Visión y audición

Retina. Iris. Cristalino. Vista. Oído. Sonido. Vibración. Impulsois sonoros

  • Enviado por: Gabriela Fábrega
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 6 páginas
publicidad

LA VISIÓN

El estímulo visual es la luz, la cual atravesará las estructuras oculares hasta llegar a la retina, donde se encuentran los fotorreceptores. Los impulsos que ellos generan, viajan por las vías ópticas hasta llegar a la zona de la corteza cerebral occipital (dándose origen a la senso-percepción visual). El fenómeno de la visión va acompañada de ciertos actos reflejos, que permiten la acomodación del diámetro de la pupila o los movimientos del ojo.

 EL GLOBO OCULAR

Está constituido por membranas que en su interior poseen cámaras con líquidos. Ellas se encuentran separadas por el cristalino y estructuras adherentes a él. Membranas:

1.- Esclerótica: Membrana más externa y resistente, ella cubre el ojo totalmente.

2.- Coroides: Posee los vasos sanguíneo del ojo (es muy pigmentada).

3.- Retina: Recubre tres cuartos de la coroides. En ella se encuentran los fotorreceptores.

 

 

Estas membranas forman, en la parte anterior, otras estructuras; por ejemplo: La esclerótica se llama cornea (es transparente y está cubierta por la conjuntiva).

El cristalino es el lente del ojo y su acomodación permite que los estímulos lleguen de manera adecuada a los fotorreceptores. El cristalino es mantenido en su lugar por un ligamento llamado zonula de zinn. Estos ligamentos son elásticos y se insertan en el cristalino, de manera que la contracción influye en la convexidad del cristalino, por lo que su poder de refracción varía.

Al frente del cristalino encontramos el Iris, la cual es pigmentada y nos entrega el color de los ojos. En el centro del Iris encontramos una abertura llamada pupila. El iris posee dos tipos de fibras musculares:

  • Las circulares → Están bajo control parasimpático y la contracción de estas fibras produce el fenómeno llamado miosis (= disminución del diámetro pupilar).

  • Las radiales → Están bajo control simpático (reacciones de alarma), su contracción produce un fenómeno llamado midriasis (= aumento del diámetro pupilar).

  • La cámara anterior del ojo está llena de un líquido denominado humor acuoso (parecido al agua). Atrás de esté, existe otra cámara, que posee humor vitrio → líquido consistente y más denso (está cámara es más grande que la que se encuentra en la zona anterior).

    RETINA

    Membrana más interna y sobre ella se forma la imagen visual. Posee 10 capas de células. De ellas, los componentes más importantes son: los bastones y los conos, además de las células gangleonales y bipolares.

    Los fotorreceptores son los conos y los bastones, sus prolongaciones van a formar sinapsis en las células bipolares y luego ellas harán sinapsis con las gangleonales. Los axones de los nervios o células gangleonales forman el nervio óptico. El nervio óptico abandona el ojo, a través de la papila óptica, la cual no posee fotorreceptores denominada punto ciego.

    En el polo posterior se encuentra lo que se denomina la fóvea central de la retina, ella tampoco posee bastones pero sí muchos conos, siendo así el sitio de mayor agudeza visual (detalle visual). Se localiza en lo que se denomina la mácula lútea.

    ð Los bastones son fotorreceptores que son muy sensibles a la luz y son los encargados de proporcionarnos la visión nocturna (visión escotópica).

    ð Los conos poseen un umbral más elevado y son responsables de la visión brillante y de los colores (visión fototópica).

    Los fotorreceptores son sensibles a la luz y esto se debe a los pigmentos. Es así, como los bastones poseen un pigmento denominado rodopsina; los conos poseen yodopsina.

    CRISTALINO

    Los rayos luminosos cruzan el cristalino para así llegar a la retina y convergir en los fotorreceptores. Esa imagen es pequeña e invertida en comparación con la imagen real. Por acción del cristalino la imagen se va a formar exactamente en la retina. Para que esto ocurra, actúan 3 reflejos:

    1.- Contracción de la pupila: Es un reflejo que actúa según la luz y se denomina reflejo consensual. Frente a un estímulo luminoso las 2 pupilas se contraen simultáneamente.

    2.- Acomodación del cristalino: Esto se refiere principalmente al músculo ciliar. Cuando este músculo se contrae, el cristalino es llevado hacia la zónula de zinn y de está manera se relaja, aumentando la contractura del lente o cristalino.

    3.- Movimientos oculares o del ojo: Existen 6 pares de músculos que participan en el movimiento ocular y estos músculos se encuentran inervados por los nervios craneanos que son el N ° III, IV y VI.

    VÍAS VISUALES

    Se forman por los axones de las células gangleonales, constituyendo el nervio óptico y la cintilla óptica. Estos haces terminan en el cuerpo geniculado lateral del tálamo. Las fibras se centran en el quiasma óptico. Otros haces no se cruzan y van directamente a la corteza cerebral. La información visual es procesada en la retina, fundamentalmente en las capas interneruronas, denominadas células horizontales y amacrinas.

     

    AUDICIÓN

    El oído, que es la estructura principal de la audición, tiene como función principal el permitirnos oír y equilibrarnos. El oído se divide en tres partes: el oído externo, el medio y el interno.

    El fenómeno de la audición consiste en la transducción de ondas eléctricas. La interpretación de estos impulsos nerviosos se realiza en la corteza cerebral, es ahí donde la información adquiere sentido y representa un mensaje para el individuo.

     

    El oído externo: Es el pabellón auditivo u oreja, él ayuda a ubicar el sonido; ya que él sonido penetra el conducto auditivo externo y hace vibrar una membrana denominada tímpano. El tímpano es el límite entre el oído externo y el medio.

    El oído medio: Es una cavidad que posee aire y que se encuentra ubicada a nivel del hueso temporal; y se comunica con la nasofaringe a través de la trompa de Eustaquio. Ella se abre en los movimientos de la deglución, masticación y bostezo. A demás esta trompa permite el equilibrio de la presión entre el oído medio y el interno.

    Aquí se encuentran 3 huesesillos: el martillo, el yunque y el estribo.

    El martillo, está en contacto con el tímpano (membrana interna). La cabeza del martillo está en contacto con el yunque, el cual estimula al estribo y éste va unida a la pared de la ventana oval. El sonido que llega a esta ventana oval, pasa ahora al oído interno.

     

     

     

    El sonido sigue su camino y se transmite al caracol, estos huesesillos al ser estimulados por la ventana comienzan a moverse da manera simultánea. Aquí podemos encontrar 2 tipos de músculos que están inervando. La contracción del músculo tensor del tímpano tira el mango del martillo hacia adentro, provocando la disminución de las vibraciones del tímpano. La contracción del estapedio separa la base del estribo del contacto con la ventana oval. Cuando el mango del martillo se mueve hacia adentro, el estribo hace desplazar los líquidos interno del oído. Estos músculos más otras estructuras como ligamentos, permiten mantener el tímpano permanentemente tenso, para estar siempre preparado para recibir las vibraciones del oído externo.

     El oído interno está formado anatómicamente por canales o conductos semicirculares y por el caracol o coclea. El caracol es un conducto enrollado, mide 35 mm, cuando es extendido. Se encuentra formado por 3 cámaras separadas e independientes. El caracol es la estructura de la audición. Las cámaras del caracol son:

  • Cámara vestibular: Está invadida por la perilinfa (análogo al líquido cefalorraquídeo). Está cámara está separada de la otra (cámara media) por la membrana de Reissner o vestibular, ella es una membrana muy fina (pareciera que no existiera).

  • Cámara media: Está invadida por la endolinfa (posee una mayor concentración de potasio que la perilinfa). Se separa de la otra cámara, por medio de la membrana basilar.

  • Cámara timpánica: Está invadida por la perilinfa, y se conecta con la cámara vestibular a través del espacio llamado helicotrema. Está cámara termina en la abertura o ventana redonda (posee una membrana timpánica secundaria).

  • La base del caracol se encuentra se encuentra en las proximidades de la ventana oval y redonda. El vértice de la coclea se encuentra en contacto con la helicotrema. El hueso del caracol se conoce como mediolo.

    Las vibraciones penetran en la cámara vestibular a través de la ventana oval, donde se encuentra apoyada el estribo. Esto hace que se mueva el líquido que se encuentra en la cámara vestibular y media. Esta movilización de líquido se transmite a la cámara timpánica y va a repercutir en la membrana de la ventana redonda.

    Según la rapidez del impulso o de la onda sonora, será el camino que tomarán ellas por los conductos. En el caso de los movimientos lentos del estribo, las ondas sonoras se mueven hacia la rampla timpánica a través del helicotrema. Si las ondas sonoras son rápidas y mueven al estribo más rápido, las ondas líquidas tomarán un camino más corto, a través de la membrana basilar.

    Cada frecuencia de sonido generará una ubicación diferente.

    Los líquidos con sus movimientos producirán el fenómeno de la audición, estimulando a las células pilosas que están en contacto con los nervios auditivos, los que llevarán la información a la corteza auditiva.

    Sobre la membrana basilar se encuentran las células receptoras auditivas que se llaman órganos de corti, él es un órgano sensorial que está formado por células ciliadas o pilosas. Posee un armazón líquido denominado membrana tectoria. Están rodeadas de endolinfa.

    Las células ciliadas emiten unas prolongaciones llamadas estero-cilios, los que entran en contacto con la membrana tectoria. El potencial generador se origina por el desplazamiento de los cilios de las células y estos ocurren por los movimientos o vibraciones de la membrana basilar, haciendo que ellos se froten con la membrana tectoria. El potencial generador va a depender de la sonoridad del estímulo y esto tiene dos cámaras:

  • Intensidad del sonido.

  • Amplitud de la vibración.

  • A mayor intensidad sonora, mayor la amplitud del potencial generador. Por lo que a mayor amplitud, mayor estimulación de células ciliares. En la transducción del sonido, el oído externo cumple la función de un filtro sintonizador.

    Las ondas hacen vibrar a la membrana timpánica y a la cadena de huesecillos, la que a su vez estimula la membrana oval a través de la base del estribo. Es aquí donde comienzan a funcionar los líquidos internos, la oscilación se transmite a los líquidos que llenan al caracol. El circuito se cierra en la ventana redonda.

    El oído interno actúa como adaptador de lo que se denomina las impedancias (=la resistencia que ofrece un circuito al paso de la corriente eléctrica). Él acopla las ondas sonoras aéreas a las conducidas por el medio líquido del caracol, es decir es el puente entre los sonidos que vienen desde el exterior y la transmisión por los conductos internos.

    Los cuerpos celulares de las neuronas aferentes (sensitivas) están situadas en el ganglio espiral o ganglio de corti. Este ganglio se encuentra dentro del mediolo. Los axones están en estrecho contacto con las células ciliares. Los axones centrales forman la rama auditiva del nervio auditivo y termina en los núcleos cocleares del bulbo raquídeo. Luego, estas neuronas llegan al tálamo para finalmente llegar a la corteza auditiva. La corteza auditiva primaria está en el giro temporal superior, en el fondo de la cisura de Silvio. Está área constituye el área 41 y 42 de Brodman. Adyacente a está área auditiva primaria se encuentran las áreas de asociación, distribuidas de manera extensa hasta llegar a la ínsula.

    Dentro del oído interno existe un aparato llamado aparato vestibular, el cual forma parte del laberinto membranoso del oído interno. Su función se relaciona con los movimientos de la cabeza y la posición del cuerpo en el espacio (equilibrio corporal). Se encuentra alojado en el laberinto óseo, contiene endolinfa por dentro y perilinfa por fuera, sin que ellos lleguen a mezclarse.

    Los laberintos membranosos están construidos por 3 conductos semicirculares:

    1.- Sáculo.

    2.- Utrículo.

    3.- Caracol.

    Ellos se encuentran unidos perpendicularmente (son como anillos), en una dirección particular y son los responsables de los mareos cuando la posición no es normal. La posición de estos construstos semicirculares permiten detectar estos impulsos sonoros en las 3 direcciones del espacio. Cada uno de estos canales posee una dilatación llamada ampolla, al interior de ella encontramos al epitelio sensorial o cresta ampular, la cual es una estructura sensorial compuesta por células ciliares, ellas a su vez se encuentran cubiertas por mucoide (líquido mucoide).

    Dentro del laberinto membranoso, principalmente en la base del sáculo y del utrículo encontramos los órganos otolíticos y al igual que en la cresta ampular están formados por células ciliares, cubierta por mucus y llenas de otolítos. Ellos son cristales de un compuesto químico llamado carbonato de calcio (CaCo3).

    La estimulación de los receptores vestibulares se producen por el movimiento de los cilios ocasionados por la endolinfa. A nivel de los canales semicirculares, la aceleración moviliza a la endolinfa, la que por su inercia se mueve en dirección contraria a la rotación de la cabeza. Cuando la aceleración es nula significa que la velocidad es constante, el líquido gira a la misma velocidad que el cuerpo.

    Uno de los fenómenos fisiológicos que ocurre por la estimulación de estos líquidos, es el vértigo (=sensación de rotación sin que exista realmente)