Una viuda difícil; Conrado Nale Roxlo

Literatura latinoamericana del Siglo XX. Teatro. Drama. Argumento

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 2 páginas
publicidad

Una Viuda Difícil Conrado Nalé Roxlo

ACTO 3 Cuadro I

En este cuadro también transcurre adentro de la platería Isabel con flores en el pelo, nerviosa y feliz mira como el pintor termina de hacer el cartelon.

Isabel le pide que se apure porque quiere colocarlo antes de que llegue Mariano para darle la sorpresa porque el cartel decía “Gran platería del asesino de la ex viuda Isabel de la flor. Si no compra me importa un comino ¡y viva el amor!

El pintor sale a buscar la escalera y justo llega Mariano muy contento y la llama desde la puerta y ella se apura así no entra y ve el cartel y le dice que tiene una sorpresa para el y Mariano le dice que el también y que la hará muy feliz y le pide un beso, luego Isabel le muestra el cartel y cuando Mariano lo ve se sorprende y le dice que es un locura y ella le dice que es un desafío, un grito de amor lanzado a la calle, si una locura de amor y el la retribuye diciéndole que es una magnifica y valiente pero que ese valor ya no lo necesita porque ya no es un asesino e Isabel le dice que para ella no era ninguna novedad porque quien mata lo hace en defensa propia de hombre a hombre y aunque las leyes digan otra cosa no es un asesino, pero Mariano le explica que el no ha matado nunca a nadie, que viene de aclararlo todo entonces Isabel le dice que fue un error judicial, tampoco le dice Mariano, fue un invento y ella no entiende entonces comienza a explicarle que como es del barrio de Mataderos, barrio de gente brava donde se aprecie mas una buena cuchillada que una buena acción y como sus compañeros se burlaban de el lo humillaban, un día apareció apuñalado en un zanjón un matón y no se daba con el matador y entonces el confeso que había sido el, al principio se reían pero luego contaba como lo había echo y así comenzó a cambiar para Mariano y así fue como se adjudico los otros 7 muertos y fueron los amigos que hablando y hablando llego a oídos de la justicia y que hubiera sido fácil zafar y negar esos crímenes, pero como volver al barrio a donde ya empezaban a ser legendario y el único que sabia la verdad era el Padre Lucindo que me oyó en confesiones e Isabel le pregunta porque no había confiado en ella y Mariano le dice que quería que lo amara tal cual lo creía que era, que su cariño fuera mas grande que los crímenes e Isabel le confiesa que fue así, Mariano intenta besarla pero ella lo aparta porque esta enojada por todo lo que tuvo que luchar para hacer y mancarse para que no se sintiera discriminado y que se adaptara a la vida de ella y por lo que había lucha era toda un sombra, se veía engañada, pero Mariano intenta decirle que no había querido engañarla, solo probar hasta donde llegaba el amor, intenta nuevamente besarla pero Isabel no lo deja entonces la agarra de la muñeca y le dice que ahora que la conquisto no la suelta mas y forcejean un poco y ella le dice que es un cobarde y que la suelte, el la deja y en silencio agarra el sombrero y sale, Isabel se sienta en una silla y se larga a llorar en eso entra el pintor con la escalera y ella pega un salto se seca las lagrimas y le dice al pintor que ha resuelto poner otro letrero, que borre ese y ponga “platería del engaño” y en ese momento llega Rita entra agitada gritándole que Mariano es inocente pero como Isabel seguía enojada no se alegra de la noticia y Rita intenta animarla diciéndole que el pregonero ya estaba por llegar con el tambor gritando la noticia por todos lados.

Isabel como tomando revancha empieza hacer todo lo que no hacia como mujer honrada, entonces llama a Don Cosme que justo pasaba por la puerta y le da un abrazo como le daba su difunto marido y luego lo empuja sobre el arcón donde cae y se levanta con dolor de riñones y se va cuando va saliendo Isabel le pide que venga mas seguido como antes y que traiga a sus amigos, Rita sin entender le dice que esta loca y en eso entra Pedrito para darle la noticia que ya corría por todo el vecindario y ella le pregunta porque no le traía mas flores que cada vez que le traiga una le dará un beso a cambio, entonces Pedrito sale en busca de un ramo y en eso entra el Verdugo, Isabel sorprendida, y el le dice que se había enterado de la noticia y quería dar la enhorabuena y ya comenzaba con el chamullo de su esposa y sus hijo pero Isabel lo saca corriendo y cuando Isabel llega a la puerta escucha el tambor y el verdugo le cuenta que es el pregonero que viene hacia la platería porque la ley dispone que en las misma calles donde el reo fue difamado se lo des difame, entonces Isabel le da vergüenza y le pide al verdugo dándoles unas onzas a cambio que trate de desviar el rumbo del pregonero.

Cuadro II

El escenario de este cuadro es en el interior de la platería y es de noche.

Nieves anda acomodando todo y se asoma por la ventana Víctor y la chista, ella se asusta y Víctor le pregunta por Isabel y entonces le deja un ramo de flores para ella y Nieves le pregunta que hace si se enoja y el le contesta dándole una moneda y se va, nieves acomoda la flores en una jarra de plata con agua sobre el mostrador y en eso ve pasar al sereno a quien convida con una copita de vino y de repente entra Isabel quien entabla una breve conversación con el sereno y cuando se da vuelta ve las flores y pregunta quien las trajo y Nieves le dice que el señor Víctor y le pregunta si las tira pero Isabel le dice “ya que están, déjalas”, Nieves murmura algo por lo bajo que Isabel no alcanza a entender y cuando le pregunta le dice cualquier cosa.

En eso entra Don Cosme en compañía de Vejete que quería conocerla y ella los invita a sentarse mientras que en la calle se sienten una guitarras y cuando llegan a la puerta Isabel los hace entrar y los tres muy amables saludan a los presente hasta ese momento al rato entra Pedrito con una diamela y cuando Isabel se dispone a pagarle como le había prometido pero el se niega y entonces Isabel le ordena a Nieves que sirva unas copitas de vino que trajo de regalo Don Cosme y les pide a los muchachos de las guitarras que empiecen con la música alegre, que quiere mucha alegría en la casa y al rato aparece Víctor a la puerta y saluda y cuando Isabel lo ve sale a su encuentro preguntándole que hacia por ahí, que buscaba, que ella lo había echado pero el le contesta que las circunstancias habían cambiado e Isabel le dice irónicamente que quería aprovechar la situación, pero Víctor le dice que solo quería hablar a solas con ella, entonces Isabel le dice que como ve tiene visitas y que no la puede dejar solas y Víctor se atreve a pedirle que lo deje quedarse y ella le dice que si Víctor le da la gracias. Al rato que los guitarristas cantaban con los presentes aparece Mariano se quita el sombrero y saluda a todos e Isabel intenta echarlo pero el disculpándose por interrumpir le dice que mientras no legue la anulación del casamiento sigue siendo su marino y que ha venido a velar por los intereses de ella, Isabel le dice que ella no lo precisa pero Mariano insiste que una mujer sola al frente del negocio se ve en dificultades y que no es lo mismo cuando hay un hombre que vigila y entonces pide opinión al resto y Don Cosme tan conciliador le dice que su presencia no perturba y todos comienzan a pedirle a Isabel que lo deje que se quede, Víctor se ofrece para echarlo e Isabel le da las gracias pero le dice que Mariano esta en su derecho en quedarse, Mariano le dice que viene a trabajar y como todos los miran en silencio le dice que sigan con la fiesta que es lindo trabajar rodeado de amigos y cliente.

Entonces le dice a Isabel que les sirva otra copita de vino a todos a ver si vuelve la alegría, sino cualquiera pensaría que le tienen temor, cuando Isabel con Nieves terminan de servir Víctor propone un brindis por la prosperidad de la bella dueña de casa y todos corean salud, entonces Mariano les dice que para que esa prosperidad se haga realidad porque no compran algo y Víctor como desafiándolo le dice que todos los presentes quisieran llevarse la misma pieza y como es única, Don Cosme agrega que se la llevara el mejor postor y salta Isabel diciéndoles que esta ya se había transformado en una payasada, Mariano intenta calmarla diciéndole que con ese modo no se trata a la clientela y que ella no sabe vender y que el les iba a encontrar algo que le interese a cada uno de los presente y les dice que la pieza única la dejen que se la llevara que la merezca, el que sepa ganársela, así Mariano comienza a venderles de prepo una pieza a cada uno y lo va despachando y cuando le toca el tuno a Víctor le dice que ya vio como se vende en esa tienda y le pregunta se apetece algo o sigue prefiriendo la pieza única, Víctor lo insulta y Mariano lo desafía diciéndole si tiene arma el le contesta que es un licenciado en derecho y no anda con armas y entonces Mariano le ofrece una daga y con la punta lo pincha y Víctor aguantándose el dolor y el miedo saca fuerzas y le dice que es cobarde porque el no tiene arma entonces Mariano le dice que solo quería mostrarle la cuchilla, se la da para que la tome por el mango y le dice el precio y entonces le pregunta que ahora que estaba armado si necesitaba algo mas o seguía pretendiendo la pieza única pero que esa pieza el no se la puede vender y que eso ya corre por cuenta de la señora y se da vuelta dándole la espalda y Víctor aprovechando hace un movimiento como para herirlo a Mariano e Isabel le grita Mariano y el dándose vuelta le dice que eso no es cosa de hombres de leyes, utilizar cosas que no ha pagado y le agarra fuerte la muñeca que tiene el puñal y le clava la mirada porque usted lo va a pagar le pregunta u Víctor deja caer el cuchillo y le dice que no es un cuchillero y no lo necesita pero Mariano le dice que esa no es razón para que se vaya sin comprar algo y le dice a Isabel que le baje un freno de esos barato, los dos hombres estaban a la expectativa de los movimiento de la señora, ella dudando lo baja y le pregunta si se lo envuelve y Víctor viendo la definición de Isabel saca dinero y se la deja en el mostrado, Mariano lo suelta y se va tratando de conservar la dignidad.

Pedrito que ha seguido todo lo ocurrido lo alienta amarino y el le da las gracias y cuando Pedrito dice irse porque es tarde Mariano le dice que lo espere que ya ha terminado su trabajo e Isabel tirándose en los brazos le pide que no se vaya, que lo necesita para vender y se besan y Pedrito desaparece.