Vacas, Cerdos, Guerras y Brujas; Marvin Harris

Literatura. Culto. La madre vaca. Porcofilia. Porcofolia. Guerra primitiva. Macho Salvaje. Portlatch. Cargo fantasma. Mesias. Principe de la paz. Escobas y aquelarres

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas
publicidad

VACAS, CERDOS, GUERRAS Y BRUJAS

LA MADRE VACA

El culto a las vacas en la India, se asume como la demostración de que en Oriente los valores espirituales están por encima de todo. Las vacas simbolizan todo lo que está vivo, representan lo que es la vida y matar una vaca, es un sacrilegio.

Este animal da a luz bueyes los cuales hacen una agricultura fuerte. Por lo tanto, si hay escasez de bueyes, la agricultura acaba en la pobreza. Por ese motivo y otros tampoco llevan al matadero sus vacas.

El mismo Gandhi comprendió que el amor a las vacas tenía consecuencias diferentes para ricos y pobres, y que iba aparejado a la agricultura en pequeña escala y al sistema tradicional de vida hindú.

El amor a las vacas ayuda a sobrevivir a los humanos en un ecosistema de bajo consumo de energía, donde no existe margen para el despilfarro. Así se demuestra que la India utiliza su ganado vacuno de forma más eficaz que EE.UU., no porque los animales sean más productivos, sino porque aprovechan todos sus productos

PORCOFILIA Y PORCOFOBIA

Yahvé y Alá decían que los cerdos eran animales sucios y a su vez, perjudicaban a la salud creando enfermedades. Esta prohibición, también postulaba que la carne de cerdo era una tentación y por lo tanto cualquier acto que se hiciera sobre el cerdo era impuro. Los hebreos veían la prohibición como una estrategia ecológica, ya que la cría de cerdos era una amenaza en su hábita ya que se encuentras en zonas desforestadas, además de ser difícil de desplazarlo y tenerlo en zonas calurosas. Lo convierten en un animal sucio.


Existen también los amantes de los cerdos y este amor envuelve tanto a la degustación del animal como a su figura. Estos se crían como miembros de la familia, duermen con ellos, lloran por ellos cuando están enfermos y les dan los mejores bocados. Pero incluye además el sacrificio obligatorio de los cerdos y su consumo en una ceremonia especial. El clímax de este amor es la incorporación de la carne de cerdo a la carne del anfitrión humano y del espíritu del cerdo, al espíritu de los antepasados, durante el gran festín que se celebra una o dos veces por generación, en el que se consumen todos los cerdos.

Esta práctica es un ciclo. Consiste en realizar una serie de combates en los que hay pérdidas de gente, se sacrifican cerdos, y tiene lugar la plantación de un árbol llamado rumbim con el cual marcan el periodo de tiempo entre cada celebración, durante este tiempo, los maring crían cerdos y muchas veces se llega a un exceso. Por lo que tiene grandes repercusiones para la mujer ya que le toca encargarse de todos los cerdos y las tareas de la huerta.

LA GUERRA PRIMITIVA

En muchas ocasiones, el combate y los ajustes territoriales de la tribu maring, derivan del crecimiento demográfico, el cual se produce cuando la población empieza a crecer y a consumir a un ritmo que degrada la capacidad del medio ambiente y sobrepasan el límite de sustentación del hábitat.

La guerra primitiva es un mecanismo que ayuda a mantener las poblaciones humanas en un estado de equilibrio ecológico de sus hábitats. Ya que reducen la población , producción y consumo.

Por otra parte los maring practican la poliginia, es decir, los hombres poseen muchas esposas, las cuales les sirven para realizar las tareas más pesadas como los trabajos de campo. Para los maring, la guerra preserva el ecosistema por dos consecuencias: con la guerra, los grupos que estaban habitando se ven obligados a abandonar los huertos de calidad sin que hayan alcanzado el límite de sustentación, y como esta guerra incrementa la mortalidad de niñas, actúa como regulador del crecimiento de la población regional. 

EL MACHO SALVAJE

El infanticidio femenil, ejercido por la mayoría de sociedades primitivas, es una evidencia de la superioridad del varón.

La primordial forma de conciliación humana es la cultural, no la biológica, por lo cual en la especie humana las diferencias físicas no son significativas.

En las sociedades humanas, el mando sexual depende del control de la tecnología de la defensa y la agresión. Las mujeres vigilan la crianza, y a través de ella pueden modificar cualquier estilo de vida que las amenace. Pero este control sólo pueden practicarlo sobre los varones de su propio grupo, no con el adversario, por este motivo las mujeres se ven obligadas a criar varones fieros en contextos de guerras continuas. Este fenómeno se conoce como “ amplificación de la desviación”, cuanto más feroces son los varones, más guerras se producen, y más se necesitan varones feroces. A la vez aumenta la agresividad sexual, la explotación de las mujeres y la poliginia. La poliginia provoca un déficit de mujeres, aumenta el nivel de frustración de los hombres jóvenes y potencia los motivos para ir a la guerra. Llevado al clímax las mujeres son despreciadas y matadas en la infancia y se emprenden guerras para capturar mujeres y poder criar hombres agresivos.

Un ejemplo de este estilo de vida serían los indios Yanomamo que habitan en la frontera entre Brasil y Venezuela. Esta es una de las sociedades más agresiva, belicosa y orientada hacia el hombre que existen en el mundo. Tanto los varones como las hembras adultas tienen el cuerpo recubierto de cicatrices y magulladuras, en las mujeres provocadas en la mayoría de casos por las agresiones de sus maridos. Todos los hombres abusan físicamente de sus mujeres e incluso pueden llegar a matarlas. Muchas veces se desencadena violencia contra las mujeres sin que medie provocación y, frecuentemente, son chivos expiatorios de los conflictos entre hombres. Esta violencia está relacionada con la necesidad de los hombres Yanomamo de demostrar que son capaces de matar. Los varones detentan también el monopolio de las drogas alucinógenas, que les proporcionan visiones sobrenaturales y les ayudan a superar el miedo y el dolor ante los constantes enfrentamientos, no sólo entre grupos, sino entre miembros del mismo clan, e, incluso, entre padres y hijos.

Los Yanomamo justifican el machismo con mitos de la creación mientras las mujeres son tomadas como víctimas desde pequeñas, cuando no pueden devolver los golpes a su hermano. En el matrimonio, las mujeres son intercambiadas y esperan ser maltratadas por sus maridos, midiendo su estatus por la frecuencia de las palizas. El síndrome machista se refleja también en los duelos entre dos varones que intentan herirse, mediante diferentes métodos, hasta el límite de la resistencia. Los Yanomamo están orgullosos de los recuerdos de estos duelos. La guerra es la expresión última de su estilo de vida. No existe ninguna forma de establecer treguas duraderas aunque se consolidan alianzas con las aldeas vecinas perturbadas por la eterna desconfianza, los rumores maliciosos y las traiciones constantes. El objetivo en la guerra es matar el mayor número de hombres y capturar tantas mujeres enemigas como se pueda. Las incursiones son incesantes.

A pesar de que aparentemente las luchas son provocadas por la falta de mujeres, los Yanomamo practican el infanticidio femenino, aunque no parece existir ninguna presión demográfica. Practican una agricultura de tala y quema en continuo movimiento, ya que hasta hace relativamente poco eran cazadores y recolectores nómadas. Según Harris, debieron empezar a experimentar con cultivos de banana y con el incremento de las calorías, se produjo un incremento de la población. Pero esta alimentación es deficitaria en proteínas y lo compensan cazando pequeños animales.

EL POTLATCH

El objeto del Potlatch era donar o destruir más riqueza que el rival. 

Entre los amerindios Kwakiult, Melavesia y Nueva Guinea hay una cosa en común. Todos estos exhibían sus pertenencias y asi demostraban lo poderosos que eran y se ganaban un respeto entre las demás personas. Esto último era lo único que les motivaba.

CARGO FANTASMA

Está relacionado con el intercambio redistributivo y el sistema de grandes hombres.

La espera de barcos o de aviones que traen antepasados y cargo comenzó hace mucho tiempo. En la actualidad llegan en casa volantes que se elevan más alto que los aviones.

El cargo se moderniza también. Últimamente se han transportado automóviles, radios y motocicletas. Algunos profetas cargo de Irían Occidental predicen que busques de vapor descargaran fabricas y acerías enteras.

Un inventario preciso del cargo seria engañoso, los nativos esperan una mejoría en su nivel de vida. La llegada del cargo marcará el inicio del cielo en la tierra. Los misioneros, comerciantes y funcionarios poseen el secreto del cargo. La capacidad de los profetas nativos del cargo de penetrar este secreto y entregar el cargo a sus seguidores surge altibajos.

Las teorías nativas sobre el cargo evolucionan a condiciones del cambio.

Es fácil descartar las creencias cargo como el delirio de mentalidades primitivas: los líderes profetas son granujas consumados que se aprovechan de la codicia, la ignorancia y credulidad.

Como hemos visto los grandes hombres deben de redistribuir su riqueza. El gobierno y las misiones se animaron por el incremento en la asistencia a la iglesia y la sobriedad respetuosa de los neoconversos. Los catequistas y ayudantes de la misión estaban especialmente irritados. Observaban las diferencias sustanciales existentes entre ellos mismos y los grandes hombres europeos.

El cristianismo y las misiones fue la cuna de la rebelión. al reprimir cualquier forma de agitación abierta, huelgas, sindicatos o partidos políticos, los mismo europeos garantizaban el triunfo del cargo.

MESIAS

El Cristianismo surge en Palestina. Los primeros seguidores de Jesús son casi todos judíos. Creen que Jesús es el salvador. Pero no un salvador espiritual, sino un salvador que derribará el poder de la época y que acabará con todas sus desgracias. Su desilusión vino por el mal entendido. 

Jesús no se interesó por la política, su tarea estaba por encima de todo eso. Su estilo de vida era hacer las cosas de una manera desinteresada sin esperar nada a cambio. Algo así es lo que hacen los Semai de Malaya Central.

EL SECRETO DEL PRINCIPE DE LA PAZ

La fabricación alucinada de la civilización occidental no difiera fundamentalmente de las de otros pueblos. Solo necesitamos un conocimiento de las circunstancias prácticas para penetrar sus misterios. En el caso presente, hay realidad muy opciones prácticas entre las que elegir.

Es probable que la ruptura decisiva con la tradición mesiánica judía se causara solo después de la desplome de Jerusalén.

Hay un vínculo de sucesos mundanos que finalmente llevaron el establecimiento del cristianismo como religión del Imperio romano. Pero al menos hay que señalar: cuando el emperador Constantino tomo esta iniciativa importante, el cristianismo ya no era el culto del mesías pacifico. Mientras se huraña a Roma tuvo una visión de la cruz sobre el sol, y en la cruz vio las palabras HI HOC SIGNI VINCES. Con este signo vencerá.

Jesús se le apareció a Constantino y le mando blasonar su lábaro militar con la cruz. Bajo este nuevo estandarte, los soldados de Constantino alcanzaron una victoria decisiva. Reconquistaron el Imperio y con ello garantizaron que la cruz del mesías pacifico presidiría la muerte de incalculables millones de soldados cristianos y de sus enemigos hasta la época actual.

ESCOBAS Y AQUELARRES

Se aprecio que 500.000 personas fueron declaradas culpables de brujería y murieron quemadas en Europa entre los Siglos XV y XVII.

Creer que las brujas volaban en escobas, plantea un problema, de por qué esta noción llegaría a ser tan popular durante los siglos XVI y XVII. Por qué y cómo las brujas volaban hasta los aquelarres.

Se ha manifestado que las brujas europeas se relacionaban con el empleo de ungüentos mágicos. Los sumisos caían en un profundo sueño y al despertar decían que habían estado en un largo viaje. Se opina que el alucinógeno activo en los ungüentos era la atropina, un eficaz alcaloide que produce la mandrágora, el beleño y la belladona. Lo más destacable de la atropina es que se absorbe a través de la piel. La mayor parte de los aquelarres verdaderos exponían experiencias alucinógenas mediante la aplicación previa del ungüento. Pero permanece el enigma de porque tuvieron que morir 500.000 personas por crímenes cometidos en los sueños de otra persona.

LA GRAN LOCURA DE LAS BRUJAS

A partir del siglo XV la vida se volvió más competitiva, impersonal y comercializada, empezó a regirse más por el beneficio que por la tradición. A medida que crecía la depauperación y la alienación cada vez más empezó a hacer predicciones sobre la segunda venida de Cristo.

El principio teórico del mesianismo de la Europa Occidental fue Joaquín de Fiore. Descubrió como calcular el momento en que el presente mundo del sufrimiento daría paso al reino del espíritu Joaquín creía que la primera edad del mundo era la Edad del Padre, la segunda la Edad del Hijo, la tercera la Edad del Espíritu Santo.

Joaquín predijo que la Edad del Espíritu empezaría hacia el año 1260.

Hay una estrecha relación cronológica entre el inicio de la locura de las brujas y el desarrollo del mesianismo europeo. El sistema de caza de brujas ideado por Institor y Sprenger fue aprobado por Inocencio VIII en un momento en que Europa rebosada de movimientos mesiánicos y profecías de la tercera edad. Alcanzo su punto culminante como consecuencia de la Reforma al igual que los violentos y radicales movimientos de protesta basados en las doctrinas mesiánicas revolucionarias de la tercera edad. La brujería constituía una forma de protesta social. Hicieran lo que hicieran las brujas, no ha quedado testimonio alguno de que se dedicaran a condenar el lujo de la Iglesia o a pedir la abolición de la propiedad privada y el fin de las diferencias de rango y autoridad.

Para comprender la locura de las brujas debemos estar dispuestos a identificar una especia de realidad que es el propio tiempo distinta y opuesta a la conciencia de estilo de vida de las brujas de los inquisidores. Bastaba con que el clero y la nobleza creyeran que la brujería era peligrosa y subversivo lo que la gente creía que sucedía y mucho más cierto. Pero este es precisamente el punto sostenido por Insintor como lo que sucedió objetivamente y mucho más cierto. Pero este es precisamente el punto sostenido por Institor y Sprenger. Sois responsables de lo que hacéis en los sueños de otros.

EL RETORNO DE LASBRUJAS

La moderna reaparición de la brujería tiene puntos claros de similitud con la locura medieval. Hay muchas e importantes diferencias. Se admira a la bruja moderna mientras se teme a la bruja de antes. Nadie en la contracultura quiere quemar a otro por creer o no creer en las brujas.

Toda clase de especialidades ocultistas y místicas, desde la astrología al zen, pasando por la meditación, un antiguo sistema chico de magia. Captando el espíritu de los tiempos, un libro Modern Cultural Anthropology alcanzo recientemente un éxito inmediato al declarar: La libertad humana incluye la libertad de creer.

En la relación con las pseudociencias obtenemos que las personas se ven muy influenciadas por las falsas ciencias, la mentalidad de aquella época era muy corta y no se poseían grandes conocimientos por lo cual era bastante fácil tener a la población engañada con simples temas que no contenían nada de veracidad.

CONCLUSIÓN

En resumen es un libro que nos proporciona mucha información acerca de las costumbres de otras culturas y de esas cosas que nos preguntamos, y a veces no conseguimos entender. 

OPINIÓN PERSONAL 
Me parece un libro fantástico ya no sólo para conocer la cultura de otros puntos del mundo, sino también para encontrar respuestas a preguntas que a veces nos es muy difícil entender y quieras o no siempre has tenido interés en conocer. 
El vocabulario es algo complejo, pero la lectura es amena. Yo necesite en varias ocasiones el diccionario, ya que este autor parece muy culto y muchas de las palabras no las había oído nunca.