Violencia contra la mujer en el ámbito familiar

América Latina. Venezuela. Violencia física y psicológica. Maltrato. Machismo. Bases legales. Prevención. Crisis de identidad masculina. Tipos de violencia. Términos básicos

  • Enviado por: AZUMI ARASHI
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 14 páginas

publicidad

Guatire, noviembre de 2009

ÍNDICE

Introducción…………………………………………………….3

Capitulo I

El Problema

Planteamiento Del Problema………………………………….…..4

Objetivo De La Investigación………………………………..……6

Objetivo General………………………………………………..….6

Objetivos Específicos…………………………………………..….6

Justificación…………………………………………….……..…....7

Hipótesis…………………………………………………………....7

Capitulo II

Marco Teórico

Antecedentes de la Investigación…………………………………..8

Base Teóricas………………………………………………………...9

Bases Legales……………………………………………………….11

Definición De Términos Básicos…………………..……………….13

INTRODUCCIÓN

La violencia es un fenómeno globalizado caracterizado por una situación que rompe los límites de la persona y que se puede manifestar en el plano psicológico, físico, económico y político entre otros.

La naturaleza de la violencia que padecen las mujeres comprende 4 modalidades: física, sexual, psicológica y económica.

La violencia basada en el género, ocurre con mayor frecuencia en el seno de la familia. La violencia intrafamiliar es un problema social, que afecta importantes sectores de la población y trasciende los aspectos raciales, religiosos, educacionales, económicos y, es considerada un problema de salud pública.

Por definición, la violencia intrafamiliar es toda acción u omisión cometida por algún miembro de la familia en relación de poder, sin importar el espacio físico donde ocurra, que perjudique el bienestar, la integridad física, psicológica o la libertad y el derecho al pleno desarrollo de otro miembro de la familia.

Dentro de la violencia intrafamiliar existe otra modalidad más especifica, denominada violencia contra la mujer, que es definida por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como: "todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino, que tenga o pueda tener un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer; así mismo, la amenaza de tales actos, la coacción o privación arbitraria de la libertad, tanto en la vida pública como en la privada”.

En Venezuela la violencia contra la mujer está tipificada como delito pero no por eso deja de practicarse y muchos casos no son denunciados por miedo o vergüenza.

CAPITULO I

EL PROBLEMA

En este capítulo se presenta el problema de investigación referido a la actitud del personal de enfermería frente a la violencia familiar, a fin de ubicar el mismo dentro de un contexto especifico, se señala a continuación el planteamiento del problema, formulación, objetivos y justificación del estudio e Hipótesis.

Planteamiento Del Problema

La violencia contra la mujer por parte de sus compañeros íntimos se ha señalado como un problema prioritario y de salud pública por su magnitud y gravedad, así como por la carga que representan para los servicios de salud en función de los costos que genera. Esta violencia no solo causa daños físicos y psicológicos a las mujeres sino que también implica riesgo para sus hijos.

En la región de América Latina y del mar Caribe cada vez hay mayor conciencia del problema y se hacen y del Caribe cada vez hay mayor conciencia del problema y se hacen esfuerzos loables para ofrecer servicios a las victimas e introducir sanciones judiciales contra los agresores.

En 1999 el fondo de población de las Naciones Unidas declaro que la violencia contra la mujer es “Una prioridad en la salud Pública”. En su mayoría las mujeres que sufre alguna agresión física generalmente experimentan númerosos actos de violencia a lo largo del tiempo.

La organización Panamericana de la salud (1993), institucionalizo que “la violencia contra la mujer es un problema de alta prioridad, aprobando la resolución CD39.R8, exhortando a todos los gobiernos a establecer políticas y planes nacionales para la prevención y el tratamiento de la violencia contra la mujer”.

En la conferencia mundial del Cairo sobre derechos humanos, se reconoció la violencia contra la mujer como una violación a los derechos humanos.

Estudios sobre violencia realizados en América Latina y otras regiones del mundo han mostrado que la violencia doméstica es una amenaza importante contra la salud y el bienestar de las mujeres.

En América Latina, la violencia contra la mujer representa mas muerte y discapacidad (entre mujeres de 15 a 44 años de edad) que el cáncer, la malaria, los accidentes de transito e inclusive el conflicto armado. Pese al reconocimiento legislativo de la problemática, la violencia es un tema delicado del que casi nadie habla, ni siquiera las víctimas.

La violencia hacia la mujer en el ámbito familiar no es un hecho aislado ni privado: si no que forma parte de un sistema "macro" que establece un conjunto de relaciones sociales y valores culturales que ubican a la mujer en situación de subordinación y dependencia respecto del varón. La violencia doméstica atraviesa todas las fronteras raciales, religiosas educativas y socioeconómicas.

A pesar de que la violencia contra la mujer ha sido reconocida como un asunto legítimo de derechos humanos, su tratamiento como asunto de salud pública ha sido insuficiente, desconociéndose así los efectos tantos psicológicos como físicos en la salud de las mujeres, y el posible impacto acumulativo de la violencia a lo largo de la vida.

Aún en países desarrollados, existen pocos estudios sobre la carga que esta violencia representa para los sistemas de salud.

La violencia más frecuente es la psicológica ya que la padece casi 40 por ciento de las mujeres. Estas agresiones van desde insultos, descalificaciones y humillaciones hasta burlas, y también se refiere a los medios de dominación que utiliza el agresor para controlar el tiempo, la libertad de movimiento y los contactos sociales de sus víctimas. “Erradicar la violencia contra la mujer debe convertirse en un objetivo central de las agendas públicas, ya que se trata de un problema de derechos humanos y es un obstáculo para el desarrollo del país”

¿Qué se puede hacer ante tanta violencia contra la mujer?, ¿Dónde deben acudir cuando son golpeadas, humilladas por su cónyuge?

En Latinoamérica 45 por ciento de las mujeres declara haber recibido, además de daño físico, amenazas de sus parejas, y entre 5 y 11 por ciento dice haber sido víctima de violencia sexual.

En la mayor parte de la región, las mujeres carecen de voz política y no alcanzan ni siquiera una representación de 30 por ciento.

Objetivos de la Investigación

Objetivo General

Determinar que la mujer conozcan la ley “Sobre Violencia contra la Mujer y la Familia”, con el fin de que sepan a que estancia acudir, cuando son agredidas físicamente, psicológica y sexual por su conyugue.

Objetivos Específicos

  • Dar a conocer que existen leyes que protege a la mujer maltratada."

  • Determinar cuales son los factores de “protección” ante el maltrato de las mujeres.

  • Determinar si existen programas de prevención de la violencia familiar.

Justificación

La idea de realizar este proyecto aparece al ver la gran problemática que existe en Venezuela sobre la violencia familiar que es un monstruo que no discrimina ni raza, ni religión, ni posición social o económica; así pues se puede dar cuenta las grandes barbaridades y casos de hechos de violencia que quedan impunes al castigo de la ley por que simplemente son denunciados ante la jefatura policial más cercana las que no hacen nada para evitar dicho atropello. De acuerdo con el estudio de la CEPAL, la violencia física que sufren las mujeres va desde golpes simples hasta agresiones severas con amenazas de muerte, acompañadas por una fuerte violencia psicológica y, muchas veces, también sexual. A pesar de avances en normativas internacionales y legislaciones nacionales que protegen los derechos de la mujer, el estudio consigna que existen serias deficiencias en la aplicación de normas, en la provisión de servicios y en el acceso a la justicia por parte de las víctimas. Tampoco se han destinado suficientes recursos a la prevención, sanción y erradicación de todas las formas de violencia contra la mujer.

Hipótesis

La crisis de identidad masculina aumenta la violencia hacia las mujeres

CAPITULO II

MARCO TEÓRICO

Antecedentes de la Investigación

Silvia, M (2001), México Distrito Federal. Realizo un estudio para “Determinar La Factibilidad Que Los Hospitales Han Sido Utilizados Como Refugios Temporales Para Personas Maltratadas”. Concluyo que los hospitales de 2º y 3er nivel podrían convertirse en “REFUGIOS” para victimas de la violencia intrafamiliar, debido a que el problema se presenta de manera alarmante en todas las entidades de la República de Mexicana y que la violencia intrafamiliar representa altos costos para el sector salud.

Batya, H (2007), realizo un estudio en Estados Unidos y encontró e el mismo que las mujeres que sufrieron de abuso sexual e la niñez, ganaban 3% a 20% menos anualmente que las que no la sufrieron, según el tipo de abuso experimentado y el número de agresores. El incestuoso influía directamente a través de su impacto en el estado de salud. Las mujeres que habían sufrido abuso sexual por extraños sufrían un efecto directo adicional en el ingreso.

Fundamujer (2008), realizo un estudio epidemiológico sobre “la violencia de la mujer”. Determinado que la población venezolana cuenta con 24,2 millones de habitantes, de esa cantidad 12 millones son mujeres en la que casi la mitad de ellas se encuentran entre los 15 y 44 años y mas de la 1/3 parte entre 15 y 34 años, periodo en que la población femenina sufre mayor violencia. De acuerdo con los resultados de esta investigación 26,33% de las mujeres victimas de la violencia son casadas y el 50% son solteras.

Klevenser, W. “(2009), realizo un estudio en la ciudad de santa fe de Bogotá (Colombia para “Estimar la Magnitud del problema de la violencia conyugal e identificar los factores Asociados con el Riesgo de ser Agredidos físicamente”. Analizo los datos recolectados, mediante entrevistas a 3.157 participantes que convivían con un compañero intimo. El 26,5% informaron que habían sido agredidas gravemente por medio de golpes. Además de lo anterior el 26,2% de ellas indicaron que su compañero le imponía alguna prohibición. Por lo tanto concluyo que los servicios de salud pública son un buen lugar para detectar a las victimas de la violencia intrafamiliar.

Deben establecerse en ellos programas de detección precoz y de intervención efectiva. Los servicios de apoyo y protección de las victimas tienen que extenderse y fortalecerse para prestarle orientación, asistencia jurídica, capacitación laboral y educativa.

Estos antecedentes permiten concluir que con capacitación y apoyo de los sistemas de atención de salud, las enfermeras (os) pueden hacer mucho para responder a las necesidades físicas, emocionales y de seguridad de las mujeres que sufran abusos.

Base Teóricas

Más de 36 mil venezolanas fueron agredidas por sus parejas o familiares durante 2005 (cifras recogidas por la Fundación para la Prevención de la Violencia doméstica hacia la Mujer). Varias Organizaciones No Gubernamentales y las Casas de la Mujer recibieron denuncias de mujeres violentadas por esposos, compañeros o ex parejas. 4 casos por hora. Una mujer es maltratada por su pareja cada 15 minutos. Por cada caso denunciado hay 10 que no se hacen públicos.

El maltrato a la mujer es una de las manifestaciones más abominables de la torpeza de un hombre. Es alarmante ver cómo cada día aumenta el número de mujeres que sufre maltrato físico por parte de su pareja. Este maltrato se ha convertido en una de las características de la época moderna y es una abominación delante de Dios. Como lo señala Ossa, O. (2007): “Recordemos las palabras del apóstol San Pablo: “Maridos, amad a vuestras mujeres; vivid con ellas sabiamente”. La relación entre las personas debe estar basada en mutua comprensión y en un amor profundo.. “En buena hora se aprueba esta ley. La mujer como novia, como esposa y como madre merece respeto y amor. Digamos no a la violencia intrafamiliar ni al de la mujer.

Existen 19 modalidades de violencia: obstétrica, mediática, simbólica, económica, institucional, acceso carnal violento, hostigamiento, prostitución forzada, esterilización forzada, tráfico de mujeres y niñas, trata de mujeres y niñas, esclavitud sexual, entre otras.

La violencia psicológica es toda conducta activa u omisiva en deshonra, descrédito o menosprecio, tratos humillantes y vejatorios, vigilancia constante, celotipia, comparaciones destructivas, amenazas que con lleven a depresión o al suicidio.

La violencia física es toda acción u omisión que ocasione daño o sufrimiento físico. Lesiones internas y /o externas, heridas, hematomas, quemaduras, empujones u otro maltrato. La doméstica es el empleo de fuerza física o psicológica, intimidación, persecución o amenaza del cónyuge, concubino, ex cónyuge, persona con quien mantiene o mantuvo relación afectiva, ascendientes, descendientes, parientes colaterales, consanguíneos y afines.

Violencia sexual: Toda conducta que amenace o vulnere el derecho a decidir voluntaria y libremente su sexualidad, no sólo el acto sexual, sino toda forma de contacto o acceso sexual, genital o no. Obstétrica: la apropiación del cuerpo y procesos reproductivos por personal de salud, que se expresa en trato jerárquico deshumanizador, en abuso de medicación y patologización de los procesos naturales.

Laboral: discriminación hacia la mujer en los centros de trabajo públicos o privados que obstaculicen su acceso al empleo, ascenso o estabilidad en el mismo. También es discriminación de género quebrantar el derecho de igual salario por igual trabajo.

Bases Legales

Según la ley sobre la violencia contra la mujer y la familia (Jueves, 21 de septiembre de 2000) en su artículo 4º expresa:

Artículo 4°: Definición de violencia contra la mujer y la familia. Se entiende por violencia la agresión, amenaza u ofensa ejercida sobre la mujer o otro integrante de la familia, por los cónyuges, concubinos, ex cónyuges, ex concubinos o personas que hayan cohabitado, ascendientes, descendientes y parientes colaterales, consanguíneos o afines, que menoscabe su integridad física, psicológica, sexual o patrimonial.

Según Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia*

Artículo 1.- La presente Ley tiene por objeto garantizar y promover el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia creando condiciones para prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en cualquiera de sus manifestaciones y ámbitos, impulsando cambios en los patrones socioculturales que sostienen la desigualdad de género y las relaciones de poder sobre las mujeres, para favorecer la construcción de una sociedad democrática, participativa, paritaria y protagónica.

Artículo 3.- Esta Ley abarca la protección de los siguientes derechos:

• El derecho a la vida,

• La protección a la dignidad e integridad física, psicológica, sexual y jurídica de las mujeres objeto de violencia, en los ámbitos públicos y privados.

• La igualdad de derechos entre el hombre y la mujer

• La protección de las mujeres particularmente vulnerables a la violencia basada en género.

• El derecho de las mujeres victimas de violencia a recibir plena información y asesoramiento adecuado a su situación personal, a través de los servicios, organismos u oficinas que puedan disponer las Administraciones Públicas, central, estatal y municipal. Dicha información comprenderá las medidas contempladas en esta Ley relativas a su protección y seguridad, y los derechos y ayudas previstos en la misma, así como lo referente al lugar de prestación de los servicios de atención, emergencia, apoyo y recuperación integral.

• Los demás consagrados en la Constitución y en todos los convenios y tratados internacionales en la materia, suscritos por la República Bolivariana de Venezuela, tales como la Ley Aprobatoria de la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW).

Esta investigación tiene basamento legal en la ley contra la violencia y la familia en el capitulo I, disposiciones generales Articulo 1.

Objeto de la ley: esta ley tiene por objeto prevenir, controlar, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer y la familia, así como asistir a las victimas de los hechos de la violencia prevista en esta ley abarca la protección de los siguientes derechos:

1. El respeto a la dignidad e integridad física, psicológica y sexual de la persona.

2. La igualdad de derechos entre el hombre y la mujer.

3. La protección de la familia y de cada uno de sus miembros.

4. Los demás consagrados en la ley aprobatoria de la convención interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer.

De allí que el articulo 4 de la ley sobre la violencia contra la mujer y la familia (1998) define por violencia la agresión, amenaza u ofensa ejercida sobre la mujer u otro integrante de la familia; por los cónyuges, concubinos, ex cónyuges, ex concubino o personas que haya cohabitado, ascendientes, descendientes y parientes colaterales, consanguíneos o afines, que menoscabe su integridad física, psicológica, sexual o patrimonial.

Por su parte el articulo 16 de la mencionada ley expresa: el que amenace a la mujer u otro integrante de la familia al que se refiere el articulo 4º con causarle un daño grave e injusto, en su persona o en su patrimonio será castigado con prisión de seis (06) a quince (15) meses.

En ese mismo orden de ideas, la mujer u otro integrante de la familia no pueden ser violentados físicamente, en su haber el articulo 17º expresa: el que ejerza violencia física sobre la mujer u otro integrante de la familia, será castigado con prisión de seis (06) a dieciocho (18) meses, siempre que el hecho no constituya otro delito. Si el hecho a que se contrae este articulo se perpetrare habitualmente la pena se incrementara en la mitad como se observara la mujer u otro integrante de la familia tiene le derecho de ser protegido por la ley cuando son objeto de violencia bien sea agresión, amenaza u ofensa.

Definición De Términos Básicos

Violencia: es un comportamiento deliberado, que provoca, o puede provocar, daños físicos o psíquicos a otros seres, y se asocia, aunque no necesariamente, con la agresión, ya que también puede ser psíquica o emocional, a través de amenazas u ofensas

Ley: es una norma jurídica dictada por el legislador. Es decir, un precepto establecido por la autoridad competente, en que se manda o prohíbe algo en consonancia con la justicia. Su incumplimiento trae aparejada una sanción.

Victima: en primer término. Es todo ser viviente sacrificado o destinado al sacrificio. Sin embargo, desde el punto de vista utilizado habitualmente, una víctima es la persona que sufre un daño o perjuicio, que es provocado por una acción, ya sea por culpa de otra persona, o por fuerza mayor.[

Trastornos: son un conjunto de perturbaciones o anormalidades que se dan en las dimensiones emocionales, afectivas, motivacionales y de relación social de los individuos.

Salud: es el estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades

Prevenir: Preparar y disponer con anticipación las cosas para un fin, conocer de antemano un daño, tratar de evitarlo, ver con anticipación algo que puede suceder y tener la oportunidad de estar preparados.

Orientación: es la forma en la que conocemos el espacio que nos rodea, guiándonos por unos puntos ya conocidos que actúan como referencia.

Intradomiciliaria: (ambiente cerrado) significa todo el espacio entre un piso y un techo delimitado por paredes, puertas y ventanas, ya sean abiertas o cerradas y que cubren mas del 50% de la superficie.

Prevención: El campo de actuación de la medicina preventiva es mucho más restringido que el de la Salud pública, en la que interviene esfuerzos organizativos de la comunidad o los gobiernos.

Amenaza: un delito o una falta, consistente en el anuncio de un mal futuro ilícito que es posible, impuesto y determinado con la finalidad de causar inquietud o miedo en el amenazado.

Ofensa: Acción y resultado de ofender.

Integridad física: es aquel derecho humano fundamental y absoluto que tiene su origen en el respeto debido a la vida y sano desarrollo de ésta. Es el derecho al resguardo de la persona, en toda su extensión, bien sea en su aspecto físico como mental.

Vida: Abarca una serie de conceptos del ser humano y su entorno relacionados, directa o indirectamente, con la existencia.

Igualdad: es una situación social según el cual las personas tienen las mismas oportunidades o derechos en algún aspecto.

Derecho: es el orden normativo e institucional de la conducta humana en sociedad inspirada en postulados de justicia, cuya base son las relaciones sociales existentes que determinan su contenido y carácter

Respeto: es el reconocimiento de que algo o alguien tiene valor. Se lo puede definir como la base del sustento de la moral y la ética. El respeto en las relaciones interpersonales comienza en el individuo, en el reconocimiento del mismo como entidad única que necesita que se comprenda al otro. Consiste en saber valorar los intereses y necesidades de otro individuo.

14