Víctor Jara

Música. Compositor. Canciones. Patria y Libertad. Tradicional

  • Enviado por: Luis
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad

Víctor nació en una población campesina llamada Lonquén. Es una población muy pobre en la que en malos tiempos comen tierra y gusanos. Aun habiendo una buena cosecha, solo comían maíz, porotos y papas. Con el dinero que se cobraba compraban harina, azúcar, mate y de vez en cuanto tela para confeccionar ropa. Era un pueblo que vivía en un estado político casi feudalista, en la que gran parte de la población, que tenia una iglesia, una escuela y una calle sin pavimentar, estaba dominada desde una mansión por la familia Ruiz-Tagle.. La madre de Víctor (Amanda) era una dura trabajadora, que colaboraba en la cosecha del padre de Víctor, Manuel. Víctor tenía dos hermanas, María y Georgina (Coca), y un hermano, Eduardo (Lalo). Amanda tocaba la guitarra y cantaba en las fiestas tradicionales, que en ellas, cuando Amanda no tocaba la guitarra, Víctor la cogía y intentaba hacer sus primeros acordes. Con el paso del tiempo el ambiente en la casa fue empeorando porque Manuel en vez de trabajar, se iba al pueblo del lado a emborracharse y dejándole todo el trabajo a Amanda. Cuando este volvía a casa siempre habían problemas, hasta el punto que un día Amanda se trasladó a Santiago de Chile con Víctor, María, Coca y Lalo. Allí Amanda encontró una casa muy pequeña en los barrios bajos. Amanda se puso a trabajar muchas horas en un puesto del mercado, para que Víctor fuese al colegio: En el colegio de Víctor, los niños eran de familias de clase alta, y Víctor siempre tuvo que ocultar su pobreza. Una noche, Víctor estaba esperando en casa a que llegase Amanda y oyó a un joven vecino (Omar Pulgar) tocando la guitarra. A Víctor le entusiasmó la forma de tocar de aquel joven y le pidió que le enseñase. El joven aceptó y así fue.

Una mañana muy temprano, mientras Amanda trabajaba murió de un paro cardíaco, en Marzo de 1950. Víctor tuvo que dormir unas semanas en casa de un amigo del colegio. Mas tarde tuvo que ingresar en un seminario de la orden de los redentoristas en San Bernardo con solo 15 años.

A los 18 años tuvo que ingresar en el servicio militar. Cuando salió se apuntó a una escuela de teatro y ballet, donde conoció a su profesora Juana Jara y a varias amigas y amigos mas con los que podía tener mas confianza que los niños de si colegio. Una de ellas, Margarita, le compró una guitarra con una funda la descubrir su gran talento para la música. En la escuela de teatro empezó una relación sentimental con su profesora Juana Jara. Víctor se enamoró de ella hasta el punto que vivieron juntos. De mientras, Víctor , entre un grupo de amigos se le propuso que hiciese de coreógrafo y director que en un principio, ese grupo cantarían y bailarían música tradicional de los poblados campesinos de Chile. Este grupo se llamó Quilapayún, un nombre indígena: Mientras preparaban sus canciones, Violeta Parra hizo una peña en la que se tocaría música tradicional, un local bastante pequeño pero muy acogedor, en la calle el Carmen nº 130. En esos tiempos hubo un acto de derechismo, en el que una noche se masacró a 3.000 personas de un pueblo en el que había una mina de cobre, porque sus trabajadores hicieron huelga, este pueblo se llamaba Puerto Montt. Víctor les dedicó una canción:

Preguntas por Puerto Montt

Muy bien, voy a preguntar,

Por ti, por ti, por aquí

Por ti, que quedaste solo

Y el que murió sin saber,

Murió sin saber porqué

Le acribillan el pecho

Luchando por el derecho

De un suelo para vivir.

¡Ay, qué ser más infeliz

el que mandó disparar,

sabiendo cómo evitar

una matanza tan vil¡

Puerto Montt, oh Puerto Montt

Puerto Montt, oh Puerto Montt

Usted debe responder,

Señor Pérez Zujovic,

Por qué al pueblo indefenso

Contestaron con fusil.

Señor Pérez, su conciencia

La enterró en un ataúd

y no limpiará sus manos

dada la lluvia del sur.

Esta canción tuvo una gran polémica cuando Víctor la cantó en la peña y un periodista la grabó. Al día siguiente la sacaron por la radio y el gobierno de Frei la prohibió. Víctor seguía siendo feliz a pesar de que aquel acto ya le hizo empezar en política. Víctor tuvo su primera hija, Amanda, aunque vivía con Manuela, la hija de Juana, que en ese momento ya vivía siempre con Víctor, que a esta también la trataba como otra hija. A medianos de los 60 Víctor hizo una gira por Europa con Quilapayún. En aquellos tiempos hizo una canción en contra de la guerra y dedicada a las víctimas de la Segunda Guerra Mundial, “el derecho de vivir en paz”. Durante la gira en Europa Víctor recibió la noticia de que Amanda era diabética y Víctor le dedicó una canción: “Te recuerdo Amanda”. Cuando Víctor volvió ya se estaba preparando la campaña electoral de 1970 en Chile, en la que los candidatos principales eran Allende, a cargo del partido de la Unidad Popular, Alessandri a cargo de Patria y Libertad (un partido de extrema derecha), y Tomic, el que seria sucesor de Frei y estaria en el mismo partido. Cada uno de ellos se manifestaba de manera diferente, pero las mas numerosas en gente en masa y espectaculares eran las de la Unidad Popular, que iban siempre acompañadas de bailes tradicionales y sobre todo música tradicional, que por su puesto, entre esos grupos estaba Quilapayún, entre otros como Inti-Illimani que según definió Víctor, si Quilapayún era la voz de la Unidad Popular, Inti-Illimani era su son humorístico de este partido. En aquel momento de indecisión política Víctor aprovechó para hacer canciones que protestaban en contra de la burguesía, y en contra de la propiedad de tierras que tiene la gente adinerada. Por ejemplo, “A desalambrar” , “Manifiesto” o “Venceremos”. Esta última se convirtió en el himno de la Unidad Popular. Finalmente ganó Allende, con un 36,3% de votos. Al principio hubo un mal momento económico en el país, pero más tarde se recuperó. El gobierno siempre temía ataques y atentados terroristas de Patria y Libertad o de grupos de extrema izquierda. En algunas paredes de las calles se podía leer “Allende=Caos”. En aquel momento Víctor era feliz y aprovechó para hacer canciones como “Ni chicha ni limoná”, una canción en la que se burlaba de la gente de Patria y Libertad, que estaba escondida al gobernar Allende, una canción muy alegre y con mucho ritmo y que fue un gran éxito en ámbito nacional. También en sus canciones hacia burlas a la gente del barrio alto, “Casitas del barrio alto”. En Chile cada vez habían mas actos de extrema derecha. En una ocasión, se pusieron