Walden Dos; Burrhus Frederic Skinner

Psicología conductista y experimental. Conducta. Ciudad y comunidad ideal. Argumento. Personajes. Mujer. Motivaciones

  • Enviado por: Cart
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 13 páginas
publicidad
publicidad

“WALDEN DOS”

Hacia una sociedad científicamente construida

1.Resumen de la obra.

Un catedrático de psicología en la universidad llamado Burris, nos narra cómo, atendiendo a la curiosidad de dos antiguos alumnos suyos, Steve y Roguéis, deciden, junto a sus respectivas novias, Mary y Bárbara, y un colega de Burris, Castle, ir a una comunidad utópica llamada Walden Dos, ideada y, en gran parte, llevada a cabo por un antiguo compañero de Burris llamado Frazier.

Una vez allí, Frazier les enseña el funcionamiento de esta comunidad, todos los experimentos relacionados con la conducta humana que se han realizado para crear esta comunidad, los que aún se están realizando y algunos de los que se tiene en mente para conseguir lo que se pretende en Walden Dos; el mayor bien para el mayor número.

Después de muchas discusiones entre los visitantes y su guía a cerca de las cuestiones que atañen a la vida en la comunidad (trabajo, relaciones personales, educación...), cada uno decide qué hacer; quedarse en lo que les parece un paraíso terrenal, o volver a la sociedad de la que vienen, muchas veces injusta, aburrida y cruel, pero más libre a su juicio.

2.Análisis de las características de los personajes principales. Motivaciones e intereses a la hora de ir a W2, evolución en la opinión y actuación respecto de dicha comunidad y su fundador. Decisión final.

Frazier.

Es el fundador de Walden Dos. Lo que pretende es una sociedad igualitaria con gente que rebose felicidad.

Enseña a los visitantes la comunidad, su funcionamiento y expectativas. Defiende el éxito de la comunidad con uñas y dientes, se ofende cuando es criticada, como si fuese a él a quien se critica (realmente varias veces es así). Muy pocas veces se queda bloqueado ante una crítica, lo que demuestra la confianza en sí mismo y en Walden Dos (tanto que predice el regreso de Burris a la comunidad, aun cuando le ve marchar en el autobús, está seguro de que volverá para quedarse), aunque muchas veces caiga en su propia trampa gracias a hábiles artimañas utilizadas la mayoría de las veces por Castle.

Ama su creación por encima de todo, se siente muy orgulloso de lo que ha conseguido, tanto es así que llega a compararse con Dios. Se fascina por las cosas sencillas que la naturaleza nos brinda.

La descripción de su habitación nos muestra que el orden y control característicos de su creación no pueden definirle. Él mismo reconoce en una conversación con Burris que no es un producto de Walden Dos, es más, se considera un fracaso como persona, por eso intenta por todos los medios que la opinión que tienen sobre él no influya en su juicio sobre Walden Dos. Aun así

El punto débil de Frazier en las discusiones son las generalizaciones, siempre intenta llevar las conversaciones a un terreno en el cual pueda defenderse con hechos consumados en la comunidad, con ejemplos prácticos que demuestren que no se pueden sacar defectos a la comunidad, o que son errores mínimos que ya se están intentando resolver o que no ponen en peligro la felicidad de los componentes de Walden Dos.

Burris

Burris es un profesor de psicología en una universidad estadounidense.

Un día se presenta en su despacho un antiguo alumno que le habla sobre una sociedad utópica creada por un tal Frazier. Éste último había sido compañero suyo cuando estudiaba, y alguna vez le había comentado algo sobre ello, pero nunca hubiera imaginado que pudiera llevarlo a cabo. Atónito decide ayudar a su ex-alumno a encontrarlo y visitarlo.

Muchas veces actúa como mediador en las discusiones entre Castle y Frazier, e intenta varias veces sacar de una situación embarazosa a quien se encuentre en ella, aunque a veces decide no hacerlo y dejar que dicha persona se las apañe como pueda.

A Burris le cuesta creer que Walden Dos esté tan cerca de la perfección como Frazier dice, por lo que incluso hace una pequeña investigación intentando encontrar un fallo, una sola persona descontenta o aburrida, pero no consigue nada, ya que todas las personas a las que observa parecen activas y alegres. Incluso se encuentra con una mujer que parece aburrida. Hablando con ella le dice que tiene mucho tiempo libre en el que casi nunca hace nada, pero no parece por ello infeliz o insatisfecha, todo lo contrario. Se dio cuenta de que en Walden Dos las personas pueden ser felices sin tener nada que hacer.

La opinión que tiene Burris de Frazier va cambiando durante su estancia allí. Los recuerdos que tiene de él cuando iban juntos a la escuela superior le califican como patoso y raro. Según le va conociendo mejor en Walden Dos esta opinión va cambiando. Al final termina cogiéndole cariño.

Burris, tras pensárselo muy bien decide quedarse en Walden Dos. Antes de ir ya estaba decepcionado por sus alumnos (dice que cada vez espera menos de ellos) y ve en la comunidad la posibilidad de conseguir la felicidad que la sociedad americana no le había dado. Pero le cuesta mucho decidirse, tiene muchas discusiones consigo mismo, y cuando vuelve a la ciudad se da cuenta de que estaba negando su verdadero deseo, que era volver a Walden Dos y quedarse allí para siempre. Se siente tan feliz con su decisión que se va casi sin decirle nada a nadie, haciendo una especie de peregrinaje, ya que regresa andando. Una vez allí decide escribir el libro.

Castle

Es profesor de filosofía e imparte clases en la misma universidad de Burris. Es éste quien le habla sobre la existencia de una sociedad científicamente construida. Había leído bastante sobre este tipo de comunidades y no duda en querer ir a conocerla más a fondo.

Desde el principio intenta sacarle los fallos a la comunidad, por eso se pasa toda la obra atacando a Frazier siempre que tiene oportunidad, intentando crearle situaciones en las que él mismo se traicione y no le quede otra que admitir que es él quien tiene razón y no Frazier. Cuando lo consigue se pone muy soberbio, se regocija de ello incluso (un claro ejemplo es el incidente con la oveja). Aunque no puede dejar de quedarse maravillado ante el hecho de que Walden Dos sea una realidad, más aún, un éxito.

Después de mucha “batalla” con Frazier, llega a la conclusión de que éste es un déspota por mucho que quiera disimularlo, que los ciudadanos de Walden Dos no son libres. Prefiere pasar el resto de sus días en una sociedad peor organizada, pero sin renunciar a su libertad.

Rogers

Fue alumno de Burris, y había terminado con éxito los estudios universitarios. Hizo el servicio militar, donde parece ser que conoció a Steve. Su novia es Bárbara, una chica de buena familia, como él, pero con otra perspectiva de la vida. Él quiere cambiar las cosas.

Desde que Burris, en una de sus clases, habló de las comunidades utópicas y sus ideas, se interesó por ellas. Fue hablando con Steve cuando dicho interés creció, ya que él compartía sus ideas, y cuando éste encontró el artículo de Frazier decidió ir a hablar con su antiguo profesor, ya que las ideas que el artículo describía, eran muy similares a las que Burris dijo en sus clases.

Cuando van a Walden Dos se queda fascinado con el buen funcionamiento de la comunidad, es el sitio con el que venía soñando años atrás. Pero Bárbara no opina igual. Tuvieron alguna discusión, aunque no sabemos sobre qué, podemos imaginar que el tema fue Walden Dos. El por qué de su decisión de marcharse de Walden Dos parece ser que fue el no querer separarse de ella.

A Frazier esto le disgusta, ya que ve que es un chico excelente, que pierde la oportunidad de permanecer allí por dejarse arrastrar por Bárbara.

Bárbara

Como ya he mencionado antes, es la novia de Rogers. Al igual que éste, proviene de buena familia, pero sus ideas son distintas. Por su físico y su facilidad de palabra, enseguida llamó la atención de nuestro narrador, aunque creo que a veces dicha facilidad de palabra la traiciona, ya que alguna vez se ha creado una situación embarazosa

No se especifica por qué visita Walden Dos, pero supongo que por curiosidad. Tampoco dicen claramente por qué no se queda allí, deduzco que no es el modo de vida que ella había imaginado para pasar el resto de su vida. Después de todo, en la sociedad en la que vive no tiene problemas económicos ni nada por el estilo. Me da la impresión de que nunca ha tenido que esforzarse demasiado por conseguir lo que ha querido, por lo que las facilidades que Walden Dos le ofrece no la incitan a quedarse allí a vivir.

Steve

Es amigo de Rogers y novio de Mary. Parece ser que no tiene estudios, al menos superiores. Cuando visita a Burris por primera vez, junto a Rogers, se comporta de una forma tímida y humilde.

Comparte la idea de que la sociedad debe tomar otro rumbo con su amigo. Es él quien descubre el artículo de Frazier sobre el proyecto de la comunidad.

Creo que la situación de la que Steve procede no es tan acomodada como puede ser la de Rogers y Bárbara, por eso valora más las ventajas que Walden Dos ofrece a los jóvenes y decide quedarse y casarse allí con Mary. El hecho de poder casarse cuando quisiesen es uno de los alicientes que llevan a esta pareja a optar por quedarse. Cuando les aceptan en la comunidad se le ve muy entusiasmado y feliz.

Mary

Mary parece todavía más tímida que Steve. No participa mucho en las conversaciones, pero parece ser que su opinión sobre Walden Dos es, si no igual, muy parecida a la de Steve. Además se puede apreciar que le resulta muy fácil adaptarse al Código de Walden Dos. Se les ve muy enamorados y felices de estar juntos. Los motivos que la llevan a visitar Walden Dos no se especifican para nada, en mi opinión, son parecidos a los de Steve, al igual que los motivos por los que se queda, ya que comparte el entusiasmo y felicidad de éste cuando la comunidad accede a aceptarlos como miembros.

3. Descripción estructurada de la comunidad científicamente construida por Frazier. Análisis de las ideas y sus realizaciones en la comunidad, así como la postura de los protagonistas frente a éstas, de acuerdo con:

El fin último de la comunidad es conseguir el mayor bien para el mayor número. Se pretende, mediante el control de la conducta de los individuos, conseguir personas felices. Para ello, todos deben contribuir a la comunidad atendiendo a las siguientes características de la misma.

a)el trabajo

Cada individuo de Walden Dos tiene que ganar 1200 créditos de trabajo al año. Éstos son los sustitutos del dinero, esto es, todos los productos son gratis, pagan trabajando para la comunidad. Cada hora de trabajo equivale a cierto número de créditos, dependiendo del trabajo. El valor de una hora de cada trabajo está estipulado de tal manera que todos los trabajos sean más o menos igual de “apetecibles”, para que un oficio no tenga demasiada demanda o demasiada poca, es decir, un trabajo muy duro tiene más valor que uno más agradable (es un ejemplo del refuerzo positivo en el que se basa la mayor parte del buen funcionamiento de la estructura de Walden Dos). El número de créditos por individuo está pensado para que la comunidad gane un poco más de lo necesario para no perder. Según Frazier no merecería la pena obtener mayores ganancias si supone un esfuerzo innecesario. Según esto, el horario medio de cada uno es de cuatro horas diarias aproximadamente. Este ahorro de tiempo de trabajo es posible gracias a que en Walden Dos no hay individuos que no trabajen, todos cooperan desde edades tempranas.

Cada uno puede trabajar en lo que quiera (para un trabajo que necesite muchos conocimientos previos, evidentemente el individuo tiene que prepararse para poder realizarlo). Pero todos deben desempeñar dos tipos de trabajo, uno que requiera esfuerzo mental, y otro que requiera esfuerzo físico. Gracias a la educación, Frazier asegura que nadie se sentiría desgraciado si no puede trabajar en determinado oficio.

Una posible conclusión que se da en el libro es que ningún trabajo es desagradable cuando no es excesivo ni se le impone a una persona. Los individuos trabajan para ellos mismos, y no para una pequeña élite que se lleve la mayor parte de los beneficios. En eso se basan para que funcione.

b) El ocio. La creatividad

En Walden Dos hay un gran apoyo hacia el arte, Frazier defiende que en Walden Dos existen las condiciones adecuadas para que el arte pueda prosperar, como la cantidad de tiempo libre y falta de grandes responsabilidades suficiente para que el talento del artista florezca a sus anchas. Con las facilidades que se dan podemos estar seguros de que no se va a desaprovechar ninguna persona con talento por problemas económicos o sociales que se lo impidan, lo que facilita una Edad de Oro continua en Walden Dos

En la comunidad no se dan premios; según dice Frazier no se necesitan esa clase de incentivos, sino cultura y oportunidades para los artistas, y sobre todo público que disfrute con las obras.

A nuestros protagonistas les cuesta ver que un premio sea malo, supongo que porque nunca se lo habían planteado de esa manera dado que viven en una sociedad competitiva y burguesa, en la que si quieres prosperar como artista, si quieres un público que disfrute con lo que haces, necesitas galardones que te den prestigio a los ojos de los demás, y pasar por encima de otros para tener éxito, pero después de las explicaciones de Frazier terminan dándole la razón.

c) El amor. Los sentimientos

En Walden Dos los matrimonios son muy duraderos. Las jóvenes parejas se conocen muy bien incluso antes de estar juntos, ya que tienen el mismo nivel económico, la misma cultura y educación, lo cual les facilita mucho las cosas. Por eso el periodo de noviazgo es corto, y se casan a una edad temprana, además de tener la ventaja de no tener que preocuparse por motivos económicos, el amor puede surgir espontáneamente y con el menor número de impedimentos posible. Se les ayuda mucho y también se les asesora, y si alguna pareja comienza a tener problemas, los psicólogos hacen lo posible por mantener la relación a flote. Normalmente se consigue que la relación supere el bache, a no ser que el amor esté totalmente muerto, entonces se permite el divorcio.

Bárbara opina que el casarse tan pronto supone la pérdida de los mejores años de la chica, pero Frazier dice que esos años se recuperan cuando terminan de dar a luz, y que el tiempo que “pierden” es un periodo de preocupaciones, de “falsas excitaciones”. Aun así, ésta se muestra reacia a aceptar ese tipo de vida.

Walden Dos es lo contrario a una sociedad competitiva, todos actúan a favor de la comunidad. Por eso los sentimientos que se dan en una sociedad competitiva son prácticamente inexistentes; la envidia, los celos, la superioridad, así como sentirse agradecido por algo. Aunque en los miembros que no han nacido en W2 aún quedan resquicios de este tipo de sentimientos, ya que es más difícil condicionarles de tal manera que se supriman emociones que venían sintiendo hasta su ingreso en Walden Dos.

A los protagonistas muchas de estas características de la comunidad les resultan bastante chocantes, y a veces crean situaciones embarazosas dándole las gracias a alguien, pero lo aceptan bastante bien, e intentan imitarlas mientras permanezcan allí.

Es lógico que en esta comunidad tampoco haya sentimientos discriminatorios. Se les ha educado de tal manera que la tolerancia y la igualdad sean hechos.

Los niños de la comunidad reciben cariño por todos lados. Los miembros de Walden Dos les cuidan a todos por igual, les prestan la misma atención y les dan el mismo apoyo y oportunidades. La presencia de los padres no es imprescindible para su felicidad, ya que se puede decir que toda la comunidad hace las funciones de unos padres. Una de las mayores ventajas de esto es que un niño que haya perdido a sus padres no se sentirá distinto a los demás, tendrá una evolución igual al resto. Pero no son los niños los únicos que se benefician de esto, ya que un adulto que no pueda tener hijos, no lo echará en falta ya que puede considerar hijos suyos a todos los niños de la comunidad.

d) La educación

Desde que nacen, los niños son educados por toda la comunidad, ésta hace las funciones propias de los padres. De hecho los padres no son algo importante en el desarrollo de su educación, ya que reciben cariño y atenciones de todos los miembros como si de sus padres se tratasen.

La educación se basa en condicionar la conducta de los niños mediante experimentos que les enseñen a auto controlarse, o les eliminen sentimientos como la envidia o los celos... es decir, que les conviertan en auténticos miembros de la comunidad.

Los niños pasan de unos entornos a otros. Estos entornos están previamente estudiados y preparados para ellos según van creciendo y pasando por distintas etapas de su vida. Están continuamente vigilados hasta que llegan a los trece años.

En relación con los estudios, Frazier afirma que los profesores no enseñan materia, sino que enseñan métodos de investigación para que aprendan a pensar ellos mismos, ya que tienen todos los medios a su disposición para poder estudiar por su cuenta, y los niños se ven estimulados hacia toda clase de artes y oficios. En Walden Dos no se hacen exámenes, ni se ponen calificaciones. Puede un miembro de Walden Dos estudiar todo el tiempo que quiera, la formación de un miembro acaba cuando éste lo desee. La educación es parte de la comunidad. Aunque ningún miembro está obligado a estudiar, todos lo hacen gracias a que las motivaciones que se dan les incitan a ello.

Los protagonistas tienen dudas y prejuicios sobre algunos de los métodos de educación que aquí se aplican, sobre todo con lo relacionado al control de la conducta. Frazier justifica los métodos untilizados alegando que los niños consiguen relaciones sociales agradables y provechosas, son niños eficaces y libres de sentimientos “inútiles” como puede serlo la frustración y el fracaso.

e) La política

El gobierno de Walden Dos está formado por un Consejo de Planificadores, que se compone de seis Planificadores, normalmente tres hombres y tres mujeres, que sirven a la comunidad durante un periodo máximo de diez años. Estos Planificadores dictan normas, revisan el trabajo de los Administradores y vigilan el estado de la comunidad en general, a la vez que desempeñan ciertas funciones judiciales. Los componentes del Consejo no son elegidos por los miembros de la comunidad, sino que son propuestos por los Administradores, y de cada dos candidatos propuestos, el Consejo elige a uno de los que serán sus sustitutos.

Respecto a los Administradores, como su propio nombre indica, se dedican a administrar en los departamentos y servicios, solicitan trabajadores de acuerdo con las necesidades de la comunidad. Éstos tampoco son elegidos por los miembros de Walden Dos, quien quiere llegar a ser Administrador, debe haber desempeñado otras funciones que les proporcionen experiencia y eficacia.

Frazier no es completamente partidario de la democracia, aunque para fines prácticos, sí que podría utilizar este sistema en Walden Dos. Castle le tacha de fascista y autoritario, ya que según describe las ideas de gobierno, se puede llegar a esa conclusión. Frazier se defiende alegando que el pueblo tiene voz, que puede quejarse de cualquier cosa y que sus quejas serán escuchadas y estudiadas, que el gran control de los individuos no es más que por el bien de estos, de la comunidad, que los que controlan trabajan mucho, y que no tienen privilegios por ser quienes son, y que no oprimen a ningún individuo. Además, no existe dictador alguno, la comunidad funciona por sí sola. Lo que Frazier busca en definitiva es un gobierno con el que estén de acuerdo todos los ciudadanos sin excepción alguna. Asegura que Walden Dos tiene todas las ventajas de una democracia y ninguno de sus inconvenientes.

En Walden Dos no existe diferenciación entre clases sociales, lo cual tiene lógica si recordamos que no es una sociedad competitiva. Nadie tiene más privilegios que nadie, todos tienen las mismas posesiones, que son todo lo que la comunidad pueda ofrecerles, y nadie mira por encima del hombro a otras personas.

f )Las mujeres

La igualdad que existe en Walden Dos entre los sexos es algo innegable. La mujer puede desempeñar cualquier función en la comunidad dentro de sus capacidades (al igual que cualquier hombre).

La media de edad para que una mujer tenga su primer hijo es a los dieciocho años. Frazier nos explica que las ventajas de que esto sea así son que los años que alguien de fuera pueda considerar perdidos por la joven madre, son los años de la adolescencia, que, según el anfitrión, son años en los que una joven tiene mayores preocupaciones inútiles y que además esos años los puede recuperar a partir del momento en el que termine de dar a luz a su último hijo, (de su educación se encargan todos los miembros de la comunidad) y que estos años son mejores que los perdidos. Además, las mujeres no están obligadas a casarse, lo hacen por que quieren.

No es que utilicen a la mujer como a una máquina de tener hijos, pero en Walden Dos las familias suelen ser numerosas.

Sencillamente, el papel de la mujer en la sociedad de Walden Dos es el mismo que el del hombre, lo único que les diferencia es que las mujeres son las que dan a luz, lo que Frazier considera un privilegio para ellas.

g)La libertad. La moral

Frazier niega la existencia de la libertad en el ser humano “[...] Debo negarla..., pues de lo contrario mi programa sería totalmente absurdo. No puede existir una ciencia que se ocupe de algo que varíe caprichosamente. [...]”dice, en cambio sí que cree en la inteligencia y la razón que serán las encargadas de que el sistema de la comunidad tenga un dinamismo que lo diferencie a la organización que pueda por ejemplo tener un hormiguero, una organización prácticamente estática, invariable con el paso del tiempo. Según éste, la gente que más libre puede ser es aquella que tenga un sentimiento de libertad. Cuando una persona elige por sí misma, la opción escogida está determinada por la conducta del individuo en cuestión, según cree Frazier. Y dicha conducta se va moldeando desde que nacemos por agentes externos a nosotros. Frazier dice que sus ciudadanos son, como poco, tan libres como los de una sociedad como la estadounidense, ya que lo único que varía es que dicho moldeamiento está planteado de distinto modo, pero sigue estando en manos de la sociedad. Frazier llaga a decir que quien tenga el don de poder controlar la conducta humana de tal manera que todos sean felices, tiene también la obligación de utilizarlo.

Castle encuentra este plan premeditado de control de la conducta como algo tirano, como una forma de despotismo camuflada por la aparente felicidad de los individuos. Tienen discusiones muy apasionadas sobre esto, ya que Castle sí que cree en la libertad individual como un hecho y no como algo que se queda limitado a un mero sentimiento.

Con respecto a la moral en Walden Dos, tienen ideas muchas de las cuales yo considero muy avanzadas. Con la falta de presión de la iglesia, ya que no es una comunidad que se identifique con una religión, se destapan muchos temas que en otro tipo de sociedades pueden considerarse tabú. Por ejemplo, el tema del sexo lo toman como lo que es, algo que responde a necesidades biológicas. Les acostumbran a estar con gente del sexo opuesto de su misma edad durante prácticamente toda su vida, por lo que es algo que les resulta familiar, algo que forma parte de sus vidas cotidianas. No tienen ningún tipo de cohibición, vergüenza o algo parecido.

Se tienen mucho respeto entre ellos (todos al mismo nivel). Si se da una situación en la que una persona está escuchando a otra y lo que dice le está resultando aburrido, o se da el hecho de que ya lo ha escuchado, puede hacérselo saber sin que la otra persona se ofenda. Se lo toman como un ahorro de tiempo para ambos, ya que es malgastar el tiempo cuando se está haciendo algo que no interesa. Este respeto también se ve en la falta de chismorreos sobre los demás. Aunque sea una de las normas de Walden Dos el no hablar sobre la vida íntima de otros, a los miembros no les cuesta cumplirla (como ninguna de ellas), es más, si un miembro se ve en una situación comprometida intentan ayudarle en lugar de ir comentándolo por ahí.

Podríamos considerar que Walden Dos es en ese aspecto una sociedad liberal.

h)Las motivaciones e intereses

Han sido seleccionadas las motivaciones que animan a los miembros de Walden Dos de manera que se han quedado con aquellas que inspiran trabajo creador en la ciencia y en el arte. Se intenta por todos los medios que la curiosidad que un posee un bebé no la pierda a medida que se haga mayor, y que se convierta en un adulto vivo e indagador. Así no se necesitan motivaciones ajenas a la persona, ésta simplemente hace lo que quiere. La mayor motivación que puede tener un individuo es la realización personal, y en Walden Dos es la que se ofrece.

Los intereses que en una sociedad burguesa, que mayormente consisten en llegar más alto que nadie, conseguir éxito, fama y dinero, principalmente, no podemos encontrarlos aquí. Las personas quieren crecer como individuos, no pasar por encima de nadie. La gente de Walden Dos no es avariciosa, y como lo que necesitan ya lo tienen, casi no se preocupan más que de auto realizarse, y lo tienen más que fácil, ya que sus intereses suelen coincidir con los de Walden Dos.

i)Técnicas de psicología social. Ingeniería de la conducta.

El funcionamiento de Walden Dos se basa en la ingeniería de la conducta. Se trata del condicionamiento de la conducta humana, por medio principalmente de la educación, aunque aquí se intentan controlan muchas otras cosas, como puede ser el clima. Se tiene una constante actitud experimental, consideran que hasta el más mínimo detalle en la estructura se puede mejorar, mediante una estudiada ingeniería cultural. Un ejemplo (creo que como mejor se puede explicar en qué consiste la ingeniería de la conducta es mediante ejemplos) es la manera en que se resolvió el problema del mal olor de los granjeros, construyendo un edificio de tres plantas en el que, cuando entran a trabajar, se desnudan en la primera, en la tercera se ponen la ropa de trabajo, y cuando salen, en la intermedia se duchan, así se vuelven a vestir en la primera y cuando salen no queda rastro de ese mal olor.

En la comunidad, no hace falta una publicidad ostentosa para que los miembros se fijen en una actividad, con un simple anuncio es suficiente para que quien pueda estar interesado lo vea y acuda, mientras que en otras sociedades se utilizan medios mucho más llamativos, que de no ser por ellos, seguramente mucha de la gente interesada ni siquiera se enteraría de que esta actividad se va a realizar. Frazier dice: “[...] No es el color, brillantez o tamaño de un cartel lo que atrae, sino las experiencias que han acompañado a carteles similares en el pasado. [...]”, refiriéndose a carteles publicitarios.

Como ya he mencionado antes, uno de los factores más importantes de la ingeniería de la conducta es la aplicación de ésta en la educación, mediante técnicas de psicología social. Desde que un bebé nace en Walden Dos, se le está condicionando de una manera premeditada. Se le prepara para que pueda afrontar distintas situaciones que produzcan sensaciones tales como la frustración o el temor. Esto se consigue creándole situaciones así de manera gradual, atendiendo al grado de capacidad que tenga el niño para afrontarlas. Se consigue que el niño mantenga despierto el interés por todo suprimiendo durante una primera etapa algunas de estas situaciones que podrían ser desagradables para él.

También esto es difícil de comprender para nuestros personajes, creo que hasta el final hasta que no han visto varios ejemplos, no entienden muy bien en que consiste la ingeniería cultural.

4. Selección de enfrentamientos dialécticos entre Frazier y alguno de los visitantes Respecto de algunas de las preguntas anteriores. Opinión personal frente a las opciones.

Las conversaciones más interesantes, en mi opinión suelen ser las que tienen como protagonistas a Castle y a Frazier, ya que Castle siempre intenta ahondar en lo más profundo del tema que se esté tratando en busca de algún error, y Frazier defiende la comunidad con uñas y dientes. Intentan llevarse cada uno al terreno del otro, Castle intenta encerronas contra Frazier con ejemplos generales, y este siempre intenta buscar sus respuestas en ejemplos sacados de lo que ya se ha conseguido en Walden Dos. Burris también suele aportar, pero la mayoría de las veces es para defender la postura de alguno de los dos. Los demás, aunque alguna vez también dan su opinión, suelen limitarse a escuchar y a hacer alguna pregunta sobre algo que no hayan entendido.

La discusión en la que Castle y Frazier hablan sobre la libertad en Walden Dos, en la que Castle acusa a Frazier de haber llevado a cabo de haber llevado a cabo un “Maquiavelo moderno, mecanizado, empresarial y diabólico” da mucho que pensar. Castle dice que las personas de Walden Dos son “prefabricadas”, que no son dueñas de sí mismas, en definitiva, que no tienen libertad, y tacha a Frazier de déspota, llegando a comparar a Frazier con alguno de los grandes dictadores de la historia. Frazier se defiende diciendo que él lo único que hace es ayudar a las personas a ser felices, que, sabiendo el método para poder enseñar a las personas a ser más tolerantes, solidarias, a llenarlas de virtudes, se siente obligado a aplicarlo por el bien de todos, y que las personas allí no son menos libres que en cualquier otra parte del mundo, ya que fuera los que manipulan a las personas son otros (políticos, publicistas, demagogos...), y lo hacen por interés propio, no por el interés de la comunidad como es el caso de Frazier.

Es una discusión que me he leído varias veces, ya que cada frase aporta algo, no tiene ninguna pérdida, y me ha hecho plantearme (o replantearme) muchos de los aspectos de la sociedad en la que vivo. En definitiva, he llegado a la conclusión de que, aunque ciertamente hay gente que intenta manipularnos a cada rato, por lo menos nadie me ha “hecho a su gusto”, ni para bien ni para mal, seguro que muchas personas han influido de algún modo en mi personalidad, pero no soy un proyecto de nadie, y mientras seamos capaces de darnos cuenta de que nos manipulan, ese plan ya no será tan exitoso. Es cuestión de querer realmente ser dueño de uno mismo y no dejarlo todo en manos de los demás. Es cierto que hay cosas de mi que no me gustan, pero también hay otras que sí, y creo que no me cambiaría, y si cambio, que sea por aprender de mis propios errores, sin que nadie cree premeditadamente situaciones que me hagan cambiar.

El resto de conversaciones, aunque con temas más concretos, tratan más o menos sobre lo mismo. Aun así pondré algún ejemplo más.

Cuando Frazier enseña a sus invitados las guarderías de Walden Dos, se nos explica el método que llevan para cuidar a sus hijos. La primera aportación que hace Castle aquí es que parece que tienen a los niños en una pecera, ya que les tienen metidos en habitaciones con grandes ventanas de cristal y acondicionadas para asegurar el bienestar del niño. Un niño en Walden Dos, en su primer año de vida no conoce sentimientos de frustración, ansiedad, etc., y no llora a no ser que esté enfermo. La pega que le ponen a esto es que los niños que salen de aquí no están capacitados para enfrentarse con la vida real, y Frazier dice que se les prepara paulatinamente. También está el hecho de que no está la presencia de la madre continuamente, como con cualquier niño normal, aunque los padres pueden ver a sus hijos siempre que quieran siempre que no pongan en peligro la salud de su hijo. También se explican después los métodos educativos que se utilizan mientras un niño va creciendo hasta que se “hace mayor”.

En esto veo aspectos tanto positivos como negativos. Lo que más me gusta es el método educativo de Walden Dos, así sí que los niños aprenden de verdad, sin tantas presiones y obligaciones, pueden estudiar lo que quieran, y como les educan para ser personas inquietas, seguro que todos estudian cosas interesantes y provechosas. No sé como calificar el hecho de que tengan a todos los niños metidos en, como Castle lo llama, peceras. Me parece bien que les tengan a todos juntos, así empiezan ya a relacionarse con otros de su edad, pero no me convence del todo. Aunque está muy bien eso de que todos los niños sean tratados por igual por todos los miembros de la comunidad, me parece un poco increíble ¿cómo puedes mirar a tu propio hijo con los mismos ojos que a los demás? No puedo hablar mucho sobre esto, ya que no soy madre, pero repito que me parece algo increíble. Aunque si un padre puede mirar a todos sus hijos de la misma manera... no sé, es algo, la verdad es que es algo que se me escapa.

Otra conversación que me parece interesante es una que tiene con Bárbara y Castle, en la que Frazier explica que han eliminado ciertas emociones que él califica como inútiles, y Bárbara enseguida salta diciendo que las emociones son divertidas, y Castle dice que no se cree que hayan podido eliminar por completo ciertas emociones.

Yo opino como estos dos últimos. Es algo que no me ha gustado nada, ¿cómo puedes calificar una emoción como algo inútil? Aunque sea desagradable siempre va a aportar algo. Aparte de que las emociones son algo que va íntimamente ligado al ser humano, y no me creo que se puedan eliminar.

5. Crítica personal y conclusión respecto de la comunidad, su viabilidad, la actitud de su fundador, etc.

Creo que la comunidad es una verdadera obra de arte e ingenio. Está pensado cada detalle al máximo, y es difícil encontrar una pega que no pueda excusarse. Tiene un montón de buenas ideas para mejorar la calidad de vida de las personas sin necesidad de lujos, ni de que haya personas con una muy buena calidad de vida, y otras con una muy mala. Lo que más me gusta es que es una sociedad justa, igualitaria, una sociedad en busca de la felicidad de todos, y es admirable.

Pero me parece demasiado artificial. Mantengo mi postura de que no se pude crear personas a “medida”. No digo que me parezca un crimen, ni nada parecido, ya que los que no han nacido allí, están porque quieren, y la gente es allí feliz, que es lo importante. Tampoco creo que esa felicidad sea ficticia, ya que, aunque hayan sido formadas de una manera premeditada, siguen siendo personas, y realmente hacen lo que les gusta y son felices, nadie les impone nada, ni se les explota en el trabajo, ni se “pisan” los unos a los otros.

Pero me parece que realmente no podría funcionar. Es cierto que al ser humano se le puede amoldar para que, de forma general, actúe de cierta manera ante ciertas situaciones, pero como norma general y ya está, creo que no se puede hacer que todos sean prácticamente iguales, y mucho menos (como ya he dicho antes) eliminar emociones características de los seres humanos, características que entran dentro de nuestra definición. Pro ejemplo, los celos. Frazier dice que con las probabilidades que una persona tiene de encontrar pareja, no se sienten celos. A mí me parece absurdo, ya que sobre un tema tan delicado... por muy poco competitivos que sea, el amor no trata de competiciones. Estoy segura que, como en todos lados, dos personas pueden enamorarse de la misma otra persona, muchas veces es inevitable, aunque puedas tener a mil otras, pero si esa es la persona a la que quieres, aunque con el tiempo se pase, hay un intervalo de tiempo en el que existe inevitablemente rivalidad y celos.

Me deja un poco extrañada el que no hablen de ningún caso de algún enfermo. Dicen que todos gozan de muy buena salud, etc., pero hay casos en los que niños nacen con malformaciones, problemas de retraso, enfermedades terminales... en Walden Dos no se menciona nada de esto, y esto sí que es algo que no se puede controlar. Por muy buena salud que tengan los padres, pueden pasar mil cosas por las que el niño tenga alguna malformación.

Frazier se muestra muy orgulloso de la sociedad que ha creado. Es algo que me parece evidente, ya que no todo el mundo puede decir que ha hecho que la gente tenga una vida sana feliz y tranquila, ha creado una sociedad en la que todo el mundo puede conseguir sus metas, sin excepción alguna. Por eso defiende su creación con tanto ímpetu, y la describe con tanta emoción, al igual que creo que la vive. Se siente muy satisfecho, y mira a la gente de Walden Dos con orgullo, quiere que todos prosperen y lleven una vida digna y feliz, como si de su familia se tratase. En mi opinión Frazier es una buena persona, ya que veo que sus intenciones son buenas, no mira para sí mismo, sino para los demás. Intenta crear un mundo mejor para todos, y pudiendo “hacerse de oro” y sacar provecho personal de la comunidad, no lo hace (aunque seguramente si lo hiciera no tendría tanto éxito, ya que tarde o temprano eso repercutiría en la fidelidad que tienen todos los miembros a Walden Dos)

Creo que yo no me quedaría allí, por los motivos que he mencionado antes, aunque es muy fácil decirlo cuando sabes que no existe, ya que si tienes ante ti la oportunidad de la felicidad asegurada, es fácil cambiar de opinión. Tendría que ir y ver todo aquello para decidirme.

13