Windows 98

Sistemas operativos. Explorador de Windows. Informática. Ordenadores. Software. Configuración. Ventanas. Memoria. Dispositivos. Redes. Archivos. Registros. Escritorio

  • Enviado por: Barbudo
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 71 páginas
publicidad
publicidad

PRÁCTICA 1

PRÁCTICA 1

OPERACIONES BÁSICAS

Con el puntero del ratón de Windows es posible seleccionar, mediante diferentes técnicas, determinados archivos para después moverlos o copiarlos en otra carpeta o directorio.

El puntero del ratón de Windows puede realizar múltiples operaciones. Además de pulsar botones y cambiar el tamaño de las ventanas, el puntero sirve para seleccionar, mover y copiar archivos y carpetas de las diferentes unidades. Si se hace un clic sobre un archivo o carpeta, el icono cambiará de color indicando que está seleccionado. Si el usuario desea seleccionar varios iconos, será necesario pulsar el botón del ratón en una zona en blanco y arrastrar el puntero sobre los archivos deseados. Windows permite también seleccionar o deseleccionar archivos determinados si se mantiene pulsada la tecla Ctrl. De esta manera es posible seleccionar todos los archivos que vayan a copiarse, moverse o eliminarse de diferentes maneras, dependiendo de la situación. Cuando quiera seleccionarse casi la totalidad de los archivos o carpetas, es mejor marcar todos con la técnica de arrastrar el puntero y después desmarcar los que no se desean pulsando Ctrl. Cuando el usuario quiera seleccionar dos o tres archivos separados entre sí, será mejor utilizar únicamente la tecla Ctrl. El segundo botón del ratón abre un pequeño menú que permite al usuario realizar varias tareas de forma más fácil como, por ejemplo, copiar un fichero a la unidad A: con un sólo clic, de forma que ya no sea necesario desplazar el puntero.

  • Es imprescindible saber cómo seleccionar archivos y carpetas en Windows. Esta tarea, que puede parecer simple, tiene mucha importancia, ya que el usuario puede ahorrarse mucho tiempo a la hora de copiar o mover uno o varios documentos a la vez. La manera más sencilla de seleccionar varios ficheros es pulsando el primer botón del ratón y, manteniéndolo pulsado, arrastrarlo sobre los archivos deseados dibujando un rectángulo. De esta manera, se marcarán todos los ficheros y carpetas que se encuentren dentro de este rectángulo.

  • Este método es válido cuando el usuario quiere seleccionar varios archivos consecutivos dentro de una misma ventana. El problema aparece cuando los ficheros que se seleccionan ocupan más de una ventana, y es necesario mover la barra de desplazamiento. Para solucionar este problema, el usuario deberá marcar el primer archivo con el ratón y, una vez hecho esto, deberá marcar el último fichero de la selección, otra vez con el primer botón del ratón, pero pulsando al mismo tiempo la tecla Mayúsculas, Así se marcarán todos los ficheros y carpetas que se encuentren entre el primer y el último archivo seleccionados.

  • Con estas dos formas de selección, el usuario marcará archivos consecutivos, pero seguramente habrá momentos en que será necesario seleccionar archivos no consecutivos. Para hacerlo, deberá pulsarse la tecla Ctrl al mismo tiempo que se van marcando, uno a uno y con el primer botón del ratón, los diferentes ficheros y carpetas. Si se seleccionan diversos archivos consecutivos, también es posible deseleccionarlos los que no desean cortarse o copiarse pulsando Ctrl. De esta manera, pueden realizarse múltiples combinaciones para marcar todos los ficheros que el usuario desee.

  • Una vez seleccionados las carpetas y archivos deseados, es posible copiarlos o moverlos utilizando sólo el ratón. Para ello, se deberá hacer clic con el primer botón del ratón sobre la selección y, manteniéndolo pulsado, arrastrar los archivos al nuevo destino. Si el destino se encuentra en la misma unidad, Windows moverá los archivos a la nueva carpeta. Por el contrario, si el nuevo destino se encuentra en una unidad diferente, se copiarán. El usuario puede diferenciar una cosa de la otra observando que en el puntero del ratón se dibujará un signo + en caso que vayan a copiarse los ficheros.

  • Por defecto, Windows moverá un archivo seleccionado a otra carpeta cuando se desplace el puntero del ratón sobre el nuevo destino. Para copiar este fichero seleccionado en lugar de moverlo, el usuario deberá pulsar la tecla Ctrl y mantenerla pulsada al mismo tiempo que se desplaza el ratón. Una vez que el puntero se encuentre sobre el destino, se tendrá que soltar el botón del ratón, y se copiará el fichero o carpeta seleccionada. Cuando se pulse la tecla Ctrl, podrá observase que aparece el signo + en el puntero, con esto Windows indica que los archivos van a copiarse en lugar de moverse.

  • También es posible realizar estas tareas utilizando el segundo botón del ratón. Si se hace clic con el segundo botón sobre un fichero seleccionado, aparecerá un pequeño menú. En este menú existen las opciones Cortar y Copiar. Con la primera, el fichero podrá moverse a una nueva carpeta, y con la segunda se copiará. En caso que se seleccione alguna de estas dos opciones, será necesario pulsar otra vez el segundo botón del ratón Windows en la carpeta destino, pero esta vez aparecerá otra opción llamada Pegar que servirá para mover o copiar el fichero seleccionado.

  • El segundo botón del ratón tiene más utilidades que Cortar o Copiar. Pulsándolo sobre una zona en blanco o encima del tapiz de Windows aparecerá el pequeño menú anterior. Con la opción Nuevo es posible crear carpetas o documentos TXT, BMP, DOC, etc. Existen programas, como por ejemplo Microsoft Office, que amplían la sección Nuevo con más opciones. De esta forma será posible crear nuevos documentos de PowerPoint o de Excel, sin tener que abrir la aplicación correspondiente.

  • La opción Enviar a, del menú que aparece pulsando el segundo botón del ratón, permite copiar de forma directa en el destino que se seleccione. De esta forma, será posible copiar archivos en determinadas carpetas y unidades sin tener que realizar el proceso de selección y copia. Como en el caso anterior, la sección Enviar a puede ampliarse dependiendo de las aplicaciones que se instalen en Windows. El usuario puede editar también esta sección, modificando los accesos directos que se encuentran en la carpeta \windows\sendto o creándolos nuevos.

  • EL EXPLORADOR: OPCIONES AVANZADAS

    Algunas opciones y características del Explorador de Windows, a pesar de ser poco utilizadas por los usuarios, ofrecen sin embargo, un gran número de posibilidades.

    El Explorador de Windows es la utilidad que el sistema operativo ofrece tanto para navegar por Internet, como para examinar el contenido de las unidades de almacenamiento y de la red local, ya que Internet Explorer se ha integrado completamente en Windows 98. Cuando se utiliza este programa para "navegar" por las carpetas y unidades de almacenamiento locales, existen una serie de características y opciones, poco utilizadas por la mayoría de usuarios que aumentan las posibilidades durante una sesión diaria de trabajo. Por ejemplo, es posible utilizar código HTML, para personalizar el aspecto de la ventana en la que se abre una determinada carpeta o para obtener información interesante, como el espacio total de los archivos que se incluyen, el tipo de archivo seleccionado, etc. La utilización de vistas en miniatura ofrece una alternativa más potente que la opción Vista rápida de los menús contextuales, ya que muestra directamente en la ventana pequeñas imágenes con el contenido de los archivos gráficos y páginas HTML de la carpeta, de manera que pueden reconocerse de forma inmediata.

    No obstante, Vista rápida puede abrir y mostrar el contenido de un conjunto de archivos más amplio. Otras características comentadas en estas páginas hacen referencia al trabajo habitual con el Explorador, como abrir o cerrar ventanas y mover o copiar archivos, arrastrando sus iconos asociados. Existen multitud de opciones que pueden realizarse combinando atajos de teclado y el uso del ratón, de las que se destacan las de uso más frecuente: el acceso a cualquier carpeta del disco duro o el cierre de todas las ventanas que se han abierto en cascada, correspondientes a una carpeta de la ventana anterior, por ejemplo.

  • Para acceder a una carpeta directamente, sin necesidad de abrir sucesivamente todas las que la contienen, basta con utilizar el comando Ejecutar, del menú Inicio, en el que deberá indicarse la ruta completa correspondiente a la carpeta. Otra forma de acceder consiste en abrir una ventana correspondiente a cualquier carpeta del PC y escribir la ruta de la carpeta que se desea examinar en la línea de texto de la Barra de direcciones, situada en la parte superior de la ventana.

  • Cuando la opción Abrir cada carpeta en una ventana diferente está seleccionada en la configuración personalizada de Opciones de carpeta, en el menú Ver de las ventanas del Explorador, se abre una ventana diferente para cada carpeta que desea examinarse. Para poder cerrar todas las ventanas que se han abierto mientras se examina carpetas anidadas (esto es, siguiendo una misma rama en la estructura jerárquica), es suficiente mantener pulsada la tecla Mayúscula y hacer clic sobre el botón Cerrar (que se encuentra en la esquina superior derecha) de la última ventana abierta.

  • La opción Páginas en miniatura del menú Ver permite obtener una vista previa de algunos archivos, incluyendo imágenes y páginas HTML. Para activar esta característica, debe estar seleccionada previamente la opción Habilitar la vista Página en miniatura, en el cuadro de Propiedades de la carpeta, que aparece pulsando con el botón derecho del ratón sobre el icono de una carpeta determinada y seleccionando Propiedades en el menú contextual.

  • En determinadas ocasiones, al copiar archivos o crear nuevos directorios dentro de una carpeta, no se muestran en la ventana los iconos de los nuevos elementos. Para que aparezcan todos los iconos de la forma correcta, es necesario refrescar el contenido de ésta, seleccionando la opción Actualizar, en el menú Ver, o bien pulsando F5, que es el atajo de teclado equivalente.

  • Existen algunas diferencias entre examinar una carpeta desde la ventana que se abre por defecto al hacer doble clic sobre su icono o examinarla utilizando el Explorador. Entre las más significativas está la opción Herramientas, de la barra de menús, desde la que puede accederse a la utilidad de búsqueda de carpetas o archivos. Para mostrar el contenido de una carpeta mediante el Explorador puede hacerse clic sobre su icono con el botón derecho y seleccionar Explorar en el menú contextual.

  • Cuando se arrastran los iconos desde una ubicación a otra, la acción realizada depende de varios factores, como el tipo de archivos arrastrados o el destino. Por ejemplo, mientras que arrastrando un documento a otra carpeta de la misma unidad, este se mueve, arrastrándolo a otra unidad diferente se copia. En el caso de los archivos ejecutables pueden crearse accesos directos. Para estar seguro de que se realizará la acción deseada, es conveniente arrastrar mediante el botón derecho. De esta manera, puede seleccionarse la operación correcta desde el menú contextual que aparece al soltar el botón.

  • Todas las carpetas y unidades mostradas por el Explorador contienen un documento oculto denominado Folder.htt. Este archivo es un documento de texto que contiene código HTML, y se utiliza para personalizar el aspecto con el que se muestra la carpeta en la ventana cuando se selecciona Como una página Web en el menú Ver. Es posible abrir y editar este documento, para realizar las modificaciones que se deseen, mediante la opción Crear o editar un documento HTML, accesible desde el cuadro que aparece al seleccionar Personalizar esta carpeta en el menú Ver.

    HERRAMIENTA BUSCAR

    Debido a la gran cantidad de información que el disco duro puede llegar a almacenar, localizar un fichero o una carpeta determinada puede ser una tarea muy difícil. Para ello, Windows dispone de la herramienta Buscar que permite buscar de forma rápida y precisa archivos y carpetas.

  • Pese a la aparente sencillez de la herramienta Buscar de Windows, puede apreciarse que se trata de un programa muy potente y útil si se sabe manejar bien. Esta herramienta puede buscar todo tipo de información en el disco duro del ordenador, desde archivos y carpetas, utilizando la sección Archivos o carpetas, pasando por información de los contactos o clientes que se tengan, pulsando sobre Personas, e incluso en Internet, conectándose a la Web de Microsoft, seleccionando la opción En Internet. Para elegir los diferentes métodos de búsqueda será necesario abrir el menú Inicio y pulsar sobre Buscar.

  • La sección que más se utiliza es la de Archivos o Carpetas. Ésta permite al usuario localizar cualquier archivo que se encuentre en cualquier unidad del ordenador. Haciendo clic sobre Archivos o carpetas dentro de Buscar se abrirá una pequeña ventana donde podrá introducirse el nombre del fichero y el directorio a partir del cual se comenzará a buscar. También es posible ver una lista de las búsquedas anteriores pulsando la flecha que se encuentra a la derecha del cuadro de diálogo titulado Nombre. Para comenzar a buscar se deberá pulsar sobre el botón Buscar ahora.

  • Esta utilidad de Windows permite utilizar las fechas de creación o modificación de los archivos a modo de filtro de búsqueda. Para ello se deberá pulsar sobre la pestaña Fecha. En esta sección es posible buscar un archivo creado o modificado durante un periodo de tiempo específico y que coincida con el criterio elegido por el usuario. Para ello deberá introducirse la fecha inicial y final que establecerá este periodo de tiempo. Esto puede ser muy útil cuando se desconoce el nombre del fichero pero el usuario recuerda aproximadamente la fecha de creación del mismo.

  • Otro filtro de búsqueda de que dispone esta herramienta consiste en buscar utilizando la extensión o el espacio de disco que ocupa el archivo que se desea localizar. Así, si se pulsa sobre la pestaña Opciones avanzadas puede localizarse un fichero con una extensión determinada como, por ejemplo, de sonido o documento de texto utilizando la opción De tipo. También puede buscarse un archivo especificando el tamaño que ocupe en el disco duro si se utiliza la entrada De tamaño que también se encuentra en esta pestaña.


  • PRÁCTICA 2

    DISCO DE INICIO

    Si durante la instalación del sistema operativo no se tuvo la precaución de crear un disco de inicio, deberá grabarse uno para estar a salvo de posibles problemas. Estos discos sirven para arrancar el equipo cuando algún problema impide iniciar el ordenador de la forma habitual. En él se almacenan los ficheros básicos para arrancar el PC, ejecutar programas de diagnóstico, acceder al disco duro e, incluso, reinstalar el SO.

  • Para crear un disco de inicio se necesita un disquete de 3,5” y 1,4 MB (de doble cara y alta densidad). No es necesario que esté vacío, ya que durante el proceso se borrarán todos los datos, pero es conveniente que esté en buen estado y por lo tanto, es preferible utilizar un disquete nuevo. También se necesitará el CD ROM de instalación de Windows 98.

  • A continuación, se accederá al Panel de Control y se hará doble clic en el icono Agregar o quitar programas. También puede accederse a esta utilidad desde el menú del CD-ROM de Windows 98 que aparece, automáticamente, al colocar este disco en la unidad lectora de CD-ROM (siempre que la opción Notificar la inserción automáticamente esté activada).

  • Al hacer clic en Disco de Inicio, del menú Propiedades de Agregar o quitar programas, aparecerá un botón con la leyenda Crear. Pulsando este botón se iniciará el proceso, cuya primera parte incluye introducir el CD-ROM de Windows 98 en la unidad lectora y un disquete en la disquetera. A partir de ahí, la creación del disco de inicio es automática: la utilidad lee los archivos necesarios del CD-ROM de Windows 98 (o la copia en disco duro del directorio WIN98 que contiene los ficheros de instalación) y los copia en el disquete mostrando, mediante una barra, cómo progresa esta operación.

  • Una vez terminada la creación del disco, se volverá a la opción Disco de inicio, de Propiedades de Agregar o quitar programas. Etiquetar el disco y probarlo.

  • CREACIÓN DE DISCO DE INICIO CON ACCESO A CD-ROM

    Cuando haya que reinstalar el SO y no se disponga de copia de los archivos de instalación en el disco duro ni de disco de inicio de Windows 98, será necesario crear un disquete de arranque que permita acceder al lector de CD-ROM.

  • Si al encender el ordenador se mantiene pulsada la tecla F8 aparecerá en la pantalla un menú en el que podrá seleccionarse el tipo de arranque. La opción Sólo símbolo de sistema en modo a prueba de fallos, asegura un arranque limpio en el que se omiten todos los controladores y programas incluidos en los archivos de inicio (config.sys y autoexec.bat). Para que el teclado funcione bien, será necesario, una vez que se haya puesto en marcha el equipo, introducir desde la línea de comando KEYB SP. Cuando no se encuentre este comando, deberá cambiarse el directorio en el que está guardado, C:\Windows\Command.

  • En la unidad de disquete deberá introducirse un disco vacío, este deberá formatearse escribiendo FORMAT A:, con lo que se perderá toda la información que contenga. Después, deberán transferirse los archivo de sistema, mediante el comando SYS A: (FORMAT A: /S), que, además, copia al disco el interprete de comandos COMMAND.COM. Los archivos que se crean aparecerán en pantalla. Completado este proceso, el disquete podrá poner en marcha el PC, aunque aún no cargará los controladores de la unidad de CD-ROM.

  • Para que se carguen los archivos necesarios, durante el arranque del ordenador, éstos deberán copiarse al disquete, sin olvidar indicar la ruta para acceder a ellos. Los archivos necesarios son HIMEM.SYS, KEYB.COM, KEYBOARD.SYS y MSCDEX.EXE y su ruta es C:\Windows, para el primero de ellos y C:\Windows\Command, para el resto. Además, deberá copiarse el controlador del CD-ROM que el fabricante proporciona en un disquete, por ejemplo VIDE-CDD.SYS. También puede resultar útil copiar el editor de textos de Windows, EDIT.COM.

  • El último requisito consiste en crear los ficheros de arranque que contienen las instrucciones para utilizar el teclado español y cargar los controladores del CD-ROM. Para ello, se cambiará a la unidad de disquete , escribiendo en la línea de comando A:\ y se tecleara EDIT AUTOEXEC.BAT y CONFIG.SYS en cada archivo deberán escribir las siguientes líneas:

  • AUTOEXEC.BAT

    LH MSCDEX.EXE /DMSCD001 /L:D

    LH KEYB SP

    CONFIG.SYS

    DEVICE = HIMEM.SYS /TESTMEM:OFF

    DEVICE = VIDE-CDD.SYS /D:MSCD001

    Una vez editados estos archivos deberán guardarse en el disquete. Para finalizar, se reiniciará el PC con el disco de arranque insertado en la unidad. La letra identificativa del CD-ROM corresponde al parámetro /L del comando MSCDEX (D en el ejemplo).


    PRÁCTICA 3

    EL ARRANQUE

    Las diferencias entre el proceso con que arranca un PC con el viejo MS-DOS y el que utiliza Windows 98 para inicializarse, abarcan una serie de grandes cambios que no se limitan únicamente a la carga de una interfaz gráfica como sucedía con Windows 3.x.

    Cada vez que arranca Windows 98, se hace un chequeo de los dispositivos conectados al PC para cargar sus controladores. Además de detectar y configurar los dispositivos PnP, el sistema operativo detecta automáticamente un gran número de periféricos que no disponen de esta característica.

    Para poder acceder al menú Inicio de Windows, es necesario mantener pulsada una de las teclas CTRL (o F8) mientras se inicializa el SO. Este menú es el mismo que aparece cuando Windows 98 tiene algún problema para arrancar y, automáticamente, vuelve a intentarlo con el Modo a prueba de fallos. El mismo menú da acceso al resto de los modos de inicio de Windows 98.

    En el Modo a prueba de fallos, Windows utiliza la configuración predeterminada (monitor VGA 640x480, sin red, controlador de ratón de Microsoft y los controladores de dispositivos necesarios para iniciar el SO). En él no se tendrá acceso a unidades de CD-ROM u otros dispositivos.

    Para minimizar los efectos de cualquier cuelgue inesperado, Windows efectúa una comprobación del disco duro al arrancar para detectar si, en la última sesión de trabajo, se cerró correctamente el sistema. En caso de cierre incorrecto, intenta minimizar la pérdida de datos de los ficheros que estuvieran abiertos, comprobando y reparando la estructura del disco.


    PRÁCTICA 4

    LAS PROPIEDADES DE LA PANTALLA

    La configuración de la pantalla es una de las opciones fundamentales para conseguir un mejor aprovechamiento tanto del monitor como del adaptador gráfico de un PC.

    En respuesta a la variedad de configuraciones disponibles en los adaptadores gráficos y monitores existentes en el mercado, Windows 98 cuenta con una completa gama de opciones que permiten sacar el máximo rendimiento de estos componentes. Para conseguirlo, el acceso a su configuración debe ser sencillo, de forma que el usuario pueda llevar a cabo, en todo momento, los ajustes necesarios para adaptarlos a las características de su equipo. Estas adaptaciones pueden ser obligadas tanto por necesidades específicas de algunas aplicaciones (una mayor resolución de pantalla o a cambios en la configuración del hardware), como debido a la adquisición de un nuevo monitor o por aumento de la memoria en el adaptador gráfico.

  • La opción Propiedades de pantalla alberga numerosas posibilidades relativas a la presentación de datos en el monitor y a la tarjeta gráfica. Se accede a ellas pulsando el botón derecho del ratón sobre cualquier punto del escritorio y seleccionando la opción Propiedades en el menú que aparece. También puede accederse desde el icono Pantalla del Panel de control.

  • Es posible disponer de un acceso, aún más rápido, colocando un icono en el área de notificación de la barra de tareas. Desde Propiedades de pantalla, donde se manejan diversos aspectos relacionados con la visualización de Windows en la pantalla, debe escogerse la pestaña Configuración y pulsar el botón Avanzadas. En la pestaña General, de la nueva ventana de opciones, se seleccionará la opción Mostrar icono de configuración en la barra de tareas.

  • Tras pulsar Aplicar o Aceptar y cerrar la ventana Propiedades de pantalla, aparecerá un icono con forma de monitor en la barra de tareas. Al hacer doble clic con el ratón sobre él, volverá a abrirse el menú de Propiedades de pantalla.

  • Pulsando con el botón derecho del ratón sobre el icono Propiedades de pantalla, situado en la barra de tareas, es posible acceder, de forma alternativa y con rapidez, a las diversas resoluciones y profundidades de color que permitan la combinación de adaptador gráfico y monitor instaladas en un PC. Para que estos cambios sean efectivos bastará con situar el ratón sobre la configuración deseada y hacer clic.

  • EL REFRESCO DE PANTALLA

    Una frecuencia correcta de actualización de la pantalla permitirá al usuario disfrutar de una imagen nítida y sin temblores, con el consecuente descanso que ello supone para su vista.

    El tamaño y las características de un monitor pueden limitar la resolución y el refresco de la pantalla. Lo mismo sucede con las tarjetas gráficas. Ambos componentes están equilibrados a la perfección para poder explotar su potencia sin restricciones. Es muy importante disponer también de los últimos controladores suministrados por el fabricante, ya que los contenidos en el CD-ROM de Windows 98 pueden haber quedado anticuados. Una vez instalados los controladores del monitor y el adaptador gráfico es necesario configurar estos dispositivos, de acuerdo con sus posibilidades y las características de sus controladores. Ellos son los que permitirán a Windows 98 mostrar las opciones correspondientes a cada modelo y adecuarlas, para obtener el mejor rendimiento.

  • Para modificar la frecuencia de actualización se abrirá Propiedades de pantalla y se pulsará el botón Avanzadas de la pestaña General. En el menú que aparecerá se seleccionará Adaptador. Además de actualizar el controlador de la tarjeta gráfica, el menú Frecuencia de actualización permitirá cambiar la frecuencia de refresco de pantalla.

  • La opción por defecto, Predeterminada del adaptador, fija la frecuencia de actualización en función de las capacidades de la tarjeta gráfica y su controlador. Ya que el monitor podría no soportar el refresco de pantalla seleccionado, Windows prueba la frecuencia nueva y vuelve a la antigua configuración si se producen problemas en la visualización. Para configurar correctamente el monitor y, en consecuencia, conseguir la mayor frecuencia posible de actualización de la pantalla, hay que consultar el manual del fabricante e instalar los controladores. Haciéndolo podrán configurarse, del modo más automático posible, tanto el monitor como la tarjeta de vídeo. Desde la pestaña Monitor, del menú Avanzadas, puede accederse a la actualización del controlador y pueden escogerse otras opciones de rendimiento.

  • Existe otra utilidad, relacionada con el adaptador gráfico, que puede ser eficaz a la hora de resolver problemas con ciertas aplicaciones, en especial si estos no desaparecen después de actualizar los controladores. La utilidad que está disponible en la pestaña Rendimiento, del menú Avanzadas, consiste en una barra deslizante que especifica el nivel de aceleración del hardware que proporciona el adaptador gráfico. La velocidad puede reducirse hasta que desaparezcan los problemas.

  • EFECTOS DE PANTALLA

    Cómo conseguir, mediante las opciones de configuración de la interfaz, que la imagen gráfica de Windows sea aún más atractiva y adaptada a las preferencias de cada usuario.

    Para trabajar correctamente con un PC es imprescindible usar una buena configuración del Monitor y del adaptador gráfico. Aunque no tan importantes, hay otras opciones que pueden ajustarse en base a las preferencias personales de cada usuario.

    La interfaz gráfica de un sistema operativo como Windows 98 se basa, sobre todo, en la accesibilidad y la intuitividad que aporta el manejo de la representación gráfica de un escritorio. Los usuarios pasan gran parte del tiempo de trabajo frente al PC accediendo a menús, pulsando iconos, desplegando listas o arrastrando ventanas. Todo esto puede adaptarse a su gusto ya que Windows 98 contempla algunas opciones de personalización de su interfaz.

  • Sin salir del menú Propiedades de pantalla, debe escogerse la pestaña Efectos, para acceder a las opciones de presentación en pantalla que afectan a los iconos, ventanas y otros aspectos de la interfaz gráfica de Windows 98. En primer lugar, puede empezarse por cambiar algunos de los iconos más emblemáticos de Windows, como la Papelera de reciclaje o Mi PC.

  • En primer lugar debe seleccionarse el icono que desea cambiarse y pulsar sobre el botón Cambiar Icono. Por defecto, se abrirá una ventana con los iconos contenidos en la actualidad. El usuario puede escoger entre los restantes iconos disponibles o examinar las unidades de disco en busca de archivos que contengan iconos (pueden estar contenidos en archivos EXE o DLL o como iconos individuales de extensión ICO).

  • La opción Usar iconos grandes aumenta el tamaño de los iconos, haciéndolos más visibles. Esto puede ser útil para usuarios con alguna deficiencia visual o a los que utilizan resoluciones muy altas. No obstante, esta opción penaliza el rendimiento del sistema, igual que ocurre con la opción Mostrar iconos usando todos los colores posibles.

  • Otra solución que puede aliviar la carga de trabajo del sistema consiste en desactivar la opción Mostrar el contenido de la ventana mientras se arrastra. Se consigue con ello una mayor suavidad porque el adaptador gráfico no tiene que procesar los gráficos que forman el contenido de la ventana mientras ésta se desplaza. Si la potencia del equipo lo permite, el usuario puede seleccionar ésta opción para no perder detalle del contenido de la ventana que está moviendo.

  • CAPTURAR LA PANTALLA

    Tanto profesionales de la informática como usuarios utilizan la captura de pantalla para ilustrar sus obras o bien para intercambiar información.

    La posibilidad de capturar imágenes actúa del mismo modo que las funciones de cortar, copiar y pegar texto, de uso tan habitual cuando se trabaja con procesadores de texto y otros programas. Las capturas de pantalla facilitan, entre otras cosas, la ilustración de páginas como las presentes. Windows utiliza el porta papeles para almacenar, en la memoria temporal ficheros, fragmentos de texto, imágenes y cualquier otra forma de datos susceptible de ser capturada. Cuando se trata de capturas de pantalla, el sistema operativo utiliza la tecla destinada a imprimir pantalla (Imp Pant). Aunque en el MS-DOS se usaba para volcar el contenido de la pantalla en la impresora, hoy es una utilidad imprescindible para la maquetación de textos informáticos.

  • Para capturar pantallas no es necesario ningún software especial ni instrucciones complejas. Sólo con la ayuda de la tecla destinada a imprimir pantalla y de la aplicación Paint, puede guardarse una imagen del escritorio o del contenido de una pantalla, con la que ilustrar los mejores trucos del sistema operativo tanto en un manual de informática como en una Web.

  • Al pulsar Impr Pant se guardará, en el portapapeles, una imagen de la pantalla en el mismo momento de pulsar la tecla. La imagen tendrá el tamaño correspondiente a la resolución de pantalla utilizada, así como la profundidad de color con la que se esté trabajando. La aplicación Paint permite tanto ver las imágenes como guardarlas, incluso en Windows 98 o en cualquier software de tratamiento de imágenes.

  • La segunda opción disponible para capturar la pantalla se obtiene mediante la combinación de las teclas ALT e Imprimir Pantalla. El resultado es que se captura, únicamente, el contenido de la ventana activa, incluyendo bordes, barras de menús y desplazamiento, etc. Esta opción es muy recomendable cuando sólo quiere guardarse una ventana de la que quiere resaltarse alguna característica determinada.

  • La aplicación Paint que incluye Windows 98, o cualquier software de tratamiento de imágenes, permite ver y guardar la imagen. Dicha función está disponible en el grupo de programas Accesorios, del menú Inicio. Una vez abierto, deberá pulsarse CTRL+V, para copiar la imagen contenida en el portapapeles, o bien a través de la opción Pegar, del menú Edición. Si la imagen es mayor que el documento por defecto de Paint, un cuadro de diálogo invitará al usuario a aumentar el tamaño del documento.

  • UTILIZAR EL PORTAPAPELES

    Las imágenes que se copian en el portapapeles mediante los métodos de captura de pantalla, pueden consultarse, utilizando el Visor del portapapeles.

    El portapapeles en Windows cumple la función de anfitrión temporal de los datos recogidos al hacer una captura de pantalla. En consecuencia, ver el contenido del Portapapeles puede ser muy útil. Antes de volcar los datos en el programa de tratamiento de imágenes escogido por el usuario, puede utilizarse el Visor del Portapapeles para ver o guardar su contenido. A pesar de su simplicidad, emplear este visor es muy útil para procesar las imágenes capturadas de la pantalla. Hay programas que mejoran las funciones de esta utilidad propia de Windows como son por ejemplo el HyperSnap-DX Pro, el ClipMagic o el ScreenShot entre otros.

  • Tras realizar una captura de pantalla mediante la pulsación de las teclas correspondientes, Impr Pant o Alt + Imp Pant, puede examinarse su contenido utilizando el Visor del Portapapeles. A esta utilidad del sistema operativo se accede desde la opción Herramientas del sistema, disponible en el grupo Accesorios, del menú Inicio.

  • El Visor del Portapapeles puede ejecutarse antes o después de realizar la captura. Si está abierto con anterioridad, el contenido del portapapeles se actualizará, automáticamente, con cada captura de imagen. Hay que advertir que este visor puede mostrar tanto texto como imágenes, así como archivos copiados o cortados.

  • El Visor... no puede mostrar más que el contenido del portapapeles, que se borra cada vez que se sustituye tras otra operación de copiado. Por ello, cuenta con la función de guardar la imagen capturada. No obstante, este programa no ofrece la posibilidad de guardar las imágenes en su formato nativo, sino que utiliza un formato propio, común para texto, archivos o imágenes, que emplea la extensión .CLP.

  • La opción Mostrar, diseñada en especial para la captura de imágenes, a la que se accede desde la barra de menús del Visor del Portapapeles, permite ver su contenido en el formato más adecuado. Las diversas opciones pueden cambiar, dependiendo de la naturaleza de los datos copiados aunque, por lo general, se utilizará la opción Mapa de bits, compatible con todas las imágenes capturadas por este método.


    PRÁCTICA 5

    LA CONFIGURACIÓN

    Muchas veces es necesario averiguar la configuración hardware de un PC pero no es posible abrirlo para realizar una comprobación visual. En estas ocasiones pueden seguirse los siguientes pasos para descubrir algunas de sus características internas.

    Para conocer el tipo de procesador y la cantidad de memoria RAM instalada en un ordenador, basta con pulsar el botón derecho del ratón sobre el icono Mi PC del escritorio y, a continuación, seleccionar la opción Propiedades.

    En la misma ventana de Propiedades del Sistema puede seleccionarse la lengüeta Administrador de dispositivos y, haciendo doble clic sobre Dispositivos de sistema, averiguar el chipset de ordenador.

    El Administrador de dispositivos cuenta con la opción Ver dispositivos por conexión, que muestra los dispositivos conectados al PC siguiendo la estructura de conexión real con el bus del sistema.

    Un método, más rudimentario, pero muy efectivo, para averiguar algunos datos de la configuración de un ordenador, consiste en aprovechar la información que muestra durante el proceso de arranque.

    Para leer los distintos mensajes con detenimiento, puede detenerse el proceso pulsando el tecla Pausa. Para continuarlo bastara con pulsar cualquier tecla.

    Al arrancar el PC siempre aparece un cuadro que las pantallas de inicio de Windows 98 ocultan. En el se indica el microprocesador instalado, su frecuencia, la memoria instalada, su configuración y otros datos de importancia. Para poder verlo, pulse la tecla Escape cuando aparezca el logo de Windows 98 y detenga rápidamente el arranque con la tecla Pausa.

    Windows 98 incorpora la utilidad Información del sistema que permite consultar algunos aspectos de la configuración del ordenador. Para arrancarla es necesario hacer clic sobre el menú Inicio y seleccionar sucesivamente Programas, Accesorios, Herramientas del sistema e Información del sistema. En la pantalla inicial aparecen datos básicos como el tipo de microprocesador y la memoria instalados, la versión de Windows 98 o el tamaño de los discos duros. Otra información interesante que ofrece esta utilidad es el tiempo transcurrido desde que se arrancó el PC.

    Las tres opciones que aparecen en el panel de la izquierda pueden ampliarse haciendo doble clic sobre el signo + que tienen a su izquierda. Al expandir cada opción, irán apareciendo nuevas entradas con más información. Por ejemplo, al abrir las opciones de Entorno de software puede seleccionarse Ejecutando tareas, que muestra una completa lista de todos los programas que Windows está ejecutando.

    Al abrir la opción Componentes, dentro de Información del sistema de Microsoft, es posible averiguar la configuración de cada uno de los periféricos o componentes instalados. Para variar el detalle de la información presentada hay que seleccionar Información básica o Información avanzada, situadas ambas en la parte superior del panel derecho.

    DISPOSITIVOS CON PROBLEMAS

    Los PCs suelen presentar mensajes de advertencia o de error cuando detectan cualquier anomalía de funcionamiento aunque, en ocasiones, pueden no mostrar ningún síntoma externo de que en su interior algo va mal.

    El primer control consiste en revisar las Propiedades del sistema. Tras hacer clic, con el botón derecho del ratón, sobre Mi PC se seleccionará Propiedades y, dentro de la ventana Propiedades del sistema, se marcará la pestaña del Administrador de dispositivos.

    Si algún dispositivo físico tiene un problema aparecerá precedido de un interrogante amarillo (tiene un problema con los controladores) o con una marca en rojo (conflicto con otros dispositivos), y con el menú de su categoría desplegado.

    Al hacer doble clic sobre el dispositivo que presenta problemas aparecerá su ventana de Propiedades. En Estado del dispositivo puede obtenerse una pista sobre el problema: falta de controladores, colisiones con otros componentes, etc.

    Al seleccionar la pestaña Rendimiento, situada dentro de la ventana Propiedades del sistema, aparece un recuadro con el estado actual del PC. Suele reflejar los problemas asociados con el acceso a las unidades de almacenamiento.

    Para profundizar más en la búsqueda de los problemas que Windows no ha podido detectar, hay que recurrir a la utilidad Información del sistema. Se encontrara mediante la secuencia Inicio, Programas, Accesorios, Herramientas del sistema, información del sistema. Al hacer doble clic sobre Componentes, aparece la opción Dispositivos con problemas, que muestra tanto los dispositivos que presentan anomalías como información de ayuda.

    CONFLICTOS CON LOS RECURSOS

    El Administrador de dispositivos de Windows 98 permite examinar los recursos asignados a los dispositivos y modificar su configuración para solucionar posibles problemas en el funcionamiento de los componentes.

    Los recursos del sistema que utilizan los diferentes dispositivos pueden ser de cuatro tipos: línea de interrupción (IRQ), intervalo de entrada/salida, dirección reservada de memoria y canal de acceso directo a memoria (DMA). De todos ellos, las interrupciones son los recursos más conflictivos ya que la mayoría de dispositivos necesitan reservar una IRQ para efectuar, de forma correcta, la comunicación con el procesador y el resto de los componentes. El conflicto aparece cuando, debido al elevado número de componentes instalados, todas las IRQs están siendo utilizadas. Eso obliga a algunos dispositivos a compartir una misma interrupción. Dependiendo de las características del hardware, esta situación puede provocar fallos de funcionamiento. También puede ocurrir que un determinado dispositivo se haya fabricado de manera que sólo sea capaz de utilizar unos recursos concretos, seleccionando los valores mediante unos jumpers sobre el dispositivo o con un software específico. Si el sistema asigna unos recursos distintos o los que deberían usarse están reservados para otro componente, el dispositivo podría no funcionar o hacerlo de manera incorrecta. Todas estas situaciones acostumbran a presentarse sólo en componentes antiguos, no compatibles con Plug & Play, ya que los BIOS actuales y Windows 98 gestionan de forma automática los recursos de los dispositivos compatibles con esta tecnología. No obstante, al instalar nuevos componentes (sobre todo tarjetas de puertos adicionales o adaptadores de red) es habitual que se presenten conflictos entre los recursos utilizados. Windows 98 ofrece mecanismos para solventar estos problemas.

  • El cuadro Propiedades de Sistema, que puede abrirse desde el elemento Sistema del Panel de control o mediante la combinación de teclas Windows+Pausa, permite configurar los recursos asignados a los dispositivos y resolver determinados conflictos. Aunque es posible crear diferentes configuraciones desde la ficha Perfiles de hardware, en cada una de esas configuraciones se mantienen los recursos utilizados por los distintos componentes. Por tanto, estos perfiles se usan solamente para activar o desactivar determinados dispositivos, mediante la casilla de verificación Deshabilitar en este perfil de hardware que aparece en la ficha General de la ventana de Propiedades de cada dispositivo.

  • Al seleccionar el elemento PC, en la lista de componentes que aparece en la ficha Administrador de dispositivos, y pulsar sobre el botón Propiedades, se abre un cuadro que muestra los recursos utilizados por los diferentes dispositivos. La lista de este cuadro contiene los recursos del tipo que aparece seleccionado en la parte superior. De esta manera puede comprobarse, por ejemplo, cuáles son los dispositivos que comparten una determinada interrupción. Para obtener un documento impreso con toda esta información, debe pulsar el botón Imprimir en la ficha Administrador de dispositivos y, posteriormente, Resumen del sistema.

  • La ficha Reservar recursos, también en el cuadro Propiedades de PC, permite seleccionar determinados valores para cada tipo de recurso, de manera que no sean utilizados por ninguno de los dispositivos de sistema (podrían asignarse, por ejemplo, a componentes ISA). Para ello, después de seleccionar el tipo de recurso, debe pulsarse el botón Agregar. En el cuadro que aparecerá a continuación debe seleccionarse el valor que quedará reservado. Es muy importante no reservar ningún valor que esté siendo utilizado por algún dispositivo, ya que eso podría originar fallos en el funcionamiento del sistema.

  • Para examinar o modificar los recursos de un determinado componente, debe hacerse doble clic sobre su nombre, en la lista de la ficha Administrador de dispositivos, o seleccionarlo y pulsar el botón Propiedades. Aparece un cuadro en el que, agrupadas por fichas, se muestran las diferentes características y propiedades de cada uno de los componentes. La ficha Recursos contiene un listado de los recursos asignados por el sistema para el componente seleccionado. De forma predeterminada, el SO asigna estos recursos, por lo que la casilla Usar configuración automática debe estar activada.

  • Para asignar una configuración manual de los recursos, denominada configuración forzada, debe desactivar la casilla Usar configuración automática, comentada en el paso anterior. Después, debe hacer doble clic sobre el recurso que se desea modificar, o seleccionarlo y pulsar sobre el botón Cambiar configuración. En el cuadro que aparecerá a continuación, seleccione el nuevo recurso, utilizando los botones de la casilla Valor. En la parte inferior de este cuadro se mostrarán los dispositivos que utilizan el valor seleccionado, por lo que no debe asignarse ninguno de los que ya están en uso.

  • No siempre es posible modificar los recursos asignados a un dispositivo. Por ejemplo, es frecuente que el sistema permita cambiar determinados intervalos de memoria para la tarjeta gráfica, pero no la interrupción seleccionada. Si hay que solucionar un conflicto de recursos y no es posible modificarlo en uno de los dispositivos (circunstancia que se avisará con un mensaje como el que aparece en la imagen), debe probarse el cambio de los recursos en el otro dispositivo en conflicto.

  • Las configuraciones forzadas para los recursos utilizados por el sistema solamente deben utilizarse cuando se ha comprobado que es la única manera de solucionar el conflicto entre los dispositivos (esto es, después de examinar el manual y el software de configuración proporcionados por el fabricante, en los que suelen incluirse referencias acerca de la resolución de problemas similares). Si se configuran manualmente estos recursos, Windows 98 no puede seleccionarlos de forma automática, lo que puede ocasionar que futuros componentes no se instalen de forma apropiada.

  • La resolución de conflictos entre componentes debido a problemas en la asignación de los recursos obliga llevar a cabo numerosas pruebas, apuntando siempre las modificaciones efectuadas para poder recuperar la configuración inicial si fuese necesario, y reiniciar el equipo varias veces. El sistema de ayuda incluye además un asistente denominado Conflictos de hardware, en la sección Solucionadores de problemas de Windows 98 que puede servir como referencia para identificar y solventar el error.

    DESACTIVAR DISPOSITIVOS

    Cuando el controlador de un dispositivo no esta actualizado, la mejor opción es retirarlo del PC. En ocasiones su desinstalación física es imposible, por lo que deberá desactivarse dentro del sistema operativo.

    Cuando el dispositivo que causa conflicto sea un periférico que no puede afectar al funcionamiento básico del PC, puede desactivarse abriendo la ventana de Propiedades del sistema, desde el Administrador de dispositivos. Bastará con hacer doble clic sobre su icono, que por lo general está señalado por el SO.

    Para desactivarlo deberá marcarse la opción Deshabilitar en este perfil de hardware. Algunos dispositivos, tienen varias entradas en la lista de dispositivos que también pueden desactivarse. Tras confirmar la operación es posible que, dependiendo del estado del dispositivo, se deba volver a iniciar el SO.

    Para asegurarse de que no se va a deshabilitar un dispositivo crítico, en el Administrador de dispositivos, se seleccionará Ver dispositivos por conexión.

    En esta ordenación los dispositivos están colocados jerárquicamente. Por lo tanto, la desconexión de un dispositivo debe hacerse siempre con la máxima precaución porque, en caso contrario, el sistema podría quedar inoperativo. Por ejemplo, si se elimina de la lista de dispositivos del sistema el controlador IDE del disco duro, al reiniciarse el SO, Windows no podrá acceder a las unidades de almacenamiento de forma habitual.

    ACTUALIZAR CONTROLADORES

    Mantener al día los controladores de cada uno de los componentes y periféricos del PC es una tarea, que Windows 98 puede facilitar.

  • Para poder actualizar el controlador de un dispositivo se abrirá, en la ventana de Propiedades de sistema, Administrador de dispositivos. Tras hacer doble clic sobre la categoría del dispositivo a actualizar, se hará doble clic sobre el dispositivo concreto una vez localizado.

  • En la ventana de las propiedades del dispositivo, se seleccionará la pestaña Controlador y se activará Actualizar el controlador.

  • La acción anterior abrirá la ventana del Asistente para la actualización del controlador del dispositivo que reúne dos opciones:

    • Una lista de controladores en una ubicación especifica

    • Buscar un controlador mejor que el que su dispositivo está usando ahora

  • Con la segunda opción se permite buscar un controlador en internet, en un CD-ROM, en un disquete o en una ubicación específica. Una vez elegido el lugar donde realizar la búsqueda, hacer clic en Siguiente.


  • PRÁCTICA 6

    LA MEMORIA EN WINDOWS 98

    La memoria RAM es uno de los elementos más importantes del PC y de sistemas operativos como Windows 98. Su uso correcto es básico para el buen funcionamiento de un equipo.

    El sistema operativo usa memoria RAM para almacenar la información temporal con la que el PC trabaja al ejecutar los programas. Su grado de accesibilidad, escritura y lectura es mucho mayor que el de los datos archivados en el disco duro, aunque no tanto como el de la memoria caché que usa, de manera directa, el procesador. Windows 98, trabaja con toda la memoria RAM física instalada y, cuando la agota, con porciones del disco duro que suman a la memoria física utilizando la técnica de paginación. La gestión y el uso de la memoria condicionan el rendimiento de un equipo, por lo que los es aconsejable disponer de tanta memoria RAM como sea posible. Los sistemas operativos gráficos como Windows 98 son grandes consumidores de memoria.

  • Para conocer la cantidad de memoria instalada en un equipo, puede observarse el recuento que hace la BIOS durante el arranque. Ese dato suele aparecer sólo durante breves instantes y puede resultar confuso al estar expresado en bytes y no en MB, que es la unidad en que se comercializa la RAM. Una vez arrancado Windows 98, puede saberse la cantidad de memoria instalada accediendo a Propiedades de Sistema en Mi PC. En la pestaña General se indica la cantidad de memoria RAM instalada, expresada en MB.

  • Windows 98 incluye formas, más específicas, de controlar la memoria del sistema y su modo de trabajar. El monitor del sistema, que se ejecuta desde Herramientas del Sistema en el menú Inicio, cuenta con numerosos parámetros relativos a la memoria representados gráficamente. Por defecto, esta utilidad muestra sólo el porcentaje de uso del procesador, pero pueden añadírsele, sin dificultad, datos nuevos como el uso de la memoria. En el menú Edición, debe escogerse la opción Agregar elemento y seleccionar el uso de memoria en una lista.

  • La explicación de cada uno de los parámetros que muestra el Monitor del sistema aparece al hacer clic en el botón Explicar... en el menú Agregar elemento. Una vez seleccionada, la información deseada se mostrará en la modalidad de representación gráfica escogida. Los parámetros más importantes son la memoria asignada (los bytes de memoria utilizados por el SO y las aplicaciones), y la memoria física no usada (la RAM que el PC no está utilizando en ese momento).

  • La información que ofrece esta utilidad puede guardarse en un fichero. Esta opción está disponible, en Iniciar registro, en el menú Archivo. Para activarla, el usuario deberá introducir el nombre del archivo, que por defecto será sysmon.log (que puede abrirse con cualquier editor de textos), y su ubicación.

  • LA MEMORIA VIRTUAL

    La memoria virtual es un sustituto barato, aunque más lento, de la memoria RAM. Su configuración avanzada permite mejorar, de manera notable, el rendimiento del sistema.

    La memoria virtual es una treta que utiliza el sistema operativo para simular memoria RAM usando el espacio disponible en el disco duro. De esta manera, cuando el sistema agota los recursos de la RAM física, es decir, los módulos de memoria RAM instalados en un PC, utiliza un fichero en el disco duro para escribir y leer datos como si fuese memoria RAM. Es evidente que este sistema es más lento que el uso de memoria RAM, aunque la disponibilidad de espacio en el disco duro es mayor y su precio más bajo (si comparamos el coste de un MB de RAM con el de un MB de disco duro). No obstante, en caso de uso intensivo del PC, como el que se hace en entornos profesionales, es aconsejable siempre disponer de memoria RAM suficiente y de discos duros de gran velocidad para que el sistema incremente sus prestaciones.

  • Al archivo del disco duro que actúa como memoria virtual se le llama fichero de intercambio. Puede encontrarse en el directorio raíz del disco duro donde se haya instalado Windows 98, con el nombre Win386.swp. Para ver este archivo debe tenerse habilitada la opción Mostrar todos los archivos en el menú Opciones de carpeta del menú Ver de las ventanas del Explorador de Windows. Su tamaño indica la cantidad de espacio en disco que Windows utiliza para la memoria virtual.

  • Windows 98 establece, por defecto, sus propios valores para la configuración de la memoria virtual. Para modificarlos o comprobar su configuración, deberá accederse al menú Propiedades, que aparece al pulsar sobre el icono Mi PC. Una vez en este menú, se seleccionará la pestaña Rendimiento y, por último, se pulsará el botón Memoria virtual. Es importante destacar que, en Rendimiento, se muestra información completa sobre las características del equipo, incluyendo el tipo de sistema de archivos y los recursos libres del sistema.

  • Windows administra siempre, por defecto, la memoria virtual. Para cambiarla debe especificarse la unidad que contendrá el fichero de intercambio y los tamaños mínimo y máximo. Si desea establecerse un tamaño fijo del fichero de intercambio, deberá elegirse la misma cantidad de megabytes, tanto mínima como máxima, para el fichero.

  • Para que se hagan patentes los cambios en la configuración de la memoria virtual debe reiniciarse el PC. Un mensaje advierte de posibles problemas que, en realidad, sólo aparecerán si el PC tiene 8 o menos MB de RAM, ya que el SO podría agotar la memoria física y no disponer de memoria virtual.


  • PRÁCTICA 7

    EL PROTOCOLO DMA (BUS MASTERING)

    Windows 98 permite averiguar si están aprovechándose al máximo la totalidad de las ventajosas características del Bus Mastering en las unidades de almacenamiento IDE.

    DMA (Direct Mastering Access, acceso directo a memoria, también llamado Bus Mastering) y Ultra DMA son protocolos para la interfaz de discos duros ATA/IDE que aumentan las prestaciones de transferencia de datos hasta los 33Mb/s.

    Windows incluye soporte para los controladores Bus Master IDE, capaces de usar transferencias DMA en la utilización de los discos duros.

    En la práctica, esto significa que el protocolo DMA amplía el ancho de banda de un disco duro y, también, reduce la carga del procesador.

  • Si un PC tiene una placa base con un chipset 430TX o superior, dispondrá también de soporte para DMA o Bus Mastering. Por supuesto, los discos duros o lectores de CD-ROM deben soportar dicho protocolo. Los discos duros Ultra DMA son, en la actualidad, muy frecuentes, además de una de las mejores elecciones por su calidad y precio. No obstante, es conveniente asegurarse de que el sistema reconoce y utiliza este protocolo de transferencia de datos.

  • Las características de funcionamiento de DMA en un equipo deben establecerse desde el Administrador de dispositivos, al que puede accederse desde las Propiedades de Sistema del icono Mi PC. Se seleccionarán los controladores del disco duro, que deben incluir un controlador primario y otro secundario, y el controlador que proporciona el chipset de la placa base, identificado como controlador PCI Bus Master IDE.

  • A pesar de tener los controladores adecuados, es posible que el disco duro o el lector de CD-ROM no estén utilizando el modo DMA. Para averiguarlo Windows 98 incluye una casilla de verificación que permite establecer el modo utilizado o forzar al sistema a hacerlo. Para acceder a esta pantalla, debe seleccionarse la unidad correspondiente, en el Administrador de dispositivos, y pulsarse el botón Propiedades. A la casilla de verificación DMA se accede desde la pestaña Configuración de esta ventana.

  • Si la casilla de verificación está seleccionada, el equipo estará utilizando el modo de transferencia DMA casi con toda seguridad. Si no lo está, debe seleccionarse. Al hacerlo, el SO mostrará un aviso de hardware no compatible, por lo que esta operación sólo se realizará cuando, según el fabricante, la unidad de almacenamiento soporte el modo DMA o Bus Mastering.

  • POSIBLES PROBLEMAS

    Las dudas sobre la compatibilidad de una unidad de disco duro con el modo DMA o Bus Mastering pueden resolverse siguiendo el sencillo proceso que se explica aquí.

  • El procedimiento para comprobar la compatibilidad de los discos bajo Bus Mastering contiene dos partes, una por cada dispositivo IDE, primario y secundario. Debe reiniciarse el ordenador y, tras el test inicial, mantenerse pulsada la tecla CTRL. Entonces aparecerá el menú Inicio de Microsoft Windows 98, donde deberá seleccionarse la quinta opción, Sólo símbolo del sistema.

  • La comprobación se efectúa con el comando debug. En el símbolo del sistema C:\>, hay que teclear debug y pulsar Entrar. A continuación, en el caso del dispositivo IDE primario, debe teclearse lo siguiente, pulsando Entrar después de cada línea, teniendo en cuenta los espacios y que el primer carácter es la letra "o" y no un cero "0":

  • Comando

    Descripción

    o 1f6 a0

    a0 indica la unidad “maestra”, usar b0 para la unidad “esclava”

    o 1f2 22

    22 indica DMA modo 2, utilizar 21 para DMA modo 1, 42 para Ultra-DMA modo 2, 41 para Ultra-DMA modo 1 y 40 para Ultra-DMA modo 0

    o 1f1 03

    03 se utiliza para programar el cronometraje del disco

    o 1f7 ef

    Ef es el comando de configuración del disco

    i 1f1

    Hace que retorne el valor correspondiente: “00” indica que el disco soporta el valor introducido en la sentencia “o 1f2 22” y, por lo tanto, soporta el modo DMA correspondiente. “04” indica que el disco no soporta DMA. Cualquier otro resultado indica un error en la sintaxis de los comandos.

    q

    Permite salir del programa debug

  • Para comprobar el dispositivo IDE secundario debe reiniciarse nuevamente el PC y seguir los mismos pasos. En esta ocasión, tras ejecutar el comando debug, las direcciones de memoria que se quieren examinar variarán de la forma siguiente:

  • o 176 a0

    o 172 22

    o 171 03

    o 171 ef

    i 171

    q

    No obstante, el resultado será el mismo, un valor "00" si la unidad es compatible con Bus mastering y un valor "04" si no lo es.

  • En caso de obtener resultados negativos al examinar los discos, y tras haber comprobado que tanto el chipset de la placa base como el controlador IDE son compatibles con DMA o Bus Mastering, puede que exista un problema con el disco duro. En ese caso, lo mejor es consultar con el vendedor o pedir ayuda al fabricante del disco duro.

  • DEFRAGMENTACIÓN AVANZADA

    El desfragmentador de Windows 98 consigue, mediante el establecimiento adecuado del orden de los archivos, aumentar la velocidad de funcionamiento del disco duro.

    Tanto el sistema operativo como las aplicaciones dependen, en gran medida, de la velocidad del disco duro. Aunque los nuevos estándares IDE Ultra DMA, o los más profesionales SCSI, proporcionan velocidades de escritura, lectura o transmisión de datos muy elevadas, su funcionamiento, basado en el movimiento de los cilindros y de los cabezales de lectura, se ve muy afectado por un fenómeno conocido como fragmentación.

    La fragmentación consiste en que, cuando se copia un fichero en el disco duro, éste se reparte entre los clusters libres del disco aunque no sean contiguos. La FAT se encarga de registrar qué posición ocupa cada fragmento de archivo para evitar problemas de funcionamiento del PC. Sin embargo, los cabezales de lectura del disco deben recorrer todos los clusters que guardan algún archivo. En consecuencia, si están muy fragmentadas en el disco el tiempo de acceso de las cabezas lectoras aumentará afectando el rendimiento del SO.

  • Para acceder al desfragmentador puede utilizarse el acceso directo contenido en el grupo Herramientas del sistema, del Menú Inicio, o bien accediendo a la pestaña Herramientas, del menú contextual Propiedades de cualquier unidad de disco. Este último método cuenta, además, con la ventaja de que indica al usuario los días transcurridos desde la última desfragmentación.

  • No obstante, si se utiliza por primera vez, es conveniente usar el acceso directo, ya que sólo así podrán seleccionarse las opciones de desfragmentación. En la pantalla de selección de las unidades que van a desfragmentarse, habrá que pulsar el botón Configuración para poder acceder a ellas.

  • Windows 98 ofrece la posibilidad de ordenar los archivos de programa con el objetivo de acelerar el inicio de las aplicaciones. Es conveniente activar esta opción (que se analiza con detalle en las páginas siguientes) así como seleccionar la opción Comprobar errores en la unidad. La configuración elegida podrá usarse siempre seleccionando Cada vez que desfragmente mi disco duro.

  • Tras iniciar la desfragmentación con las opciones correspondientes, se mostrará su evolución en una barra de progreso. Es importante que, entre tanto, no haya otras aplicaciones abiertas y se recomienda no trabajar con el PC. Aunque esto último es posible, puede obligar al desfragmentador de disco a reiniciar su trabajo ya que, al copiar o escribir archivos, cambiaría la estructura del disco. Para ver de modo gráfico como se desarrolla el proceso puede pulsarse el botón Mostrar detalles.

  • A continuación se explica como se desarrolla, paso a paso, el proceso de desfragmentación del disco duro de un ordenador.

    Durante el proceso de desfragmentación los archivos se copian en clusters contiguos de manera que, para leer los correspondientes a uno de ellos, el disco duro tenga que realizar el mínimo trabajo posible. El espacio libre en el disco también se trata como si fuera un único elemento de forma que, además de optimizar el acceso a los ficheros, se agrupan todos los espacios libres del disco. En consecuencia, se aumenta la velocidad de escritura del disco.

    La desfragmentación es una tarea de mantenimiento que debe realizarse con periodicidad ya que, la distribución de los datos grabados se fragmenta de nuevo al instalar y desinstalar programas o al copiar, mover o borrar archivos. Cada usuario deberá encontrar la frecuencia ideal para la desfragmentación que, en función del uso que haga del PC, podrá ser semanal o mensual.

  • Mientras se desfragmenta el disco duro es posible ver, en representación gráfica, como cambian de sitio los clusters de que se compone. Cada pequeño rectángulo representa un cluster, en este caso de 4 K. Mediante un código de colores se identifica en qué paso de la operación se encuentra cada uno de ellos. Para obtener una descripción de lo que representa cada color, deberá pulsarse el botón Leyenda.

  • Como puede leerse en la leyenda, es posible seguir el proceso de la desfragmentación atendiendo a los colores que cada cluster va adaptando sucesivamente, dependiendo de si han sido optimizados o no, o de si se están leyendo o escribiendo. El uso del código de colores es más útil para indicar los clusters dañados (detectados durante la comprobación de errores) o aquellos que no se moverán por estar en uso (como el fichero de intercambio de la memoria virtual).

  • Finalizada la desfragmentación aparece en pantalla un mensaje que ofrece la opción de salir del programa. Si en el sistema hay más discos duros u otras unidades que necesiten ser desfragmentadas, podrán escogerse desde la pantalla principal del desfragmentador de disco de Windows 98.

  • También es posible programar las desfragmentaciones mediante el Asistente de mantenimiento, de manera que puedan llevarse a cabo en periodos de inactividad del PC. El acceso directo a dicho Asistente está en el grupo Herramientas del sistema. No obstante, el desfragmentador podrá ejecutarse manualmente siempre que se desee.


  • PRÁCTICA 8

    ASISTENTE PARA MANTENIMIENTO

    Windows proporciona al usuario un conjunto de utilidades que permiten mantener en buen estado la organización y distribución de los ficheros que se almacenan en el disco duro del ordenador. Por ejemplo, Scandisk es una utilidad que comprueba los sectores defectuosos que pueden aparecer en un disco e intenta repararlos. Este programa y otras utilidades del SO deben ejecutarse periódicamente en función de la frecuencia de uso del ordenador. Dedicando sólo unos minutos cada semana o una vez al mes, puede agilizarse de forma notable el funcionamiento del disco duro. Muchas veces estas tareas no se realizan por olvido o falta de tiempo. Para evitarlo, el sistema operativo incorpora una herramienta que ejecuta estas aplicaciones de forma automática. Para ajustar adecuadamente el funcionamiento de las Tareas programadas, es recomendable utilizar el Asistente para mantenimiento. Esta utilidad actúa de interfaz entre el usuario y el sistema de control de las Tareas programadas. Mediante una serie de preguntas y opciones que cualquier usuario puede comprender, el Asistente obtiene del usuario los parámetros necesarios para crear o modificar la programación de la tarea que el usuario precisa, ahorrándole así complicaciones.

  • Es muy recomendable utilizar de forma periódica las herramientas de Windows, Scandisk y Desfragmentador, para comprobar y subsanar los problemas habituales que con el uso padecen todos los discos duros. Aunque el usuario puede ejecutarlas cuando más le convenga, con el fin de evitar descuidos puede utilizarse el Asistente de mantenimiento que le permite ajustar un calendario con la periodicidad o las fechas concretas en que debe activarse el Mantenimiento automático del sistema. Para acceder al asistente, puede utilizarse el menú de Inicio del SO y localizarlo en Herramientas del sistema.

  • Nada más ejecutar el Asistente de mantenimiento, se desplegará una ventana donde se informa al usuario de su gran utilidad e importancia. Para proseguir debe seleccionarse el tipo de optimización que se va a crear, entre dos opciones: Típica o Personalizada. Al seleccionar como opción Típica el asistente creará una tarea de mantenimiento que ejecutará los programas y funciones de mantenimiento básicos, dejando que el usuario introduzca la hora de inicio de la tarea. En la opción Personalizada, deben introducirse todos los parámetros.

  • Una vez seleccionado el tipo de optimización, el asistente solicita al usuario que especifique la hora de inicio de las tareas programadas. Esto es válido tanto si se utiliza la optimización típica como la personalizada. La única diferencia consiste en que en la opción típica, se realizará todos los días a la misma hora, mientras que la personalizada, permite ajustar la hora de inicio diaria de forma individual, adaptándose con más facilidad al horario de cada usuario. En esta ventana aparece un mensaje que recuerda la necesidad de que el PC ha de estar en funcionamiento a la hora y día que vayan a ejecutarse las tareas, en caso contrario, no podrá efectuarse la optimización.

  • EI primer programa que hay que configurar es el Desfragmentador. Con esta herramienta puede acelerarse la ejecución de los programas y el acceso al disco en general. Esto se consigue organizando los clusters del disco duro y ordenando los programas de una forma que permite acceder a estos en menos tiempo. Dependiendo del estado del disco duro y de la cantidad de información que contenga, es posible que la desfragmentación dure de unos minutos a varias horas. Para deshabilitar su funcionamiento cuando se ejecute la optimización bastará con marcar la opción No desfragmentar el disco.

  • El arranque automático de Scandisk también puede ajustarse dentro del Asistente para mantenimiento. Al ejecutarlo, en primer lugar revisa el estado físico del disco duro a nivel general y marca las zonas inutilizables, de este modo no se almacenará información en los sectores defectuosos. Después de esta comprobación, se inicia el proceso de desfragmentación habitual. Es conveniente eliminar los archivos temporales y vaciar la Papelera de reciclaje antes de iniciar una desfragmentación del disco.

  • Las tareas preparadas con la optimización personalizada, pueden modificarse y cambiar la hora y día de inicio. Para ello bastará con pulsar el botón Reprogramar en la ventana del asistente donde se configura cada programa de la optimización. En la ventana que aparece al pulsar este botón puede programarse la activación de la tarea, por días, semanas, meses, etc. Gracias a esto, pueden indicarse con gran flexibilidad, individualmente, los días o el horario más conveniente, en los que debe efectuarse cada tarea.

  • Es recomendable configurar cada tarea que entre en una optimización por separado. Para ello bastará con pulsar el botón Configurar en la ventana de preparación de las distintas tareas que presenta el asistente de mantenimiento. De este modo pueden ajustarse los detalles individuales y específicos de cada tarea, como puede ser la selección del método de desfragmentación que deberá efectuar la tarea programada con el Desfragmentador. Mediante estos ajustes individuales, la eficacia de la optimización puede variar enormemente, por ejemplo, puede configurarse una desfragmentación a conciencia y muy lenta, o superficial y rápida.

  • En la ventana final del asistente se indicarán los programas configurados en la optimización del sistema. También se informa de la hora y día escogidos para realizar cada tarea. Las opciones de cada tarea pueden variarse ejecutando el Asistente de mantenimiento. Al hacerlo, se mostrarán nuevamente todas las tareas de mantenimiento, tanto las que están configuradas y programadas, como las que no. Al finalizar el asistente, el icono de Tareas programadas aparecerá en el lado izquierdo de la barra de tareas.

  • LIBERADOR DE ESPACIO

    Conocer la cantidad de espacio libre dentro del disco duro es imprescindible, al igual que ir borrando de forma periódica los archivos inservibles que pueden llegar a almacenarse dentro del sistema.

    Para tener un sistema operativo limpio y estable, puede llegar a ser imprescindible vaciar el disco duro de archivos y documentos que se han dejado de utilizar. Una manera de hacerlo es ir buscando por todo el disco duro los ficheros innecesarios. Otra manera es abrir el Liberador de espacio de Windows. Con esta pequeña utilidad pueden escogerse las carpetas que suelen contener los archivos temporales y que desean eliminarse.

    La carpeta más común y que más tiende a llenarse es la Papelera de reciclaje. En ésta se guardan los ficheros que se eliminan, antes de que el usuario decide deshacerse de ellos. El usuario puede llegar a descuidarse de ir vaciando de forma periódica esta papelera, por lo que es posible que se llene de archivos ocupando una cantidad considerable de espacio. Hay que tener en cuenta que la configuración por defecto es que la Papelera de reciclaje tenga una capacidad del 10% del disco duro, por lo que si se dispone de un disco duro de 8,5 GB, la papelera llena puede llegar a ocupar 850 MB de archivos que ya no son necesarios. Otras carpetas que también suelen ocupar bastante espacio son las carpetas de archivos temporales, caché de Internet Explorer y los pequeños plugins de este. Estas carpetas, pueden llegar a ocupar mucho espacio de disco, entre otras cosas, porque el usuario no puede controlarlas de forma directa ya que sólo los más expertos conocen la ubicación exacta dentro del disco duro.

  • Es posible que en determinadas ocasiones el sistema se quede sin espacio de disco duro. Esto se produce muy a menudo por el desaprovechamiento que se hace de éste, instalando programas sin control o copiando archivos y documentos que después no llegan a utilizarse. Por este motivo, Windows tiene una pequeña herramienta que ayuda a aprovechar este espacio, mostrando por pantalla los archivos temporales que suele utilizar este sistema operativo y los ficheros que pueden acumularse dentro de la Papelera de reciclaje.

  • El funcionamiento de esta herramienta es muy simple. Cuando ejecuta el programa, se encarga de recopilar información de los archivos temporales y de la Papelera. Una vez abierto pueden verse en la ventana principal las cuatro clasificaciones de archivos inservibles que pueden acumularse en el sistema. En la parte inferior existe un cuadro donde se le describe al usuario la utilidad de cada carpeta y qué tipo de archivos pueden acumularse en ella. Existen también dos carpetas donde puede configurarse el programa a gusto del usuario.

  • Si el usuario decide utilizar Liberador de espacio de Windows, el primer paso, una vez ejecutado el programa, es elegir la carpeta que se desea vaciar. Para ello deberá hacerse un clic de ratón sobre el cuadro situado a la izquierda de las posibles opciones. Si no se tiene muy claro qué tipo de archivos guarda cada carpeta, puede hacerse un clic sobre el nombre de ésta con lo que, en descripción, aparecerá una breve explicación del tipo de archivos que guarda. Una vez elegida la o las carpetas que se quieren vaciar, debe pulsarse el botón Aceptar para borrar los archivos inservibles.

  • Las cuatro clasificaciones de que dispone el Liberador de espacio son las cuatro carpetas de Windows que más tienden a llenarse de archivos sin necesidad. En Papelera de reciclaje se sitúan los archivos borrados; Archivos temporales es la carpeta donde Windows guarda archivos de intercambio relacionados con determinadas aplicaciones. En Archivos de programa descargados se encuentran las pequeñas utilidades de navegación que con mucha frecuencia se graban al disco duro ampliando las capacidades del Explorer. En Archivos temporales de Internet se encuentra el caché de las páginas Web y archivos que se han visitado últimamente.

  • Si no se está muy seguro acerca de los archivos que se encuentran en cada carpeta, pueden verse por pantalla mediante el botón Ver archivos. Esto facilita al usuario la decisión de borrar o no los ficheros que contenga una carpeta determinada. Pulsando este botón, aparecerá una ventana de exploración donde se verán los nombres de los archivos que haya. Estos archivos no pueden manipularse. Tampoco puede cambiarse su nombre, para hacerlo habrá que recuperarlos.

  • Esta pequeña utilidad dispone de unas pocas opciones que amplían el uso de la herramienta. Pulsando sobre la pestaña Opciones, aparecerá una sección de esta utilidad donde puede accederse de forma inmediata, pulsando un botón, a otra herramienta común de Windows que también sirve para liberar espacio de disco. Esta utilidad es Agregar o quitar programas, que permite desinstalar utilidades ajenas o no a Windows. También es posible acceder, pulsando el botón adecuado, a una utilidad de conversión del formato de archivos a FAT32. Este formato puede llegar a ampliar el espacio libre de disco, ya que reduce el tamaño de los cluster de éste.

  • Una característica especial del Liberador de espacio es la posibilidad de que se active cuando el programa detecte la escasez de disco duro libre. Si se tiene activada esta opción en la pestaña Configuración, el programa se abrirá de forma automática y preguntará al usuario qué carpeta desea vaciarse. Aunque es posible no borrar ninguna, si así se desea, el programa se abrirá de forma continua hasta que se vacíe alguna carpeta o se desactive esta opción. Hay que aclarar que, si se activa esta opción, el programa se abrirá siempre parando de forma automática cualquier proceso que esté realizando el usuario.

  • Existe otra manera de abrir esta herramienta sin navegar por el menú Inicio. Esto se hace abriendo el menú contextual, o sea, pulsando el segundo botón del ratón sobre alguna unidad de disco y seleccionando Propiedades. En la ventana que aparece puede observarse la cantidad de disco libre y ocupada, si se pulsa sobre el botón Limpiar, se abrirá el programa Liberador de espacio. Esto puede ser útil, ya que al mismo tiempo que el usuario ve la cantidad de espacio del que dispone, puede abrir el programa y liberar los megabytes que necesite.

  • DESINSTALAR Y LIMPIAR

    Es muy recomendable realizar periódicamente una revisión del contenido del disco duro. Esta inspección permite eliminar archivos innecesarios y liberar la totalidad del espacio que ocupan.

    Eliminar los programas que no se usan permite obtener espacio de almacenamiento adicional que, de otra manera, estaría ocupado inútilmente. Aunque los procesos de instalación de aplicaciones han mejorado notablemente y resultan más sencillos para el usuario, la desinstalación de estos programas no ha evolucionado paralelamente en muchos casos, dejando archivos residuales en el disco duro o manteniendo las modificaciones realizadas en los archivos del sistema. Aunque Windows 98 ha añadido alguna mejora al sistema de desinstalación de programas, siguen siendo los desarrollado res de software los que deben programar las utilidades encargadas de eliminar todos los archivos relacionados, así como las carpetas y grupos de iconos creados durante la instalación. En muchas ocasiones, este proceso no se realiza correctamente e incluso no se incluye ningún módulo de desinstalación, de manera que es el usuario quien debe eliminar los archivos. Además de las aplicaciones, en el disco duro se generan un buen número de archivos temporales, utilizados durante la instalación de programas, por el archivo de intercambio del sistema, por el navegador de Internet, etc. En muchos casos, estos archivos no son necesarios después de haber sido utilizados, por lo que pueden eliminarse. Para ello, Windows 98 incluye una herramienta de sistema, denominada Liberador de espacio en disco, desde la que es posible seleccionar qué tipo de elementos desean borrarse. Una vez limpie el disco de archivos innecesarios, es conveniente desfragmentarlo mediante el Desfragmentador de disco, de manera que el acceso a los archivos restantes se lleve a cabo con mayor rapidez.

  • Muchas aplicaciones incluyen, en el grupo de programas que crearon durante la instalación, un acceso directo para la utilidad de desinstalación. En este caso es preferible hacer clic sobre este elemento para eliminar el programa del disco. Si no es así, debe abrirse el elemento Agregar o quitar programas del Panel de control y seleccionar el nombre de la aplicación en la lista que aparece en la ficha Instalar o desinstalar. Posteriormente debe hacerse clic sobre el botón Agregar o quitar para iniciar la desinstalación automática.

  • Al finalizar el proceso se muestra, generalmente, un mensaje para indicar que la eliminación de archivos ha terminado con éxito. Posteriormente, es recomendable reiniciar el equipo para que se actualicen las modificaciones efectuadas durante la desinstalación. En muchas ocasiones quedan en el disco algunos archivos residuales correspondientes a opciones de configuración, documentos o carpetas sin borrar, por lo que mediante el Explorador debe examinarse el disco y eliminarlos de forma manual, aunque no debe borrarse ningún fichero del que no se tenga la seguridad de que es prescindible.

  • Si el programa no permite la desinstalación automática, será necesario eliminarlo manualmente, de forma análoga a la comentada en el paso anterior. Debe tenerse presente que muchos programas utilizan varias carpetas repartidas en ubicaciones diferentes para los archivos que utilizan, por lo que localizarlas y eliminarlas requiere una revisión exhaustiva del contenido del disco. Algunos archivos, como las librerías de enlace dinámico (DLL), pueden ser utilizados por otros programas, por lo que será conveniente asegurarse de que no son necesarios antes de eliminarlos.

  • También es muy probable que se hayan añadido claves y valores al Registro del sistema, de modo que habrá que editarlo, mediante la aplicación Regedit, para buscar y eliminar estas entradas, teniendo mucho cuidado de no eliminar, por error, una entrada del Registro ajena al programa. Entre las entradas características se incluyen las correspondientes a las asociaciones entre extensiones y programas (la lista de tipos de archivo). Otros archivos que se modifican habitualmente son los correspondientes a la configuración del sistema (Autoexec.bat, Config.sys, Win.ini y System.ini, principalmente).

  • Como recurso adicional puede utilizarse alguna aplicación destinada a monitorizar todos los procesos de instalación de otros programas, incluyendo registros extensos de todos los elementos creados (iconos, carpetas, archivos), aquellos que se han modificado (Registro y archivos del sistema) o reemplazado (p. ej., DLL). El uso de estas aplicaciones simplifica y mejora la desinstalación de cualquier programa, incluso la de aquellos que no son capaces de eliminarse automáticamente.

  • Además de las aplicaciones instaladas en el ordenador, existen otros archivos que se guardan de forma temporal en el disco duro y que pueden ser eliminados. Para facilitar esta tarea, Windows 98 incluye una herramienta de sistema denominada Liberador de espacio en disco. Puede accederse a esta utilidad desde la carpeta Herramientas del sistema, en el menú Accesorios, o bien seleccionando Propiedades en el menú contextual correspondiente a una unidad de disco (p. ej., el que se muestra al pulsar con el botón derecho sobre su icono en Mi PC) y haciendo clic en el botón limpiar disco que aparece en el cuadro de propiedades correspondiente.

  • La ficha que se abre por defecto incluye unas casillas junto a diversas opciones. Para seleccionar el tipo de elementos que desean borrarse, debe hacerse clic sobre esta casilla, de forma que aparezca una marca de verificación. Así, tras pulsar en Aceptar, será posible eliminar el contenido de la carpeta que guarda de forma temporal las páginas descargadas de Internet, cookies y controles ActiveX. También puede vaciarse la Papelera de reciclaje o borrar los archivos creados de forma temporal en algunas aplicaciones que, de forma predeterminada, se almacenan en la carpeta C:\Windows\Temp.

  • Desde la ficha Más opciones puede iniciarse la utilidad Agregar o quitar programas, comentada en los pasos anteriores. Haciendo clic sobre el botón Liberar, en las dos secciones superiores de esta ficha, se abrirán respectivamente la ficha Instalación de Windows (desde la que es posible eliminar algún componente del sistema no utilizado, como los Temas de escritorio o determinadas herramientas) o la ficha Instalar o desinstalar (para eliminar aplicaciones instaladas).


  • PRÁCTICA 9

    COMPROBADOR DE ARCHIVOS

    Comprobar la integridad de los archivos importantes del sistema es fundamental para que Windows funcione correctamente. Mediante la herramienta Comprobador de archivos de sistema, incluida en el sistema operativo, esto puede realizarse fácilmente.

    El sistema operativo utiliza una serie de archivos que son fundamentales para su correcto funcionamiento por lo que cualquier alteración en ellos puede tener consecuencias impredecibles. Los riesgos que existen y que amenazan su integridad son considerables, y no son necesariamente fallos accidentales del usuario. Por ejemplo, un deterioro en el disco duro, que ocasiona la aparición de sectores defectuosos en las zonas donde se guardan algunos datos de importancia, o el proceso de instalación de determinadas aplicaciones, que debido a un mal diseño de su autor, sobreescribe o elimina un archivo importante. Por ello, resulta conveniente llevar a cabo, de forma periódica, una revisión del estado de estos archivos, mediante una herramienta de Windows 98 llamada Comprobador de archivos de sistema. Ésta, además de examinarlos, es capaz de restaurar los ficheros que se hayan movido a una ubicación distinta o que hayan sido modificados. Si alguno de estos ficheros no es recuperable, esta utilidad lo reinstala, para lo que será necesario disponer de los archivos de instalación de Windows 98 (el CD-ROM o una copia de estos ficheros en el disco duro). Además, admite la configuración de algunas opciones, como la realización de copias de seguridad de los archivos que deban reemplazarse, o la selección de carpetas y tipos de archivos que deben comprobarse.

  • La herramienta Comprobador de archivos de sistema puede ejecutarse de dos formas diferentes. La más rápida consiste en seleccionar la opción Ejecutar, del menú Inicio, y escribir en la línea de comando: C:\windows\system\sfc.exe (o simplemente, sfc). También se accede a esta utilidad desde el menú Herramientas de la aplicación Información del Sistema, que se encuentra en la carpeta Herramientas de sistema, (siguiendo la ruta Inicio/Programas/Accesorios).

  • La ventana principal de Comprobador de archivos de sistema cuenta con dos opciones: Buscar archivos alterados, mediante la que se realiza una búsqueda automática para detectar ficheros alterados (solicitando el CD-ROM de instalación de Windows cuando sea necesario); y la opción Extraer un archivo del disco de instalación, con la que es posible restaurar un archivo concreto, especificado por el usuario. Para comenzar la comprobación, debe hacerse clic sobre el botón Iniciar, situado en la parte inferior de la ventana.

  • La opción Extraer un archivo del disco de instalación resulta muy útil cuando desea recuperarse alguno de los ficheros, controladores o librerías que se encuentran comprimidos en los ficheros de extensión .Cab, utilizados para la instalación de Windows 98. Esta solución puede evitar, en ciertas ocasiones, tener que reinstalar el sistema operativo, aunque en algunos casos será necesario localizar el archivo .Cab que lo contiene, probando sucesivamente todos ellos.

  • Haciendo clic sobre el botón Configuración, se desplegará una ventana con todas las opciones disponibles agrupadas en tres fichas. En la primera de ellas, también con el nombre Configuración, es posible elegir si se desea crear o no una copia de seguridad de todos los archivos antes de restaurarlos. Al mismo tiempo, también puede determinarse el directorio de destino para estas copias de seguridad, seleccionándolo al pulsar el botón Cambiar.

  • Cada vez que se realiza una comprobación de los archivos del sistema, se guarda el resultado en un informe o registro. Por defecto, los resultados se irán añadiendo al final del archivo de registro, que puede sobrescribirse, si se desea, cada vez que se comprueben de nuevo los archivos del sistema. También puede especificarse que no se cree ningún registro. Estas opciones se seleccionan desde la sección Archivo de registro de la ficha Configuración. Para examinar el contenido de este registro, bastará simplemente con pulsar el botón Ver registro.

  • Las búsquedas que efectúa esta utilidad se realizan en determinadas carpetas del disco duro. Para añadir nuevas carpetas donde realizar búsquedas y comprobaciones de archivos defectuosos, deberá abrirse la ficha Criterios de búsqueda y pulsar sobre el botón Agregar carpeta. También es posible elegir para cada una de ellas (de forma independiente) si se incluirán o no las subcarpetas que contenga, mediante el botón Incluir subcarpetas. En la lista superior de esta ficha se muestran todas estas carpetas.

  • Los tipos de archivos asociados al sistema operativo suelen tener las extensiones incluidas en el listado inferior de la ficha Criterios de búsqueda, aunque el programa ofrece al usuario la posibilidad de añadir más extensiones de archivos para realizar las comprobaciones. Para ello, deberá pulsarse el botón Agregar tipo. Si, por el contrario, desea eliminarse una extensión de las utilizadas, habrá que pulsar el botón Quitar.

  • Desde la ficha Avanzado es posible guardar la configuración y los criterios seleccionados para la busqueda y comprobación de archivos. De este modo, pueden crearse diferentes configuraciones y utilizarse cada una en el momento adecuado. El nombre del fichero predeterminado es default.sfc, aunque puede guardarse con otro nombre, pulsando el botón Crear, y utilizarlo cuando se desee, seleccionándolo en la lista Nombre de archivo. Para volver a utilizar las opciones predeterminadas, debe hacerse clic sobre el botón Restaurar valores predeterminados.


  • PRÁCTICA 10

    ADMINISTRAR LA IMPRESIÓN

    Cuando se envían documentos con frecuencia a cualquiera de las impresoras instaladas, es importante conocer las opciones que ofrece Windows para la gestión de los documentos enviados antes de que se impriman.

    Al conectar varias impresoras a un mismo ordenador, o cuando varios PCs comparten una impresora a través de una red local, es frecuente que se envíen, de forma simultánea, diferentes documentos a imprimir.

    Si desea darse prioridad a alguno de estos documentos deberá activarse la cola de impresión. Esta utilidad de Windows 98 se encarga de controlar los trabajos pendientes en la impresora activa, de manera que el usuario pueda variar su orden, eliminar documentos antes de que sean procesados por la impresora, en el caso de que, por ejemplo, se hubiera dado, por error, la orden de imprimir o parar el proceso con la idea de reanudarlo más tarde. Otra de las utilidades de Windows 98 relacionadas con la impresión es la que se conoce como impresión diferida. Esta característica permite reanudar aquellos trabajos pendientes de impresión, desde la última sesión de trabajo con el ordenador, cuando éste vuelve a encenderse. Por lo tanto, permite que los usuarios de ordenadores portátiles impriman un documento en cualquier momento de modo que, cuando dispongan de una conexión con la impresora, puedan volcarlo a dicho dispositivo.

  • Muchas aplicaciones destinadas a la impresión utilizan una configuración predeterminada que determina el tamaño y la orientación del papel. Cuando se utiliza, de forma habitual, una configuración diferente pueden definirse plantillas o seleccionar, entre las preferencias de la aplicación, el tipo de papel utilizado. Aunque dicha operación deberá realizarse para cada programa, es posible que alguno de los usados no ofrezca esta posibilidad. Este problema podrá solventarse seleccionando los valores correctos en la ficha Papel, en la ventana destinada a las propiedades de la impresora, de modo que serán válidos para cualquier programa. Se accede a la opción Propiedades de la impresora, desde el menú contextual del dispositivo al que puede accederse, por ejemplo, desde a carpeta Impresoras, en Mi PC.

  • Desde la cola de impresión podrán administrarse los trabajos que se manden a la impresora. Dicha cola es una lista de los documentos a la espera de ser procesados y enviados a la impresora. En la ficha Detalles, de la opción Propiedades de la impresora, deberá pulsarse el botón Configuración de la cola. A continuación, se seleccionará la opción Poner trabajos en la cola para que el programa termine la impresión más rápida. Además, la primera de las dos opciones siguientes determina que la aplicación que dió la orden de imprimir recupere antes su estado mediante la liberación de espacio en el disco duro.

  • Los datos en espera de ser enviados a la impresora se guardan en el disco duro en un formato determinado. Por regla general y si la impresora lo admite, se trata del formato EMF, que no depende del tipo de impresora y ocupa menos espacio. Esta última característica hace posible que la aplicación recupere su funcionamiento con mayor rapidez. Por el contrario, el formato RAW es específico de cada impresora de modo que requiere un tiempo adicional para convertir los datos. Si aparecen problemas durante la utilización del formato estándar (EMF), deberá seleccionarse otro en Configuración de la cola.

  • Al enviar a imprimir uno o varios documentos aparecerá el icono de una impresora en el área de notificación de la barra de tareas. Si se hace doble clic sobre este icono, o se selecciona la impresora correspondiente en su menú contextual, se mostrará, en una nueva ventana, la cola de impresión para ese dispositivo. Desde ésta podrán conocerse el tamaño de cada uno de los documentos en espera, quién y cuándo los ha enviado, así como otros datos relativos a su estado.

  • Una de las ventajas que aporta el uso de la cola de impresión es la posibilidad de modificar el orden de los documentos que están imprimiéndose. Para ello, bastará con pulsar el botón del ratón en el archivo que desea cambiarse de orden y, sin soltarlo, arrastrarlo hasta su nueva posición, en la lista que aparece en la ventana. Esta opción no es válida para un documento que esté imprimiéndose.

  • Al hacer clic, con el botón derecho del ratón, en cualquiera de los documentos de la cola de impresión aparecerá un menú contextual con dos opciones disponibles. La primera de ellas, Interrumpir impresión, permitirá detener la salida del documento seleccionado para evitar que sea enviado a la impresora. Al activar dicha opción aparecerá la leyenda En pausa en la columna que muestra el estado de la impresora. Para reanudar el proceso deberá volverse a seleccionar esta opción. El segundo elemento del menú contextual, Cancelar impresión (o tecla SUPR) permitirá eliminar un documento determinado de la lista de la cola de impresión.

  • Además de interrumpir la impresión de un documento, es posible que sea necesario parar todos los documentos de la cola de una de las impresoras instaladas para, por ejemplo, dar prioridad a un archivo enviado a otro dispositivo. Para ello, deberá seleccionarse la opción Interrumpir Impresión, en el menú Impresora. A esta opción puede accederse, también, desde el menú contextual que aparece al pulsar, con el botón derecho del ratón, sobre un área vacía de la ventana. Dicho menú está disponible, únicamente, si antes se ha seleccionado el uso de la cola de impresión. Además, en el caso de las impresoras de red, el proceso de impresión sólo podrá interrumpirse si dicha impresora está conectada, de modo local, al PC desde el que se emite la orden de interrupción.

  • Si por cualquier motivo debieran suprimirse todos los documentos enviados a imprimir, hacerlo de uno en uno, tal como se indica en el paso 6, es una posibilidad poco recomendable. Al seleccionar la opción Purgar documentos de impresión, en el menú Impresora, se eliminarán los trabajos pendientes. La ejecución de dicha orden puede comprobarse en la columna Estado, en la que aparecerá la leyenda Eliminando mientras se lleva a cabo. El tiempo necesario para suprimir el trabajo en proceso de impresión será algo superior al resto.

  • IMPRESORAS Y REDES LOCALES

    Cada vez es mayor el número de usuarios que disponen de dos o más ordenadores conectados por cable mediante adaptadores de red local. En estos casos, no es necesario que cada equipo disponga de todos los dispositivos habituales (lector de CD-ROM, impresora, escáner, etc.), dado que compartir los recursos de cualquier equipo con otro ordenador es muy sencillo. Esta posibilidad cobra especial relevancia en el caso de las impresoras, porque permite realizar copias impresas de los documentos desde cualquier ordenador, con el único requisito de que esté encendido y tenga una configuración de red apropiada.

    El proceso de configuración que debe seguirse para compartir una impresora no entraña ninguna dificultad. En primer lugar, una vez instalada y configurada la red local, deberá establecerse que el equipo al que se haya conectado el dispositivo permita el acceso a dicho recurso desde los restantes ordenadores de la red.

    Asimismo, se determinará de qué modo puede realizarse dicho acceso. A continuación, deberá compartirse la impresora en la red y, por último, se instalarán los controladores del dispositivo en aquellos ordenadores que vayan a utilizarla. Para ello, durante la instalación, se seleccionará la impresora como dispositivo de red, en lugar de hacerlo como local. Para este último paso, dado que el sistema operativo utiliza los mismos controladores instalados en el ordenador que proporciona el recurso, no será necesario disponer de los discos de controladores que proporciona el fabricante o que se obtienen desde su Web en la Red.

    Si se dispone de dos o más ordenadores es posible instalar y configurar una red local de modo que, conectando una impresora a uno de ellos, se disponga de la capacidad de enviar documentos a dicho dispositivo desde cualquiera de los equipos conectados a la red.

    • Haciendo clic, con el botón derecho del ratón, en el icono Entorno de red, del menú Escritorio, y seleccionando a continuación la opción Propiedades, o bien abriendo el elemento Red, del Panel de control, aparecerá un cuadro en el que podrán seleccionarse y configurarse las opciones relativas a la red local. Para compartir las impresoras instaladas deberá haberse marcado, antes, la casilla correspondiente a la opción Permitir que otros usuarios impriman con mis impresoras en los equipos a los que están conectadas. Esta opción figura en el cuadro que se abre al pulsar el botón Compartir archivos e Impresoras, en la ficha Configuración.

    • Para que otros equipos de una misma red puedan utilizar los recursos compartidos, deberá determinarse la manera de acceder a ellos. En la ficha Control de acceso, disponible en el cuadro de propiedades de la red local, deberá seleccionarse cómo se accederá a los recursos compartidos, bien estableciendo el uso de una contraseña para cada impresora o indicando qué grupo de usuarios podrá acceder a las configuradas como compartidas. La primera opción es la que, por regla general, utilizan la mayoría de usuarios.

    • A continuación, habrá que acceder al icono correspondiente en la carpeta Impresoras, a la que se puede llegar desde los menús desplegables de Mi PC/Explorar o el Panel de control. Una vez localizado el icono, se hará clic en dicho icono, con el botón derecho del ratón, para que se abra un menú con textual en el que figurará la opción Compartir. Esta opción será válida para configurar todos aquellos dispositivos a los que se quiera permitir el acceso desde otros ordenadores.

    • También podrá abrirse, desde el menú contextual del dispositivo, el cuadro de configuración de la impresora seleccionando la opción Propiedades. La ficha Compartir, permite seleccionar de qué modo podrá accederse a ese dispositivo. Para ello deberá anotarse, en la línea correspondiente a la opción Nombre del recurso compartido, un nombre que lo identifique en la red local y se añadirá, también, un comentario o una contraseña que permitan restringir el uso de la impresora.

    • El dispositivo deberá instalarse en uno de los ordenadores integrantes de la red local que vayan a hacer uso de la impresora compartida. En consecuencia, el icono correspondiente aparecerá en la carpeta Impresoras de este equipo. Para ello, deberá ejecutarse el Asistente para agregar impresora, indicar que desea instalarse una impresora en red (cuando aparezca el cuadro correspondiente del asistente) y, a continuación, proporcionar la ubicación del dispositivo seleccionando una ruta de acceso. Podrá seleccionarse con facilidad la impresora correcta pulsando el botón Examinar y desplegando los PCs que forman la red local

    • La instalación seguirá sin que deba indicarse la ubicación de los controladores ni disponer de los discos de drivers que proporciona el fabricante, dado que se copiarán desde el PC al que está conectada la impresora. Finalizado este proceso aparecerá un icono en la carpeta Impresoras. En esta carpeta pueden aparecer iconos correspondientes a impresoras compartidas (identificables por la presencia de la figura de una mano en sus iconos), impresoras de red (instalada en un PC, pero accesible para los demás identificable por un cable situado debajo del dibujo de la impresora) e impresoras locales de uso exclusivo. Una de ellas estará marcada como predeterminada.

    • La herramienta Monitor de red permite saber cuáles son las carpetas y dispositivos (entre ellos, las impresoras) que están compartiéndose con otros usuarios, así como verificar desde qué ordenadores y qué usuarios están haciendo uso de ellos en cada momento. Esta utilidad forma parte de Herramientas del sistema, una opción a la que se accede desde la carpeta Accesorios, del menú Programas. Si no aparece, deberá añadirse mediante el elemento Agregar o quitar programas, del la ficha Instalación de Windows, del Panel de control. Para ello será indispensable disponer del CD-ROM de instalación de Windows 98 o tener copiada en el disco duro la carpeta WIN98 que contiene los ficheros de instalación.

    Existen otras soluciones para instalar impresoras en redes locales. Una de las más habituales consiste en utilizar impresoras que incorporen adaptadores de red que permitan su conexión a los concentradores de red local habituales. Otra solución se basa en el uso de dispositivos que, como Print Server, permitan configurar las impresoras a través de un software específico de puertos. Estos dispositivos son considerados como locales en cada PC, y actúan de puente entre varias impresoras y el concentrador de red al que se conectan los ordenadores.


    PRÁCTICA 11

    EL REGISTRO

    Disponer de copias de seguridad recientes del Registro del sistema es una medida necesaria y muy recomendable para solucionar muchos de los problemas que pueden presentarse con el PC.

  • Windows 98 proporciona dos versiones diferentes para el Comprobador del Registro, correspondientes a los archivos Scanregw.exe y Scanreg.exe (ubicados en la carpetas C:\Windows y C:\Windows\Command), que funcionan respectivamente en el entorno gráfico de Windows y en el modo compatible con MS-DOS. Existen algunas diferencias importantes en su funcionamiento. Así, por ejemplo, para recuperar una copia de seguridad previa cuando el Registro actual se ha corrompido, será necesario utilizar la versión en modo MS-DOS del Comprobador del Registro.

  • La versión para Windows del Comprobador del Registro examina el Registro y notifica cualquier anomalía, aunque no es capaz de solucionar el problema. También determina cuándo es necesaria una optimización en los archivos asociados al Registro. Si bien no es capaz de llevar a cabo esa tarea, sí que muestra un mensaje en pantalla en el que se avisa al usuario de que tiene que reiniciar el ordenador. Entonces, se arrancará la versión para el modo MS-DOS, que sí es capaz de solucionar y optimizar el Registro.

  • Tanto Scanreg.exe como Scanregw.exe soportan diferentes parámetros desde la línea de comando de MS-DOS o desde la línea del cuadro Ejecutar (seleccionado esta opción en el menú Inicio de Windows), que pueden añadirse tras el nombre del archivo, separados por un espacio en blanco. El cuadro adjunto muestra los parámetros y modificadores soportados y una descripción más detallada de cada uno de ellos.

  • Parámetro

    Descripción

    /autorun

    Examina de forma automática el Registro y realiza la copia de seguridad solamente si no se ha hecho ese mismo día.

    /backup

    Realiza una copia de seguridad del Registro sin pedir confirmación al usuario

    “/comment=XX”

    Asocia un comentario a la copia de seguridad del Registro. Este modificador debe emplearse incluyendo las comillas y de forma conjunta al parámetro /backup

    (XX debe sustituirse por el comentario que se desee añadir).

    /fix

    Reparar el Registro del sistema.

    /opt

    Optimizar los archivos usados por el Registro, esto es, los comprime y elimina el espacio no utilizado.

    /restore

    Permite seleccionar de una lista de copias de seguridad anteriores del Registro, la que se desea recuperar.

    /scanonly

    Examina el Registro y devuelve un código de error para poder ser utilizado en archivos de proceso por lotes. No repara el Registro ni realiza copia de seguridad.

  • El archivo Scanreg.ini, situado en la carpeta donde se ha instalado el sistema operativo (de forma predeterminada, en C:\Windows) contiene las opciones de configuración del Comprobador del Registro de Windows 98 (tanto para la versión de Windows como MS-DOS). Entre estos parámetros, en este archivo se indican el número máximo de copias de seguridad del Registro, así como los ficheros que deben incluirse en cada una. Puede utilizarse el Bloc de notas para examinar el contenido de Scanreg.ini y modificarlo.

  • La opción Backup del archivo Scanreg.ini indica al Comprobador del Registro si debe realizar automáticamente la copia de seguridad cada día, cuando su valor es 1; o no, para lo que debe especificarse el valor 0. No es recomendable anular la copia de seguridad automática, ya que en caso de necesitar un backup del Registro para restaurar el sistema, la copia disponible podría ser muy antigua. La opción Optimize acepta los valores 1 ó 0 para indicar el Comprobador del Registro que elimine el espacio no usado en los archivos del Registro y los comprima para ocupar menos espacio en el disco o para que omita esta operación al examinar el Registro.

  • En la opción MaxBackupCopies se indica el número máximo de copias de seguridad del Registro que es mantendrán. Cuando se realice una nueva copia, se eliminará la más antigua de manera que se disponga siempre del número máximo indicado. De forma predeterminada, las copias se almacenan en la carpeta C:\Windows\Sysbckup, aunque puede elegirse una ubicación diferente, escribiendo la ruta completa en la opción BackupDirectory. Los archivos se guardarán en el formato comprimido usado por Windows (.cab) con los nombres RBnnn.cab, donde nnn es el número de copia correspondiente: 000, 001, 002, etc.

  • Por defecto, los archivos adicionales que se incluyen en cada copia de seguridad del Registro son System.ini y Win.ini junto con System.dat y User.dat ( que corresponden al Registro en sí). También es posible añadir ficheros adicionales a las copias de seguridad indicando en el archivo Scanreg.ini la ubicación de los mismos mediante el comando Files, seguido de un código correspondiente a la carpeta de estos archivos y sus nombres separados por comas. Los códigos que pueden emplearse aparecen como comentarios dentro del archivo Scanreg.ini. Así, para incluir por ejemplo los archivos Autoexec.bat y Config.sys deberá añadirse la línea: Files=30,autoexec.bat,config.sys.

  • Cuando se utiliza el Comprobador del Registro en el modo MS-DOS, es posible examinar las anteriores copias de seguridad almacenadas. Es recomendable iniciar esta herramienta desde la capeta C:\Windows\Command en la que encuentra el archivo ejecutable Scanreg.exe. Tras hacer clic sobre el botón Iniciar y pulsar después sobre Ver copias, se muestran los nombres de los archivos de copias anteriores, junto a la fecha en la que se realizó cada una y si alguna vez se utilizaron para arrancar el PC.

  • Una consideración importante que debe tenerse presente es que si en algún momento se modificó la fecha utilizada por el sistema operativo y se reinició el PC con la característica de copia de seguridad automática del Registro activada, se habrá creado una copia con la fecha incorrecta. Si la fecha cambiada es una fecha futura, se mantendrá es copia del Registro, eliminado las más actuales, aunque se haya corregido la fecha del sistema. Para estar seguro de que en todo momento se dispone de las que han sido más recientes, debe examinarse la fecha de las copias realizadas (por ejemplo, desde la opción Buscar de menú Inicio, introduciendo la palabra de búsqueda rb???.cab), eliminado o moviendo a otras carpetas las copias que no deban mantenerse por tener fechas incorrectas.

  • Es posible realizar una copia manual de los archivos utilizados por el Registro de sistema, como medida de seguridad adicional. Para ello, utilizando por ejemplo el Explorador de Windows o la ventana de Mi PC, deberá configurarse el tipo de archivos mostrados en el panel derecho para que se incluyan los que disponen del atributo de oculto (H) o de sistema (S), pulsando sobre el menú Ver y seleccionado la opción Opciones de carpetas. En el cuadro homónimo, debe abrirse la ficha Ver y seleccionar la opción Mostrar todos los archivos. Posteriormente podrán localizarse en la carpeta C:\Windows los archivos System.dat y User.dat correspondientes a los datos del Registro.

  • Dado que el tamaño de estos archivos es mayor que la capacidad de un disquete convencional, es recomendable disponer de un medio de almacenamiento de mayor. También pueden copiarse en una carpeta temporal del disco duro, utilizada para crear trabajos de copias de seguridad con alguna herramienta especifica, como Copia de seguridad de Microsoft, de forma que esta aplicación cree diversos volúmenes (fragmente el archivo de la copia en porciones de menor tamaño) para guardarla en medios de poca capacidad.

  • Si no se desea que aparezcan archivos ocultos o de sistema en las ventanas del Explorador o Mi PC, será necesario volver a seleccionar la opción No mostrar archivos ocultos o del sistema en el cuadro Opciones de carpetas comentado anteriormente. Con el objetivo de simplificar la copia manual de los archivos asociados al Registro, es posible crear un archivo de proceso por lotes (extensión. Bat) utilizando cualquier editor de textos, como el Bloc de notas, que contenga, por ejemplo las líneas que se muestran en el cuadro (en ellas, E:\ indica la unidad de destino, que puede ser la que determine el usuario). Guardándolo en el Escritorio podrá ejecutarse siempre que se desee.

  • Otra forma de hacer una copia completa del Registro del sistema, creando un archivo del tipo .Reg (que en realidad es un archivo de texto sin formato que guarda las claves y valores utilizados por el sistema), consiste en utilizar la utilidad Editor del Registro ( por ejemplo, escribiendo Regedit.exe desde la línea del cuadro Ejecutar) y seleccionar la categoría Mi PC en el panel izquierdo de esta herramienta. Posteriormente, desde el menú Registro debe seleccionarse la opción Exportar archivo del Registro. Por defecto, se habrá seleccionado Todo como intervalo de exportación y sólo será necesario indicar un nombre y la ubicación para el archivo que quiere guardarse.

  • 'Windows 98'

  • Para exportar el contenido del Registro a un archivo de texto desde la línea de comando, cuando se ha arrancado el PC en el modo MS-DOS (no desde una ventana MS-DOS en Windows), debe escribirse REGEDIT /E destino, donde destino indica la ruta y nombre del archivo que se exportará. Dado que Bloc de notas no permite la edición de archivos de texto con tamaño elevado, será necesario utilizar otro editor (como el WordPad) para examinar o modificar el archivo del Registro exportado. Posteriormente, estos archivos pueden importarse directamente, seleccionando Combinar en su menú contextual, que aparece al pulsar con el botón derecho sobre su icono, desde Windows; o bien escribiendo REGEDIT archivo en el modo MS-DOS, donde archivo indica la ruta y nombre del registro exportado.

  • MANTENIMIENTO DEL REGISTRO

    El registro de Windows es una parte vital del sistema operativo, por lo que es muy importante conocer cómo mantenerlo o la forma de recuperarlo en caso necesario.

    El Comprobador del Registro es una aplicación de mantenimiento del sistema operativo que busca y corrige los problemas del registro de Windows. Cada vez que se inicia el equipo, el Comprobador del Registro examina, automáticamente, los archivos en los que se almacenan los datos que utiliza en busca de errores, entradas no válidas o estructuras de datos incorrectas. Además, el Comprobador del Registro hace copias de seguridad de este elemento al encender el ordenador, un máximo de una vez al día.

    Si encuentra algún problema serio, esta herramienta restaura el Registro desde la última copia de seguridad realizada, dado que se mantienen hasta cinco copias de seguridad comprimidas del Registro, cada una de las cuales ha iniciado de forma correcta el ordenador. El Comprobador del Registro intentará corregir los datos del registro cuando no pueda encontrarse ninguna copia de seguridad almacenada en el disco duro (por defecto se guardarán en la carpeta C:\ Windows\Sysbkup), corrigiendo incluso problemas que no eran evidentes o no hubiesen provocado fallos apreciables en el funcionamiento del PC. Cuando los fallos en el Registro impiden que pueda arrancarse el equipo con normalidad, es posible, también, ejecutar una versión del Comprobador del Registro para el modo compatible con MS-DOS, de manera que, utilizando el disco de Inicio pueda solucionarse el problema.

  • El registro es, en realidad, una base de datos que contiene claves y valores agrupados por categorías. En él se archiva toda la información que necesita el ordenador, tanto para los componentes instalados como la que hace referencia a las aplicaciones, configuración y preferencias de los usuarios que utilicen el PC, etc. Esta base de datos se almacena en dos archivos del disco duro, User.dat y System.dat, ocultos en la carpeta en la que se ha instalado el sistema operativo (por defecto, C:\Windows).

  • Windows incorpora algunas utilidades para realizar el mantenimiento del registro. La más importante es el Comprobador del Registro de Windows, una utilidad que puede arrancarse introduciendo C:\Windows\Scanregw.exe, en la línea de comando de la opción Ejecutar, del menú Inicio. También puede arrancarse seleccionando la opción Comprobador del Registro, del menú Herramientas, del programa Información del sistema. Este programa se encuentra en la carpeta Herramientas del sistema, dentro de Accesorios.

  • La primera vez que se enciende el ordenador un día se realiza una copia de seguridad del registro, de forma automática, y se almacena en la carpeta C:\Windows\Sysbkup, con el nombre rb000.cab. Por razones de seguridad, en dicha carpeta existen cuatro copias más del registro de Windows, correspondientes a copias anteriores. Cuando se crea una nueva copia, se renombran las anteriores y se elimina la más antigua, de modo que no se pierda ninguna de las cinco más recientes.

  • El archivo Scanreg.ini, situado en C:\Windows, contiene la información relativa al funcionamiento del Comprobador del Registro. Editando este archivo puede modificarse el número de copias de seguridad que pueden almacenarse, así como la carpeta que debe contenerlas. También es posible, aunque nada recomendable, desactivar la copia de seguridad que realiza el sistema de forma automática.

  • Cuando se haga una copia completa, utilizando la herramienta Copia de seguridad, deberá indicarse que desea incluirse el registro. En la sección Cómo hacer la copia de seguridad se encuentra el botón Opciones. Al pulsarlo aparecerá un cuadro con varias fichas. En la ficha Avanzado deberá marcarse la casilla Hacer copia de seguridad del Registro de Windows que no está preseleccionada. Para que se haga siempre una copia puede activarse, también, la opción correspondiente en las Preferencias del programa.

  • Si por cualquier motivo se corrompe el registro, lo que significa que se altera su contenido de manera que se impide el arranque normal del PC, será necesario encender el ordenador utilizando el disco de inicio de Windows 98. Una vez arrancado, deberá escribirse SCANREG, en la línea de comando en modo MS-DOS, para iniciar una versión del Comprobador del Registro de Microsoft que funciona en este modo. Este archivo puede localizarse en la ruta C:\Windows\Command.

  • Una vez comprobados los datos utilizados por el registro, se mostrará un mensaje que avisará acerca de las anomalías encontradas y corregidas, o bien indicará que dicho elemento no contiene errores. De forma automática se creará una nueva copia de seguridad, aunque si desea obtenerse una tercera, deberá hacerse clic en el botón Crear copias, o pulsar varias veces la tecla TAB, hasta conseguir situarse en éste y pulsar, por último, Intro.

  • El botón Ver copias permite mostrar la fecha y hora de cada una de las copias del registro almacenadas en la carpeta C:\Windows\Sysbkup. Junto a cada copia aparece la leyenda Iniciado, que indica que esa copia del registro se ha utilizado en alguna ocasión durante el arranque del PC, o No Iniciado, en caso contrario. Si se desea usar alguna de ellas para encender el ordenador (cuando el registro actual sea defectuoso), se seleccionará y se confirmará con el botón Restaurar. A continuación, deberá reiniciarse el ordenador.

  • MODIFICACIONES EN EL REGISTRO

    En ocasiones, es necesario modificar algún valor del registro o crear una nueva clave. Windows dispone de una utilidad para ello, el Editor del Registro que, además, permite examinar todo su contenido.

    El registro de Windows actúa como una gran base de datos en la que se guardan todas las opciones y características que necesita el sistema operativo para funcionar con normalidad: los nombre de controladores de los diferentes dispositivos y sus parámetros, la configuración de los usuarios, los tipos de archivos registrados, la localización de elementos especiales (como el Panel de control o las Tareas programadas) así como determinados valores dinámicos. Éstos son aquellos valores que varían su contenido durante una sesión de trabajo en el PC y que deben guardarse en la memoria RAM cada vez que éste arranca. Con el Editor del Registro puede examinarse todo su contenido y añadir, modificar o eliminar cualquiera de sus elementos (claves y valores). También pueden crearse copias de todo su contenido o únicamente, de parte de él, para examinarlas empleando un editor de textos convencional o como medida de seguridad. Tener la precaución de crear copias de seguridad del contenido del registro es realmente aconsejable cuando éste pretende manipularse. Además, es esencial que, antes de añadir o modificar cualquier valor del registro, se copie todo su contenido a un archivo, de manera que pueda restaurarse si el resultado no cumple las expectativas. Para facilitar la localización de los datos que contiene el registro, este editor permite, asimismo, realizar búsquedas en función de claves o valores concretos.

  • Para poner en marcha el Editor del Registro de manera que se abra la ventana correspondiente a esta utilidad, puede escribirse "regedit" en la línea de comando de la opción Ejecutar, del menú Inicio. Este editor se corresponde con el archivo Regedit.exe, almacenado en la carpeta C:\Windows, por lo que es posible iniciarlo, también, haciendo doble clic sobre su icono, desde la ventana Mi PC o desde el Explorador de Windows.

  • La ventana Editor del Registro se divide en dos paneles principales y una barra de menús. El panel izquierdo incluye las diferentes categorías, denominadas claves, en las que se organiza toda la información contenida en registro, mientras que en el panel derecho aparecen las variables, denominadas valores. Cada una de ellas utiliza un nombre identificativo y un contenido o dato. Todas las claves existentes contienen al menos un valor, que se identifica como (Predeterminado).

  • Existen dos claves principales de las que dependen todas las demás: HKEY_USERS y HKEY_LOCAL_MACHINE. En la primera se almacenan todas las preferencias y opciones definidas para los diferentes usuarios del PC, y en la segunda se guarda toda la información referente a los dispositivos y aplicaciones instalados. Por ejemplo, los valores correspondientes al usuario actual se encuentran en HKEY_CURRENT_USER que, en realidad no es más que una copia de alguna clave existente en HKEY_USERS. Si no se han definido varios usuarios, se usarán los valores contenidos en la clave .DEFAULT.

  • Desde el Editor del Registro pueden crearse copias de seguridad, con la particularidad de que es posible seleccionar una parte de él, en lugar de hacer una copia de todo su contenido. Para ello, deberá abrirse la clave que desea copiarse y hacer clic sobre la opción Exportar archivo del Registro de configuraciones, del menú Registro. El cuadro que aparecerá contiene una sección, Intervalo de exportación, en la que puede determinarse si desea copiarse todo el registro o, únicamente, la rama seleccionada. A continuación, deberá darse un nombre al archivo y seleccionar su ubicación.

  • Los archivos con la extensión .reg corresponden a partes del registro exportadas y contienen claves y valores. Su contenido puede examinarse utilizando, por ejemplo, el Bloc de notas o WordPad, de Windows 98. Cuando se abre un archivo exportado, pueden verse las claves, con su ruta completa entre corchetes, y los diferentes valores que contiene, con el nombre y los datos entrecomillados. Si se prefiere, pueden introducirse las modificaciones utilizando este método.

  • Importar un archivo desde el registro es una operación que consiste en incorporar, al registro, las claves y valores que contiene un archivo con extensión .reg. Un número importante de aplicaciones realiza esta operación durante su instalación, para que puedan reconocerse las extensiones que utiliza o para añadir los datos necesarios para su funcionamiento. Esta operación puede hacerse, también, de forma manual, seleccionando la opción Importar archivo del Registro, del menú Registro del editor, o bien escogiendo la opción Combinar, del menú contextual del archivo .reg.

  • Desde el Editor del Registro pueden crearse nuevas claves y valores. Para ello, deberá seleccionarse la clave que los contendrá y a continuación, pulsar en su nombre con el botón derecho del ratón para seleccionar la opción Nuevo, en el menú que se despliega. En el submenú que se abre al lado puede determinarse si va a crearse una nueva clave o un valor. De estos últimos existen dos tipos principales, los valores de cadena, que son los que contienen texto, y los valores binarios, que contienen datos que utilizan programas o el sistema operativo para configurar ciertas características.

  • Para cambiar el contenido de cualquier valor bastará con pulsar con el botón derecho del ratón sobre su nombre y seleccionar la opción Modificar, que aparecerá en el menú contextual. Al hacerlo se mostrará un cuadro en el que deberán introducirse las modificaciones deseadas. Este cuadro podrá variar en función del tipo de valor que esté modificándose.


  • PRÁCTICA 12

    REDES EN WINDOWS 98

    Uno de los tipos de redes locales más utilizados en pequeñas empresas y también por aquellos usuarios que disponen de varios equipos es la red Ethernet entre pares. En estas redes, cualquier ordenador conectado accede a los recursos de red que se comparten desde otros PCs, al mismo tiempo que permite acceder a los suyos propios. No existe ningún PC con privilegios exclusivos de servidor de red. La topología mas utilizada es la de estrella, que ofrece mejores posibilidades de ampliación y mantenimiento. El hecho de utilizar un hub (concentrador), al que conectar los diferentes ordenadores, permite ampliar la red simplemente conectar el PC al uno de los puertos disponibles.

    Windows 98 permite configurar fácilmente el acceso a una red local y compartir, de esta manera, archivos e impresoras con otros usuarios.

  • Tras la instalación física del adaptador y del correspondiente cable de red en el PC, debe arrancarse el ordenador y configurar el nuevo dispositivo. Aunque la mayoría de tarjetas de red son compatibles con Plug & Play (instalación y configuración automática), en los modelos que no lo sean deberán ajustarse unos jumpers específicos para asignar una interrupción concreta (descrito en el manual).Si la configuración se realiza de forma automática, al reiniciar Windows se instarán los componentes de red predeterminados: cliente para redes Microsoft, cliente para redes NetWare, el adaptador disponible y los protocolos NetBEUI e IPX/SPX.

  • En el caso de adaptadores no compatibles con Plug & Play, debe indicarse al PC la presencia de un nuevo dispositivo. Para ello, puede abrirse el elemento Red del Panel de control y pulsar el botón Agregar en al ficha Configuración. En el cuadro que aparece a continuación, se debe seleccionar el elemento Adaptador y pulsar sobre el botón Agregar. Un nuevo cuadro nuestra dos lista. En la de la izquierda aparecen distintos fabricantes y en la de la derecha los modelos del fabricante seleccionado .Si se dispone de un controlador proporcionado por el fabricante, es recomendable seleccionarlo y pulsar el botón Utilizar Disco.

  • Aunque las propiedades seleccionadas de forma predeterminada para los componentes de red (cliente, adaptador, protocolo o servicios) funcionan en la mayoría de configuraciones, en algunos casos es necesario especificar nuevos valores. Por ejemplo, si el controlador disponible para el adaptador de red es antiguo y se obtiene una versión actualizada, es muy posible que se incluyan nuevas opciones, por lo que deberá seleccionarse y hacer clic en el botón Propiedades (en el cuadro Red comentado en los pasos anteriores). De igual forma, podrán personalizarse las propiedades para el resto de componentes de red.

  • Windows 98 organiza los ordenadores de la red local en diferentes grupos de trabajo, lo que permite localizar y acceder con más facilidad a los equipos conectados. Cada uno de estos PCs debe tener un nombre identificativo y un descripción opcional. Esta información se introduce en la ficha Identificación de cuadro Red.

  • Aunque las propiedades de los componentes de red estén correctamente configuradas, si no se autoriza el acceso a los recursos a los demás usuarios de la red no les será posible utilizarlos. De igual forma, para que el PC pueda acceder a otros recursos, es necesario que estos equipos se autorice el acceso remoto. Para ello, debe pulsarse el botón Compartir archivos e impresoras del cuadro Red y seleccionar el recurso al que se autoriza el acceso.

  • Para que otros usuarios de la red puedan tener acceso a los datos, es necesario configurar las unidades de almacenamiento o las carpetas que contienen, y activar su acceso remoto. Desde la ventana del Explorador de Windows, o desde Mi PC, debe hacerse clic con el botón derecho del ratón sobre aquellas carpetas y unidades de disco a las que se permitirá acceder desde otros PCs y seleccionar la opción Compartir en el menú contextual. Aparecerá un cuadro en el que se especificarán las opciones convenientes en cada caso.

  • Cuando se desee examinar las carpetas y archivos de otros PCs de la red, puede abrirse el elemento Entorno de red situado en la Escritorio o utilizar el Explorador de Windows. Desplegando uno de los PCs se muestran las carpetas compartidas en ese equipo, que pueden explorarse como si se tratara de una carpeta local. Si se pulsa con el botón derecho sobre cualquiera de ellas y se selecciona la opción Conectar a unidad de red se asignará una letra de unidad a la carpeta y será accesible desde Mi PC, como si se tratara de un disco duro.

  • En la red local se comparten otros recursos además de los archivos almacenados en los discos de cada ordenador. Por ejemplo, una impresora conectada a cualquiera de los PCs puede ser utilizada por el resto de los ordenadores si se instala en cada uno como impresora de red. Para ello, al abrir la carpeta Impresoras (desde Mi PC) y hacer doble clic sobre el elemento Agregar impresora, deberá especificarse Impresora en red cuando el Asistente solicite esta información. Además, deberá especificarse la ubicación de la impresora en la red, esto es, al PC que está conectada.

  • PROTOCOLOS PARA REDES

    Un protocolo de red es un conjunto de reglas de comunicación que deben reconocer y utilizar los equipos que están conectados a una red cuando deben enviarse señales (datos codificados) entre uno y otro. En redes locales se utilizan principalmente: NetBEUI, IPX y TCP/IP.

    Los protocolos de red son imprescindibles para que cualquier ordenador conectado a una red local pueda recibir o enviar información. Por ello, todos los PCs que deseen intercambiar datos deben utilizar el mismo protocolo.

  • Cuando el sistema operativo detecta un adaptador de red instalado, se crea automáticamente el elemento Entorno de red y se añaden al sistema unos componentes de red (clientes, protocolos, servicios, etc.). Los protocolos NetBEUI e IPX/SPX están instalados de forma predeterminada, ya que se trata de los protocolos más sencillos y extendidos en la mayoría de redes locales. Además, dichos protocolos no necesitan una configuración de usuario especifica.

  • En la lista de componentes instalados del cuadro Red (abriendo el elemento Red del Panel de control) aparece un protocolo para cada adaptador instalado. Así, si se dispone de dos adaptadores de red (el correspondiente al acceso telefónico y una tarjeta de red local, por ejemplo) y se instala el protocolo NetBEUI, aparecerán dos entradas para este protocolo, seguidas cada una del adaptador al que hace referencia. De esta manera, puede utilizarse una configuración especifica para cada uno de ellos o eliminarse el protocolo usado con uno de los adaptadores manteniendo el resto.

  • Para poder utilizar el Cliente para redes Microsoft (o cualquier otro cliente de red local) es imprescindible haber instalado como mínimo un protocolo. Si se eliminan todos los protocolos existentes solamente se podrá utilizar el PC iniciando una sesión en Windows (sin acceso a la red local, aunque se haya instalado el adaptador). Para instalarlos, debe pulsarse el botón Agregar y seleccionar Protocolo como tipo de componente de red. En el cuadro Seleccionar Protocolo de red, al hacer clic sobre Microsoft en la lista de fabricantes, se mostrarán al final de la lista derecha los protocolos habituales.

  • NetBIOS es el sistema desarrollado por y Microsoft para enlazar el software de red con los componentes del PC que lo necesitan. NetBEUI es el protocolo basado en NetBIOS que Microsoft utiliza como base para las redes Windows para Trabajo en Grupo (aparecidas con Windows 3.11) Y mantenido en el Cliente para redes Microsoft de Windows 95 y 98. Al examinar sus propiedades (seleccionándolo y pulsando el botón Propiedades), en la ficha Enlaces deberán marcarse los clientes y servicios que lo utilizarán. Este procedimiento también debe llevarse a cabo con el resto de protocolos instalados.

  • IPX/SPX es un conjunto de protocolos utilizado por los sistemas de red Netwate de Novell, aunque puede instalarse un protocolo compatible con IPX/SPX para Windows 98,95 o NT. SPX es el protocolo que actúa sobre IPX para encargarse de la transferencia y la integridad de los datos entre diferentes ordenadores. Tanto IPX/SPX como NetBEUI no son necesarios si no se dispone de clientes o servicios de red local que los requieran (por ejemplo un solo PC con una conexión telefónica a Internet), por lo que pueden desinstalarse y acelerar la velocidad de trabajo.

  • El protocolo TCP/IP se utiliza para conectarse a Internet o a redes de área amplia (WAN), y su instalación es imprescindible para poder acceder a ISP (Internet Services Provider, proveedor de servicios Internet) mediante un módem o un adaptador RDSI. Como sucede con el resto de protocolos, es posible modificar las propiedades de TCP/IP, aunque en el caso del Adaptador de Acceso telefónico a redes, es recomendable modificar estas propiedades en cada uno de los accesos creados y no en este cuadro.

  • Para que el equipo pueda conectar con otros ordenadores mediante este protocolo es necesario especificar las direcciones IP de todos los PCs de la red, a través de las fichas del cuadro de propiedades. Dirección IP permite asignar estas direcciones de forma automática, desde un servidor, o bien introducir una dirección concreta. En la ficha Puerta de enlace deberá indicarse la dirección correspondiente al equipo que se utiliza para enlazar con otras redes locales o con Internet. Si desea utilizarse el sistema de nombres de dominio (DNS, Domain Name System), deberá indicarse en la ficha Configuración DNS.

  • En los cuadros de propiedades de los diferentes protocolos aparecen las fichas Avanzado y NetBIOS. (con excepción del protocolo NetBEUI para ésta última). La ficha Avanzado permite configurar el protocolo seleccionado para que sea usado por defecto (siempre que no se indique ninguno otro de los disponibles, marcando la casilla Establecer este protocolo como predeterminado, situada en la parte inferior del cuadro). Desde la ficha NetBIOS, podrá seleccionarse el soporte para NetBEUI en el resto de protocolos, de forma que puedan enlazarse dos redes locales con este protocolo mediante otro que actúe de puente.

  • COMANDOS NET

    Los comandos NET permiten obtener información de los equipos y usuarios de la red local, así como configurar determinadas características, como la hora de cada PC o las contraseñas de acceso a diferentes recursos.

    Una de las ventajas de Windows 98 (presente también en Windows 95) es la posibilidad de crear diferentes perfiles de usuario para que varias personas puedan utilizar un PC determinado. Esta opción permite, a cada uno de estos individuos, adaptar a sus preferencias tanto la apariencia del Escritorio como otras características básicas. De esta forma, por ejemplo, un usuario concreto pueda utilizar cualquier ordenador de una red local como si estuviese en su PC habitual de trabajo. Sin embargo, en algunas ocasiones resulta necesario identificar el PC que se está utilizando en la red, el grupo de trabajo al cual pertenece o el usuario que está usando un PC concreto. Ésta y otras operaciones pueden llevarse a cabo desde algunos elementos incluidos en el Panel de control (principalmente, el elemento Red) y las Herramientas del sistema. Windows 98 incluye también algunas utilidades que funcionan desde la línea de comando (esto es, en la ventana de MS-DOS) destinadas a configurar y obtener información de los recursos de red. Una de estas utilidades es NET, con la que, utilizando los parámetros y comandos apropiados, es posible realizar multitud de operaciones, como identificar el equipo actual, sincronizar la hora del reloj interno de cada PC, modificar contraseñas de conexión o acceso a recursos, verificar las conexiones con la red, interrumpir y reestablecer conexiones o administrar las colas de impresión en las impresoras compartidas.

  • Para utilizar cualquier comando NET, puede abrirse la ventana MS-DOS y escribirlo directamente en la línea de comando o utilizar el cuadro Ejecutar del menú correspondiente al botón Inicio. El resultado se muestra siempre en una ventana MS-DOS, que puede cerrarse una vez finalizada la ejecución del comando. Para obtener información acerca del usuario y nombre del PC que se está usando, así como el grupo de trabajo, debe utilizarse el comando net config. Los datos obtenidos siempre hacen referencia al PC en el que se ejecutó el comando.

  • En una red local, resulta habitual que los relojes de cada PC marquen horas distintas. Esta circunstancia puede resultar problemática a la hora de llevar a cabo determinadas actividades (como copias de seguridad, las tareas programadas, o la recepción y envío automático de faxes o correo electrónico). Para conocer la hora configurada en un ordenador concreto debe emplearse el comando net time \\ nombre, donde nombre indica el PC que se desea consultar. Si las diferencias horarias entre ordenadores son muy grandes, deben ajustarse.

  • Una forma sencilla de sincronizar de forma automática todos los relojes de los PCs conectados a la red local consiste en utilizar el comando net time. Empleando la sintaxis NET TIME \\ nombre /SET /YES, se configura la hora en el PC actual utilizando como hora de referencia la del ordenador especificado en el parámetro nombre. Creando un acceso directo con este comando y copiándolo en la carpeta Inicio del menú Programas, se ajusta automáticamente la hora cada vez que se encienda el ordenador. Con ello se asegura que todos los PCs de la LAN tendrán la misma configuración horaria.

  • EI comando net view resulta muy útil cuando se desea conocer qué ordenadores están encendidos, así como los recursos que comparte algún PC concreto. Escribiendo este comando sin utilizar ningún parámetro adicional, aparece un listado de los equipos en funcionamiento dentro del grupo de trabajo actual (de forma similar a lo que ocurre cuando se abre el elemento Entorno de red del Escritorio). Si se añade \\nombre al final del comando, el listado contendrá los recursos de red compartidos por el ordenador especificado en nombre.

  • Administrar las colas de impresión es una de las tareas habituales cuando se comparte una impresora en la red local. Con el comando net print \\ nombre pueden examinarse las impresoras conectadas con el PC indicado por nombre, así como los trabajos pendientes de imprimirse en cada una. Añadiendo el nombre de una impresora, e indicando el número correspondiente al trabajo, podrá detenerse temporalmente la impresión de ese documento, reanudarse o cancelarse, utilizando los parámetros /PAUSE, /RESUME o /DELETE, respectivamente.

  • Además de examinar los recursos compartidos (mediante el comando net view), es posible conectarse a cualquiera de ellos utilizando el comando net use \\nombrePC\nombrerecurso. El parámetro nombrePC indica el ordenador que ofrece el recurso, y nombrerecurso hace referencia a la impresora, carpeta o unidad de disco compartida. Añadiendo /DELETE al final del comando, se interrumpe la conexión con el recurso compartido especificado, mientras que si se usa el comando sin parámetros, aparece un listado de los recursos de red seleccionados.

  • Además de los comandos de consulta o de configuración de recursos, existen comandos NET que permiten identificar determinados problemas de acceso a la red local. Por ejemplo, con NET DIAG /STATUS puede efectuarse un diagnóstico del hardware de conexión y mostrar información sobre el equipo. Cuando NET DIAG es usado por varios usuarios de forma simultánea, existe la posibilidad de utilizar el parámetro /NAMES para indicar el nombre de un PC que actuará como servidor de diagnósticos a fin de evitar conflictos.

  • Para obtener ayuda o información adicional sobre los comandos NET, debe escribirse en la línea de comando o en la ventana Ejecutar la instrucción net help. Esta instrucción muestra un listado de los comandos NET, junto con una breve descripción de cada uno. Si se desea ampliar la información de un comando concreto, puede utilizarse la sintaxis NET comando /? o bien NET HELP comando, donde comando debe sustituirse por el comando sobre el que se quiere conocer su sintaxis o los parámetros que admite.

  • ADMINISTRACIÓN REMOTA

    Gracias a la administración remota de los recursos de red es posible controlar cualquier ordenador conectado a ella y compartir los recursos de otros PCs de la red local con vistas a ponerlos a disposición de todas las estaciones de trabajo.

  • Para permitir la administración remota del PC local (esto es, configurar el acceso a los archivos e impresoras desde otro ordenador de la red local), es necesario establecer una contraseña que valide el acceso de otros usuarios. Para hacerlo hay que abrir el elemento Contraseñas del Panel de control, y hacer clic sobre la pestaña Administración remota. Acto seguido deberá marcarse la casilla de verificación Habilitar la administración remota de este servidor e introducir una contraseña (será necesario confirmarla para evitar errores al teclearla).

  • Para llevar a cabo la administración de los recursos de un PC de la red local desde otra estación de trabajo, habrá que abrir, en dicho PC, la utilidad Monitor de red. En caso de no disponer de ella deberá añadirse, desde la ficha Instalación de Windows que aparece en el cuadro correspondiente al elemento Agregar o quitar programas del Panel de control (a la que puede accederse desde el menú Inicio, siguiendo la ruta Programas/ Accesorios/Herramientas del sistema). Para proceder a seleccionar el PC que se desea administrar habrá que hacer clic en la opción Seleccionar servidor del menú Administrar de esta utilidad.

  • Para seleccionar un servidor (es decir, el PC cuyos recursos de red desean configurarse), será necesario indicar su nombre o seleccionarlo de una lista en la que aparecen todos los equipos conectados a la red local. Si el PC al que se accede está configurado para su administración remota, se solicitará la contraseña configurada; en caso contrario no será posible efectuar esta operación desde otro PC. Marcando la casilla de verificación Guardar esta contraseña en la lista de contraseñas, no se solicitará de nuevo este password al acceder desde el mismo PC.

  • Seleccionando la opción Por carpetas compartidas del menú Ver, se activan los botones Compartir recurso y Dejar de compartir. De esta manera, puede seleccionarse alguna de las carpetas o impresoras que están siendo compartidas en ese PC. Pulsando el botón Dejar de compartir se logra que no pueda accederse desde la red local mientras que haciendo clic en Compartir recurso se selecciona una unidad, carpeta o impresora de dicho PC y se configuran sus propiedades para el acceso remoto. La posibilidad de configurar los recursos compartidos de cualquier ordenador desde un PC conectado a la red local simplifica sobremanera la labor del administrador de la red.

  • Pulsando el botón Mostrar usuarios, situado en la barra de botones de Monitor de red, o seleccionando la opción Por conexiones, que forma parte del menú Ver, aparecerá en el panel izquierdo de la ventana una lista con los usuarios que están accediendo a los recursos compartidos del ordenador que se está administrando. En esta lista aparecen los nombres del usuario y del PC que está usando, así como el tiempo que lleva conectado y el que ha transcurrido sin que haya efectuado un acceso al recurso. Estos tiempos no se actualizan constantemente, por lo que debe pulsarse la tecla F5 o seleccionarse Actualizar, en el menú Ver, para refrescar esta información. El panel derecho muestra las carpetas y archivos a los que accede el usuario seleccionado.

  • Las opciones del menú Administrar pueden seleccionarse en función del contenido de los paneles. Así, cuando se examinan las conexiones (esto es, los usuarios que acceden a los recursos del PC administrado), aparece la opción Desconectar usuario y se activa el botón correspondiente en la barra de botones. Mediante esta opción es posible forzar el cierre de la conexión que el usuario seleccionado mantiene con el PC administrado, con lo que se cerrarán, de manera automática, todos los archivos abiertos y carpetas compartidas en él. Esta opción puede resultar muy útil, por ejemplo, cuando el administrador detecta que algún usuario está accediendo a recursos remotos de forma indebida o que el PC que está utilizando se ha quedado "colgado".

  • Si se selecciona la opción Por carpetas compartidas del menú Ver (o se pulsa en el botón equivalente, Mostrar carpetas compartidas), además de asignarse nuevos recursos del PC administrado para compartir en la red, pueden examinarse las carpetas e impresoras compartidas en ese momento. La información mostrada en los paneles incluye el tipo de acceso a cada recurso, así como los ordenadores de la red local que están accediendo a ellos. Seleccionando, en el panel izquierdo, cualquier recurso compartido aparecerán, en el derecho, los nombres de los PCs que están accediendo a él así como los archivos que tienen abiertos.

  • Cuando una aplicación deja de funcionar de forma correcta o un usuario accede a un archivo para el que no tiene privilegio de acceso, bastará con pulsar el botón Mostrar archivos o seleccionar Por archivos abiertos, en el menú Ver, para seleccionar el archivo y forzar su cierre. Monitor de red mostrará un mensaje para confirmar que realmente se desea cerrar el archivo al que están accediendo otros usuarios de forma remota dado que, si se modificó su contenido, se perderán dichos cambios.


  • PRÁCTICA 13

    LA CONEXIÓN A INTERNET

    En la conexión a Internet intervienen muchos elementos: los datos de la cuenta de acceso, la configuración del módem, la instalación del protocolo TCP/IP, etc.

    El acceso a Internet a través de un módem conectado a la línea telefónica requiere seguir unos pasos generales. Éstos se exponen en esta página siguiendo un orden lógico y suponiendo que se empieza desde cero, sin tener instalado ningún elemento. En primer lugar, es necesario contactar con el Proveedor de Servicios Internet, una empresa que mantiene un servidor con acceso a la Red conectado de forma permanente.

    De este modo, un usuario puede contratar un acceso a través de este servidor, de manera que mediante una llamada de teléfono del módem podrán comunicarse el servidor y el PC del usuario. Para ello, será necesario disponer de cierta información, proporcionada por el proveedor: un nombre de usuario y una contraseña de acceso, el número de teléfono para conectar con el servidor, la dirección del servidor, la dirección del servidor en el Sistema de Nombres de Dominio (DNS) y la dirección IP de puerta de enlace predeterminada. También será necesario disponer del hardware apropiado: un módem conectado a la línea telefónica y debidamente configurado. Normalmente, se dispone de ciertos elementos del sistema instalados en el PC, pero es posible que se hayan eliminado (porque no fuesen necesarios) o que no se seleccionaran durante la instalación de Windows 98, como el Acceso telefónico a redes y el entorno de red. Tras su instalación, deberán configurarse las opciones apropiadas para definir los accesos telefónicos, siendo necesaria la instalación del protocolo TCP/IP, de manera que todo esté preparado para conectarse con el Proveedor de servicios Internet. Por último, deberán comprobarse las opciones en el navegador, de forma que éste utilice el acceso telefónico creado para realizar la conexión.

    Entonces, al abrir Internet Explorer, se solicitará el nombre de usuario y password y se realizará la llamada de teléfono que conectará el PC con el servidor de Internet contratado.

  • Antes de configurar el acceso debe disponerse de una cuenta para Internet, proporcionada por un proveedor de servicios para la red. Después de elegir el más interesante (teniendo en cuenta precio, tipo de conexión, espacio para webs personales, cuentas de correo, etc.), y mediante una llamada de teléfono puede contactarse con él para que facilite los datos necesarios: el nombre de usuario y password de acceso, el número de teléfono para conectar con el servidor, la dirección del servidor en el Sistema de Nombres de Dominio (DNS) y la dirección IP de puerta de enlace predeterminada, principalmente.

  • Tras la instalación del módem y sus controladores (para lo que es conveniente utilizar los proporcionados por el fabricante), deberán revisarse sus propiedades. Abriendo el elemento Modems del Panel de control, debe comprobarse que el puerto seleccionado corresponde con el que se está utilizando físicamente. En la lista desplegable Velocidad máxima se seleccionará el valor máximo permitido por el puerto serie, observando además que no esté marcada la casilla Conectar únicamente a esta velocidad. En la ficha Conexión aparecen las preferencias de conexión y llamada, así como el botón Avanzada. Al hacer clic en él, se mostrarán las opciones referentes al control de flujo de datos y errores, con sus valores por defecto.

  • Es necesario comprobar que se ha instalado el componente Acceso telefónico a redes, imprescindible para el acceso a Internet mediante una llamada desde el módem. Para ello, es suficiente comprobar que existe una opción con este nombre en la carpeta Comunicaciones, dentro de Accesorios. Si no aparece, debe abrirse el elemento Agregar o quitar programas del Panel de control, y desde la ficha Instalación de Windows, seleccionar la categoría Comunicaciones. Pulsando el botón Detalles, aparecerá un cuadro en el que se marcará la casilla correspondiente a Acceso telefónico a redes.

  • Tras pulsar Aceptar, en los sucesivos cuadros de diálogo abiertos, se solicitará el CD-ROM de instalación de Windows 98, de manera que puedan copiarse al disco duro todos los controladores necesarios. Cuando terminen de instalarse todos los archivos, conviene reiniciar el sistema antes de continuar para que los cambios tengan efecto, por lo que deberá pulsarse el botón Aceptar en la ventana de aviso. Si no se dispone de ningún adaptador de red local instalado, al añadir el adaptador de acceso telefónico a redes aparecerá, en el Escritorio, el elemento Entorno de red.

  • Una vez reiniciado, para realizar la conexión a Internet a través de la línea telefónica, será necesario instalar los protocolos apropiados. Para ello, debe hacerse clic, con el botón derecho, sobre el icono de Entorno de red del Escritorio y seleccionar Propiedades en el menú contextual, o bien abrir el elemento Red desde el Panel de control. El cuadro que se abre contiene la información acerca de los clientes, adaptadores, protocolos y servicios instalados en el ordenador para el trabajo en red.

  • Es necesario añadir un protocolo TCP /IP que permita realizar los accesos telefónicos a la Red. Para instalarlo, debe pulsarse el botón Agregar de forma que se muestre la ventana Seleccionar tipo de componente de red. En la lista de componentes debe hacerse clic sobre Protocolo y pulsar, con posterioridad, el botón Agregar .

  • Tras unos instantes, en los que el sistema operativo crea un registro de los controladores disponibles, se mostrará la ventana Seleccionar Protocolo de red. En ella aparecen dos paneles, con Fabricantes en el de la izquierda y Protocolos de red en el de la derecha. Debe seleccionarse Microsoft como fabricante y desplazar la lista de la derecha hasta el final para seleccionar TCP/IP. Por último, debe hacerse clic en Aceptar.

  • En el cuadro que muestra los componentes de red instalados, aparece un protocolo TCP/IP para cada uno de los adaptadores (Ethernet y acceso telefónico). Si la conexión a Internet se realiza mediante una única configuración (como sucede en la mayoría de los casos), pueden configurarse las propiedades del protocolo desde este cuadro para que sean utilizadas de forma predeterminada. Para ello debe seleccionarse el protocolo TCP/IP correspondiente al acceso telefónico y pulsar sobre el botón Propiedades.

  • Tras confirmar que desea modificarse esta configuración, aparece el cuadro Propiedades de TCP/IP, que contiene varias fichas. Pulsando sobre la pestaña Puerta de enlace, podrá especificarse la dirección IP correspondiente al Proveedor de Servicios de Internet, escribiéndola en la línea Nueva puerta de enlace y pulsando Agregar. Esta dirección debe corresponder con el DNS principal del proveedor que éste habrá facilitado al contratar el acceso. Tras cerrar todos los cuadros abiertos pulsando Aceptar, será necesario reiniciar de nuevo nuestro equipo.

  • Los elementos necesarios para establecer la conexión ya están instalados. Sin embargo, debe crearse la configuración que indique al módem dónde está el servidor de Internet. Para ello, se abrirá la ventana Acceso telefónico a redes, bien desde Mi PC o desde la carpeta Comunicaciones del menú Accesorios, en Inicio/Programas. Acto seguido y mediante un doble clic sobre el elemento Realizar conexión nueva, se pondrá en marcha el asistente de ayuda para crear esta conexión.

  • Tras identificar con un nombre la conexión y seleccionar el módem instalado (en el caso de que se hayan instalado varios dispositivos), debe pulsarse el botón Siguiente. En la ventana que se muestra a continuación es necesario indicar el número de teléfono proporcionado por el proveedor para contactar con el servidor, en la casilla Número de teléfono. No es necesario introducir el código de área, aunque el número debe incluir el prefijo, siguiendo el sistema de telefonía actual.

  • Al finalizar, se habrá creado un nuevo elemento en la carpeta, con el nombre indicado anteriormente. Haciendo clic con el botón derecho sobre el icono del acceso, se seleccionará Propiedades, en el menú contextual, para acceder a las opciones de configuración. En la ficha que aparece por defecto en la ventana de propiedades, General, debe deseleccionarse la casilla Utilizar código de área y propiedades de marcado.

  • Después de pulsar sobre la pestaña Tipo de servidor, deben deseleccionarse las casillas correspondientes a los protocolos que no se usarán en las conexiones a Internet, en la sección Protocolos de red admitidos, de manera que solamente TCP/IP esté seleccionado. Así mismo, es necesario seleccionar en la lista desplegable Tipo de servidor de Acceso telefónico a redes, la entrada PPP: Internet, Windows NT Server, Windows 98. En Opciones avanzadas, pueden deseleccionarse todas las casillas, aunque si el módem no admite compresión por hardware, es recomendable dejar activada la casilla Habilitar la compresión por software, para acelerar la comunicación.

  • Haciendo clic sobre el botón Configuración TCP /IP de la ficha comentada en el paso anterior, podrán indicarse las direcciones DNS principal y secundaria (si el proveedor utiliza una) de acceso al servidor de Internet. Para poder introducirlas, es necesario pulsar sobre la opción Direcciones del servidor asignadas por el usuario. Las casillas inferiores de este cuadro deben permanecer activadas, a no ser que se observen problemas de conexión posteriormente o que el proveedor indique que deben desactivarse.

  • Las conexiones telefónicas convencionales no necesitan ninguna configuración específica en las fichas Automatización y Multienlace, por lo que no deberán modificarse los valores seleccionados por defecto. Esta última ficha se utiliza para seleccionar adaptadores adicionales cuando se dispone de dos líneas telefónicas con un módem conectado a cada una, de manera que pueda aumentarse la velocidad de la conexión, y en Automatización, puede indicarse la ubicación de un archivo de comandos utilizado para conectar de forma automática, siguiendo las expresiones y parámetros que incluye.

  • Si se han definido varios accesos telefónicos, será necesario indicar al navegador de Internet cual debe utilizar. Para ello, se abrirá el elemento Opciones de Internet del Panel de control y, posteriormente, la ficha Conexiones en el cuadro de propiedades. Después de seleccionar el acceso telefónico apropiado, puede pulsarse sobre el botón Predeterminada para que sea usado por defecto en todas las conexiones. Pulsando sobre el botón Configuración, podrá introducirse el nombre de usuario y passwords asignados.

  • NET MEETING 2.11

    Este programa de Microsoft ofrece la posibilidad de conversar o trabajar de forma conjunta con cualquier otro usuario que disponga de una conexión a Internet o la red local, compartiendo incluso programas o documentos guardados en el PC.

    Microsoft NetMeeting es una excelente aplicación con la que es posible mantener conversaciones o sesiones de trabajo con cualquier persona a través de Internet. Para poder aprovechar todas las características que ofrece esta aplicación, es recomendable disponer de una cámara, una tarjeta de sonido full-duplex (prácticamente todas las actuales), micrófono y altavoces. Si la tarjeta de sonido no es full-duplex no podrá hablarse al mismo tiempo que se escucha el sonido procedente de otros participantes. De esta manera será posible (si el resto de participantes en la reunión también disponen de este hardware) llamar a otros usuarios, ver las imágenes ofrecidas por sus respectivas cámaras y mantener conversaciones habladas o escritas. Asimismo ofrece la posibilidad de trabajar conjuntamente, compartiendo aplicaciones instaladas en el PC, utilizando la Pizarra para mostrar esquemas o anotaciones de forma simultánea o enviando y recibiendo archivos almacenados en el disco duro. La lista de Marcado rápido permite examinar rápidamente cuándo ha iniciado una sesión alguno de los contactos habituales. De este modo, puede crearse una agenda personal y consultarla, con lo que reconocer cuándo está disponible algún conocido para comunicarse con él, es inmediato.

  • NetMeeting es una aplicación que se instala conjuntamente con el navegador Internet Explorer y que permite mantener conversaciones mediante vídeo, sonido y texto, además de compartir aplicaciones, archivos o espacios comunes de trabajo. Existen numerosos servidores en Internet desde los que puede contactarse con muchos usuarios, aunque lo habitual es utilizar este servicio en una intranet corporativa para mantener sesiones de trabajo o comunicaciones de forma eficiente.

  • El panel situado a la izquierda de la ventana de NetMeeting permite cambiar la vista del área principal. Así, pulsando sobre Llamada actual, se mostrarán las ventanas correspondientes a las imágenes captadas por cada una de las cámaras de los participantes. La opción Directorio permite conectar con servidores de directorio, en los que es posible encontrar otras personas a quienes llamar. Será necesario actualizar esta vista para que muestre los nombres y la situación de cada usuario correctamente. En ella sólo aparecerán las personas conectadas al servidor seleccionado.

  • Desde el menú Llamar puede accederse a las opciones que permiten iniciar una comunicación. Si desea mantenerse una reunión con otros usuarios, es conveniente que estén de acuerdo sobre la hora para celebrarla, de manera que uno de ellos seleccione la opción Organizar conferencia en este menú a la hora convenida. A medida que el resto de participantes realicen sus llamadas, aparecerán los avisos correspondientes en el Escritorio del organizador de la reunión, mostrando cada uno el nombre del usuario que realiza la llamada. Debe pulsarse Aceptar para admitir la llamada.

  • En el panel derecho de NetMeeting aparecen, de forma predeterminada las ventanas correspondientes a las cámaras de los usuarios, cuando está seleccionada la vista Llamada actual, con el tamaño seleccionado en las opciones de configuración del programa. Es posible mostrar cada una de estas ventanas de forma independiente y con tamaños diferentes, de manera que puedan organizarse mejor en el Escritorio de cada usuario, minimizando además las ventanas que no se usen. Para ello, debe seleccionarse la opción Desconectar vídeo remoto, en el menú Ver o haciendo doble clic sobre cada una de las ventanas que aparecen en este panel.

  • Seleccionando Opciones, en el menú Herramientas, puede accederse a las opciones generales de configuración del programa. El cuadro Opciones se organiza en seis fichas, desde las que se accede a la mayoría de características configurables, como la información personal que podrán consultar el resto de participantes, las características del vídeo o del sonido, etc. En la ficha General puede elegirse la carpeta donde se guardarán los archivos enviados por otros participantes en la reunión, así como la velocidad de la comunicación.

  • Si la casilla Mostrar icono de Microsoft NetMeeting en la barra de tareas, presente en la ficha General de las opciones de configuración, está seleccionada, podrá accederse a las opciones más habituales del programa rápidamente: la pizarra, el área de conversación escrita, la colaboración entre participantes y la selección de aplicaciones compartidas. Las aplicaciones compartidas por otros usuarios aparecen con el nombre de la persona que la ha compartido junto al nombre de ésta.

  • La Pizarra es un área de trabajo que permite que cualquiera de los participantes en la reunión realice anotaciones, que pueden incluir ilustraciones, esquemas, dibujos a mano alzada, textos, etc. A diferencia de las aplicaciones compartidas, facilita que todos los usuarios trabajen al mismo tiempo. En la barra de título de la ventana aparece la cantidad de usuarios que han abierto sus respectivas pizarras, de manera que puede reconocerse fácilmente si las anotaciones que se muestran están siendo consultadas por los demás.

  • Es posible abrir una aplicación en el PC y permitir que otros usuarios participantes en la reunión la utilicen, pudiendo ver en todo momento qué es lo que se está haciendo. Dado que esto puede suponer un problema de seguridad para la información almacenada, es importante controlar constantemente la actividad en las aplicaciones compartidas. La ventana de la aplicación compartida muestra una pestaña en su esquina superior derecha con el nombre del usuario que la comparte. Debe tenerse presente que cuando se colabora en una aplicación compartida, sólo una persona puede controlar el cursor en cada momento concreto.

  • NETMEETING SERVIDORES ILS

    Para poder entablar reuniones y conversaciones entre varios usuarios de NetMeeting, es necesario iniciar una conferencia en un host con servicios de localización ILS.

    No existe ningún directorio global donde puedan verse todos los servidores ILS que se encuentran activos o los usuarios conectados, en un momento determinado. Para poder obtener una lista de los usuarios conectados y el estado en que se encuentran, es necesario entrar en contacto previamente con un servidor ILS existente. Aunque NetMeeting puede configurarse para ocultar el nombre y los datos del usuario, ésta no es una práctica habitual. Al acceder a un servidor, gran parte de usuarios se dedican a buscar y esperar un interlocutor válido para iniciar la comunicación. Si se dispone de conexión permanente con Internet, es posible configurar NetMeeting para que se ponga en marcha automáticamente e inicie una sesión cada vez que se encienda el PC. De este modo podrá estar disponible para comunicarse con cualquier usuario inmediatamente. NetMeeting incluye, además, muchas otras opciones que facilitan el control de los accesos a servidores ILS.

  • Los hosts que incorporan soporte de ILS, para centralizar las conexiones con NetMeeting, no están conectados entre sí, por lo que ofrecen este servicio de forma autónoma. En consecuencia, no puede hacerse ningún tipo de gestión y control que englobe todos los servidores ILS que están conectados en Internet. Tampoco es posible localizar u obtener información de los usuarios de NetMeeting que están conectados a la Red en un momento dado. Sin embargo, algunas páginas Web incluyen enlaces con direcciones de servidores ILS de NetMeeting, a modo de pequeños directorios de localización como, por ejemplo, NetMeeting Zone. (http:// www.netmeet.net/lIslist.asp).

  • Para iniciar la sesión dentro de un servidor ILS basta con introducir su dirección mediante un URL, en el cuadro de entrada Servidor:, del mismo modo que en un navegador de la WWW. Podrá iniciarse una charla o videoconferencia con alguno de los usuarios que se muestran en el directorio del servidor, con tan sólo hacer doble clic, sobre él, con el botón izquierdo del ratón.

  • Para no tener que volver a introducir el nombre de un servidor de inicio de sesión cada vez que accede a NetMeeting, puede configurarse un servidor ILS predeterminado al que podrá accederse de forma automática durante el proceso de inicio del programa. El host de inicio de sesión deberá especificarse en la ficha llamando, dentro de la ventana Opciones del menú Herramientas. Es aconsejable seleccionar un servidor al que pueda tenerse acceso de forma rápida, para evitar pérdidas de tiempo innecesarias, cada vez que inicie NetMeeting.

  • EI inicio de sesión automático desde un servidor predefinido permite que la información correspondiente al usuario aparezca, desde el primer instante, en el directorio del servidor y de este modo pueda ser localizado por otro usuario. Si el ordenador está conectado constantemente a la Red, puede activarse la opción Ejecutar al iniciar Windows y notificar llamadas entrantes, que se encuentra en la ficha General, dentro de la ventana Opciones. De manera que en el arranque del SO, se ejecutarán y activarán las rutinas que controlan la recepción automática de llamadas de NetMeeting. Cuando finalice la carga del SO, el usuario aparecerá en el directorio del host de inicio, sin necesidad de ejecutar NetMeeting para iniciar la sesión.

  • AI iniciar NetMeeting aparecen dos nuevos iconos, en el extremo derecho de la barra de tareas, y permanecen ahí hasta finalizar todas las comunicaciones que establece el programa. El icono con la bola del mundo rodeada por unas flechas de color amarillo, situado a la derecha de la barra, es una utilidad de NetMeeting. Al pulsarlo con el botón izquierdo del ratón, se despliega una pequeña paleta de herramientas que puede utilizarse, mientras dure el trabajo en colaboración. El icono que aparece aliado, con una bola del mundo de mayor tamaño, es el supervisor de conexiones de Intel (Intel Connection Advisor). Una utilidad que permite supervisar y controlar el desarrollo de las comunicaciones. Mediante una señal de advertencia de color amarillo sobre el icono de la barra de tareas, avisa al usuario en caso de producirse algún fallo en las transmisiones de NetMeeting.

  • La utilidad de Intel, además de monitorizar el desarrollo de las comunicaciones que se establecen, ofrece información de interés para el usuario. Al hacer doble clic sobre el icono del supervisor de comunicaciones, se despliega una pequeña ventana en la que pueden consultarse, por separado, el uso del procesador que esta acaparando NetMeeting y la velocidad de transmisión de los datos de vídeo y audio.

  • Al igual que los programas de navegación o de correo electrónico, NetMeeting puede instalarse en un PC junto a otros programas de videoconferencia o telefonía por Internet. Windows 98 permite utilizar, sin problemas, varios clientes de un mismo servicio. Puede instalarse, por ejemplo, el navegador de Netscape en un PC, sin necesidad de eliminar el Explorador de Windows. Para controlar la convivencia de NetMeeting con otros clientes del mismo servicio de Internet debe seleccionarse, en la ficha Programas, dentro de Propiedades de Internet, la utilidad o aplicación que el SO utilizará por defecto.

  • En la WWW todos los recursos se indican mediante URLs, por lo que el navegador se convierte en la herramienta básica para interpretar y visualizar los distintos tipos de URLs. Esto también puede emplearse para efectuar llamadas de NetMeeting desde el explorador de Windows, sin necesidad de abrir el programa. Para ello, basta con tener abierta una sesión de NetMeeting, en un servidor ILS, para así poder enviar el mensaje. Para introducir en el navegador un URL de ILS, se emplea el prefijo callto: (p. ej., callto: <direcclón_e-mail_enILS», que establece una llamada entre NetMeeting y un usuario que, obligatoriamente, deberá estar conectado al mismo servidor ILS.


  • PRÁCTICA 14

    MI MALETÍN

    Conocer cómo sacar el máximo partido de esta utilidad de Windows puede ser una buena solución a la hora de trabajar en un mismo documento desde distintos PCs.

    En ocasiones, algunos usuarios deben trabajar sobre determinados documentos desde diferentes ordenadores, el PC de casa, un ordenador portátil o el terminal de la oficina. A pesar de que tanto Internet como el correo electrónico o las redes locales permiten superar las limitaciones físicas que afectan al transporte de los documentos, quedan todavía otros problemas sin resolver. Por ejemplo, llevar documentos desde un equipo a otro o localizar la versión más reciente de aquellos con los que se está trabajando pueden representar en ocasiones un auténtico obstáculo. Cuando el número de documentos es elevado, puede perderse mucho tiempo comprobando sus fechas o contenidos con vistas a evitar introducir modificaciones a un documento importante en una copia que no corresponda a la última versión.

    El maletín es el accesorio que Windows 98 propone para solucionar este problema, proporcionando un espacio destinado a almacenar copias de los documentos que deben transportarse a otros ordenadores. El maletín ofrece la posibilidad de actualizar su contenido (sincronizarlo) de forma automática para asegurarse de que contenga, siempre, la última versión de estos archivos. A diferencia de la sincronización directa, que se utiliza principalmente en bases de datos relacionales y permite generar y modificar varias réplicas, el método empleado por los maletines de Windows 98 no es capaz de actualizar un documento para obtener su versión más reciente cuando han sido modificadas dos o más copias en diferentes ordenadores. En consecuencia, es fundamental sincronizar el contenido del maletín, actualizando las copias de los archivos que incluye cada vez que se cambie de ordenador, así como modificar los archivos, únicamente, en el equipo que utilice el maletín en ese momento.

  • Para crear un maletín nuevo bastará con hacer clic, con el botón derecho del ratón, en un área vacía del escritorio y seleccionar Nuevo en el menú que aparece. En el submenú que se desplegará a continuación, se pulsará la opción Maletín, con lo que éste quedará creado con el nombre predeterminado Nuevo Maletín.

  • Cuando se accede por primera vez al maletín recién creado aparece una pantalla de bienvenida con unas breves explicaciones acerca de su uso. Esta ventana se cierra al pulsar Finalizar. A continuación, se abre la ventana principal del maletín, en la que estará activada, por defecto, una vista que permite examinar su contenido y controlar los cambios y el estado de los archivos que vayan a copiarse.

  • La dinámica de trabajo con los maletines es muy sencilla. Basta con copiar el documento con el que va a trabajarse en otros ordenadores, arrastrando y soltando su icono dentro de la ventana del maletín. Una vez volcados todos los documentos podrá llevarse el maletín a otro PC, por ejemplo, moviéndolo hasta un disquete o enviándolo a través de la red local o intranet.

  • Al arrastrar documentos a un disquete se crean copias de los archivos pero conservando también los originales. Por el contrario, cuando se arrastran documentos al maletín, desaparecen del sitio en el que se encontraban en un principio. Es importante tenerlo en cuenta al cambiar la ubicación de los documentos. Además, ningún documento podrá moverse si está abierto. Si el usuario lo intenta aparecerá un aviso como el de la imagen.

  • En el nuevo ordenador deberá trabajarse con los archivos y documentos que contiene el maletín y, al regresar al ordenador inicial, será necesario actualizar su contenido reemplazando los archivos originales que se hayan modificado. Para ello, bastará con seleccionar los que desean actualizarse y pulsar el botón Actualizar selección. Antes de llevar a cabo cualquier modificación, Mi Maletín pedirá que el usuario confirme la orden y le mostrará todos los datos disponibles acerca de los archivos, tanto de los originales como de aquellos que han sido actualizados.

  • Una vez autorizada la actualización de los archivos, ésta se realiza como si se tratase de una copia convencional de archivo a archivo. También puede optarse por seleccionar archivos para que no sean actualizados al ser transferidos, de modo que se desvinculen del original. Dichos archivos quedarán etiquetados como Sin referencia.

  • Para designar un archivo como Sin referencia bastará con escoger el que desea desvincularse, abrir el menú Maletín y seleccionar la opción Separar del original. Tras hacer clic sobre esta posibilidad, se observará que el archivo pierde su referencia con el archivo original. De este modo, dicho archivo no se actualizará en función de los cambios que se hayan realizado en otro ordenador.

  • Para comprobar el estado de un archivo deberá abrirse Mi Maletín y seleccionar el archivo o carpeta que se quiera. A continuación se hará clic, con el botón derecho del ratón, sobre ese mismo archivo o carpeta y se seleccionará Estado de la actualización, en la opción Propiedades. La opción Buscar original, dentro de Estado de la actualización, indica dónde se encuentra la copia original del archivo que está dentro de Mi Maletín.


  • PRÁCTICA 15

    OPCIONES DE ACCESIBILIDAD

    Las posibilidades de adaptación de la interfaz de Windows 98 facilitan enormemente su uso a los usuarios afectados por diferentes tipos de discapacidades.

    Las opciones de accesibilidad de Windows 98 permiten adaptar este sistema operativo a las necesidades de usuarios que sufren limitaciones sensoriales. Gracias al asistente de accesibilidad, estos usuarios podrán personalizar, de manera sencilla, la interfaz gráfica de Windows, de modo que ésta se adapte a las deficiencias visuales o auditivas menos severas.

    Además de proporcionar señales auditivas o mejoras visuales, este asistente permite utilizar combinaciones del teclado como sustitutos del ratón, es decir, configurarlo de forma que, por ejemplo, se eviten las repeticiones involuntarias al introducir datos utilizando el teclado.

  • Si durante la instalación de Windows se ha seleccionado Accesibilidad, este grupo de programas estará disponible en el menú Accesorios, del menú Inicio. Contendrá dos elementos: Ampliador y Asistente para Accesibilidad. El ampliador está pensado para solucionar problemas visuales, ya que permite dedicar una parte de la pantalla a ampliar el área de trabajo.

  • Las opciones del ampliador facilitan su configuración, de manera que durante su uso, se comporte de conformidad con las necesidades del usuario. Este puede definir el grado de ampliación de la ventana, además de dirigir el enfoque (qué zona está siendo ampliada) según la actividad del ratón o el teclado. También es posible arrastrar la zona ampliada al lugar de la pantalla deseado por el usuario.

  • El Asistente de accesibilidad sirve para personalizar la adaptación de la interfaz a cada usuario, ya que éste elegirá las opciones correspondientes, según su grado de discapacidad. Siguiendo las instrucciones que aparecen en pantalla, el asistente variará el tamaño de las fuentes, cambiará el esquema de colores de Windows, u ofrecerá señales auditivas o visuales en función de las necesidades personales de cada usuario.

  • Después de definir un tamaño de letra adecuado para que el usuario pueda seguir sin dificultades el asistente, se ofrece un menú genérico que enumera las modificaciones susceptibles de ser introducidas en la interfaz para permitir, a estos usuarios, usar Windows 98 sin problemas de adaptación a la interfaz. Además de solucionar problemas con los gráficos, el sonido o el teclado y el ratón, el asistente se ocupa también, a través de las opciones administrativas, de gestionar los cambios de la interfaz cuando existen varios usuarios con necesidades específicas.


  • PRÁCTICA 16

    FUENTES TIPOGRÁFICAS

    El formato TrueType es el que utiliza Windows 98, en la mayoría de aplicaciones, para las fuentes escalables. Todos los tipos instalados se gestionan desde el Panel de control.

    Incluso los editores de textos sencillos, como el Bloc de notas que incorpora Windows 98, permiten crear documentos usando una fuente de letra determinada. Aunque este programa admite un único tipo de letra para todo el texto, los editores más complejos permiten emplear varias fuentes distintas en un mismo documento. El formato TrueType es uno de los más extendidos para fuentes escalables (es decir, fuentes vectoriales que admiten cualquier tamaño). Tanto el sistema operativo como los programas instalados pueden utilizarlo sin problemas. Además, puede imprimirse en cualquier dispositivo. Windows 98 instala, por defecto, un conjunto de fuentes TrueType, que incluyen símbolos y fuentes de espaciado proporcional o fijo.

  • Windows 98 almacena todos los archivos correspondientes a las fuentes tipográficas de tipo TrueType y tamaño fijo en la carpeta C:\Windows\ Fonts. A dicha carpeta se accede haciendo clic en la opción Fuentes, del menú que se despliega al seleccionar Panel de Control. También puede abrirse directamente utilizando el Explorador o desde el icono Mi PC. Cada tipo de fuente se identifica con un icono distinto. Así a la de tipo TrueType corresponde un icono formado por dos letras T mayúscula, mientras que las no escalables se identifican con un icono en forma de A.

  • Al hacer doble clic sobre cualquiera de los iconos, se abre una ventana que proporciona el nombre de la fuente, el juego de caracteres y un texto con tamaños diferentes. En el caso de que la fuente sea de tipo TrueType facilita, además, el tamaño del archivo y la versión correspondiente. Pulsando el botón Imprimir, que aparece en la parte superior de la ventana, puede obtenerse una página con toda esta información.

  • Algunas fuentes incluyen símbolos y caracteres especiales que son difíciles de localizar en el teclado. Para insertarlos en cualquier documento de texto puede utilizarse la utilidad Mapa de caracteres, que se encuentra en la opción Herramientas del sistema, a la que se accede siguiendo la ruta Inicio/Programas/ Accesorios. Después de localizar esta utilidad deberá seleccionarse, en el listado Fuente, el tipo de letra apropiado y, a continuación, hacer doble clic sobre los caracteres elegidos. Haciendo clic sobre el botón Copiar, dichos caracteres pasarán al Portapapeles. De vuelta al documento bastará con utilizar la opción Pegar para colocar los caracteres en el sitio deseado.

  • Cuando desde Windows se abre una ventana en MS-DOS (no a pantalla completa), puede modificarse el tipo de letra utilizado. En la parte superior izquierda de la ventana se despliega una lista en la que puede seleccionarse el tamaño de la fuente. Además, es posible elegir entre una fuente de mapa de bits, o fuente de pantalla, y una fuente TrueType de espaciado fijo.

  • INSTALAR TIPOS ADICIONALES

    Los archivos TTF, correspondientes a fuentes tipográficas, pueden instalarse con facilidad con vista a utilizarlos con las aplicaciones de que dispone Windows 98.

    Aunque Windows 98 incluye un completo conjunto de fuentes en ocasiones es necesario añadir alguna. Si se dispone de los archivos correspondientes a las fuentes, éstas pueden instalarse mediante un sencillo procedimiento. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que instalar un número elevado de fuentes de letra limita, de manera notable, los recursos del sistema y repercute, principalmente, en un descenso de la velocidad durante la sesión de trabajo así como de la cantidad de memoria disponible. En consecuencia, es aconsejable no instalar más fuentes de las estrictamente necesarias. Una manera efectiva de comprobar el aumento de rendimiento después de haber desinstalado las fuentes innecesarias consiste en controlar el tiempo que tarda en encenderse el PC.

  • Muchas aplicaciones incluyen fuentes tipográficas que deben instalarse para que el programa funcione correctamente. Por ejemplo, las aplicaciones de composición musical cuentan con fuentes propias para representar los símbolos de la notación en la partitura (notas, claves, etc.). En estos casos el proceso de instalación es automático, siendo el propio programa el encargado de realizarlo.

  • Existen aplicaciones que, como PhotoFinish (que copia 20 fuentes TrueType extras en la carpeta C:\pfinish\system), adjuntan diversas fuentes complementarias aunque no indispensables para la aplicación. Para poder instalar los archivos correspondientes a las fuentes de letra deberá examinarse, en primer lugar, la carpeta en la que se encuentran, desde dónde se seleccionarán y arrastrarán hasta la carpeta Fonts. Este procedimiento puede emplearse, únicamente, con fuentes TrueType y, en ocasiones, da lugar a problemas ya que el SO no registra algunas fuentes de manera apropiada.

  • Para instalar las fuentes de letra adicionales debe pulsarse la opción Instalar nueva fuente, en el menú Archivo de la ventana en que se muestran las fuentes instaladas. A esta se accede desde la opción Fuentes, en el menú Panel de control. En el cuadro Carpetas, de la ventana que se abrirá, deberá indicarse dónde están guardados los archivos y, en la opción Lista de fuentes, se seleccionarán las que desean instalarse. Al hacer clic en la casilla Copiar fuentes a la carpeta Fonts, se añadirán los archivos seleccionados. Esta posibilidad es especialmente útil cuando las fuentes están en un disquete, CD-ROM o en otro PC de la red local. Al acabar se hará clic en Aceptar.

  • Si en alguna ocasión se pierde o no se imprime bien una fuente deberá eliminarse el archivo correspondiente y reinstalarlo. Si la fuente no estuviera disponible podría utilizarse alguna similar a la original. Seleccionando la opción Mostrar fuentes por similitud, en el menú Ver de la carpeta Fonts, se ordenarán los archivos en función de su parecido con la primera fuente escogida.

  • En cualquier caso deberá comprobarse, previamente, que en realidad no se trata de un problema de falta de memoria en la impresora. Para descartar que la causa del problema sea ésta bastará con imprimir, por ejemplo, un documento más pequeño.


  • PRÁCTICA 17

    ACPI Y PM EN EL BIOS

    Para que el sistema operativo pueda aprovechar las diferentes opciones de gestión de energía disponibles es necesario activar dicha característica en el BIOS del ordenador.

    Todas los ordenadores actuales son capaces de activar los modos de bajo consumo en los discos duros y los monitores. Para ello, es indispensable que las características de ahorro de energía estén seleccionadas en el Setup del BIOS y, por lo tanto, que se disponga de un BIOS compatible con estas especificaciones. Aunque la implantación del estándar ACPI no es general en cuanto al software, en todos los casos es posible determinar, en el Setup, los modos de funcionamiento y los tiempos necesarios para activarlos lo que permitirá sacar provecho de ellos con independencia del SO.

    Si se cuenta con Windows 98 como sistema operativo, bastará con activar la administración avanzada de energía desde el Setup y definir el modo de bajo consumo para el monitor dado que, a través del elemento Administración de energía, situado en el Panel de control, pueden definirse el resto de parámetros. Además, la configuración de administración de energía del Setup ofrece la posibilidad, siempre que la placa base lo permita, de monitorizar tanto los voltajes como las temperaturas de los elementos principales.

    • Award y AMI son los fabricantes principales de BIOS. Aunque, las funciones básicas de todos los sistemas de entrada/salida de datos son prácticamente idénticas, existen algunas diferencias en aquellas opciones relacionadas con la administración de energía. Las versiones más recientes indican, durante el POST (Power On Self Test, autotest de encendido), justo al lado de la fecha de revisión del BIOS, si son o no compatibles con el estándar ACPI. Si el BIOS instalado en el PC es antiguo pueden obtenerse versiones actualizadas en las páginas Web que publican en Internet los fabricantes de placas base.

    • Al encender el PC aparece, durante unos instantes, antes de comenzar la carga del SO, la tecla o teclas que deben utilizarse para abrir el Setup. Por regla general, basta con pulsar Supr. Al hacerlo se abre la pantalla principal con todas las opciones, entre las que el usuario podrá desplazarse utilizando las teclas de cursor. Para pasar a las opciones de ahorro de energía deberá marcarse la opción POWER MANAGEMENT SETUP y pulsar Intro.

    • La primera opción permite seleccionar dos configuraciones predefinidas o que el usuario elija las características. Para alternar entre los diferentes valores que admite cualquier opción, deberán pulsarse las teclas AvPág o RePág. La opción Max Saving selecciona los valores de ahorro de energía y configura unos tiempos de inactividad relativamente cortos. Min Saving emplea tiempos más prolongados aunque también activa las características de ahorro de energía. Para establecer una opción se seleccionará User Define.

    • La base del estándar DPMS (Display Power Management Signaling, gestión de la energía para la señal de vídeo) es la sincronización de las señales enviadas al monitor de modo que, en PCs con aplicaciones de administración de energía, pueda modificarse el modo de funcionamiento. La opción Video Off Method permite acceder a los tres modos que indican al monitor como actuar cuando se activa un modo de bajo consumo. Por orden de nivel de ahorro energético, de menor a mayor, son Standby, Suspend y Video Suspend y Video Off. Éste último es el que más ahorra, aunque es el que necesita más tiempo para recuperar su funcionamiento normal. Las opciones varían en función del fabricante y de la versión del BIOS.

    • En la sección PM Timers deben configurarse los tiempos de inactividad que el PC utilizará como referencia para activar los modos de ahorro de energía. El tiempo configurado en la opción HDD Power Down indica los minutos que deberán transcurrir sin que el sistema haga uso de un disco IDE antes de pasar al modo de bajo consumo. La opción Suspend Mode determina el periodo de tiempo transcurrido tras el cual se activa el modo de máximo ahorro de energía en los componentes del ordenador que admiten esta posibilidad.

    • Una de las características más recientes del Setup de un BIOS compatible con ACPI es la posibilidad de configurar el funcionamiento del botón de encendido del PC. Seleccionando la opción conveniente, es posible indicar al ordenador, presionando el botón indicado, que pase al modo de suspensión, lo que evita tener que apagar el equipo. Cuando se desee podrá recuperarse el funcionamiento normal sin necesidad de cargar de nuevo el sistema operativo y las aplicaciones. La evolución del hardware actual permite alcanzar estados de consumo realmente bajos, lo que convierte a esta característica en una opción que deben tener muy en cuenta aquellos usuarios que utilizan el PC con asiduidad. Además, pueden usarse el interruptor de la parte trasera y el ventilador de la fuente de alimentación (presente en la mayoría de cajas ATX), para cortar por completo el suministro de electricidad.

    • Los modos de bajo consumo energético se han empleado, principalmente, como un método para mantener el PC continuamente activo sin que haga consumo aparente durante el tiempo en que no se emplea. Desde un modo de bajo consumo puede reactivarse el ordenador de formas diversas como, por ejemplo, a través de señales recibidas por el módem o desde la red local. De esta manera pueden recibirse faxes a través del PC, aunque la máquina no esté operativa, gestionar el PC de forma remota en cualquier momento o administrar una red local con mayor efectividad.

    • Las placas base actuales permiten controlar las temperaturas de la placa y del microprocesador, la medición de las diferentes tensiones utilizadas y la velocidad de los ventiladores conectados. Si alguna de estas características no estuviera disponible, deberá seleccionarse Ignore en la opción correspondiente. Estos datos son utilizados por muchas de las aplicaciones que se encargan de realizar un seguimiento de este tipo, de modo que pueden advertir al usuario de las anomalías que pudieran aparecer. Es especialmente importante activar la información relativa a la temperatura, que se indica tanto en grados centígrados como en grados Fahrenheit.

    APM EN WINDOWS 98

    Windows 98 permite, siempre que se disponga de un PC compatible con la especificación ACPI, configurar de manera conveniente las opciones básicas de ahorro energético.

    Las características de ahorro de energía en el PC comenzaron a especificarse hace, unos l0 años aunque, no ha sido hasta hace poco tiempo cuando su uso ha pasado a ser prácticamente obligado en cualquier ordenador. Para contar con estas características es imprescindible que la placa base soporte la especificación ACPI (Advanced Configuration and Power Interface, interfaz avanzada de gestión de energía) y que, en consecuencia, disponga de un chipset 430TX o superior (en la actualidad todos los PCs nuevos cuentan con versiones más recientes). Este chipset fue el primero que se instaló, tanto en ordenadores de sobremesa como en portátiles y permite, entre otras funciones, que para apagar el ordenador no tenga que pulsarse el botón de la carcasa. Por el contrario, establece los mecanismos necesarios para gestionar, mediante software, las funciones de control de arranque del PC así como otras características de ahorro de energía.

    Windows 98 permite utilizar la mayoría de las características definidas en las especificaciones APM (Advanced Power Administration, gestión avanzada de energía) incorporadas a los componentes hardware. Por ejemplo es posible pasar de un modo de pantalla normal a otro de bajo consumo (denominado Sleep) que actúa de forma similar a bajar los controles de brillo y contraste al mínimo para evitar un desgaste innecesario del tubo. Otro modo de bajo consumo suspende la actividad en el monitor y en la tarjeta VGA. Otros avances en la administración de energía han sido el establecimiento de las especificaciones VTR (Voltage Reduction Technology, tecnología de reducción de voltaje) y SBS (Smart Battery System, sistema de baterías inteligente) en los ordenadores portátiles, que ayudan a gestionar su consumo e incluyen indicaciones para los fabricantes de sistemas de alimentación de PCs portátiles. Windows 98 permite configurar las características de ahorro de energía en función del uso del PC y suspender la actividad de los componentes principales de la placa base.

    • Los equipos capaces de gestionar el consumo eléctrico de sus componentes han sido bautizados con distintos nombres. Los de uso más extendido son Green PC, PC97 y, más recientemente, PC98. Todos ellos comparten una arquitectura ATX y BIOS compatible con ACPI. Al entrar en el Setup de la BIOS, puede observarse la opción correspondiente a la administración de energía (el nombre y su ubicación depende de la marca de la BIOS). Para que tanto el sistema operativo como el ordenador puedan aprovechar estas características, deberán activarse seleccionando la alternativa Enabled, en la opción correspondiente.

    • En ocasiones disponer una versión de BIOS antigua impide aprovechar estas posibilidades. Dado que, en la actualidad, la práctica totalidad de BIOS integradas en la placa base son del tipo Flash, es muy recomendable actualizarla a la última versión disponible, descargando, desde el sitio Web del fabricante, los archivos correspondientes. Se necesitará una utilidad específica (que también ofrece el fabricante) y deberá hacerse, siempre antes de instalar la nueva BIOS, una copia de la antigua.

    • Al seleccionar Propiedades en el menú que se abre tras hacer clic en Mi PC, se accede al cuadro Propiedades del Sistema. En éste se pulsará en la ficha Administrador de dispositivos y se desplegará la categoría Dispositivos de sistema. Puede hacerse doble clic en Compatibilidad para Administración avanzada de energía y examinar, en la ficha Configuración, la versión de APM utilizada. Además pueden seleccionarse opciones que ayuden a resolver problemas de compatibilidad con las aplicaciones y dispositivos instalados.

    • Para abrir el cuadro Propiedades de Administración de energía debe hacerse doble clic en el elemento Administración de energía, del Panel de control. Se abrirá un cuadro que muestra, de forma predeterminada, la ficha Combinaciones de energía. En ella puede seleccionarse alguna de las configuraciones predefinidas o bien crearse una nueva personalizada, que podrá guardarse para usarla en cualquier momento.

    • Las tres listas que aparecen en la base de la ficha permiten ajustar el tiempo que el ordenador debe permanecer inactivo para pasar a modos de bajo consumo en el monitor, las unidades de almacenamiento o todo el sistema. La primera de ellas, Pasar a inactividad, hace referencia al tiempo que debe transcurrir antes de que todo el equipo entre en modo suspendido. En consecuencia, los tiempos seleccionados en las otras dos listas deben ser inferiores para que puedan ser efectivos.

    • Al área de notificación de la barra de tareas puede añadírsele un icono que alerte del estado de la batería, lo que es especialmente útil en los PCs portátiles. Deberá marcarse la casilla correspondiente a la opción Mostrar el medidor de batería, en la barra de tareas que aparece al seleccionar la pestaña Avanzado de Propiedades de Administración de energía. Haciendo doble clic sobre este icono se abrirá, rápidamente, el cuadro anterior.

    • Una de las novedades que incorpora Windows 98 es la inclusión del comando Suspender, en el cuadro de diálogo Cerrar Windows, que aparece al seleccionar la opción Apagar el sistema, del menú Inicio. Cuando se seleccionan todos los componentes y dispositivos compatibles con APM pasan al modo de bajo consumo y permanecen inactivos, prácticamente como si se hubiese apagado el PC. Para recuperar su actividad y continuar el trabajo en el mismo punto en el que se suspendió, bastará con pulsar una tecla cualquiera o mover el ratón.

    • En la ficha Configuración del cuadro Propiedades, de una tarea programada de Windows 98, aparece una sección con opciones referentes a la ejecución de la tarea cuando está activada la administración avanzada de energía. La última de ellas, Despertar el equipo para ejecutar esta tarea, debe seleccionarse cuando se desea que se desarrollen las tareas programadas durante el tiempo en que no se use el ordenador. Será necesario, además, que el equipo permanezca en modo suspendido, nunca desconectado.

    ACPI EN WINDOWS 98

    Los PCs dotados con BIOS compatibles con ACPI y Windows 98 pueden configurarse para que muestren las propiedades del sistema y las características de soporte ACPI .

    ACPI (Advanced Configuration and Power Interface, configuración avanzada e interfaz de energía) es una especificación de amplia implantación en la industria del hardware, aunque todavía no se ha adaptado al software y, en consecuencia, a los sistemas operativos actuales.

    Aunque Windows 98 es compatible con las funciones de gestión avanzada de energía (APM), como lo era ya su predecesor Windows 95, todas las ventajas adicionales que aportan las revisiones más recientes de ACPI respecto a esta tecnología, no están disponibles en este sistema operativo. ACPI permite que el sistema operativo administre todas las características relacionadas con el consumo energético, tanto del equipo informático como de cada uno de los dispositivos adicionales que puedan añadírsele.

    Esta tecnología permite, por ejemplo, controlar el funcionamiento del botón de encendido del ordenador desde Windows 98, sin necesidad de que intervenga ningún otro elemento externo (una opción específica del BIOS), como sucede con APM. También pueden controlarse los ventiladores instalados sobre diferentes componentes de la placa base.

    Además del modo de suspensión tradicional (Stand by), la especificación ACPI admite un modo de consumo prácticamente nulo, conocido como hibernación, que mantiene el ordenador con la alimentación eléctrica necesaria para poder recuperar su funcionamiento en unos segundos aunque sin hacer un consumo apreciable. Este modo de funcionamiento es el que Microsoft ha denominado OnNow. Cuando el ordenador lo activa, la memoria crea una imagen de los datos que contiene en el disco duro y se detienen todos los procesos en marcha, apagándose el equipo. Pero al reiniciarse, en lugar de comenzar el proceso de encendido desde el principio, se recupera este archivo de imagen y continúa la actividad en el PC allí donde se había detenido. Pese a que los Dispositivos del sistema de Windows 98 no muestran información explícita sobre la compatibilidad con ACPI, existen mecanismos que permiten acceder a estas funciones.

    • Para acceder a las características de administración de energía de ACPI es necesario que el ordenador, además de tener instalado Windows 98, disponga de un BIOS compatible con esta especificación. La manera más sencilla de comprobarlo es leer, durante el proceso de arranque del PC, la descripción que aparece en pantalla que detalla la versión del BIOS instalada. Por regla general, para indicar esta compatibilidad se añade la palabra ACPI junto a los números de la versión.

    • Tras verificar que se dispone de un BIOS compatible con ACPI (en el caso contrario, puede actualizarse desde la Web del fabricante con una versión más reciente), deberá desactivarse la compatibilidad con APM (Advanced Power Management), mediante la opción correspondiente en el administrador de dispositivos, y evitar de esta forma posibles conflictos que pudieran surgir con posterioridad.

    • Windows 98 no ofrece, de forma predeterminada, en la categoría Dispositivos de sistema del Administrador de dispositivos, ninguna entrada referente a ACPI. Por esta razón, es necesario forzar al sistema operativo para que reconozca la compatibilidad con APCI del BIOS. Si se dispone de un sistema operativo anterior y va a actualizarse a Windows 98, al ejecutar el programa de instalación (Instalar.exe) se añadirá el parámetro /pj).

    • Si ya se ha instalado Windows 98, para poder reconocer el ACPI BIOS, deberá editarse el contenido de Registro del sistema. Para ello, se seleccionará la opción Ejecutar, del menú Inicio, y se escribirá "regedit" en la línea de comando. En la ventana Editor del Registro deberá localizarse la clave correspondiente a la ruta HKEYLOCALMACHINE\Software Microsoft\Windows\CurrentVersion\Detect, desplegando las categorías con un clic sobre el signo más (+) que aparece a la izquierda de cada nombre.

    • Tras seleccionar la clave Detect, pulsando con el botón derecho del ratón en el panel derecho, se desplegará un menú en el que deberán escogerse las opciones Nuevo y Valor de la cadena para crear un valor nuevo en la clave seleccionada. Como nombre del valor se introducirá ACPIOption. Una vez creado se hará doble clic sobre él para poder introducir como dato el valor 1.

    • Después de haber cerrado el Editor del Registro, deberá abrirse el Panel de control y hacer doble clic sobre el elemento Agregar nuevo hardware. Cuando Windows 98 inicie la detección automática del nuevo hardware y finalice el proceso de identificación de los dispositivos podrá verse, seleccionando el botón Detalles, un cuadro en el que se indicará que Advanced Configuration and Power Interface (ACPI) BIOS es el componente que va a instalarse.

    • Tras finalizar el proceso de instalación, deberá reiniciarse el ordenador y reinstalar todos los componentes que se vayan detectando. Es probable que en este paso no se reconozca la unidad de CD-ROM, por lo que se recomienda copiar, previamente, los archivos .CAB a una carpeta del disco duro. El resultado del proceso puede verse examinando los dispositivos del sistema instalados. Para ello, se abrirá la ficha Administrador de dispositivos, en Propiedades de Sistema, el cuadro que aparece al hacer doble clic en Sistema del Panel de control. Al desplegar la categoría Dispositivos de sistema aparecerán las entradas correspondientes a las características ACPI reconocidas.

    • Además de examinar las propiedades de cada uno de los elementos anteriores, es posible acceder a nuevas características en la ficha Avanzado, de Propiedades de Administración de energía, del Panel de control. Las características soportadas dependerán del modelo de placa base y, en consecuencia, del BIOS instalado. Por ejemplo, este procedimiento permitirá seleccionar, desde Windows 98, el funcionamiento del botón de encendido del ordenador activando el modo de suspensión al pulsarlo e, incluso, el nuevo modo de hibernación.


    PRÁCTICA 18

    PERSONALIZAR EL ESCRITORIO (TWEAK UI)

    Tweak UI permite alterar una gran variedad de opciones destinadas a personalizar el aspecto de la interfaz de usuario y, además, facilita el proceso ofreciendo la posibilidad de acceder a todas ellas desde un único cuadro de diálogo.

    Tweak UI es una utilidad de sistema que permite configurar y utilizar multitud de operaciones a las que, difícilmente, puede accederse desde los menús u opciones habituales del sistema operativo. Una vez instalada, deberá abrirse el Panel de control, e iniciarla haciendo doble clic sobre el nuevo elemento correspondiente a dicha utilidad. Al hacerlo, se abrirá una ventana con un gran número de fichas. Dado que no es posible mostrarlas todas de forma simultánea, podrán verse las que quedan ocultas pulsando los botones situados a la derecha de las pestañas. Cuando se selecciona el botón que contiene un signo de interrogación, se muestra un globo de texto con una descripción del elemento escogido anteriormente. Si desea obtenerse ayuda adicional podrá seleccionarse, con el botón derecho del ratón, cualquier elemento y, a continuación, pulsar la opción ¿Qué es esto?, que aparece en el menú contextual.

    Es importante tener en cuenta en Tweak UI ha sido desarrollado teniendo en cuenta las características de la versión inglesa de Windows 98, por lo que es posible que, en función de la configuración del ordenador, no funcione del modo adecuado.

  • Para instalar Tweak UI deberá abrirse la carpeta Powertoy, localizada en la ruta \Tools\Reskit del CD-ROM de instalación de Windows 98. Al hacer clic, con el botón derecho del ratón, en el elemento twakui.inf de esta carpeta, se desplegará su menú contextual. En éste deberá seleccionarse la opción Instalar. Al llegar al paso Introducing Tweak UI, se mostrará una ventana de ayuda con información general del programa que deberá cerrarse para que siga la instalación.

  • Al finalizar el proceso de instalación no aparecerá ningún elemento, o grupo de programas, en el menú Inicio, dado que a esta utilidad se accederá desde un icono en la carpeta del sistema correspondiente al Panel de control. Los archivos que utiliza el programa se guardan en diferentes carpetas del disco duro. Los archivos de ayuda Tweakui.cnt, Tweakui.gid y Tweakui.hlp se guardan en C:\Windows\Help. Los datos de instalación Tweakui.inf en C:\Windows\Inf; y los elementos del Panel de control Tweakui.cpl en c:\Windows\System. En cualquier caso, para desinstalarlo deberá acudirse al elemento Agregar o quitar programas, del Panel de control, en lugar de eliminar los archivos de modo manual.

  • En la sección Special Folders, de la ficha General, puede determinarse la ruta del disco duro asignada a las variables que determinan la ubicación de las carpetas de sistema. De esta manera, puede saberse en qué espacio del disco duro se guardan determinados archivos como, por ejemplo, los enlaces a Favoritos o la carpeta Mis documentos. Puede asignarse una ruta distinta para estas carpetas, seleccionándolas y pulsando el botón Change Location. Al hacerlo se abrirá una ventana en la que deberá indicarse la nueva ubicación, haciendo clic sobre la unidad o carpeta correspondiente.

  • En el Escritorio de Windows 98 aparecen, de forma predeterminada, algunos elementos del sistema como la Papelera de Reciclaje, Internet Explorer o el icono de Entorno de red. Desde la ficha Desktop puede determinarse que, además, se muestren otros iconos o que se oculte alguno de ellos, dado que la opción no está habilitada para todos los elementos. Haciendo clic, con el botón derecho, sobre cualquiera de los iconos que aparecen en esta ficha, se despliega un menú con sus opciones: Show on Desktop (mostrar en el Escritorio), Create As File (guardar el icono en un archivo) o Rename (cambiar el nombre del elemento seleccionado).

  • En la sección Menu speed, de la ficha Mouse, puede configurarse la velocidad con que se abren los menús y submenús contextuales al hacer clic, con el botón derecho, sobre algún elemento. El intervalo entre dos clics consecutivos, de modo que sean interpretados como doble clic, también puede modificarse en el cuadro Double-click. Antes de aceptar y aplicar las modificaciones realizadas, éstas pueden probarse haciendo clic con el ratón sobre el área de prueba, que aparece identificada como Test Icon.

  • Para modificar las opciones del arranque y carga del sistema operativo deberán marcarse las casillas que aparecen en la ficha Boot. Entre otras características permiten indicar, por ejemplo, que no se muestre la pantalla gráfica con el logotipo de Windows 98 durante el arranque (Display splash screen while booting) o desactivación del uso de las teclas de función (por ejemplo F8 para mostrar el menú de arranque). Si, en la sección Boot menu, se marca la casilla correspondiente a Always show boot menu, aparecerá el menú de inicio cada vez que se encienda el ordenador. Los segundos que se mostrará el menú antes de continuar con la carga del SO también podrán definirse en esta sección.

  • Desde el cuadro Propiedades, de la Barra de tareas, podrá borrarse el contenido del menú Documentos (los 15 últimos archivos abiertos) así como otras listas historiales personales. La ficha Paranoia, de Tweak UI, permite establecer que se borre el contenido de alguna de esas listas manteniendo el de las demás. Dichos contenidos se borrarán cada vez que se inicie el ordenador, aunque mediante el botón Clear Selected Items Now es posible borrarlas en cualquier momento. Además, también puede determinarse si se ejecutarán de forma automática los CDs insertados en función de si su contenido son archivos musicales o datos.

  • TWEAK UI: OPCIONES DE SISTEMA

    Muchas de las opciones del sistema operativo pueden ajustarse, únicamente, de forma manual desde el Registro del Sistema. Tweak UI ofrece una alternativa ya que permite introducir estos cambios de un modo mucho más sencillo.

    Tweak UI es una herramienta potente, que ofrece innumerables opciones para que los usuarios expertos puedan personalizar características de la interfaz de usuario y del sistema a las que, en la mayoría de los casos, se accede desde el Registro. Si, por ejemplo, un mismo PC es compartido por varios usuarios, y alguno de ellos tiene privilegios de configuración para elementos como Mi PC o el Explorador, puede determinarse a qué unidades de disco podrá accederse y a cuáles no. Además, con Tweak UI pueden corregirse algunas deficiencias en el funcionamiento del sistema operativo. En el caso de que se corrompan los iconos asociados a los elementos del Escritorio, las barras de herramientas o la lista de tipos de archivos, podrán restaurarse con rapidez. Además, a aquellos usuarios que desean seguir usando una interfaz similar a Windows 95, el programa les ofrece la posibilidad de desactivar características como el Escritorio Activo, las vistas Web o, incluso, el uso de las barras de herramientas. Otra opción interesante de esta herramienta es la gestión de entradas en la lista que controla la instalación de aplicaciones y los elementos del Panel de control.

  • Tanto en la ventana correspondiente a Mi PC como en el Explorador de Windows, se muestran todas las unidades de almacenamiento instaladas, incluyendo las diferentes particiones de los discos duros o las unidades de red. Es posible que no desee mostrarse el icono de alguna de ellas (por ejemplo, el de una unidad grabadora de CD-R o el de la unidad de disquetes). Si es así, deberá eliminarse la selección de la casilla junto a la letra que identifica dicha unidad, en la ficha My Computer. Esto no significa que no pueda utilizarse esta unidad, sino que no aparecerá en las listas de unidades de almacenamiento disponibles.

  • En determinadas ocasiones, tras la desinstalación de alguna aplicación, su nombre permanece en la lista de la ficha Instalar o desinstalar (en el cuadro correspondiente al elemento Agregar o quitar programas del Panel de control). Si vuelve a seleccionarse para desinstalarlo de nuevo aparecerá un mensaje de error, dado que los archivos correspondientes a ese programa ya no están almacenados. Para eliminar estos nombres, que aparecen por error, deberían editarse los valores de registro correspondientes a esta lista. Sin embargo, Tweak UI ofrece una alternativa mucho más sencilla: seleccionar el archivo en la ficha Add/Remove y pulsar Remove.

  • Cuando se crea un acceso directo a cualquier elemento aparece, en la esquina inferior izquierda del icono, una pequeña flecha. Algunos usuarios prefieren que no aparezca, lo que logran sirviéndose de un truco sencillo pero efectivo, reducir el tamaño de los iconos del Escritorio uno o dos pixels. Puede utilizarse cualquier tamaño y modificar u ocultar esta flecha seleccionando la opción apropiada en la sección Shortcut oyerlay, de la ficha Explorer. Además, dicha ficha contiene muchas otras opciones como, por ejemplo, la modificación del nombre predeterminado para estos accesos, de manera que no aparezca, al principio, el texto "Acceso directo a”.

  • Windows 98 instala la versión 4 de Internet Explorer. Por ello, si no se ha hecho una actualización a una versión posterior, podrán seleccionarse o desactivarse algunas de sus opciones de configuración, haciendo clic sobre las casillas de verificación correspondientes de la lista que se muestra en la ficha IE4, del programa. Por ejemplo, Show Documents on Start Menu permite mostrar u ocultar el elemento Documentos, del menú Inicio, y desactivando la opción IE4 enabled puede conseguirse el aspecto del Escritorio que ofrece Windows 95. Para que algunas de estas opciones se hagan efectivas deberá reinicarse el ordenador.

  • Desde la ficha Repair puede accederse a una lista desplegable con opciones realmente útiles. Es posible que, en alguna ocasión, los iconos de los elementos del escritorio hayan cambiado por otros de modo inexplicable, o que la lista de tipos de archivos registrados se haya corrompido sin razón aparente. Para solucionar éstas y otras anomalías del sistema, bastará con seleccionar una de las acciones de reparación que se presentan y pulsar, a continuación, el botón Repair Now.

  • La ficha Control Panel contiene un listado de elementos, correspondiente a los que se muestran en la ventana del Panel de control, de Windows 98, denominados extensiones del panel de control. Puede ocultarse o bloquearse el acceso a cualquiera de ellos eliminando la selección de la casilla correspondiente. A pesar de que es posible crear iconos de acceso directo en el escritorio de los elementos que se utilizan con más frecuencia, en esta ventana se muestran, por defecto, todas las extensiones instaladas. Cuando se elimina la selección de alguno de ellos, éste no se desinstala, por lo que puede activarse de nuevo en cualquier momento.

  • Cuando se configura Windows 98 para que realice un inicio de sesión utilizando un cliente diferente a Inicio de sesión en Windows, desde la ficha Configuración, de Propiedades de Red, deberá identificarse el PC con el que se trabaja. Para ello se introducirá un nombre de usuario y una contraseña, que podrá establecerse y modificarse desde el elemento Contraseñas, del Panel de control. Si se prefiere que el cuadro para introducir esta contraseña no aparezca cada vez que se enciende o reinicia el PC, podrá configurarse a tal fin el arranque automático desde la ficha Network.

  • Al hacer clic, con el botón derecho del ratón, en un área vacía de una carpeta o del escritorio, aparecerá un menú contextual. Una de sus opciones es Nuevo. Al situar el cursor sobre esta opción, se desplegará un submenú desde el que podrá seleccionarse un tipo de archivo registrado para crear un documento en blanco. Desde la ficha New podrá eliminiarse la selección de las casillas correspondientes a los tipos de documentos que no se desee que aparezcan en este menú. Así, se evitará que aparezcan elementos que en realidad no se utilizan, y que aumentan de forma considerable el tamaño de este menú.

  • TWEAKING DE WINDOWS

    Existen determinadas funciones ocultas que van más allá de las posibilidades del Panel de Control de Windows, aunque para utilizarlas conviene adoptar las debidas precauciones.

    Para que el usuario se sienta cómodo trabajando con Windows, el sistema operativo de Microsoft múltiples formas de configuración. Las opciones básicas suelen establecerse con las herramientas habituales o desde secciones específicas como, por ejemplo, el Panel de Control. Sin embargo, existen otras opciones muy útiles que permiten modificar aspectos interesantes del sistema, que, sin embargo, permanecen ocultas y además obligan, en muchos casos, a modificar archivos importantes de Windows. Esta tarea requiere mucha precaución, ya que un error puede desestabilizar el sistema operativo y obligar a reinstalarlo. Por ello, lo más aconsejable es crear una o varias copias de seguridad de los archivos que van a editarse para evitar su posible pérdida en caso de error. Para editar el registro de Windows hay que utilizar Regedit, una herramienta que funciona de forma similar al Explorador del sistema. En ella las carpetas se llaman entradas y las diferentes variables dentro de estas entradas se llaman valores o cadenas. En general, estas modificaciones del sistema se realizan para mejorar la interfaz de Windows en aspectos que su configuración predeterminada no permite modificar, como el acceso más rápido a determinadas secciones o a la edición de iconos y sus nombres. Otras opciones ocultas permiten agilizar determinados procesos del sistema, como el aumento de la velocidad, la optimización del sistema o la disminución del tiempo necesario para salir de Windows.

  • Para configurar los aspectos más importantes del sistema suele emplearse el Panel de Control de Windows. Sin embargo, no pueden crearse accesos directos (shorcuts) para acceder al Panel de Control de una forma más rápida que el método convencional de hacer clic sobre Configuración del menú Inicio. Sin embargo, existe una forma más fácil de abrir el Panel de Control, consistente en pulsar el segundo botón del ratón sobre el menú Inicio y seleccionar la opción Abrir.

  • Tras abrir el menú Inicio se crea una nueva carpeta denominada Panel de Control.{21EC2020-3AEA-1069-A2DD-08002B30309D} y a continuación, se crea un nuevo Panel de Control más fácil de abrir. El mismo procedimiento sirve para crear la sección de Impresoras, aunque en este caso renombrando la carpeta como Impresoras. {2227A280-3AEA-1069-A2DE-08002B 30309D}. Esta fórmula también puede emplearse con la Papelera de Reciclaje utilizando Papelera de Reciclaje.{645FF040-5081-101B-9F08-00AA002F954E}. .

  • La carpeta Documentos del menú Inicio almacena 15 vínculos a los últimos documentos o archivos abiertos y editados. Si el usuario prefiere deshabilitar dicha carpeta deberá modificar el registro. Para ello hay que ejecutar la herramienta Regedit, utilizando la opción Ejecutar del menú Inicio, y localizar la entrada HKEY_CURRENT_USER\Software\Microsoft\Windows\ CurrentVersion\Policies\Explorer.

  • Una vez seleccionada esta entrada se pulsa el segundo botón del ratón y se selecciona la opción Nuevo valor binario. De este modo se crean dos nuevos valores en la sección derecha de la ventana: NoRecentDocsHistory y NoRecentDocsMenu. Tras nombrar los valores se hace doble clic sobre uno de ellos y se teclea 01000000, repitiendo el proceso para el otro valor. Los cambios, que serán válidos cuando se reinicie el sistema pueden deshacerse con sólo eliminar ambos valores.

  • Prescindir de la pantalla de presentación de Windows disminuye el tiempo necesario para la puesta en marcha del sistema operativo. Para ello deberá editarse Msdos.sys, un archivo oculto y protegido contra escritura situado en el directorio raíz de la unidad C: Una vez deshabilitadas ambas características se edita el archivo y mediante el editor Notepad de Windows se añaden, debajo de la sección denominada [Options], dos opciones: Logo=0 y Bootdelay=0.

  • La pestaña General, de Propiedades del Sistema, muestra la información referida al microprocesador instalado. Sin embargo, dada la parquedad de estos datos es probable que el usuario quiera ampliarlos. Para ello deberá editar el registro y localizar la entrada KHKEY_LOCAL­_MACHINE \Hardware\Description\System\CentraIProcessor\0. A continuación, hay que hacer doble clic sobre el valor denominado Vendorldentlfier y crear un espacio en Genuinelntel (entre Genuine e Intel). Una vez cerrada la herramienta Regedit, el sistema ampliará la información que proporciona sobre el microprocesador.

  • VCACHE es una memoria caché que Windows crea para agilizar el acceso a disco. Aunque Windows predetermina el tamaño máximo y mínimo de VCACHE, para optimizar la eficiencia del mismo, sus valores pueden modificarse. Para ello deberá editarse el archivo System.ini situado en la carpeta donde se haya instalado Windows, y, en la sección denominada [VCACHE], escribir el parámetro MinFileCache y MaxFileCache, estableciendo valores mínimos y máximos del caché. El tamaño idóneo es un 25% del total de la memoria RAM del sistema, aunque no conviene sobrepasar el límite máximo de 16 MB ya que a partir de dicha cifra no se experimentan cambios en el rendimiento.

  • Apagar el sistema es una opción del menú Inicio que permite desconectar el ordenador o volver a ponerlo en marcha. Para agilizar más este proceso puede crearse un vínculo que permita efectuarlo haciendo doble clic sobre el icono correspondiente. Los vínculos deben crearse en el tapiz de Windows mediante la opción Crear Acceso directo del menú contextual, que aparece tras pulsar el segundo botón del ratón. El mandato que hay que ejecutar para reiniciar el sistema es rundll.exe user exe,exitwindowsexec Para desconectarlo será rundll.exe user .exe, exitwindows.

  • QuickView es una útil herramienta de Windows que previsualiza los archivos de texto, pero que sólo puede abrir archivos con extensión .Txt o .Doc. Para previsualizar el contenido de otro tipo de archivos con la citada herramienta deberá editarse el registro del sistema. En la entrada HKEY _CLASSES_ROOT\ * se crea, con el segundo botón del ratón, una nueva clave denominada QuickView. A su vez se crea un valor, denominado Predeterminado, que deberá editarse haciendo doble clic sobre el mismo y, a continuación, escribir * como Información del valor. Una vez cerrado el editor del registro, haciendo clic con el botón derecho del ratón sobre cualquier archivo, aparecerá una nueva opción, Vista rápida, que permitirá acceder a su contenido.

  • De antemano Windows no permite modificar el nombre de la Papelera de reciclaje, no es imposible hacerlo. Para ello hay que editar el registro de Windows, localizar la entrada HKEY _CLASSES_ROOT\CLSID\{645FF040-5081-101B-9F08-00AA00-2F954E} e introducir el nombre que se desee dentro de Predeterminada.

  • A medida que se instalan múltiples programas en el sistema, el menú Inicio aumenta y a menudo no cabe entero en la pantalla, lo que obliga a desplazarlo arriba y abajo. Para evitar este inconveniente puede crearse un menú Inicio que muestre los programas en diversas columnas. Una vez puesta en marcha la utilidad Regedit se localiza la entrada HKEY_LOCAL_MACHINE \Software\Microsoft\Windows\CurrentVersion\explorer\Advanced.

  • Tras seleccionar dicha entrada deberá crearse un nuevo Valor de la cadena, mediante el menú contextual del botón derecho del ratón o la opción Nuevo del menú Edición. Esta cadena deberá llamarse StartMenuScrollPrograms y tener como valor False. Ahora podrá cerrarse ya Regedit con lo que los cambios estarán disponibles al reiniciar el sistema.


  • SO1 Práctica 1 PRÁCTICAS WINDOWS 98

    4/71

    SIMM Práctica 2 PRÁCTICAS WINDOWS 98

    I.E.S. ZAIDÍN-VERGELES (Rev. 20-01-03) 8/71 ADMINISTRACIÓN DE SISTEMAS INFORMÁTICOS

    SIMM Práctica 3 PRÁCTICAS WINDOWS 98

    I.E.S. ZAIDÍN-VERGELES (Rev. 20-01-03) 10/71 ADMINISTRACIÓN DE SISTEMAS INFORMÁTICOS

    SIMM Práctica 4 PRÁCTICAS WINDOWS 98

    I.E.S. ZAIDÍN-VERGELES (Rev. 20-01-03) 12/71 ADMINISTRACIÓN DE SISTEMAS INFORMÁTICOS

    SIMM Práctica 5 PRÁCTICAS WINDOWS 98

    I.E.S. ZAIDÍN-VERGELES (Rev. 20-01-03) 19/71 ADMINISTRACIÓN DE SISTEMAS INFORMÁTICOS

    SIMM Práctica 6 PRÁCTICAS WINDOWS 98

    I.E.S. ZAIDÍN-VERGELES (Rev. 20-01-03) 22/71 ADMINISTRACIÓN DE SISTEMAS INFORMÁTICOS

    SIMM Práctica 7 PRÁCTICAS WINDOWS 98

    I.E.S. ZAIDÍN-VERGELES (Rev. 20-01-03) 26/71 ADMINISTRACIÓN DE SISTEMAS INFORMÁTICOS

    SIMM Práctica 8 PRÁCTICAS WINDOWS 98

    I.E.S. ZAIDÍN-VERGELES (Rev. 20-01-03) 28/71 ADMINISTRACIÓN DE SISTEMAS INFORMÁTICOS

    SIMM Práctica 9 PRÁCTICAS WINDOWS 98

    I.E.S. ZAIDÍN-VERGELES (Rev. 20-01-03) 33/71 ADMINISTRACIÓN DE SISTEMAS INFORMÁTICOS

    SIMM Práctica 10 PRÁCTICAS WINDOWS 98

    I.E.S. ZAIDÍN-VERGELES (Rev. 20-01-03) 37/71 ADMINISTRACIÓN DE SISTEMAS INFORMÁTICOS

    SIMM Práctica 11 PRÁCTICAS WINDOWS 98

    I.E.S. ZAIDÍN-VERGELES (Rev. 20-01-03) 44/71 ADMINISTRACIÓN DE SISTEMAS INFORMÁTICOS

    SIMM Práctica 12 PRÁCTICAS WINDOWS 98

    I.E.S. ZAIDÍN-VERGELES (Rev. 20-01-03) 50/71 ADMINISTRACIÓN DE SISTEMAS INFORMÁTICOS

    SIMM Práctica 13 PRÁCTICAS WINDOWS 98

    I.E.S. ZAIDÍN-VERGELES (Rev. 20-01-03) 56/71 ADMINISTRACIÓN DE SISTEMAS INFORMÁTICOS

    SIMM Práctica 14 PRÁCTICAS WINDOWS 98

    I.E.S. ZAIDÍN-VERGELES (Rev. 20-01-03) 59/71 ADMINISTRACIÓN DE SISTEMAS INFORMÁTICOS

    SIMM Práctica 15 PRÁCTICAS WINDOWS 98

    SIMM Práctica 16 PRÁCTICAS WINDOWS 98

    I.E.S. ZAIDÍN-VERGELES (Rev. 20-01-03) 61/71 ADMINISTRACIÓN DE SISTEMAS INFORMÁTICOS

    SIMM Práctica 17 PRÁCTICAS WINDOWS 98

    I.E.S. ZAIDÍN-VERGELES (Rev. 20-01-03) 66/71 ADMINISTRACIÓN DE SISTEMAS INFORMÁTICOS

    SIMM Práctica 18 PRÁCTICAS WINDOWS 98

    I.E.S. ZAIDÍN-VERGELES (Rev. 20-01-03) 71/71 ADMINISTRACIÓN DE SISTEMAS INFORMÁTICOS

    SIMM Práctica 18 PRÁCTICAS WINDOWS 98

    I.E.S. ZAIDÍN-VERGELES (Rev. 20-01-03) 41/1 ADMINISTRACIÓN DE SISTEMAS INFORMÁTICOS

    Menú Inicio de Microsoft Windows 98

  • Normal

  • Sesión iniciada (\BOOTLOG.TXT)

  • Modo a prueba de fallos

  • Confirmación paso a paso

  • Sólo símbolo de sistema

  • Sólo símbolo de sistema en Modo a prueba de fallos

  • Elija una opción: 3

    F5= Modo a prueba de fallos Mayus+F5=MS-DOS Mayús+F8=confirmar paso a paso

    @ECHO OFF

    ATTRIB -H -R -S +A C:\WINDOWS\SYSTEM.DA*

    ATTRIB -H -R -S +A C:\WINDOWS\USER.DA*

    COPY C:\WINDOWS\SYSTEM.DA* E:\

    COPY C:\WINDOWS\USER.DA* E:\

    ATTRIB +H +R +S +A C:\WINDOWS\SYSTEM.DA*

    ATTRIB +H +R +S +A C:\WINDOWS\USER.DA*

    ;

    ; Scanreg.ini for making system backups.

    ;

    ;Registry backup is skipped altogether if this is set to 0

    Backup=1

    ;Registry automatic optimization is skipped if this is set to 0

    Optimize=1

    ScanregVersion=0.0001

    MaxBackupCopies=5

    ;Backup directory where the cabs are stored is

    ; <windir>\sysbckup by default. Value below overrides it.

    ; It must be a full path. ex. c:\tmp\backup

    ;

    BackupDirectory=

    ; Additional system files to backup into cab as follows:

    ; Filenames are separated by ','

    ; dir code can be:

    ; 10 : windir (ex. c:\windows)

    ; 11 : system dir (ex. c:\windows\system)

    ; 30 : boot dir (ex. c:\)

    ; 31 : boot host dir (ex. c:\);

    ;Files=[dir code,]file1,file2,file3

    ;Files=[dir code,]file1,file2,file3