippi, por ejemplo, una zona de unas 4000 millas cuadradas, en las costas de Texas y Louisiana, ha perdido gran parte de su fauna como consecuencia del enriquecimiento de nutrientes continuado por el excesivo crecimiento de las algas y del empobrecimiento en oxígeno provocado por la putrefacción de estas algas.

Alrededor del 60% de las especies viven en la franja de 60 Km más próxima a la costa. Todos ellos se ven especialmente afectados por la contaminación que afecta a los mares y océanos, especialmente en la cercanía de las costas, lo que es especialmente importante teniendo en cuenta que, según algunos cálculos, procede de las costas algo más de la mitad de todos los servicios que la naturaleza, en su conjunto, provee a la humanidad (que en un estudio hecho en 1987 se evaluaron en 21.500 miles de millones de dólares)

La capacidad purificadora de las grandes masas de agua marina es muy grande. En ellas se diluyen, dispersan o degradan ingentes cantidades de aguas fecales, hidrocarburos, desechos industriales e, incluso, materiales radiactivos. Por este motivo es muy tentador recurrir al barato sistema de arrojar al mar los residuos de los que queremos deshacernos; pero en muchos lugares, los excesos cometidos han convertido grandes zonas del mar en desiertos de vida o en cloacas malolientes.

Las zonas costeras son las que más han sufrido la actividad humana. Una gran parte de la población mundial vive cerca de las costas. Por ejemplo, en Europa, alrededor del 30% de la población vive a menos de 50 km. de la costa; y en España, 12,5 millones de habitantes - número que aumenta considerablemente en verano-, viven en las ciudades situadas en los algo más de 8 000 km. de costa que tiene el país. Así se entiende que una gran parte de las orillas de los mares del mundo tengan graves problemas de contaminación. 

Los vertidos son la principal fuente de contaminación de las costas. En la mayor parte de los países en vías de desarrollo y en muchos lugares de los desarrollados, los vertidos de las ciudades se suelen hacer directamente al mar, sin tratamientos previos de depuración. 

Además, las zonas donde la renovación del agua es más lenta (marismas, estuarios, bahías, puertos) son las más maltratadas. En ellas es frecuente encontrar peces con tumores y graves enfermedades, o moluscos y crustáceos cuya pesca y consumo están prohibidos, porque contienen altas dosis de productos tóxicos. 

Aguas libres

Los efectos de los vertidos también se dejan sentir en las aguas libres de mares y océanos. Las grandes cantidades de plástico echadas al mar son las responsables de la muerte de muchas focas, ballenas, delfines, tortugas, y aves marinas, que quedan atrapadas en ellas o se las comen. 

En algunos casos el exceso de materia orgánica y de nutrientes que hacen proliferar las algas, genera procesos de putrefacción tan fuertes, que se consume el oxígeno disuelto en el mar y los peces y otros organismos mueren, originándose grandes "zonas sin vida"

Conclusión:Las zonas marinas son zonas intermedias entre las zonas marinas y las terrestres y están en constante evolución y cambio,tienen una elevada diversidad de organismos,los vertidos afectan estos ecosistemas y hay que controlar la contaminación en estos lugares para que no desaparezcan las especies.