Vacas locas

Encefalopatía Espongiforme Bovina: Diagnóstico y síntomas. Enfermedad Creutzfeld-Jakob. Priones

  • Enviado por: Alexandra
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 22 páginas
publicidad
publicidad

Vacas locas

ÍNDICE.

Introducción...............................................................................................

Encefalopatía Espongiforme Bovina.........................................................

Materiales especificados de riesgo...........................................................

Síntomas....................................................................................................

Qué se puede consumir............................................................................

Diagnóstico de la Encefalopatía Espongiforme Bovina............................

Medidas para erradicar la Encefalopatía Espongiforme Bovina. .............

La EEB en las ovejas y los pequeños rumiantes......................................

Medidas de control de ganado..................................................................

Casos confirmados en España de Vaca Loca...........................................

Casos en Europa de Vaca Loca................................................................

Destrucción del agente infeccioso de la EEB............................................

Eliminación de los materiales especificados de riesgo.............................

Eliminación y destrucción de los cadáveres en las explotaciones............

Control laboratorial de la EEB..................................................................

Programas de investigación......................................................................

Protección de la salud pública...................................................................

Repercusiones económicas.......................................................................

Opinión Personal.......................................................................................

Bibliografía................................................................................................

2

3

4

5

5,6,7

7,8

8,9

9

10,11

11,12

13

13

14

14

15,16

17

18

18,19

20

21

INTRODUCCIÓN.

Detrás del apodo de “enfermedad de la vaca loca”, se encuentra una enfermedad epidémica, la encefalopatía espongiforme bovina (EEB), cuyos primeros casos se registraron en el Reino Unido en la segunda mitad de la década de los 80, estos primeros casos aparecieron en el zoológico de Londres entre animales exóticos.

Ante esta situación las instituciones comunitarias, han tomado varias iniciativas para impedir la propagación de la enfermedad. Pero es tras descubrir una posible conexión entre EEB y su variante humana, la enfermedad de Creutzfeld-Jakob (ECJ), cuando la Comisión prohibió, el 27 de Marzo de 1996, la exportación de todo tipo de ganado bovino, carne de vacuno y productos derivados desde el Reino Unido.

La lucha contra la EEB y ECJ ha generado una intensa actividad en las instituciones comunitarias. En efecto, la creación de una comisión temporal de investigación en el Parlamento Europeo en 1996 ha propiciado una estrecha y constructiva cooperación entre éste y la Comisión.

Como consecuencia, las cuestiones relacionadas con la salud pública, la seguridad de los productos alimenticios y la protección de los consumidores se encuentran ahora en el centro de una importante labor política conjunta, aunque es también evidente que para ganar definitivamente la lucha contra la EEB, todos los Estados deberán hacer frente a sus responsabilidades, especialmente en materia de controles.

Vacas locas

Reunión de la Comisión Europea

Encefalopatía Espongiforme Bovina.

La Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB) es el nombre científico de una enfermedad que es conocida como “enfermedad de las vacas locas” y que fue diagnosticada por primera vez en el Reino Unido en los años 80.

Es una afección degenerativa del sistema nervioso central de los bovinos incurable, que se caracteriza por la aparición de síntomas nerviosos en los animales adultos, que progresivamente, concluye con la muerte del animal.

La enfermedad está causada por un agente transmisible no convencional que es una proteína infecciosa denominada “prión".

Esta enfermedad se caracteriza por tener un periodo de incubación prolongado en torno a los 4 ó 5 años.

Los síntomas de esta enfermedad están motivados por la acumulación del prión en las células neuronales, originando la muerte celular. Un análisis microscópico revela lesiones como vacuolas que dan al tejido nervioso un aspecto de esponja.

La vía de transmisión de esta enfermedad conocida hasta la fecha es la ingestión por los animales de alimentos contaminados con el prión, Además, la información científica de que se dispone indica que existe un riesgo de transmisión de la madre afectada a los terneros nacidos de ella

Materiales especificados de riesgo.

Vacas locas

Se consideran materiales especificados de riesgo (MER):

-El cráneo, incluido el encéfalo, los ojos, las amígdalas, la medula espinal de los bovinos de más de doce meses de edad y el intestino, del duodeno al recto, de los bovinos de cualquier edad.

-El cráneo, incluido el encéfalo y los ojos, las amígdalas y la médula espinal de los ovinos y caprinos de más de doce meses de edad o en cuya encía haya hecho erupción un incisivo definitivo, así como el bazo de los ovinos y caprinos de todas las edades.

-Los cadáveres de los bovinos, ovinos y caprinos de cualquier edad.

También, todos los animales bovinos muertos en las explotaciones no sacrificados para el consumo humano tendrán la consideración de MER y deberán ser eliminados del mismo modo.

Síntomas.

  • Depresión y ansiedad.

  • Pérdida de la memoria, coordinación, visión y peso a medida que se destruye el sistema nervioso.

  • Pérdida del habla y el cuerpo se torna rígido. La víctima muere después de 13 meses

  • ¿Qué se puede consumir?.

    Todos los productos de vaca que están a la venta en España son aptos para el consumo. La carne, la leche y los huesos (excepto los que conforman el espinazo) pueden comerse con tranquilidad. Algunos alimentos consumibles:

    • Caldos hechos con huesos. Los huesos de rodilla y caña son seguros en todos los casos. El nivel de seguridad es mayor cuanto más joven es el animal.

    • Callos. No hay peligro. Proceden del estómago, no del intestino del vacuno.

    • Criadillas. Los testículos de los animales bovinos son comestibles sin riesgos, ya que no son infectivos.

    • Derivados cárnicos precocinados. Es preferible elegir aquellos productos que indiquen con más claridad los ingredientes. No existe ninguna recomendación oficial europea contraria al consumo de estos productos.

    • Filetes. El músculo puede consumirse porque no es un tejido infectivo. La grasa entreverada de la carne tampoco es infectiva. Los más aprensivos pueden optar por los filetes con menos nervios y menos contacto con hueso. Fuentes del sector español opinaron, no obstante, que si desaparece ese hueso, la terminología podría cambiar y la carne podría pasar a ser vendida con el nombre de «filete de lomo».

    • Gelatinas. Estos productos de cocina se elaboran con pieles de cerdo y vaca. No existen indicios de que la piel del vacuno sea infectiva.

    • Hígado. Se puede comer, pero algunos expertos aconsejan que sea de animales jóvenes.

    • Leche. No es infectiva, según todas las evidencias científicas disponibles. No hay ninguna prueba científica en sentido contrario. La leche es segura, como también lo son todos sus derivados.

    • Ossobucco. Se puede consumir, preferentemente de animales jóvenes.

    • Pastillas para caldo. Los concentrados de carne de venta en España son seguros, pese a las dudas despertadas en Italia.

    • Potitos infantiles. No hay problemas. Sólo contienen carne, según ha comprobado la Organización de Consumidores y Usuarios.

    • Rabo de toro. Sin problemas. No recubre médula espinal y no hay riesgo de infección

    Vacas locas

    Carnicería con el certificado de calidad al fondo.

    Diagnóstico de la Encefalopatía Espongiforme Bovina.

    Sólo es posible realizar el diagnóstico en animales muertos, al no existir por el momento ningún método homologado aplicable al animal vivo.

    Para el diagnóstico únicamente se utiliza tejido nervioso procedente del encéfalo de los animales.

    En la actualidad se dispone de tres técnicas de diagnóstico rápido, aprobadas por la Unión Europea basadas en la detección del prión patógeno por métodos inmunológicos, que permiten disponer del resultado en un plazo inferior a las 24 horas. El test utilizado en estos momentos en nuestro país es el test PRIONIC.

    Todos los animales positivos a la técnica anteriormente mencionada serán confirmados mediante otras pruebas específicas, siendo las más habituales las técnicas histológicas e inmunohistoquímicas.

    Medidas para erradicar la Encefalopatía Espongiforme Bovina.

    Al poco tiempo de aparecer la EEB, los científicos británicos sospecharon que el consumo por los bovinos de harinas procedentes de carne y de huesos podía ser una de las causas del desarrollo de la enfermedad. Por eso, desde julio de 1988, en el Reino Unido y, desde junio de 1994, en toda la Unión Europea, está prohibida la utilización de harinas procedentes de mamíferos para la alimentación de rumiantes.

    Las medidas adoptadas para evitar la aparición de la EEB se basan en impedir la entrada del agente patógeno en la cadena de alimentación animal.

    Para ello se han establecido las siguientes actuaciones:

    -Detección y eliminación de todos los animales afectados o sospechosos de estarlo.

    -Eliminación y destrucción de los MER.

    -Prohibición de la utilización de harinas animales elaboradas en la alimentación de los rumiantes.

    Una vez que ha sido diagnosticada la enfermedad, se procede a realizar una investigación epidemiológica que permita identificar el origen de la misma y a la localización de todos los animales que hayan podido infectarse procediéndose a su sacrificio y destrucción.

    Esta investigación epidemiológica permitirá localizar a todos los animales que hayan convivido con el afectado y en el caso de ser una hembra, su descendencia.

    Vacas locas

    Alimentación de una vaca en una explotación de Órdenes (A Coruña)

    La EEB en las ovejas y los pequeños rumiantes.

    En su dictamen de septiembre de 1998 el Comité Director Científico (CCD) opinaba que la EEB podría haberse transmitido a algunas cabañas de ovejas y de cabras de la Unión como consecuencia de haber consumido harinas de carne y de huesos contaminadas. Este Comité considera que las medidas de gestión del riesgo, deben hacerse extensivas a los pequeños rumiantes.

    En mayo de 1999, el CCD recomendó también que se emprendieran algunas investigaciones con carácter prioritario, así como que se implantaran sistemas adecuados de control epidemiológico en todos los Estados miembros.

    Por último, el CDC tiene previsto analizar si realmente existe el riesgo de que los pequeños rumiantes de las diferentes zonas geográficas de la Unión padezcan la EEB.

    Medidas de control de ganado.

    Los animales al nacer son identificados con un crotal en cada oreja con un número de identificación. Además se emite un documento, que acompaña toda la vida al animal, con los datos más importantes desde el punto de vista sanitario y zootécnico.

    Todas las explotaciones de ganado vacuno están registradas en las Comunidades Autónomas mediante sistemas informáticos, así como mediante un Libro de Registro que se encuentra en cada explotación ganadera.

    En la explotación es obligatorio, asimismo, llevar un registro con los tratamientos veterinarios a los que se someten a los animales, que debe ser supervisado por el veterinario responsable de la explotación y en el que se anotan los productos terapéuticos aplicados a cada animal y el tiempo de espera obligatorio antes de su salida al matadero.

    De esta forma, tanto la identificación individual de cada animal mediante los

    Vacas locas

    Miguel Arias Cañete, ministro de Agricultura

    córtales y el documento de identificación bovina, así como la comunicación por parte de los propietarios de cada uno de los movimientos que realiza el animal, permite conocer todas las explotaciones en las que un animal ha estado y con que animales ha convivido.

    Aunque el objetivo primero de este sistema es el control de ayudas, la información que se obtiene desde el punto de vista sanitario es fundamental, ya que permite obtener en un plazo breve de tiempo toda la trazabilidad de un animal en concreto. Desde el punto de vista del estudio epidemiológico de cualquier enfermedad que afecte a esta especie, suministra datos con los cuales se pueden tomar decisiones veterinarias más eficaces.

    A modo de ejemplo, cuando aparece un animal sospechoso o confirmado de EEB, su número individual de identificación se introduce en la base de datos, suministrando ésta la información precisa sobre si se trata de un animal de especie autóctona o importada, del lugar de nacimiento, cría, engorde, etc. Esta información facilita la realización de los controles precisos en aquellas explotaciones en las que ha estado el animal por si hubiera más animales que pudieran haber contraído la enfermedad.

    Desde 1990 se ha puesto en marcha el programa de vigilancia de la Unión Europea para animales de riesgo con sintomatología, lo que ha implicado un incremento del control sobre la cabaña ganadera de nuestro país por parte de los servicios veterinarios oficiales.

    Casos confirmados en España de Vaca Loca.

    En España hay 34 casos de Vacas Locas confirmados, repartidos de la siguiente forma, por Comunidades Autónomas:

    Galicia.- 19 casos.

    -Carballedo (Lugo)

    22-11-2000 (Cruce)

    -Meira (Lugo)

    14-02-2001 (Cruce)

    -Coristanco (A Coruña)

    7-12-2000 (Fleckvich)

    -Castroverde (Lugo)

    14-02-2001 (Frisona)

    -Guitiriz (Lugo)

    5-01-2001 (Rubia Gallega)

    -Barreiros (Lugo)

    14-02-2001 (Frisona)

    -Ordes (A Coruña)

    31-01-2001 (Cruce)

    -Touro (A Coruña)

    22-02-2001 (Frisona)

    -O Incio (Lugo)

    31-01-2001 (Cruce)

    -San Amaro (Ourense)

    22-02-2001 (Cruce)

    -Rodeiro (Pontevedra)

    31-01-2001 (Frisona)

    -Villalba (Lugo)

    22-02-2001 (Frisona)

    -Aranga (A Coruña)

    5-02-2001 (Cruce cárr.)

    -Zas (A Coruña)

    22-02-2001 (Frisona)

    -Viana do Bolo (Ourense)

    5-02-2001 (Cruce cárr,)

    -Antas de Ulla (Lugo)

    28-02-2001 (Cruce)

    -Sarria (Lugo)

    5-02-2001(Frisona)

    -Villamaior (A Coruña)

    28-02-2001 (Frisona)

    -Lugo (Lugo)

    14-02-20001 (Frisona)

    Castilla y León.- 7 casos.

    -Algadefe (León)

    5-01-2001 (Frisona)

    -Castrejón de la peña (Palencia)

    14-02-2001 (Cruce)

    -Crémenes (León)

    5-01-2001 (Parda Alpina)

    -Algadefe (León)

    22-02-2001 (Frisona)

    -Martiherrero (Avila)

    25-01-2001 (Frisona)

    -Llamas de la Ribera (León)

    28-02-2001 (Frisona)

    -Argujillo (Zamora)

    25-01-2001 (Frisona)

    Asturias.- 3 casos

    -Siero

    19-01-2001 (Frisona)

    -Navia

    14-02-2001 (Frisona)

    -Pilona

    19-01-2001 (Cruce)

    Navarra.- 3 casos

    -Villanueva de Aezkoa

    5-02-2001 (Pirenaica)

    -Vera de Bidasoa

    7-03-2001 (Parda Ap.)

    -Villanueva de Aezkoa

    5-02-2001 (Pirenaica)

    País Vasco.- 1 caso

    -Azpeitia (Guipúzcoa)

    14-03-2001 (Frisona)

    Baleares.- 1 caso

    -Es Mercadal (Menorca)

    14-02-2001 (Frisona).

    Casos en Europa de Vaca Loca.

    Vacas locas

    Destrucción del agente infeccioso de la EEB.

    De acuerdo a la información científica existente, el prión causante de la Encefalopatía Espongiforme Bovina se destruye mediante incineración.

    También se puede inactivar el prión patógeno mediante un tratamiento térmico a 133º a 3 bares de presión y durante un tiempo ininterrumpido de 20 minutos. Este tratamiento asegura que al menos se reduce a la milésima parte.

    En base a estos datos, son métodos adecuados de eliminación de material que pudieran estar contaminados con el agente patógeno de la EEB, los que a continuación de detallan:

    -Incineración directa a temperatura no inferior a 850º durante al menos 2 segundos.

    -Incineración de las harinas resultantes de la transformación previa de la materia prima, en instalaciones como centrales eléctricas, cementeras o incineradoras.

    -Transformación en condiciones de 133º/ 3 bares/ 20 mn, seguido de eliminación en vertederos controlados.

    Eliminación de los materiales especificados de riesgo.

    La eliminación de los MER pretende, la destrucción total de los tejidos de mayor riesgo, para evitar cualquier paso de estos a la cadena alimentaria humana y/o animal. Dada la estabilidad y resistencia del prión su destrucción es costosa.

    El esquema de eliminación sería:

    -Retirada y tinción en matadero y salas de despiece.

    -Tratamiento previo en industrias de transformación de subproductos, para restarles humedad, volumen y riesgo sanitario.

    -Eliminación final mediante incineración o vertedero de residuos sólidos.

    Eliminación y destrucción de los cadáveres en las explotaciones.

    La eliminación de los cadáveres de especies bovina, ovina y caprina persigue la

    Vacas locas

    Incineración de animales en una granja

    destrucción total de los tejidos de mayor riesgo para evitar cualquier traspaso a la cadena alimentaria humana y/o animal.

    El esquema de eliminación sería:

    -Recogida a nivel de granja.

    -Tratamiento previo en industrias de transformación de subproductos, para restarle humedad, volumen y riesgo sanitario.

    -Eliminación final mediante incineración o vertedero de residuos sólidos.

    Control laboratorial de la EEB.

    Esta medida sirve para evitar que un animal enfermo pase a la cadena alimentaria, garantizando plenamente la seguridad de los consumidores y para conocer el alcance real de la enfermedad en nuestra cabaña ganadera.

    Imperativo comunitario a partir del 1 de enero de 2001 al chequeo de todos los animales de riesgo mayores de 30 meses (sacrificios de urgencia ) y una muestra de los animales muertos en las explotaciones (5000 determinaciones para España).

    A partir del 1 de enero de 2001, chequeo obligatorio de todos los animales mayores de 30 meses para que puedan ser liberados al consumo.

    Firma de convenios con las CC.AA. en los cuales el MAPA se compromete a:

    -Suministrar los reactivos prionics.-

    -Formación del personal para el diagnóstico.

    -Confirmación del diagnóstico.

    -Cofinanciación al 50% del gasto de contratación de personal técnico específico y del material de laboratorio fungible e inventariable (con un importe máximo de participación del MAPA).

    Programas de investigación.

    Desde 1990 la investigación sobre la EEB cuenta con el apoyo financiero de la Unión Europea, en el marco de los programas de investigación y desarrollo tecnológico, en particular, como consecuencia del anuncio hecho por las autoridades británicas, el 20 de marzo de 1996, de que se había detectado una nueva variante de la enfermedad de Creutzfeld-Jakob (ECJ). La Comisión ha aprobado un plan de acción para la investigación sobre las encefalopatías espongiformes transmisibles (EET), que tiene en cuenta las recomendaciones del informe del Grupo Weissman (creado en abril de 1996) y del Comité Científico Multidisciplinar, así como los resultados de la investigación actualmente en curso a escala nacional y comunitaria.

    Desde 1990 se publicaron diversas convocatorias de propuestas para las actividades de investigación en el ámbito de las EET. Dichas actividades se refieren, en concreto, a tres ámbitos de investigación:

    -Evaluación de los riesgos en lo que atañe a las EET.

    -Tratamiento de las EET.

    -Coordinación de las actividades nacionales de investigación de los Estados miembros.

    Por lo que respecta a los programas de investigación para la identificación del agente causante de la EEB y de las nuevas variedades de esta enfermedad y las posibilidades de prevenir y tratar la nueva variedad de la enfermedad de Creutzfeld-Jakob, la Comisión viene financiando investigaciones desde 1990, con cargo a los programas comunitarios de investigación en los sectores de la biomedicina (BIOMED), la biotecnología (BIOTECH) y la agricultura y la pesca (FAIR).

    Protección de la salud pública.

    Tras el anuncio, el 20 de marzo de 1996, de la existencia de un posible vínculo entre la EEB y la ECJ, la Comisión convocó una reunión conjunta del Comité de alto nivel sobre la salud, compuesto de altos funcionarios de los Ministerios de Sanidad y de responsables del sector médico de los Estados miembros. También estaba representado el servicio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) encargado de la vigilancia y el control de las enfermedades de nueva aparición y otras enfermedades transmisibles.

    Tras esta reunión, los servicios de la Comisión establecieron la obligatoriedad de declarar todos los casos de ECJ registrados en los Estados miembros.

    Desde entonces, se elaboran periódicamente documentos de trabajo con arreglo a este procedimiento, que se presentan al Consejo y al Parlamento Europeo y exponen la situación epidemiológica actual de todas las formas de ECJ.

    Además de las medidas adoptadas para seguir la evolución de la ECJ, se crea una red de vigilancia epidemiológica y de control de las enfermedades transmisibles en la Comunidad.

    Repercusiones económicas.

    Con la enfermedad EEB, muchos sectores se han visto afectados económicamente, pero el que más directamente ha sufrido es el ganadero, que ha entrado en una gran crisis. Están sufriendo grandes pérdidas económicas, por un lado al tener que sacrificar sus animales y por otra parte al no poder vender el resto de las reses, debido al descenso del consumo de carne de vacuno por el miedo de los consumidores.

    Según una encuesta del Ministerio de Agricultura, se cifra en un 48% la caída del consumo respecto a enero de 2000, en los tres primeros meses de la epidemia en España, sólo superada esta caída por los consumidores alemanes que lo hacen en un 50%.

    En la mayoría de los colegios se ha suprimido la ternera del menú de los comedores.

    La incineración de los animales muertos, también está poniendo en peligro la supervivencia de las aves carroñeras (Buitres......), al no encontrar su alimento habitual en el campo (reses muertas) y también está afectando a la industria textil, del calzado y todos aquellos sectores que utilizan la piel de vacuno como materia prima, debido a que al tener que incinerar las reses, las pieles son mucho más escasa.

    Ganaderos Gallegos manifestándose

    Aquí vemos a algunos ganaderos protestando por las grandes pérdidas económicas.

    OPINIÓN PERSONAL.

    En mi opinión, creo que todo lo que ha pasado se podría haber evitado controlando más el ganado vacuno y todo lo relacionado a su alimentación. También creo que algo de bueno tiene todo lo ocurrido, porque así analizan la carne del ganado y nos lo venden en buen estado, no como antes que no hacían análisis de la carne que nos vendían.

    Ahora que todo está más controlado la gente compra menos carne vacuna y tendría que ser al revés, al estar más controlada y no haber casi riesgo del contagio de la enfermedad, la gente tendría que consumirla más. Pero seguramente no la consumirán por miedo a que todavía quede algún trozo de carne infectada o tal vez porque prefiere no arriesgarse porque ya no se fía.

    Todo esto a dado lugar a que se consuman otro tipo de carnes, pero seguramente con el paso del tiempo estas nuevas carnes que se pueden consumir tengan otra enfermedad distinta.

    El culpable de esta enfermedad es Reino Unido, porque es el portador de la enfermedad y el que podía haber evitado todo lo ocurrido porque si sabía que en su país había la enfermedad, tenía que haber prohibido la exportación de ganado vacuno.

    Esta enfermedad todavía sigue y seguirá durante bastante tiempo, juntándose con otras enfermedades como por ejemplo la de la fiebre aftosa que es mucho peor porque afecta a todos los animales.

    BIBLIOGRAFÍA.

    Este trabajo está elaborado con información, gráficos y fotos recogidos de los siguientes lugares:

    • Periódico ELPAIS y página web: www.elpais.es

    • Página web oficial sobre la encelopatía espongiforme bovina (EEB): www.eeb.es

    • Periódico MADRID Y M@s

    20