Vida cotidiana de la antigüedad

Lenguas. Escrituras. Ciudad. Casa. Vivienda. Familia. Matrimonio. Hijos. Mujer. Educación

  • Enviado por: Modro
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 88 páginas
publicidad

VIDA COTIDIANA DE LA ANTIGÜEDAD

TEMA 1. LENGUAS Y ESCRITURAS

  • Lengua del Antiguo Egipto

  • La Antigua escritura egipcia

  • La lengua de la Civilización Romana.

  • El Concepto de Lengua Indoeuropea

  • La Lengua Latina

  • La escritura de Roma: el Alfabeto

  • Soportes de la Escritura en el Mundo Antiguo

  • 1. LENGUA DEL ANTIGUO EGIPTO

    Es una lengua de Origen Autóctono, por lo que hunde sus raíces en el Neolítico, dentro de ese territorio, pero tiene influencias de otras lenguas. Va a tener influencias de las lenguas Semitas y Africanas, y también de dialectos Bereberes y Nubios.

    Esta lengua tiene una enorme vida cronológica de uso, ya que se puede situar desde el inicio de Egipto a principios del III Milenio a. C., hasta el siglo V d. C., y en todo este tiempo va a evolucionar. Más allá de este siglo pervive de forma muy indirecta en el dialecto COPTO, hasta aproximadamente el siglo XI d. C. El Antiguo Egipto va a tener una vigencia hablada muy larga, pero a partir de entonces, el habla va a ser el árabe. Esta lengua va a evolucionar, y se distinguen cinco grandes etapas en esa evolución:

  • EGIPCIO ANTIGUO. Es la lengua hablada durante el Imperio Antiguo. En ella se encuentran los textos más antiguos de temática religiosa y funeraria, que se han encontrado en las tumbas de reyes y de altos dignatarios.

  • EGIPCIO MEDIO. Es correspondiente al Imperio Medio. Destaca en ella que alcanza ya una notable categoría literaria, ya que gana en flexibilidad, precisión sintáctica y se va a fijar como la lengua clásica de los textos religiosos, llegando hasta los Ptolomeos.

  • NEO-EGIPCIO. Es el lenguaje del Imperio Nuevo. Ahora la lengua alcanza unas cotas literarias más altas, sobre todo en la época Amarniana.

  • DEMÓTICO. Es una palabra de origen griego, que significa Pueblo = Demos. Es una popularización de la lengua a partir de la etapa anterior. Se sitúa en la época baja (siglo X a. C. hasta el siglo IV d. C.)

  • COPTO. Está muy desviado, y perdura desde el siglo V al siglo XI, pero queda muy poco de ese antiguo dialecto.

  • Tendrá gran importancia la liturgia MONOFIXITA, porque en su liturgia se continúa con el Copto. Sin embargo, en el siglo XII, se cambia ya al árabe definitivamente.

    Otro rasgo de esta lengua es que son vocablos relacionados con la vida diaria, como son las actividades artesanales, con la agricultura a relacionadas con el ejército. Sin embargo, escasean los términos abstractos, concretizando esos términos, y así, el valor o la inteligencia se suelen expresar con perífrasis que ligan lo abstracto con lo concreto, y de esta manera, “de Brazos Fuertes” quiere dar señales de valor, o el “del Rostro Afilado”, es signo de inteligencia.

    Además, existían dialectos, y algunos papiros hacen referencia a esto, por lo que los del interior no comprenden a los del Delta.

    2. LA ANTIGUA ESCRITURA EGIPCIA

    Los egipcios usan el jeroglífico, que viene de “Hieros Glifos” o Símbolos Sagrados, y hacen referencia a los sistemas de escritura, las cuales estaban ligadas al poder centralizado en torno a los grandes templos y al poder del Faraón, con la Corte o los Templos. Surge como un instrumento de grupos selectos o especialmente formados. Su aparición se sitúa en el 3.000 a. C., en los comienzos del Egipto Histórico.

    Los símbolos representan casos reconocibles, como objetos o animales muy variados o partes del Cuerpo, e incluso, instrumentos de las casas. El valor que se concede a estos símbolos es que el jeroglífico tiene tres valores distintos que conforman la expresión escrita:

    • El Valor Ideográfico. Es el más sencillo y más antiguo, y lo que representa, es lo que quiere decir, como un ojo, que quiere decir “Ojo”. Estos jeroglíficos que tienen un valor ideográfico, se suelen señalizar con un signo que los identifica.

    • Valor Fonético. Cuando el símbolo representado no expresa exactamente lo dibujado, sino el sonido, es decir, su valor fonético, que es consonántico, es decir, las consonantes que hay en la palabra.

    Este valor fonético puede contener un sonido consonántico, dos o incluso, tres. En el sistema ve van mezclando los dos sistemas, por eso, cuando se usa el valor fonético, puede variar su significado. Así, cuando esto sucede, se añade otro jeroglífico.

    • Valor Determinativo. Ayuda a concretar, y, de este manera, detrás de un signo, se coloca otro, y, con el jeroglífico de “perro”, va el signo de animal.

    Este sistema se va a ir complicando con el tiempo, ya que en época antigua, hay unos 500 signos, pero en Época Ptolemaica, el sistema cuenta con unos 7.000 jeroglíficos. Esto se debe a que la escritura egipcia no llegó nunca a desarrollar un sistema fonético, es decir, de letras que fueran sonidos. Sin embargo, estuvieron cerca de desarrollar un alfabeto consonántico, porque había 24 símbolos que eran uniconsonánticos, aunque nunca se unieron a ellos las vocales. Por otra parte, en algunos casos, las usaban, como en los nombres de los faraones, en los que se transcribían eso sonidos. Posteriormente hay que esperar hasta la Época Baja para volver a encontrar este sistema. Además, es una escritura que se puede escribir de arriba abajo, de Izquierda a Derecha o de derecha a izquierda.

    Este sistema tuvo poco eco fuera de Egipto, seguramente porque no llegó a ofrecer la trascripción fonética, a diferencia del FENICIO, que está en el origen del alfabeto griego y del latino. Otro sistema es el mesopotámico, con la escritura cuneiforme. De todos modos, existen dos variantes dela escritura jeroglífica:

    • HIERÁTICO. Es la escritura jeroglífica que se realiza en un soporte que no es duro, sino que es blando, como el papiro, mediante la tinta y el cálamo. Así, la flexibilidad del trazo humano esquematiza los símbolos. En este tipo de escritura se han encontrado numerosos documentos sobre papiro.

    • DEMÓTICO. Es una variante tardía, que se comienza a realizar en torno al siglo X a. C., y consiste en una esquematización más acentuada de los signos del Hierático, por lo que algunos son difícilmente reconocibles. Este tipo de escritura se va a prolongar hasta la época Helenística.

    • El COPTO no utiliza ya el jeroglífico, sino que es un alfabeto griego adaptado a la lengua egipcia

    DIAPOSITIVAS

    • Piedra Rosetta. Con ella se consiguió descifrar la escritura jeroglífica, gracias a CHAMPOLLION, en 1821. su nombre viene de una aldea del Delta del Nilo que se conocía como LA ROSETTE. Se trata de una estela de Basalto negro, que se halló a finales del siglo XVIII, en 1799, cuando llegó Napoleón a Egipto. Es un texto escrito en dos lenguas y tres escrituras distintas:

  • Jeroglífico

  • Demótico

  • Griego

  • Estudiando este texto, Champollion descifró el Jeroglífico, y para ello, tomó como base que el Copto era una evolución de la escritura jeroglífica. Así, empezó a comparar signos coptos con el Demótico, el jeroglífico y el griego.

          • Jeroglífico

          • Hierático sobre papiro

          • Cuneiforme. Son representaciones en forma de cuña

          • Fenicio.

    3. LA LENGUA EN LA CIVILIZACIÓN ROMANA

    3.1. EL CONCEPTO DE LENGUA INDOEUROPEA

    El latín es una lengua Indoeuropea, la cual reúne a un conjunto de hablas que tienen grandes similitudes gramaticales, con numerosas coincidencias léxicas, morfológicas y sintácticas que hacen pensar a los lingüistas que en algún momento del pasado, formaron parte de un tronco único. A esa supuesta unidad pasada se la denomina como INDOEUROPEO ANTIGUO, y al conjunto de lenguas que proceden de él son las LENGUAS INDOEUROPEAS CLÁSICAS. Esta supuesta unidad es una lengua reconstruida, ya que no existen documentos de ese tronco, pero se puede conocer las coincidencias de las lenguas clásicas. A partir de él se escinden distintas ramas:

    • ORIENTAL

      • Indo-Ario:

          • Védico

          • Sánscrito

      • Hitita o Anatolio

      • Iranio:

          • Persa

          • Medo

      • Tocario. Se hablaba en las estepas asiáticas del interior.

    • OCCIDENTAL

      • Itálica:

          • Latín

          • Osco

          • Umbro

      • Helénica. Son los dialectos griegos antiguos, sobre todo, el Ático

      • Celta. Tiene muchas semejanzas con el Latín, con el que pudo formar una unidad en la Antigüedad

      • Germánico

      • Eslavo

      • Báltico

    3.2. LA LENGUA LATINA

    El Latín era el habla que fue portada por una tribu indoeuropea que a finales del Segundo Milenio se asentó en la Península Itálica, y que procedía, seguramente, de alguna zona de Europa Central. Se asentó, de esta manera, en el LAZIO, en el LATIUM, que se halla en Italia Central, al Sur del río Tíber, y se trataba de comunidades rurales de agricultores y ganaderos que formaron una serie de ligas conocidas hoy en día. Su nombre se toma de la zona donde se asientan, y el mismo nombre del pueblo, por tanto, corresponde al de la zona, por lo que no se conoce el nombre que ellos se darían a sí mismos.

    Hay, además, diferencias dialectales, aunque la variante que triunfa es la de Roma. Junto con el Latín, había otras lenguas itálicas, como el Osco, que se hablaría en el Sur, o el Umbro, que es el dialecto propio de la zona Norte o Noroeste. Hay, por tanto, similitudes entre las tres, que son exclusivas y que las sitúa en la misma rama itálica.

    Hay lingüistas que apuntan a que la divergencia entre las tres se llevaron a cabo una vez que se asentaron en esas zonas, pero los arqueólogos dicen que este proceso pudo ser anterior. El Latín que se inicia es el de Roma, y como lengua, se expande junto con la influencia de esta ciudad, con lo que se convierte en la lengua de la Península Itálica, y posteriormente, se desarrolla por todo el mundo conocido, gracias al Mediterráneo, con Córcega, Sicilia, Cerdeña, Hispania, Galia, Bretaña, llegando incluso hasta Rumania.

    La influencia latina choca con el fuerte asentamiento del griego en la zona heládica, y aunque el Latín se convierte en la lengua oficial de Grecia, no se usa, en realidad, a diferencia de en el resto del Imperio, donde su influencia es enorme.

    La caída del Imperio Romano se produjo a comienzos del siglo V d. C., pero el latín no dejó de ser la lengua hablada, con lo que supera los topes cronológicos, ya que pervive hasta mucho después, evolucionando hasta dar lugar, transformándose, en la Alta Edad Media (siglos VIII y IX) a las Lenguas ROMANCES, que son ya lenguas diferentes. A partir del desarrollo de esas lenguas, el latín pervive como la lengua de la cultura y de la ciencia, con rebrotes importantes, como en el Renacimiento, donde hay expertos latinistas, y, además, las obras científicas se escriben en latín, que va a ser también la lengua oficial de la Iglesia Católica, perviviendo hasta el siglo pasado (siglo XX). Normalmente, en cuanto al latín, se distingue:

    • VULGAR. Es el latín utilizado en el habla común. Su rasgo más característico es el del continuo cambio, transformándose, con lo que las Lenguas Romances evolucionan de ese latín.

    • LITERARIO. Es la escritura culta, es decir, el latín sujeto a normas fijas o a reglas fijas que se expresan en la autoridad de los grandes escritores clásicos, como CICERÓN, VIRGILIO o TITO LIVIO

    El Latín Vulgar estuvo evolucionando hasta el siglo I a. C., cuando se asentó, pero el Literario es muy inmovilista, y se usará hasta el siglo XV, porque tampoco se conocía cómo era el latín vulgar, es decir, no se sabía cómo hablaban los antiguos romanos.

    4. LA ESCRITURA DE ROMA: EL ALFABETO

    Los primeros alfabetos en Roma se sitúan en torno al 600 a. C., a finales del siglo VII a. C.,o a comienzos del siglo VI a. C. y son idénticos a los alfabetos de las inscripciones etruscas, que son coetáneas. Sobre su evolución, hay muchas teorías, pero la más aceptada dice que los etruscos, para su escritura, tomaron caracteres del alfabeto griego, debido a las relaciones comerciales y culturales entre estos dos pueblos. Con ello, el alfabeto latino deriva del griego, que, a su vez, deriva del alfabeto fenicio.

    El alfabeto latino, en su origen, tenía 20 letras: A, B, C, D, E, F, H, I, K, L, M, N, O, P, Q, R, S, T, V, X. Con Cicerón, se añadió la G, ya que los primeros latinos, los sonidos de /C/ y de /G/ los representaban con el sonido /c/. posteriormente, se añadieron la Y y la Z.

    En cuanto al uso del alfabeto, se utiliza siempre la mayúscula, es decir, las letras capitales, y el uso de las minúsculas corresponde ya a la Antigüedad Tardía. En la evolución de las Capitales se diferencian varios tipos:

    • CAPITAL CALIGRÁFICA. Se utiliza para textos honoríficos, y va a evolucionar en dos tipos, según la época:

      • Capital Cuadrada. Es la letra típica del Alto Imperio. Se llama así porque todos se pueden meter dentro de un cuadrado.

      • Capital Actuaria. Es una letra más tardía, y en ellas, el trazo se va alargando. Esto es una evolución paulatina, se va alargando con el tiempo hasta dar la Actuaria, que se correspondería con el siglo III d. C.

    • CAPITAL CURSIVA. Es la escritura de las Capitales pero sobre soportes más cotidianos, usando para su realización la tinta y el cálamo. Puede llevarse a cabo sobre pergamino, papiro, o sobre los propios muros. Así, las mayúsculas se cursivizan y se simplifican. Suelen ser inscripciones de elecciones, aunque también pueden hablar sobre la vida cotidiana. En Vindolanda, que es una ciudad de época de Adriano, creada cuando se realizó el Muro de Separación, se han encontrado numerosos epígrafes de este tipo.

    5. SOPORTES DE LA ESCRITURA EN EL MUNDO ANTIGUO

    5.1. LOS SOPORTES HECHOS PARA LA ETERNIDAD

    Son los soportes más duros, pensados para perdurar:

    • PIEDRA. Es el material por excelencia, y suele tener contenidos funerarios, religiosos, honoríficos y políticos, como es el caso de algún edicto del Emperador. Todas las culturas escribieron en este soporte, pero varía la cantidad de escritos según la disponibilidad del material.

    • METAL. El más usado es el bronce, y sobre todo en Roma, donde se usa para las leyes de las ciudades, siendo edictos de todo tipo. Tienen contenidos jurídicos, y suelen ser láminas con orificios en las esquinas para ser clavados, para que así fueran conocidos por los que vivían fuera de la ciudad. Otros metales pueden ser el ORO, pero abunda menos, el COBRE, en el que se escribieron los Manuscritos del Mar Muerto, que se copian mediante un punzón y luego, se enrollan.

    • TABLILLAS DE ARCILLA. Son propias del ámbito cultural del Mediterráneo Oriental. En ellas está gran parte de la Información administrativa o Palacial de Asiria o de Babilonia. Se escribe el texto cuando está el barro fresco, y luego, se cuecen, dándolas mayor firmeza. También se usan en Grecia, y se han encontrado en los Palacios Micénicos y Cretenses.

    5.2. SOPORTES BLANDOS

    Este tipo de soporte se vincula al uso diario:

    • PAPIRO. Es un soporte propio de la civilización egipcia, ya que son los que la dan a conocer al resto de la Humanidad. Es un soporte de origen vegetal, y el material sobre el que se escribe se obtiene del tallo del Papiro, que se forma por tiras, pues es una planta acuática de la zona del Delta del Nilo. También se usaba para hacer prendas de vestir. Su realización era mediante un entramado con el que se hacen tiras, que se ponían en horizontal y vertical. Posteriormente, se las humedecía con agua del Nilo, y se las sometía a un prensado. Luego, la superficie se rascaba, y sobre ello, se va a utilizar la tinta, la cual se extendía mediante el uso de un cálamo. Se conseguía con minerales de hollín y óxido de hierro, y el cálamo tenía una punta cortada a bisel y con un corte en medio.

    El papiro duraba bastante tiempo en lugares secos, y además, era más barato que el pergamino. Se podía reutilizar pero va a ir perdiendo la calidad del texto, porque se tenía que rascar lo anterior. Los que ya eran inservibles, se usaban para envolver cosas. Por otra parte, son producciones realizadas en Egipto, convirtiéndose en un monopolio de ese país, y la producción literaria también se hacía con papiro, al igual que la contabilidad.

    • PERGAMINO. Ofrece unas prestaciones similares a las del Papiro, pero era más caro. Consiste en una lámina preparada para escribir, pero hecha en tejido animal, con una piel curtida, preparada, que es de vaca, becerro o cabra, y su duración es similar a la del Papiro. El nombre del tejido viene porque los más famosos son los de la ciudad de Pérgamo, y por eso, los pergaminos buenos se abrían a la mitad, y así, quedaban aún más finos, pero con más superficie para escribir. Se usa tinta y cálamo, y la documentación es del mismo tipo, es decir, literaria o administrativa, como testamentos. Es el soporte más caro, por lo que las familias aristocráticas tenían tragedias griegas escritas en Pergamino, que no están al alcance de cualquier bolsillo. También se recurría a dividirlos en dos partes. Los dos soportes se asemejan en que podían unir los lienzos, unos con otros, con el objetivo de hacer mayores superficies, y el pergamino, incluso, se puede coser, formando de este modo, los ROLLOS, que son tiras más largas, en las que los extremos se unen a palos cilíndricos y se enrollan y se desenrollan. Este método ya es propio de Grecia y de Roma, porque el Libro es posterior.

    • TABLILLAS DE MADERA. Se usan en el Antiguo Egipto y en Roma. Una de las caras se cubre con yeso, o puede estar encerada con cera blanca. Los enyesados son más comunes en el Antiguo Egipto, y en ellos se escribe con tinta y cálamo. Los encerados se usan en Roma escribiendo por Impresión e Incisión, con un punzón o ESTILO, que tiene un lado con punta y, en el otro, estaba romo para poder borrar así. Los estilos son de madera o hueso, y los más ricos se hacen de plata o de bronce. Esto está más ligado a la vida cotidiana, y, por eso, lo usan las señoras de la casa, para poder llevar las cuentas o para preparar el menú del día. También se usa para los deberes de los niños. También se pueden unir varias de estas tablillas con un cordel o una tira de cuero.

    • OSTRAKA. Son trozos de cerámica o de barro cocido con anotaciones. Proceden de cuencos, vasos, platos o tejas que se han roto, y así, los trazos más lisos se utilizan para escribir. De esta manera, se utilizan para anotaciones cortas, como mensajes de amor, o para pequeños deberes, o para la lista de la compra. Son soportes sin valor económico, y es un nombre que viene del griego, para las fichas que se usan para desterrar. En el mundo egipcio también había.

    TEMA 2. LA CIUDAD

  • La ciudad en el Antiguo Egipto

  • Caracteres Generales

  • Testimonios Arqueológicos

  • Tell el Amarna

  • El Lahum

  • Deir el Medina

  • La cuidad en el Civilización Romana

  • Principios Generales del Urbanismo Romano

  • Espacios Urbanos Característicos

  • El Desarrollo Urbano de la Ciudad de Roma

  • 1. LA CIUDAD EN EL ANTIGUO EGIPTO

    1.1. CARACTERES GENERALES

    Se conoce a través de las narraciones de los viajeros griegos, y parece que el urbanismo era abundante, siendo la zona más poblada la del Delta, pero el fenómeno urbano tendría en todos los lugares una distribución alta, habiendo también poblados agrícolas en el interior.

    El medio Urbano puede responder a orígenes distintos. En principio, los más importantes surgen en torno al poder religioso, a los grandes templos, y a la corte del faraón, y así, aparece en ciudades como Tebas, Menfis o Heliópolis. Otras ciudades tienen un origen administrativo, como las capitales de los NOMOS, que son circunscripciones territoriales administrativas, y cada una tenía su capital, que va a ser la ciudad que más servicios tenga. Otras ciudades tienen origen militar, surgiendo en torno a guarniciones o fuertes militares.

    En general, las ciudades no suelen crecer con un plan definido, sino que surgen según las necesidades, por lo que su distribución es caótica, y así, hay zonas con más espacios, y en otros lugares, se construye mucho. Se mezclan edificios ricos con otras construcciones más modestas. En otros casos, las ciudades cuentan con ciertos principios urbanísticos, que responden al plano Ortogonal, con una retícula, aunque no tan perfecta como ocurrió con los griegos. Son solamente ejes verticales contados por horizontales, y este plano ortogonal suele ser más regular en las necrópolis.

    Es difícil contar con restos arqueológicos como para que se conozcan los detalles del urbanismo, porque han sido habitadas de forma continuada, y lo nuevo va destruyendo a lo anterior, y por eso, no se pueden brindar datos detallados. Así, va a haber tres hallazgos más importantes que los demás:

    1.2. TESTIMONIOS ARQUEOLÓGICOS

    Sólo Tell el Amarna es una ciudad, por lo que cuenta con mayor disparidad de funciones, y los otros dos poblados son de obreros

    1.2.1. TELL EL AMARNA

    Es una ciudad de nueva planta, que se construyó ex novo por Amenofis IV a Akenatón, perteneciente a la Dinastía XVIII, por lo que pertenece al Imperio Nuevo. Este personaje hace una reforma religiosa, con la implantación del Dios ATÓN, que representa el Disco Solar, haciendo su religión monoteísta. Tell el Amarna es la nueva capital de su imperio, y la llamó AKETATÓN. Fue habitada por un corto periodo de tiempo, y con la caída de Akenatón, los sacerdotes de Amón suben al poder, por lo que la ciudad es deshabitada y se la comen las arenas. El nivel de destrucción es alto, con lo que sólo se conservan las plantas de os edificios, pero casi no se ven los muros. La mayor parte de la ciudad se levantó en barro crudo, porque se construyó muy rápidamente, y se usó la piedra sólo en el Palacio Real y en los suelos de los grandes templos, y el barro crudo apenas se ha conservado, ya que esto se realizó en torno al siglo XIV a. C.

    El elemento planificado está mucho más presente porque es de creación ex novo. Así, el primer aspecto importante es la delimitación del terreno, que además, está consagrado a Atón. Esa delimitación está marcada por la ejecución de 14 grandes estelas esculpidas en roca.

    La ciudad va a surgir paralela al río Nilo, y se ubica en una meseta que se apoya en las paredes rocosas de la Cordillera Arábica, en donde se esculpieron las 14 estelas monumentales que delimitan el terreno. En ellas se pone el juramento solemne de no sobrepasar esos límites, pero no se sabe si esto se hacía en todas las ciudades.

    La ciudad se leva a cabo a lo largo del Nilo, en una zona de llanura, y la calle principal paralela al río se llama la VÍA REAL y es la más importante. No llega al trazado ortogonal, pero se articula en torno a ejes Verticales. El resto del Núcleo Urbano se articula con ejes en la misma dirección. En torno a la Vía Real están los edificios más importantes, como el Palacio Real, que es un conjunto palacial en torno a dos bloques, que están unidos por un puente. Otros edificios son el ARCHIVO, próximo al Palacio, que era la residencia del Escriba Real y de los Escribas Secundarios, encontrándose documentación administrativa.

    El TEMPLO MAYOR, es junto con el TEMPLO MENOR y el palacio, los únicos edificios que están hechos en piedras. Además, se encuentran las viviendas de los altos cargos, que son los más ricos, y junto a ellas, las de los artesanos enriquecidos. Todas estas viviendas están rodeadas por un muro, y dentro, has jardines. Destacan la casa del VISIR NAKHT y la del GENERAL RAMOSÉS. De los artesanos, destaca la del escultor TUTMOSIS, con una parte que se deja para la vida personal, y otra, para los discípulos. En ella se encontró el busto de Nefertiti y se piensa que era una pieza para copiar.

    El MARU-ATÓN es un complejo palacial de tipo religioso, con un lago artificial y al Norte de él se encuentra el PALACIO SEPTENTRIONAL. Fuera del recinto está la VILLA DE LOS OPERARIOS, parecida a El Kahum, pero más pequeña. Es un pequeño complejo cuadrangular rodeado por un muro. Allí residieron los operarios que construyeron la ciudad. Tiene una única puerta de acceso al poblado, y se divide en cinco calles verticales con las casas puestas en paralelo.

    Exteriores a la ciudad serán las necrópolis, tanto en las Tumbas septentrionales como en las meridionales, y una ubicación distinta es la tumba de Akenatón, que se llevó a cabo excavándola en un desfiladero. La mayor parte de las tumbas estaban sin utilizar, por la corta vida de la ciudad, y se sospecha que quizás no tantos nobles acompañaran a Akenatón a Tell el Amarna, sino que se trataba de un pequeño grupo. Sin embargo, aquí se han encontrado los ejemplos más representativos del enterramiento Neo-egipcio.

    1.2.2. EL KAHUM

    Es un poblado artesano, no una verdadera cuidad, aunque Tell el Amarna tampoco es una ciudad en todos los aspectos, porque no se pudo desarrollar.

    El Kahum se desarrollo en el Imperio Nuevo, y fue construido para albergar a los trabajadores que iban a construir la pirámide de un faraón de la Dinastía XII, Sesostris II, que reinó durante el siglo XIX a. C. es por tanto, el testimonio más antiguo de urbanismo.

    Este poblado se encuentra en la zona de EL FAYUM. Este poblado está rodeado por una muralla, y tiene un plano rectangular. Tienen dos puertas de acceso, y el plano rectangular está dividido en dos espacios por un muro que va de Norte a Sur, aunque una es más pequeña que la otra. Una puerta de acceso da la entrada a la parte más pequeña, y la otra, al núcleo más grande. Los arqueólogos interpretan esto como dos espacios separados. El más modesto es el pequeño, y se articula en torno a una calle principal (1) más ancha y vertical, y ésta aparece cortada por unas vías secundarias más estrechas en dirección contraria. No es un plano ortogonal, pero hay un eje principal cortado por ejes secundarios. Las casas se colocan en paralelo, con las puertas mirando a los ejes secundarios. Sería una especie de barrio de los obreros.

    El otro barrio es más amplio, y el principal eje de comunicación es el horizontal, y en el centro de esta calle había un canal para la salida de aguas, mientras, que, por otro lado, las casas son más grandes. Se ha interpretado esto como que fuera la zona de vivienda de capataces, escribas, burócratas y administradores que controlaban a los obreros. Es interesante un edificio situado en altura (2), que se encuentra elevado sobre el terreno, mediante un podio y se ha interpretado como un templo o un puesto de control, como los policías que controlaban a los obreros.

    En el urbanismo, se ven pocos ejes, y una marcada división social entre los obreros y sus jefes. Posiblemente, esto no se diese en el resto de las ciudades, pero esta rigidez es necesaria para controlar el sistema de trabajo.

    En las excavaciones se han encontrado muchos objetos relacionados con la vida diaria, como juegos, o partes de calzado, sobre todo, las suelas, que eran de cuero. También se hallaron objetos para crear fuego, como una estaca con dos agujeros. Hay sillas hechas con bloques de piedra.

    1.2.3. DEIR EL MEDINA

    Es otro poblado obrero, pero éste tuvo una vida muy larga, casi de cinco siglos, de manera que es una villa de operarios, por su durabilidad, se desarrolló con unos rasgos propios del núcleo urbano, con unas funciones muy variadas. En relación con las excavaciones, ha aportado muchos objetos, y es mucha la documentación escrita y de objetos de vida diaria, y así, allí se inspiran muchos novelistas.

    La ciudad se creó en los inicios de la Dinastía XVIII con TUTMOSIS I, en los inicios del siglo XV a. C. y tiene como finalidad albergar a todos los artesanos y operarios, pero también escribas, personal administrativo, burócratas, los cuales iban a trabajar en la ejecución de las tumbas que se sitúan en Tebas, es decir, en el Valle de los Reyes, y en el Valle de las Reinas. A pesar de ello, el poblado estuvo con vida durante 450 años y hasta la Dinastía XXI, se siguen enterrando los faraones allí.

    Urbanísticamente, tiene un plano rectangular, con el espacio que está rodeado por un muro, y con una única puerta de acceso. Hay dos barrios para evitar los robos, y tener un mayor control, ya que se cuidaba mucho este aspecto.

    El eje principal es una calle alargada que va de Norte a Sur, que no es exactamente recta, pero que sería la articulación principal. Hay vías secundarias a las que se accede en horizontal. Las casas forman un gran entramado, abiertas hacia la calle principal, y todas comparten tabiques. Todo lo que está encerrado por la muralla es el núcleo principal, pero se fue expandiendo hacia fuera, pasando de tener 40 casas a tener 120 con Ramsés II, pero luego, se va a ir abandonando. Esta organización se va a seguir también en la distribución de las mastabas, pero tampoco llegan a tener un plano ortogonal.

    En su plano, se han encontrado numerosos objetos de uso diario, con una acumulación volcada hacia las tumbas reales, pero no todos trabajaban allí, sino que muchos se encargaban de la extracción de agua, y hay cuadrillas que se encargaban de ir a por el agua al Nilo, mientras que otros proveían de leña y de pescado.

    La cuadrilla estaba dirigida por un capataz y en ella había un escriba, que anotaban las cuestiones del trabajo, si alguien faltaba o si había algún problema, por lo que se creaba gran número de burócratas. El pago era en especie, con productos de primera necesidad, como carne o sal, y los trabajadores tenían derecho a retirar cierta cantidad de alimento de los almacenes de los templos, ya que se han encontrado cenizas. Allí se ha encontrado el pozo de los OSTRAKA, que es un pozo circular que estaba cegado, y donde se ha encontrado los Ostraka, que se hacen sobre piezas cerámicas, y allí, hay dibujos de niños, bocetos de artistas, y así, se han conocido datos de la vida cotidiana, como que Deir el Medina contaba con una Escuela, que dentro del Antiguo Egipto es el único caso que está la escuela fuera de la Corte o de los grandes templos. Así, se cree que los faraones conceden privilegios a los artesanos que trabajan para ellos. También puede que esto sirviese para limitar el contacto del poblado con el exterior, lo que se hace para la discreción, porque los artesanos conocen el lugar donde están las tumbas de los faraones, o las decoraciones que hay en ellas. Los faraones de forma periódica enviaban a los artesanos, como la carne, que era algo excepcional, o también de sal o de algunas medidas.

    Además, la primera huelga se forjó aquí, y parece que fue una protesta bajo la dinastía XX, ya que hubo una crisis porque los suministros no llegaban con regularidad, y los artesanos se negaron a trabajar.

    Se ha obtenido detalles con relación al culto familiar, con pequeñas capillas en las casas, para el culto doméstico, y, a través de las Ostraka, se sabe que había un tribunal de justicia que lo integraban los trabajadores y lo más duro era el apaleamiento público. En el poblado sobresalía, ante todo, la disciplina y el control.

    2. ROMA

    2.1. PRINCIPIOS GENERALES DEL URBANISMO ROMANO

    La civilización romana es un mundo urbano, en el que se repite el esquema de la propia Roma por todo el imperio. La ciudad es la unidad de organización política y administrativa y de la explotación económica del territorio. Roma entiende como ciudad todo lo que cuente con unas instituciones municipales propias, que cuente con unos edificios de uso comunitario, y con un núcleo en el que el espacio se encuentre organizado para dar satisfacción a las diferentes necesidades de la población que lo habita, para que haya una multifuncionalidad.

    Todas las áreas de Europa Occidental donde el fenómeno urbano estaba menos desarrollado, Roma las urbaniza. Por eso, se forja una doctrina del Urbanismo, y esto se hace desde muy pronto en Roma, incluso que se puede practicar en lugares muy alejados de la Península Itálica. Los elementos fundamentales de ese urbanismo son, que la cuidad romana tiene un urbanismo regular, y con un plano muy sencillo, que suele ser cuadrado o rectangular que se articula mediante dos ejes principales, el Norte-Sur, que es el CARDO, y el eje Este-Oeste, que corta en perpendicular a la anterior, y recibe el nombre de DECUMANO. Se entiende que la ubicación de los ejes debe dividir la ciudad en 4 cuadrángulos iguales. Donde se cortan, es el lugar donde se cortan, es el lugar donde se situaría el área pública, que es el FORO. El plano se acaba de articular con otros ejes paralelos que son secundarios. Así, el resultado es un plano en CUADRÍCULA, que va a generar una serie de manzanas, que se conocen como INSULAE. Sin embargo, aunque se intenta respetar este plano, hay cambios, adaptaciones al terreno, pero se intenta que sea lo más regular posible. El origen de este trazado se suele conceder a una doble influencia:

    • La inspiración en el campamento Militar, es decir, los Campamentos Legionarios, y el espacio cuadrado es lo más característico, mediante las puertas de acceso.

    • Se ha considerado el urbanismo de las ciudades de la Magna Grecia, que luego, será adquirido por Roma, y como antecedentes está el plano de HIPODAMO en Grecia, que se fue extendiendo. Este conocimiento pudo ser directo o a través del de los etruscos, que en algunas ciudades también repiten este plano, que también lo conocieron a través del mundo griego.

    Roma surge por grupos agropecuarios, por lo que su urbanismo era caótico, pero se fue remodelando con el tiempo, sobre todo, después de Nerón.

    También hay que comprender su componente religioso, que Roma repite en todos las fundaciones, y que incluso, estuvo presente en la propia fundación de Roma. Así, este proceso conlleva unos ritos en una ceremonia llamada INAUGURATIO. Esto consiste en que previamente se hace una consulta a los Auspicios, y, posteriormente, se procedía a trazar un límite mágico-religioso que marcaba lo que iba a ser el territorio urbano. Esa línea de delimitación se conoce como el POMERIUM, que se trazaba haciendo un surco. El sacerdote uncía un toro y una vaca, la cual siempre iba en el lado interno, con una arado de pala de bronce, y ese surco delimitaba la ciudad. Arar la tierra suponía una unión con los dioses infernales, ya que a ellos se consagraba la ciudad, y así, se crea una línea de protección mágica. De este modo, se marca la división entre la ciudad o URBS y el AGER, que es el campo.

    Este límite religioso no puede ser traspasado por persona humana, y no puede no construirse ni cultivarse sobre él. Los vivos no pueden mezclarse con los muertos, aunque se pueden comunicar, que era lo que suponía traspasar el Pomerio. Para entrar o salir, se dejaban unas zonas sin arar, y allí, se colocaban las puertas.

    Las murallas se van a colocar dentro del Pomerium. Si la ciudad crecía y superaba el Pomerio, se hacía otra ceremonia, la AUGURALIS PRECATIO, que consistía en una petición a los Augures. En Roma se ensanchó durante la monarquía, y también con César y con los Emperadores que habían ampliado territorios, que eran los únicos que podían ensanchar el Pomerio. Su elemento clave son las divinidades infernales, por lo que se piensa que serían de procedencia etrusca, dando importancia al mundo subterráneo.

    También en la fundación, se va a dar ala consagración a los Dioses Celestes, lo cual viene ejemplificado por la figura del CAPITOLIO, que es un templo de triple Cella o de Triple Nave consagrado a la Tríada Suprema, que es la TRÍADA CAPITOLINA, compuesta por Júpiter, Juno y Minerva. Este templo se sitúa en un lugar preeminente, que suele ser en el entorno del foro, y en una posición elevada, aunque esta elevación solía ser artificial, colocándola sobre un podio. En el mundo etrusco se conocen los templos de triple cella, dedicados a TINIA, UNI y MENRA. Posteriormente, el Capitolio se va adscribir al culto Imperial. Además, en el foro va a haber más templos consagrados a otras divinidades, y por esta abundancia, el foro se puede quedar pequeño, y entonces, se construyen más foros por la ciudad. Los templos se suelen consagra a Apolo o a los DIÓSCUROS

    2.2. ESPACIOS URBANOS CARACTERÍSTICOS

    El FORO es la plaza pública, y es el centro de la vida administrativa, económica y social. Allí se encuentra la BASÍLICA, que es un edificio de gran tamaño, situada en los laterales del Foro, y allí se celebraban los tribunales de justicia y era el centro de las actividades de los banqueros. Este edificio tiene un origen griego, y en Roma aparecen en el siglo II a. C.

    La CURIA es un edificio rectangular o Cuadrangular y servía para reunir al senado de la ciudad. En torno a ella se encuentra la sede de las oficinas de la ciudad.

    Las TABERNAE son las tiendas, y los TERMOPOLIA son los bares. Las Tabernae van a estar en torno a los foros. También se ponían junto a este espacio los pórticos columnados, y así, se utilizaban tanto para evitar el frío como el calor. También es usual encontrar estos pórticos en torno a las calles de acceso al Foro, como en CLUNIA, donde se conservan los cimientos de las tabernae. Los Termopolia, es decir, los bares, donde se sirven comidas frías o calientes y bebidas. El MACELLUM es el mercado central, el de Alimentos, y se encontraba cercano al foro, en una de las calles de acceso. En Pompeya, incluso se completaba con un estanque para el pescado. Por otro lado, el límite de las actividades del foro era la 1 p.m. y allí se acudía a solucionar litigios, y esas personas arrastraban a otras, como mercaderes, por lo que este recinto se convierte en un centro de actividad. En el caso de Roma, en esas horas, se prohibía el tráfico rodado, que en Roma llegaba al anochecer, mientras que en las otras ciudades del Imperio llegaba hasta el atardecer. Otros espacio para en ocio son:

    • TEATROS

    • ODEONES

    Ambas plantas son similares, con una forma semicircular, que contiene una Gradería o CAVEA. Luego, hay un espacio pequeño, la ORCHESTRA, donde se colocaba el coro, que es más pequeña que en el teatro griego. En frente está el escenario o FRONS SCENAE, que se conserva en Mérida, y que toma la forma de fachada de palacio. El Odeón es parecido, pero más pequeño, y se utilizaba para recitales musicales o poéticos.

    El ANFITEATRO tiene forma ovalada, con una cávea y un espacio circular en el centro, la ARENA, y debajo, hay celdas y pasadizos, donde estaban los gladiadores. La Arena se conserva en el anfiteatro de Túnez, EL YEM, y debajo, quedan las celdas de los gladiadores. Su principal función es la de la lucha, tanto de gladiadores como de fieras, y allí, se celebraban las luchas navales, las NAUMAQUIAS, que eran las más caras de producir. Todo este espectáculo se desarrollaba enteramente en los anfiteatros.

    El CIRCO es el edificio reservado para las carreras de CUADRIGAS o de BIGAS. Es un espacio rectangular y acabado en dos semicírculos. En los laterales largos, aparecen los graderíos y en el medio, y separando las dos calles aparece un muro, la ESPINA, que estaba decorado por las figuras de los dioses. En ellos competían dos equipos, al igual que en el Anfiteatro, que se conocían por los colores, y que generaban muchas apuestas.

    VÍDEO

    Pompeya estaba en la zona de los SAMNITAS que parece que fueron los primeros en usar estos espectáculos de lucha. En Pompeya, el lugar donde se entrenaban los gladiadores, la PALESTRA no está alejado del anfiteatro, ya que era un edificio público, y allí la gente entrenando, aunque solían ser gentes jóvenes de familias ricas. En Pompeya, se encontraron estatuas de corredores o de gladiadores, y cascos de metal pertenecientes a los Gladiadores. Para hacer deporte, se ponían aceite, y para quitárselo, utilizaban el STRÍGILO.

    Las TERMAS eran los baños, que suelen ser públicos, y puede haber varias dentro de una ciudad. A disposición del pueblo están estas, y también hay privadas para las grandes mansiones. A veces en ellas se podía acceder pagando al dueño una entrada más cara. Las termas públicas también costaban algo, pero menos, y a veces, los mecenas, buscando el apoyo político, sufragaba los gastos durante un tiempo determinado. Esto no es un lujo, sino que allí iban todos, y en ellas se mezclaban la higiene con un acto de ocio, y por eso, se alargaba las estancias allí durante varias horas. Muchas de las Termas Públicas tienen otras salas anexas, como la de masaje, gimnasio o palestra. Puede haber salas de lectura, de conversación o bibliotecas, como los de CARACALLA. De todos modos, siempre hay tres salas o habitaciones diferentes:

    • FRIGIDARIUM. Es la sala de agua fría. Suele haber en ella un estanque o varios con agua fría

    • TEPIDARIUM. Se conoce como sala templada o sala Tibia. Es un lugar de transición entre el baño frío y el caliente. Suele haber algún banco para conversar

    • CALDARIUM. Es la sala más decorada y cuidada del aseo, y en él se toma el baño del agua caliente, que se tomaba en unas fosas cuadradas o rectangulares, que van revestidas de piedras o de mármol. Algunos caldarium tienen la SUDATIO, que consistía en un banco corrido donde se concentraba especialmente el calor.

    El APODYTERIUM es el vestuario, muy decorado, y allí se cambiaron de ropa, con casillas para depositar la ropa, y a veces, hay un esclavo que cuida la ropa, mientras que los ricos llevan a sus propios esclavos.

    Es raro que las termas sean mixtas, y es repetida la legislación sobre este tema a partir de Augusto, y para ello, se separaba el edificio en dos partes gemelas, una para los hombres y otra para las mujeres. Si la terma es pequeña, se diferenciaban por horarios, unas horas se dedicaban para el aseo de los hombres y otras, para el de las mujeres. Este tipo de edificio es genuinamente romano, no se concibe en Grecia.

    El ACUEDUCTO es la infraestructura para conseguir agua, ya que Roma requería ese sistema, consistente en arcos que van cambiando de altura según los desniveles. En la parte alta está el canal que lleva el agua, y así va en pendiente para que pueda circular el agua. En Roma hay 11 acueductos, y también hay pozos y cisternas para poder abastecerse de agua. El agua de los acueductos llega hasta el CASTELLUM AQUAE, que es un gran colector que recoge el agua, mediante un revestimiento de muros de silería. Allí se acumula y, a su vez, se redistribuye, saliendo por muchos canales, la mayoría subterránea, que llevan el agua para que sea usada por los ciudadanos, y para abastecer a las fuentes.

    Junto a esto, está el ALCANTARILLADO, queda salida a los canales residuales. Estas canalizaciones suelen terminar en algún colector de gran tamaño que puede desaguar todo, lo que en Roma se llamaba CLOACA MÁXIMA. Esto va a estar presente en la mayoría de las ciudades de la órbita romana.

    Roma también tuvo MURALLAS desde épocas muy remotas, al igual que otras ciudades itálicas. Ya en tiempos Imperiales, que en general, no tenían nada que temer de enemigos extranjeros, las ciudades eran abiertas, y sólo se construyen elementos defensivos a finales del siglo II d. C. y en el siglo III d. C. Sin embargo, Roma, como ciudad cuenta con ellas desde el siglo VII a. C. Se suelen levantar dos muros de paramentos, y el espacio intermedio se colmata con material pequeño. En ciertos lugares, hay torres con plantas cuadradas, almenadas, que son de dos o tres metros de altura, y que por la parte interior tienen contrafuertes para darlas mayor solidez. Las murallas no suelen coincidir con la línea del Pomerio, sino que suelen estar alejadas de ella. En Roma, hasta la época de Aureliano, en el siglo III d. C., no se hace coincidir la línea del Pomerio con la de las murallas.

    Dentro de la ciudad, no se encuentran las NECRÓPOLIS, sino que siempre están fuera del Pomerio, porque existe la prohibición de enterrar cadáveres dentro del lugar protegido por el Pomerio. La necrópolis se suelen situar en torno a las vías, y sólo se dejaba enterrar dentro del Pomerio a los personajes que habían conseguido grandes logros. Sin embargo, esto va a cambiar a partir del siglo VI d. C., en la Tardo-Antigüedad.

    2.3. EL DESARROLLO URBANO DE LA CIUDAD DE ROMA

    La fundación de Roma se produjo con Rómulo y Remo. Posteriormente, se pueden establecer varias fases:

  • ROMA CUADRADA. Es la fundada por Rómulo y Remo en el 754 a. C. Se trata de una aldea sobre la colina del Palatino, y a Rómulo se le atribuyen los retos de la fundación. Su fundación viene de la ciudad de ALBA LONGA, y arqueológicamente, parece que allí tuvo lugar la fundación, en el Palatino que sería su ubicación más antigua. Los restos arqueológicos pueden llegar hasta comienzos del Primer Milenio.

  • SEPTIMONIUM o Ciudad de las 7 Colinas. En esta etapa la población aumenta y surgen núcleos en las 7 colinas. Cronológicamente sería el siglo VIII a. C. por medio de la arqueología. Se establecen federaciones entre los núcleos, ya que dentro de las 7 colinas había más subdivisiones.

  • ROMA DE LAS CUATRO REGIONES o SERVIANA, que corresponde al periodo de monarquía de Servio Tulio, correspondiente al siglo VII o Vi a. C. En esta etapa se divide en cuatro regiones, las cuales serían:

    • PALATINO, con la colina de Velio

    • SUBURANA. Con ella estaría la Colina de Celio

    • ESQUILINO. Engloba el monte Esquilino, con tres cimas

    • COLINA. Allí se encuentra el Quirinal y el VIMINAL

    A Servio Tulio se le atribuye la Muralla Serviana o el Muro Serviano. Otras zonas que luego se unirán con la Roma Imperial. Se incorporan más tarde, como ocurre con el CAPITOLIO, que se unirían en el siglo VI a. C., y la colina más tardía es la del AVENTINO, donde se desarrollaron los barrios Populares, que se unen a la ciudad en torno al siglo V a. C. Las Colinas, por tanto, son el Celio, el Quirinal, el Viminal, el Aventino, el Capitolio, el Esquilino y el Velio.

  • ROMA REPUBLICANA. Durante este periodo, el trazado urbanístico conserva el sello muy complejo de la época primitiva, contando con un trazado irregular, es decir, sin un trazado en cuadrícula, ya que son callejuelas que no siguen una línea definida. En este momento, a pesar de ello, se definen los barrios importantes, aunque el desorden lo utilizaban los griegos para meterse con los romanos, ya que les parecía una aldea a medio urbanizar, pues los griegos conocían el urbanismo desde el siglo VI a. C., con las colonizaciones. A partir del siglo II a. C. se comienza una labor de monumentalización, creándose grandes edificios públicos y de ocio, con lo que se embellece sobre todo el centro.

  • ROMA IMPERIAL. Su principal problema es la falta de urbanismo y el problema de espacio, que va a ser una constante durante todo el imperio, por lo que se producían numerosas especulaciones del suelo, y se elevaban los edificios más de lo debido. Ahora se están estudiando los lugares por donde se debía expandir la ciudad. Julio César ya realizó un plano urbanístico en época republicana, aunque, al final, no se llevó a efecto. El problema del Caos Urbanístico se empieza a enderezar en parte, con el incendio de NERÓN, sobre todo en el centro de la ciudad, que era un lugar con carreteras estrechas, por lo que el incendio permite abordar una reconstrucción del centro y de sus barrios periféricos con unos criterios de urbanismo regular y ordenado, que eran más beneficiosos. Los emperadores llevaron a cabo un plan constructivo, mejorando las viviendas diarias, ya que se empezó a utilizar la piedra para el zócalo de las casas, y se realizó un diseño más ordenado de las calles. También se van a crear grandes espacios públicos, y es a raíz de esto cuando aparece y se crea el conjunto de los FOROS IMPERIALES, en los que se refleja el poder de los Emperadores, como ocurre con el FORO JULIO, que cuenta con las aportaciones de César, que recoge el Foro Republicano, pero, con Nerón, surgen nuevos foros como:

    • FLAVIO, que se empezó a construir con Vespasiano, y allí se realizó una labor constructiva con fines políticos, para dar la imagen de una nueva Roma, con lo que se levanta el COLISEO sobre la Domus Áurea de Nerón.

    • ANTONINO. Es de origen hispano, ya que se creó con Trajano y Adriano.

    • SEVERO. Se sitúa en el Primer tercio del siglo III d. C.

    Los foros imperiales forman un enorme conjunto donde se multiplican los edificios más importantes, que tenían un carácter público.

    También hay que destacar la construcción de la Muralla de Aureliano en el 271 d. C., que supera los límites de la Muralla Serviana, haciéndola coincidir de esta manera, con la línea del Pomerio. Durante esta etapa, se utiliza un urbanismo más regular. Por otra parte, las arterias principales de Roma están determinadas por un sistema radial, ya que todas pasan por la Muralla Serviana, y llegan a las 4 puertas principales primitivas. Eso es lo que se va a conservar a través de las ruinas.

    3. LA CASA

    1. La vivienda domestica en el Antiguo Egipto.

    1.1. Caracteres generales: mobiliario y decoración

    1.2. La Casa Amarniana

    1.3. Las casas de Kahum

    1.4. Las viviendas de Deir el Medina

    2. La Vivienda en Roma.

    2.1. La “Domus” o casa señorial

    2.2. Las “Insulae” o Bloques de Vecinos

    2.3. La “Villa” o Vivienda Rural

    2.4. El Ajuar de la casa romana

    1. LA VIVIENDA DOMÉSTICA EN EL ANTIGUO EGIPTO

    1.1. CARACTERES GENERALES: MOBILIARIO Y DECORACIÓN

    La vivienda suele tener una planta cuadrada o rectangular. El techo es en terraza, plano, y normalmente suele haber unas escaleras que permiten acceder a él. Suele ser en el techo donde se duerme en las noches más calurosas, con esteras que servían como camas, y además, el techo sirve para almacenar. Las casas modestas suelen tener siempre un piso, y para encontrar dos plantas, hay que ir a viviendas señoriales.

    El número de habitaciones de estas casas suele ser escaso, entre 3 y 9 habitaciones. Un elemento diferenciador de la sociedad es la presencia diferenciada de cocina y de baño, ya que las viviendas domesticas no tiene cocina, sino que tienen una habitación con hogar, del mismo modo que tampoco hay baño, ya que si lo encontramos, indica que la familia tiene cierto poder social. De todas maneras, en el baño, tampoco hay grandes comodidades, sino un área de letrina, no muy bien cuidado, sino que es un agujero en el suelo encalado, y encina, una piedra horadada o un asiento de piedra. Cuando se llenaba, los esclavos lo sacaban, ya que no cuentan con canalizaciones, ni de agua sucia ni para agua corriente, pues las primeras canalizaciones son ya de la Época Baja, en la ciudad de TANIT, donde hay canalizaciones para la entrada y salida de agua, gracias a tuberías de terracota, que se insertan unas en otras. En época helenística, ya se generalizan estas comodidades.

    Otro elemento de diferenciación social es el mobiliario y la decoración. Los que tienen mayor nivel social, como las clases pertenecientes a la burocracia, tienen una casa con decoración pintada, mientras que en las viviendas más modestas, como mucho, tienen algunas habitaciones encaladas, aunque muchas veces se ve el ladrillo. Se usa ladrillo crudo, adobe, y para la techumbre, hay partes de madera, que sirven para sujetar el entramado sólido de cañas y paja, al que se da solidez estucándolo, aunque también se sujeta con postes de madera.

    Sobre el mobiliario, hay elementos muy buenos, que se han encontrado en los ajuares funerarios, con camas, sillas o sillones, y a través de la decoración de los templos, en los que aparecen escenas de la vida cotidiana, se conoce el mobiliario. Sin embargo, estos ejemplos pertenecen a las casas acomodadas, de alto nivel, en las que hay muebles realizados en ébano o en cedro, traído del Líbano, de acacia, o de abeto. Los elementos de madera de las casas más pobres se basaban en palmeras, porque estaban más a mano, y con sus hojas se hacían puertas. Los muebles pueden tener una incrustación de metal en el caso de los más ricos.

    En las casas pobres, los muebles son muy limitados y en ciudades como El Yahum, se encuentra esteras para dormir sobre un suelo de tierra batida, y también alguna piedra o cestos o cofres. Por otra parte, los huecos en paredes sirven como armarios.

    Todos estos son elementos definitorios del poder social. Todas las casas son muy poco abiertas al exterior, con pocas ventanas y pequeñas, porque impiden que entre con fuerza el calor y también que entren animales como insectos o lagartijas. A veces se colocan celosías, que son verjas en piedra horadada o en madera que se ponen en las casas acomodadas. A veces, de todos modos, aparecían plagas, que afectaban a las casas, porque las condiciones de higiene precarias. Hay, por tanto un conjunto de papiros con tema médico, como el Papiro EBERS, que ofrece remedios contra las plagas, y así a los sacos de cereal se les debe poner grasa de pato del Nilo, para que los ratones no se lo coman.

    Puede ser frecuente que en las casas de nivel medio, la disposición espacial suele ser exenta, rodeada por un muro, con lo que se crea un terreno interior, lo que permite el cultivo de una especie de huerto o la construcción de un corral, aunque en las grandes casas, hay jardines, utilizados para el ocio.

    1.2. LAS CASAS AMARNIANAS

    En su barrio central, hay mansiones nobiliarias o señoriales. Son grandes mansiones rodeadas por el muro, y en el interior hay jardines y espacios, y, separados de la zona de vivienda, capillas, almacenes y viviendas para el servicio. Lo más característico de estas viviendas acomodadas es que distinguen entre una zona de uso público y otra, de uso privado. El área pública se articula en torno a una habitación característica que es una habitación abierta, es decir, una especie de atrio, que puede estar totalmente rodeada de columnas, porticada, o con columnas en un solo lado, que suele ser el Sur. Allí se sitúan elementos de asiento, como bancos corridos de ladrillo. Suele se una zona de recibimiento o representación.

    En la parte privada, están los dormitorios, ya que los habitantes de la casa viven en zonas separadas, primero, la del señor, y luego, el conjunto de las habitaciones de la esposa y de las concubinas. Allí también está la zona de baño, y esta costumbre se pasará a Roma.

    En el Barrio Central también hay un barrio de trabajadores, y todas esas casas van a mostrar las mismas características, es decir, que no son exentas, sino que tienen un muro, y cuentan con pocas habitaciones, ya que tienen una antesala, que sirve como taller, y luego se llega a una sala de estar, posteriormente, a una cocina, y por último, a unos dormitorios. A veces tiene en el subsuelo un nicho que sirve como lugar de almacenaje. A veces se baja por 2 ó 3 peldaños para llegar al piso.

    1.3. LAS CASAS DE EL KAHUM

    Las viviendas son adosadas, con un número escaso de habitaciones, de 3 a 9, tienen techo en terraza con una escalera interior para acceder arriba. En las viviendas más modestas, los objetos de valor, y los víveres se guardan en silos bajo tierra.

    Las viviendas más grandes del barrio más rico son unas 10. Son de plano rectangular distinto entre sí, aunque coinciden en su plano laberíntico, contando todas con un gran número de habitaciones, entre 40 y 50, y un gran patio porticado en el lado Sur, en torno al cual se articula el acceso al resto de compartimentos de la mansión. El patio comunica directamente con la entrada, y a la vez, con la escalera a la terraza, con la zona del señor y con la zona de las mujeres. La zona del señor tiene varias salas, entre las que destaca una pequeña habitación cuadrada con columnas alrededor, que hace la función de comedor privado. También hay otra alcoba de lecho y otra de tránsito que abre paso a la zona de servicio (donde se encuentra la cocina, el almacén, etc.).

    La zona de harén suele estar individualizada con una habitación abierta que tiene un estanque para el ocio. Al Sur se ubican los servicios higiénicos, destacando los baños individualizados.

    1.4. LAS VIVIENDAS DE DEIR EL MEDINA

    Hay buenos ejemplos de viviendas modestas. La vivienda tipo es de planta rectangular adosada a las otras, con pocas habitaciones y con una antecámara, que se piensa que podría ser un taller, con un suelo más bajo y un pequeño poyo en torno a toda la pared. Luego está la sala de estar, el dormitorio y la cocina, donde hay escalera hacia la terraza, un horno y una artesa para el agua. Suele haber dos nichos o silos, uno en la sala de estar y otro en la cocina. Sin embargo, no hay zonas de servicio porque las casas son pobres.

    2. LA VIVIENDA EN ROMA

    2.1. LA “DOMUS” O CASA SEÑORIAL

    Ésta es una palabra latina que significa “Casa”. Para la mentalidad romana, la Domus es la casa por excelencia, ya que es una casa en propiedad habitada por una sola familia, y ese es el concepto fundamental, es lo deseable, ya que sirve para el culto a los antepasados de esa familia, es decir, el culto familiar, que se debía hacer en un lugar fijo. Sin embargo, en muchas casas, este lujo no se puede permitir, y entonces, hay varias posibilidades:

    • Que se pongan de acuerdo dos o tres familias para que compartan la casa

    • Construir un bloque de varios pisos, y que cada familia ocupase uno, pero esto ya sería una ÍNSULA. Con todo. Serían propietarios.

    • Otro grupo de población que no se lo puede permitir, tiene que vivir del alquiler. Esto no es lo más deseable, pero están obligados a ello en muchos casos.

    La Domus, es una residencia señorial, cuyos mejores ejemplos se han conservado en Pompeya. Este tipo de casa no sólo se reservaba para la aristocracia de sangre, sino también para la de dinero, y, por tanto, esas Domus, se empiezan a generalizar en su construcción a partir del siglo II a. C. Una parte de ellas tiene origen en las construcciones típicamente romanas, pero otra parte, su formación se debe a que fueron añadidos elementos por influencia griega.

    Para construirla, se emplea la piedra para los cimientos, y posteriormente, el ladrillo. También puede que se usase un mortero para dar cohesión, hecho con cal, arena y agua. Suele ser rectangular y tienen dos plantas, en cuanto al tipo de tejado, suele ser un tejado a dos aguas, hechos con tejas rectangulares.

    La primera parte de la casa, desarrollada inmediatamente después de la entrada, gira en torno al ATRIO (5). Estoa es la parte de tradición romana. Es un patio de planta cuadrangular o rectangular, a cielo abierto, y en el centro (6), suele tener un estanque que se conoce como IMPLUVIUM, y puede tener dentro una fuente. Éste es el lugar donde se recogen las aguas de los tejados, y suele acabar en una cisterna grande. Los tejados están inclinados hacia ese patio, y esa abertura es lo que se conoce como COMPLUVIUM. Esta es la zona más decorada, con mosaicos, pinturas murales, mármoles y pequeños jardines. Allí se va a encontrar el hogar, y el altar en el que se lleva a cabo el culto familiar que se conserva representado por una mesa de mármol. Se trata de una esquina que se utiliza como LARARIUM, donde hay una hornacina para dejar las estatuillas de culto, ya que allí se realizaba el culto doméstico.

    El Atrio es la zona donde se reciben a las visitas, y hay una cocina al aire libre, lugar en el que también se hila. Las Domus, desde finales de la República, utilizan el Atrio para recibir a las visitas, con lo que se convirtió en la zona pública de la familia.

    El VESTÍBULO (1) es el espacio libre existente antes de la puerta, y allí se suele poner en el pavimento un típico mosaico con un perro ladrando, que es el CAVE CANEM, o “Cuidado con el Perro”. En otras representaciones, sólo había un saludo, como el AVE o el SALVE. Luego, se encuentran las FAUCES (2), que consisten en un pasillo que lleva hasta el atrio. Puede haber allí una habitación del esclavo guardián que se encarga de abrir la puerta. Los CUBÍCULA son los dormitorios (9), pero lo normal es que estas se vayan desplazando hacia un segundo patio. Hay también TABERNAE, que son tiendas, ya que las Domus pueden tener habitaciones abiertas a la calle, que sirven como tiendas. Puede ocurrir que el dueño de la casa alquile estas habitaciones, o que sean regentados por la familia, a través de un esclavo o de un liberto.

    Hay una habitación al fondo del Atrio, en frente de la puerta de entrada, que es el TABLINUM (11), y que estaba abierto por los dos lados pero que se cerraba mediante unas puertas de madera correderas o con unas cortinas. Primitivamente se trataba de la habitación del señor, con imágenes de antepasados y con archivos de la familia. Estas dos últimas funciones las conservó durante todo el Imperio, pero también se incorpora la función de comedor de verano, y de sala de lectura.

    A partir de ahí, va a surgir la parte griega, durante el siglo II a. C. Ahora gira en torno a un patio llamado PERISTILO, que suele ser más grande que el Atrio, rodeado por un pórtico columnado, muy espacioso, que cuenta con jardines, fuentes y estanques, a parte de mosaicos para mejorar el pavimento y estatuas.

    Uno de los aspectos que mejor se conservan es la pintura mural, de la que se conocen 4 estilos, descubiertos en Pompeya, y entre ellos se encuentran bodegones, animales, vegetales, destacando sobre todo, la Vía de los Misterios, en la que se reflejan los misterios de Eleusis.

    En el Peristilo se desarrolla la vida privada de la familia, por que allí se encuentran los cubícula, y el comedor o TRICLINIUM, mientras que cuando eran más antiguas las casas, se comía en el Tablinum o en el Atrio. Para comer se utilizaban bancos hechos en albañilería o muebles de madera exentos, y sobre ellos, se ponen cojines. Se como reclinado, y se coge la comida con una sola mano. El protagonismo, sin embargo, es de los lechos, y también suele haber una cocina, con un fogón, y a veces, en la casa hay un baño, en torno al Peristilo, en el que suele haber mucho lujo, ya que se podía convertir incluso en unas pequeñas Termas. Luego, están las EXEDRAS o los OECI, que son comedores secundarios, o lugares de visita, que suelen ser más grandes que el Triclinium, que se utilizaban para conversar.

    Puede que hubiera una puerta trasera, para salir, conocida como el POSTICUM, por donde salían los esclavos. La puerta del Atrio daba a la vía principal. Y la trasera, daba a un callejón. Puede que hubiera también un segundo Peristilo en las casas más grandes

    2.2. LAS “INSULAE” O BLOQUES DE VECINOS

    Son bloques o casas de pisos, formados a base de bloques cuadrangulares. La Legislación Imperial dice que sólo se podían poner 4 pisos, pero esto es algo que no se respetó muy a menudo. Suelen tener un armazón de madera, que estaba recubierto con ladrillos, pero esto es algo que se mejoró a partir del incendio de Nerón, gracias a la introducción de la piedra. MARCIAL también comenta la mala situación de la Insulae, que tenían las paredes abombadas. Licinio Craso, por su parte, especuló con ellas, derrumbándolas.

    En ellas había ventanas que comunicaban con el exterior, y balcones, pero no tenían agua corriente, sino que se utilizaba el sistema del ¡Agua Va!. Por eso, solía ser normal el problema de las pestes, y en una de ellas, a principios del siglo II d. C., se produjeron de 20.000 a 30.000 muertes. Además, el problema de espacio invitaba a la especulación de alquileres.

    Las Insulae son propiedad de una sola persona que las alquilaba por plantas y por viviendas, por lo que hay que realquilarlas por habitaciones. Los emperadores buscaron poner coto a estas injusticias, pero no lo consiguieron.

    Algunas tienen patio interior para facilitar la ventilación y la entrada de luz. La distribución no tiene nada que ver con la Domus, ya que muchas de ellas no tienen agua corriente, y, normalmente, carecen de baño.

    Se prestan a la especulación con el suelo, mediante la construcción de más de 4 ó 5 pisos (establecido por la legislación imperial), o mediante el alquiler, pues se realquilan. Se intentaban limitar los abusos en cuanto al precio de los alquileres, pero el elevado número de leyes no dicen que se incumplían constantemente.

    Los ejemplos arqueológicos más destacados están en la ciudad de OSTIA, que tenía un puerto que era el que abastecía de todo a Roma. En otras ciudades hay constancia de que existieron, pero son las construcciones más difíciles de documentar. En Roma, a finales del siglo IV, había entorno a unas 1.300 ó 1.400 Domus y unas 5.00 ó 6.000 insulae

    2.3. LAS VILLAE O VIVIENDA RURAL

    Este tipo de vivienda se desarrolla paralelamente al de las casas señoriales o al de las Insulae Urbanas. La Villa característica suele tener la planta prototípica Romana (que se desarrolla en torno al Atrio), y, a parte del núcleo de vivienda familiar, están las estancias típicas de la labor agrícola (almacenes, lugares de fabricación del aceite, establos, etc), además de habitaciones para los esclavos y para los capataces. Las zonas de esclavos podían pertenecer a la zona del Señor o bien, estar separadas, e igualmente sucede con almacenes y otros lugares.

    Desde el siglo II a. C., durante la segunda mitad de la República, la Villae, o los propietarios, cada vez se ven más involucrados en la vida política de la ciudad, con el ejercicio de las Magistraturas, o con otro tipo de negocios. Las pequeñas Villae pertenecen a los grandes propietarios, pues sus funciones administrativa las acaban convirtiendo en absentistas, con lo cual la vivienda rural ya no se habita permanentemente, y se convierte en un lugar de retiro. En algunos casos, sólo se iba allí en el periodo de cosecha para controlar las labores de recolección y almacenaje.

    En la medida en que se acentúa la componente de recreo, las Villae van tomando más elemento de enriquecimiento transformándose un poco a la imagen de las grandes cases señoriales urbanas. De esta manera, cobran importancia los elementos de ocio y de lujo, alcanzando su máximo esplendor durante el Alto Imperio.

    El origen de la gran aristocracia romano-itálica es el agrario, por lo que lo idílico para un romano es el retiro placentero a sus propiedades rurales, con lo que abandonan el “Stress” de sus funciones políticas.

    También aparecen bibliotecas, grandes corredores (de invierno y de verano), al igual que las grandes termas, estanques decorativos, paseos o cenadores emparrados. Fruto de esta idea de descanso y de retiro, de ocio y de vacaciones, aparece una nueva variante que convive con la anterior, lo que se llama VILLAS URBANAS o VILLAS SUBURBANAS, que son viviendas de lujo, que reproducen el plano de la Domus, pero concebidas, bien próximas al núcleo urbano, pero a las afueras, o bien en un entorno natural idílico y paisajístico acorde con la idea de recreo y descenso. Así, durante el fin de la República y durante todo el Alto Imperio, surgen las villas lujosas entorno al mar en la zona de Nápoles (zona de SORRENTO). También se busca el entorno de los lagos (zona Norte de Italia), que se han desvinculado del concepto rural ya que no son un centro de explotación agropecuaria.

    Las grandes familias eran propietarias de varias villae, en la zona Sur para pasar el invierno, y en la zona Norte, que era más fresca para pasar el verano.

    2.4. EL AJUAR DE LA CASA ROMANA

    Va íntimamente unido al poder adquisitivo y a la posición social de la persona y familia, por lo que las viviendas ricas tienen gran variedad de muebles, mientras que las Insulae tienen pocos y sencillos, como pequeñas mesas de madera y taburetes, camas (si hay sitio) o esteras.

    Las viviendas ricas tienen piezas de lujo, se valoran fundamentalmente maderas exóticas, como las del Limonero, el cedro, el ébano, el olivo, el abeto, sobre todo si llevan incrustaciones de nácar, piedras semipreciosas, o guarniciones de bronce y de plata.

    La cama es un elemento distintivo de la cultura romana, por lo que hay distintos tipos de lechos:

    • CAMA (lectus cubicularus). Es el más alto, y suele tener un armazón decorado, que puede ser más o menos rico, de cuatro patas. Sobre el armazón se colocan tiras de cuero que unen ambos lados, y sobre ello se coloca el jergón (de paja o de plumas, los más ricos). En la ropa de cama destacan las lujosas colchas de lana griega, la lana de Hispania, cojines y ropa más fina de oriente, como la de Tiro o de Sidón.

    • LECTUS TRICLINARIS. Es el lecho sobre el que se come, por lo que es más bajo que la cama, y es propio de mansiones, normalmente está muy ornamentado.

    • LECTUS LUCUBRATORIUS. Es la cama para pensar, o cama para trabajar, por lo que es similar la Triclinia o Diván. Servía para leer, pensar o para dictar al esclavo.

    Las mesas suelen ser pequeñas y presentan una gran variedad, usándose para disponer los alimentos. Las sillas también presentan gran variedad, y su uso suele estar ligado a la categoría social de la persona. Un tipo de asiento más modesto es el taburete o SUBSELLUM, que es un tipo de asiento reservado para los esclavos y los niños. El asiento normal del ciudadano es la silla o SELLA, que es cuadrada o rectangular, y que no suele llevar respaldo, si bien puede tenerlo, pero en este último caso es apropiada para las mujeres, aunque también la usaban los profesores. Otra novedad es la Silla CURUL, que se trata de un asiento de cuero, con las patas en forma de “S”, u que se pliega como una tijera. Las patas podían ser de madera, bronce o marfil.

    El SOLIUM es como una cátedra, pero de mayor altura, en la que el asiento está a más distancia del suelo y se pone un cascabel para apoyar los pies. El Solium es la silla de la autoridad, del Jefe de Familia, que habitualmente ocupaba este asiento en la casa señorial, y en momentos muy determinados, ya que en el Solium se representan las divinidades entronadas.

    Otros elementos de la casa son los armarios, de madera o de bronce, que es una aportación propia del mundo romano. En el mundo griego, el mueble para almacenar era el armario.

    También se conocen multitud de cofres o arcones para uso doméstico, o cofres de seguridad para guardar el dinero, o cosas de valor. Suelen ser cajas más anchas en el fondo, que es la parte que va sobre el suelo.

    Como objeto de lujo está la vajilla de plata, para familias de lato nivel social, que cuenta con MURRINAS, que son vasos o cálices labrados con incrustaciones de piedras semipreciosas como el ágata. Algunas de ellas han derivado en los cálices medievales.

    Las casas señoriales o Domus disponen de agua corriente, que en ocasiones se utilizaban con mucha profusión, por lo que tenían sus propias conexiones con las canalizaciones que salen del CASTELLUM AQUAE, pero por disponer de este servicio pagan un impuesto especial. Sin embargo, las Insulae no gozan de agua corriente y no disponían de un sistema de salida de aguas negras.

    El sistema de calefacción lo conocemos a través de las Termas y de las Domus. El más normal es el Brasero, que era el más accesible para las clases populares. Asimismo se utilizaban los pequeños hornos portátiles, que eran muy útiles para mantener la comida caliente. Tenían la forma de un cubo pequeño, en el que por la abertura inferior se introducía la leña y el humo salía por los agujeros dela parte superior. Este horno portátil se encendía en el atrio.

    Pero el sistema de calefacción por excelencia es el HIPOCAUSTO, que es similar al sistema de las glorias castellanas. Se utilizaba para calentar las Termas y como sistema de calefacción de la Domus. El elemento central y principal es un horno de gran tamaño, que se alimenta con madera y el calor se reparte y extiende por el subsuelo de la casa a través de canales. Esto se hace porque el pavimento se sostiene sobre unas pequeñas columnas de ladrillo que dejan a las canalizaciones por debajo del pavimento. De todos modos, el Hipocausto no tiene porqué abarcar toda la superficie de la vivienda.

    TEMA 4. LA FAMILIA

    1. La Familia en el Antiguo Egipto

    1.1. Concepto y composición

    1.2. El matrimonio

    1.2.1. Caracteres y Requisitos

    1.2.2. Preámbulos y Ceremonias

    1.2.3. Disolución del Matrimonio. Divorcio

    1.3. Los Hijos

    1.3.1. La Importancia de la Descendencia

    1.3.2. Concepción y Nacimiento

    1.3.3. Los Primeros Cuidados

    1.3.4. El Papel de los hijos en cuanto a la transmisión del patrimonio

    2. La Familia en la Civilización Romana

    2.1. Concepto y Organización

    2.2. El Matrimonio

    2.2.1. Caracteres y requisitos

    2.2.2. Preámbulos, Esponsales y Ceremonias

    2.2.3. Efectos que Causa: dote, hijos y vida social

    2.2.4. La Disolución del Matrimonio

    2.2.5. Uniones Ilícitas: Concubinato y Contubernio

    2.3. Los Hijos

    2.3.1. Hijos Legítimos

    2.3.2. Descendencia Ficticia

    2.3.3. Ius Trium Liberorum (ley de los 3 Hijos)

    2.3.4. La Infancia en Roma

    1. LA FAMILIA EN EL ANTIGUO EGIPTO

    1.1. CONCEPTO Y COMPOSICIÓN

    La familia se concibe como una célula restringida, compuesta por lo que forman parte de ella, que son el Jefe de Familia, la Esposa y los hijos no emancipados, es decir, los que no están casados.

    Es una célula restringida porque el concepto de familia oriental es mucho más amplia, ya que el concepto viene de los semitas, por lo que en ella se encuentran los hijos casados, los nietos y el ganado, es decir, es un clan familiar, como se puede comprobar en el Antiguo Testamente. Egipto, sin embargo, a pesar de su proximidad a las zonas semitas, tiene un concepto más familiar más cercano al del mundo griego

    Otro aspecto a tener en cuenta es que se trata de una familia PATRIARCAL, pero con matices. No es, por tanto, una familia estrictamente patriarcal, aunque es el padre y esposo es el Jefe de la Familia. Sin embargo, la mujer conserva un papel muy activo, ya que conserva la propiedad de sus bienes, y por tanto, tiene cierta autonomía económica, lo que le concede una capacidad de maniobra muy notable.

    Otro aspecto, es el de las familias femeninas, que gozan de ciertas prerrogativas de integrarse en la célula, como por ejemplo la suegra viuda, la hermana viuda o la tía viuda, ya que existe una tendencia a escoger parientes femeninas de las esposas, mientras que los parientes masculinos no aparecen, lo que parece que hubo un matriarcado primitivo en el Pueblo Egipcio. A esta teoría le apoya la composición del nombre, que consiste en el nombre propio seguido del nombre de la madre, (Matronímico), que aparecen sobre todo en los textos funerarios de todos modos, esto no quiere decir que el patronímico no se use, pero siempre se encuentra en un contexto más administrativo. Por el contrario, no existe un nombre de familia.

    1.2. EL MATRIMONIO

    1.2.1. CONCEPTOS Y REQUISITOS

    El matrimonio se concibe como la base de la sociedad, lo que sustenta la célula familiar, la unión y la convivencia de la pareja. Este es el estado ideal de la persona, por lo que se anima a los jóvenes varones a que se casen, que formen una familia y que tengan hijos, como así atestiguan los textos literarios. También se anima a los viudos a que se vuelvan a casar, y, por todo esto, a los chicos se les educa para el matrimonio, porque no se veía bien la soltería, mientras que la homosexualidad parece algo extraño.

    La esencia del matrimonio es la convivencia, y en lo que respecta a la edad, no se conocen limitaciones legales, pero esta práctica social se empieza a realizar a partir de la Pubertad de las muchachas, con 14 ó 15 años y en los varones, a partir de 18 o 20 años. También puede haber diferencias de edad muy marcadas.

    Por otra parte, un matrimonio que se veía bien era el de tío-sobrino, porque tenía ventajas en cuanto que no tenía que fragmentar el patrimonio, al igual que ocurre con el matrimonio de primos carnales. Sin embargo, existe el incesto, cuando se producen matrimonios entre padres e hijos o entre hermanos, y la única excepción a esto se produce en la familia real, debido a razones dinásticas y religiosas, pero esto no es exportable al resto dela población.

    Otro requisito era que se trataba de uniones monógamas, en las que cada hombre tiene una sola mujer, aunque puede tener concubinas, aunque éstas no cuentan con el respeto social y ni con hijos legítimos, a diferencia de lo que ocurre con la esposa, y la presencia de aquellas, depende, por otra parte, del nivel económico del varón. La familia Real también cuenta aquí con excepciones, pero esto no es exportable al resto de la población, ya que el Faraón tiene una reina, esposas secundarias y concubinas. Además, no se conocen restricciones legales en cuanto a matrimonios con extranjeros o con población servil.

    1.2.2. PREÁMBULOS Y CEREMONIAS

    En principio el matrimonio se resume como la entrega de la muchacha por su padre al novio. Los inicios de este proceso comienzan con negociaciones previas entre el padre de la novia y el novio: El tema de conversación es el económico para que al final se llegue a un compromiso matrimonial. Se conocen casos en los que la viuda toma el papel del difunto esposo. El tema principal es la dote, serie de regalos o una aportación que el padre realiza al matrimonio. Puede ser muy variada: ganado, dinero, productos alimenticios, ropas,... Se puede negociar una entrega escalonada que llegue a durar hasta 7 años, tiempo para consolidar consolidado el enlace. En principio el novio no tenía que hacer ningún regalo pero con el paso del tiempo (a partir del Imperio Nuevo) el muchacho da una donación a la familia de la novia.

    ¿Hasta que punto deciden los jóvenes? La que menos voz tiene es la novia pues el muchacho era libre de elección aunque se encontraba muy determinado por la opinión paterna. La preparación del matrimonio: la boda se considera un acto privado que sólo concierne a los familiares. No requiere ningún trato legal concreto pues el Estado no tiene porqué controlarlas. Tampoco hay requisitos religiosos pues los ritos no eran necesarios y se dejaban a la libre elección de la familia. Así el acto central de la celebración es el traslado de la novia a la casa del novio ya preparada. Se realiza bajo la forma de cortejo nupcial: novia y novio son seguidos por amigos y familiares en procesión. Con frecuencia se realiza un banquete previo.

    Hay contratos matrimoniales, concretamente en la época baja aunque es probable que existieran con anterioridad. Se redactaban después del matrimonio y se renovaban posteriormente. Servían para marcar el régimen económico de la familia y proteger a la esposa y a los hijos en caso de separación. Las cláusulas son muy variadas aunque siempre se incluye la cantidad de dote que está en posesión de la mujer. También están en su poder los denominados “bienes de la mujer”, que era más o menos el ajuar nupcial. Del marido son los bienes que aporte al matrimonio y los que se adquieran durante éste. Pero en caso de divorcio la esposa debe recibir una parte de éstos. Los hijos tienen derechos a los 2/5 de los bienes. Pero de esta forma el asunto se acababa con el reparto y no hay responsabilidades futuras para el marido.

    RESPONSABILIDADES CONYUGALES

    En Egipto, el marido se ocupa del sostenimiento material de la familia, por lo que ha de relacionar con el exterior, ya que es el protector de la esposa y de los hijos, por lo que sustituye al padre en brindar esa protección, pues es el sucesor. Este papel es social, pero no supone una discapacidad de la esposa frente al esposo, lo cual tampoco es frecuente. Además, en el caso de Egipto, el esposo es el protector de la familia, pero no disminuye con ello la personalidad legal de la mujer en la sociedad.

    El papel de la esposa es el de conservar la propiedad de sus bienes, además de su personalidad legal, aunque el marido sea el que los administre. El ámbito fundamental de la mujer es el doméstico, aunque no tiene coartada su relación con el mundo exterior, ya que puede salir muy a menudo. Según las fuentes, la imagen de la esposa perfecta es la de la mujer complaciente, la sumisa, pero este, realmente, no debió ser así, ya que la esposa no debió dedicarse únicamente al hogar, sino que debió acompañar al esposo en todos los actos públicos.

    1.2.3. DISOLUCIÓN DEL MATRIMONIO. EL DIVORCIO

    Cuando el matrimonio termina, puede deberse al fallecimiento de uno de los esposos, y las fuentes, entonces animan a los viudos a contraer un nuevo matrimonio. Otro aspecto es que la figura de la viuda queda protegida por medio de los bienes patrimoniales, y tiene derecho a un tercio del patrimonio que deja el marido, mejorable hasta los dos tercios. Esto provoca cambios en la vida de la mujer si ella también cuenta con un patrimonio importante, ya que se presupone que la viuda va a ser capaz de subsistir por sí misma, pues la ley posibilita a la viuda, que no puede desarrollar actividades tan importantes como las del hombre, el poder tener unos ingresos, pasando, además, a depender del padre otra vez. Por otro lado, los que son más pobres buscan un nuevo matrimonio para poder seguir subsistiendo.

    Otro mecanismo de disolución es el DIVORCIO o REPUDIO, que se concibe en Egipto como una facultad que puede realizar tanto el hombre como la mujer, lo cual es raro, ya que este derecho, en el resto de las sociedades sólo suele ser masculino. El Repudio puede hacerse por parte de los dos cónyuges, y en el caso de los hombres, se tienen pruebas escritas de la realización de esta práctica desde los inicios del Imperio Medio, por lo que se piensa que antes también se realizaría. En el caso femenino, se suele tomar como fecha de uso del Repudio el Imperio Nuevo, aunque esta práctica pudo ser anterior.

    El Repudio tuvo que ver con el Matrimonio, ya que son los dos actos privados, que no necesitan de reconocimientos legales ni de ceremonias religiosas. Sólo se necesitan que una parte exponga su deseo de Repudio y, entonces, se acaba la convivencia. Suele ser la mujer la que abandona la casa conyugal, y también es previsible que la tutela de los hijos quedara en manos de la madre. Las causas que pueden romper el matrimonio son, en el caso masculino:

    • ESTERILIDAD. Lógicamente, pues si la finalidad del matrimonio que es la procreación no se consigue, entonces, se Repudia al cónyuge, aunque haya otras maneras de conseguir descendencia, como puede ser adoptar hijos, con lo que la esposa acepta como propio el hijo de su marido con una concubina

    • ADULTERIO. Es causa grave de Divorcio. El marido suele iniciar el Repudio por este hecho, y en él, la mujer tiene un Divorcio Ignominioso, en le que pierde sus derechos económicos legales. Si se la coge in fraganti, el marido la puede inflingir incluso castigos físicos que llegan hasta la muerte

    • En los contratos matrimoniales, se pueden aducir otras causas de divorcio, como que la mujer no cumpla con sus deberes conyugales o que se quiera casar con otro.

    La mujer, por su parte, para pedir el divorcio, aduce a la Impotencia del marido, ya que la esterilidad se considera siempre como causa femenina de Divorcio, el marido, es decir, no puede ser estéril. Otra causa es el adulterio, pero éste es un concepto escurridizo, porque la otra mujer debe estar casada, no es válido para concubinas o para prostitutas, mientras que para las mujeres, cualquier relación sexual está penada si no es con el marido, porque se pone en entredicho la descendencia del hombre, que es a quien se le deja la herencia. También pueden aducirse otros motivos, como que el hombre no cumple con sus deberes conyugales o, incluso, se reconoce como causa de repudio el derecho a casarse con otro, aunque esto sólo se conoce en familias adineradas, porque interesa otro enlace matrimonial.

    1.3. LOS HIJOS

    1.3.1. IMPORTANCIA DE LA DESCENDENCIA

    Los Hijos son cruciales en la familia egipcia. La finalidad del matrimonio es tener hijos, lo que va unido al deseo sexual. Los hijos son considerados como una riqueza, y, por eso, las fuentes griegas, como Herodoto, dicen que los egipcios tienen muchos hijos, y les crían a todos ellos, lo que chocaba con la mentalidad helénica de esos momentos.

    Entre las virtudes de la mujer o del hombre está la de ser fértil y la de la potencia fecundadora. Esto también sirve para las viudas, ya que las más fértiles encuentran otro marido antes que la mujer que no ha tenido hijos. Además, las mujeres ganan con ello respeto social, e incluso, a veces, en las relaciones vecinales, una fórmula cortés de saludo se realiza subrayando la paternidad o la maternidad “O tú, madre de.....” (ABU significa padre y OM, madre), y en esas fórmulas, para no marginar a la que no ha tenido hijos se la llama “OM EL GHAYIB” “la Madre del Ausente”. De todas formas, también se conocen casos de abandono de niños, aunque no es usual. Algunos egiptólogos remontan esta importancia de los hijos a épocas prehistóricas, cuando los egipcios se agrupaban en Clanes. Sin embargo, las causas de esto son:

  • La Alta Mortalidad Infantil, ya que cuantos más hijos se tuvieran, más se aseguraba que alguno de ellos llegase a la edad adulta

  • en el caso de los varones, los hijos suponen una fuerza de trabajo y una fuente de ingresos, que ayudan al sostenimiento familiar, por lo tanto se busca a los varones porque contribuyen más que las mujeres, a las que además, cuando se casa, hay que proporcionarlas una dote

  • el papel de los hijos es importante en la vejez de sus padres, lo cual está muy arraigado en el Antiguo Egipto, porque son los descendientes los que tienen la responsabilidad de llevar a sus progenitores hasta el más allá, después de su enterramiento, lo cual suele recaer, por otra parte, sobre el varón primogénito

  • La muestra de la importancia de la fertilidad se encuentra gracias a la arqueología doméstica, ya que hay capillas en las que se realizaban ofrendas a las diosas BES, HATOR e ISIS, que son divinidades relacionadas con la fecundidad y con la maternidad, y es ésta la principal característica del culto social.

    1.3.2.CONCEPCIÓN Y NACIMIENTO

    En cuanto a la concepción se tiene la idea en Egipto de que la ausencia de menstruación se trata ya de un embarazo, aunque médicamente no se conoce el proceso de ese embarazo. Los médicos pensaban que los cambios en el color de los ojos o en la piel podían determinar embarazos. También diagnosticaban mediante la orina derramada en vegetales, es decir, si éstos crecían con más fuerza, o, incluso en algún texto se menciona que si después de realizar la prueba, germinaba con más fuerza el trigo que la cebada, entonces era niño, y, y, en caso contrario, niña.

    De todos modos, hay formas de evitar el embarazo, y en los papiros se muestran remedios de tipo oclusivo para contracepción, además de los abortivos, que son bebedizos mágicos. De este modo, se menciona la acacia como oclusivo, ya que tiene goma arábiga que puede evitar la concepción. Otros elementos de los bebedizos podían ser excrementos o productos extraños.

    También hay remedios fertilizantes, que se mueven en el terreno de la magia, como amuletos o bebedizos, y, del mismo modo, se recomienda a los varones que coman lechuga, asociada al Dios MIN, que era el Dios de la Vegetación, por lo que tenía poderes germinantes y también hay conjuros menos eficaces incluso. De todos modos, se puede adoptar un hijo, que va a tener los mismos derechos y deberes que el natural, y también se puede tener un hijo con una concubina, y, ya en último término, si todo esto fallaba, se recurría al repudio.

    El Parto se concibe como un momento solamente femenino, que ataña únicamente a las mujeres, por lo que se margina a los varones. En Egipto, no se piensa que éste sea un momento de necesidad médica, a menos que haya complicaciones, por lo que la mujer era atendida por comadronas, que eran las mujeres mayores del pueblo. Las condiciones sanitarias eran muy básicas, y la postura de la parturienta era sentada, porque es la postura más natural. La comadrona ayuda al tránsito, y luego corta el cordón umbilical. Se conocen ejemplos de sillas de parto, que cuentan con un agujero en la parte central por el que sale el recién nacido. También hay un elemento mágico en el alumbramiento, que se basa en el tratamiento que se hace con la placenta y con el cordón umbilical, los cuales se creen unidos a la vida del niño. Entonces, o se entierran en el umbral de la casa, o se arrojan al río Nilo para garantizar así una larga vida para el recién nacido.

    1.3.3. LOS PRIMEROS CUIDADOS

    Posteriormente, la madre su purifica durante 14 días, que es un periodo que se aprovecha para que la madre se vuelque en el recién nacido, mientras que las demás mujeres de la casa se ocupan de todas las labores del hogar.

    También se produce en esos momentos la IMPOSICIÓN del hombre, que se realiza nada más nacer, a diferencia de la costumbre griega, en la que se dejaba pasar unos días para reconocer al niño, pues el padre podía abandonarlo. En Egipto, el nombre del niño se tiene elegido previamente y se le impone cuando nace, porque si muere durante los primeros días, así tiene asegurado su paso a la vida eterna, porque el alma tenía que ser llamada por un nombre en el Juicio Final.

    El nombre tiene un significado profundo, y se elige siempre con un contenido protector para esa persona, bien porque invoque la protección de las divinidades, alejando los malos augurios, bien porque atraiga la protección de sus antepasados. Por eso, el nombre tiene un componente mágico, porque protege de los malos augurios hasta tal punto, que, al igual que el pueblo semita, el nombre completo no se conocía por la gente, sino sólo un diminutivo o un apodo. El nombre verdadero se protege porque se piensa que si alguien lo conociera, tendría poder sobre esa persona, ya que conocería su esencia, y la podría dominar y manejar. El nombre, por tanto, se desconoce, y sólo se pone por escrito completamente en las tumbas, ya que se debe registrar en el monumento funerario

    La mortalidad infantil era elevada, al igual que las muertes por parto, lo cual se atestigua por las momias femeninas de clase alta, que poseen desgarros graves o malformaciones uterinas.

    También se concede una gran importancia a la lactancia, que se alarga hasta los 3 primeros años, pues se prolongaba lo máximo posible porque así, se protege al niño de las enfermedades mediante la nutrición, ya que existía la idea médica de la bondad de la leche materna, y por eso, este líquido se usa también para tratar otras enfermedades, fabricándose ungüentos contra las quemaduras que se recogían en frasquitos en forma de madre con un niño. Otro motivo de que se alargase la lactancia es que se pensaba que de esta manera, se disminuía la posibilidad de otro embarazo. Además, las mujeres de alto rango social utilizaban a nodrizas, que eran mujeres que estaban criando a sus propios hijos en esos momentos, o que éstos habían fallecido, y que se encargaban de amamantar al de la mujer más poderosa. Hay contratos escritos en los que se reflejan los pagos a este servicio, o que tienen cláusulas para que la nodriza no se quede embarazada otra vez durante el contrato. Ésta, junto con la prostitución y el oficio de plañidera, son las profesiones más habituales entre las mujeres

    La educación, durante los primeros años es responsabilidad de la madre, y mediante la arqueología se han encontrado juguetes como pelotas de madera o de cuero y muñecas de barro. En estas civilizaciones antiguas, la duración de la infancia es muy corta, y, enseguida, el niño entra en el mundo de los adultos, ya que no hay adolescencia. Cuando se entra en la edad núbil, se concierta el matrimonio, lo que suele suceder a los 14 ó 15 años para las mujeres, hecho que aumenta el número de muertes por parto. En el caso de los varones, a los 13 años, el niño está integrado en el trabajo paterno, aprendiendo un oficio. La entrada en la adolescencia supone también la práctica de la circuncisión, que era algo muy habitual.

    1.3.4. EL PAPEL DE LOS HIJOS EN CUANTO A LA TRANSMISIÓN DEL PATRIMONIO

    El rasgo distintivo en la sociedad egipcia es que la transmisión del patrimonio no es Testamentaria, sino que se realiza mediante una práctica conocida como el IMYR-PER, que consiste en un acto ceremonioso en el que el padre, en vida, realiza la transmisión de su patrimonio a sus hijos, mientras que él se garantiza el usufructo hasta el momento de su fallecimiento. Desde el Imperio Antiguo, heredan las posesiones tanto hijos como hijas, y si no existieran, en un segundo lugar, las heredarían hermanos y hermanas, y si no, la herencia se repartiría según el grado de parentesco. Desde el Imperio Antiguo, se suele privilegiar al primogénito como tradición social, por ser el primer hijo varón nacido, pero esto siempre es una voluntad del padre, ya que incluso, puede privilegiarse a otro varón que no sea el primogénito, aunque el arraigo social sólo concierne al primogénito, pero esto también depende del periodo histórico que se estudie.

    Los que siempre es herencia del primogénito es el lugar de enterramiento, ya que es él el encargado del enterramiento de sus padres, por lo que ese lugar es una propiedad que él hereda, y que no puede vender o enajenar si ya está siendo usada, aunque esto cambia si está vacía, porque entonces sí que la puede vender.

    2. LA FAMILIA EN LA CIVILIZACIÓN ROMANA

    2.1. CONCEPTO Y ORGANIZACIÓN

    Es una familia patriarcal, la autoridad recae en el varón. El poder patriarcal tiene su esplendor durante la edad de oro de la República para ir decayendo hasta la edad imperial. La concepción del núcleo familiar es más amplia que en el mundo egipcio. La primera persona que integra la familia es el Pater Familias, que es el jefe de la familia. Es una persona “sui iuris”, sobre la que nadie tiene poder. El resto de personas que forman la familia son “aliem iuris”, que dependen de la voluntad de otro. Siempre que se haya contraído matrimonio con “manus” la mujer se engloba en el segundo grupo, sino sigue bajo la autoridad paterna. Así según el tipo de enlace matrimonial la mujer seguirá formando parte de la familia de su padre o del esposo.

    Dentro de los alieni iuris encontramos también a los hijos varones independientemente de la edad y del matrimonio así como también a las hijas solteras o casadas sin manus. También están englobados los nietos/as de los hijos varones pues los de las hijas pasan a la potestad del esposo. Los esclavos, los libertos (esclavos manumitidos) y los bienes muebles e inmuebles forman el núcleo familiar romano bajo el punto de vista tradicional de la mentalidad romana.

    La condición de Pater Familias no la da el estar casado y el tener hijos, uno se convierte en ello cuando muere el jefe de la familia anterior. Pasa a substituirle el varón primogénito o el hermano menor. Dicha posición sólo puede ser ocupada por un varón.

    El parentesco: el mundo romano distingue 2 tipos de parentesco en las relaciones familiares:

    - COGNATIO: parentesco natural, consanguíneo, tanto paterno como materno.

    - AGNATIO: son aquellos parientes por vía masculina solamente. Es el parentesco civil pues desde el punto de vista del derecho civil romano este tipo de familiares se benefician de la transmisión patrimonial y de la herencia.

    - GENS o gentilicio: es un tercer tipo, en sentido amplio, que abarca a todas las personas que descienden de un antepasado común; la memoria de un antepasado es el nombre gentilicio: Cayo Julio César

    praenomen nomen o gentilicio cognomen

    Desde los primeros tiempos de la República este tercer tipo de parentesco queda anticuado e inoperante pues los indígenas a los que se concede la ciudadanía toman un nomen que no se corresponde con un antepasado común. El grupo gentilicio será solo recordado por las familias nobles para indicar su nobleza o antigüedad.

    La autoridad del Pater familia le convierte en el único propietario por derecho de todo el patrimonio familiar y por tanto en el responsable de su administración. Ninguno de los miembros bajo su autoridad poseen nada aunque lo disfruten. El Pater puede constituir peculios para sus hijos, es decir, otorgarles legal parte de sus bienes.

    Otro ámbito de la autoridad paterna es el civil. El pater es el que dicta las normas, leyes, sentencias, el que juzga, el que castiga las faltas,... Es la autoridad civil de la familia. Este poder va siendo limado desde mediados de la República a favor del Estado En el terreno religioso el pater es el jefe del culto doméstico de los Lares, penates y manes.

    La patria potestad es la autoridad del pater sobre los hijos. Es un rasgo muy característico de la civilización romana a la vez que un concepto muy rígido y duro. Con el desarrollo del Estado y el derecho, la patria p se irá limando. Recae exclusivamente en el pater familia y nunca en la madre. Privilegios: 1.- el poder de vida o muerte sobre los hijos (ocasiones singulares). Es la expresión máxima de poder. 2.- derecho a elegir la descendencia, a tomar o no a un hijo. La mentalidad romana concibe que el padre debe criar a todos sus hijos varones y a la primera de las hijas, el resto de chicas pueden ser abandonadas al igual que los hijos no deseados. 3.- derecho de vender a los hijos o a la descendencia. Puede entregar a uno de sus descendientes bajo su autoridad a un tercero como garantía de una deuda o de un préstamo. El hijo queda obligado a servir y trabajar para la nueva persona hasta que pasado el tiempo preciso vuelva a su hogar. El hijo “vendido” tres veces deja de formar parte de la patria potestad y se convierte en sui iuris. En el caso de las hijas vale con una única venta. Este sistema también se utiliza para lograr la emancipación de los hijos realizando ventas ficticias. 4.- puede asegurar la descendencia para evitar la desaparición del patrimonio y de la estirpe: se garantiza el culto a los antepasados: puede adoptar hijos, casarse con una embarazada,... 5.- derecho del pater familia a casar al hijo/a y competencia del arreglo del patrimonio.

    El pater debe sustentar a su familia, asegurar la transmisión del patrimonio y asegurar la continuidad de la estirpe y del culto a los antepasados. Pero, ¿cómo puede un hijo librarse de la patria potestad?:

    * Mediante la “venta” de los hijos.

    * Las mujeres que se convierten en vestales quedan liberadas.

    * Todas las hijas que contraen matrimonio de manus.

    * La muerte del pater familia. Los hijos se convierten en pater de sus propias familias. Las hijas sin manus y las solteras son sui iuris pero bajo la tutela de algún familiar varón. Todo el que no esté bajo la tutela de ningún pater familia está en posición de serlo cuando tenga familia.

    2.2. EL MATRIMONIO

    2.2.1. CARACTERES Y REQUISITOS

    La finalidad principal es procrear y en el caso romano se basa en la transmisión legítima del patrimonio, asegurar la continuidad de la estirpe y garantizar el culto a los antepasados. La soltería prolongada es mal vista pues el casarse es como un deber. Por ello los solteros son castigados por la ley con la restricción de algunos derechos.

    El matrimonio es monógamo y sólo hay una esposa legítima llamada con frecuencia matrona o mater familia. Al principio estos títulos se destinaban a aquellas esposas con manus aunque a partir del Imperio se extiende por denominación a todas las que hayan dado descendencia a sus esposos. Un título especial es el de univira, es decir, esposa que solo ha tenido un marido. Según la mentalidad romana todas deberían ser univiras.

    REQUISITOS PARA CONTRAER MATRIMONIO

    Hay que tener en cuenta el parentesco pues estaba prohibida la unión entre agnados y cognados en línea descendiente y los matrimonios entre hermanos a tío/sobrina (hubo excepciones)

    Requisitos para considerarse válido:

    Diferencia de sexo entre los contrayentes

    Ambos deben ser púberes, o sea, preparados para procrear; H: 14-16, M: 12

    Consentimiento mutuo de los contrayentes. El derecho a casar a los hijos es exclusivo del pater familia pero aun así se requiere la voluntad de los novios aunque raras veces se atreven a desafiar la patria potestad. Los varones sui iuris deciden por sí mismos.

    Conubium: derecho que asiste a todos los ciudadanos romanos y en virtud del cual el matrimonio causa efectos plenos. Un ciudadano romano también puede unirse con alguien que no tenga este derecho y el matrimonio es reconocido aunque sin efectos legales: la descendencia es ilegítima.

    La esencia última del matrimonio romano es el consentimiento mutuo de los contrayentes, 2 personas que han manifestado su voluntad de vivir juntos: la affectio maritalis.

    2.2.2. PREÁMBULOS, ESPONSALES Y CEREMONIAS

    Preámbulos: se trata de los esponsales, el establecimiento del futuro matrimonio. Aparecen ya los prometidos. Legalmente se prohíbe establecer este compromiso antes de los 7 años. Son los pater familia los encargados de entablarlo y el tema de conversación suele ser la dote. Tras el acuerdo se celebra una ceremonia, los esponsales, donde el novio entrega las arras (regalos económicos en metálico) y el anillo de compromiso (oro, plata, bronce, cobre o hierro) para concluir con una comida familiar. Estos esponsales derivan asimismo en una serie de efectos jurídicos. La celebración de los esponsales no obliga a la boda pues si una de las partes se retracta se acude a los tribunales y se paga una multa a modo de indemnización

    Ceremonias: la mentalidad romana no obliga a una necesaria ceremonia religiosa ya que con el mutuo consentimiento se creaba la esencia de la convivencia. El momento más importante es el paso de la esposa a la casa del marido seguida de un cortejo festivo de familiares y amigos. Lo primero a realizar es la toma de auspicios para ver la conveniencia de esa celebración. El día antes la mujer consagraba vestidos y juguetes de su infancia a los manes. En la mañana de la boda se firmaba un contrato matrimonial ante testigos. Luego venían las ceremonias religiosas unión de manos, vuelta al altar, sacrificio. Luego venía el banquete y por último el cortejo hasta la casa del novio: allí el marido la recibe en el umbral y le pregunta “¿de dónde eres tu?”, a lo que ella responde “ubi tu Caius, ego Caia” (donde tú eres Caio, yo Caia). Entonces se produce la unión nupcial. Al día siguiente hay otro banquete más privado.

    Todos estos son ritos realizados en el momento de la boda pero no son aspectos que tengan que cumplirse obligatoriamente para que el matrimonio sea legítimo. Fruto de estas nupcias la mujer aun continúa bajo la potestad del pater de su familia. Para que “pertenezca” al marido hay una forma especial de celebración del matrimonio: se trata de 3 ritos de origen muy antiguo.

    USUS: recuerdo de un antiquísimo matrimonio por rapto de la mujer. Es una ceremonia que reconoce que después de un año de convivencia brota la manus (autoridad) del esposo sobre la esposa. La ley de las XII Tablas establece que si la mujer pasa tres noches seguidas fuera del domicilio conyugal, el período volvería a contar.

    CONFARREATIO: ceremonia esencialmente religiosa. El matrimonio se realiza a través de un intrincado de formulas religiosas en honor a Júpiter Farreo y que requieren la presencia del flamen dialis. Se ofrece una torta de cereal (de ahí lo de farreo). Hace brotar la manus.

    COEMPTIO: reminiscencia de un matrimonio a través de la venta de la esposa por parte del pater familia. Los ritos de esta unión simulan una venta en la que participan el pater familia o el tutor y 10 testigos.

    En la Roma primitiva lo habitual era contraer el matrimonio con manus bajo alguna de estas tres fórmulas, especialmente la confarreatio. ¿Qué efectos tenía la manus? La esposa de desliga de su familia y entra a formar parte de la del marido. Todos sus bienes, especialmente la dote, pasan a depender del esposo o del pater familia de él. Ya a finales de la República los matrimonios con manus caen en desuso por las desventajas que conllevaban y en el Imperio ya son raras las ocasiones en que se utilizan debido principalmente a que un divorcio de esta unión era más complicado. Lo habitual serán las nupcias sin manus en las que la esposa sigue bajo la patria potestad de su pater familia.

    2.2.3. EFECTOS QUE CAUSA: DOTE, HIJOS Y VIDA SOCIAL

    Dote: se negocia en los esponsales. Es tradición que la mujer se presente con una dote aunque para formarla haya que recurrir a los familiares. Las condiciones de la dote se reflejan en las tabulae nuptialis, que se firman la mañana del enlace matrimonial. En los matrimonios que generan manus la dote pasa a la propiedad del esposo y ni siquiera el divorcio diluye esto. En aquellas nupcias sin manus, la dote queda siempre unida a la esposa, incluidos los bienes personales que reciba posteriormente.

    Efectos del matrimonio en la vida conyugal: se subraya las igualdades de los esposos en cuanto a los deberes sociales y familiares. La esposa adquiere la condición social del esposo, le acompaña a los banquetes, etc.. Los esposos deben mantenerse fidelidad mutua. Existen castigos cuando se produce adulterio aunque en este caso la mujer era más castigada por poner en duda la descendencia.

    Vida social: La matrona romana acompaña a su marido en todo tipo de fiestas y espectáculos aunque también es libre de salir a la calle sola La situación habitual es que la mujer se case sin manus para que al morir su pater familia quede como sui iuris y goce de plena libertad aunque bajo la supervisión de un tutor. Puede así iniciar una acción legal, ser testigo de un juicio, administrar sus bienes,...

    Descendencia: la educación de los hijos compete en igual parte a ambos. Todo el respeto o dignidad que pudiera tener el esposo lo tiene también la esposa, incluso en la mentalidad tradicional romana. Los matrimonios legítimos traen descendencia legítima lo que quiere decir que los hijos quedan bajo la patria potestad del Pater familia. En cuanto a la madre, los hijos son familia suya pero no de los parientes de ésta, lo que resulta fundamental para la transmisión del patrimonio pues el derecho civil prefiere primero a los descendientes de una rama masculina. Cuando la madre contrae matrimonio pasa a formar parte integrante de la familia del esposo como una hija y por ello a la hora de la herencia el escalón de la madre y los hijos es el mismo. Cuando no hay connubium el matrimonio no causa efectos legales y la descendencia es ilegítima y los hijos siguen la condición jurídica de la madre y su onomástica.

    El matrimonio legítimo es el que tiene CONNUBIUM y que proporciona una descendencia legítima, quedando bajo la Potestad del Pater familias. Con relación a la madre, cuando no hay un matrimonio con MANUS, se trata de hijos COGNADOS, es decir, que son consanguíneos, pero que no pertenecen a la potestad del Pater Familias de la madre, sino que pertenecen a la Potestad del Pater Familias del Padre, siendo diferente a la potestad de la madre, por tanto. En ese caso, el parentesco de los hijos sólo se debe a la sangre, es decir, no son AGNADOS sino Cognados, ya que los AGNADOS de la madre son los parientes por vía masculina. Eso resulta crucial en la transmisión del patrimonio porque el derecho civil prefiere a los Agnados, a los parientes por vía masculina. Así. La transmisión patrimonial madre-hijos es muy complicada, aunque esto va a ir cambiando en la época de Cicerón, y, de esta manera, en el siglo II d. C., los hijos son herederos de la madre y viceversa, pero ese es el resultado de un arduo sistema de reformas.

    Cuando los matrimonios con Manus la esposa pasa a integrarse en la familia el esposo, entonces, la madre es AGNADA, y así, tanto la esposa como los hijos pertenecen al Mismo Pater Familias, con lo que se integran, pero en una posición muy concreta, que es la de “IN LOCO FILIAE”, y ella ocupa la posición de una hija para el Pater Familias, por lo que de cara a la herencia, la posición de madre y de hijos es la misma. De todos modos, estos matrimonios con Manus son muy extraños desde finales de la República.

    Cuando no existe el Connubium, el matrimonio no causa efectos legales, por lo que la descendencia es ilegítima, con lo que los hijos siguen la condición y la onomástica de la madre, ya que no se les reconoce el padre, por lo que nacen ya siendo SUI IURIS, es decir, no cuentan con la potestad de ningún Pater Familias.

    2.2.4.DISOLUCIÓN DEL MATRIMONIO

    El DIVORCIO es la forma más habitual de disolver el matrimonio, sobre todo, para los que no general Manus, porque los matrimonios con Manus generan sus propias formas de disolución. La esencia del matrimonio es la convivencia, por lo que el divorcio, tiene, por tanto, como esencia, la ruptura de esa convivencia.

    En él suele ser la esposa la que abandona la casa del esposo, y socialmente, esto no está bien visto, por lo que sus familias buscaban la reconciliación, pero desde comienzos del Imperio, ésta es una situación que se hace frecuente, aunque los escritores moralistas la siguen viendo mal. A finales de la República aún causaban bastante escándalo las parejas que se divorciaban y eran mal vistas, pero a partir de Augusto, en el ámbito social es un hecho más frecuente, incluso entre los grupos más modestos. En la sociedad Romana, la iniciativa la puede tomar tanto el esposo como la esposa, si son Sui Iuris, y si no lo son, los respectivos jefes de familias. A partir de Augusto, la forma de oficializar el divorcio es enviar al cónyuge el LIBELO DE REPUDIO, que consistía en hacer saber por escrito a la otra persona que se quiere poner fin a la relación, y para ello, se necesitan 7 testigos que prueben que se efectuó ese envío.

    Los hijos siempre quedan bajo la potestad del Pater Familias, y en Roma, cuando la mujer se divorcia, renuncia a convivir con sus hijos. Sin embargo, cuando los niños son IMPÚBERES, es decir, hasta los 12 años, es normal que las autoridades dejen la guarda de los niños a la madre, pero, aun así, el que tenía la potestad sobre ellos era el padre

    Las Causas del divorcio están legisladas en época de Augusto, y su función es regular los derechos económicos de cada uno de los cónyuges, aunque al final, el divorcio se realiza porque ellos quieren, pero se legisla para así dirimir los derechos económicos de cada uno, con lo que las causas se convierten en una mayor o menor culpabilidad de una de las partes, lo que se traduce en ventajas económicas para la otra. La causa más grave es el Adulterio, que se traduce en compensaciones bastante fuertes. Otra causa es la Esterilidad, es decir, la Impotencia, y si un esposo no puede consumar el matrimonio, se le concede una prórroga de dos años. Otra causa se debe a que alguno de los cónyuges hubieran cometido Crímenes Horrendos, como parricidios, asesinatos o envenenamientos. Además, pueden ser una Falta de convivencia, o deberse a Causas Políticas, porque un nuevo matrimonio interese más.

    Después de los emperadores Cristianos, se ponen más trabas al divorcio, pero nunca lo prohibieron porque estaba muy arraigado en la sociedad romana, pero legislaron estrictamente los motivos para llevarlo a cabo, y así, se sancionó a los que solicitaron el divorcio sin causas de peso.

    2.2.5. UNIONES ILÍCITAS: CONTUBERNIO Y CONCUBINATO

    2.2.5.1. CONTUBERNIO

    Se trata de la convivencia estable entre esclavos o bien la convivencia estable entre una persona libre y un esclavo. La evolución de la legislación romana tiende a restringir cada vez más la unión entre libres y esclavos, sobre todo, si la persona libre es dueña del esclavo, porque eso está mal visto socialmente. Los hijos nacidos de esta relación siguen la condición de la madre, y si la madre es la esclava, los hijos también son esclavos.

    2.2.5.2. CONCUBINATO

    Consiste en la convivencia de una pareja estable, públicamente, como vivir juntos, pero que funcionan como un matrimonio en lo que respecta a las relaciones sociales, pero no hay voluntad de que eso se convierta en matrimonio, lo cual es admitido por la ley. Sin embargo, se trata de una unión que no es indisoluble, y, que, por tanto, no se reconoce obligación de fidelidad mutua. Se requiere, por tanto, que ninguna de las partes esté casada, que no haya relación de parentesco, que se manifieste consentimiento por ambas partes y que la mujer sea púber, es decir, capaz de engendrar. Este concubinato tiene connotaciones negativas y a él se acogen las mujeres pobres que no pueden permitirse una dote, o las parejas de gran desigualdad social, lo cual es muy frecuente, ya que no desean que el matrimonio cause efectos legales para los hijos y porque hay así independencia económica entre ellos.

    2.3. LOS HIJOS

    2.3.1. LOS HIJOS LEGÍTIMOS

    Se recuerda que la función principal del matrimonio es la procreación. Los hijos legítimos son los surgidos de un matrimonio legal. Para ser aceptado tiene que haber consentimiento del pater familia: el recién nacido se deja a los pies del padre y si este lo alza al cielo lo reconoce como hijo. Después se le amamanta por primera vez y se le hace una plegaria a los Lares en su honor. Si no es aceptado el niño no existe y puede ser abandonado o ser matado. Una vez rehusado podían ser vendidos, esclavizados o usados en la prostitución.

    2.3.2. DESCENDENCIA FICTICIA

    Un caso especial es la adopción. Hay distintas variantes: uno es la arrogación, la forma más antigua y que consiste en que el pater se coloca bajo la autoridad de otro pater aunque es necesario ser mayor de 60 años, no tener hijos o no tener posibilidad de tenerlos. Al adoptado se le integra en la familia y en el patrimonio familiar amparando a éste bajo la patria potestad. Se requiere la autorización de los pontífices y a partir del S. III d. C. incluso del emperador. Así se consigue la continuidad de la familia Otro tipo de adopción es la idea de obtener un heredero: Esta se realiza ante el pretor. Quien adopta debe ser mayor de 18 años, más viejo que el adoptado y ambos interesados deben dar su consentimiento ante el magistrado (en este caso un pretor). La tercera forma es la legitimación. Es propia del tiempo de los emperadores cristianos y lo que se busca es la legitimación por parte del pater de los hijos habidos en concubinato.

    El hijo ficticio de la familia siempre tiene los mismos derechos que el Hijo legítimo, mientras que los Hijos Naturales y los Ilegítimos nacen Sui Iuris siguiendo la condición jurídica de la madre y su onomástica

    2.3.2.1. HIJOS ESPURIOS

    Son la descendencia procedente del Contubernio, que siguen, por tanto, la condición de la madre, por lo que si ésta era una esclava, ellos seguirán siendo esclavos, y si ella es libre, los hijos también eran ciudadanos libres, aunque con frecuencia llevan una onomástica inventada, que no corresponde ni con la de la madre ni con la del padre, para que así no se les relacione con el Contubernio, porque era algo que estaba mal visto.

    2.3.3. IUS TRIUM LIBERORUM

    La natalidad es la finalidad del matrimonio, por lo que la apoya la legislación en la Roma Imperial, y el ejemplo más importante de esto es el Ius Trium Liberorum, que es un mecanismo que surge con el emperador AUGUSTO y que continuará en vigencia durante todo el Imperio. Así, los padres y las madres de tres hijos vivos ganan privilegios legales, que el caso de los libertos, también obtienen si éstos en vez de tener tres hijos, tienen cuatro. A las mujeres, como privilegios, se las hace exentas de la tutela, y además adquieren la libertad total para recibir la herencia o para hacer testamento por otra parte, se las concede el derecho de IUS STOLATAE, o derecho a Vestir Estola, que es una túnica larga, con pieles, aunque posteriormente, este derecho lo van a recibir todas las mujeres casadas legítimamente y las matronas.

    El padre también queda libre de todas las cargas y limitaciones que impone la ley a los solteros y a los maridos sin hijos, ya que a éstos, la ley les pone restricciones para poder cobrar las herencias y para poder realizar testamentos. Además, se pueden librar de tener que ir a tribunales de justicia, y no están obligados a volver a contraer matrimonio si se quedan viudos o se divorcian, ya que Augusto había reglamentado que todos los demás debían volverse a casar en un plazo máximo de seis meses, aunque luego esta fecha se amplió, pero si tienen tres hijos, entonces quedan libres de volverse a casar. Por otro lado, hay ventajas para los hijos, ya que se pueden negar a prestarse como Vestal.

    Todo esto busca apoyar la natalidad, pero estas medidas van a caer en desuso a partir de Constantino, porque se pierden las restricciones para los solteros.

    2.3.4. LA INFANCIA EN ROMA

    Lo primero en la vida del niño es ser aceptado por el Pater Familias, porque si esto no sucede, entonces es abandonado. Cuando se supera este requisito, la primera ceremonia se realiza el día octavo después del nacimiento, la LUSTRATIO, por la cual se realizaba la Imposición del Nombre, para que el niño entre dentro de la familia, y, por tanto, de la comunidad.

    Otro aspecto es que normalmente, por lo menos hasta el siglo II d. C. no había la obligación de inscribir al niño en el censo hasta que no se realizaba un censo general, por lo que esto se podía no hacer al poco tiempo de nacer, sino que podía pasar cierto tiempo para que tuviera entidad jurídica. Sin embargo, esto cambia con MARCO AURELIO, que empezó a obligar a inscribir a los recién nacidos antes de 30 días, siendo el padre el que inscribe al hijo con su nombre y su fecha e nacimiento, aunque si se trata de un hijo ilegítimo o natural entonces se admite la declaración de la madre o del abuelo.

    Después de la Lustratio, comienza la Infancia, que tiene por símbolo la BULLA, que es un amuleto colgado al cuello del niño, y que puede realizarse en distintos materiales, dependiendo del poder económico de la familia. Se trata de una cajita hueca en la que dentro se introduce una nota que sirve como protección para el niño. Otro de los símbolos es la TOGA PRAETEXTA, que es el vestido de los niños y de las niñas, aunque también sirve para los magistrados, como signo de poder. La Toga es un manto grande, con forma de semicírculo, que se colocaba haciendo pliegues encima de la túnica. La Toga Praetexta se distingue porque lleva una orla púrpura. En el caso de los niños, éstos llevan un trajecito corto que tiene un ribete púrpura.

    Los niños llegan a la edad adulta cuando toman la toga VIRIL, lo cual se producía en tiempos antiguos con 17 ó 18 años, y ya entrado el Imperio, a los 15 años. Ese momento es un día de fiesta en el que se reúne toda la familia, y, en esa fiesta e, padre le entrega al hijo la toga, le acompaña al foro, al Capitolio y el nuevo adulto, entonces hace un sacrificio a los Dioses de Roma. Es en ese momento cuando el muchacho se entrega a la ciudadanía como adulto, por lo que ya responde de forma plena en las cuestiones civiles, y es un ciudadano de pleno derecho, aunque en la familia siga bajo la potestad del Pater Familias.

    Las niñas acaban su infancia cuando pasan a optar al matrimonio, por lo que el día antes del Matrimonio, la niña consagra sus juguetes, y la Bulla a los Dioses del Hogar y a las Diosas del Matrimonio, como JUNO, y es entonces cuando acaba de ser niña para empezar a ser mujer

    TEMA 5. LA MUJER

    1. La Mujer en la Vida Privada y Pública de Egipto

  • Situación y Economía

  • El Ámbito Doméstico

  • El Trabajo fuera de Casa

  • Aspecto funerario y Religioso

  • La Mujer en la Realeza

  • Transformaciones de la Condición Femenina con la familia y la Sociedad en Roma

  • Condición Femenina en la Familia y en la Sociedad Tradicional (Roma Primitiva y Primera Parte de la República)

  • Cambio en la Situación de la Mujer en la Familia (desde mediados del siglo II a. C. hasta la época de Augusto)

  • La Mujer Nueva del Imperio (desde el siglo I hasta el siglo III d. C.)

  • Los Cambios en la situación Familiar y Social de la Mujer en el Imperio Cristiano (siglos IV y V d. C.).

  • 1. LA MUJER EN LA VIDA PRIVADA Y PÚBLICA DE EGIPTO

    1.1. SITUACIÓN Y ECONOMÍA

    La Mujer ocupa una posición en la que tiene una gran libertad de movimiento dentro de la familia, al igual que en la sociedad, pues mantiene una gran libertad económica y legal.

    El Antiguo Egipto la sido poco estudiado en su relación con la mujer, ya que en las fuentes aparecen mayoritariamente los hombres. En el caso de la situación legal, la documentación en la que se menciona a mujeres es muy inferior a la de los hombres, porque las iniciativas legales las suelen tener los varones. Sin embargo, respecto a su situación legal, la mujer parece que pudo poseer bienes, siendo, de esta manera, propietaria de latifundios y de esclavos. También pudo realizar acciones jurídicas, ya que pudo comprar, vender, alquilar o conceder préstamos con sus propiedades. La mujer también tiene derecho a heredar, y es frecuente que la esposa herede del marido o que la hija herede del padre, incluso en igualdad de condiciones con respecto a sus hermanos. Igualmente, la mujer puede realizar testamentos, por lo que hay hijos que reciben las herencias de su madre.

    La mujer es Persona Jurídica Independiente, por lo que no necesita ningún representante legal, es decir, no está bajo la potestad del padre ni del marido, al ser independiente jurídicamente, pero esto es un concepto que se perderá en el mundo griego y romano. Por todo esto, la mujer puede aparecer como testigo ante los tribunales, aunque esto es lago poco frecuente, o incluso puede ser miembro del tribunal, lo cual era más raro aún. También puede denunciar, emprendiendo así un proceso judicial, y, del mismo modo, responde personalmente sobre los delitos que pueda cometer, es decir, tiene responsabilidad legal. Además tiene gran libertad económica con respecto a os bienes que poseía.

    Sin embargo, todo esto está influenciado por el nivel económico de la propia mujer, ya que las damas de la nobleza, así como las hijas y esposas de los altos cargos, o de la familia real, por su situación social son las que están en posición de aprovechar los derechos legales y económicos que la sociedad permite, porque, además de su capacidad económica, tienen el respaldo de su familia. Sin embargo, las mujeres suelen depender del esposo o del padre.

    1.2. EL ÁMBITO DOMÉSTICO

    Es el lugar por excelencia de movimiento de la mujer. El esposo es la cabeza de la Familia, y la Esposa es la señora de la casa en correspondencia. Sin embargo, esto no quiere decir que la mujer esté recluida en el ámbito doméstico, sino que podía salir, a diferencia del caso griego, en el que estaba recluida en el GINECEO.

    Por otro lado, la competencia del Esposo es el exterior, el mundo del trabajo, mientras que el de la mujer es el Mundo Interior, por lo que su trabajo es el Doméstico, pero esto depende de su nivel económico, ya que las mujeres de la alta sociedad tenían como función organizar el trabajo de las mujeres. La mujer modesta realiza el cuidado de los hijos, que es una labor femenina por antonomasia, lo que no es así en la sociedad romana. Así, en Egipto, las mujeres se ocupaban de los hijos hasta que llegan a la edad adulta. En la familia egipcia se prepara dentro de la casa el pan y la cerveza, que era una bebida muy ligera, que se tenía que preparar todos los días. En cuanto a la alimentación, el vino es un producto de lujo, y, de esta manera, en Deir el Medina, el Faraón enviaba cargamentos, mientras que las proteínas se ingerían por el pescado y por las aves, ya que el vacuno era un alimento de lujo. Otros alimentos son los huevos, la leche, y sus derivados, las legumbres y las hortalizas.

    Las mujeres se encargaban del hilado y del vestido, ya que hacían los vestidos de la familia, además de ocuparse de la limpieza del hogar, que es característica del trabajo doméstico.

    1.3. EL TRABAJO FUERA DE CASA

    La Mujer egipcia recurre al trabajo externo para aportar una ayuda a la subsistencia del núcleo familia, por lo que su aportación es secundaria, y esto, a veces, ni siquiera toma la forma de un trabajo regular, sino que va cambiando lo que la sobraba por productos que hacen falta, lo mismo que ocurre con el vestido.

    Hay casos en los que la mujer puede desempeñar trabajos o profesiones. Sobre este grupo, raramente, ocupan profesiones cualificadas intelectualmente, aunque se conocen algunos casos durante el Imperio Antiguo, como ocurre con las mujeres médicos, que trataban a las mujeres de la familia real. Además, el término escriba tiene su femenino, por lo que se piensa que algunas mujeres ocupaban ese cargo. Esto se debe a que la mujer normalmente no adquiere educación, al igual que el hombre, porque está abierta a un grupo muy minoritario de la población. Si se tiene la oportunidad de pagar la educación a un hijo, se elige al varón, porque la mujer sólo se ocupaba del ámbito doméstico.

    Hay mujeres que desempeñaban trabajos menores que requerían poca cualificación, o, en todo caso, que esa cualificación fuera manual. Los trabajos que se encuentran son los de Amas de Llaves o los de administradoras domésticas, que no son sirvientas, sino que requiere ciertos modales, porque se encargaban de la organización de una casa de familia adinerada, por lo que también se suelen requerir ciertos contactos sociales, para poder introducirse en el empleo. Dentro de esto, también hay escalas inferiores, como el trabajo de Sirvienta, y a este lujo incluso acceden las familias de clase media, ya que algunas de ellas se lo podían permitir, pero este trabajo tampoco era exclusivamente femenino, pero este tipo de sirvientas cobran menos, pero hay mayor demanda. Dentro del Servicio Doméstico están las nodrizas, que están bien pagadas, porque tienen contratos en los que se comprometen a no quedarse embarazadas durante unos meses, por lo que estaban bien pagadas y contaban con un cierto reconocimiento social.

    Las comadronas no requieren una formación específica, porque ésta la da la experiencia, pero realmente no tienen experiencia en ese oficio, sino que se trata de una mujer que ha presenciado muchos partos.

    Otro sector característico es el de las tejedoras y las empleadas en talleres textiles. Los templos, las casas reales y el harén real suelen situar en sus anexos talleres de tejido, y en ellos trabajan de forma asalariada las mujeres, que no requieren especialización, porque e algo que todas aprenden desde pequeñas, ya que en sus casas se encargan de elaborar tejidos de lino, que sirven incluso para las momificaciones.

    Las Plañideras se pagan, son mujeres que van a los entierros representando el dolor de la familia. Es una costumbre social, ya que cuanto mayor es el número de plañideras, quiere decir que es mayor el coste del entierro. Los Oficiales Funerarios suelen ser mujeres que cobran dinero por cuidad de las tumbas, limpiándolas y realizando libaciones y ofrendas, que la familia deja de lado.

    Otro tipo de campo para que las mujeres puedan realizar trabajos es el mundo artístico, con tañedoras de instrumentos, cantantes, bailarinas y danzarinas, aunque éstos eran trabajos que también podían realizar los hombres. Se las suele ver contratados en los templos, o en las casas ricas para amenizar las cenas o la vida social. Es una profesión, que, por otro lado, es sospechosa de mala reputación, no para las cantantes de los templos, pero sí las de las mansiones.

    La Prostitución se constata desde antiguo, y las mujeres que la ejercen suelen tener necesidades económicas, y se realiza en torno a zonas muy transitadas, como los templos o las Tabernas, pero los Prostíbulos organizados se conocen a partir de la Época Baja.

    Todas estas profesiones tienen una remuneración muy modesta, por lo que únicamente sirve como aportaciones complementarias para el mantenimiento del núcleo familiar, y por eso, necesitan poca especialización.

    1.4. ASPECTOS FUNERARIOS

    El papel de la mujer en el mundo funerario es igual al del hombre, como tener el derecho al más allá, que se reconoce para ambos, por lo que los requisitos son idénticos. Sin embargo, hay unos aspectos diferenciadores, como que los propietarios de las tumbas son varones, por la costumbre de que la tumba pasa del padre al primogénito. En la disposición de la tumba, la mujer suele ocupar un lugar secundario, mientras que el Sarcófago del Hombre está en el centro, y, a un lado, está la tumba de la esposa.

    En el terreno religioso, el ejercicio de cargos también fue realizado por mujeres, es decir, hubo mujeres sacerdotisas, que se circunscriben al Imperio Antiguo y al Imperio Medio, pudiendo adorar tanto a divinidades masculinas como a femeninas. Las sacerdotisas fueron mujeres que tenían un alto puesto social, como las esposas de los dignatarios o de los altos burócratas, porque son puestos no remunerados, y que sólo sirven para tener un prestigio social, que le viene dado por el marido.

    A partir del Imperio Nuevo, ya un hay mujeres sacerdotisas, porque entonces los sacerdocios pasan a ser desempeñados de forma profesional y exclusiva, por lo que los sacerdotes no podían dedicarse a otros empleos, como ocurría antes. Durante el Imperio Nuevo, los sacerdotes se convierten casi en funcionarios, lo que hace que la mujer desaparezca de esos puestos, porque ésta no puede intervenir en la vida pública. Lo que sí que se encuentra son las mujeres que portan o que hacen ostentación de Títulos Religiosos.

    La Posibilidad de la mujer de ocupar cargos religiosos se basa en ser sacerdotisas durante el Imperio Antiguo para las mujeres de nivel social alto, tanto para divinidades masculinas como femeninas, pero esto ya desaparece en el Imperio Nuevo cuando el puesto de sacerdote lo pasa a desempeñar una persona, por lo que las mujeres desaparecen como sacerdotisas.

    No obstante, hay mujeres que en su onomástica portan algún título religioso, pero que siempre pertenecen a grupos sociales privilegiados. El título religioso más frecuente es el de SHEMAUET, que significa “Instrumentalista”, una mujer señora de su casa, instrumentalista de una mujer, pero sólo es un título honorífico.

    En el caso de la mujer, la estética más gorda es más atractiva para el hombre porque se asocia a más facilidad para la fecundidad. Por otro lado, las ceremonias religiosas se acompañan de música peor los puestos de danzarinas no serían ocupados por las damas importantes. Para el Imperio Nuevo, se mencionan los títulos sobre mujeres de la Familia Real, que serían:

  • El de “Esposa de Amón”, que será exclusivo de la reina, y que conlleva gran prestigio religioso al igual que entrar en el santuario del dios igual que lo podía hacer el Clero de Amón. Es un título vinculado a la teoría del origen divino del Faraón, ya que se considera que el faraón es hijo de la divinidad y que deposita su amor en una semilla de una mujer mortal, la reina, que se convierte en la esposa de Amón. Es además, un título que lleva anexo un poder económico, con lo que se adscriben sus propiedades, sus tierras y sus títulos.

  • Divina Adoradora de Amón”, que es un título que está reservado a las princesas de sangre real, que cuando reciben el título llevan una vida de virginidad, pasando a residir en Tebas, y allí van a tener el papel de vigilancia del Cielo de Amón, por lo que están al servicio del Faraón.

  • Es importante la participación femenina en el culto doméstico, ya que se dirigen a los ámbitos de fecundidad y de fertilidad, y en lo que respecta a otros tipos de cultos privados, su participación es pareja al hombre, entrando en templos de distintas divinidades. También se conocen mujeres que dedican estelas o estatuas votivas, aunque son casos minoritarios debido a la situación económica de las mujeres egipcias, ya que disponen de menos recursos para ello, por lo que en su mayoría se trataría de damas de la aristocracia, y la diosa a la que se las dedicarían sería sobre todo a HATHOR, que se la identifica por su cabeza de vaca, e ISIS.

    1.5. LA MUJER Y LA REALEZA

    La transmisión del trono en el Antiguo Egipto se realiza la vía masculina, pasando del faraón al hijo primogénito, aunque es cierto que los derechos sucesorios pueden transmitirse por vía femenina (hay matrimonios consanguíneos para limitar posibles vías de nuevos sucesores). Dentro de la casa real se constatan distintas mujeres, y así, en las inscripciones se reflejan los nombres de la hermana, hija, madre y esposa del Faraón. De todas ellas hay que centrarse en la esposa porque es la que tiene más peso dentro de la familia, pero ha de cumplir una serie de características:

  • El matrimonio de los faraones es polígamo, es decir, nunca tiene una sola esposa. De todas ellas, hay una mujer principal, siendo las demás secundarias, aunque durante el Imperio Nuevo hay faraones que tienen varias esposas principales, como Akenatón. De entre ellas, sólo una porta el título de reina y comparte con el Faraón en control del trono. Ésta es la figura más influyente en la casa real, porque también comparte con el Faraón y con el heredero (como en el caso de Nefertiti) la influencia religiosa y política, y de esta manera, el título de reina no se pierde cuando queda viuda.

  • Todas estas esposas, que son concubinas del Faraón, al igual que los hijos de todas esas relaciones, residen en el HARÉN, incluida la reina, aunque posteriormente, ésta dispondrá de su propia residencia. El Harén es una institución con sus propios funcionarios, escribas, administradores, trabajadores y sirvientes, ya que dispone de sus propiedades que generan su propia burocracia.

  • Respecto a la procedencia de las reinas, se puede encontrar que ésta tenga sangre real, porque eran hijas o hermanas del faraón, o como se ha constatado en otras ocasione, que la mujer fuera parte de la nobleza del país, y, que en alguna ocasión, que se tratase de princesas extranjeras, como Nefertiti, que venía del pueblo MITANNI, que se encontraba en la zona de Anatolia. Suele tratarse de una mujer de sangre real, o de la corte, aunque es frecuente que las mujeres secundarias y las concubinas fueran extranjeras, porque sirven como relación diplomática. Así, hay princesas hititas o de los Principados Sirios, que además eran enviadas junto con su propio séquito.

    El harem es el lugar donde residían las mujeres de Faraón junto con su séquito. La reina forma parte de ese harem, pero residía en un lugar más apartado. El Harem tiene sus propios empleados, y la máxima responsabilidad en él la tiene la propia reina, y, por debajo de ella, estaba la SUPERVISORA DEL HAREM. Cuenta éste con sus propios trabajadores, tierras y talleres de tejido, que tenía la forma de producir los lienzos de lino más finos, utilizados para las momificaciones.

    El Harem puede jugar un papel político de incertidumbre en cuanto ala sucesión, ya que si no hay herederos claros, entonces se producen intrigas provocadas por la sucesión abierta. Además, a esto les ayudaban los sirvientes y los trabajadores que ellas traían, así todas las concubinas que tuvieran un varón, contaban con posibilidades.

    Durante el Imperio Antiguo, la Sede del harem era Menfis, en el Imperio Medio, Tebas, y en el Imperio Nuevo, una ciudad en torno a El FAYUM, que era MEDINET EL GHURAB. Sin embargo, pueden moverse por todo el reino con su séquito.

    La reina ejerce el papel activo de las mujeres de la Realeza, pero eso depende de la actitud personal, y de esto, será ejemplo Nefertiti, que será la causante del cambio de Religión. Sin embargo, esto no tiene porqué ser así, podía no utilizar su poder, porque la mentalidad tradicional les hacía mantener un papel pasivo, mientras que el resto de mujeres no tenía esta posibilidad, ya sólo tenía esta posición de superioridad la Reina.

    De los 200 faraones que tuvo Egipto, cinco fueron mujeres, pero siempre se debió a circunstancias especiales, por lo que cuatro de ellas tienen en común una serie de rasgos:

    • Son Reinados Efímeros

    • Suben al trono en momentos de Crisis dinásticas, cuando no hay más remedio, como en los Cortes Periódicos, o en cambios dinásticos, y así, el último faraón del Imperio Antiguo fue una mujer, NITOCRIS

    Sólo una de esas mujeres no responde a esta caracterización, que es HATSHEPUT, perteneciente a la dinastía XVIII, con un reinado de más de 10 años, consolidándose de esta manera en el poder, pero siempre aparece en las representaciones vestida de hombre, y así, en su representación exterior aparece como un hombre, porque la mentalidad tradicional suponía que la mujer debía estar fuera de la política.

    En esto, hay que dejar aparte las reinas Helenísticas, como el caso de Cleopatra, que tendría unas características más griegas.

    2. TRANSFORMACIONES DE LA CONDICIÓN FEMENINA EN LA FAMILIA Y EN LA SOCIEDAD DE ROMA

    Las fuentes en Roma no son tan escasas como las que se han encontrado en Egipto, pero son mucho más escasas las que se refieren a la mujer que las que se refieren al hombre, las cuales ocuparían dos tercios de la epigrafía, mientras que las de la mujer corresponden a un tercio.

    Por otra parte, la información tiene un carácter parcial, por lo que el aspecto más significativo es el de la diferenciación social, ya que pasan desapercibidas las clases modestas, mientras que las que más aparecen son las mujeres pertenecientes a los grupos privilegiados. Así, los conocimientos que se tienen se refieren a la aristocracia, aunque también es cierto que éstas actúan como un espejo para las mujeres más humildes.

    Las fuentes también tienen un punto de vista masculino, por lo que hay que diferenciar lo real del punto de vista tradicional o del autor, sobre todo, para lo referido a estos temas, que son muy subjetivos, ya que entran en el plano de las costumbres, esto se conoce gracias a epigrafía y a las fuentes escritas.

    2.1. CONDICIÓN FEMENINA EN LA FAMILIA Y EN LA SOCIEDAD TRADICIONAL (ROMA PRIMITIVA Y PRIMERA PARTE DE LA REPÚBLICA)

    La mujer pertenece a la familia y al mundo domestico, lo cual es común en la mayor parte de las Sociedades. Por eso, su función fundamental es tener hijos para, de este modo, continuar el linaje familiar, y, de la misma manera, permitir la transmisión del Patrimonio y perpetuar el culto a los antepasados.

    En este sentido, desde su origen, la vida de la mujer transcurre bajo la autoridad de un hombre, ya que, mientras es hija, está bajo la autoridad del Pater Familias, y, después bajo la del Esposo, si se trata de un matrimonio con manus, y si queda libre de esa autoridad por viudedad, pasa a estar bajo la protección de un TUTOR. Ésta es una institución puramente Romana, la Tutela Mulieris, y en ella, la Mujer Sui Iuris depende de un tutor que es el que concede la aprobación a todos sus actos en el marco legal o familiar, con lo que la autoridad del tutor es similar a la de un padre. El nombramiento del tutor se produce de 3 formas:

    • La tutela legitima, que es la más habitual, cuando desaparece el Pater Familias, y la responsabilidad de la tutela cae sobre el pariente varón agnado (por vía masculina) más cercano al difunto. Esta responsabilidad no lo puede rechazar el tutor asignado.

    • La tutela testamentaria, en la que el Pater Familias designa como tutor a quien él quiere.

    • La tutela Dativa, en la que la responsabilidad del tutor es entregada al magistrado, que en este caso siempre es el Pretor.

    En la mentalidad tradicional romana, la mujer es un ser débil, y de naturaleza cambiante, por lo que tiene la misma posición que un niño, ya que se la proporciona una mayor protección. De esta manera, hay que protegerla de los otros, y también de sí misma, y por ello, su vida transcurre como si fuera una menor, que es lo que se conoce como la IMBECILLITAS o la INFIRMITAS tradicionales de la Mujer Romana en la literatura.

    La mujer, por tanto, estaba en un plano inferior al del varón en el terreno familiar y social, lo que se traduce también en su situación legal. Esto viene del poder absoluto que posee el Pater Familias como padre y como esposo, que provocaba la situación de inferioridad, ya que la mujer necesita la aprobación de su Pater Familias para todo.

    En la Roma Republicana, a medida que se desarrolla el Estado y sus competencias en lo civil y lo penal, se produce un retroceso en el poder del Pater Familias, con lo que alguna de sus competencias pasan al Estado, y esto va a liberalizar la situación de la mujer y de los hijos porque quedan protegidos por un sistema legal estable.

    Pese a esta situación subordinada, un aspecto importante es que en la Roma Tradicional, la mujer casada goza de un prestigio que excede las limitaciones legales, disfrutando de gran respeto en el ámbito familiar y social, pues es ella la que cumple el papel de la MATRONA (si está casada) o de MATER FAMILIAS, (si además tiene hijos). En el ámbito domestico, la mujer es igual al marido, ocupándose de la administración de la casa, por lo que le deben respeto los esclavos, y, con respecto al marido, es la que comparte con él su dignidad social, la que le acompaña cuando come y va con él a los espectáculos, por lo que su protección se puede observar en el ámbito legal.

    Esto está muy enraizado en la mentalidad romana, por lo que el matrimonio ofrece a la mujer un prestigio, un gran respeto familiar y social y una gran capacidad de movimiento, y es en esto en lo que difiere del ámbito griego, donde siempre va a estar encerrada. La doncella romana vive en una situación de mas control, pero, cuando se casa, entonces tiene más importancia en todos los aspectos de la vida.

    Eso se completa con las virtudes que deben adornar a la mujer, como la castidad, la austeridad, la prudencia, el decoro, ser UNIVIRA, (mujer de un solo hombre), DOMISEDA, que es la que busca estar en casa, ser experta en el hilado, y amamantar a los hijos. Además, los propios romanos, al entrar en contacto ser los griegos, ven que sus mujeres goza de mucha mas libertad que las helenas.

    2.2. CAMBIOS EN LA SITUACIÓN DE LA MUJER EN LA FAMILIA (MEDIADOS DEL SIGLO II a. C. - AUGUSTO)

    Esta situación de la mujer cambia en la última etapa de la República, es decir, desde mediados del siglo II a. C. hasta Augusto, cuando se producen transformaciones que afectan a la posición de la mujer. Los cambios en la familia son:

  • El desuso en contraer un matrimonio que haga brotar manus, ya que se generaliza el matrimonio sin manus, por lo que la mujer no pasa a la familia del Esposo, y eso trae consigo dos consecuencias fundamentales:

    • Se facilita el Divorcio, que puede ser solicitado por la propia mujer, si es Sui Iuris, o si no, por su Pater familias.

    • Aumenta la libertad de la esposa para disponer de la dote y de sus bienes, llegando incluso a llevar ella misma una administración activa, porque este tipo de matrimonio conlleva que la dote queda bajo el poder de la mujer y de su Pater Familias, así, cuando éste muere, los bienes son de la mujer.

    • La Relajación de la institución de la tutela, ya que esta institución se intenta adaptar a los cambios sociales, se intenta actualizar, pero ello va a debilitar el papel del tutor. Los nuevos cambios van a consistir en:

      • Dejar a la mujer en el testamento la OPTIO TUTORIS, con lo que la mujer puede elegir a su tutor.

      • Se introducen mecanismos jurídicos que permiten a la mujer librase de un tutor cuando se demuestra que éste atenta contra sus intereses, o incluso, hay mecanismos que obligan al tutor a dar el visto bueno a aspectos concretos que decida la mujer sobre sus bienes.

      • De este modo, desde finales de la República, las grandes damas administran sus propios bienes gracias a la viudedad sin manus, y al menos control que ejercen sobre ellas los tutores, por lo que administran sus riquezas según su criterio.

      • La Crisis Moral del Matrimonio entre las Clases Aristocráticas, sobre todo, porque se hace patente su utilización política, por lo que se auméntale número de divorcios y de adulterios, y así Pompeya, contrajo 4 veces matrimonio, y Cesar, ganó sus riquezas gracias a los matrimonios, y esto es importante porque en esos personajes son en los que se fija el resto de la sociedad.

      • Otros cambios sociales del final de la República son:

        • Influencia del mundo Greco-Oriental, que ya es de época Helenística, y al igual que en la mentalidad, influye el estatus social de la mujer.

        • Creciente llegada de Riquezas a Roma, gracias a todas las provincias anexionadas, y este aumento se nota desde las Guerras Púnicas. Esto se traduce en un aumento del lujo y la ostentación, al igual que del refinamiento entre los grupos privilegiados, y, por tanto, también en las mujeres, lo cual causó mucho escándalo en la literatura del momento, ya que se empezaron a traer joyas y vestidos del extranjero, del mismo modo que se empezó a ir montado en silla de manos. Eso atentaba contra los valores tradicionales de Roma, por lo que se crean dos leyes contra ello, la LEY OPIA, (215 a. C.), en la que se prohíbe la ostentación a las mujeres, aunque tendrá con poco éxito. Tito Livio cuenta que en el 195 a. C. se juntaron muchas mujeres, y consiguieron que se derogase la ley anterior. La LEY VOCONIA del 169 a. C. prohibía a los ciudadanos más ricos instituir como heredera a una mujer, ya que esta costumbre permitía que se juntaran los patrimonios en manos de mujeres, pero la ley cae en desuso con CICERÓN.

        Estas son respuestas de la Roma tradicional ante los cambios que se estaban llevando a cabo.

        2.3. LA MUJER NUEVA DEL IMPERIO (SIGLOS I - III)

        Durante este periodo, continúan las transformaciones sociales y familiares de la mujer, y eso lo provocan los efectos de la legislación augustea sobre la mujer y sobre las costumbres, desarrollando un cuerpo legislativo que trajo como efecto secundario una nueva apertura en el campo de la mujer, aunque no era éste su objetivo. Augusto va a luchar en 3 frentes:

        • Represión del lujo y la ostentación, intentando la vuelta a la austeridad, por lo que se regulan bastantes gastos económicos, al igual que el uso de joyas.

        • La vuelta a las antiguas tradiciones, como el decoro y el pudor de la mujer. Las medidas que se toman consisten en la prohibición de que las mujeres vayan a las competiciones atléticas, y en el resto de espectáculos, se las relega a las últimas filas, como en los combates de gladiadores.

        • Intenta fomentar el matrimonio y la natalidad, por lo que de su persona van a surgir dos leyes fundamentales, aprobadas en el 18 a. C., la primera es la LEX IULIA DE PUDITICIA ET DE COERCENDIS ADULTERIIS (Ley Julia sobre el pudor y el castigo del Adulterio), en la que se reprime el adulterio y se dificulta el divorcio. Esto va a causar un efecto importante, que es colocar el adulterio como un delito estatal, por lo que ya no lo castiga el propio Pater Familias, saliendo, de este modo, del ámbito familiar. Esto supone una mejora en las opciones femeninas porque el delito ya no pertenece al arbitrio de una persona, sino al del Estado, con lo que se exigen pruebas. Los castigos son que a la mujer se la puede impedir casarse de nuevo, o se la quita parte de la dote, mientras que el adulterio del marido no es penado, pero se faculta a la mujer el poder divorciarse, llevándose así su dote. Esto va a beneficiar de manera efectiva a las mujeres ricas, pero también crea un foro de opinión para las mujeres humildes.

        La otra ley es la LEX IULIA DE MARIATANDIS ORDINIBUS (Ley Julia sobre el matrimonio), que es una ley que favorece el matrimonio entre personas del mismo rango social y favorece la natalidad. Se decreta que el matrimonio es obligatorio para los hombres menores de 60 años, y mujeres menores de 50, y a las viudos y divorciados, se les concede un plazo de 6 meses para volverse a casar. Con respecto a la natalidad, se favorece fiscalmente a los ciudadanos que tienen hijos, y se penaliza fiscalmente a los que no tienen hijos. El Ius Trium Liberorum libra a la mujer con tres hijos de la tutela, y si es liberta, con 4 hijos. Sin embargo, nunca se elimina legalmente la institución de la tutela, para lo que hay que esperar hasta el siglo VI d. C. con JUSTINIANO, pero, en la realidad, queda como una institución inoperante.

        Esta legislación incide sobre todo sobre los privilegiados, por que son ellos los que deben dar ejemplo al resto de la sociedad. Sin embargo, la legislación tuvo poco éxito en los fines, y en el año 9 d. C., la LEX PAPIA POPPAEA relajó algunos aspectos de la legislación anterior porque eran muy impopulares, y, de este modo, los viudos, pasan de tener un plazo de 6 meses para contraer de nuevo matrimonio a tener un año. Algunos Emperadores posteriores, como DOMICIANO, insisten en ello, pero con poco éxito.

        El matrimonio se sigue considerando como la situación preferente para un ciudadano adulto, pero el Divorcio se hace más habitual, y del mismo modo, los juicios por adulterio también quedan en nada. En época de Augusto, el marido tiene un plazo de 60 días para denunciar a la mujer adúltera, y si no lo hace él, lo pueden hacer el padre o los vecinos, pero va a haber una gran pasividad, y ya no se denuncia con lo que las leyes caen en desuso por no estar acordes con la sociedad, y así, JULIA, la hija de Augusto, fue desterrada por adulterio.

        Otro aspecto importante es el proceso que se produce en el ámbito del derecho civil que tiende a igualar los derechos de los cognados (parientes por vía femenina) al de los Agnados (parientes por vía masculina) en lo que respecta a testamentos y herencias. Esto ya se había iniciado con el final de la República, y ahora se completa, con lo que la mujer crece en importancia, porque sus descendientes tienen la misma importancia que los del hombre. HADRIANO, con el Senadoconsulto TERTULIANO, otorga el derecho a las madres de 3 hijos de heredar prioritariamente de los hijos que hubieran fallecido, desplazado a otros herederos por vía masculina. Otro Senadoconsulto es de época de Marco Aurelio, y es el ORFITIANO, que otorga a los hijos el derecho a convertirse en herederos prioritarios de su madre, desplazando a otros parientes de la madre por vía masculina. Así, se refuerzan los vínculos hereditarios madre-hijo, con lo que se establece preferencia de la herencia por vía materna.

        LA EDUCACIÓN

        La mentalidad que subyace en Roma es igual que la de Egipto, es decir, se basa en el ámbito domestico, que es el lugar natural de la mujer, y eso significa cuidar de los hijos y administrar la casa. Recibir otra formación a mayores depende de las posibilidades económicas de la familia, ya que la mujer no está llamada al trabajo profesional.

        Los niños y niñas reciben la misma formación dentro de la familia hasta los 7 años, y de ello se encarga la madre, enseñándoles valores familiares y morales. Esos primeros años son competencia de la madre, y ahí, los dos sexos se tratan de manera similar.

        A partir de entonces se puede acceder a una escuela primaria, que en época imperial agrupa igualmente tanto a niños como a niñas, (de 7 a 12 años). La formación de la mujer era la de leer y escribir, y recibir unas reglas matemáticas básicas, y eso se proporcionaba incluso en zonas rurales. Lo normal es que la mujer se quedara en esta etapa.

        De todas formas, hay mujeres instruidas, pero que se han formado por ocio, por su cuenta, por lo que deben ser mujeres cuyas familias tenían dinero, con el que pagaban a un instructor privado. Así CORNELIA, la madre de la Graco, era muy culta, pero las intelectuales son siempre mujeres de la aristocracia, porque lo normal era asistir a la escuela primaria, y paralelamente, ser formada en las labores domésticas, que es a lo que se dedicarían de adultas. La imagen de las fuentes enseñan que el hombre buscaba a una mujer que no fuera muy instruida, y hay disciplinas que se considera no recomendables para la mujer, como la filosofía. Con respecto a la música, canto y poesía se las proporcionaba unos conocimientos, pero no muchos, porque se consideraba como signo de relajación moral.

        TRABAJO PROFESIONAL

        El ámbito por tradición de la mujer es el doméstico, y no se piensa que pudieran desarrollar su vida en el aspecto profesional, el cual se deja para el hombre. Por esto, la relación con la vida profesional por parte de las mujeres es muy restringida, y solamente dirigida a actividades que requieren poca cualificación. Sin embargo, se puede buscar un complemento del mundo domestico en el trabajo profesional, lo cual ayuda al sostenimiento de la familia. Las profesiones que desempeñaban, de as más altos a las más bajas son:

        • Damas aristocráticas que gestionan sus propios recursos, que con frecuencia son latifundios o talleres artesanales, canteras, fábricas de salazón, algunos métodos en negocios de transporte y la producción de vino o de aceite de oliva, por lo que gestionan bienes que son sus bienes propios, por lo que actúan como propietarias de su patrimonio, no como contratadas. También es frecuente que se asocien con varones, ya fueran, su padre, su hermano o su marido, y, con ello, la mujer ya participa de los intereses del grupo familiar.

        • Médicas abogadas y maestras, que ejercen de manera ocasional. Otras profesiones derivadas son las escritoras o poetisas, pero dentro del marco del ocio, y no como forma de trabajo.

        • NUTRIX o Nodriza y ORNATRIX, o Peluquera, pudiendo ser también barberas o cocineras.

        • Trabajadoras en talleres artesanales de cerámica, tejido, o hilado, o lavanderías, que vienen apoyadas por su formación doméstica. También son vendedoras en los mercados.

        • Camareras, que tienen una connotación social peyorativa, al igual que las músicas o las actrices, y así Augusto prohíbe el matrimonio de éstas con Senadores, porque incluso suelen tener un origen servil, al igual que los gladiadores.

        • La prostitución, que era el escalón mas bajo de actividades profesionales. La prostitución se nutre de hombres y mujeres con necesidades económicas, o de los niños abandonados que son recogidos por mafias para dedicarlos a este mundo. La tercera vía de entrar en la prostitución es la de las esclavas y los esclavos cuyos dueños les dedican a ser prostitutas. La cuarta vía es que se condenase a una mujer a la prostitución, como la Condena a Minas, que servía para relajar a los hombres que allí trabajaban. Otras condenas son la condena a burdel y la condena para servicio sexual de los gladiadores. De estas condenas se tienen noticias en las fuentes cristianas, porque a ellas se condena a las mártires cristianas, aunque no se crean específicamente para ellas, sino que ya existían antes. Durante la Época Imperial, la prostitución está legalmente reconocida, y sometida a unos requisitos, como que los burdeles se encontrasen extra-muros, pero estos requisitos no se suelen respetar. Además, los negocios sólo podían abrirse de noche, y las prostitutas se censan en un censo creado por los Ediles, pagando así sus impuestos. Del mismo modo, la prostituta no tiene derecho a vestir estola, sino toga, como los hombres. Dentro de la Prostitución, habría una gradación en la que se encontrarían:

          • Las damas refinadas, que son las mejor pagadas, porque son capaces de dar una conversación o de cantar y bailar.

          • Las que camuflan su profesión bajo la apariencia de camareras o mesoneras, y éstas son más caras porque una parte de lo que ganan se lo queda el dueño de la Taberna.

          • Las que trabajan en los burdeles como el de Pompeya, que es un tipo de establecimiento que se anuncia con un falo.

          • Las que se encuentran en la vía pública, en los alrededores de los templos y que aprovechan las representaciones teatrales para tener más clientes.

        Las fuentes sobre prostitutas reflejan que éstas se encontraban en capitales o centros administrativos importantes, en las ciudades costeras como Ostia o en las ciudades turísticas, como Pompeya, donde se mueve el dinero con facilidad, por lo que es más sencillo encontrar clientes.

        2.4. LOS CAMBIOS EN LA SITUACIÓN FAMILIAR Y SOCIAL DE LAS MUJERES EN EL IMPERIO CRISTIANO

        (SIGLOS IV y V d. C.)

        La aparición del Cristianismo en la vida del Imperio va a marcar la posición de la mujer, al igual que va a transformar la familia y la sociedad. La línea general de transformación es el retroceso con respecto a la situación de la mujer. El Cristianismo, en su raíz, como religión, tiene origen judío, y, por tanto, Semita, Oriental, con lo que el Cristianismo toma allí sus concepciones orientales, que tienen una concepción negativa de la mujer, y eso perdura con peso en el Cristianismo, con lo que se empieza a crear una confrontación entre dos ideas distintas, por lo que ese concepción de la mujer choca con la visión romana de la mujer durante el Imperio. Así, la mujer ve mermado el reconocimiento de salir al exterior o de sus capacidades intelectuales. Esto se observa en el concepto de Pecado Original, y eso consideración negativa que se produce desde la esencia de la mujer, al pasar a Roma, conecta con algunas tradiciones patriarcales antiguas, como puede ser la IMBECILLITAS, con lo que se vuelve a considerar a la mujer como un ser que necesita protección.

        Sin embargo. Los conceptos de fondo son diferentes, porque la mujer empieza a estar subordinada al hombre y no protegida como antes, lo cual sólo se notaba por la Tutela. Así, que subsista este germen patriarcal ayuda a que se introduzcan las ideas semitas, aunque proceden de sociedades diferentes. De todos modos, el proceso de cambio va a ser lento, y la transformación más intensa se produce en el siglo IV d. C., pero sus consecuencias no se observarán de manera completa hasta caído el Imperio, y, de este modo, primero afectarán a las mujeres convertidas, y luego, a todas.

        En la familia, se coloca a la mujer bajo la autoridad del padre, del marido o del sacerdote, y, por otro lado, se produce un retroceso de las posiciones femeninas en el Matrimonio, sobre todo, en lo relacionado con la infidelidad y el divorcio, que son aspectos que se pueden retrotraer de dos modos:

        • La opinión de los Padres de la Iglesia, de los que luego emanará el Derecho Eclesiástico.

        • La Legislación de los Emperadores Cristianos.

        En lo que se refiere a los primeros, el adulterio va a ser más penado en el caso de las mujeres que en el de los hombres, al igual que el delito de la FORNICACIÓN. Según lo que se dice en los Concilios, la mujer es peor tratada que el hombre, porque el marido puede separarse de la esposa adultera, pero esto no ocurre al contrario, porque la obligación de la mujer es acoger al marido tantas veces como fuera necesario, porque así contribuye a la redención del hombre. De esta manera, las penas son más severas para las mujeres y suelen conllevar la excomunión. Del mismo modo, para la Iglesia, el matrimonio el Indisoluble, por lo que no hay divorcio, pero el hombre puede repudiar a la mujer.

        También se rompe el equilibrio entre los cónyuges, lo cual era característico del matrimonio romano, pero la finalidad sigue siendo la misma, es decir, la procreación. Sin embargo la novedad es que el matrimonio ya no se ve como la forma ideal del adulto, porque se percibe en los Padres de la Iglesia la exaltación por la Virginidad, por lo que esta nueva forma de vida se considera más pura que el matrimonio, con lo que se empieza a exaltar a las Vírgenes Cristianas. También se ha incidido en la imposibilidad en los primeros tiempos de casar a todas las mujeres cristianas con hombres cristianos, y, ante la posibilidad de un matrimonio mixto, se optó por recomendar la Virginidad. También se exaltaba la castidad dentro del matrimonio.

        En la Legislación de los Emperadores Cristianos se encuentra que no se anula el Divorcio, porque es una costumbre muy arraigada dentro de la sociedad, pero se dificultan las causas que pueden levar al Divorcio, y, del mismo modo, se endurecen las penas contra el adulterio femenino, llegando éstas a la pena de muerte, aunque el adulterio masculino sigue sin estar penado. Ahora, por tanto, la mujer queda indefensa, porque pierde la posibilidad de divorciarse.

        Otro aspecto es que se permite el Concubinato, pero la legislación trabaja por fomentar la transformación del concubinato en matrimonio legítimo. Los padres de la Iglesia deploran el concubinato, pro lo disculpan como mal menor ante la posibilidad de que contraigan matrimonio una cristiana con un pagano, es decir, que hubiera un matrimonio mixto.

        En el terreno Social, los Padres de la Iglesia, desde mediados del siglo II d. C. muestran un enorme interés por modificar la s costumbres de la mujer Cristiana, porque la conversión debe tener un reflejo exterior, en principio, los Padres de la Iglesia condenan el uso de adornos y de joyas, al igual que el maquillaje o los tintes, los vestidos caros y todo lo que se parezca al lujo, porque esto es opuesto a la humildad que predican los cristianos. La mujer cristiana tiene su belleza en el interior, y se condena que se arreglen porque así atraen al sexo opuesto. Tampoco recomiendan los baños, no los privados, porque la observación de los cuerpos provoca pecado, ni los públicos. También se prohíbe pavonearse del estatus social de los maridos.

        Sin embargo, en este terreno se hacen concesiones porque el Cristianismo, en un primer momento, se alimentaba de las mujeres de la Aristocracia, y así, se entiende que cuando las mujeres tenían que asistir a un banquete, es dentro de él donde se tienen que comportar con mesura, ya que hay que dar ejemplo, como seleccionando el alimento, o cuidando la risa o el vestido. Así, en general, la mujer está retrocediendo en lo que respecta a sus derechos.

        De todos modos, muy pronto se eliminó a las mujeres de cualquier oficio o actividad religiosa, ya durante el siglo III d. C., aunque esto no ocurrirá en la Iglesia Oriental hasta época posterior. Igualmente, durante los Concilios del siglo IV d. C., se le niega a la mujer cualquier actividad de enseñanza o de formación para la doctrina cristiana, ya que se necesita la supervisión del Padre.

        TEMA 6. LA EDUCACIÓN

      • Educación y Escuela el Egipto

      • Características

      • La Escuela en la Infancia

      • La Educación Superior

      • Educación en la Antigua Roma

      • Características

      • Etapas

      • Doméstica

      • Primaria

      • Secundaria

      • Superior.

      • 1. EDUCACIÓN Y ESCUELA EN EGIPTO

        1.1. CARACTERÍSTICAS

        La educación para el egipcio se concibe como algo práctico, dedicada a formar a escribas y a funcionarios, para los que se transmiten ciertos conocimientos. Por eso, es una educación bastante laica, más desnuda de valores morales.

        Además, se trata de una educación inmovilista, porque la transmisión de conocimientos se produce respetando los contenidos, preservándose así para las generaciones futuras. Está encaminada esta educación a los varones, porque son los que se van a mover en el ámbito profesional, y, del mismo modo, no se dirige a toda la sociedad, sino que es algo muy restringido, ya que se suelen beneficiar de ella los hijos de los que ya eran funcionarios o escribas, pues el oficio se pasa de padres a hijos. También se va a conceder mucha importancia a la disciplina, y, con ello, se espolea la voluntad y la ambición del discípulo.

        1.2. LA ESCUELA EN LA INFANCIA

        El lugar de enseñanza es la Casa de Instrucción o Escuela, que estaba destinada a formar a funcionarios. Las primeras escuelas se conocen desde el Imperio Antiguo, que estaban asociadas a los Templos o a la Corte, porque son en estos lugares en los que se necesitaba a un funcionariado. En todos estos periodos, se encuadran las escuelas en torno a estos lugares, excepto la de Deir el Medina, que era un poblado artesanal.

        La formación es infantil porque en ella se entra a los cuatro años, y en la escuela podía entrar también algún hijo de terratenientes acomodados o de campesinos con recursos que querían que un hijo escalase socialmente. La jornada en la escuela es larga según las fuentes, yendo desde el Amanecer hasta el anochecer, por lo que las madres tenían que llevar a sus hijos la comida a media mañana.

        Las asignaturas que se enseñaban eran la Lectura, la Escritura y los Principios Aritméticos, con un método pedagógico que se basaba en la memoria y en la repetición, que es como el niño aprende a escribir, copiando textos, y, para ello, utilizaban como material escolar los Ostraka y las Tablillas Encaladas, en las que se escribe con cálamo y con tinta, mientras que el papiro se deja para los alumnos más aventajados. Este tipo de enseñanza llega hasta los 12 años, pero, durante el Imperio Nuevo, empiezan a aparecer escuelas distintas asociadas a distintos departamentos de la administración, aunque el método en ellas utilizado sigue siendo el mismo.

        Las salidas profesionales para esta enseñanza eran las de ser escribas, o trabajar en el sector privado, en las casas nobiliares o de comerciantes, que son los que necesitan gentes que lleven las cuentas, porque lo único que se les requería es que supieran leer y escribir. La aritmética, por el contrario, se utilizaba para los trabajos de arquitectura y para las labores de agrimensura, ya que todos los problemas aritméticos que se les enseñaban a los niños se resolvían mediante la aplicación de una fórmula, porque son problemas tipo, mientras que no queda constancia de que se les enseñasen en la escuela los conocimientos abstractos, los cuales quedarían en manos de los Sacerdotes.

        1.3. LA EDUCACIÓN SUPERIOR

        Esta educación se enmarca de nuevo en la formación del Escriba y del funcionario, pero también se puede extender a la formación del Príncipe. Es una educación de tipo literario, introduciendo al estudiante en los textos religiosos y en los signos sagrados, aunque también se le enseña la Literatura Moral o Literatura Didáctica, que son obras que se crean durante el Imperio Medio y que tenían la finalidad de enseñar al Príncipe, por medio de unas ficciones en las que el escriba realiza una obra moral para su hijo, como en la INSTRUCCIÓN DE MERICARE o en la INSTRUCCIÓN DE AMEHEMAT I, que servían para la instrucción del Príncipe, mientras que la INSTRUCCIÓN DE PTAH-HOTEP sirve para instruir a los funcionarios.

        A partir del Imperio Medio, estas obras, se convierten en clásicos literarios, y en ellos se transmiten como valores la eficacia del funcionariado, la humildad, la honradez, la honestidad o la laboriosidad. También se enseña en ellas el amor por el lenguaje, para que, de esta manera, se domine el estilo escrito, y se busque la corrección y la eficacia. Bajo esto subyace que el funcionario se dedica a presentar peticiones en el ámbito de la Corte, y así, si las presenta correctamente, gustan más, y es más fácil que las aprueben.

        De esta manera, no se busca el saber por el saber, sino por el prestigio social y por el respeto, por lo que está ausente la curiosidad intelectual, y sólo se transmite lo que se recibe.

        2. LA EDUCACIÓN EN LA ANTIGUA ROMA

        2.1. CARACTERÍSTICAS

        • Educación integral; trata de formar al niño para su vida en familia, social y profesional.

        • Educación fundamentalmente familiar; la educación del niño debe realizarse en el seno de la familia, responsable directa de la misma, y no el Estado. No obstante esto no es incompatible con la aparición de las escuelas, a mediados del siglo V a. C., ya que no todos los padres están culturalmente preparados para educar a sus hijos. También pueden pagar a un instructor privado, aunque esta opción, más cara, esta reservada a las familias más acomodadas.

        Contenido de la educación familiar:

          • Valores morales y familiares; tratan de formar la conciencia de la persona con un sistema basado en el respeto a los mayores, el orgullo por la ascendencia familiar, el culto a los antepasados y la pertenencia a una colectividad, familia y Estado, todo ello en pro de inculcar al niño la idea de interés común sobre el privado.

          • Fundamentos para la vida social y profesional; administración de la propia hacienda y conocimiento del Derecho y las leyes, en vinculación al conocimiento de las instituciones públicas y familiares.

          • Formación en la “PIETAS”; el buen ciudadano ha de ser piadoso, ha de respetar y cumplir una serie de deberes marcados por la ley natural. Considera que tiene deberes con los dioses, con la familia, el Estado, sus conciudadanos y sus enemigos. La “pietas” es uno de los ideales del romano.

        Con esta educación se obtienen ciudadanos íntegros, con un amplio sentido de los deberes morales, obedientes y sacrificados por su familia y por el Estado, capaces de ejercer al mismo tiempo su autoridad mediante el conocimiento de las leyes y el Derecho romano.

        • Influencia griega (a partir de la Guerras Púnicas); introduce novedades en la educación tradicional, sobre todo en los contenidos, a los que añaden materias nuevas como el estudio de la lengua griega (sinónimo de cultura), y otras más útiles para la vida pública como gramática o la oratoria. La mística, métrica o danza, y otras disciplinas parejas, son considerados saberes frívolos y se introducirán lentamente.

        De esta manera se introducirán en Roma maestros y filósofos de procedencia griega, que fundarán sus propias escuelas, así como literatos y artistas que son acogidos por el mecenazgo de las familias más adineradas (p. ej. el círculo de ESCIPIÓN). No obstante la mentalidad tradicional no veía bien esto, y tachaba a los griegos de corruptores de la juventud. Así a finales del siglo II el Senado dictó varias leyes de expulsión de estos maestros griegos.

        • Intervención del Estado en la educación: es muy tardía por el ámbito familiar de la educación. Toma cuerpo a partir de época del emperador Adriano (s. II a.C.), y a partir de este momento será una constante hasta el final del Imperio.

        La intervención estatal en la educación toma dos formas:

          • Escuelas Imperiales; los maestros son pagados con el erario imperial. También aparecen escuelas municipales fundadas por iniciativa de las ciudades, que sufragan el sueldo de los profesores con el erario municipal.

          • Legislación imperial; reglamenta la vida escolar. Se va ampliando a medida que transcurre el Imperio, y en época Bajo Imperial la vida escolar estará rígidamente controlada por el Estado, a lo que se sumará la paulatina influencia del cristianismo.

        2.1. ETAPAS DE LA EDUCACIÓN

        2.2.1. DOMÉSTICA

        Se desarrolla hasta los 7 años dentro del ámbito familiar, y está dirigida tanto a los niños como a las niñas. Su responsable es la madre (en caso de no poder ésta se recurre a una mujer mayor con experiencia), que introduce al niño en ese sistema de valores morales, familiares y cívicos. De ahí la gran influencia de las mujeres sobre sus hijos.

        La mentalidad romana consideraba esta edad como la más receptiva, por lo que convenía iniciar en este momento a los púberes en la escritura y la lectura. Asimismo tanto familia como sirvientes deben dar a los niños educación y comportamiento ejemplar, evitando malas palabras y comportamientos, etc.

        ESCUELA PRIMARIA (7-13 AÑOS)

        En este momento la responsabilidad educadora pasa a manos del padre. Éste puede optar por formar al niño dentro del seno familiar, que será lo más apropiado según la mentalidad romana (Catón escribía libros para la educación de sus hijos), bien impartiendo él mismo la educación, pagando a un profesor particular o enviando al niño/a a una escuela primaria, institución bastante extendida en época republicana donde se enseñaba a leer, escribir, la aritmética básica, se comentaban obras clásicas de contenido moral, etc.

        El profesor de la escuela primaria es el PRIMUS / LUDIS MAGÍSTER, también conocido como LITTERATOR. Son personas de condición humilde, generalmente de origen griego, extranjeros o libertos. Es una profesión de escasa consideración social y poco remunerada.

        Para abrir una escuela no se requería ningún requisito o autorización imperial previa. Éstas se encontraban frecuentemente en los pórticos o locales modestos en los alrededores del foro, y utilizaban un tablero grande a modo de las actuales pizarras.

        2.2.2. ESCUELA SECUNDARIA (13-17 AÑOS)

        Es una formación reservada a familias de cierto nivel económico en la que la presencia femenina es rara, y aunque no exista ninguna prohibición explícita para su participación de la misma entre estas edades las niñas se quedarían en casa aprendiendo las labores domésticas.

        El responsable de estas escuelas es el GRAMATICUS. Aquí se aprendía lengua griega y se perfeccionaba el uso de la latina con estudios de gramática y comentarios literarios, haciendo especial referencia a todo lo concerniente a la correcta oratoria, a cuyo dominio se contribuía con ensayos prácticos.

        Las clases eran tanto por la mañana como por la tarde en las escuelas Primaria y Secundaria. En caso de querer profundizar en el conocimiento de otras materias como Filosofía o Matemáticas se recurría a maestros privados.

        2.2.3. ESCUELA SUPERIOR (A PARTIR DE LOS 17 AÑOS)

        Se trata de una educación propia de las elites sociales, donde se tratan unos contenidos relacionados con la vida pública: Derecho y oratoria.

        El profesor será el RETHOR. Son figuras de mucho prestigio con unos elevados salarios, algunos de los cuales llegarían a ser maestros de emperadores, como es el caso de Calagurris, con QUINTILIANO.