Virus

Laboratorio diagnóstico clínico. Analítica. Microbiología

  • Enviado por: Bako
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
cursos destacados
Ejercicios resueltos de introducción a la Física
Ejercicios resueltos de introducción a la Física
Serie de ejercicios resueltos de de introducción a la Física

Este curso va ligado al curso...
Ver más información

Electrónica Digital
Electrónica Digital
Si estas en la Universidad y tu curso de Electrónica se te hace cuesta arriba,...
Ver más información

publicidad

UT. 5 VIRUS

INTRODUCCIÓN

Los virus han sido tratados desde diferentes puntos de vista. Así, pueden ser agentes químicos, como microorganismos excepcionalmente simples.

Definimos los Virus en base a las siguientes características:

  • Son particularmente pequeños

  • Son parásitos intracelulares obligados

  • Contienen un solo tipo de ácido nucleico, o bien ADN o bien ARN.

  • Sólo se multiplican dentro de células vivas usando la maquinaria de síntesis de la célula.

  • Son capaces de producir la síntesis de estructuras que permiten la transferencia del ácido nucleico vírico a otras células.

En función de la parasitación que producen, clasificamos a los virus en animales, bacterianos (bacteriófagos) y virus de plantas.

Tienen un tamaño de entre 20-300 m. Para determinar su tamaño se utilizan métodos de filtración utilizando membranas, y la microscopía electrónica.

ESTRUCTURA VÍRICA

La estructura básica del virus es el “VIRIÓN”, que es la partícula vírica completa y que está constituida por el ácido nucleico (ADN o ARN) y por una cubierta que lo rodea llamada “cápside” que lo protege del sistema inmunitario del huésped y que le sirve como vehículo de transmisión.

La Cápside está constituida por distintas subunidades proteicas llamadas “Capsómeros”, que poseen una organización característica en cada virus. En ocasiones esta cápside puede estar cubierta por una estructura o “envuelta” constituida por lípidos, proteínas y carbohidratos. A su vez, la envuelta puede estar cubierta por “espículas”.

MORFOLOGÍA

Clasificamos los virus según la arquitectura de la cápside en:

  • Helicoidales: la cápside forma un cilindro hueco con estructura helicoidal.

  • Poliédricos: la cápside tiene múltiples caras, generalmente adopta una forma de icosaedro (20 caras triangulares y 12 vértices).

  • Virus con envuelta: forma esférica. Pleomórficos.

  • Virus complejos

CLASIFICACIÓN

Puede atender a diferentes criterios: morfología, criterios bioquímicos, criterios físicos, susceptibilidad frente a agentes físicos y químicos, en base a las propiedades inmunológicas, en base al lugar de multiplicación,...

AISLAMIENTO

  • En animales vivos

  • En huevos con embrión

  • En cultivos celulares o cultivos de tejidos: estos medios mantienen a las células en continuo crecimiento. Se utilizan medios especiales:

    • Cultivos celulares primarios: a partir de un trozo de tejido se separan de forma individual las células, dando lugar a una monocapa. Son de vida corta.

    • Cultivos celulares secundarios: se obtienen a partir de los primarios y son de vida mayor.

    • Líneas celulares continuas: son los más utilizados. Son células transformadas que pueden ser mantenidas indefinidamente en cultivo. Tienen como característica que han perdido las características celulares que tenían, entre ellas la “inhibición por contacto”. Las líneas celulares más importantes son “He La” , “KB” , y “Hep 2”.

DIAGNÓSTICO DE INFECCIONES VIRALES

El diagnóstico se puede llevar a cabo mediante microscopía electrónica, cultivo y serología (detección del aumento significativo del título de Ac).

Las muestras que se utilizan habitualmente para el diagnóstico de una infección viral son secreciones nasales, frotis faringeos, líquidos vesiculares, raspados de piel, heces, orina, LCR, biopsias,...

DETECCIÓN DEL CRECIMIENTO

Efectos citopáticos: son aquellos que originan un daño o muerte de la célula hospedadora. El daño o muerte pueden ser debidos a:

  • Multiplicación en el interior celular, dando lugar a una lisis celular.

  • Afectación de la permeabilidad de la célula hospedadora.

  • Inhibición de la síntesis de ADN o ARN de la célula hospedadora.

Estos efectos se pueden manifestar como:

  • Cuerpos de inclusión

  • Policariocitos

  • Daño cromosómico.

Métodos físico-químicos: basados en la propiedad de resistencia al calor, a los ácidos, etc.

Hemaglutinación

Inmunofluorescencia

Métodos Inmunoenzimáticos

CICLO DE VIDA

  • Adsorción a la célula diana. Es una fijación específica mediada por receptores de la membrana citoplasmática.

  • Penetración. Endocitosis: es un mecanismo mediante el cual una célula se alimenta, forma una vacuola y en el interior celular ésta de lisa, asimilándose los nutrientes.

  • Liberación de la partícula viral: transcripción ! replicación ! formación de proteínas y ácidos nucleicos.

  • Expresión del genoma viral

  • Ensamblaje de la s nuevas partículas virales

  • Salida de la célula para infectar otras.

  • TAXONOMÍA

    VIRUS DE ARN

    • Simetría icosaédrica

      • Sin envoltura

      • Familia Reoviridae

      • Familia Calciviridae

      • Familia Picornaviridae

          • Envueltos

          • Familia Flaviviridae

          • Familia Togaviridae

          • Familia Retroviridae

            • Simetría helicoidal. Solamente son envueltos.

          • Familia Orthomyxoviridae

          • Familia Paramixoviridae

          • Familia Arenaviridae

          • Familia Rhabdoviridae

          • Familia Coronaviridae

          • VIRUS DE ADN

            • Simetría icosaédrica

              • Sin envoltura

              • Familia Parvoviridae

              • Familia Papovaviridae

              • Familia Adenoviridae

                  • Envueltos

                  • Familia Hepadnaviridae

                  • Familia Herpesviridae

                  • Familia Iridoviridae

                  • VIRUS DE ARN

                  • REOVIRIDAE:

                    • Rotavirus: son el principal agente causal de gastroenteritis esporádicas y epidémicas en lactantes y niños pequeños (6-24 meses). El período de incubación suele ser de 1 a 3 días.

                    El cuadro clínico consiste en diarrea precedida de vómitos.

                    El diagnóstico se realiza mediante la detección del virus en las heces mediante técnicas de aglutinación con partículas de látex.

                  • CALCIVIRIDAE: Produce gastroenteritis. El más conocido es el “Agente Norwalk”.

                  • PICORNAVIRIDAE:

                    • Enterovirus: es un habitante transitorio del intestino delgado que produce infecciones asintomáticas. Los más importantes son “poliovirus” y “echovirus”.

                    • Rhinovirus: es el causante del resfriado común.

                    • TOGAVIRIDAE Y FLAVIVIRIDAE:

                      • Virus de la Rubéola: la infección por este virus puede ser benigna en niños y adultos, y se acompaña de síntomas respiratorios superiores leves, eritema, y adenopatías. La infección tiene importancia en las gestantes, especialmente cuando se produce durante el primer trimestre, ya que puede originar alteraciones cardíacas, retrasos en el crecimiento, aparición de sordera, etc.

                      El diagnóstico se realiza por métodos serológicos mediante detección de IgG, que en caso de resultar positiva indica inmunización frente al virus. También se realiza la detección de IgM para evidenciar una infección aguda. Las técnicas utilizadas son métodos de ELISA, FC y pruebas de aglutinación con látex.

                    • RETROVIRIDAE: Virus del VIH. Sintetiza ADN a partir de ARN viral mediante la acción de una transcriptasa inversa. Morfológicamente posee nucleocápsida y envoltura. Los principales genes que causan patología son genes estructurales (core y envoltura) y genes reguladores que intervienen en la replicación del virus.

                    • El virus, cuando se produce la infección aguda, se va a unir a receptores CD4, por lo tanto, las células diana serán aquellas que expresen estos receptores, principalmente los linfocitos T4. Este episodio se manifiesta como un cuadro pseudogripal.

                      La respuesta inmunitaria en forma de Ac frente al virus suele tardar entre 6 y 8 semanas, período que se conoce como “período de ventana”. Transcurrido este tiempo, el ADN se pone en circulación y se integra en el ADN de la célula. Este período de latencia suele durar entre 2-8 años hasta que, en un determinado momento, la infección puede progresar produciendo un deterioro de la inmunidad hasta desarrollar el SIDA.

                      Las principales formas de transmisión son:

                        • Transmisión por sangre (usuarios de drogas por vía intravenosa, productos sanguíneos, personal sanitario,...)

                        • Transmisión sexual: hetero y homosexuales.

                        • Transmisión vertical: intrauterina.

                      El diagnóstico de laboratorio es de tipo serológico: ELISA. Se utilizan como técnicas de cribado. Si el resultado es positivo, se realizan pruebas que confirmen la positividad como IFI, Radioinmunoprecipitación, Westem Blot (diferenciar los Ac frente a las distintas proteínas del virus), cultivo y PCR (en centros especializados)

                      También se realizan estas pruebas a personas que presentan evidentes signos de la enfermedad.

                      Los marcadores para el seguimiento de la enfermedad son:

                      • Detección del Ag p24: aparece en fases precoces y tardías

                      • Detección del Ac anti-p24: aparece en las fases tardías

                      • Recuento celular de linfocitos T4 o cociente respecto a los T8.

                      • ORTHOMYXOVIRIDAE: están compuestos por distintos virus influenza, que son los virus causantes de la gripe. Existen 3 tipos principales, que son A, B, C, de los cuales A y B son los causantes de epidemias. Los virus A se subdividen a su vez según la diferente composición de la Hemaglutinina y la Neuramidinasa.

                      • El diagnóstico se establece por la sintomatología que presenta el enfermo.

                      • PARAMYXOVIRIDAE: son los virus que con más frecuencia producen enfermedades respiratorias en niños.

                        • Virus parainfluenza: existen 4 tipos que producen infecciones del tracto respiratorio. La infección por este tipo de virus en los adultos suele ser asintomática.

                        • Virus respiratorio sincitial: se trasmite por vía aérea. Es el virus que con más frecuencia produce infecciones nosocomiales en los servicios de pediatría. Generalmente suele producir cuadros de neumonía en niños pequeños y recién nacidos. Es un virus muy contagioso y que se suele manifestar en forma de brotes, generalmente en la época invernal. El diagnóstico se realiza mediante inmunofluorescencia a partir de secreciones respiratorias y por técnicas de FC.

                        • Virus del Sarampión: el contagio se produce por vía respiratoria. Se manifiesta con un cuadro febril, faringitis, conjuntivitis y exantema. Las complicaciones que pueden producirse como consecuencia de la infección son encefalitis.

                        • Virus de la Parotiditis: Es el virus causante de las paperas. Se manifiesta como una enfermedad aguda, con fiebre moderada y parotiditis uni o bilateral. La transmisión se produce por vía respiratoria y las complicaciones pueden afectar a testículos, ovarios y SNC.

                        • ARENAVIRIDAE: produce la “Fiebre de Lassa”

                        • RHABDOVIRIDAE: el representante es el virus de la rabia. Produce una infección que afecta al SNC. El virus se encuentra presente en la saliva de animales que están infectados y se transmite por mordedura.

                        • BUNYAVIRIDAE: Produce fiebres hemorrágicas.

                        • CORNAVIRIDAE: Es el virus del resfriado común y gastroenteritis.

                        • VIRUS DE ADN

                        • PARVOVIRIDAE: el representante es el Parvovirus B19, que se suele producir una enfermedad benigna que afecta principalmente a los niños y se manifiesta con un exantema en extremidades y tronco.

                        • PAPOVIRIDAE: es el agente etiológico de las verrugas y papilomas.

                        • ADENOVIRIDAE: producen patologías del tracto respiratorio, dando lugar a cuadros de faringitis, bronquiolitis, neumonías, etc.

                        • HEPADNAVIRIDAE: produce la hepatitis.

                        • HERPESVIRIDAE: es representante es el virus del herpes simple.

                          • Virus del Herpes Simple: Produce infecciones latentes que puede reactivarse. Existen dos tipos VHS1 y VHS2. El 1 produce generalmente lesiones por encima de la cintura, puede dar lugar a infecciones oculares y en algunos casos encefalitis. El 2 se localiza en genitales y la vía de transmisión es la sexual.

                          • Citomegalovirus: en niños y adultos suelen cursar de forma subclínica. Tienen importancia cuando afectan a personas inmunodeprimidas en las que pueden producir cuadros de neumonía. Tienen importancia cuando la infección se trasmite al feto en el que puede producir retraso mental, trastornos auditivos y de la visión y alteraciones neurológicas.

                          • Virus de la Varicela Zoster (VVZ): la varicela y Herpes Zoster representan diferentes manifestaciones clínicas de un mismo virus. La varicela es más frecuente en niños, se caracteriza por fiebre y un exantema vesicular generalizado. La reactivación producirá el Herpes Zoster que aparecerá normalmente en adultos. Consiste en una erupción dolorosa con lesiones vesiculares y que se acompaña de inflamación de las raíces dorsales de los nervios raquídeos.

                          • Virus de Epstein-Barr: es el agente etiológico de la MNI, que puede manifestarse con fiebre, adenopatías, faringitis y linfocitosis. La prueba que se realiza para su detección es la de “Paul-Bunnell” o detección de cuerpos heterófilos.

                          • Herpesvirus humano 6: se relaciona con el exantema súbito que consiste en una elevación brusca de la temperatura, con una duración de 2-4 días. Se sigue con un descenso rápido de la misma que coincide con la aparición de un exantema que persiste durante 1-2 días.