Vía de la Plata

Geografía. Historia. Camino de Santiago. Etapas. Pueblos. Ciudades. Patrimonio artístico

  • Enviado por: Brasy
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 17 páginas
publicidad

Camino de Santiago: Ruta de la Vía de la Plata:

Contexto Histórico:

Desde época remota, existe una ruta trazada entre montañas, valles y llanuras, que une el norte y el sur de España, en cuya cuenca baja del Guadalquivir se asentó la primera gran cultura urbana occidental, bajo la monarquía de Tartessos, a finales de la Edad de Bronce. Debido a la gran riqueza mineral, que estaba controlada por ellos, y a las posteriores mediterráneas -fenicias, griegas y romanas-, el sur de España adquirió gran significación como productor de metales preciosos.

Cuando los romanos en su expansión comercial y política invadieron la Península Ibérica en el 218 a. C., otorgan gran importancia a las calzadas para abarcar la totalidad del territorio, con su extensión de 29.000 kilómetros de vías principales y secundarias, la Ruta de la Plata una de las más importantes. Su nacimiento se debió a la necesidad de contar con una salida al mar y facilitar la circulación de mercancías y tropas entre el norte y el sur de la península y alcanzar así su destino final: enviar a Roma los ricos recursos obtenidos, además de introducir su orden, equilibrio y cultura. De la importancia estratégica y económica de la Ruta de la Plata, quedá reflejado en el interés de los emperadores Tiberio, Trajano y Adriano. Es una calzada que enlazando Gijón con Sevilla a través de Astorga, se dirige a Cádiz por León, Salamanca y Mérida, siguiendo casi exactamente la actual carretera N-630, favoreciendo el comercio interior de la península, hasta entonces prácticamente inexistente.

La calzada y puentes romanos, algunos tan importantes como los de Mérida y Alcántara, desde el siglo I hasta el XIX, sobre las que se construyeron nuestros caminos y carreteras, y durante el medievo, las únicas existentes. Por ello, la Ruta de la Plata es un excepcional legado histórico-artístico por el arte y la civilización que a su paso se crearon, levantando ciudades, circos, teatros, anfiteatros, templos, acueductos, termas, puentes, arcos y fortalezas, además de favorecer el desarrollo de una rica arquitectura tradicional, folklore, artesanía, etc. Las referencias que se ofrecen, corresponden a uno de los más excitantes itinerarios que la geografía española ofrece al viajero interesado en el legado romano. Un itinerario apasionante, con monumentos civiles y religiosos, romanos y moriscos...

Originalmente se trataba del itinerario utilizado para las migraciones estacionales entre el sur y el norte del occidente peninsular. El trazado se constituyó con la construcción de la calzada romana, hacia el siglo II a.C., convertido en ese momento en la principal vía de comunicación de las regiones por las que transurre hasta bien entrado el siglo XIX.

En época romana se pavimentó el Camino de la Plata, y se le dotó de puentes que aún perduran, así como de miliarios (rollos graníticos que indican las millas y de los que se conservan algunos) y mansíos (lugares para el descanso de los viajeros, origen de actuales poblaciones).


Durante el período de apogeo de la Mesta, la Cañada Real de la Plata (o La Vizana) se situó parcialmente sobre la propia calzada romana, siendo utilizada masivamente para el traslado de ganado, hasta la aparición del ferrocarril y la carretera.


La Vía de la Plata se utilizó también masivamente por árabes y cristianos durante las luchas por las tierras de la meseta, y finalmente en la época medieval se le dió uso como ruta de peregrinación a Santiago, de ahí el nombre de Camino Mozárabe del Sur,o la ruta mozárabe, o ruta del Cid como también se ha identificado.

La Vía Romana de la Plata se construyó, como el resto de calzadas romanas, con fines militares. Posiblemente se comenzase a construir en el año 139 a.C., pero con toda seguridad, durante las guerras civiles romanas, en que Quinto Cecilio Metello Pio establece tres asentamientos militares a lo largo de la ruta: Medellín (Metellinum), Cáceres (Castra Caecilia) y Puerto de Béjar (Caelionicco o Vicus Caecilius).


El trazado principal enlazaba Emerita Augusta (Mérida) y Astúrica Augusta (Astorga), así se le conoce en numerosas publicaciones como Iter ab Emerita Asturicam.

La calzada romana de La Plata es la más valiosa de la Península, por su importante patrimonio arqueológico, restos del pavimento, alcantarillas, miliarios, puentes y pasos de agua, destacando el fortín romano de Calzada de Béjar (Salamanca), construido durante el Bajo Imperio.


Esta impresionante obra, vehículo de comunicación durante siglos, es abandonada a su suerte desde finales del siglo pasado. La construcción de la carretera N-630 (Gijón Sevilla) y el ferrocarril entre Palazuelos y Astorga, hacen que la calzada pierda parte de su sentido. Sufre un progesivo deterioro.

La procedencia del nombre "Plata" puede inducir a pensar que es consecuencia del tráfico de metales preciosos entre las minas del norte (Asturias y León principalmente) y las ciudades del sur (Mérida y Sevilla). Sin embargo, hoy parece claro, que se debe a la evolución del término árabe B´lata, cuyo significado es: Camino empedrado, en una clara referencia a la Cazada Romana, que tanto utilizó el Imperio Omeya en sus conquistas hacia el norte.

Descripción de las etapas de la Vía de la Plata:

La Ruta de La Plata o Vía de la Plata, es un recorrido de prácticamente 1.000 kilómetros, partiendo desde Sevilla, con dos posibles caminos: atajando por Puebla de Sanabria y Orense, hasta Santiago de Compostela u otra alternativa, es no abandonar la Vía propiamente dicha y alcanzar la peregrina ciudad de Astorga, donde enlaza con el Camino Francés.

'Vía de la Plata'

1.Sevilla- Guillena:

El punto de partida es Sevilla, desde la Puerta de la Asunción de la Catedral. Los primeros pasos son por la Avenida de la Constitución .
En esta etapa se cruza el río Guadalquivir, se puede visitar el Monasterio de San Isidoro del Campo, antiguo ferrocarril de Cala, y el río Rivera de Huelva que es la entrada a la población de Guillena.

2. Guillena- Castiblanco de los Arroyos:

En esta etapa predomina los campos de naranjos, las fincas de ganado…

3. Castiblanco de los Arroyos- Almadén de la Plata:

Se necesita casi 8 horas para recorrer esta etapa de 30 km y el peregrino debe ir provisto de agua y alimento, ya que durante toda la etapa no podrá encontrar ningún sitio donde abastecerse. El peregrino puede caminar por el parque natural de de la Sierra del norte en Alamdén de la Plata, incluso visitar sus cuevas donde se hayan restos neolíticos y calcolíticos.

'Vía de la Plata'

4. Almadén de la Plata- El Real de la Jara:

Una etapa corta de 17 km pero con muchas subidas y bajadas, se bordea el arroyo de la víbora.

'Vía de la Plata'

5. El Real de la Jara- El Monesterio:

Saliendo del El Real de la Jara hay un castillo, del que cuentan que habitaba en el guerreros cuya misión era la vigilancia del camino y defensa de los peregrinos.

'Vía de la Plata'

6. El Monesterio- Fuente de Cantos:

Ya entramos en Badajoz, es una a etapa un poco monótona, aunque la mayoría del camino, el peregrino va rodeado de muros de piedras.

7. Fuente de Cantos- Zafra:

Pasa por dos localidades muy hospitalarias: Cazadilla de los Barros y Puebla de Sancho Pérez. Justo por la calzada donde tiene que pasar el peregrino, pasaron en tiempos anteriores las legiones del Imperio romano.

8. Zafra- VillaFranca de los Barros:

Se inicia esta etapa desde la Torre de San Francisco de Zafra, hasta el camino de los moros y rodear la ermita de San Isidro.

'Vía de la Plata'

9. VillaFranca de los Barros- Torremegia:

Una etapa completamente recta, que en su mayoría trascurre por la calzada romana y por la ribera del Tripero.

10. Torremegia- Mérida:

Es una etapa de 16 km hasta llegar a la cuidad Patrimonio de la Humanidad fundada por el emperador Augusto.El acceso a la cuidad se hace por la orilla del río Guadiana y se accede a Mérida por el puente Romano.

'Vía de la Plata'

11. Mérida- Aljucén:

A la salida de Mérida se puede contemplar la presa artificial más grande del mundo romano.

12. Aljucén- Alcuéscar:

Es una camino largo y solitario, en el cuál el peregrino no tiene donde comprar ni bebida ni alimento, es aconsejable que es este trayecto el peregrino este provisto de un bordón , o vara puesto que durante su camino se puede encontrar con algún rebaño sin pastor. Las señales están pintadas en los árboles .

13. Alcuéscar- Aldea del Cano:

Esta trayectoria el peregrino va cruzando el río Ayuela,mediante puentes medievales de raíces romanas. Se recupera la primitiva calzada al pasar por la ermita de la Virgen Pilar, donde en tiempos anteriores se dejaba la correspondencia para el cortijo de Santiago Bencaliz.

'Vía de la Plata'

14. Aldea del Cano- Cáceres:

Se entrará en Cáceres pasando por la ermita de Espíritu Santo hasta su centro histórico, donde el peregrino podrá visitar una ciudad Patrimonio de la Humanidad.

'Vía de la Plata'

15.Cáceres- Embalse de Alcántara:

Se sale desde la plaza de toros de Cáceres, y se pasará por ermita de Santiago y se cruza los ríos Tajo y Almonte. Y sobre un pantano está la torre de Floripes, donde estaba el puente Alconétar, pero lo trasladaron a más arriba para evitar su inundación.

De la Torre de Floripes se cuenta una leyenda que Floripes no conocía el amor hasta que llegó un caballero cristiano y se enamoró de él, pero el hermano de Floripes, Fierabrás se puso celoso porque amaba a su hermana, entonces mata al caballero en un torneo pero su hermana le confiesa que nunca lo amará y encierra a su hermana en una torre, ordena que se deán grandes fiestas y festines cerca de la torre para que su hermana lo vea. Se dice que cada noche de San Juan se puede oír el llanto de Floripes desde el interior de la torre.

'Vía de la Plata'

16. Embalse de Alcántara- Grimaldo:

El trayecto transcurre entre encinas y matorrales, hay que cruzar el puente medieval de San Benito, pasar por la ermita de San Cristóbal.

'Vía de la Plata'

17. Grimaldo- Carcaboso:

Hay que ir pasando por senderos, abriendo y cerrando portelas casi todo el trayecto hasta llegar a la presa del Riolobos, donde se llega a a Galisteo, una villa rodeada por una muralla árabe y bañada por el río Jerte y se sigue hasta Grimaldo.

'Vía de la Plata'

18. Carcaboso- Aldeanueva del Camino:

Por este trayecto, se tiene que pasar por debajo del arco de Cáparra, un arco romano los zócalos de los cuatro pilares se cree que eran utilizados como soportes de retratos ecuestres.

'Vía de la Plata'

19. Aldeanuela del Camino- Calzada de Béjar:

Es una de las etapas más duras por sus continuas subidas. Aldeanueva es una villa con dos parroquias por que la antigua calzada de la vía de la Plata la dividía. Se pasa por la ermita del Humilladero que está habilitada como oficina de turismo, en este punto se abandona la provincia de Cáceres hacía la de Salamanca.

'Vía de la Plata'

20.Calzada de Béjar- Fuenterroble de Salvatierra:

La calle principal de Calzada de Béjar es la propia calzada del camino, en este tramo hay varios arroyos donde los peregrinos mojan sus botas. Muy conocido el párroco Don Blás de esta villa, que tiene por costumbre saludar a todo el peregrino que pasa por esta población, además con su esfuerzo y el de los vecinos convirtió la casa parroquial en un albergue.

21.Fuenterroble de Salvatierra- San Pedro de Rozados:

En este camino se puede apreciar los restos del monasterio de Fuensana y desde ahí ascender hasta el Pico de la dueña donde se encuentra la Cruz de Santiago, parecida a la cruz de Ferro de Majarín del Puerto del camino Francés.

'Vía de la Plata'

22. San Pedro de Rozados-Salamanca:

Todo el camino se basa en seguir la vista hacía un montículo, el cual se tiene que subir, al estar en la cima ya se puede ver la ciudad de Salamanca, y se accede a ella por un puente romano sobre el río Tormes.

'Vía de la Plata'

23.Salamanca- El Cubo de la Tierra del vino:

En Salamanca no se puede dejar de visitar su casco histórico, especialmente su catedral, para dirigirse a la plaza mayor, lugar donde sigue el camino.

'Vía de la Plata'

24. El Cubo de la Tierra del vino- Zamora:

Entramos en el primer pueblo de Zamora, El Cubo de la Tierra del vino, que tiene la misma distancia desde Salamanca que desde Zamora. Todo el recorrido se hará por la ribera del Duero, se accede a Zamora por el puente medieval.

'Vía de la Plata'

25. Zamora- Riego del Camino:

Al llegar a Zamora, es aconsejable visitar la ciudad y su peculiar catedral construida por una donación de la esposa del rey Alfonso VII Doña Berenguela al Obispo de esta ciudad. A la salida de la cuidad se verá la ermita de la Virgen del castillo. En esta etapa hay que prestar atención a las orillas del río que son muy lodosas y en algunas partes incluso existen pantanos muy peligrosos.

26.Riego del Camino- BENAVENTE:

En esta parte del camino, el peregrino puede optar por la vía real e ir hasta Astorga a enlazar con el camino francés, o coger una atajo por Puebla de Sanabria y Orense hacía Santiago de Compostela.

El trayecto se hace pasando al lado de las ruinas del Monasterio de Moreruela, hasta llegar al puente medieval que nos abre paso a Benavente.

'Vía de la Plata'

27. Benavente- Álija del Infantado:

El camino que separa estás dos localidades es totalmente plano, son 24 km. Se sale desde la plaza de la Virgen de la VEGA. Por todo el recorrido se pueden ver las típicas bodegas castellanas. Se cruza el puente de Vizana sobre el río Obrigo y se llega a Álija del Infantado, cuyo nombre significa punto de encuentro entre los pueblos.

'Vía de la Plata'

28. Álija del Infantado- La Bañeza:

Deberemos salir por el mismo puente por el que entramos, el puente de la Vizana. En La Bañeza hay muchas iglesias interesantes de ser visitadas y desde este punto se continua por el último tramo del camino o vía de la Plata.

'Vía de la Plata'

29. La bañeza- Astorga:

Un trayecto de 25 km, en una etapa llana y sin complicaciones, en la cual podemos ver las ruinas del Palacio de Valduerna, y se llega a Astorga.

'Vía de la Plata'

Aún cuando la Vía de la Plata continuaba hacía Asturias, para el peregrino ya se había finalizado el camino por la calzada romana, teniendo su punto de encuentro con el camino francés.

'Vía de la Plata'