Visitando al Sr. Green; Jeff Baron

Teatro contemporáneo. Segunda Guerra Mundial. Problemas éticos. Próbleamas morales

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 3 páginas
publicidad

Universidad Autónoma de Chile

Escuela de Psicología

“Visitando al Sr. Green” (de Jeff Baron)

Ramo: Ética

Fecha: 27/08/2008

¿Qué problema ético se presenta en la obra?

Visitando al Sr. Green, es una obra en la cual se entremezclan las costumbres y recuerdos más reconocibles del mundo judío sobreviviente a la segunda guerra mundial, (Mr. Green), con los aires modernos y algunas veces tormentosos de uno de los habitantes de Nueva York, (Roose Gardiner). Lo que indudablemente ocasiona fuertes colisiones que van desde las costumbres más básicas como comer, hasta temas mas complejos como lo son los códigos morales seguidos por cada uno de los personajes en cuestión. Es aquí, donde podemos ver el nacimiento del problema ético; el cual, a mi parecer, suele ser más común de lo que parece; y es que para la mayoría debe resultar incómodo y hasta desagradable tener que conllevar con un individuo que no comparta los mismos principios morales que los de uno; a causa de éste sentimiento, nace la discriminación. Es lo que le da a pensar al Sr. Green, y más que pensar, creer, que su religión y por lo tanto las normas morales impuestas por ésta, son superiores ante cualquier cosa, incluso, ante el amor que como padre puede sentir por su hija, a la cuál prefiere dar por muerta, ante el hecho de que decidiera casarse con un hombre que no pertenecía a su religión, y que a demás no se convertiría a ésta. Posteriormente, ésto lo llevaría a no aceptar algunos puntos a cerca la vida de Roos; por ejemplo, cuando recién se conocen, el Sr. Green, un viejo, anticuado y viudo judío, sus modales no fueron muy cordiales, pero eso cambió cuando se enteró de la religión a la cual pertenecía el muchacho. El Sr. Green, a medida de que conocía a Roos, lo consideraba un gran muchacho, exitoso, creyente; hasta claro, que casi por casualidad, se entera de la condición sexual de Roos; fue en ése momento cuando el Sr. Green comienza a enjuiciar a Roos, a tratar de aclararle que dentro de la religión judía no existían los jóvenes homosexuales, por que eran sucios, anormales; y aquí se hace aún más notable el problema propuesto en la obra; y es que es en éste momento, que el Sr. Green se da el tiempo de cuestionarse si realmente estuvo bien haber actuado como lo hizo, tanto con Roos, como con su hija; se cuestiona si es que vale la pena perder el amor de la gente que podía estar con él, por obedecer reglas y códigos impuestos por una religión, por no haber sido capaz de seguir las propias leyes que el pensaba, le podía dictar su corazón.

¿Qué tipos de moral entran en juego?

En clase, hemos podido estudiar dos tipos de moral, la autónoma y la heterónoma. Basándome en la obra, puedo decir que ambas son observables por medio del actuar de los dos personajes antes mencionados. Por ejemplo, la moral heterónoma es representada notablemente por el Sr. Green hasta casi el final de la obra, quien es un hombre viejo, completamente fiel a cualquiera sea el principio impuesto por su religión, la judía; la cual, como la mayoría de las religiones, es muy estricta con el cumplimiento de sus leyes y códigos. El Sr. Green es un hombre notoriamente carente de moral autónoma, ya que para él, todos los puntos puestos en la Tora, deben ser cumplidos sin cuestionamiento alguno. Y como su religión, lo era todo para él, no soportó la idea de que su hija fuera esposa de un hombre que no fuese judío; a causa de eso, la dio por perdida.

Pero más adelante, el Sr. Green, demostró que era capaz de utilizar su moral autónoma, de decidir y reflexionar lo que realmente él pensaba que era correcto o incorrecto; y fue en aquel momento en que comprendió que era más importante lo que él pudiese considerar moral, que simplemente lo que le pudiesen imponer.

Por otro lado, está Roos, quien también representó ambos tipos de moral, ya que al querer que sus padres se sintiesen orgullosos de él, sin recriminarle su condición sexual, había momentos en los que dejaba de ser él, en los que dejaba de lado sus ideales con tal de no molestar sobre todo a su padre. Pero luego de conocer al Sr. Green, se dio cuenta, de que la vida que llevaba no era realmente la que deseaba llevar; se dio cuenta de que él también necesitaba un acompañante, alguien con quien compartir su casa al llegar del trabajo, y comprendió, que ya había sido suficiente, que ya había sido el hijo perfecto por mucho tiempo, y que ya era hora de comenzar a ver cuales eran sus necesidades. Y empezó por asumirse como era, por asumir y dejar de esconder cuales eran sus verdaderos sentimientos.

No sé si alguno de los dos tipos de moral será mejor que el otro, pero entre seguir por seguir, seguir por miedo al rechazo o simplemente por comodidad; a seguir ideales propios, de los cuales se puedan tener fundamentos consistentes y auténticos; yo pienso que es mejor estar bien con uno, e independiente de la opción que uno siga, sea por que es realmente una decisión propia, y no una imposición más dentro de nuestra vida.