Uso de hormonas en pollos

Biología. Endocrionología. Animales. Productos avícolas. Engorde. Alimentación. Inyección. Productores

  • Enviado por: Anita Margo
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 8 páginas

publicidad
cursos destacados
Cálculo Integral
Cálculo Integral
Curso básico de cálculo integral de una sola variable. Se parte desde los conceptos básicos como...
Ver más información

Ejercicios resueltos de Cinemática Unidimensional!
Ejercicios resueltos de Cinemática Unidimensional!
En este curso de casi 2 horas, el profesor Carlos Millán explica el tema de Cinemática Unidimensional,...
Ver más información

publicidad

Trabajo de investigación:

“ El efecto de las hormonas en los pollos”

INTRODUCCIÓN:

En este trabajo se referirá sobre las hormonas inyectadas en los pollos, qué efectos producen estas hormonas en los animales y en los humanos que los consumen.

Debemos tener en cuenta para entender mejor este trabajo, algunos términos.

Las hormonas son sustancias químicas secretadas por glándulas endocrinas, específicamente por una célula o por un grupo de células que ejerce un efecto fisiológico sobre otras células del organismo. Existen muchos tipos de hormonas, pero nos centraremos en la hormona del crecimiento, también llamada somatototrofina que es segregada por la adeno hipófisis, y que produce crecimiento de todos los tejidos del organismo. También causa aumento del volumen de las células y favorece su reproducción

Nuestro objetivo es demostrar si es cierto el mito, el cual dice que a los pollos se les inyectan hormonas, y que genera efectos en la pubertad de los humanos. Para esto, realizamos una investigación profunda sobre este tema.

DESARROLLO:


¿Es cierto que el consumo de pollo con hormonas está gatillando la pubertad?
En Chile no ha sido demostrado que los productores de aves utilicen hormonas para la crianza de estos animales. Por lo tanto, no es efectivo que el pollo sea responsable de esta situación.

Pero.....¿le inyectan hormonas?

Comúnmente se cree que a los pollos se les inyectan hormonas para un mayor crecimiento en menor tiempo. Esto es un mito que nació en una época en que se seleccionaban los pollos: las hembras eran para poner huevos y los machos para producir carne, que se llamaban “pollos de campo”. No existían las líneas híbridas que hay actualmente. Un híbrido se forma mezclando razas puras, para obtener de cada raza lo mejor, por ejemplo: la tendencia al crecimiento, la obtención de una mayor pechuga, etc. Se ha vigorizado cada uno de esos aspectos hasta obtener un animal, que es el “parrillero”o pollo de engorda, que tiene determinadas condiciones para crecer rápido y demás. Se ha presionado mucho la genética y hoy se engorda tanto la hembra como el macho. Esta selección genética, es una forma natural.


Y...¿cómo comenzó el mito?

En los años 50 ó 60, los animales se engordaban como 4 o 5 meses antes de faenarlos. Entonces en Europa se les ocurrió darles hormonas femeninas al pollo, inyectándoselas en el cuello para provocarle una suerte de castración al macho; para ver si engordaba más. Los empleados se comieron los cuellos de los pollos donde se infectaban las hormonas y desarrollaron ginecomastia (que es un desarrollo patológico de las glándulas mamarias). Eso se publicó en muchas revistas de medicina de todo el mundo. Desde entonces, la gente cuando ve un pollo que en tan poco tiempo crece tan rápido y es tan grande que dice: “esto tiene hormonas”, pero esto es falso porque hoy en día no se les inyecta hormonas a los pollos porque es ilegal, no es rentable y produce efectos adversos en los pollos.

A raíz de esto se han formulado 5 razones por las cuales es posible afirmar que no se utilizan hormonas en los pollos.

Cinco razones por las cuales no se usan hormonas en la alimentación de las aves:

  • El uso de las hormonas en aves es ilegal, ya que existen controles extremadamente estrictos para el uso de hormonas y de sustancias similares o parecidas a las hormonas de los alimentos para animales.

  • Las hormonas no son efectivas. La administración de hormonas de crecimiento no lleva a un incremento en el crecimiento de las aves, de la misma forma en que al inyectar hormonas de crecimiento en humanos no nos hace superdotados.

  • Su administración es extremadamente difícil. Ya que la única forma de inyectar las hormonas es por la vía intravenosa, y con mucha frecuencia. Esto lo hace imposible ya que constantemente tendrían que inyectar las hormonas y prácticamente imposible inyectar a la gran cantidad de aves en un criadero.

  • Altos costos. Las Hormonas de crecimiento para aves no se producen comercialmente ya que su costo sería extremadamente alto. Si se administrara un miligramo a un pollo de engorda, el costo sería tan alto que sobrepasaría el valor mismo del ave. Obviamente, esto no tiene ningún sentido desde el punto de vista comercial.

  • Impacto negativo sobre el desempeño de las aves. El tipo de aves de engorda que actualmente existen en el mercado, ha sido seleccionado genéticamente para crecer tan rápido que ocasionalmente encuentran limitaciones fisiológicas. 
    Este “crecimiento repentino” es por lo general acompañado por inflamación de las articulaciones y por otros problemas. En la misma forma, los pollos de engorda viven literalmente en el límite de su metabolismo máximo. De hecho, en ocasiones se recomiendan ciertas restricciones en la alimentación (ya sea por restricciones físicas o por la reducción en la densidad de nutrientes) con el fin de reducir la tasa de crecimiento y limitar la incidencia de cojeras, ataques cardiacos y ascitis.

  • Una comparación hecha por el SENASA logro demostrar gráficamente que los pollos de engorda modificados genéticamente tiene una desarrollo más rápido que los pollos de crecimiento normal

    'Uso de hormonas en pollos'

    análisis 1

    T1: corresponde a un pollo de engorda a los 21 días

    'Uso de hormonas en pollos'

    T1: corresponde a un pollo de engorda a los 42 días

    También demostraron que los pollos con hormonas presentan problemas físicos que dificulta su productividad:

    'Uso de hormonas en pollos'

    análisis 2

    T1: corresponde a un pollo al cual le inyectaron hormonas, se nota la diferencia en cuanto al color al compararlo con T2 que corresponde a un pollo de engorda . T6 corresponde a un pollo con un crecimiento relativamente normal

    Según la investigación hecha por el SENASA, no se utilizan hormonas en pollos, comprobado primeramente por este análisis, pero en segundo lugar se debe a que las hormonas eran aplicadas para provocar un mayor desarrollo del animal en menor tiempo, pero en la actualidad la alimentación que reciben estos animales es suficiente para que se desarrollen correctamente sin que algunos productores necesiten el empleo de hormonas (análisis 2).

    ¿Qué tipo de alimentación reciben los pollos de engorda?

    El pollo para engorde es un animal que esta genéticamente preparado para crecer rápidamente y engordar lo más rápido posible, en menos de 2 meses. En 48-54 días termina en engorde. La alimentación esta compuesta básicamente por cereales: maíz, algo de soja y algunos complementos como harinas de carne, para cubrir la fracción proteica de la dieta.


    Tipos de pollo de engorda

    Uno de los pollos modificados genéticamente es el pollo Broiler .El pollo Brorlier se genero tras una amplia investigación científica y una minuciosa selección de pollos que tenían un crecimiento mayor, hasta que lograron formar un pollo capaz de crecer una mayor tamaño en un menor tiempo. La crianza de este pollo requiere una serie de requisitos esenciales que determinan el crecimiento del ave: 'Uso de hormonas en pollos'
    'Uso de hormonas en pollos'

    CONCLUSION:

    Nosotras podemos concluir que es completamente falso que inyectan hormonas a los pollos ya que esto no es un hecho factible Simplemente las hormonas no son necesarias. El crecimiento extremadamente rápido de los pollos de engorda es muy fácil de explicar sin incurrir en el uso de hormonas. Al revisar los registros de las compañías genetistas, se notará que por las últimas décadas los pollos han logrado el peso específico para el mercado un día antes por año. El reto para los productores avícolas es el proveer una alimentación de alta calidad (proteínas, vitaminas, minerales, etc.) y un ambiente saludable en la granja o caseta, , lo cual, empata con el asombroso potencial genético de los pollos de engorda. El rápido crecimiento de los pollos de engorda en la actualidad es consecuencia lógica de una serie de lentas pero consistentes mejoras en aspectos genéticos, nutricionales, de manejo y de control de enfermedades.