Vídeo: componentes

Tecnología. Usos. Computadoras. Grabación. Sistema digital

  • Enviado por: Fifi Chasez
  • Idioma: castellano
  • País: República Dominicana República Dominicana
  • 9 páginas
publicidad

VIDEO

Cuando se planean con mucho cuidado las secuencias de video bien ejecutadas, pueden cambiar drásticamente un proyecto de multimedia. Sin embargo, antes de decidir si conviene agregar video a un proyecto, es esencial conocer el medio, sus limitaciones y su costo.

Se proporciona ahora las bases para ayudar a entender cómo trabaja el video, los diferentes formatos y estándares para grabarlo y reproducirlo y las diferencias entre el video de computadora y de televisión. La figura 2.16Name=g707; HotwordStyle=BookDefault; muestra un equipo de video con Macintosh.

UTILIZACIÓN DEL VIDEO

El video en movimiento es el elemento de multimedia que puede hacer que una multitud emocionada contenga la respiración en una exposición comercial, o que un estudiante mantenga vivo el interés en un proyecto de enseñanza por computadora. El video digital es una de las facetas más prometedoras de multimedia, y constituye una herramienta poderosa para acercar al usuario a la realidad. También es un método muy efectivo para llevar multimedia a un público acostumbrado a la televisión. Si se utilizan elementos de video en un proyecto multimedia, se pueden presentar los mensajes en forma efectiva y reforzar la historia que quiere mostrar, y los espectadores tenderán a retener una mayor parte de lo que ven. En la figura 2.17Name=g708; HotwordStyle=BookDefault; observamos una pantalla de una aplicación multimedia con una secuencia de video.

Los estándares y formatos para texto digital, imágenes y sonido están establecidos con claridad y son de uso común, pero el video es el elemento más novedoso que se ha integrado a la multimedia. Y sigue refinándose a medida que las tecnologías de transporte, almacenamiento, compresión y despliegue se mejoran en los laboratorios y en el mercado.

De todos los elementos de multimedia, el video es el que exige mayores requerimientos de la computadora y memoria. Hay que tener en cuenta que una imagen fija de color en la pantalla de la computadora puede requerir hasta 1 MB de memoria. Si se multiplica esto por 30 (el número de veces por segundo a que debe remplazarse una imagen para dar la sensación de movimiento) se podrá comprobar que se necesitan 30 MB por segundo para reproducir video, o 1,8 gigabytes por minuto o 108 gigabytes por hora.

El solo hecho de mover los datos de las imágenes a esa velocidad desde la memoria de la computadora hasta la pantalla representa un reto hasta para las capacidades de procesamiento de una supercomputadora. Estas demandas tan grandes de memoria de almacenamiento hacen que una biblioteca tan grande como la del Congreso de Estados Unidos parezca un anaquel de revistas en la tienda de la esquina.

Por eso los mayores esfuerzos de investigación en multimedia se invierten en la compresión de las imágenes digitales de video para llevarlas a dimensiones más manejables.

Si se puede decidir sobre la plataforma de presentación final de un proyecto, tal como un quiosco diseñado para ese propósito, se puede obtener el mejor resultado en video, especificando mejoras en equipo y programas. Una tarjeta de compresión de video permite trabajar con video a tiempo real de pantalla completa.

Una tarjeta de audio avanzada permite utilizar audio de calidad CD. Se puede instalar un conjunto muy rápido de discos fijos para soportar las altas velocidades de transferencia de datos. En su sistema de desarrollo de multimedia se pueden incluir instrucciones para que el video se almacene en memoria RAM para una reproducción rápida.

Puesto que multimedia permite la facilidad de presentar información en muchas formas, es necesario que el contenido sea la base para seleccionar los medios adecuados para cada parte de la información que se presenta.

Es necesario emplear texto y gráficos tradicionales cuando sean adecuados; agregar animación cuando las imágenes fijas no transmitan el mensaje; añadir audio cuando se requieran mayores explicaciones; recurrir al video sólo cuando todos los otros métodos palidezcan al compararlos.

DIFERENCIAS ENTRE VIDEO DE TELEVISIÓN Y DE COMPUTADORA

La mayoría de las pantallas de computadora tienen el mismo aspecto que las pantallas de televisión, pero aquéllas sólo proporcionan un barrido de 480 líneas de resolución horizontal de arriba a abajo, no las 525 ó 625 líneas de la televisión NTSC o PAL. Además, el monitor de una computadora, barre cada línea progresivamente, sin entrelazado; el barrido se hace para todo un cuadro a una velocidad típica de 66,67 hz. o mayor, que difiere de los 60 hz. de un cuadro completo de televisión.

Una táctica común en la industria televisiva es transmitir una imagen más grande que la que cabe en la pantalla de una televisión normal para que la «orilla» de la imagen que ve un telespectador se encuentre limitada por el marco o filo físico del televisor. A este proceso se le llama sobreexploración. Por el contrario, los monitores de computadora despliegan una imagen más pequeña que el tubo de vacío (subexploración).

Por consiguiente, cuando se despliega una imagen de video digitalizado en una pantalla RGB, hay un borde alrededor de la imagen; cuando se convierte una pantalla de computadora a video, las orillas exteriores de la imagen no caben en la pantalla del televisor. Sólo se ven 360 de las 480 líneas de la pantalla de la computadora.

TEXTO Y TÍTULOS

Los títulos para producciones de video pueden crearse con un generador analógico de caracteres, pero la computadora puede hacerlo digitalmente empleando programas de edición de video e imágenes.

Estas son algunas sugerencias para crear buenos títulos:

Para que sean fácilmente legibles, las fuentes para los títulos deben ser simples y en negrita.

Cuando se coloque texto sobre un fondo oscuro, se debe poner en blanco o en un color claro. Utilizar sombras para ayudar a separar el texto de la imagen del fondo.

Nunca debe emplearse texto negro o de color para un fondo completamente blanco porque da la apariencia de estar desteñido; esto puede evitarse con el proceso de la suavización de bordes (antia lías).

No hacer que el espacio entre letras esté demasiado cerrado.

Emplear pocas líneas paralelas, cuadros y círculos concéntricos. Cuando se deba utilizarlos, será necesario dibujarlos grandes y con líneas gruesas.

Evitar los colores demasiado fuertes, como el rojo puro.

Los colores cercanos deben diferenciarse por la intensidad. Por ejemplo, utilizar un azul claro con un rojo intenso, pero evitar combinar un azul medio con un rojo medio.

Mantener los gráficos y títulos dentro de un área segura de la pantalla. Recuerda que los televisores sobreexploran la salida de la computadora.

Hacer aparecer los títulos lentamente, manteniéndolos en la pantalla un intervalo de tiempo suficiente y luego hacerlos desaparecer.

Evitar sobrecargar la pantalla con títulos, es preferible emplear más pantallas.

FORMATOS DE GRABACIÓN

Existen diferentes tipos de formatos de grabación entre los que se puede escoger cuando se hacen tomas de video. Estos formatos constituyen diferentes medios de poner una señal de video en cinta.

En las siguientes secciones se describen algunos formatos de grabación de videos.

VIDEO S-VHS

El video S-VHS mantiene la información sobre el color y la brillantez en dos pistas distintas. El resultado es una calidad de la imagen definitivamente más alta. Este estándar también se utiliza en el video hi-8. Aunque está orientado a los productos de consumo, este formato está ganando aceptación muy rápida en las estaciones de televisión de menores recursos.

BETACAM SP

A principios de los ochenta, Sony comenzó a experimentar con un nuevo formato de video profesional portátil basado en Betamax. Se llamó Betacam y requería acelerar la grabación en cinta considerablemente (una cinta de dos horas se agotaba en 20 minutos) y plasmar la señal en la cinta en tres canales: uno para el rojo, otro para el azul y el último para la brillantez. El formato resultante, llamado componente, produce imágenes que no tienen los problemas del video compuesto, como cambio de colores, desteñido o desincronización de bordes en los gráficos.

El Betacam evolucionó hasta convertirse en Betacam SP, que incluye cuatro canales y es superior a la cinta de una pulgada y hasta a algunos formatos digitales. No obstante que Panasonic ha desarrollado su propio estándar basándose en una tecnología similar, el Betacam SP se ha convertido en el estándar de la industria para la grabación de video profesional. Es posible que este formato sea eclipsado muy pronto por una nueva versión digital, conocida como Betacam digital, que brinda cuatro canales de audio calidad CD, y cuya calidad de su video es casi igual que la del formato digital D-l (la mayor calidad de video disponible en la actualidad y que se describe en la siguiente sección).

Sin duda, el Betacam SP es la mejor opción en la industria de la televisión. Ningún otro formato es tan empleado ni tan apreciado. Si se compara una película QuickTime típica con sus movimientos espasmódicos en un área de cuarto de pantalla, se puede pensar que hacer tomas en formato Betacam SP es excesivo. Cuando el video de pantalla completa y de movimiento a tiempo real sean una realidad, las diferencias entre el S-VHS o hi-8 y Betacam serán obvias.

COMPONENTE DIGITAL

En el componente digital las señales se convierten en información digital antes de grabarla en los bits y bytes. Las ventajas eran muchas, incluyendo una mejor resolución del color y la imagen y la facilidad de hacer infinidad de copias sin perder calidad.

Utilizando una cinta de 19 mm. (3/4 de pulgada) y grabando la señal en una versión digital de la tecnología de componente desarrollada para Betacam, D-l demostró muy pronto que era el mejor formato para gráficos. Aunque es el formato de video digital más antiguo, el D-l es el estándar contra el que se comparan todos los demás. Recientemente se han derivado de él los formatos DCT, D-5 y Betacam digital.

D-l es el formato sobresaliente de video NTSC y está convirtiéndose en las instalaciones de edición de alta calidad en el estándar más utilizado para hacer originales. Sin embargo, tal calidad tiene un precio extremadamente alto. A fin de cuentas, este formato sólo es adecuado para proyectos de televisión de altos vuelos y no para un título multimedia estándar.

COMPUESTO DIGITAL

Aunque D-l es un formato de grabación claramente superior, su alto precio ha ahuyentado a las estaciones de televisión. Para reducir los costos del equipo se han desarrollado otros formatos para grabar una señal compuesta en forma digital: el D-2 y D-3. Aunque D-l lo supera en cuanto a calidad, el video compuesto digital es aún el estándar digital más común en las instalaciones de edición y en las estaciones de televisión. Aquí, otra vez, el formato es más caro de lo que puede justificarse para multimedia.

RESOLUCIONES DEL EQUIPO DE VIDEO

La resolución horizontal de video es el número de líneas de detalle que puede reproducir una cámara. No se debe confundir este aspecto con las líneas de barrido verticales de una televisión. La resolución depende del lente que se emplea, y del número, tamaño y calidad de los CDS. La mala calidad en la resolución y la calidad de la imagen es casi siempre el resultado de lentes malas, diseños de circuito y cabezales de grabación de video baratos. La siguiente tabla proporciona las resoluciones típicas que ofrecen varios equipos de grabación de video:

Tipo de video Resolución

8 mm. 230

VHS 240

3/4-SP 330

S-VHS 400

Hi-8 400

Betacam SP 550

MII 550

Calidad televisión 1000

Tabla 2.1: Distintos equipos de grabación de video

EQUIPO DE CALIDAD COMERCIAL

El equipo de video con calidad comercial está diseñado para producirse en masa y a un costo de manufactura bajo. Es más fácil utilizarlo que los equipos de calidad industrial o de televisión, pero no se le construyó para soportar el uso continuo y el desgaste. Los mecanismos de transporte de la cinta son frágiles e imprecisos.

Las grabadoras de video que incorporan circuitos especiales para mejorar la nitidez brindan una imagen que se percibe con calidad superior que la de las grabadoras de video normales. Las de tipo Beta y VHS, están disponibles con sonido de alta fidelidad (Hi-fi) con un rango dinámico de hasta 90 dB. El sonido Hi-fi se graba diagonalmente en la cinta entre los barridos de video (pero más abajo en la cinta), de forma que video y audio se graban al mismo tiempo.

El formato de banda alta de 8 mm. (High-Band 8 mm., o Hi-8) y el Súper VHS (conocido como S-VHS), separan la señal compuesta de video en otros componentes para producir una señal de más alta calidad.

Se agregan dos canales adicionales, uno que contiene información sobre la brillantez (canal Y), y otro con información cromática o de intensidad de color (canal C). Las cámaras profesionales y portátiles que trabajan en los formatos Hi-8 y S-VHS utilizan un conector de cuatro agujas DIN o S, y producen imágenes muy superiores a las de los sistemas VHS normal o de 8 mm, especialmente cuando se ven en una televisión o monitor diseñado para esos formatos.

La mayoría del equipo industrial S-VHS y de cinta de 3/4 de pulgada tiene incorporado un circuito de reducción de ruido para superar la mala calidad de audio de los aparatos VHS comerciales.

Sin embargo, los aparatos de cinta de 8 mm normales emplean un método de grabación similar al que se utiliza para la cinta de audio digital (Digital Audio Tape, DAT). El audio se digitaliza y graba en una pista separada de la señal de video proporcionando un rango dinámico de cerca de 88 dB.

El Hi-8 es el formato de cinta más aceptado para uso industrial y de comunicaciones de video empresariales. Una de las razones, es la gran disponibilidad de la arquitectura de control del sistema de video (Video System Control Architecture, VISCA), un lenguaje de órdenes independientes de la plataforma de equipo que permite controlar hasta siete dispositivos periféricos de video.

Cuando se cuenta con equipo compatible con VISCA, cualquier aparato de cinta, cámara de 8 mm o VHS puede controlarse a través del puerto serie de la computadora. Si se trabaja con tarjetas de digitalización de captura de video y de desarrollo de películas, se puede importar video a un proyecto, ensamblarlo y grabarlo y después imprimirlo en una cinta de video.

VISCA incluye la V-Box, una interfaz computadora / video para controlar los dispositivos de reproducción y grabación, y la V-Deck, una grabadora de video Hi-8 que la computadora puede controlar.

Para las imágenes de video que deben reducirse a ventanas más pequeñas que la pantalla completa, la grabación en el formato estándar VHS es adecuada. El Súper VHS es aún mejor, y el Hi 8 es quizá lo mejor que puede obtener con equipos comerciales.

Pérdida de Señal

Si se desea copiar la cinta que se tomó en la producción a otra cinta, debe emplearse al menos Súper VHS para evitar que las copias se vean desteñidas y sean muy borrosas. Es mejor emplear Hi-8, que permite hacer muchas copias VHS sin degradación. Si realiza edición de video en cinta (no en la computadora), su mejor opción entre los formatos comerciales es Hi-8.

Para hacer buenas copias de video será necesario tomar en cuenta el formato de la cinta que se graba y la calidad del equipo empleado.

Al copiar de Hi-8 a VHS, por ejemplo, se puede obtener magníficos resultados; al hacerlo de Beta-SP a Súper VHS los resultados serán buenos, siempre y cuando mantenga las conexiones Y / C. El proceso de copiado de una cinta de una pulgada a otros formatos también funciona bien, sin importar el número de copias.

Cuando se copia de VHS a VHS, el deface del color y la pérdida de resolución en la imagen son notorias. El ancho de banda de la señal VHS es limitada y durante la copia se pierde mucha información, aun en la primera copia de un original (master) Beta-SP a un sub master en VHS.

La copia de la segunda generación de copias (del de la copia VHS a la primera copia) es proporcionalmente peor.

En otra copia de la copia (la tercera generación) se produce una cinta que es casi irreconocible. Siempre se debe copiar en modo SP, nunca en LP o SLP, porque cuanto más rápido escriban las cabezas en la cinta la imagen será mejor. Siempre debe utilizarse la cinta de mayor calidad posible para evitar que las cabezas de video se atasquen con partículas magnéticas sueltas.

TAMAÑO DE LA VENTANA DE VIDEO

Cuando se digitaliza una imagen de video y se la reduce, por ejemplo, a la mitad o a una cuarta parte, se notará una mejoría en la nitidez percibida de la imagen. Esto también pasa, cuando cambia de una televisión de 19 pulgadas a otra de 14 pulgadas; la imagen se vuelve más nítida porque las líneas de barrido están físicamente más juntas. Así, bajo estas circunstancias el VHS trabaja bien.

El Súper VHS y el Hi-8 brindan mejores imágenes de pantalla completa, pero su tarjeta de digitalización de video debe ser capaz de emplear esta resolución; al digitalizar la señal de video la tarjeta sintetiza o fusiona la imagen en ese mismo momento.

EDICIÓN CON GRABADORAS DE VIDEO COMERCIALES

Si se utilizan dos grabadoras de video comerciales, la edición resulta con errores, manchas y falta de concordancia, porque no están sincronizadas. También puede ocurrirle una pérdida considerable de calidad al copiar y, posiblemente, un retraso en la entrada del audio. Con aparatos comerciales es imposible situar la cinta con precisión para editar una escena.

Este problema se resuelve utilizando el contador de cinta tanto del aparato reproductor, como del que graba, para colocar la cinta a una distancia determinada y volver a iniciar ambas exactamente al mismo tiempo. Cuando las dos están a la velocidad adecuada y alcanzan el número del contador apropiado para la edición, se oprime el botón de Grabar en la máquina que graba (o desactivar el botón de Pausa).

Si la edición ocurre tarde, se debe volver a intentar; si se corta la escena demasiado pronto, se debe repetir la edición de la toma anterior y volver a intentarlo. Este proceso puede ser fastidioso y los resultados pueden ser decepcionantes.

Para hacer las transiciones atractivas, los desvanecimientos cruzados y simples, necesita dos reproductores que suministren señales de video conectadas a un conmutador (switcher) y que todo esté sincronizado.

EQUIPO PROFESIONAL DE VIDEO

El equipo profesional con calidad para estaciones de televisión incluye los formatos Beta-SP y el MII. Ambos emplean casetes de cinta de media pulgada. Estos son sistemas de video componentes con excelente calidad de imagen y sonido, pero puesto que son de tipo componente, los aparatos requieren cableados complejos y costosos.

Muchas empresas de video y compañías de producción emplean el formato Hi-8 para la toma de imágenes y luego cuatro cabezales, dos se utilizan para grabar video en el modo de reproducción estándar («Standard Play», SP) plasmando una señal fuerte en la cinta. Los otros cabezales se emplean para brindar imágenes sin errores en el avance rápido y en el congelamiento de un cuadro.

Para realizar buenas tomas de video hay que tener en cuenta lo siguiente:

a) Plataforma de tomas de video:

Nunca debe subestimar el valor de una plataforma de tomas de video fijas. Un rasgo típico de una película casera grabada por un aficionado son las sacudidas de la cámara. Con un trípode o colocando la cámara en una plataforma fija cualquiera, se puede mejorar mucho una toma. Con un poco de cuidado y ajustando bien los tornillos de sujeción, un trípode convencional puede hacer maravillas.

Si se debe hacer tomas a mano cargando la cámara, probar con una cámara con estabilización de imagen electrónica para tomas fijas, con un accesorio de equilibrio «cámara estable» (steady-cam) , o con movimientos de cámara en un objetivo móvil para disfrazar su falta de estabilidad. En la figura 2.18Name=g709; HotwordStyle=BookDefault; se muestra una cámara de video fija.

b) Iluminación:

Quizá la mayor diferencia entre las cámaras grabadoras profesionales y las comerciales, es su habilidad para hacer buenas tomas a niveles bajos de iluminación.

La iluminación es lo esencial para obtener video de buena calidad. Como sucede en la fotografía, se puede distinguir a los profesionales de los aficionados por las buenas técnicas de iluminación.

CLAVE CROMÁTICA O PANTALLA AZUL

Un mecanismo útil de fácil manejo en la mayoría de las aplicaciones de edición de video digital, es la edición con pantalla azul, clave cromática.

La técnica de la pantalla azul es muy popular para crear títulos de multimedia porque no se requieren escenografías costosas. Se pueden generar paisajes de fondo increíbles empleando programas de modelado en tercera dimensión y gráficos, y pueden insertarse ahí uno o más actores, vehículos u otros objetos. Hay aplicaciones que brindan estas facilidades.

Cuando se hace una toma con pantalla azul, debe asegurarse de que la iluminación de la pantalla es perfectamente uniforme; las fluctuaciones en intensidad pueden hacer que la clave aparezca cortada o en partes. Aunque en la mayoría de las aplicaciones se pueden hacer ajustes para compensar esto, el efecto de los ajustes es limitado. Tenga cuidado con los detalles finos, como el cabello o el humo, que flotan sobre la pantalla. Estos detalles no se sustituyen bien con la clave cromática.

COMPOSICIÓN

Las mismas reglas generales para tomar video y emplearlo en las estaciones de televisión se aplican en multimedia. Cuando se toma video para reproducirlo desde un CD-ROM, en una ventana pequeña de la computadora, conviene evitar las tomas panorámicas.

El recorrido del panorama se pierde en las ventanas pequeñas. Será preciso utilizar acercamientos de primer plano y tomas de media distancia, de bustos o hasta mayor acercamiento.

Dependiendo de los algoritmos de compresión que se utilicen, hay que tener en cuenta el movimiento de la toma: cuanto más cambie una escena entre cuadro y cuadro, mayor será la información delta que debe transferirse, de la memoria de su computadora a la pantalla y menor será la velocidad de reproducción. (Esto se verá con más detalle en el apartado siguiente).

Hay que mantener la cámara fija en vez de hacer desplazamientos y acercamientos. Se debe dejar que sea el sujeto quien dé movimiento a su toma caminando, girando o hablando.

Hay que ampliar el tamaño aparente de la escena. En muchos proyectos de multimedia que incorporan video, la interfaz de la pantalla está diseñada de forma que haya una pequeña pantalla para reproducir video.

COMPRESIÓN DE VIDEO

La digitalización y el almacenamiento en su computadora de una secuencia de diez segundos de video con movimiento a tiempo real requiere de la transferencia de una cantidad enorme de datos en un periodo corto.

Para reproducir un solo cuadro de video digital con componentes a 24 bits, se necesita cerca de 1 MB de datos de computadora; diez segundos de video llenan un disco duro de 300 MB.

El video de pantalla completa con movimiento a tiempo real necesita que la computadora proporcione datos a una velocidad de 30 MB por segundo; esto es, a todas luces, mucho más de lo que puede manejar un Macintosh o PC.

El canal del bus Nubus de la Macintosh, por ejemplo, puede transferir datos a aproximadamente 13 MB por segundo (todavía cerca de la tercera parte de la velocidad requerida). Un disco duro típico transfiere datos a sólo 1 MB por segundo, y un reproductor CD-ROM a la ridícula velocidad de 150 K por segundo.

Este cuello de botella tecnológico se está superando en la actualidad con las técnicas de compresión de imágenes. Los algoritmos de compresión de imágenes de video a tiempo real, como el JPEG, MPEG, P x 64, DVI y C-Cube se encuentran disponibles para comprimir información de video digital en relaciones que van de 50:1 a 200:1.

Los esquemas de compresión JPEG, MPEG y P*64 utilizan el algoritmo de transformación discreta del coseno (Discrete Cosine Transform, DCT); un algoritmo que cuantifica la habilidad del ojo humano para detectar las distorsiones de color e imagen.

Describiremos aquí algunos de los algoritmos de compresión.

JPEG

El JPEG (Joint Photographic Experts Group) es el más popular de los estándares de compresión que se ha desarrollado para imágenes fijas. Comprime en relaciones cercanas a 20:1 antes de que ocurra alguna degradación visible en la imagen. El JPEG se ha hecho popular para la compresión de video a tiempo real en Macintosh, PC y Amiga, pero a mayores relaciones de compresión sus resultados son decepcionantes y sacrifica gran parte de los datos de la imagen.

Cuando se aplica una relación 30:1 a un cuadro de video a color, los requerimientos de espacio de almacenamiento se reducen de 1000 K a 33 K y la velocidad de transferencia se reduce a cerca de 1 MB por segundo, aún dentro de las capacidades de la mayoría de los dispositivos de almacenamiento.

Para comprimir una imagen con JPEG, se divide en bloques de «pixels» de 8x8 y los 64 «pixels» resultantes (llamados rango de búsqueda) se describen matemáticamente haciendo referencia al «pixel» de la esquina superior izquierda.

La descripción binaria de esta relación requiere mucho menos espacio que los 64 «pixels», así que se puede transmitir información en menos tiempo el JPEG los comprime lentamente (entre uno y tres segundos por cada MB de imagen) dependiendo de la velocidad de la computadora, pero puede comprimir imágenes en relaciones de hasta 75:1 con pérdida de parte de la información.

MPEG

El estándar MPEG, de la asociación Moving Picture Experts Group, se utiliza para codificar imágenes en movimiento. Su esquema permite comprimir audio; sus velocidades de compresión son mayores y la descompresión se hace en tiempo real. El MPEG proporciona datos descomprimidos a velocidades de 1,2 a 1,5 MB por segundo. Esto permite que las unidades CD puedan reproducir películas a color con movimiento a tiempo real a 30 cuadros por segundo.

El MPEG comprime a relaciones de aproximadamente 50:1 antes de que se degraden las imágenes, pero pueden obtenerse relaciones de hasta 200:1 con algo de degradación observable. El MPEG, como el JPEG, es un sistema simétrico, lo que significa que comprime y descomprime a la misma velocidad.

DVI

El algoritmo DVI es una tecnología programable de compresión y descompresión propietaria que se basa en el conjunto de chips 750 de Intel. Este equipo se integra con dos componentes con integración a muy grande escala (véase Large Scale Integrated, VLSI) para separar las funciones de procesamiento de imagen y la de despliegue. DVI brinda dos niveles de compresión y descompresión: video de producción (Production Level Video, PLV) y video de tiempo real (Real Time Video, RTV).

El PLV es una técnica de compresión asimétrica propietaria para codificar video a color con movimiento a tiempo real. Requiere que la compañía Intel haga la compresión en sus instalaciones o en una compañía de codificación autorizada equipada por Intel. El RTV proporciona una calidad de imagen comparable a la velocidad de cuadros (en movimiento) de JPEG y utiliza una velocidad de compresión simétrica y variable. Tanto el PLV como el RTV utilizan velocidades de compresión variables.

Los algoritmos DVI pueden comprimir imágenes de video con relaciones entre 80:1 y 160:1 todo color a velocidades de 30 cuadros por segundo, mientras el JPEG sólo proporciona una imagen aceptable en una ventana pequeña en la pantalla de la computadora. Cuando se incorpora a una macrocomputadora, la reproducción del DVI se aproxima a la calidad de las estaciones de televisión.

OTROS MÉTODOS DE COMPRESIÓN

El P*64 es un estándar de conferencia por videoteléfono para la compresión de audio e imágenes de video en movimiento establecido por el Consultative Committee on International Telephone Telegraph (CCITT). El P*64 cumple con las recomendaciones H.261 del CCITT e incorpora multiplexión, demultiplexión, encuadre de datos, congruencia en el protocolo de transmisión y el ancho de banda y establecimiento e interrupción de llamadas.

El P*64 codifica video en movimiento a tiempo real y audio para transmitirlos sobre líneas telefónicas de cobre y fibra óptica a 30 cuadros por segundo con anchos de banda de entre 4 kilobits por segundo y 4 megabits por segundo. Están desarrollándose otros sistemas de compresión y están lográndose rápidos progresos en este campo.

OPTIMIZAR LOS ARCHIVOS DE VIDEO PARA CD-ROM

Los CD-ROMs constituyen un excelente medio de distribución de video basado en computadoras. Son económicos al producirse en masa y puede almacenar grandes cantidades de información. Se puede lograr una transferencia de video adecuada en un CD-ROM pero se debe tener gran cuidado al preparar el archivo de video digital. La figura 2.19Name=g710; HotwordStyle=BookDefault; muestra un reproductor de CD-ROM.

Los puntos siguientes son recomendaciones útiles a la hora tratar los archivos de video:

Limitar los requerimientos de sincronización entre video y audio. En los archivos AVI de Microsoft, los datos de audio y video están entrelazados, así que ya no es necesario hacerlo; sin embargo con archivos QuickTime, se debe «aplanar» la película. El aplanado significa que se debe entrelazar los segmentos de audio y video.

Utilizar cuadros clave a espacios regulares, cada 10 ó 15 cuadros, y la compresión temporal puede corregir los retrasos del tiempo de búsqueda. El tiempo de búsqueda es el tiempo que tarda el reproductor CD-ROM para localizar datos específicos en un disco CD-ROM.

El tamaño de la ventana de video y la velocidad de los cuadros que se establezca afectan sustancialmente al desempeño. En QuickTime la reproducción en una ventana a 20 cuadros por segundo con resolución de 160 x 120, equivale a reproducir diez cuadros por segundo en una ventana a 320 x 240. Cuanto mayor sea la cantidad de datos que deben descomprimirse y transferirse desde el CD-ROM a la pantalla, más lenta será la reproducción de imagen.

No obstante que el interfoliado de audio de calidad CD en una producción de video, teóricamente, produce el sonido de la más alta calidad, el volumen de datos puede ser demasiado grande, para que se transfieran en tiempo real desde el CD-ROM. Para reducir la cantidad de datos de audio se debe probar con una velocidad de muestreo y tamaño de muestra menores.

El algoritmo de compresión que se establezca desde los programas pueden producir una diferencia notoria en el desempeño. El algoritmo Cinepack, incorporado en AVI y en QuickTime, ha sido optimizado para reproducción en CD-ROM. Pero se debe tener cuidado, ya que puede tomar muchas horas de cálculos sólo para comprimir algunos minutos de video digital.

Si se trabaja con QuickTime, se debe evaluar la posibilidad de utilizar una aplicación especializada, como MovieShop, para automatizar la optimización de un archivo de video digital que se reproducirá desde el CD-ROM.