Veinticuatro horas para un rescate; José Luis Velasco

Literatura universal contemporánea. Narrativa. Novela. Argumento. Personajes

  • Enviado por: Rmt-sony
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

AUTOR: JOSÉ LUIS VELASCO

1.-EL FONDO

1.1.- Resumen de la obra.

Simón, se pasea con Pipa y Lila por las calles de Madrid. Van a una hamburguesería, allí Pipa comenta que debe ir al gemólogo a recoger unas placas de jade muy valiosas, mientras que Simón dice que debe ir a la Casa del Libro a comprarle un libro a su padre. Al final Simón acompaña a las gemelas al gemólogo. Una vez llegan a el inmueble Pipa se adentra en la casa, pero a Simón un detalle le llama la atención: ve pasar un coche negro conducido por un chino cada cierto tiempo. Parece que Pipa tarda mucho en bajar, entonces Simón sube en busca de Pipa, al entrar en el despacho del doctor, se lo encuentra tirado en el suelo, al irse oye unas voces procedentes de otra habitación con marcado acento extranjero, hablan con la tía de Pipa, a la cual dicen que tienen a su sobrina secuestrada. Disponen de 24 horas para entregarles las 7 placas de jade, ya que si no a Pipa, algo muy grave podía pasarle. Seguidamente los secuestradores salen de la casa, y Simón observa que los delincuentes son dos chinos y un español. Una vez los secuestradores se han marchado Simón entra en la habitación donde los secuestradores habían hablado y encuentra un papel amarillo escrito en chino, seguidamente baja en busca de Lila, ala cual le explica lo sucedido. Simón exclama que hay que saber urgentemente el contenido del papelito, y para poder traducirlo deciden ir a la Embajada China. Cogen un taxi para llegar a la embajada, donde les atiende un agradable chino. Simón le muestra la nota, y el chino les ruega que esperen un momento, mientras esperan por la misma que ha salido el chino, sale uno de los secuestradores de Pipa. El mismo servidor le pasa la nota al secuestrador y seguidamente se inventa una excusa. Los protagonistas deciden ir tras el delincuente, el cual se mete en el metro. Cambia mucho de línea i los jóvenes dudan si les está tratando de despistar, o bien es que no conoce a perfección el metro de Madrid. Una vez se apea se mete en un local y mientras nuestros compañeros discuten si deben entrar o no, el chino sale del edificio. Una vez el chino ya ha pasado ven un cartel donde pone: La Viuda de Fernández, al cual le sigue una tapia de ladrillos rojos con una puerta de hierro que esta entreabierta. Una vez entran se le abalanzan encima 2 pastores alemanes, a continuación sale una mujer que les invita a subir, una vez dentro se oyen unos gritos que exclaman: -Lila, soy yo: Pipa!

Lila y Simón no dudan ni un instante en subir escaleras arriba en busca de Pipa, entran en una habitación, y allí un hombre cierra la puerta con cerrojo. Gracias a una magnífica idea de Simón consiguen salir del cuarto consiguen despistarles, y una vez pasado el susto deciden volver a casa del gemólogo. Una vez llegan empiezan a buscar las placas, pero Lila encuentra en el suelo un gemelo muy misterioso. Los niños oyen que la portera se acerca y deciden amagarse, la portera al ver que el doctor esta muerto, empieza a pedir socorro y los chicos escapan. Deciden ir a casa de la tía - madre de Lila. Allí les recibe Adela (la tía de Lila), con bastante tristeza. Simón se fija en unas libretas antiguas que parecen ser del abuelo de Lila, ahí hay unas anotaciones sobre las placas las cuales Simón un poco más tarde descifra el significado. Oyen que Javier entra en la casa, el cual empieza a decir los planes que tiene previsto para evitar el secuestro de Pipa. Lila se fija que el gemelo que encontró pertenece a su tío Javier, por lo tanto este había estado antes en casa del doctor. Salen hacia el portal, Simón sugiere ir a casa de Javier a buscar las valiosas placas. Empiezan a buscarlas cuando de repente por la puerta aparece Javier con las botas llenas de barro rojizo y según él con la nota traducida, ponía: C/ Luna 34 y una lista de la compra, Simón y Lila quieren dirigirse a esa dirección, y Javier les acompaña, una vez entran ven una habitación abierta, y Javier deja a Simón y Lila, porque él dice que va a mirar los pisos de arriba, Simón dice que el tío de Lila se ha ido y que hay que salir de ahí, van a un bar a “Atar cabos”, y esta es la conclusión: Javier cuando se fue llevaba un paquete donde podrían estar las siete placas de jade, las botas limpias y un paraguas. Cuando viene , no lleva el paquete, tiene las botas empapadas de barro y esta chorreando, cosa que no es normal cuando se lleva un elemento que te guarece de la lluvia. Deciden ir a casa de Angelines, la novia de Javier, una vez se encuentran dentro del inmueble, Lila le explica lo sucedido, su novia les habla de un sauce secreto muy amagado por la zona del retiro, que como no Simón se lo conoce al dedillo. Simón le pregunta a Angelines que si Javier vive en algun local próximo al campo, la respuesta es que sí!, lo conocen como “el zurdo” y se ve que tiene muy mala fama. Se dirigen al lugar, pero se quedan dentro de un portal para guarecerse de la lluvia, hasta que se quedan dormidos. Se despiertan aproximadamente a las 6:00 h. Entonces Lila se recuerda del nombre donde los chinos dicen que tienen que quedar sin falta, ese era: “La Pagoda Irisada” (un restaurante chino), se dirigen al restaurante donde se encuentran con un mendigo llamado Alberto, hablan con él y después de que le pobre hombre les explique su vida, Simón observa que del garaje del frente sale el peugeot 205 al que estaban esperando y ven que de él sale Pipa a la cual van a llevar hasta el último piso de la Torre Madrid. Simón decide llamar ha su padre para pedirle ayuda, el cual se dirige al bar para de alguna manera “interrogar” a su hijo para saber hasta el último detalle en cuanto había sucedido. Sacan la conclusión de que hay que dirigirse al sauce secreto donde es del todo seguro que se encuentren las “famosas” placas. Efectivamente, las placas se encontraban en el escondite. Corren en cuanto pueden hacia la Torre Madrid donde les espera un policía, que quiere saber el estado de las placas y les entrega a Pipa.

FIN

1. 2.- El análisis de los personajes:

1.2.1.- Los personajes principales.

Simón: Viste gabardina blanca, pantalón verdoso, chaqueta marrón, camisa a rayas amarillas, corbata con dibujos geométricos modernos, calcetines a rombos de colores, zapatos Camper con cordones de suela de cuero y siempre bién lustrados. Lleva el pelo planchado para atrás, con raya, tiene 16 años, tímido, cariñoso, inteligente, y se conoce a la perfección las calles i el metro de Madrid y es muy celoso.

Lila: hermana gemela de Pipa, viste pantalones baqueros , cazadoras Levi's y deportivas Nike. Es bastante atrevida y muy sensible. Quiere mucho a los que le rodean.

1.2.2. Los personajes secundarios.

Pipa: hermana gemela de Lila, es la persona a la cual secuestran, viste igual que Lila lo único que a ella le gusta más vestir con falda, en el libro no se muestran sus preferencias o su manera de ser.

Adela: tía de Lila i Pipa. Como la madre de las gemelas murió cuando tenían 6 meses se ha encargado de educarlas. Las niñas dicen que se mueren de risa i que las ha cuidado muy bien.

Javier: tío de Pipa y Lila, es el que des del principio coge las placas de jade y las guarda en su poder. Es muy desordenado, y esta en otro mundo. Es publicitario.

Padre: es el padre de Simón, es escritor y sabe mucho de todos los temas, él es el que ayuda a poder saber donde están las placas.