Violencia de género en la República Dominicana

Maltrato a las mujeres. Femicidio. Violencia de género. Legislación dominicana

  • Enviado por: Eneifer
  • Idioma: castellano
  • País: República Dominicana República Dominicana
  • 7 páginas
publicidad

INTRODUCCIÓN

En este presente trabajo que desarrollaré sobre la violencia contra la mujer dominicana expondremos los antecedentes, los hallazgos preliminares que indican que existen un alto número de mujeres que son maltratadas en la sociedad dominicana.

Además trataremos el Femicidio, el por ciento de casos, relación con el asesinato, edad de los agresores, estadísticas y las políticas legislativas para enfrentar la violencia contra la mujer.

Todos estos temas serán desarrollados de forma explicita para que todo tipo de persona comprenda a fondo este tema que actualmente es de mucha importancia para la sociedad.

VIOLENCIA CONTRA LA MUJER DOMINICANA

La violencia contra la mujer es un fenómeno muy extendido en República Dominicana, golpeando la conciencia pública y el quehacer de las organizaciones femeninas. Dicha violencia se ejerce tanto en el seno de la familia como fuera de ella.

Un estudio sobre 1.014 expedientes de agresiones físicas y sexuales al sexo femenino en Juzgados de Instrucción y Cámaras Penales de los años 1986 y 1987 revela que, entre los casos denunciados y sometidos a proceso judicial, el mayor número de mujeres agredidas tenía entre 10 y 25 años y era mayoritariamente soltera, seguido por las casadas. Los victimarios tenían entre 18 y 30 años y también eran solteros en su mayoría, seguidos por los casados. Más del 80% era conocido por la víctima. Completado el proceso, la mayor parte de los victimarios procesados en Cámaras Penales fue puesto en libertad. Un número muy reducido fue sentenciado y cumplió con la condena.

Dada la gravedad del problema, la Policía Nacional elaboró en 1998 un folleto con el objeto de prevenir y combatir las violaciones sexuales.

Entre las prácticas recurrentes de violencia contra la mujer en República Dominicana está el comercio de mujeres para ejercer la prostitución en Europa y Asia. Las organizaciones de mujeres impulsan la conciencia pública sobre este fenómeno que se agudiza con la crisis económica y social.

Antecedentes

Desde que se inició el proceso de sensibilización del Proyecto Violencia Basada en Género en la Republica Dominicana, las doctoras de Pro familia se sorprendieron al comprobar que la prevalecia de violencia entre sus clientas era muy alta. ¿Cómo es posible que un porcentaje tan alto de mujeres, cuando se les pregunta, dice haber experimentado violencia, y sin embargo el problema de la violencia basada en género permanece escondido o silenciado?

Comprometido con el problema, el Dr. Payán, ginecólogo y obstetra de Pro familia, decidió desarrollar un estudio transversal con el objetivo de evaluar la prevalencia de violencia contra la mujer entre clientas de Profamilia y del servicio público de salud para maestras en Santo Domingo (SEMMA), donde también trabaja.

Métodos

Con el apoyo del Dr. Frank Álvarez, la Dra. Vivian Brache y el Dr. Aníbal Faúndes, el Dr. Payán formuló a las usuarias en ambos centros las preguntas de detección sistemática desarrolladas por el Proyecto Regional para Combatir la Violencia de Género, las cuales se basan en las experiencias de violencia emocional, física y sexual y de abuso sexual en la niñez. Según los protocolos de las clínicas, el personal hizo todo lo posible para proteger la seguridad y bienestar de las clientas participando en el estudio. A las mujeres que decían haber experimentado violencia, se les ofreció apoyo inmediato e incluso referencias a los servicios adecuados.

En la primera etapa del estudio, se entrevistó a 111 nuevas clientas de la clínica de Profamilia Evangelina Rodríguez y a 68 clientas del SEMMA. Se analizó la frecuencia con que los hechos de violencia de género fueron perpetrados y se comparó el nivel de violencia sufrido por las usuarias en ambas clínicas. El estudio también calculó el Riesgo Relativo a la violencia según el nivel educativo de la víctima.

Algunos hallazgos preliminares indican que existe una alta prevalencia de mujeres que experimentan violencia en las poblaciones estudiadas en Santo Domingo:

  • Dos de cada tres mujeres habían sufrido violencia emocional

  • Una de cada tres mujeres había sufrido violencia física

  • Una de cada tres mujeres había experimentado violencia sexual

  • Una de cada cinco mujeres había experimentado abuso sexual durante la niñez

  • La mayoría de los casos de violencia emocional (67%), física (78%) y sexual (77%) fueron perpetrados por la pareja de la víctima.

  • Casi todos (95%) los casos de abuso sexual en la niñez fueron perpetrados por un miembro de la familia o alguien conocido por la criatura.

  • Una gran proporción de mujeres mantiene en silencio los hechos de violencia que experimentan en sus vidas. Antes de la entrevista, menos de la mitad de las participantes había hablado acerca de sus experiencias de violencia física, emocional o de abuso sexual en la infancia, y menos del 25% había hablado anteriormente sobre el abuso sexual.

  • Según los datos, el riesgo de experimentar violencia física parece estar relacionado inversamente al nivel educativo. Es decir, las mujeres menos educadas (nivel primario o menor) tienen un riesgo de experimentar violencia dos veces más alto que las mujeres con educación universitaria.

  • Comparadas con las mujeres que tienen educación primaria o menor, las mujeres con educación secundaria tienen un Riesgo Relativo de 0,77 mientras que las mujeres con educación universitaria tienen un Riesgo Relativo de 0,46.

  • EL FEMICIDIO EN REPUBLICA DOMINICANA

En un notable esfuerzo por contribuir al análisis del fenómeno del femicidio en República Dominicana, el periódico Quehaceres, histórica publicación del Centro de Investigación para la Acción Femenina (CIPAF), ha dado a conocer estadísticas sobre femicidios como parte de la Campaña de la Red. Este trabajo destaca en primer término, el aumento en proporciones alarmantes de estos asesinatos, especialmente en los últimos cinco años. A partir del año 2000, la cifra sobrepasa el centenar, una tendencia que lamentablemente podría mantenerse, señalan las editoras del periódico. A continuación un resumen de los resultados de esta investigación.

Año                               Casos

1998                               32
1999                               50
2000                               10
2001                               104
2002                               88 (hasta octubre de 2002).

En República Dominicana, casi la mitad de las mujeres que muere violentamente son atacadas por su pareja o ex pareja. Igual que en 2000, la cifra asciende a un 48 por ciento, y aunque en 2001 llegó al 60 por ciento, la actual sigue siendo altísima, y la casa sigue siendo uno de los lugares más peligrosos.

  • Relación con el asesino

Marido                           32%
Ex marido                       15%
Novio                             6%
Ex novio                         4%
Otros                              42%

  • Vocación suicida de los asesinos

Según Quehaceres, un síntoma desafiante para el análisis psicológico es el creciente número de hombres que se suicidan inmediatamente después de haber matado a la mujer. En 2002,  los reportes han añadido una modalidad macabra al involucrar más víctimas inocentes: la agresión a los hijos e hijas, como el caso de un ciudadano francés que encerró y quemó a su ex pareja junto a sus tres hijos menores  de edad. No hubo sobrevivientes.

Suicidios                         16%
Intentos de suicidio          11%
No suicidas                     73%

  • Femicidios por tipo de arma utilizada

Las armas más utilizadas siguen siendo las de fuego. De acuerdo a un informe de la Fiscalía, 365 mujeres se querellaron contra militares y policías por violencia doméstica durante el 2002, es decir, más de una querella por día de mujeres amenazadas por quienes portan armas.

Armas de fuego              49%
Armas blancas                28%
Objetos diversos              15%
Estrangulamiento             5%
Quemadas                      3%

  • Edad de los agresores

La falta de rigurosidad de los registros policiales, impide obtener suficientes datos acerca de las víctimas y sus victimarios. En 81 casos, sólo se reportó la edad de 25 de los agresores; el dato de los 56 restantes no aparece. Los números disponibles, sin embargo, muestran la tendencia, por cierto muy preocupante, 15 de los femicidas están entre los 20 y 30 años. Las víctimas muestran el mismo perfil, dato que lleva a una reflexión: si bien las mujeres han podido contrarrestar la desigualdad de género en áreas como la educación y el empleo, en materia de violencia, el machismo sigue intacto. Son jóvenes la mayoría de los agresores.

    • POLITICAS LEGISLATIVAS DOMINICANAS PARA ENFRENTAR LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER:

La ley 24-97 modificó el Código Penal para tipificar como crimen o delito la violencia contra la mujer o la violencia intrafamiliar.

La Violencia Contra la Mujer prevista en el Art. 309-01 establece: “Constituye violencia contra la mujer toda acción o conducta, pública o privada, en razón de su género, que cause daño sufrimiento físico, sexual o psicológico a la mujer, mediante el empleo de fuerza física o violencia sicológica, verbal, intimidación o persecución”.

La Violencia intrafamiliar o domestica prevista en el Art. 309-2 dispone: “Constituye violencia doméstica o intrafamiliar todo patrón de conducta mediante el empleo de fuerza física o violencia sicológica, verbal, intimidación o persecución, contra uno o varios miembros de la familia o contra cualquier persona que mantenga una relación de convivencia, contra el cónyuge, ex-cònyuge, conviviente o ex -conviviente o pareja consensual, o contra la persona con quien haya procreado un hijo o una hija para causarle daño físico o psicológico a su persona o daño a sus bienes, realizado por el padre, la madre, el tutor, guardián, cònyuge, ex cónyuge, conviviente, ex -conviviente o pareja consensual, o persona bajo cuya autoridad, protección o cuidado se encuentra la familia”. (1 a 5 y de 5 a 10 años de reclusión)

La Agresión Sexual, Art. 330: “Constituye una agresión sexual toda acción sexual cometida con violencia, constreñimiento, amenaza, sorpresa o engaño”.

Violación sexual, Art. 331: “Constituye una violencia todo acto de penetración sexual, de cualquier naturaleza que sea, cometida contra una persona mediante violencia, constreñimiento, amenaza o sorpresa.. Se sanciona con pena de 10 a 15 y de 10 a 20 Años de reclusión y multa de Cien Mil a Doscientos Mil pesos”.

Violencia en una Relación de Pareja, Art. 332 : “Con igual pena (10 a 20 años) se sancionará a la persona que incurra en una actividad sexual no consentida en una relación de pareja, en cualquiera de los casos siguientes: a) Mediante el empleo de fuerza, violencia, intimidación o amenaza ; b) Si se ha anulado sin su consentimiento su capacidad de resistencia por cualquier medio c) Cuando por enfermedad o incapacidad mental, temporal o permanente, la persona víctima estuviere imposibilitada para comprender la naturaleza del acto en el momento de su realización; d) Cuando se obligare o indujere con violencia física o sicológica a su pareja a participar o involucrarse en una relación sexual no deseada con terceras personas”. Multa de Cien mil a Docientos mil pesos.

Ley 86-99 Convirtió la Dirección General de Promoción de la Mujer en Secretaria de Estado de la Mujer

Ley 88-03 que instituye las casas de acogidas o refugios temporales a las mujeres victimas de Violencia y a sus hijos e hijas.

La ley 137-03 sobre tráfico ilícito de emigrantes y trata de personas.


Las dominicanas: con más educación, pero víctimas de la violencia

Con más acceso a la educación y mejores condiciones económicas para subsistir con independencia económica, las mujeres dominicanas han visto mejoradas sus posibilidades como entes sociales en los dos últimos lustros, sin embargo, su emancipación plena es una meta de difícil alcance todavía.

Junto a las cifras que muestran que la población femenina acude en mayor proporción a la escuela que la masculina - 1,204,674 - contra - 1,194,316- y que hay un descenso considerable en la tasa de fecundidad - 7,4 hijos en 1955, contra 3,0 en 2002- están las que revelan el gran padecimiento del género: la violencia intrafamiliar y contra la mujer.

Una investigación reciente, ENDESA 2002, determinó que, el 24% de la generación de mujeres con edades entre 15 y 49 años ha sido víctima de agresiones físicas después de haber cumplido los 15 años. Consigna que el riesgo de agresión puede alcanzar valores de hasta 40% en el caso de las mujeres separadas o divorciadas y 33% entre las trabajadoras del servicio doméstico. Y estableció que las agresiones provienen básicamente del marido o ex marido (63%) y en menor medida de la madre (14%), del padre (10%) y de otro pariente (9%).

La Existencia de una Secretaria de Estado de la Mujer, con un programa nacional de prevención y atención a la violencia contra la mujer e intrafamiliar; la creación mediante decreto 423-98 de la Comisión Nacional para la Prevención y Lucha Contra la Violencia Intrafamiliar -CONAPLUVI- y su plan estratégico, así como la existencia de un Existencia Modelo Nacional de Atención a la mujer evidencian la conciencia que se ha alcanzado sobre la dimensión del fenómeno.

En cuanto al fenómeno migratorio, las dominicanas encabezan el flujo de salida a Europa ante los hombres, que han emigrado en mayor medida a territorio estadounidense. En todo caso, las migrantes dominicanas, dice un estudio del Instituto Internacional de Investigaciones y Capacitación para la Promoción de la Mujer (INSTRAW), envían más remesas a sus familias que los hombres migrantes dominicanos. “el 55.1% de las remesas recibidas por las personas encuestadas en la investigación fueron envidas por mujeres, mientras que el 44.9% habían sido enviadas por hombres”, consigna un documento del organismo.

Son también los números que registra otra entidad internacional, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (FNUAP) , los que revelan el otro gran peso social que soporta la mujer dominicana: el 27,2% asume la jefatura del hogar. Aunque la misma fuente apunta que la pobreza no es mayor en hogares que tienen por única cabeza a una mujer.

    • ALGUNAS ESTADISTICAS SOBRE LA VIOLENCIA EN REP.DOM

La violencia contra las mujeres en el mundo doméstico, laboral, social y político, refleja la fragilidad de la organización social y la situación de subordinación y discriminación en que se encuentran las mujeres y las niñas. Veamos algunas estadísticas que determinan la gravedad de la violencia contra las mujeres:

♦ De acuerdo a los resultados de un estudio sobre el perfil de la población que acudió al Centro de Salud para Jóvenes de Profamilia entre 1999 y 2002, el 78% de las usuarias ha sido víctima de violencia, mayormente de tipo físico.

♦ Esos y esas jóvenes con características similares a ti, podrían ser tus vecinos/as, amigas/os, compañeras/os, hermanas/os o algún familiar cercano.

♦ De acuerdo a la detección realizada a usuarias del centro de salud de Profamilia en Santiago y Santo Domingo, durante el 2002 el 15% reportó haber sufrido algún tipo de violencia.

♦ El 27% reportó que había sido víctima de abuso sexual en la niñez.

♦ El 30% reportó que había sido víctima de violencia sexual.

♦ El 46% fue víctima de violencia física

♦ El 76% fue detectada como víctima de violencia emocional y psicológica.