Voltaire

Literatura universal siglo XVIII. Ilustración. Narrativa ilustrada. Estilo literario. Obras

  • Enviado por: Bichita
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información


AUTOR

François Marie Arouet más conocido por el sobrenombre de Voltaire, apodo que tomó tras la muerte de su madre fue un escritor francés del siglo XVIII. Voltaire nació en Châtenay, el 20 de Febrero de 1694. murió en París el 30 de Mayo de 1778.

Era hijo de un notario retirado de Châtelet, que más tarde fue tesorero del Tribunal del Reino. Perteneció a una familia burguesa de muy buena reputación. En 1701 falleció la madre de Voltaire, tres años más tarde en 1704 Voltaire fue enviado al Colegio de Padres Jesuitas de Luis el Grande. Voltaire fue formándose como hombre y a la vez dejaba ver un espíritu audaz, irreligioso y rebelde. Sin embargo Voltaire guardó muy bien recuerdos de sus profesores llegando a alabar en algún escrito las creencias jesuitas, pero afirmaba que estando en el colegio lo único que aprendió de los jesuitas fue latín.

En 1710-1711, el padre de Voltaire le obligó a estudiar la carrera de leyes. Voltaire que no se sentía nada atraído hacia esta idea, siguió dedicándose a la literatura. Preocupado su padre por el afán literario de Voltaire, decidió mandar a su hijo como embajador francés a la capital holandesa. Estando en Holanda, Voltaire conoció a una dama llamada Olympe Dunajec, novia del jefe de los Comisards, Juan Cavalier. Voltaire se enamoró de aquella mujer y justo cuando iba a declararse, el marqués de Chaâteauneuf que era el encajado de Voltaire en Holanda lo mandó de vuelta a Francia.

Su padre furioso por el comportamiento de su hijo intentó reprenderlo y encerrarlo sin ningún éxito. Voltaire cansado de tanta monotonía en su vida, se dio cuenta que para él, ahora, se le estaban abriendo las puertas del éxito en la literatura. Así gracias a sus amistades y conocidos el espiritu de Voltaire empezó a afinarse y la malicia satírica en sus escritos empezó a surgir. Gracias a sus conocimientos sobre Luis XIV pudo escribir una satírica, Puero regnante la cual le costó a Voltaire once meses en la Bastilla donde aprevechó para terminar su Oedipe, una de sus primeras tragedias y empezó a planear La Henriade. Una vez salido de la Bastilla Voltaire estrenó su tragedia Oedipe la cual propinó la reconciliación con su papa. Poco tiempo después se vio mezclado en una intriga cortesana y fue desterrado de París. Sin embargo, muy pronto volvió a la capital de Francia.

En 1726 Voltaire volvió a ser encerrado en la Bastilla por culpa de los Rohan. Al cabo de la cinco o seis semanas de encierro, obtuvo la libertad, pero lo expatriaron de Francia. Voltaire decidió como destino de su destierro Inglaterra. Al cabo de un mes volvió a Francia, pero no se instaló en París como estaba previsto sino que vivó una temporada en la Champaña. La vida de Voltaire era refinada, lujosa y cada día se volvía más orgulloso y celoso de sus rivales literarios.

En 1754 se traslada a Ginebra donde publica el Ensayo sobre las costumbres racionalistas. En 1759 con su “formula” “¡Aplastad al infame!”, se dirigía principalmente contra el fanatismo religioso, se convirtió en iniciador del enciclopedismo. A partir de aquí y hasta el día de su muerte, Voltaire se dedicará entre otras cosas a la publicación de la enciclopedia.

Voltaire muere el 30 de Julio de 1791, en París, pero es prohibida su sepultura religiosa y es enterrado en Champaña.

LA LITERATURA DE VOLTAIRE

Voltaire está considerado como una de las figuras centrales del Siglo de las Luces. Este siglo XVIII fue un período que glorificó el poder de la razón humana, la ciencia y el respeto a la humanidad.

Voltaire creía que la literatura debería servir como vehículo para llegar a modificar la sociedad de entonces. Sus sátiras sarcásticas y escritos filosóficos demostraban su odio a la intolerancia, la tiranía y la hipocresía del cristianismo, y eso provocó que tuviera muchos enfrentamientos frecuentes con religiosos y políticos.

El siglo XVIII fue una gran época literaria. El siglo de las Luces, el Neoclásico o el siglo de la Ilustración venían a ser un siglo en el cual se rompían los esquemas literarios del Barroco y comenzaba una nueva etapa. Voltaire que es uno de los protagonistas que dieron a conocer este siglo, estaba sumergido en la idea del dominio intelectual ante todo. Voltaire escribió en los tres géneros literarios:

Teatro: donde no tuvo un éxito destacable, aunque alguna de sus obras hubiera tenido éxito en su representación por aquel entonces.

Poesía: en este aspecto Voltaire tampoco llamó la atención de la sociedad francesa, pero llegó a tener muy importantes escritos en verso para aquella época. Ahora sus poesías carecen de sentido, faltándole muchos recursos.

Narrativa: por el contrario que los dos anteriores rangos, en la narrativa Voltaire fue un gran escritor. El aspecto por le cual Voltaire es más conocido es la novela. Ya como sus obras poéticas o teatrales no se recuerdan ni se leen en nuestra época, su narrativa todavía sigue atrayendo a los lectores.

Voltaire desde muy joven decidió dedicarse a la literatura y siempre ha sido conocido por su ingenio sarcástico.

Su primera tragedia, Edipo, fue escrita mientras cumplía condena en la Bastilla. Edipo tuvo un gran éxito, fue representada en el Théatre-Français en 1718.

Uno de sus poemas filosóficos fue Los pros y los contras, aquí Voltaire nos muestre una descripción de su visión anticristiana y el dogma racionalista. Otra obra poética es su Poème de Fontenoy(1745) donde relata la victoria de los franceses contra los ingleses.

La Henriade, otra de sus obras más selectas trata sobre Enrique IV, su primer titulo era Poème de la ligue, pero tras ser prohibida su publicación, se le cambió el nombre por la Henriade.

En su estancia en Inglaterra, Voltaire compuso su obra más conocida, Cartas filosóficas(1734),en ellas ataca las ideas políticas y religiosas, dando otra visión de las cosas, una visión racional. Podríamos decir que su mayor producción literaria se lleva a cabo después del destierro de Voltaire a Inglaterra. Inglaterra fue como una escuela de enseñanzas, una verdadera revelación sobre la literatura y la revolución. Mientras escribía Essai sur la poësie épique(1776) y publicaba su Henriade, estudiaba con mucho empeño la literatura, filosofía, historia y política de aquel país y se entusiasmaba con Shakespeare.

En 1729 Voltaire regresó á París. En un principio se abstuvo de publicar el resultado de su convivencia entre los ingleses en cuanto a literatura, pero más tarde emprendió la tarea de hacer entender al pueblo francés que todo tiene una explicación razonable y científica. A partir de entonces, sus escritos fueron más filosóficos.

Durante una época de su vida, en la que convivió en Lorena con la Duquesa de Châtelet, tuvo una producción literaria abundante, escribió novelas, cuentos, sátiras, y poemas breves, a los que no se les ha dado mucha importancia pero que contenian un gran valor filosófico y didáctico sobre su visión del mundo.

Gracias a varias influencias que Voltaire tenía en la corte, pronto fue nombrado historiador de Francia y más tarde Caballero de la Cámara Real. Finalmente, en 1746 fue elegido miembro de la Academia Francesa.

Otra de sus obras bastante conocida fue el estudio histórico sobre el reinado del monarca Luis XIV, en El siglo de Luis XIV.

En su regreso a Ferney, terminó su obra más ambiciosa, Ensayo sobre la historia general y sobre las costumbres y el carácter de las naciones1756. Esta obra, es un estudio del progreso humano, censura el súper naturalismo y critica la religión si más no afirma su creencia de que existe Dios. Una vez establecido en Ferney, escribió varias novelas satíricas y filosóficas de las cuales hay que destacar Cándido, donde analiza el problema del mal del mundo.

SUS OBRAS MÁS CONOCIDAS:

AÑO OBRA

1734 Cartas inglesas (filosofía)

1736 El mundano (poesía)

1737 Cartas filosóficas (nueva versión de Cartas inglesas)

1738 Discurso sobre el hombre (filosofía)

1738 Elementos de la filosofía de Newton (filosofía)

1748 Zadig o el destino (cuento filosófico)

1751 El siglo de Luis XIV (ensayo)

1752 Micromegas (cuento filosófico

1756 Poema sobre el desastre de Lisboa (poesía)

1756 Discurso sobre la religión natural (filosofía)

1756 Ensayo sobre las costumbres y el espíritu de las naciones (filosofía)

1759 Cándido o el optimismo (cuento filosófico)

1763 Tratado sobre la tolerancia (filosofía)

1764 Diccionario filosófico (filosofía)

1767 El ingenuo (cuento filosófico)

LA ENCICLPEDIA

Voltaire contribuyó junto a otros escritores del siglo XVIII como Denis Diderot, Jean D'Alembert, Rosseau o Montesquieu a la iniciación de la escritura de

La Enciclopedia, que por entonces significaba poner por escrito las “definiciones”racionalistas y científicas de las cosas, dejando al margen la opinión eclesiástica.

LA ENCICLPEDIA

La Enciclopedia es una obra científica y filosófica creada por Denis Diderot y Jean d'Alambert en el siglo XVIII, dentro del espíritu filosófico que se estaba creando gracias a la Ilustración. Apareció entre el 1751 y 1766. Diderot en su obra intenta reflejar un diccionario de las ciencias, las artes y los oficios donde quiere hacer un inventario de la explicación lógica y racional de todo el conocimiento humano.

Su objetivo principal era oponerse al Diccionario de Trévoux de los jesuitas y favorecer a la difusión de la filosofía de la Ilustración. Diderot recurrió a los filósofos más conocidos y prestigiosos como, Montesquieu, Voltaire, Rousseau, Buffon, y a otros menos conocidos para que colaborasen con él en su creación aportando artículos.

El proyecto consistía en reunir todos los conocimientos por la humanidad, su espíritu, hacer una crítica de los fanatismos religiosos y políticos de la época, y elogiar la razón y la libertad del pensamiento.

Para Diderot se trataba de “examinar todo, remover todo sin excepción y sin reservas”. Establecer dentro de esa obra un orden, el orden alfabético.

MOVIMIENTO LITERARIO

El siglo XVIII fue un siglo de cambio para Francia y para el resto de Europa.

A principios de siglo Francia estaba en la etapa final del Barroco, la literatura barroca llegaba a su extremo de agotamiento y era precisa una reconstrucción de la misma.

A la misma vez que el Barroco se apagaba, un nuevo corriente literario y social se empezaba a formar, el Racionalismo. Este nuevo movimiento llevaba como bases al razón, lo intelectual y lo conceptual. El Racionalismo buscaba la explicación científica a todo, rehusaba la explicación eclesiástica.

No sólo este movimiento afectó a Francia sino al resto de Europa, que pasó del Barroco al Racionalismo.

Este siglo también se le conoce como el Siglo de las Luces o el Neoclasicismo.

El Racionalismo cortó todas las posibilidades de imaginación y fantasía referidas a la literatura, puesto que, todo tenia una explicación racional y la versión de la iglesia que hasta ahora era la única versión conocida se fue eliminando del pensamiento.

Los pensamientos de los escritores del siglo XVIII sobre el cambio literario era positivo, puesto que ellos pensaban que salían de un siglo oscuro e ignorancia humana a una nueva edad iluminada por la razón, la ciencia y el respeto a la humanidad.

Se creía que si la humanidad podía resolver las leyes del Universo, la propias leyes de Dios, el camino estaba abierto para descubrir también las leyes de la naturaleza y cambiar la sociedad de aquella época. Así se podría hacer un progreso humanitario en todos los aspectos(social, moral, técnico).

Los autores del Neoclasicismo creían que el conocimiento no es innato , sino que se aprende de la experiencia y la observación de la razón. Llegaban a pensar que con una educación modelo se podría llegar a educar a la humanidad para mejorarla. Los escritores racionalistas veían a la Iglesia católica como una fuerza que había esclavizado todas las bases que ahora salían a la luz con la Ilustración. La mayoría no renunció a la religión, pero solo optaron por la forma de Deísmo, la existencia de Dios, pero rechazando la teología cristiana. El mundo cambió de visión teocentrísta con la visión centrada del mundo en el hombre. Ahora todos los escritores del siglo se conocían además de escritores como filósofos.

BASES DEL RACIONALISMO

Los rasgos que más definen al Racionalismo moderno son los siguientes :

1)La teoría de que todos nuestros conocimientos acerca de la realidad proceden no de los sentidos , sino de la razón , del entendimiento mismo .

2)El conocimiento puede ser construido a partir de unos primeros principios .

3)Los primeros principios del conocimiento no se pueden extraer de la experiencia práctica , sino que se encuentra ya en el entendimiento :las ideas innatas.

4)Consideración de la deducción y más aún de la intuición intelectual como los métodos más adecuados para el ejercicio del pensamiento .

5)La aceptación de la matemática como ciencia ideal .

6)Reivindicación del argumento filosófico para la demostración de la existencia de Dios .

7)La valoración optimista del poder de la razón , porque ésta no tiene límites y puede alcanzar a todo lo real .

8) La potenciación de la inteligencia humana.

9) La importancia de la visión del mundo centrada en el hombre.

LA INFLUENCIA DE VOLTAIRE Y EL RACIONALISMO

La poesía y el teatro de Voltaire no dejaron mucha huella para los escritores posteriores.

La prosa por el contrario adquirirá una importancia muy fuerte, tanto por su sentido filosófico como racional.

La historia da un paso adelante con Voltaire. A partir del siglo XVIII la novela cambia, nace la novela filosófica que expresa la personalidad, y se refuerza la novela picaresca o relista que se atreve a criticar a la sociedad.

No sólo la influencia de Voltaire va ha hacer que en Europa nazca una nueva forma de pensar sino que la influencia de todos los filósofos de la época de Voltaire lo conseguirán.

La influencia de Francia en Europa.

A todos los países europeos o mejor dicho a toda la burguesía europea del siglo XVIII, les unía una sola idea o sueño, el sueño de una Europa como una sola nación. Ese sueño que antes y después sólo se quedaría en un sueño iba precedido por la fuerte influencia que Francia estaba ejerciendo sobre los demás países de alrededor. A pesar de no tener muchos medios de comunicación, Francia unía Europa intelectualmente por la sencilla razón que, en aquel momento Francia tenía una nueva visión del mundo, fuera de la visión teocentrísta concebida hasta entonces que otros países no habían asumido. Y moralmente, porqué al haber “descubierto” una nueva teoría sobre la vida, las temas morales del bien o del mal se volvían a cuestionar des de otro punto de vista, la razón humana.

Así, toda Europa aceptaba la influencia de Francia. Uno de sus ejemplos el marqués italiano Caraccioli que en su libro L'Europe française decía: “Reconocemos siempre la existencia de una nación dominante, a la que nos esforzamos a imitar. En otro tiempo todo era romano; hoy, todo es francés”.

No sólo Francia aportó un cambio literario que es lo Voltaire introdujo sino que cambió la sociedad políticamente y religiosamente.

Como hemos dicho antes, a pesar de no tener los medios de comunicación que hoy en día tenemos en Europa, en el siglo XVIII existía el intercambio cultural entre países. Estos intercambios, se daban a conocer por los viajes que hacían los jóvenes a otros países europeos especialmente a Francia trayendo y dando a conocer las costumbres sociales y literarias de cada país.

Poco a poco Francia fue convirtiéndose en centro europeo.

La lengua francesa, era muy común entre la burguesía. Y librerías exclusivamente de literatura francesa repartidas por los países también favorecían al cambio. Además, para la gente que no tenía acceso a la literatura francesa o no conocía la lengua, podían tener acceso a las traducciones.

A esta difusión sin impedimentos, se le oponía algo, la Inquisición no se oponía a la difusión de las obras más o menos “normales”, pero era otra cosa cuando las obras eran filosóficas. Pese a la censura de estas obras y a las duras penas que se imponían a sus lectores, los europeos se arriesgaban a leerlas.

Las obras y los pensamientos revolucionarios de Voltaire, el más universal de los escritores franceses de este siglo, también eran fenómeno sociocultural en España y a veces su nombre aparece simplemente comentado en obras españolas o comentado abiertamente en otras.

La ilustración llegó a España como a sus colonias. Durante el reinado de Carlos III, el rey al que los filósofos franceses tenían como “el ilustrado” por sus mismas ideas, facilitó el expansionismo de ese nuevo movimiento que había nacido en Francia, el Racionalismo.

Entre los españoles “ilustrados” o las personas que apoyaban al Racionalismo se puede nombrar a Gaspar Melchor de Jovellanos que era un político reformador y máximo representante del pensamiento de la Ilustración española.

Durante la primera mitad del siglo XVIII, muchos españoles defensores de la Ilustración fueron perseguidos y desterrados, sin embargo el movimiento siguió triunfando en España tras la muerte de Carlos III. A medida que pasaba el tiempo, el la Ilustración se iba poniendo de “moda” entre los altos círculos de la sociedad y se fue reforzando. Con todo y con eso, el gobierno y la iglesia seguían oponiéndose a las nuevas ideas. Y el enorme impacto que causó la Revolución Francesa en España, provocó un miedo al gobierno de que esas ideas revolucionarias llegaran a España que los máximos representantes de las nuevas ideas fueron perseguidos y se estableció censura total, llegando a cerrar fronteras. Delante de todas estas prohibiciones, Jovellanos y Manuel Godoy favorecieron a la extensión de la Ilustración.

La ilustración sin duda alguna, dejó una herencia permanente durante los siglos XIX y XX. Marcó un paso más en la historia, sirvió como modelo para el liberalismo político, económico, moral y religioso. Fue el momento donde la humanidad se dio cuenta que existía un progreso.