Virus del Papiloma Humano

Concepto. Causas. Sintomas. Transmisión. Daños. Prevención. Cancer

  • Enviado por: Liz
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 2 páginas

publicidad

Virus de Papiloma Humano

El virus de papiloma humano, o papilomavirus humano (VPH) es un grupo de más de 80 tipos de virus. Se llaman papilomavirus porque ciertos tipos pueden causar verrugas o papilomas, que son tumores benignos (no cancerosos). Diferentes tipos de virus de papiloma humano causan las verrugas comunes que crecen en las manos y en los pies y aquéllas que se desarrollan en la boca y en el área genital.

De estos 80 tipos, existen más de 40 que son capaces de infectar el tracto genital. Estos virus de papiloma humano genitales pueden pasarse de una persona a otra a través de contacto sexual. Algunos virus de papiloma humano pueden causar verrugas que aparecen en o alrededor de los genitales y el ano, tanto de los hombres como de las mujeres. Las verrugas genitales son técnicamente conocidas como condilomas acuminadas y están generalmente asociadas con dos tipos de virus de papiloma humano, el número 6 y número 11. El virus de papiloma humano también puede causar crecimientos planos anormales en el área genital y en el cuello del útero (la parte más baja del útero que se extiende a la vagina).

Agentes Causantes

  • Tener múltiples compañeros sexuales

  • Desconocer si alguien con quien se ha tenido una relación sexual tiene una enfermedad de transmisión sexual

  • Iniciación temprana de la actividad sexual

  • Consumo de alcohol y tabaco

  • Estrés y otras infecciones virales (como VIH o herpes) al mismo tiempo

Signos y Síntomas

  • La mayoría de las personas infectadas con VPH porque usualmente no presentan síntomas. Entre los síntomas más comunes en las mujeres se encuentran: verrugas o crestas en la vulva, vagina, cérvix o ano.

  • En el hombre se presentan verrugas o crestas en el ano, periné y/o escroto. La infección persistente de VPH es un factor de riesgo para el desarrollo de cáncer cervical.

Mecanismos de transmisión

La transmisión de VPH se comunica por contacto directo con una verruga o la piel infectada por el virus, durante las relaciones sexuales. Es posible infectarse las manos y la boca a través del contacto durante sexo oral o antes de tener relaciones. Aproximadamente 50% de las personas infectadas por VPH nunca presentan verrugas genitales pero aún pueden transmitir el virus a otros. La infección genital por VPH se considera una enfermedad de transmisión sexual en la mayoría de los casos, aunque se admite en un pequeño porcentaje la transmisión mediante Fómites (sustancias u objetos inanimados contaminados por ejemplo: jabones, ropa íntima compartida, baños, etc.).

Un aspecto muy importante para la mujer es la capacidad de transmitir el VPH hacia el bebé. Cuando una mujer embarazada tiene lesiones por VPH, el bebé se puede contaminar durante el nacimiento, y como el sistema de defensa del bebé es muy débil, existe el riesgo de lesiones serias y extensas de verrugas en la faringe del bebé. Como existe evidencia de que el virus se puede transmitir al bebé desde antes del nacimiento y no algunos estudios no han encontrado una diferencia en el riesgo para el bebé si nace por parto vaginal o Cesárea. En la actualidad existe controversia sobre si en realidad el nacimiento por Cesárea está justificado. En muchos casos ante grandes lesiones activas con evidencia de VPH en el canal genital en una embarazada, el médico puede recomendar una Cesárea para disminuir las complicaciones de sangrado de las lesiones. En otros casos dependiendo del caso en particular el médico puede indicar la Cesárea para disminuir el riesgo de contaminación del bebé.

Daños que Ocasiona al Organismo

Algunos VPH de transmisión sexual se asocian a cánceres genitales y anales en la mujer y el hombre. Sumamente importante es el hecho de que algunos tipos de VPH pueden causar cambios en las células del cervix, así produciendo cáncer en ese sitio. VPH es el más importante factor de riesgo para cáncer cervical en la mujer; casi todos los casos de cáncer cervical son causados por VPH. Los tipos de VPH que causan verrugas genitales visibles no son usualmente los que producen cambios precancerosas en las células del cervix. Tener regularmente una prueba Papanicolaou puede ayudar a detectar y tratar tempranamente los cambios precancerosas en las células, así previniendo el cáncer cervical.

Medidas de Prevención

La única manera que existe de evitar el contagio con VPH es evitar el contacto sexual con una pareja infectada por VPH. NO se ha confirmado que el uso del preservativo evite el contagio con VPH, en parte porque muchas de las lesiones de las verrugas genitales pueden quedar fuera de las zonas cubiertas por el preservativo, como por la alta incidencia de pequeñas rupturas en los preservativos. De hecho, se en la actualidad se considera que el uso de preservativos puede disminuir el riesgo de infección pero no necesariamente evitarla.

Un aspecto muy importante para la mujer es la capacidad de transmitir el VPH hacia el bebé. Cuando una mujer embarazada tiene lesiones por VPH, el bebé se puede contaminar durante el nacimiento, y como el sistema de defensa del bebé es muy débil, existe el riesgo de lesiones serias y extensas de verrugas en la faringe del bebé.