Valores éticos

Hedonismo. Epicureismo. Utilitarismo. Estoicismo. Kant. Escepticismo. Marxismo

  • Enviado por: Lidia
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad

HEDONISMO

Según los hedonistas la felicidad consiste en lograr el máximo placer y evitar en todo lo posible el dolor. El placer es, para ellos, el único o el principal bien de la vida y su búsqueda el fin ideal de la conducta. Las normas morales válidas serán aquellas que favorezcan nuestros valores y nos eviten los dolores. El hedonismo es criticable ya que el ser humano tiene muchas formas distintas de placer y de dolor. Pero aun si se acepta esto, habría que decidir cuáles son placeres importantes y cuales lo son secundarios.

El Hedonismo busca principalmente la felicidad en el placer corporal. El fin de la existencia es satisfacer los deseos personales inmediatos sin tener en cuenta a otras personas.

EPICUREISMO

Para los epicúreos la felicidad es el bien de la vida, la virtud consiste en regular la vida de forma que resulte más placentera que dolorosa. El verdadero bien queda definido como la serenidad de la mente y la liberación de la necesidad y del dolor siendo el camino para conseguirlo el uso racional del placer. El epicureísmo no recomienda la satisfacción inmediata y desenfrenada de nuestros instintos. Nuestro comportamiento debe regirse por un calculo racional que de prioridad a los placeres más profundos y duraderos, los que tienen carácter espiritual. 'El hombre debe descubrir su propia realidad con la amistad y la paz'.

Epicuro apoyó la abstención de la política a fin de vivir más tranquilo y prestó poca atención a los conocimientos que no se refiriesen a la lógica o la naturaleza.

Epicuro tiene empeño en suprimir el terror al destino a los dioses y a la muerte. 'La muerte no debe preocupar, pues cuando ella existe nosotros ya no existimos y cuando ella no existe es cuando existimos'.

UTILITARISMO

Bentham reformuló la doctrina hedonista, de modo que no tuviera solo en cuenta el punto del individuo, sino también el de la sociedad. El principio fundamental del utilitarismo afirma que las normas que deben regir una sociedad deben ser aquellas que procuren el mayor bien para el mayor número de personas de esa sociedad. Este objetivo es el fin de toda ley.

El utilitarismo tiene en cuenta la felicidad del colectivo. Una acción será buena si beneficia a más personas de las que perjudica, o si esos beneficios son más intensos que los prejuicios que ocasiona.

Lo que es útil es bueno y por tanto el valor ético de la conducta está determinado por el carácter práctico de sus resultados. Todo lo que nos proporciona placer, es bueno, por lo tanto útil.

La teoría utilitarista se opone a otras doctrinas en las que la conciencia actúa como juez ante lo correcto y lo incorrecto.

ESTOICISMO

Para los estoicos, el ser humano se comporta de manera virtuosa cuando no se deja llevar por sus pasiones y actúa de acuerdo con los dictados de su razón. Esta le dice cuál es su deber y el cumplimiento de este proporciona la auténtica felicidad. El ser humano es realmente feliz cuando llega a dominarse a sí mismo por medio de su razón y de su voluntad. La razón es la misma para todos los seres humanos, por lo que podemos establecer unas normas morales universalmente validas.

Las cuatro virtudes más importantes del estoicismo son: Valor, sabiduría, justicia y templanza.

KANT

Kant no acepta partir del concepto de felicidad para definir el bien moral, ya que es algo demasiado subjetivo para servir de base para una ética, si la felicidad ha de tenerse en cuenta, deberá ser la felicidad de los otros.

Lo que convierte a una acción en moralmente buena no es que persiga un fin concreto, sino que sea una acción realizada por el deber. Lo bueno es el cumplimiento del deber con la intención de cumplirlo. El deber es la obediencia a la norma moral mediante la razón. El deber es un mandato incondicional de hacer algo, es decir, un imperativo categórico. También hay mandatos hipotéticos o condicionales estos valen como un medio para llegar a un fin (si se quiere el medio, se quiere el fin) sin embargo, el deber es incondicional. La acción moral la hacemos porque es buena, y no como condición para otra cosa. Lo unico realmente bueno es la buena voluntad.

El imperativo categórico se enuncia como 'Obra de tal forma que la máxima de tu voluntad pueda servir como principio de legislación universal'. Lo que quiere decir que nuestras normas morales, son buenas solo si resultan aplicables, en las mismas situaciones, a todos los seres humanos, solo entonces son racionales, por tanto justas.

ESCEPTICISMO

Según la doctrina escéptica todas las sensaciones nos equivocan. La máxima del escepticismo es la duda por tanto todo es indiferente e indecidible, no se puede tener opinión ni preferencia. Se niega la posibilidad de conocer con certeza la verdad y recomienda la duda como situación definitiva. El escepticismo nace de la dificultad que ofrece la realidad a ser conocida.

Si el escéptico afirma 'Nada es verdad' se contradice pues supone que lo que él dice es verdad y por tanto hay algo que es verdad. Lo que este quiere decir en realidad es que 'La única afirmación que es absolutamente verdadera es la de que ninguna doctrina es absolutamente verdadera'.

Escéptico significa 'el que indaga', esto es fundamental para él ya que su escepticismo es el producto de una investigación.

MARXISMO

Para el marxismo no hay valores ni verdades eternas o inmutables. Las ideas religiosas filosóficas, morales y éticas son diferentes en cada momento histórico y en función de la clase que domine en ese momento, esas ideas serán instrumentos al servicio de la clase dominante en cada momento. Así habrá moral feudal, burguesa… y no persiguen otra cosa que justificar su dominación.

El marxismo no es un sistema ético, ni moral, ni filosófico, político o económico. Es un método científico para comprender la realidad, actuar sobre ella favoreciendo la compresión y la organización de la única clase capaz de hacer progresar la sociedad: la clase obrera. Marx decía en sus tesis 'Los filósofos no han hecho mas que interpretar de diversos modos el mundo, pero de lo que se trata es de transformarlo'.

En el marxismo el fin esta justificado si produce el acercamiento del poder del hombre sobre la naturaleza y la abolición del hombre sobre el hombre, solo son admisibles y obligatorios los medios que acrecentan la cohesión revolucionaria del proletariado.