Wolfgang Amadeus Mozart

Música clásica. Compositores. Biografías. Obras. Estilo musical. Serenatas. Conciertos

  • Enviado por: Debby
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas
publicidad
publicidad

Wolfgang Amadeus Mozart

Wolfgang Amadeus Mozart

La fábula de Amadeus

Mozart, que empezó a viajar a los seis años acompañado de toda su familia, que continuó luego sólo con su padre o con su madre, hasta quedar en Viena alejado de los suyos

Según su hermana, Mozart era pequeño, flaco, de tez pálida y sin ningún rasgo especial en su fisonomía. Los retratos que conservamos no son de gran ayuda, algunas veces tenemos la sensación de que se refieren a personas diferentes, muchos son estampas de época, y todos ellos de bastante mala mano.

Tendremos que fiarnos del juicio de la mujer que compartió su vida, que encontraba mayor parecido en el que le hizo Lange; Mozart, sin peluca, con su propio cabello castaño claro, aparece tocando el piano entusiasmado. su padre y muchas otras personas lo recuerdan, desde muy niño, muy serio, incluso solemne, cuando se sentaba al piano o estaba ocupado en hacer música de cualquier otra manera. Sabemos, además, que en los últimos años de su vida, Mozart parecía abstraído, ensimismado, con mucha frecuencia,

Y, sin embargo, es su sentido del humor, una incontenible tendencia a la comicidad algo indigesta, su afición al chiste y al despropósito, lo que con más frecuencia se nos ha puesto delante para anular todo lo demás; aunque esto no fuese más que una máscara para ocultar sus pensamientos más profundos, le hacían perderse del todo haciéndole parecer un auténtico despiste.

fue siempre indulgente con la obra de los demás, ni paciente, ni humilde con los pareceres de la suya propia.

Mozart, el niño prodigio

Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791), compositor austriaco del periodo clásico. Uno de los más influyentes en la historia de la música occidental.


A las ocho de la tarde del 27 de Enero de 1756, en la ciudad de Salzburgo, nace Mozart. Al día siguiente es bautizado con los nombres Johannes Crisostomus Wolfgangus Theophilus, este último sinónimo de Amadeus. Su padre, Leopoldo, había nacido en Augsburgo en el seno de una familia de artesanos encuadernadores, y a los diez años ya se encuentra en Salzburgo estudiando en el colegio de San Salvador de los jesuitas. Estuvo tentado de seguir la carrera eclesiástica, se jactaba de tener conocimientos de filosofía y jurisprudencia y, sin duda, debió adquirir una formación humanística sólida con una amplia especialización en la música que, si bien no le permitió descollar como compositor, le valió siempre para tener un puesto de músico al servicio de la corte del príncipe arzobispo de Salzburgo, y para escribir un importante método para la enseñanza del violín, que publicó el mismo año que el nacimiento de su hijo y que se siguió usando en el siglo XIX. A la edad de 28 años contrae matrimonio con Ana María Perlt, perteneciente a una familia burguesa de la ciudad, y de su matrimonio vienen al mundo siete hijos de los que sólo sobrevivieron “Nannerl”, y Wolfgang.

Leopoldo Mozart nos deja ver en sus escritos su buen sentido, una voluntad firme y una ambición proporcionada a la calidad de siervo a la que estaba sometido un músico en su época. De la madre sabemos de su buen carácter y abnegación en los momentos difíciles, y no mucho más, puesto que sólo nos habla brevemente desde las posdatas de las cartas.

Tanto Nannerl, cuatro años mayor que su hermano, como Wolfgang, estuvieron dotados de facultades prodigiosas para la música, que el padre no estaba dispuesto a que quedasen ocultas. Los dos niños tocaban el piano extraordinariamente, así es que cuando Mozart tan solo tenía seis años comenzó ya su vida viajera. La familia completa parte hacia Viena en un carruaje en el que llevan un pequeño piano. Este primer viaje culmina con dos conciertos ante la familia imperial en el palacio de Schönbrunn. Es la presentación en la ciudad donde el músico desarrollará más tarde la mayor parte de su vida y obra, y donde finalmente morirá.

Tras un corto periodo de descanso de cinco meses en Salburgo, los Mozart plantean un segundo viaje más ambicioso a París y Londres. Con una primera etapa en Múnich, donde tocan para Maximiliano III de Baviera, continúan viaje a augsburgo; allí dan tres conciertos con poco o ningún provecho porque, como dice la cabeza de familia renegando de su patria chica, “todos los que fueron al concierto eran luteranos”. En la residencia veraniega del príncipe elector del Palatinado, Mozart escucha por primera vez a la célebre orquesta de Mannheim, lo que sin duda constituía una de las experiencias musicales de la época. A mediados de agosto llegan a Frankfurt, donde van a dar cinco conciertos de auténtica exhibición circense, tocando diversos instrumentos y acertando las notas de campanas, relojes y copas... Allí Goethe, ocho años mayor, conoció a Mozart, “un hombrecito con peluca rizada y espada”. Después de algunas etapas más, como Colonia, donde tocan en su ya “sucia catedral”, y Bruselas llegan a París el 19 de Noviembre.

En París fueron invitados de la corte real la noche de Año Nuevo de 1764. El resumen que hace Leopoldo de los cinco meses de estancia en la capital francesa es bastante bueno: “Hasta el momento en que Mozart contrajo una leve enfermedad catarral, todo salió a pedir de boca”. Y sin embargo, como luego a Wolfgang cuando vuelva con su madre, todo le parece mal en París, desde las calles llenas de mendigos, hasta la artificiosidad de las mujeres, pintadas como marionetas, y sobre todo la música: “Toda la música francesa no vale un comino”.

En el mes de abril se trasladan a Londres donde darán dos conciertos públicos y otros dos en la corte de Jorge III. Mozart conoce en Londres la música de Abel y de Johann Christian Bach, en menor de la dinastía, con quien, a pesar de la diferencia de edad, traba una amistad grande. Bach da a conocer a Mozart la ópera italiana e influye en su formación pianística y sinfónica.

El viaje de regreso, con escalas en La Haya, París y Munich, entre otras, está plagado de contratiempos; todos los miembros de la familia, a excepción de la madre, van cayendo enfermos. El pequeño Wolfgang ya había enfermado en el primer viaje a Viena, y en París como vimos.

En Salzburgo va a tener diez meses para hablar de sus triunfos y para saborear la rutina de la vida de su ciudad. Leopoldo dice: “Mis hijos están acostumbrados al trabajo, si cayeran en el ocio, todo mi edificio se vendría abajo”. Efectivamente, las cuentas salen bien; con las ganancias en efectivo y lo que se gana de la venta de los regalos puede decirse que ha merecido la pena. Además eso no es todo, para el temperamento inquieto de Wolfgang, el cambio de ambientes ha sido sin duda un estimulante y con sólo diez años trae en su equipaje un sinfín de partituras que ha compuesto; minuetos para piano, sonatas para violín y piano, tres sinfonías; porque ya es todo un compositor.

No sabemos que en ese tiempo, ni Wolfgang ni su hermana fueran a la escuela. Lo más seguro es que su padre se ocupase de su educación, al fin y al cabo Rousseau por aquellas fechas se aparta de la conveniencia de la educación colectiva, y defiende al padre y al preceptor como las personas aptas para que el niño desarrolle su naturaleza y su personalidad. Esto nos puede hacer pensar en una infancia sin amigos ni juegos, cosa poco probable si tenemos en cuenta las obligaciones de Leopoldo como músico de la corte, El temperamento de Wolfgang y el hecho de que los hermanos podían jugar juntos y ganar amigos con sus convecinos. Quizás por eso Wolfgang escribe a su compañera de juegos desde Bolonia: “Hoy he tenido ganas de montar en burro, porque en Italia es costumbre”.

Pasado este periodo, la familia entera emprende un viaje a Viena. En la ciudad hay una epidemia de viruela y los Mozart se refugian en Olmütz donde a pesar de las precauciones, la enfermedad alcanza a los dos jóvenes, llegando Wolfgang incluso a perder la vista durante unos días. Cuando vuelven, las cosas no van a ir mucho mejor, porque la emperatriz María Teresa ha enviudado, y el luto de la corte paraliza casi por completo la vida musical. Con todo, Mozart recibe el encargo de componer una ópera, “La finta semplice”, sobre un libreto que no puede estimular a hacer nada nuevo. La música sigue el modelo italiano del que vio numerosos ejemplos en aquellos días, y particularmente de Piccini, y consigue elevarse en muchos momentos por encima de su libreto.

El estreno de “La finta semplice” tendría lugar más tarde, de vuelta en Salzburgo, en el palacio arzobispal y con muy escasos medios.

Sin embargo, Mozart no se irá de Viena con las manos vacías, porque el célebre médico Anton Mesmer, que hizo universal su apellido con sus experimentos con el magnetismo, le encargó una ópera para que pudiera ser representada en el jardín de su casa. Con un libreto basado en una fábula de Rousseau, y recordando los modelos franceses, surge “Bastien und Bastienne”. La música cuenta la historia de los pastores que dan nombre a la ópera, de un solo trazo, como deben contarse las pequeñas historias, y aún nos divierte con el mago Colás que “mesmeriza” a sus anchas en honor al anfitrión.


TIEMPOS DIFÍCILES  


A la edad de veintiún años Mozart buscaba en las cortes europeas un puesto mejor remunerado y más satisfactorio, pero sus deseos no se cumplieron. Marchó a Mannheim, capital musical de Europa por aquel entonces, con la idea de conseguir un empleo en su orquesta, y allí se enamoró de Aloysia Weber. Leopold envió a su esposa e hijo a París. La muerte de su madre en la capital francesa en 1778, el rechazo de Weber y el desprecio de los aristócratas para quienes trabajaba hicieron que el tiempo transcurrido entre su llegada a París y su regreso a Salzburgo en 1779 fueran un periodo negro en su vida.



Ya en su ciudad natal, compuso dos misas y un buen número de sonatas, sinfonías y conciertos. Estas obras revelan por primera vez un estilo propio y una madurez musical extraordinaria. El éxito de su ópera italiana Idomeneo, rey de Creta, encargada y compuesta en 1781, hizo que el arzobispo de Salzburgo le invitara a su palacio, en Viena, pero se sintió explotado y decidió marcharse. Se dedicó entonces a dar clases en una casa que alquilaron para él unos amigos. Allí compuso el Singspiel, El rapto en el serrallo, encargada en 1782 por el emperador José II.


Ese mismo año se casó con Constanze Weber, hermana menor de Aloysia; juntos vivieron acosados por las deudas hasta la muerte del compositor. Las óperas Las bodas de Fígaro (1786) y Don Giovanni (1787), con libretos de Lorenzo da Ponte, aunque triunfaron en Praga, no fueron bien recibidas en Viena. Desde 1787 hasta la creación de Così fan tutte (1790, también con libreto de Da Ponte), Mozart no recibió nuevos encargos de óperas. Para la coronación del emperador Leopoldo II compuso La clemenza di Tito (1791), con libreto de Pietro Metastasio. Las tres grandes sinfonías de 1788 nº 39 en mi bemol, nº 40 en sol menor y nº 41 en do mayor (Júpiter) nunca se interpretaron bajo su dirección. Mientras trabajaba en La flauta mágica (1791, con libreto de Emmanuel Schikaneder), el emisario de un misterioso conde Walsegg le encargó una misa de réquiem. Esta obra, inacabada por la muerte de Mozart, fue su última composición, que terminó Franz Süssmayr, discípulo suyo. Falleció en Viena el 5 de diciembre de 1791, se cree que por una dolencia renal crónica. Sólo unos pocos amigos fueron a su funeral. La leyenda por la cual el compositor italiano Antonio Salieri pudo haber asesinado a Mozart carece de todo fundamento.

SU OBRA  


A pesar de su corta vida y malograda carrera, Mozart se encuentra entre los grandes genios de la música. Su inmensa producción (más de 600 obras), muestra a una persona que, ya desde niño, dominaba la técnica de la composición a la vez que poseía una imaginación desbordante. Sus obras instrumentales incluyen sinfonías, divertimentos, sonatas, música de cámara para distintas combinaciones de instrumentos y conciertos; sus obras vocales son, básicamente, óperas y música de iglesia. Sus manuscritos muestran cómo, salvo cuando hacía borradores de pasajes especialmente difíciles, primero pensaba la obra entera y luego la escribía. Su obra combina las dulces melodías del estilo italiano y la forma y el contrapunto germánicos.


Mozart epitomiza el clasicismo del siglo XVIII, sencillo, claro y equilibrado, pero sin huir de la intensidad emocional. Estas cualidades son patentes sobre todo en sus conciertos, con los dramáticos contrastes entre el instrumento solista y la orquesta, y en las óperas, con las reacciones de sus personajes ante diferentes situaciones. Su producción lírica pone de manifiesto una nueva unidad entre la parte vocal y la instrumental, con una delicada caracterización y el uso del estilo sinfónico propio de los grandes grupos instrumentales.

Obras fundamentales

Obras escogidas según el catálogo de Ludwig von Köchel (la inicial de su apellido sustituye al tradicional “opus”).

- Serenatas: - k 203 - Serenatas para instrumentos de viento:- k 361 -Música religiosa: -”Misa de la Coronación” k 317

- “Haffner” k 250 - k 375 -Misa en Do menor k 427

- “Postillón” k 320 - k 388 -Motete ”Ave verum” k 618

- Sonatas de piano: -Sonata en La menor k 310 Sonatas para violín y piano: -k 304 -Cuartetos de cuerda: -k 387 -k 458

-Fantasía en Do menor k 475 Quintetos de cuerda: -k 515 Cuartetos dedicados a Haydn -k 421 -k 464

-Fantasía Do menor k 457 -k 516 -k 428 - k 465

- Otras obras de cámara:- Trío k 563 - Sinfonías: - Nº25 k 183 -Nº38 k 504 -Nº41 k 551

- Quinteto para piano e instrumentos de viento k 452 -Nº29 k 201 -Nº39 k 543

- Quinteto de clarinetes k 581 -Nº35 k 385 -Nº40 k 550

- Conciertos: - Sinfonía concertante para violín y viola k 364 - Conciertos para piano y orquesta: -Nº9 k 271 -Nº20 k 466 -Nº22k 482 -Nº24 k 491 - Concierto para clarinete k 622 -Nº17 k 453 -Nº21 k 467 -Nº23k 488 -Nº25k 503

-Nº27 k 595

- Óperas: -Idomeneo

-El rapto del serrallo

-Las bodas de Fígaro

-Don Giovanni

-Cosí fan tutte

-La flauta mágica

-La clemencia de Tito

Cronología

·1756 El 27 de enero nace en Salzburgo Wolfgang Amadeus Mozart.

·1761 A los cinco años de edad crea sus primeras composiciones: Minueto, Trío con

piano.

·1762 Gira artística de la familia Mozart: Múnich, Viena.

·1763 Larga gira que acaba en París. El día de Nochebuena, Mozart toca en Versalles.

·1764 Quince meses en Londres. Amistad con J. Ch. Bach.

·1765 Seis meses en La Haya. Obras para piano. Sinfonías.

·1766 De nuevo en París. Vuelta a Salzburgo.

·1767 Viaje a Viena. Los dos hermanos enfermos de viruela.

·1768 Estreno en Viena de “Bastien und Bastienne k 50.

·1769 Estreno de “La finta semplice” en Salzburgo.

·1770 Primer viaje a Italia. Estreno en Milán de “Mitridate, re di Ponto”

·1771 Segundo viaje a Italia. “Ascanio in Alba”.

·1772 Tercer viaje a Italia. “Lucio Silla”.

·1773 En Viena es recibido por la emperatriz María Teresa.

·1774 Sonatas de piano, Sinfonías, Misas. Viaje a Múnich.

·1775 Estreno en Múnich de “La finta giardiniera”.

·1776 Salzburgo. Serenatas, Divertimentos y Misas.

·1777 Viaja con su madre. Augsburgo, conoce a su prima Bäsle. Mannheim, conoce a la

familia weber.

·1778 París. Sinfonía n.º 31. El 3 de julio muere su madre.

·1779 Salzburgo. Misa de la Coronación. Sinfonía concertante para violín y viola.

·1780 Sinfonías y obras religiosas. Viaje a Múnich.

·1781 Estreno en Múnich de “Idomeneo”. Viaje a Viena donde presenta su dimisión al arzobispo Colloredo para quedarse en esta ciudad definitivamente.

·1782 Estreno de “El rapto del serrallo”. Se casa con Constanza Weber.

·1783 Viaje a Salzburgo. Misa en Do menor. Sinfonía n.º 36 “Linz”.

·1784 Conciertos de abono. Nace su hijo Carlos.

·1785 Su padre visita Viena. Conciertos de piano. Publica los cuartetos dedicados a Haydn.

·1786 Estreno de “Las bodas de Fígaro”. Sinfonía “Praga”.

·1787 Dos viajes a Praga, en el segundo se estrena “Don Giovanni”. Compositor de la Corte Real e Imperial.

·1788 En el verano compone las tres últimas sinfonías. Problemas económicos.

·1789 Viaje a Berlín. Quinteto de clarinete.

·1790 Estreno de “Cossì fan tutte”. Viaje a Frankfurt para la coronación de Leopoldo II.

·1791 Nace su hijo Franz Xaver. Nuevo viaje a Praga; “La clemencia de Tito”. Estreno de “La flauta mágica”. Réquiem. Muere el 5 de diciembre.


Wolfgang Amadeus Mozart