Veva; Carmen Kurtz

Literatura española contemporánea del siglo XX. Narrativa y cuentística infantil moderna. Biografía. Argumento. Personajes: abuela y nieta

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 8 páginas
publicidad

I ¿QUIEN HABLA?

Carmen Kurtz. Su verdadero nombre era Carmen de Rafael Marés. Nació el 18 de septiembre de 1911; su padre era cubano y su madre norteamericana, hijos y nietos, a su vez, de emigrantes catalanes. Su marido, Pierre Kurz, era francés, de ahí que adoptara como seudónimo Kurtz, intercalando simplemente una t.

Desde que nació, su entorno fue poco común ya que sus ascendientes procedían de emigrantes catalanes que se casaron con ingleses y belgas, razón por la cual se hablaba indistintamente español, inglés y francés en su casa.

Huérfana de madre, era la tercera de cinco hermanos. El padre se ocupó personalmente de la educación de los hijos; las conversaciones que animaban la sobremesa iban desde la explosión del Maine, al desastre de Annual, temas que podían alternarse con las hazañas del General Santa Anna, la Batalla del Álamo o Maximiliano emperador de México.

Las lecturas de la infancia y la juventud fueron, entre otros, Andersen, Grimm, Julio Verne, Dickens y Mark Twain. Después vendrían los clásicos españoles, franceses o ingleses, siempre leídos en versión original.

Carmen tenía una mente creadora. Empezó a escribir poesía en los años de la adolescencia. En 1935 se casa con Pierre. Llega la Guerra Civil y nace su hija Odile. Carmen pasa la guerra europea sola en Marsella donde trabaja en el consulado de España. Son años durísimos caracterizados por la separación de los seres queridos, los bombardeos y el hambre. La familia se reúne de nuevo hacia la mitad de los años 40.

Escribió más de 50 títulos. Muchos de ellos, cuentos. Luego, se dedicó a la novela para adultos: más de 20 títulos en dos décadas, desde los años 50 hasta los 70.

Entre los muchos premios que recibió, destacan: Ciudad de Barcelona, Planeta, Lazarillo, C. C.E.I, Ciudad de Barbastro y el Lista de Honor del Hans Christian Andersen.

En 1990, Ana Ma Moix dijo:

“Con Carmen Kurtz la literatura infantil ha dejado de ser en España un género menor”.

“Es indiscutiblemente la máxima figura dentro de la literatura juvenil”.

II ¿QUÉ DICE?


Hay libros, que aunque no sean de última hora, siempre gustan. Este es el caso de Veva, una de las obras más leídas de Carmen Kurtz. La historia es sencilla, las relaciones de una abuela y una nieta. Todo normal, pero que en este caso no lo es tanto, porque la nieta no tiene seis meses y las conversaciones con la anciana y su hermano Quique son muy divertidas.

Los valores a destacar en esta obra son: Amor a los abuelos. Relaciones familiares. Ternura y cercanía de los mayores.

La obra: Veva, tiene un total de catorce capítulos que pueden dividirse en tres partes. La primera parte engloba dos capítulos, la segunda parte abarca once y la tercera parte consta del último capítulo.

En la primera parte se desarrolla la introducción, es donde la autora, a través de Veva, la protagonista, nos presenta a los personajes y la situación de la historia. Veva nace en el seno de una familia de clase media, en la casa viven sus padres: Enrique y Natalia, sus hermanos: Natacha, Alberto y Quique y su abuela: Genoveva.

“ Los gastos son grandes mientras la casa resulta pequeña para tanta gente. Tres dormitorios, cuarto de estar, comedor, cuarto de baño, cocina y un cuartito”. (Pág. 23)

La segunda parte es en la que nos encontramos con el nudo. En esta parte es en la que se van a desarrollar todas las experiencias que pasa Veva en sus primeros nueve meses. Sus padres trabajan por lo tanto la persona que más tiempo va a estar con ella es su “Buela”.

“ No para la Buela y cuando lo hace es para atenderme”. ( Pág. 27).

“ La Buela y yo siempre estamos juntas, parecemos siamesas”. ( Pág. 55).

Cuando Veva cree que su abuela está preparada le muestra todas sus capacidades y entre ambas se crea una gran complicidad.

“... ahora que tengo confianza con ella pasamos unas horas la mar de divertidas”. ( Pág. 32)

Más tarde también se sincera ante su hermano Quique.

“ A partir del día aquel tuve serias conversaciones con mi hermano Quique.” ( Pág. 66).

Otro personaje importante es Javi, un amigo de Veva que junto a su Buela comparten paseos por el parque.

La última parte o el desenlace empieza con la boda de Natacha. Tras la boda los padres de Veva se dan cuenta de que sus hijos han crecido muy deprisa y de que aún les queda Veva para poder disfrutar de ella muchos años.

“ Tú, ahora eres la única chica de la casa, como Natacha lo fue durante muchos años. Ellos se irán y tú te quedarás. Deja que disfruten de ti. Anda, ve con ellos. “ ( Pág. 116).

PERSONAJES

El personaje principal de la obra es Veva, una niña con unas cualidades extraordinarias, que nos narra la historia en primera persona. Es una niña muy dulce que siempre está preocupada por todo el mundo e intenta ayudar en lo todo lo posible.

“ Tengo la memoria heredada de todos los míos, [...], me hago cargo de muchas cosas”. ( Pág. 27).

En la obra aparecen también los padres de Veva. El padre se llama Enrique da como primera impresión un aspecto de seriedad, pero, gracias a Veva, poco a poco va abriendo su corazón y se va haciendo más sensible.

“ Me propuse gustar a papá que tenía muchos quebraderos de cabeza y que, sigo creyéndolo, es muy torpe. Buena persona por lo demás ya que depositó un beso en mi frente... “ (pág. 15).

La madre de Veva, Natalia, es una mujer muy trabajadora y muy pendiente de los demás. Veva adora a su madre, la considera su ángel.

“ Mamá es la piel suave, los ojos con estrellitas, los labios tiernos”. ( pág. 64)

Otro de los personajes principales es la Buela, que vuelve a ver su vida con sentido tras el nacimiento de Veva, ya que por el momento se pensaba que en casa de su hija lo único que hacía era estorbar y tras el nacimiento de Veva es ella quien se encarga de cuidar a la niña. Ella es la que mejor entiende a Veva y la que primero conoce su secreto, esto hace que entre ellas haya un vínculo muy especial.

“... me di cuenta de que quizás era un estorbo en la casa, Quique ya había cumplido once años. Yo no hacía falta. Podía vivir en la residencia y venir a casa alguna tarde, para echar una mano a tu mamá” (pág. 76).

Los otros tres personajes que conviven con Veva en la casa son sus hermanos: Natacha, Alberto y Quique. Con Quique Veva tiene una relación muy especial, hasta el punto de que a él también le confiesa su secreto. Natacha es un personaje conflictivo que a lo largo de la obra y gracias al amor cambia y se vuelve más comprensiva. Alberto es el hermano con el que menos relación tiene.

“ Poco después vi tres caras pegadas al cristal de la nursery: deduje que eran mis hermanos. La mayor, Natacha; me miró sin el menor cariño, como diciéndome: < No te hagas ilusiones niña. Siempre seré la mayor, el ojo derecho de papá. Y tu pasarás por el tubo como han hecho tus hermanos>” (pág. 15).

III ¿CÓMO LO DICE?

La obra es un cuento escrito en prosa, de manera sencilla y cuya historia sucede de manera lineal.

La autora entremezcla con facilidad realismo y fantasía. El realismo nos viene dado por la familia, los sentimientos, las diferentes personalidades, la situación económica, las labores cotidianas... La fantasía se encarna en el personaje de Veva, sus capacidades asombrosas, su manera de pensar...

En general el lenguaje es sencillo y adecuado a los niños, pero hay unas cuantas palabras de uso poco común que tal vez tengan origen latinoamericano:

“ Los pajaritos se llenaron de plumas y aprendieron a volar. Son petantes” (pág 53).

“ Mandó que me quitaran las bragas- mamá suprimió los empapadores- y me tocó el vientre” (pág. 104).

Utiliza numerosas descripciones a lo largo de la obra, por lo demás no utiliza muchos recursos estilísticos, sí acaso alguna metáfora y comparación.

“ Quizás encuentre algún día un hombre bueno que la vuelva del revés, como un calcetín” (pág. 50).

Aunque esta obra esté en principio escrita para niños es también una obra amena que interesa a los mayores, por su facilidad para ser leída y su mezcla de realidad y fantasía, y por tocar temas tan importantes como el de la familia.

También es interesante destacar que los personajes no se estancan, sino que sufren cambios en su conducta, evolucionan, debido en gran parte a la presencia de Veva, lo cual añade más realismo a la obra.

El título de la obra: Veva , nos está diciendo ya quien es la protagonista principal, es decir, en torno a quien va a girar la historia.

La letra que se utiliza en esta edición es grande y sencilla, aunque el texto es abundante, por lo cual el libro estaría recomendado a niños a partir de nueve años que ya son capaces de concentrar más su atención durante más tiempo, además el libro se hace más ameno gracias a las ilustraciones intercaladas, que son obra de la hija de la autora Odile kurz, son dibujos simples y en blanco y negro, pero poseen una gran expresividad.

IV ¿EN QUÉ CIRCUNSTANCIAS?

La obra se publicó en 1980, por lo tanto se escribió a finales de los 70 y reflejando esta época. En España se acababa de terminar la dictadura franquista y la sociedad se encontraba en una situación difícil de cambio. La autora por ello trata de temas realistas en su obra, como lo es el económico. La entremezcla con la fantasía hace que esta obra pueda ser leida por los niños.

La obra no es de carácter onírico, no pertenece a los sueños. Los acontecimientos se suceden de manera lineal y realista, sin saltos temporales.

No se especifica en que lugar de España sucede la historia, por lo cual la obra podría ser ubicada físicamente en cualquier lugar del país.

No hay una simbología clara, pero podría decirse que algunos de los elementos que aparecen en la obra pueden tener un cierto simbolismo: los canarios pueden simbolizar la relación entre un matrimonio, la Buela representa la vejez y la experiencia, Natacha el inconformismo y el egoísmo de los adolescentes, Veva la inocencia...

V DESTINATARIO DE LA OBRA

En un principio la obra estaría destinada para niños de segundo ciclo de primaria, a partir de nueve años, dado que el texto es más bien largo para ser un cuento, pero por su gracia y su historia amena interesa a todo tipo de público a partir de esa edad y sin ningún límite.

La edición que he leído (noguer, Cuatro vientos) está perfectamente adecuada a niños de esta edad, por su tipo de letra y sus ilustraciones de las que ya hablé anteriormente.

La obra además introduce elementos educativos, valores como: respeto hacia la familia y las personas mayores, amor a los animales, ayuda en la casa...

VI COMENTARIO PERSONAL

La obra de Carmen Kurtz, Veva, me ha gustado mucho. Me parece una obra muy tierna que trata temas importantes y básicos (la familia, el respeto, la colaboración, relaciones personales...) que son muy adecuados para los niños. Es una obra de lectura fácil y rápida y que, por la soltura en la manera de escribir de la autora, se hace muy amena y engancha hasta el final.

La autora consigue involucrarte personalmente con los personajes, sobretodo con el personaje principal: Veva. Desde el principio el lector acoge con gran simpatía este personaje.

En general me parece una obra interesante para su lectura y la recomendaré a todo el mundo al que le guste leer.

10

1