Vanguardias literarias

Literatura española contemporánea del siglo XX. Vanguardismo. Características. Ultraísmo. Creacionísmo. Surrealismo. Ramón Gómez de la Serna

  • Enviado por: Mayte
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad

  • LAS VANGUARDIAS (1909-1930)

  • No es posible marcar una clara diferencia entre Novecentismo y Vanguardias. El rasgo unificador es la postura intelectual y no sentimental ante el hecho artístico, así como la necesidad de un cambio estético.

    Los principales movimientos de vanguardia fueron:

    • El Futurismo (1909) Admira el progreso. Rompe con la sintaxis tradicional y prescinde del adjetivo.

    • El Cubismo Es fundamental pictórico ( Juan Gris, Picasso).

    • El Dadaismo (1916) Es el movimiento en el que más se destruye las formas estéticas tradicionales.

    • El Surrealismo (1916) El movimiento más importante. Aparece gracias a André Breton. Su objetivo fundamental era que el autor fuera capaz de liberar su expresión.

  • LA VANGUARDIA EN ESPAÑA

  • En España, a partir de 1910, las principales corrientes vanguardistas surgen como ruptura con el Modernismo. Esas corrientes se configuraron como Ultraísmo y Creacionismo, pero bastante antes, y gracias a R. Gómez de la Serna, el Futurismo italiano, se había difundido en España.

    • ULTRAISMO. El primer movimiento de la vanguardia española, el -ismo que quiere ir más allá que todos que pretendía dar una mayor importancia a la imagen y a la metáfora. En la temática se incorporaron aspectos del mundo moderno ( cine, ciencia, ...). De la creación ultraísta destacan : “Imagen” de Gerardo Diego y “Hélices” de Guillermo de Torre.

    • CREACIONISMO. Casi simultáneamente, el Creacionismo se desarrolló con la llegada a España de Vicente Huidobro en 1918. Los elementos de la propuesta creacionista son: una clara conciencia poética, el antirretoricismo, la depuración de lo superfluo y el verso libre.

    Vicente Huidobro, chileno, buscaba que su obra se alejará de la realidad. Para él la poesía es creación; las palabras son producto del azar. En este sentido la metáfora adquirió un valor muy importante. Fue director de las revistas “Azul” y “Ultra”, en las que publica sus poemas.

    Gerardo Diego, aportó importantes reflexiones a la estética creacionista. Entre el 1918 y 1922 escribió “Imagen” y “Manual de espumas”, que, junto a “Fábula de Equiz y Zeda” se consideran sus obras de vanguardia.

    • SURREALISMO. España es posiblemente el país europeo en que la repercusión del Surrealismo resultó mayor. La difusión del Surrealismo en España debe mucho a Juan Larrea y la orientación surrealista de varios “poetas del 27”. Al influjo surrealista se deben dos libros tan fundamentales como “Sobre los ángeles” de Alberti o “Poeta en Nueva York” de Lorca, así como buena parte de la obra de Vicente Aleixandre.

    El Surrealismo en España no es “ortodoxo”; nuestros poetas no llegaron a los extremos de la pura creación inconsciente, ni practicaron la “escritura entomática”. Lo que si hubo es una “liberación de la imagen”, desatada de bases lógicas y con ello, un enriquecimiento prodigioso del lenguaje poética.

    Lo humano, lo social y lo político penetran en la literatura (Lorca, Alberti y Neruda).

  • RAMÓN GÓMEZ DE LA SERNA

  • Fue un gran difusor del arte nuevo, Creó su propio -ismo, que tiene que ver con el Cubismo, con el Dadaismo e , incluso, con el Surrealismo. Contempla las cosas desde distintos puntos de vista; cada cosa deja de ser lo que es para convertirse en todo lo que puede sugerirnos. Y todo ello, con humor, que hace posible que el arte cumpla un fin lúdico.

    Con esos ingredientes creó Ramón las “greguerias”, definida por él como metáfora+humor.