Unidad de algas

Uso de las algas. Medicina en las algas

  • Enviado por: Jose Fuentes
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 2 páginas
publicidad

Utilidad de las algas

Uso de las algas

Las algas son uno de los elementos naturales más empleados últimamente con diversos fines. Es que, además de la alimentación, también permiten crear biocombustibles y ser destinadas para la producción de cosméticos. Así es como las algas tienen usos que repercuten saludablemente en lo ecológico, pero asimismo en las personas que las consumen.


Podría decirse que estos son los tres usos fundamentales de las algas:

  • Para producir biocombustibles. Hace años ya que se vienen cultivando con tales motivos, sobre todo para conseguir bioetanol, biobutanol y biodiesel, en donde algunas algas funcionan de maravilla, generando una baja en el impacto ecológico y en ahorro de fuentes petrolíferas.
  • Para tratamientos cosméticos. Son muy saludables para la piel, el cabello y otras partes del cuerpo. Por eso mismo, no extraña que su utilización se haya vuelto moneda corriente en productos como champús o también en trucos de belleza caseros.
  • Para la alimentación. Este es el uso más clásico de las algas. Allí se encuentran agrupadas una gran cantidad de ellas, ofreciéndote variedad, nutrición y la garantía de estar consumiendo algo sano y natural. Las algas arame, las kombu y las wakame son algunas de ellas. De hecho, nunca faltan las recetas con algas y también hay algunas que sirven para perder peso mediante la alimentación.

Medicina en las algas

Las algas marinas son beneficiosas también en el campo de la farmacia, la medicina y la cosmética.

Unas ochenta especies de algas marinas estarían en uso en Oriente por sus propiedades vermífugas, anticoagulantes y antilipémicas. En Chile, los indígenas de los Andes utilizan algas para combatir el bocio. Aunque un exceso de iodo por consumo exagerado de algas frescas o tabletas de las mismas puede producir un efecto similar al bocio.

Industria de algas

La industria de las algas marinas ofrece una amplia variedad de productos, el valor total anual de cuya producción se estima entre 5 500 y 6 000 millones de dólares EE.UU. De ese total, a los productos alimenticios para consumo humano corresponde un valor de 5 000 millones de dólares. Las sustancias que se extraen de las algas, los hidrocoloides, representan una gran parte de los restantes miles de millones de dólares, mientras que el resto corresponde a diversos usos menores, como fertilizantes y aditivos para piensos. La industria utiliza 7 500-8 000 millones de toneladas de algas húmedas al año, que se recogen o bien del ambiente natural (silvestres) o bien de cultivos (cultivadas). El cultivo de algas ha crecido rápidamente al superar la demanda a la oferta disponible de recursos naturales. La recolección comercial se realiza en unos 35 países esparcidos entre los hemisferios norte y sur, en aguas que varían de frías, hasta tropicales, pasando por templadas.