Valores del SE

Pronombre. Reflexivo. Recíproco. Impersonalidad. Pasiva refleja. Enfático. Lixicalizado. Voz media

  • Enviado por: Miguel Angel
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 1 páginas
publicidad

VALORES DEL “SE”.

  • Pronombre personal átono (me, te, se, nos, os, vos, se): Para identificarlos, hacer las siguientes sustituciones:

    • Me: A mí

    • Te: A ti

    • Se: A él

    • Nos: A nosotros

    • Vos: A vosotros

    • Se: A ellos

    Tiene función de C.D. o C.I.

  • Pronombre reflexivo: Vale para los seis pronombres átonos. Para identificarlos, ver la siguiente referencia:

    • Me: A mí mismo

    • Te: A ti mismo

    • Se: A él mismo

    • Nos: A nosotros mismos

    • Os: A vosotros mismos

    • Se: A ellos mismos

    Las oraciones reflexivas siempre son transitivas. Las reflexivas causativas, hace uno mismo la acción del verbo para sí mismo pero no directamente sino a través de otra persona. Por ejemplo: me he cortado el pelo en la peluquería.

  • Pronombre recíproco: Sólo válido para las formas plurales de los pronombres átonos (nos, os y se). Equivalen a: “el uno al otro” o “conjuntamente”. Son siempre transitivas las oraciones recíprocas. Tienen función de C.I. o C.D.

  • Morfema verbal que expresa impersonalidad: Es únicamente para el morfema “se”. Se reconocen por la carencia de sujeto en la oración y siempre acompañan a un verbo en tercera persona, analizándose junto al verbo.

  • Morfema verbal de pasiva refleja: Solo se utiliza el morfema “se”. Las oraciones con este tipo de morfema verbal tienen sujeto. Podemos sustituir el bloque “se + verbo” por otro verbo en pasiva analítica. El morfema se analiza junto al verbo. Nunca lleva complemento directo.

  • Morfemas de voz media: Son los seis morfemas. Para reconocerlos, ver si no son ninguno de los anteriores. Expresan una especial implicación del sujeto en la acción del verbo y se analizan junto con el verbo.

    • Enfático: Verbos con o sin morfema. Se puede eliminar. Se utiliza para dar énfasis y con verbos de movimiento.

    • Lexicalizado: El morfema forma parte del lexema y no se puede quitar. Se emplea con los verbos pronominales que necesitar dichos morfemas para tener significado pleno.